Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Japon. Voces del pueblo sobre la visita del Papa.

Católicos en Japón: queremos escuchar un mensaje de esperanza y de paz

El Papa Francisco llegó el sábado a Japón en la segunda etapa de ese viaje apostólico. El primer destino fue Tailandia, ahora le toca el turno a Japón. Los católicos en Japón expresan sus deseos por un mensaje concreto y que los deje llenos de esperanza.

Manuel Cubías – Japón

Este domingo la comunidad católica de habla española ha celebrado en la Parroquia San Ignacio, la fiesta de Cristo Rey del universo. Con esta liturgia, se pone fin al año litúrgico 2019 y comienza el 2020, con el tiempo del adviento, que tiene como objetivo ayudar a la comunidad a prepararse para el momento de la encarnación de Jesús: la Navidad.

La parroquia también acoge a otras comunidades lingüísticas además de la japonesa, como la inglesa, portuguesa y vietnamita. La de lengua española es una comunidad pequeña. La conforman entre 300 y 500 personas. La mayoría proveniente de América del Sur.

Diálogo entre culturas y rechazo a las armas nucleares

Katia Gómez Okura, laica peruana afirmó: “hemos estado profundamente emocionados, preparándonos para esa venida”. Ella evidenció que no todos los católicos han recibido la invitación a participar, así como cree que es importante que el Papa hable sobre el control de las armas nucleares.

Entrevista a Katia Gómez. Laica comprometida en la parroquia

Por su parte, Nauki Nakanishi, hijo de papá japonés y madre española afirmó que “Se han preparado para la venida del Papa con emoción y esperanza. Es un honor para todos esta visita”. También insistió en la necesidad de profundizar el diálogo entre la cultura japonesa y el cristianismo.

Entrevista a Naoki Nakanishi

Hizo notar que la cultura japonesa puede aportar al cristianismo muchos elementos. Una primera cosa: “Creo que el aspecto del carácter obediente, trabajador, educado y cortes de la sociedad japonesa. Son meticulosos en los trabajos. Nos podría ayudar a ser más meticulosos en los aspectos de la fe. Más educados en la relación con Dios Padre y en la relación con nuestros hermanos”. Subrayó este diálogo intercultural afirmando: ”Los cristianos queremos influir más en la cultura japonesa y que ella influya más en la nuestra”. Finalizó diciendo: “Mañana lunes estaré en la misa del Tokio Dome haciendo una de las oraciones de los fieles”.

La hermana Ivette, misionera clarisa, responsable del grupo de español en la iglesia de san Ignacio en Tokio, afirmó: Queremos absorber el mensaje que el Papa nos trae a nosotros: él viene a dejarnos un mensaje de esperanza, nos viene a hablar de paz, de desarme nuclear, eso es lo queremos recibir.

Refiriéndose a las estadísticas parroquiales, afirmó: “En la parroquia hay cerca de 15,000 católicos registrados. En realidad, son más de 20,000, pensando en los no registrados. De habla española el número oscila entre 300 y 500 personas. Es un lugar de paso por ser un lugar céntrico y los que vienen, llegan de las prefecturas más cercanas.


Deja un comentario

Diálogo católico budista

El Papa al Patriarca Budista: “gracias por permitir libertad de práctica religiosa”

Tras encontrarse con las Autoridades de Tailandia y el Cuerpo Diplomático, el Papa Francisco visita el Templo Real en Bangkok para encontrarse con el Patriarca Supremo Budista quien le ha manifestado a Francisco su aprecio por el comportamiento de la Iglesia Católica, que siempre ha ido para ayudar y no para conquistar. El Papa le responde que para los católicos, el proselitismo “está prohibido”.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

“Este Templo Real es símbolo de los valores y las enseñanzas que caracterizan a este amado pueblo”. Lo ha afirmado el Papa Francisco ante Somdet Phra Ariyavongsagatanana IX, Patriarca Supremo Budista de Tailandia, durante la visita que ha realizado esta mañana al templo Wat Ratchabophit Sathit Maha Simaran. Francisco, hablando acerca de las fuentes del budismo, ha asegurado que la mayoría de los tailandeses “han nutrido e impregnado su manera de reverenciar la vida” y sus ancianos han enseñado “a llevar adelante un estilo de vida sobrio basado en la contemplación, el desapego, el trabajo duro y la disciplina”. Características – ha puntualizado – que nutren el distintivo tan especial que tienen, y que no es otro que “ser considerados como el pueblo de la sonrisa”.

