Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Preferencias apostólicas de los jesuitas para los próximos años aprobadas por el Papa

Francisco: preferencias apostólicas de los jesuitas en armonía con las prioridades de la Iglesia

Promover el discernimiento y los ejercicios espirituales. Caminar con los excluidos. Acompañar a los jóvenes en su camino. Para cuidar de la casa común. Estas son las preferencias apostólicas universales de la Compañía de Jesús para la próxima década 2019-2029

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano

Las preferencias apostólicas universales elegidas “están en sintonía con las prioridades apostólicas actuales de la Iglesia expresadas a través del magisterio ordinario del Papa, de los Sínodos y de las Conferencias Episcopales, especialmente de la exhortación Evangelii Gaudium“. Esto es lo que el Papa Francisco enfatiza en una carta dirigida al Padre Arturo Sosa,  Prepósito General de la Compañía de Jesús. Lo que se emprendió, añade el Pontífice, fue un “discernimiento dinámico”, no un proceso de “biblioteca o laboratorio”. La primera preferencia, escribe el Papa en su carta, es fundamental porque presupone como “condición primera la relación del jesuita con el Señor, la vida personal y comunitaria de oración y discernimiento”. (Escuche la entrevista con el Padre Arturo Sosa)

Las preferencias apostólicas son horizontes

Las preferencias apostólicas son el resultado de un proceso de discernimiento que duró casi dos años. Representan “cuatro áreas vitales” para el mundo de hoy. Como recordó recientemente el P. Sosa, inspiran a los jesuitas “en su discernimiento y planificación apostólica”. Son puntos de referencia, horizontes y orientaciones para toda la Sociedad. Destacan cómo los jesuitas pueden “utilizar mejor los medios de que disponen para servir a la misión reconciliadora de Cristo en el mundo”. Son la respuesta de la Sociedad a las necesidades de la Iglesia. En una sociedad marcada por cambios profundos, las preferencias se establecen “a través del análisis sociopolítico, la reflexión teológica y pastoral y el discernimiento”. Para los próximos 10 años, se han elegido 4 preferencias, confirmadas por el Papa Francisco.

Promover el discernimiento y los ejercicios espirituales

El discernimiento, dijo el Padre Sosa en los últimos días ilustrando las 4 preferencias apostólicas, es una necesidad para la Iglesia. Los ejercicios espirituales, añadió, son un camino preferencial para los jesuitas.

Por medio del discernimiento, nos ponemos en contacto con nuestro ser más profundo,  es el espacio donde Dios nos habla. El discernimiento no solo es necesario cuando se deben resolver problemas serios, es un instrumento de lucha para seguir mejor al Señor día a día y hora a hora.

Caminar con los excluidos

Caminar con los descartados, dijo el Padre Sosa, significa acercarse al mundo de los pobres, ir a los suburbios, ir al encuentro de la gente. “Queremos tomar un camino, añadió, para promover la justicia social. “Queremos promover el cambio en las estructuras económicas, políticas y sociales que causan injusticia. “Queremos eliminar el flagelo del abuso de la vida de la Iglesia y de la sociedad. Un drama, recordó el Padre Sosa, que se declina en varias formas, incluyendo el abuso sexual y el abuso de poder.

Acompañar a los jóvenes

Caminar con los jóvenes también significa mirar el mundo desde su perspectiva. Los jóvenes, subrayó el preboste general de los jesuitas, pueden ayudar a comprender los cambios en la sociedad, a comprender el sentido de una nueva cultura. Por lo tanto, debemos “abrir espacios para los jóvenes, para su creatividad”. El Padre Sosa también indicó otra prioridad: debemos aprender de los jóvenes.

Preferencias Apostólicas Universales: sentir la llamada de Dios

Cuidar la casa común

La cuarta preferencia se refiere a la casa común. Debemos tratar, dijo el Padre Sosa, de participar en acciones urgentes que puedan frenar y detener el deterioro del medio ambiente. También hay que buscar fórmulas alternativas. Para responder a estas preferencias, dijo el jefe de los jesuitas, un gran desafío es el de la colaboración. La colaboración es, concluyó, un punto fuerte de nuestra acción.

