Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Guinea Bissau: colaboración mutua entre cristianos y musulmanes.

En Guinea Bissau, donde cristianos y musulmanes trabajan unidos

Historias de convivencia entre los fieles de ambas religiones. Viaje por el país africano, para descubrir una sociedad unida y la colaboración entre las comunidades

En Guinea Bissau, donde cristianos y musulmanes trabajan unidos

CONDIVIDI
59
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 14/08/2018
Ultima modifica il 14/08/2018 alle ore 10:26
CRISTINA UGUCCIONI
BOR

 

Trece mujeres, de 42 a 85 años, de cinco diferentes países. Trece mujeres que desde hace años dedican sus vidas a llevar el Evangelio, construir un futuro bueno para las jóvenes generaciones, sostener la vida de mujeres y niños, animar vínculos serenos entre los fieles de diferentes religiones. Son las misioneras de la Consolata que trabajan en tres localidades de Guinea Bessau, pequeño estado africano de un millón ochocientos mil habitantes (el 46% es musulmán, el 15% cristiano y los demás siguen la religión tradicional).

 

Respeto auténtico

 

Guía a estas mujeres sor Giovanna Panier, de 71 años, que vive en Bor, en la periferia de Bissau, la capital. «En este país –cuenta– las relaciones entre los cristianos y los musulmanes son verdaderamente pacíficas. Viven juntos en la concordia, en cada nivel. Nuestro obispo, por ejemplo, cuando organiza algún encuentro importante, no deja de invitar a los imanes locales, que siempre participan de muy buena gana. En la cotidianidad, las personas manifiestan sincero respeto por la fe ajena. Nosotras, las monjas nos sentimos apreciadas por los musulmanes, que han comprendido nuestro compromiso desinteresado a favor de todos. Cuidamos a quien lo necesite y trabajamos con cristianos y musulmanes para construir una sociedad más justa. Creemos que es importante construir e impulsar las buenas relaciones entre las diferentes comunidades de fieles». Añade: «Las personas auténticamente religiosas, de religiones diferentes, que viven y trabajan juntas en armonía (como sucede aquí en Guinea Bissau) pueden demostrar y enseñarle al mundo que la convivencia pacífica, la colaboración son posibles».

 

El liceo

 

En la pequeña localidad de Empada y en las 85 aldeas que la rodean, los musulmanes constituyen el 90% de la población. Las monjas llegaron aquí en 1992, aceptando la invitación del obispo local que deseaba una misión. «La convivencia con la comunidad islámica fue inmediatamente fácil, tanto que el 31 de diciembre de ese año los fieles musulmanes, así como los seguidores de la religión tradicional y los cristianos de otras confesiones acogieron con gusto la invitación de mis hermanas para rezar juntos y agradecer a Dios por el año que transcurrido», recuerda sor Giovanna. En Empada, además de las actividades pastorales en la parroquia, las monjas fundaron una escuela materna (y formaron a las maestras) y un liceo que en la actualidad recibe a más de 900 chicos cristianos y musulmanes. También los maestros pertenecen a ambas religiones: «Las relaciones son muy serenas y amigables, tanto entre los chicos como entre los adultos: se trabaja con un gran espíritu de colaboración».

 

El profesor musulmán

 

Entre los maestros musulmanes está Seco Bandé, de 42 años, casado y padre de dos niñas. Es profesor de francés y secretario administrativo de la estructura. Se dice convencido de que la educación escolar tiene un papel decisivo en la construcción de una sociedad pacífica y unida: «Una sociedad sin escuela –dice– es una sociedad perdida». Y, con respecto a la propia experiencia profesional, afirma: «Me gusta mucho trabajar en el liceo de las misioneras de la Consolata, tengo una óptima relación con todas ellas. Soy musulmán y tengo acceso libre tanto en su casa como en Empada y Bor. En general, tengo verdaderamente buenas relaciones con los cristianos, tanto que mi mejor amigo es cristiano y todos los sacerdotes que durante los años han llegado a Empada se han convertido en mis amigos». Y añade: «Aquí, en la ciudad, así como en el resto del país, la convivencia entre cristianos y musulmanes es serena: compartimos cada cosa. Creo que tenemos que trabajar unidos para que las nuevas generaciones puedan crecer creyendo en los valores humanos, en la conciencia de que todos provenimos del mismo Dios Creador y que volveremos a Él un día».