Todo comenzó 50 años atrás

El Papa también ha echado la vista atrás y ha recordado cuando hace 50 años, el decimoséptimo Patriarca Supremo, Somdej Phra Wanarat (Pun Punnasiri), junto con un grupo de importantes monjes budistas, visitó al Papa Pablo VI en el Vaticano. “Esto representó un hito muy importante en el desarrollo del diálogo entre nuestras dos tradiciones religiosas” ha asegurado. Una visita que posteriormente permitió realizar al Papa Juan Pablo II una visita en este mismo Templo al Patriarca Supremo, Su Santidad Somdej Phra Ariyavongsagatanana (Vasana Vasano).

Recientes encuentros entre el Papa y los budistas

Recientemente el Papa Francisco recibió en el Vaticano a una delegación de monjes del templo de Wat Pho. “Pequeños pasos que ayudan a testimoniar no sólo en nuestras comunidades sino en nuestro mundo, tan impulsado a generar y propagar divisiones y exclusiones, que la cultura del encuentro es posible” ha señalado el Papa, a la vez que asegura que este tipo de posibilidades nos recuerdan “lo importante que es el que las religiones se manifiesten cada vez más como faros de esperanza, en cuanto promotoras y garantes de fraternidad”.

El Papa agradece la libertad en la práctica religiosa de los cristianos en Tailandia

En su discurso, el Papa también ha reiterado su compromiso y el de toda la Iglesia “por el fortalecimiento del diálogo abierto y respetuoso al servicio de la paz y del bienestar de este pueblo” y ha agradecido al pueblo tailandés por permitir a la minoría cristiana en este país poder disfrutar “de la libertad en la práctica religiosa” desde la llegada del cristianismo a Tailandia, hace unos cuatro siglos y medio.

Por último, expresa su exhortación final a impulsar entre los fieles de ambas religiones “el desarrollo de nuevas imaginaciones de la caridad, que sean capaces de generar y aumentar iniciativas concretas en el camino de la fraternidad, especialmente con los más pobres, y en referencia a nuestra tan maltratada casa común”.


Deja un comentario

Nuevo encuentro del Papa con el Imam Al Tayeb

El Papa y Al-Tayeb se vuelven a encontrar para tratar los progresos hacia la paz

Lo ha informado esta mañana la Oficina de Prensa de la Santa Sede: el Papa Francisco ha recibido hoy en Audiencia al Gran Imam Al-Tayeb para hablar sobre las últimas iniciativas para lograr los objetivos del Documento sobre la Fraternidad Humana.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

A las 12.30 de este viernes 15 de noviembre, el Papa Francisco ha recibido en Audiencia al Gran Imam Ahmed Al-Tayeb, Jeque de Al-Azhar, acompañado por el viceprimer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, S.E. Saif bin Zayed Al Nahyan, por el embajador de la República de Egipto ante la Santa Sede, S.E. Mahmoud Samy y por la nueva miembro del Comité Superior, la Dra. Irina Georgieva Bokova, junto a otros representantes. En cambio ,junto al Santo Padre, se encontraba Su Eminencia el cardenal Miguel Ángel Ayuso Guixot, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso y Mons. Yoannis Lahzi Gaid, secretario del Pontífice.

El tema central del encuentro han sido los últimos progresos adoptados por el Comité Superior para alcanzar los objetivos contenidos en el Documento sobre la Fraternidad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Común que firmaron ambos líderes religiosos el 4 de febrero de 2019, aunque también hubo tiempo para otros temas, como lo es la protección de los menores en el mundo digital o el proyecto de la “Casa de Abraham”, inaugurada en Nueva York el pasado mes de septiembre.


Deja un comentario

Próximo oriente: oración por el diálogo interreligioso

En noviembre el Papa reza por el Diálogo y la reconciliación en el Próximo Oriente

En este mes de noviembre, el Santo Padre orienta su intención de oración hacia el diálogo entre las comunidades religiosas en el Oriente Próximo, para que “nazca un espíritu de diálogo, un espíritu de encuentro y de reconciliación”.

«En el Próximo Oriente la convivencia y el diálogo entre las tres religiones monoteístas se basa en lazos espirituales e históricos. De estas tierras nos llegó la buena noticia de Jesús, resucitado por amor. Hoy, muchas comunidades cristianas, junto a otras judías y musulmanas, trabajan aquí por la paz, la reconciliación y el perdón. Recemos para que en Oriente Próximo nazca un espíritu de diálogo, un espíritu de encuentro y de reconciliación». Intención de Oración del Papa Francisco, noviembre de 2019.