Anuncios


Deja un comentario

Panamá, el canal y la JMJ. Un informe de Radio Vaticano

Panamá y el Canal, un país con dos horizontes

El Canal es el símbolo de Panamá, la riqueza de una pequeña nación que gobierna el tránsito de los gigantes del mar. Aquí, donde un corto viaje es suficiente para admirar dos océanos, la inminente JMJ adquiere también una fuerza simbólica: renovar la invitación del Papa Francisco a los jóvenes a “soñar a lo grande”.

Alessandro De Carolis – Ciudad de Panamá

“En Panamá puedes moverte de la costa del Pacífico a la costa del Atlántico en menos de una hora.” Dice, con orgullo moderado,  el  conductor que acompaña a los periodistas de Noticias Vaticanas y de Radio Vaticano Italia. Mientras,  zigzaguea en medio del tráfico, que a todas horas parece ser la hora punta. La ciudad, que está a punto de recibir al Papa, cuenta kilómetro tras kilómetro, desde el monumento de los “Mártires de la Patria” hasta los edificios que hasta hace veinte años albergaban una guarnición de 13.000 soldados norteamericanos,  la historia de una obra monumental que ha cambiado para siempre el rostro y el destino de un país que domina dos horizontes.

Un sueño de siglos

La chispa que llevó a la construcción de la “octava maravilla del mundo” ya se encendió a principios del siglo XVI. Poco después de descubrir el Nuevo Mundo, el conquistador español, Vasco Núñez de Balboa, cruza el istmo de Panamá e inesperadamente se encuentra frente a una enorme extensión de agua desconocida. Para el explorador es el “Mar del Sur”, el Océano Pacífico. En los siglos siguientes, cuando la circunnavegación del Cabo de Hornos, lugar de tormentas y naufragios, se convirtió en una empresa que desafió el coraje de los marineros más experimentados, la idea de “cortar” la delgada franja de tierra se convirtió en un proyecto. Ferdinand de Lesseps, el genio del Canal de Suez, es el primero en proponerlo, pero esta vez las cosas no salen como en el Mar Rojo y el desafío falla. Sin embargo, pasaron algunos años y en 1901 los Estados Unidos, con los tráficos de California en plena expansión, comprendieron la importancia estratégica del Canal y obtuvieron del gobierno de la entonces “Gran Colombia”, que incluía a Panamá, la autorización para construirlo.

Entre dos océanos

Después de años de estudio y alguna controversia política, en 1907 comenzó. La posibilidad de nivelar la tierra del istmo a ambos lados, llevándolo al nivel del mar de este a oeste, queda inmediatamente excluida, la tecnología y las finanzas no lo permiten. El plan prevé la construcción de un sistema de esclusas que, en ambas direcciones, llevará a los barcos en tránsito a subir en tres etapas hasta el punto más alto del istmo, a 26 metros del lago Gatún, para luego descender de nuevo de manera similar por el lado opuesto. La roca es muy dura, la vegetación salvaje, con ríos y diferencias de altura que hacen que el trabajo sea desagradable. Cientos de trabajadores trabajaron durante siete años y el 3 de agosto de 1914 se abrió la puerta. Estados Unidos, que en 1903 había asegurado la gestión de la obra hasta las 12 del mediodía del 1 de enero de 2000, se convirtió en el controlador del tráfico de buques que en 100 años eleva el Canal a unos 15 mil tránsitos actuales. Desde 2016, la ampliación del canal con dos nuevas esclusas ha conducido a la duplicación de los pasajes, con tarifas que oscilan entre 50.000 dólares para un buque de carga medio y 200.000 dólares para un crucero (pero un buque portacontenedores ha pagado 830.000 dólares, por un tiempo medio de viaje de 8 a 10 horas).