 

La desnutrición infantil

 

En Guniea Bissau la pobreza y la desnutrición infantil campean: en Empada las misioneras de la Consolata fundaron un gran centro nutricional en el que son recibidos los niños desnutridos con sus madres, a las que se dan consejos sobre cómo acudir a los pequeños. «En Guinea Bissau los niños son queridos, pero a menudo están descuidados: se presta poca atención a su alimentación y a su salud (también porque las curas hay que pagarlas)», dice sor Giovanna. «La educación, por ello, se vuelve fundamental: nosotras, con nuestros colaboradores, también musulmanes, nos comprometemos para que las mamás puedan comprender la importancia de asegurar una alimentación que permita a sus hijos desarrollarse y crecer bien».

 

En la isla de Bubaque, en el archipiélago de Bijagós, en donde la mayor parte de la población sigue la religión tradicional, las monjas, además de dedicarse a la actividad pastoral y a la promoción de la mujer, fundaron un segundo centro nutricional y se ocupan también de los niños desnutridos que viven en otras islas, a las que llegan periódicamente en canoas.

 

La promoción de la mujer

 

Desgraciadamente, subraya sor Giovanna, «en Guinea Bissau la condición femenina no puede definirse feliz, ciertamente. Las mujeres, tanto cristianas como musulmanas, están sometidas a los maridos y trabajan muchísimo: son ellas las que cuidan a los niños, son ellas las que todos los días se ocupan de procurarse agua y la leña necesaria para las necesidades de la familia, son ellas las que se ocupan de los puestos en el mercado. Nosotras nos comprometemos para que se cobre conciencia de las mujeres, de su valor y de sus capacidades. Y las animamos a estudiar». Las monjas han puesto en marcha una serie de iniciativas: en Bor, por ejemplo, abrieron un centro de formación femenina que organiza cursos de cinco años de alfabetización, puericultura, educación sanitaria, artesanía y alimentación.

 

La oración por un hijo

 

Para describir la calidad de las relaciones entre los cristianos y los musulmanes, sor Giovanna cuenta un episodio: «Un día, un artesano musulmán que a veces lleva a cabo algunos trabajos en nuestra misión, nos vino a pedir que rezáramos para que él y su esposa lograran tener un hijo, que estaban esperando desde hacía años. Tiempo después nació un niño, que desgraciadamente murió a pocos meses de haber nacido. Ese hombre vino a pedirnos que siguiéramos rezando y si se nos podía sumar. Cuando, en el día establecido, comenzamos a recitar el rosario, él sacó una hojita de su bolsillo, en la que se había escrito el texto del Ave María. Rezamos juntos: después hablamos de Jesús y del tabernáculo que estaba frente a nosotros. Entonces se levantó y pronunció una oración muy conmovedora, pidiendo a Dios el don de un hijo y dándole gracias. Nosotras, las monjas, concluimos el encuentro persignándonos y él nos pidió que lo volviéramos a hacer porque quería aprender a hacerlo. Poco después su esposa volvió a quedar embarazada: él vino inmediatamente, nos dio todas las noticias regularmente sobre el embarazo y, cuando la niña nació, nos llamó por teléfono inmediatamente. Después nos la trajo para que la conociéramos».

Anuncios


Deja un comentario

Ha fallecido el Cardenal Tauran. Su personalidad y su obra.