Nazca un Espíritu de diálogo, encuentro y reconciliación

En El Video del Papa del mes de noviembre, Francisco pone el foco en la convivencia entre las comunidades de Oriente Próximo, pidiendo a todos los católicos que recen para que exista un auténtico diálogo entre ellas. Para el Santo Padre, la búsqueda de unidad entre cristianos, judíos y musulmanes “se basa en lazos espirituales e históricos”.

El término “Oriente Próximo” (para los europeos) u “Oriente Medio” (para los anglosajones) sirve para nombrar un área geográfica al este del Mediterráneo. El Papa Francisco destaca que allí muchas comunidades cristianas, judías y musulmanas “trabajan por la paz, la reconciliación y el perdón”. En estos contextos, pide que la búsqueda de diálogo y unidad en el seno de cada una de estas comunidades se lleve a cabo sin temer las diferencias.

La definición exacta de Oriente Próximo no tiene fronteras precisas. Según las fuentes, estas tierras suelen incluir a los países de Baréin, Egipto, Chipre, Irán, Irak, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Omán, Catar, Arabia Saudita, Siria, Turquía, los Emiratos Árabes Unidos, Yemen y Palestina. Según informes recientes, los musulmanes constituyen un poco más del 93% de la población de la zona. La comunidad cristiana, por su parte, representa aproximadamente el 5%; y la judía, que se concentra mayormente en Israel, es casi de un 2%.

En su visita a Bari en julio de 2018, el Papa Francisco también mencionó la importancia de la reconciliación cuando se dirigió a los cristianos de Oriente Próximo con las siguientes palabras: “La paz no vendrá gracias a las treguas sostenidas por muros y pruebas de fuerza, sino por la voluntad real de escuchar y dialogar”.

Abrir nuestro corazón y nuestra oración al Oriente Próximo

El P. Frédéric Fornos, SJ, Director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa (incluye el Movimiento Eucarístico Juvenil) refuerza el mensaje del Santo Padre: “El Papa Francisco nos invita este mes a abrir nuestro corazón y nuestra oración al Oriente Próximo. Esta es la tierra donde nacieron las tres grandes religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islam. Es la tierra de Abraham, Isaac y Jacob, la tierra de los profetas, y donde Jesucristo nació de María. La Iglesia nació allí. Desde el tiempo de Jesús hasta hoy, los cristianos siempre han estado presentes en esas tierras. Este mes es la ocasión de interesarnos por la diversidad de las tradiciones religiosas y culturales del Oriente Próximo. Interesarnos por los hombres y mujeres de esta tierra nos ayudará a rezar por ellos. También podemos recordar y rezar con el “Documento sobre la fraternidad humana, por la paz mundial y la convivencia común”, firmado por el Santo Padre y el Gran Imán de Al-Azhar, que declara asumir la cultura del diálogo como camino: ‘El diálogo entre los creyentes significa encontrarse en el enorme espacio de los valores espirituales, humanos y sociales comunes, e invertirlo en la difusión de las virtudes morales más altas, pedidas por las religiones’”.

Dirigiendo la mirada a las tierras desde donde ha llegado “la buena noticia de Jesús”, el Video del Papa pide para que “en Oriente Próximo nazca un espíritu de diálogo, un espíritu de encuentro y de reconciliación”.

05 noviembre 2019, 16:00


Deja un comentario

Líderes musulmanes reafirman la declaración de Abu Dabi sobre la fraternidad

papa francisco iman al azhar documento fraternidadAbu Dabi: El Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar firman el Documento sobre la Fraternidad Humana 

Líderes musulmanes reafirman su apoyo al Documento sobre la Fraternidad

Casi seis meses después de la firma en Abu Dabi del Documento sobre la Fraternidad Humana, suscrito por el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar Ahmad Al-Tayyeb, 22 líderes e intelectuales musulmanes sunitas, chiítas y sufíes han firmado un texto de 15 páginas para reafirmar su apoyo al Documento

Benedetta Capelli – Ciudad del Vaticano

“Un punto de partida” y “sin retorno”. Así, según informa “La Croix”, 22 líderes e intelectuales musulmanes sunitas, chiítas y sufíes definen el Documento sobre la Fraternidad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Común, firmado en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, durante la visita del Papa Francisco que tuvo lugar del 3 al 5 de febrero pasado. Un documento conjunto firmado con el Gran Imán de Al-Azhar Ahmad Al-Tayyeb para reafirmar juntos que la cultura del diálogo es el camino para vivir en paz, conociéndose unos a otros.