Canal “nostrum

En la actualidad, es el Estado panameño quien administra el Canal. Es una de las principales fuentes de riqueza del país. Pero hay una página de sangre que precede a este resultado, que también se espera. El 9 de enero de 1964, cientos de estudiantes organizaron una protesta reclamando la soberanía de Panamá y tendiendo a entrar por la fuerza en la guarnición estadounidense. Tres días de enfrentamientos violentos costaron la vida a una veintena de jóvenes y cuatro soldados estadounidenses. El conductor que nos guía entre la Cinta Costera y los callejones de la antigua Panamá nos muestra de repente el lugar de la memoria, que nos recuerda un acontecimiento indeleble para los panameños de su época.

Sin fronteras

Entonces el tráfico se derrite y la entrada al Canal se convierte en una anticipación de la fiesta que aquí se puede respirar un poco ‘en todas partes. Cientos de chicos de la JMJ abarrotan los espacios dedicados al turismo, incluyendo videos históricos, maquetas de carros antiguos  y el simulador del salpicadero de un remolcador que, alejado uno del otro, se convierte en una oportunidad para sentirse un poco `piloto espacial’. Y mientras, desde lo alto del palacio de visitas, se puede admirar la lenta salida de un barco hacia el océano.  Y por analogía, con las palabras del Papa en la vigilia del encuentro de Cracovia 2016, cuando instó a los jóvenes a rechazar el “sofá de la felicidad”, “por caminos que nunca se sueñan ni se piensan”, porque Jesús “se proyecta en el horizonte, nunca en el museo”. Aquí, en la pequeña Panamá, donde hay dos horizontes inmensos, la JMJ, ya ha duplicado las esperanzas de Francisco


Deja un comentario

Expectativas ante el Nuevo Año por el P. Arturo Sosa superior general de los S.J.

P. Sosa: “Discernimiento sobre las preferencias apostólicas universales”

El Padre Arturo Sosa, Superior General de la Compañía de Jesús, expresa sus saludos por Navidad y señala que, el año 2019 promete ser de gran importancia estratégica, ya que se completará a principios de año, el discernimiento sobre las preferencias apostólicas universales de la Compañía para los próximos años.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Este año nuevo nos traerá distintos desafíos: quizá uno de los más grandes es el resultado del discernimiento que hemos hecho juntos, para determinar las preferencias apostólicas universales para los próximos diez años, y que recibiremos con el corazón abierto de manos del Santo Padre”, con estas palabras el P. Arturo Sosa, S.J., Superior General de la Compañía de Jesús, expresa sus saludos navideños y por el nuevo año, a toda la “familia ignaciana”, a través de un video mensaje publicado en la página web de la Curia General de los jesuitas en Roma.

La Encarnación, corazón de la espiritualidad ignaciana

En sus saludos, el Prepósito General de la Compañía de Jesús manifiesta su “profunda gratitud por la generosidad” que cada miembro de la “familia ignaciana”, ha demostrado durante el último año, en todas las esferas de colaboración en las que han participado. Asimismo, el P. Sosa recuerda que, “la Encarnación está en el corazón mismo de la espiritualidad que nos dejó San Ignacio, esta atención a todas las dimensiones de la realidad humana, ha permitido a la Compañía de Jesús, desde su misma fundación – precisa el religioso jesuita – estar en armonía con la vida de los hombres y mujeres en los diferentes ambientes en lo que esta Compañía, esta mínima Compañía colaboradora ha servido”.

La Navidad, es una llamada a la solidaridad

Recordando la visión y contemplación del mundo propuesta por el fundador y los primeros compañeros jesuitas, el P. Sosa señala que, “la Navidad es para cada uno de nosotros una llamada a la solidaridad con nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo. Hay muchos obstáculos – advierte el Superior General – pero podemos vivir en la fe y en la esperanza, recordando que el Niño de Belén también llegó a un mundo de pecado, de explotación, de opresión. Parecía pequeño y débil. Sin embargo, su vida fue una fuente de salvación y su mensaje ha sobrevivido a través de los siglos”.

Con este espíritu, con esta esperanza que nos tare el Niño Jesús, expresa el P. Sosa, les deseo una muy Feliz Navidad, ya que nos da “la oportunidad de celebrar la Encarnación en la alegría de los encuentros y de los intercambios, la alegría profunda que supera las penas y las incertidumbres y la dinámica de nuestros compromisos impulsados por el mismo espíritu”.