Falleció Tauran, el cardenal del diálogo interreligioso

Tenía 75 años y murió en Estados Unidos. Estaba enfermo de Parkinson desde hace años. Fue “ministro del Exterior” vaticano de Wojtyla y Bibliotecario, y era el actual camarlengo

El cardenal Tauran

134
0
Pubblicato il 06/07/2018
Ultima modifica il 06/07/2018 alle ore 11:47
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

Falleció en Estados Unidose l cardenal francés Jean-Louis Tauran, de 75 años, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso y camarlengo de la Santa Romana Iglesia. La noticia fue dada a conocer por Vatican News. El purpurado, entonces “protodiácono”, anunció al mundo la elección del Papa Francisco el 13 de marzo de 2013.

 

Taurán se encontraba en Connecticut para curar la enfermedad que sufría desde hace tiempo, el Parkinson, y vivía en la comunidad de las monjas Franciscanas de la Eucaristía en la archidiócesis de Hartford.

 

En abril de 2018, hace menos de tres meses, el purpurado, a pesar de sus condiciones de salud delicadas, hizo una visita a Arabia Saudita y en esa ocasión recordó: «Lo que nos está amenazando a todos nosotros no es el choque de civilizaciones, sino el choque de ignorancias y radicalismos. Conocerse es reconocerse». «El porvenir –añadió– consiste en la educación. Los cristianos no deben ser considerados ciudadanos de segunda clase».

 

El cardenal nació en Bordeaux, en abril de 1943. Cursó estudios clásicos en el Liceo “Michel Montaigne” de la ciudad francesa, después de dos años en el seminario Mayor diocesano fue enviado a Roma como alumno del Pontificio Seminario Francés y de la Pontificia Universidad Gregoriana, en donde llevó a cabo estudios de teología y filosofía, obteniendo la Licenciatura en Filosofía y Teología. Entre 1964 y 1965, absuelto del servicio militar, a título de la cooperación cultural francesa, enseñó en un colegio católico de Líbano.

 

Fue ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1969, fue vicario parroquial de Santa Eulalia de Bordeaux y comenzó a frecuentar los cursos de Derecho canónico en el Instituto Católico de Toulouse. Llamado a Roma en 1973, asistió a la Pontificia Academia Eclesiástica, en donde se forma el personal diplomático de la Santa Sede, y la Pontificia Universidad Gregoriana, obteniendo la licenciatura en Derecho canónico.

 

Entró a formar parte del servicio diplomático de la Santa Sede en marzo de 1975, fue trasladado a la nunciatura de la República Dominicana, después a la sede diplomática vaticana en Líbano, en donde permaneció hasta julio de 1983, cuando fue llamado para que trabajara en la Secretaría de Estado.

 

De 1984 a 1988, siguió las sesiones de trabajo de la entonces Conferencia para la Seguridad y la Cooperación en Europa, y participó en 1984 en la Conferencia de Estocolmo sobre el desarme, en 1985 en el Foro Cultural de Budapest, en 1986 en la Conferencia de Viena. En 1988 fue nombrado subsecretario del Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia (que después se convertiría en la Sección para las Relaciones con los Estados).

 

El primero de diciembre de 1990 Juan Pablo II lo nombró “ministro del Exterior” de la Santa Sede, elevándolo a la dignidad de arzobispo. Durante los 13 años que pasó a la cabeza de la Sección para las Relaciones con los Estados llevó a cabo muchas misiones en el extranjero y guió a la delegación vaticana en varias conferencias internacionales.

 

Juan Pablo II lo creó cardenal en el Consistorio del 21 de octubre de 2003, diácono de S. Appollinare en las Termas Neronianas-Alejandrinas. El 24 de noviembre de 2003 fue nombrado Archivista y Bibliotecario de Santa Romana Iglesia. El 25 de junio de 2007 Benedicto XVI lo nombró Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. El 26 de junio de 2013 el Papa Francisco lo nombró miembro de la Pontificia Comisión referente sobre el IOR. En 2014 Francisco lo nombró cardenal camarlengo de Santa Romana Chiesa, con el encargo de presidir la sede vacante en el caso de que falleciera (o renunciara) el Papa.