La Fraternidad para el conocimiento y la cooperación

Este es el título del texto de 15 páginas creado por iniciativa del Imán Yahya Pallavicini, presidente de la Coreis Italiana (Comunidad Religiosa Islámica), junto con el Instituto de Estudios Islámicos de Francia y un pequeño grupo de otros líderes musulmanes que ya habían firmado la Carta de los 138 intelectuales musulmanes al Papa Benedicto XVI en 2007, o la Declaración de Marrakech sobre las Minorías Religiosas en 2016. El texto define el Documento sobre la Fraternidad Humana como “un acontecimiento institucional sin precedentes en la historia de las relaciones entre cristianos y musulmanes”, signo de la apertura de una nueva etapa orientada “hacia el reconocimiento de la legitimidad y providencial diversidad de revelaciones, teologías, religiones, lenguas y comunidades religiosas”.

Diversidad para poner en práctica la fraternidad

Los 22 líderes e intelectuales musulmanes evidencian cómo las diversidades ya no son más  consideradas “como una llamada a la conquista o al proselitismo, o como un pretexto para la mera tolerancia de fachada”, sino más bien como una oportunidad para poner en práctica la fraternidad, que es “una vocación contenida en el plan de Dios para la creación”. Por lo tanto, el diálogo interreligioso, que era ya “recomendado por el Corán”, resulta  hoy “vital”.

Construir una red de diálogo entre cristianos y musulmanes

La intención del texto reciente -dice el imán Pallavicini- es exhortar a la reflexión “sobre la Declaración, sobre su método, sobre su lenguaje: discutir de manera fraterna, posiblemente crítica, pero sin excluir abiertamente el texto por razones ideológicas o políticas”. El director de Coreis subraya que la firma de Abu Dabi ha generado divisiones en el mundo musulmán, no han faltado críticas por la iniciativa liderada por los Emiratos Árabes y llevada a cabo por el Gran Imán de Al-Azhar. Algunos líderes religiosos también han decidido no firmar el texto: “La Fraternidad para el conocimiento y la cooperación”. Quien ha firmado – explicó Pallavicini – tiene la intención de aceptar la invitación a construir una “fraternidad humana” más allá de las fronteras religiosas, la intención es “promover iniciativas locales sobre la base de esta declaración”, también “a nivel académico”, constituyendo una “red de apoyo al diálogo entre cristianos y musulmanes”.


Deja un comentario

Mensaje a los musulmanes por el Ramadán

Menu

Cerca

Cristianos y musulmanes: juntos pueden trabajar por el bien común

“Cristianos y musulmanes: promover la fraternidad humana”, título del Mensaje del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso con ocasión del mes de Ramadán y el Aid el-Fitr.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Nosotros, musulmanes y cristianos, estamos llamados a abrirnos a los demás, conociéndolos y reconociéndolos como hermanos y hermanas. De esta manera podemos derribar los muros levantados por el miedo y la ignorancia y juntos tratar de construir puentes de amistad que son fundamentales para el bien de toda la humanidad”, lo escribe Mons. Miguel Ángel Ayuso Guixot, M.C.C.J., Secretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso en el Mensaje con ocasión del mes de Ramadán y el Aid el-Fitr.

Un mes para fortalecer los lazos espirituales

En el Mensaje, el Secretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso dirigiéndose a los “hermanos y hermanas musulmanes”, recuerda que el mes de Ramadán, dedicado al ayuno, la oración y la limosna, es también un mes para fortalecer los lazos espirituales que compartimos en la amistad entre cristianos y musulmanes. “Nuestras religiones – señala Mons. Ayuso citando el Documento sobre la Fraternidad Humana para la Paz Mundial y la convivencia – nos invitan a permanecer anclados en los valores de la paz; a sostener los valores del conocimiento mutuo, la fraternidad humana y la convivencia común; a restaurar la sabiduría, la justicia y la caridad”.

Derribar los muros del miedo y la ignorancia

En este sentido, subraya el Secretario de este Dicasterio Vaticano, “nosotros, musulmanes y cristianos, estamos llamados a abrirnos a los demás, conociéndolos y reconociéndolos como hermanos y hermanas. De esta manera – precisa Mons. Ayuso – podemos derribar los muros levantados por el miedo y la ignorancia y juntos tratar de construir puentes de amistad que son fundamentales para el bien de toda la humanidad. De esta manera cultivamos en nuestras familias y en nuestras instituciones políticas, civiles y religiosas una nueva forma de vida en la que se rechaza la violencia y se respeta a la persona humana”.