Preferencias apostólicas universales

Finalmente, el Prepósito General de la Compañía de Jesús anima a todos los miembros de la “familia ignaciana” a embarcarse juntos en el nuevo año para seguir dando ese mensaje de esperanza. “Este año nuevo nos traerá distintos desafíos: quizá uno de los más grandes es el resultado del discernimiento que hemos hecho juntos, para determinar las preferencias apostólicas universales para los próximos diez años, y que recibiremos con el corazón abierto de manos del Santo Padre”. Los invito a la oración por este importante paso en nuestra Compañía, exhorta el P. Sosa, especialmente durante el tiempo que vamos a dedicar como “Consejo ampliado” en el mes de enero a discernir este último paso de nuestro proceso de proponer unas preferencias apostólicas universales.


Deja un comentario

El Opus Dei cumple 90 años. Situación actual y perspectivas. Entrevista.

Opus Dei 90 años, el prelado: “Perdón por nuestras faltas y pecados”

Al cumplirse 90 años de la prelatura del Opus Dei, entrevista exclusiva con el prelado Fernando Ocáriz. Entre otras cosas, pide perdón por “las faltas y pecados” de los miembros de la Obra, divisa los horizontes de acción de la prelatura y comenta el reciente llamado del Papa a rezar el rosario por la protección de la Iglesia de los ataques del demonio, “el gran acusador”

Opus Dei 90 años, el prelado: “Perdón por nuestras faltas y pecados”

CONDIVIDI
749
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 02/10/2018
Ultima modifica il 02/10/2018 alle ore 10:57
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

“Perdón por nuestras faltas y pecados”. Una petición inusual para un momento de celebración. Al cumplir 90 años de fundación del Opus Dei, el prelado Fernando Ocáriz quiso reconocer las carencias de los miembros de la Obra, sobre todo con aquellas personas que no recibieron en ella “la generosidad y el cariño que necesitaban”. Pero, al mismo tiempo, manifestó gratitud por las miles de personas que, en los cinco continentes y gracias al camino propuesto por la prelatura, “desean enamorarse de Cristo y ser almas de oración en medio del mundo”.

 

Tercer sucesor de san Josemaría Escrivá de Balaguer, nacido en Francia de una familia española exiliada durante la Guerra Civil (1936-1939), conduce los destinos del Opus Dei desde el 23 de enero de 2017. En esta entrevista con el Vatican Insider y en el aniversario de fundación, repasa los desafíos de la prelatura, aborda asuntos de actualidad eclesial y, comentando el llamado del Papa a todos los fieles del mundo a rezar por la unidad de la Iglesia y contra los ataques del diablo, deja en claro: “Todo lo que es contrario a la unidad no viene de Dios, sino del enemigo”.

 

¿Cuál es el “estado de salud” del Opus Dei, al cumplirse estos 90 años?

Doy gracias a Dios por todos los católicos que, con la gracia de Dios, responden libremente, cada día, a la vocación cristiana. Y entre ellos, hombres y mujeres del Opus Dei, o que participan en los apostolados que la Obra realiza. Los viajes pastorales que hice este verano a Nigeria, Argentina, Bolivia y Paraguay me han llevado también a esta consideración agradecida, al ver a tantos jóvenes y mayores que desean enamorarse de Cristo y ser almas de oración en medio del mundo; al contemplar tantas realidades de servicio que han fructificado gracias al mensaje de san Josemaría: escuelas, dispensarios médicos, universidades, etc.

 

A lo anterior hay que añadir también las limitaciones de cada uno; los obstáculos objetivos o subjetivos que encontramos; la dificultad, por ejemplo, de desarrollar una labor de evangelización en climas y ambientes complejos, a veces de verdadera persecución para los cristianos. Un aniversario es buen momento para dar gracias a Dios y, a la vez, pedir perdón por nuestras faltas y pecados. Pienso, por ejemplo, en personas que hayan estado en contacto con las labores del Opus Dei y a las que no hayamos conseguido atender con la generosidad y el cariño que ellos necesitaban. El 90 aniversario nos lleva a decirle a Dios, como solía hacer el beato Álvaro del Portillo: “gracias, perdón, ayúdame más”.