 

Hombre de gran sentido del humor y famoso curial, Tauran fue un colaborador precioso de tres Pontífices, que en la última fase de su vida, cada vez más afectado por la enfermedad, se gastó para luchar en contra de la idea del “choque de civilizaciones” con el Islam, e invitó a aislar a los fundamentalistas y violentos.

 

En una entrevista de diciembre de 2017 explicó de esta manera la posición de la Santa Sede a favor del diálogo: «Nosotros creemos: en el fondo, a pesar de las posiciones que a veces pueden parecer distantes, hay que promover espacios de sincero diálogo. “Malgré tout”, a pesar de todo, nosotros estamos muy convencidos de que podemos vivir juntos; como demuestra el Papa, que cotidianamente subraya la importancia del respeto recíproco con los fieles de otras tradiciones. Y no solo con el Islam, sino también, por ejemplo, con los budistas, como hizo recientemente en el viaje a Asia».

 

Después de los atentados de París de 2015, Tauran dijo: «Los extremistas se transforman fácilmente en terroristas: se presentan como defensores de la justicia y de la igualdad, pero en realidad tratan de reclutar a los “soldados de Alá”. Debe quedar claro que los defensores de los oprimidos no son los terroristas, sino los creyentes, junto con los hombres y mujeres de buena voluntad que no profesan la religión».

 

«A menudo –añadió el cardenal– la ignorancia es la base del miedo. La mayor parte de los europeos nunca han encontrado a un musulmán o han abierto El Corán. También es cierto lo contrario, que muchos musulmanes nunca han abierto la Biblia. La mayor parte de los musulmanes, como sea, son heridos o humillados porque se ha dañado su religión. Lo que se espera es que el odio no triunfe: debemos vencerlo con el amor».


Deja un comentario

El diálogo entre las diversas religiones es fuente de paz.

201-06-23 Emouna Fraternite AlumniAudiencia del Santo Padre a la Delegación de la Asociación “Emouna Fraternité Alumni”  (Vatican Media)

Papa: El diálogo entre las diversas religiones es fuente de paz

Gratitud y aliciente del Santo Padre Francisco a la Delegación de la Asociación “Emouna Fraternité Alumni”, que refuerza las relaciones entre las diversas religiones haciéndolas capaces “de participar en el debate público en la sociedad secularizada”

Emanuela Campanile – Ciudad del Vaticano

“Ustedes  atestiguan la posibilidad de vivir un sano pluralismo, respetuoso de las diferencias y de los valores de los que cada uno es portador”.

Con este reconocimiento y con el auspicio de caminar como hermanos por el camino del encuentro, el Pontífice se dirigió a la Delegación de la Asociación “Emouna Fraternité Alumni”, a la que recibió esta mañana en la Sala de los Papas del Palacio Apostólico del Vaticano.

La Asociación y el programa “Emouna”

La Asociación “Emouna Fraternité Alumni” nació en el año 2016 dentro del programa “Emouna, el anfiteatro de las religiones”. Se trata de un proyecto propuesto e iniciado por el Instituto de estudios políticos de París, con el objetivo de formar a los ministros de culto de las diversas comunidades religiosas y de reforzar los nexos y el conocimiento recíproco, para asumir el lugar  que les corresponde dentro del mundo laico y de la cultura.

Diálogo, contribución a la paz

Con referencia a la Exhortación apostólica Evangelii gaudium y al discurso a los participantes en la Conferencia internacional por la Paz en el Cairo, el Pontífice ha querido poner de relieve, una vez más, la contribución de las religiones “para la paz en el mundo”:

“(…) El diálogo entre los creyentes de las diversas religiones es una condición necesaria para contribuir  a la paz en el mundo. Por lo tanto, los animo a perseverar en su recorrido, estando atentos  a conjugar tres actitudes fundamentales para favorecer el diálogo: el deber de la identidad, el coraje de la alteridad y la sinceridad de las intenciones”.