Promover la cultura del diálogo como medio de cooperación

Por lo tanto, precisa Mons. Ayuso, estamos animados a llevar adelante la cultura del diálogo como medio de cooperación y como método para aumentar la comprensión mutua. “En este contexto – explica el Secretario del Dicasterio – recuerdo que el Papa Francisco, durante su visita a El Cairo, destacó tres líneas guías fundamentales para proseguir el diálogo y el conocimiento entre personas de diferentes religiones: el deber de identidad, el valor de la alteridad y la sinceridad de las intenciones”.

Respetar el derecho a la vida de todas las personas

Para respetar la diversidad, se lee en el Mensaje, el diálogo debe tratar de promover el derecho a la vida de todas las personas, a la integridad física y a las libertades fundamentales, como la libertad de conciencia, de pensamiento, de expresión y de religión. Esto incluye la libertad de vivir de acuerdo con las propias convicciones, tanto en el ámbito privado como en el público. De esta manera, cristianos y musulmanes – como hermanos y hermanas – pueden trabajar juntos por el bien común.

No sólo tolerancia, sino convivencia pacífica

“Deseo – concluye Mons. Ayuso – que el gesto y el mensaje de la fraternidad encuentren eco en el corazón de todos aquellos que ocupan puestos de autoridad en la vida social y civil de toda la familia humana, y que puedan llevarnos a todos a poner en práctica no sólo una actitud de tolerancia, sino una convivencia verdadera y pacífica”. Finalmente, el Mensaje termina expresando el saludo fraterno del Secretario de este Dicasterio Vaticano, y su renovada estima por la amistad y en nombre del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, expresa sus más sinceros deseos de un fructífero mes de Ramadán y de un gozoso Aid el-Fitr.

Escucha y descarga el servicio
10 mayo 2019, 12:04


Deja un comentario

Catequesis del Papa. Migraciones. Diálogo interreligioso. Respeto a pueblos y culturas.

Catequesis del Papa: “Servir a la esperanza, es tender puentes entre civilizaciones”

La Visita Apostólica a Marruecos, tema de la catequesis del Papa Francisco en la Audiencia General del miércoles 4 de abril de 2019.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Con el lema ‘Servidor de Esperanza’, pude dar otro paso en el camino del diálogo interreligioso con nuestros hermanos musulmanes, recordando aquel encuentro entre san Francisco de Asís con el sultán al-Malik al-Kamil hace 800 años, y el viaje del Papa Juan Pablo II hace más de tres décadas”, lo dijo el Papa Francisco en la Audiencia General del primer miércoles de abril de 2019, explicando su 28° Viaje Apostólico a Marruecos, realizado el pasado 30 y 31 de marzo.

Un paso más en el camino del diálogo interreligioso

En su catequesis, el Santo Padre agradeció a Su Majestad el Rey Mohammed VI y a las demás autoridades marroquíes por la cálida acogida y por toda la colaboración, especialmente al Rey, que ha sido muy fraterno, muy amigo y cercano. “Doy gracias sobre todo al Señor – precisó el Pontífice – que me ha permitido dar un paso más en el camino del diálogo y del encuentro con los hermanos y hermanas musulmanes. Mi peregrinación siguió los pasos de dos santos: San Francisco de Asís y Juan Pablo II. Hace 800 años Francisco llevó el mensaje de paz y fraternidad al sultán Al-Malik Al-Kamil; en 1985 el Papa Wojtyła hizo su memorable visita a Marruecos, después de haber recibido al Rey Hassan II en el Vaticano, el primero entre los Jefes de Estado musulmanes”.

¿Por qué el Papa va a los musulmanes y no sólo a los católicos?

El Papa Francisco interviniendo espontáneamente, se preguntó: Pero ¿por qué el Papa va a los musulmanes y no sólo a los católicos? ¿Por qué hay tantas religiones? “Con los musulmanes – subrayó el Pontífice – somos descendientes del mismo Padre, Abraham”. ¿Por qué Dios permite que existan tantas religiones? Pero, Dios quiso permitir esto: los teólogos Escolásticos decían las volutas permissiva de Dios. Él quiso permitir esta realidad: hay muchas religiones que algunas nacen de la cultura, pero siempre miran al cielo, miran a Dios. Pero lo que Dios quiere es la fraternidad entre nosotros y de manera especial – por eso, este Viaje – con nuestros hermanos, hijos de Abraham, como nosotros, los musulmanes. No debemos tener miedo de la diferencia: Dios lo ha permitido. Pero sí, debemos tener miedo si no trabajamos por la fraternidad, para ir juntos en la vida.