 

¿Cómo es guiar al Opus Dei en tiempos del Papa Francisco?

San Josemaría solía repetir en latín: Omnes cum Petro ad Iesum per Mariam. Es decir, “todos, con Pedro, a Jesús por María”. La unión con Pedro, en cada tiempo, es camino necesario para los católicos. Ahora el Papa invita a todos a ponernos en salida, evitando conformismos que frenen el dinamismo evangelizador que necesita el mundo. El santo padre me dijo que deseaba que el Opus Dei difundiera el mensaje del evangelio en esa periferia que son actualmente las clases medias de la sociedad, en aquellos ambientes donde, a veces, Dios ya no tiene espacio y crece la pobreza de valores e ideales.

 

En este sentido, es urgente que llevemos más la alegría del evangelio a la familia y a la juventud; ámbitos de evangelización que el pasado Congreso general del Opus Dei señaló como prioritarios. Siguiendo el deseo del Papa para la Iglesia, también desde la prelatura nos empeñamos por ayudar a los novios y a los matrimonios para que manifiesten la belleza del amor auténtico, y acompañamos a los jóvenes para que descubran su misión en el mundo.

 

Han pasado cinco años desde la elección del Papa Francisco, ¿qué rescata especialmente de este tiempo?

Entre otras tantas cosas, su invitación al anuncio del evangelio a través de lo que alguna vez ha llamado la “santidad de la puerta de al lado”: realizar el propio deber –rezar, trabajar, sacar la casa adelante, atender a la familia, descansar– con la ilusión de que esas tareas, aún en medio de dificultades y sufrimientos, sean camino de encuentro con Dios y de servicio a los demás. La Iglesia es el conjunto de todos los bautizados, cada uno es protagonista de la evangelización. Subrayaría también su insistencia sobre el perdón y la misericordia de Dios, que tuvo un punto álgido en el Jubileo de la Misericordia. Supone un recordatorio constante del amor de Dios por todos los hombres, que percibimos de un modo evidente en el sacramento de la reconciliación. Ningún hombre o mujer, por muchas que hayan sido sus miserias, puede desesperar del perdón de Dios: siempre hay un camino de retorno a Él. Por otro lado, la cercanía del Papa Francisco hacia las personas más vulnerables, apela a todos los cristianos a fomentar esa “cultura del encuentro” tan evangélica.

 

Apenas unos días atrás el Papa invitó a todos los fieles del mundo a rezar contra los ataques del diablo, que busca siempre romper la unidad de la Iglesia, ¿cómo recibió este llamado?

La primera reacción que he tenido es de alegría, porque una invitación del Papa a rezar por una intención suya tan importante anima, nos da ímpetu y esperanza por la fe que tiene el Papa en la oración. Por otra parte nos da pena porque responde a una situación difícil. Es coherente con el tema de la unidad. Todo lo que es contrario a la unidad no viene de Dios, sino del enemigo. También pide a rezar a San Miguel. La unidad es condición de vida, también porque para la Iglesia, no sólo por teología sino también por fe, el Papa es principio visible de unidad; sobre el Papa recae el peso de la unidad y por eso nos pide que le ayudemos con la oración, no sólo ahora sino desde siempre. Cada vez que termina una carta pide: “Reza por mí”. Se ve que no se trata de una frase bonita, piadosa, sino que cree en la oración y pide oración, por eso tenemos todos la obligación “gustosa” de apoyar al Papa con la oración, sobre todo en este momento difícil. Siempre hay que rezar por el Papa, pero cuanto más difícil sean las situaciones, cuanto más riesgo haya contra la unidad, más razón para estar con el Papa y con la unidad de la Iglesia.

 

¿Con este gesto, el Papa pide que antes de angustiarse o indignarse por los problemas es necesario volver a la esencia?