La Religión es parte de la solución

Al animar a los presentes en este encuentro a que hagan “crecer una cultura del encuentro y del diálogo” no construida sobre un “sincretismo acomodadizo”, sino nutrido por la comprensión  de las diferencias “puesto que el bien de cada uno está en el bien de todos”, el Papa Francisco concluyó diciendo:

“La religión no es un problema, sino parte de la solución: (…) Ella nos recuerda que es necesario elevar el ánimo hacia lo Alto, para aprender a construir  la ciudad de los hombres”.

Palabras del Papa


Deja un comentario

Mensaje pontificio al comienzo del Ramadán.

nRezos durante el mes del Ramadán.Rezos durante el mes del Ramadán.  (AFP or licensors)

Inicia el Ramadán: mensaje del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso

A través de un comunicado firmado por el cardenal Jean-Louis Cardinale Tauran, el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso felicita a la comunidad islámica de todo el mundo

Ciudad del Vaticano

“Apreciamos la importancia del mes de Ramadán, así como el gran esfuerzo de los musulmanes de todo el mundo expresado en el ayuno, la oración y el compartir los dones del Omnipotente con los más pobres”, con estas palabras inicia el mensaje del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, felicitando a la comunidad islámica, con motivo del inicio del noveno mes del calendario musulmán, conocido internacionalmente por ser el período en el que practican el ayuno diario desde el alba hasta la puesta del sol.

“Conscientes de los dones que brotan del Ramadán, nos unimos a ustedes agradeciendo a Dios misericordioso por su benevolencia y generosidad, compartiendo algunas reflexiones concernientes al aspecto vital de las relaciones entre cristianos y musulmanes: la necesidad de pasar de la competencia a la colaboración”, continúa subrayando el escrito, firmado por elcardenal Jean-Louis Tauran, presidente de este Dicasterio instituido para promover estudios adecuados y favorecer relaciones amistosas con los seguidores de las religiones no cristianas.

Fomentar el espíritu de colaboración

Asimismo, el mensaje hace referencia a que en el pasado, las relaciones entre cristianos y musulmanes han estado, en la mayoría de los casos, marcadas por un espíritu de competencia, originando consecuencias negativas como celos, recriminaciones y tensión.

“En algunos casos, estos han llevado a enfrentamientos violentos, especialmente cuando la religión ha sido explotada, principalmente debido a intereses partidistas y motivos políticos”.

Tales rivalidades interreligiosas han afectado negativamente a la imagen de las religiones y sus seguidores, alimentando así, “la idea de que no son fuentes de paz, sino, más bien, de la tensión y la violencia”.

Testigos creíbles del amor del Todopoderoso

Para prevenir y superar estas consecuencias negativas, el documento sugiere que es importante que cristianos y los musulmanes, “sin dejar de reconocer nuestras diferencias, tengamos en cuenta los valores religiosos y morales que compartimos”, ya que mediante el reconocimiento de lo que tenemos en común y del respeto a nuestras legítimas diferencias, “podemos establecer más firmemente una base sólida para construir las relaciones pacíficas, pasando de la competencia, a la lucha por la cooperación eficaz para el bien común”.

Esta es la ventaja, concluye el mensaje, especialmente para los más necesitados “ya que permite a todos ser testigos creíbles del amor del Todopoderoso por toda la humanidad”.

Mensaje para la comunidad islámica


Deja un comentario

Jornadas interreligiosas en Bilbao

                                                                                    Jornadas interreligiosas en Bilbao
  • Xabier Zabalo <xabier@fundacionellacuria.org>

    El 24, 25 y 26 de abril realizaremos las VIII Jornadas interreligiosas organizadas por la  Fundacion Ellacuria (Bilbao). Este año abordaremos la temática Feminismo y religiones.