Servir a la esperanza, es tender puentes entre civilizaciones

En este sentido, el Santo Padre dijo que, fue una alegría y un honor  poder hacerlo con el noble Reino de Marruecos, encontrando a su pueblo y a sus gobernantes, con quienes hemos recordado algunas importantes cumbres internacionales celebradas en ese país en los últimos años, y con el Rey Mohammed VI reafirmamos el papel esencial de las religiones en la defensa de la dignidad humana y la promoción de la paz, la justicia y el cuidado de la creación, nuestra casa común. “Servir la esperanza quiere decir crear puentes entre las civilizaciones y, junto con el rey Mohammed VI, reiteramos que las religiones son esenciales para defender la dignidad humana, promover la paz y el cuidado de la creación. De forma conjunta, hicimos un llamamiento por Jerusalén, para que sea preservada como patrimonio de la humanidad y lugar de encuentro pacífico, de modo particular para los fieles de las tres religiones monoteístas”.

Respeto por las otras religiones y rechazo a la violencia

El sábado – explicó el Pontífice – visité el mausoleo de Mohammed V y rendí homenaje a su memoria como a la de Hassan II; además estuve en el Instituto de formación de los imanes y predicadores, que promueve un islam respetuoso y rechaza la violencia y el integrismo. De manera especial, presté atención a la cuestión migratoria, ofreciendo un camino a través de cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar.

Especial atención a la cuestión de la migración

Por ello, he prestado especial atención a la cuestión de la migración, tanto hablando con las autoridades como especialmente en el Encuentro dedicado a los migrantes. “Algunos de ellos han testificado que la vida de los que emigran cambia y vuelve a ser humana cuando encuentran una comunidad que los acoge como personas. Esto es fundamental. En Marrakech, Marruecos, el pasado mes de diciembre se ratificó el “Pacto Mundial por una Migración Segura, Ordenada y Regular”. Un paso importante en el asumir la responsabilidad de la Comunidad Internacional. Como Santa Sede hemos ofrecido nuestra contribución que se resume en cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar.

“No se trata de bajar los programas de bienestar desde lo alto, sino de hacer un camino juntos a través de estas cuatro acciones, para construir ciudades y países que, preservando sus respectivas identidades culturales y religiosas, estén abiertos a las diferencias y sepan valorarlas en el signo de la fraternidad humana”

“¡Son personas y no migrantes!”

En este sentido, el Papa Francisco dijo que, la Iglesia en Marruecos está muy comprometida con la cercanía a los migrantes y por ello quise agradecer y animar a aquellos que generosamente se ponen a su servicio realizando la palabra de Cristo: “Fui forastero y ustedes me acogieron”. “No me gusta decir migrantes; me gusta decir personas migrantes. ¿Saben por qué? Porque migrante es un adjetivo, en cambio las personas son sustantivos. Nosotros hemos caído en la cultura del adjetivo: usamos muchos adjetivos y a menudo olvidamos los sustantivos, es decir, la sustancia. El adjetivo debe ir unido a un sustantivo, a una persona, es decir, no a un migrante: una persona migrante. Así hay respeto. Para no caer en esta cultura del adjetivo que es demasiado líquido, demasiado gaseoso”.

El Pueblo de Dios en el corazón de un país islámico

El domingo estuvo dedicado a la comunidad cristiana. Visité el Centro Rural de Servicios Sociales, gestionado por las Hijas de la Caridad; después en la catedral de Rabat tuve un encuentro con sacerdotes, personas consagradas y el Consejo ecuménico de las Iglesias. La presencia de ellos en ese país es como la sal o la levadura que puede dar sabor y hacer crecer la masa. Concluí mi visita con la celebración de la Eucaristía en la que participaron miles de personas de unas 60 naciones diferentes, siendo esta una epifanía particular del Pueblo de Dios en el corazón de un país islámico.

Fomentar los lazos de fraternidad

Antes de concluir su catequesis, el Papa Francisco saludó cordialmente a los peregrinos de lengua española venidos de España y Latinoamérica. “Pidamos que Dios, el Clemente y Misericordioso –como lo invocan nuestros hermanos musulmanes, alentó el Papa – impulse el diálogo interreligioso y fomente los lazos de fraternidad que nos unen como hijos de un mismo Dios”.