Vincular la figura del Papa con la unidad no sólo es bueno, es esencial. El Papa es principio visible de unidad, de fe y de comunión. Insisto, es motivo de alegría pero también de pena, por las dificultades actuales.

 

Desde hace muchos años el Opus Dei tiene presencia en países como China y Rusia, los mismos que el Papa ha colocado entre sus prioridades. ¿Son todavía países “tabú” para la Iglesia? 

En el caso de Rusia, la presencia de la Iglesia Católica es estimada y conocida por la jerarquía Ortodoxa, y existe un deseo de colaboración fraterna, que se ha acentuado tras el encuentro del Papa con el Patriarca de Moscú en 2016. Hay muchos desafíos espirituales y culturales comunes a católicos y ortodoxos, y en los que los fieles del Opus Dei que viven en Rusia trabajan unidos a los demás cristianos: la promoción de la familia, el respeto de la vida, la ayuda a los necesitados, el impulso a los jóvenes para que no tengan miedo de ir contra corriente, el apoyo a los cristianos perseguidos en varias partes del mundo, etc.

 

Y en el caso de China, ¿Qué derroteros podrían los cristianos transitar en esos lugares?

Por cuanto se refiere a China, los nuevos acuerdos implican necesariamente nuevos retos, como explicaba el Papa. La Iglesia en China desea vivir su fe y proseguir la obra de evangelización y los pocos fieles de la Obra que trabajan en ese gran país desean contribuir como uno más, aprendiendo de los demás católicos, y aportando el mensaje de la santificación de la vida ordinaria.

 

Luego de las crisis mediáticas que debió afrontar Opus Dei años atrás, como la del “Código Da Vinci”, ¿siente que ya se ha explicado suficientemente la naturaleza de la prelatura? 

Me parece que, en buena medida, se trata de percepciones del pasado, bastante comunes cuando surge una nueva realidad en la Iglesia. En el caso del Opus Dei, por ejemplo, ha costado explicar la autonomía de sus miembros que, por ser laicos como la mayoría de fieles de la Iglesia, gozan de la misma libertad en sus decisiones vitales, profesionales, intelectuales, políticas, sin que sus puntos de vista o actuaciones representen a la prelatura, como sucede con los fieles de cualquier otra circunscripción eclesial: diócesis, ordinariatos, etc. A medida que se acerca a sus cien años de vida, hay muchísima gente que ha conocido el Opus Dei de modo directo, no solo por habladurías, y que ha podido hacerse un juicio verdadero de la realidad.

 

¿Aún existe gente que la considere un grupo cerrado y sectario?

Por otro lado, no hay que extrañarse si, de vez en cuando, surgen fenómenos pseudo-literarios o de ficción como el que usted menciona. Creo que a veces no hay otro remedio que responder a estos sucesos con una sonrisa y trabajando pacientemente para que emerja la verdad. La caricatura del Opus Dei estaba tan lejos de la realidad, que era casi cómica. Considerando todo esto con perspectiva de años, puedo decir que tal vez sirvió para acumular experiencia sobre cómo darse a conocer mejor, con una audiencia mucho más amplia de lo habitual. Y en este sentido, doy gracias a Dios por los miles de personas que se han acercado a la Iglesia a través de esta aparente contradicción. Desde la perspectiva de la fe, la crítica y la oposición siempre han estimulado a los cristianos a un mayor espíritu de oración, de humildad y al deseo de compartir con los demás la alegría de una vida según el evangelio.

 

¿Cómo ve el futuro del Opus Dei? 

Mi deseo para el futuro es que, fieles al carisma de san Josemaría, todos en el Opus Dei nos dejemos guiar por el espíritu santo para un renovado impulso evangelizador. Se trata de llevar el calor de Jesucristo a muchos amigos, familiares, colegas, vecinos, conocidos. Lo esencial de este impulso evangelizador no es poner en marcha nuevas actividades o instituciones como las ya existentes, y que son en sí mismas algo muy bueno y positivo, sino fomentar la amistad personal, la apertura a todos y el espíritu de servicio, actitudes profundamente evangélicas que resultan fundamentales para el apostolado cristiano y que, al mismo tiempo, son compatibles con los defectos y debilidades que todos tenemos.

