Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Papa Francisco: catequesis sobre la oración de petición.

Francisco: la oración te saca adelante en la esperanza

En la Audiencia general, invitó a los fieles a rezar por la anual Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que comienza hoy
AFP

Francisco: la oración te saca adelante en la esperanza

56
0
Pubblicato il 18/01/2017
Ultima modifica il 18/01/2017 alle ore 15:17
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO
La oración te saca adelante en la esperanza, incluso cuando las cosas se obscurecen. Lo dijo el Papa durante la Audiencia general en el Aula Pablo VI, prosiguiendo con el ciclo de catequesis sobre la esperanza cristiana. Con demasiada facilidad, «despreciamos el dirigirnos a Dios en la necesidad, como si fuera solo una oración interesada, y por ello imperfecta», indicó Francisco. Además, el Pontífice invitó a los fieles a rezar por la anual Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que comienza hoy.«En la Sagrada Escritura, entre los profetas de Israel —recordó Francisco—, resalta una figura un poco anómala, un profeta que trata de escaparse de la llamada del Señor rechazando en ponerse al servicio del plan divino de salvación. Se trata del profeta Jonás, de quien se narra la historia en un pequeño libro de sólo cuatro capítulos, una especie de parábola que contiene una gran enseñanza, aquella de la misericordia de Dios que perdona. Jonás es un profeta “en salida” (pero también un profeta en fuga), es un profeta en salida que Dios invita ir “a las periferias”, a Nínive, para convertir a los habitantes de aquella gran ciudad. Pero Nínive, para un israelita como Jonás, representa una realidad peligrosa, el enemigo que ponía en peligro a la misma Jerusalén, y por lo tanto de destruir, no cierto para salvar. Por eso, cuando Dios envía a Jonás a predicar en aquella ciudad, el profeta, que conoce la bondad del Señor y su deseo de perdonar, trata de escapar de su misión y huye. Durante su fuga, el profeta entra en contacto con algunos paganos, los marineros del navío en el cual se había embarcado para alejarse de Dios y de su misión. Y huye lejos, porque Nínive estaba en la zona de Irak y él huye a España, huye en serio. Y es justamente el comportamiento de estos hombres, como después será el de los habitantes de Nínive, que nos permite hoy reflexionar un poco sobre la esperanza que, ante el peligro y la muerte, se expresa en oración. De hecho, durante la travesía en el mar, se desata una fuerte tormenta, y Jonás baja a la bodega del barco y se queda dormido. Los marineros en cambio, viéndose perdidos, “invocaron cada uno a su dios”, eran paganos. El capitán de la nave despertó a Jonás diciéndole: “¿Qué haces aquí dormido? Levántate e invoca a tu dios. Tal vez ese dios se acuerde de nosotros, para que no perezcamos”. La reacción de estos “paganos” es la justa reacción ante la muerte, ante el peligro; porque es entonces que el hombre tiene la completa experiencia de la propia fragilidad y de la necesidad de salvación. El instintivo horror de morir revela la necesidad de esperar en el Dios de la vida».

Con demasiada facilidad, indicó el Papa, «despreciamos el dirigirnos a Dios en la necesidad como si fuera solo una oración interesada, y por ello imperfecta. Pero Dios conoce nuestra debilidad, sabe que nos recordamos de Él para pedir ayuda, y con la sonrisa indulgente de un padre, Dios responde afectuosamente».

En la narración bíblica, cuando Jonás, «reconociendo sus propias responsabilidades, se hace arrojar al mar para salvar a sus compañeros de viaje, la tempestad se calma», y la esperanza que había llevado a los marineros a rezar para no morir, «se revela aún más potente y obra en una realidad que va más allá de cuanto ellos esperaban: no solo no perecen en la tempestad, sino se abren al reconocimiento del verdadero y único Señor del cielo y de la tierra». También los habitantes de Nínive, después, «ante la perspectiva de ser destruidos, oraran, impulsados por la esperanza en el perdón de Dios», y también para ellos «haber enfrentado la muerte y haber salido vivos los ha llevado a la verdad».

De esta manera, concluyó el Papa, «bajo la misericordia divina, y todavía más a la luz del misterio pascual, la muerte puede convertirse, como ha sido para San Francisco de Asís, en “nuestra hermana muerte” y representar, para todo hombre y para cada uno de nosotros, la sorprendente ocasión para conocer la esperanza y encontrar al Señor. Que el Señor nos haga entender esto, la relación entre oración y esperanza. La oración te lleva adelante en la esperanza y cuando las cosas se vuelven oscuras, más oración. Y habrá más esperanza».

Al final de la Audiencia, el Papa recordó que hoy «comienza la anual Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. También la esperanza de la unidad se expresa en la oración. Y esta esperanza no desilusiona, como demuestran todos los pasos que se han dado en el último siglo hacia la plena unidad de los cristianos. Desde hoy hasta el 25 de enero, reforcemos nuestra concorde oración por esta intención».