    El primer día, comenzaremos a las 19:00h con la conferencia  Ideología del género, feminismo y religiones de Neus Forcano,  (Filóloga y profesora, con estudios de Ciencias Religiosas (ISCREB, Barcelona), Historia de las Mujeres (Centro Duoda-Universidad de Barcelona). Miembro del Consejo de dirección de la revista Iglesia Viva.Colaboradora del Col·lectiu de Dones en l’Església y de la Asociación Europea de Mujeres para la Investigación Teológica(ESWTR).

    Para publicación (si es posible)

    El miércoles 25 de abril, a las 18:00h dará comienzo una mesa de experiencias donde se compartirá como interpela el feminismo a esas religiones.

    La mesa la conformaran  Karmele Osa  (Budismo), Lidia Rodríguez  (Cristianismo), Mentxu Ormaetxe (Hinduismo), Maya Amrane  (Islam), Malka González (Judaísmo) y como moderadora María Silvestre.

    Y finalizaremos las jornadas el jueves, 26, a las 19:00h con una celebración interreligiosa, de la mano de Mónica Población y Sumaya Del Peral.

     

    Las jornadas tendrán lugar en Arrupe Etxea, Padre Lojendio 2, Bilbao. (Metro estación Abando)

    La entrada es libre, hasta completar aforo. Os esperamos!

    Teléfono de contacto: 685704469


Deja un comentario

Jerusalén, ciudad abierta e internacional. Declaración de la Custodia de Tierra Santa

Custodia de Tierra Santa: Jerusalén debe ser una ciudad para todos y de todos

2017-12-09 Radio Vaticana

 

María Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

“Jerusalén es un tesoro de toda la humanidad que no puede ser reducido a cuestiones de disputas territoriales y de soberanía política”: lo subraya en un mensaje el Patriarcado Latino de Jerusalén, mostrando preocupación “por las violencias que podrían desencadenarse y las imprevisibles consecuencias” a raíz de la  decisión de la administración de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

En el mensaje el Patriarcado evidencia el llamamiento del Santo Padre, en la audiencia del miércoles 6 de diciembre que, expresando profunda preocupación, ha invitado a no crear nuevos pretextos para otras violencia en Oriente Medio sino a preservar en la Ciudad Santa el Status Quo, que debería garantizar los equilibrios entre las comunidades religiosas de las tres religiones y entre las dos partes de la ciudad”.

Nuestro colega Amedeo Lomonaco entrevistó al Padre Ibrahim Faltas, franciscano de la Custodia de Tierra Santa, quien expresó su deseo de que Jerusalén sea una ciudad internacional abierta a todos:

“Jerusalén es una ciudad única y la comunidad internacional debe encontrar una solución con el fin de que esta ciudad internacional sea abierta a todos. No es una parte que declara que es la capital de Israel o de Palestina o de otros países. Jerusalén debe ser una ciudad para todos y de todos: ésta debe ser Jerusalén”.

Ante nuestros micrófonos el padre Faltas lanza un llamamiento:

“Traten de encontrar una solución para Jerusalén”. Jerusalén es el corazón del conflicto: una vez resuelto este problema pienso que realmente habrá paz en todo el mundo. San Juan Pablo II decía: “si no habrá paz en Jerusalén, será imposible la paz en todo el mundo”. No queremos que ahora haya una tercera revuelta. Yo espero que no. Y también Abu Mazen está en contra de la violencia y contra una tercera revuelta.

P- Jerusalén debe ser en realidad un símbolo nacional para Israel y para Palestina…

“Debe ser así. No para los palestinos y los israelíes sino que debe ser también un modelo de convivencia entre las tres religiones: cristianos, musulmanes y judíos. La ciudad vieja ya está llena de cristianos, musulmanes y judíos, que viven juntos: todos habitan juntos. Hay casas de judíos, de musulmanes y de cristianos: no existe en todo el mundo algo similar. La única solución es que exista una ciudad abierta e internacional”.