 

¿Qué desafíos advierte en el horizonte?

Los desafíos son muy variados. En los países de minoría cristiana, como Indonesia o Sri Lanka (por mencionar dos de los últimos en que ha iniciado el trabajo estable de la prelatura), es importante mantener la confianza en el señor y tener mucha fe: el compromiso cristiano de los fieles del Opus Dei y en general de los católicos es una pequeña semilla, cuyos frutos crecen poco a poco, con la gracia de Dios. En otros países de tradición cristiana, quizás el principal reto sea vivir el evangelio con alegría y autenticidad, sin mimetizarse con una sociedad que a menudo pone en primer lugar los factores materiales o económicos. Otro desafío evidente, común a toda la Iglesia, es el relevo generacional. Cada año fallecen unos mil fieles de la prelatura, personas que por decirlo de algún modo han culminado su camino: junto al dolor que se vive ante cada una de estas separaciones humanas, son una gran fuerza espiritual y un apoyo para la labor de evangelización de la Iglesia en el mundo.


Deja un comentario

Conferencia de provinciales jesuitas europeos en Barcelona (España)

Publicado: Sábado, 22 Septiembre 2018

El P. Arturo Sosa SJ abre la Asamblea de la Conferencia de provinciales europeos en Barcelona

El Superior General de la Compañía de Jesús, P. Arturo Sosa SJ y el presidente de la Conferencia de Provinciales Europeos, el P. Franck Janin SJ han abierto hoy sábado 22 de septiembre la Asamblea de la Conferencia de Provinciales Europeos, que reúne las tres asistencias de la Compañía de Jesús en Europa y que se celebra en la Casa de Ejercicios San Ignacio de Sarrià, en Barcelona.

El encuentro tiene dos temas de trabajo principales. En primer lugar, las preferencias apostólicas de la Compañía de Jesús a nivel global, un trabajo que está realizando la Compañía para identificar aquellos temas que deben marcar las líneas de los próximos años. Y en segundo lugar, la realidad de los centros de formación de jesuitas en Europa para impulsar la cooperación entre ellos.

En sus intervenciones en la sesión incial de la Asamblea, tanto el P. Arturo Sosa SJ como el P. Franck Janin SJ han recordado la relevancia del proceso en el que está inmerso la Compañía a nivel mundial de definición de las preferencias apostólicas, por lo que han destacado la labor de discernimiento que se va a llevar a cabo estos días, a partir del trabajo que se ha venido realizado ya durante los últimos meses en las provincias, y que ahora los provinciales van a analizar teniendo en cuenta la realidad no sólo de Europa sinó de la Compañía de Jesús en todo el mundo. Este misma fórmula se lleva a cabo en el resto de asistencias del mundo.

El P. General Arturo Sosa ha insistido especialmente en la importancia del momento actual, una idea que había aparecido también en la oración previa al inicio de la Asamblea, con una cita de la Congregación General 36, que clama «ahora es el tiempo» ante los retos que debemos que afrontar.

A todas estas cuestiones dedicarán los participantes tres días de trabajo, desde hoy hasta el próximo lunes. Además el encuentro se aprovecha también para realizar las reuniones de cada una de las asistencias. La de Europa Meridional tuvo lugar el viernes previo a la Asamblea, mientras que el resto de Asistencias se reunirán el próximo miércoles. Participan en este encuentro 32 jesuitas, entre provinciales, algunos representantes de las províncias más numerosas, el P. General y sus asistentes para Europa. El dia previo al inicio de la Asamblea, ayer viernes, el P. Provincial Antonio España, dio la bienvenida a todos los participantes y presentó la Provincia.

Ver fotos del encuentro en este enlace: Álbum de fotos JCEP Assembly – Barcelona 2018


Deja un comentario

Cuarto centenario de Diego de Pantoja. Simposio en Pekin.

Año Diego de Pantoja: Reflexiones sobre la historia de los intercambios culturales entre China y España

En este 2018 en el que además del 45 aniversario de las Relaciones entre España y China se celebra también el  IV centenario del fallecimiento de Diego de Pantoja, ante todo un intelectual e impulsor de las relaciones entre China, España y el mundo de habla hispana, no podía faltar un evento en el que se encontraran académicos, investigadores y otros especialistas en temas relacionados, con el fin de reivindicar el legado de este ilustre y desconocido español que fue el primero en acceder a la Ciudad Prohibida ya en el año 1601.
Por ello, el Instituto Cervantes de Pekín, la Embajada de España en la R.P. de China y la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín, junto con el apoyo de numerosas instituciones chinas, españolas e iberoamericanas organizan un simposio que reunirá en la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín a los principales expertos de China, España e Hispanoamérica en la Historia de nuestras Relaciones Internacionales.
El simposio contará con un total de 7 paneles mediante los cuales estos  académicos, investigadores y especialistas harán recorrido, constancia y reflexión sobre el pasado, presente y futuro de las relaciones entre China, España e Iberoamérica. Cada panel estará compuesto tanto por especialistas chinos e hispanohablantes. Para finalizar el simposio, los moderadores de cada panel plantearán las conclusiones de cada una de sus mesas.
Pueden ampliar información sobre el programa, los contenidos de cada panel y los participantes en el enlace a nuestra página web que aparece más abajo, al final de esta página.

DENTRO DE


Deja un comentario

Audiencia del Papa a la comunidad internacional Emanuel.

El Papa a la Comunidad Emanuel: Muestren al mundo la Misericordia de Dios

Sabado 7 Abr 2018 | 10:25 am

Ciudad del Vaticano (AICA):

En la mañana de hoy, sábado 7 de abril, el papa Francisco recibió en la Sala Clementina del Palacio Apostólico, a los miembros de la Comunidad Emanuel, con motivo de su encuentro anual que este año tiene lugar en Roma. En su discurso, el Santo Padre animó a los miembros de esta Comunidad católica Internacional que reúne en su seno laicos, consagrados y sacerdotes.

“Esta peregrinación –afirmó el pontífice– es el signo de la plena participación de la Comunidad de Emanuel a la comunión de toda la Iglesia católica. Es también una ocasión para agradecerles por su fidelidad y cercanía al Sucesor de Pedro, para manifestarles mi aprecio por su compromiso misionero presente en todos los continentes y para animarlos a perseverar en el futuro”.

“Este futuro -agregó el Papa- está marcado por el reciente reconocimiento de la Asociación clerical de la Comunidad del Emanuel, el pasado 15 de agosto, estructura considerada oportuna a causa de las numerosas vocaciones suscitadas por el carisma del Emanuel y para una mayor fecundidad de la evangelización”.

El pontífice destacó que “lejos de aislar a los sacerdotes de los otros miembros de la comunidad, laicos o religiosos, espero que ese reconocimiento, por el contrario, vivifique la hermosa comunión entre los estados de vida de los que hacéis experiencia desde hace más de 40 años en la complementariedad de las diferentes vocaciones.

Francisco recordó seguidamente que “el carisma de la Comunidad del Emanuel está inscrito en su nombre: Emanuel, Dios con nosotros” y añadió: “Los aliento a que hagan descubrir a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, dondequiera que el Espíritu los envíe, la Misericordia de Dios que nos amó hasta el punto de habitar entre nosotros. Ojalá, que allí donde esté presente su Comunidad, se manifieste la Misericordia del Padre”.

Por último, el Santo Padre los exhortó “a permanecer enraizados en Cristo a través de una vida interior sólida y confiando en el Espíritu Santo, que sale en ayuda de nuestra fragilidad y nos sana de todo lo que debilita nuestro compromiso misionero; a atesorar en el corazón este ardiente deseo de transmitir la alegría del Evangelio a quienes no lo conocen o lo han perdido; a ser protagonistas de la “Iglesia en salida” que está en la cima de mis deseos. +