Deja un comentario

El ejemplo de los magos en Belén. Comentario

“Quien busca a Dios va a la periferia como mendicante para encontrarlo”

Durante la Misa de la Epifanía, Francisco habló sobre la actitud de los Magos: pudieron adorar porque tuvieron el valor de caminar y de postrarse frente al pequeño, al pobre, al indefenso
LAPRESSE

La adoración de los Reyes Magos

298
0
Pubblicato il 06/01/2017
Ultima modifica il 06/01/2017 alle ore 10:05
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO
Herodes no pudo adorar al Niño Jesús, porque «buscaba que lo adorasen» a él. En cambio, los Magos, hombres que sentían la nostalgia de Dios, vieron la estrella «porque se habían puesto en camino. Tenían el corazón abierto al horizonte y lograron ver lo que el cielo les mostraba porque había en ellos una inquietud que los empujaba: estaban abiertos a una novedad». Fue lo que dijo Francisco en la misa de la Epifanía, celebrada en San Pedro, y también describió cuál fue la diferencia en la actitud de los Magos frente a los que estaban cerrados a las novedades de Dios.

«Estos hombres —dijo el Papa— vieron una estrella que los puso en movimiento. El descubrimiento de algo inusual que sucedió en el cielo logró desencadenar un sinfín de acontecimientos. No era una estrella que brilló de manera exclusiva para ellos, ni tampoco tenían un ADN especial para descubrirla. Como bien supo decir un padre de la Iglesia, los magos no se pusieron en camino porque hubieran visto la estrella, sino que vieron la estrella porque se habían puesto en camino». Así, los Magos «expresan el retrato del hombre creyente, del hombre que tiene nostalgia de Dios; del que añora su casa, la patria celeste. Reflejan la imagen de todos los hombres que en su vida no han dejado que se les anestesie el corazón».

La «santa nostalgia de Dios», añadió Bergoglio, «nos permite tener los ojos abiertos frente a todos los intentos reductivos y empobrecedores de la vida. La santa nostalgia de Dios es la memoria creyente que se rebela frente a tantos profetas de desventura. Esa nostalgia es la que mantiene viva la esperanza de la comunidad creyente». Una nostalgia que «nos saca de nuestros encierros deterministas, esos que nos llevan a pensar que nada puede cambiar. La nostalgia de Dios es la actitud que rompe aburridos conformismos e impulsa a comprometernos por ese cambio que anhelamos y necesitamos».

«El creyente “nostalgioso” —explicó el Pontífice— busca a Dios, empujado por su fe, en los lugares más recónditos de la historia, porque sabe en su corazón que allí lo espera su Señor. Va a la periferia, a la frontera, a los sitios no evangelizados para poder encontrarse con su Señor; y lejos de hacerlo con una postura de superioridad lo hace como un mendicante que no puede ignorar los ojos de aquel para el cual la Buena Nueva es todavía un terreno a explorar».

Como actitud opuesta, hizo notar el Papa, en el palacio de Herodes, que estaba muy cerca de Belén, «no se habían percatado de lo que estaba sucediendo». Herodes dormía «bajo la anestesia de una conciencia cauterizada. Y quedó desconcertado. Tuvo miedo. Es el desconcierto que, frente a la novedad que revoluciona la historia, se encierra en sí mismo, en sus logros, en sus saberes, en sus éxitos. El desconcierto de quien está sentado sobre su riqueza sin lograr ver más allá. Un desconcierto que brota del corazón de quién quiere controlar todo y a todos. Es el desconcierto —dijo Bergoglio— del que está inmerso en la cultura del ganar cueste lo que cueste; en esa cultura que sólo tiene espacio para los «vencedores» y al precio que sea. Un desconcierto que nace del miedo y del temor ante lo que nos cuestiona y pone en riesgo nuestras seguridades y verdades, nuestras formas de aferrarnos al mundo y a la vida».

Los Magos, para adorar, fueron al lugar propio de un rey: el palacio de Herodes. «Es signo de poder, de éxito, de vida lograda. Y es de esperar que el rey sea venerado, temido y adulado, sí; pero no necesariamente amado. Esos son los esquemas mundanos, los pequeños ídolos a los que le rendimos culto: el culto al poder, a la apariencia y a la superioridad. Ídolos que solo prometen tristeza y esclavitud».

Pero justamente allí, en ese palacio, observó Francisco, comenzó el camino más difícil: descubrir que lo que buscaban «se encontraba en otro lugar, no sólo geográfico sino existencial. Allí no veían la estrella que los conducía a descubrir un Dios que quiere ser amado, y eso sólo es posible bajo el signo de la libertad y no de la tiranía; descubrir que la mirada de este Rey desconocido (pero deseado) no humilla, no esclaviza, no encierra. Descubrir que la mirada de Dios levanta, perdona, sana. Descubrir que Dios ha querido nacer allí donde no lo esperamos, donde quizá no lo queremos. O donde tantas veces lo negamos. Descubrir que en la mirada de Dios hay espacio para los heridos, los cansados, los maltratados y abandonados: que su fuerza y su poder se llama misericordia».

«Herodes —concluyó— no puede adorar porque no quiso y no pudo cambiar su mirada. No quiso dejar de rendirse culto a sí mismo creyendo que todo comenzaba y terminaba con él. No pudo adorar porque buscaba que lo adorasen. Los sacerdotes tampoco pudieron adorar porque sabían mucho, conocían las profecías, pero no estaban dispuestos ni a caminar ni a cambiar». Los Magos, por el contrario, «sintieron nostalgia, no querían más de lo mismo. Estaban acostumbrados, habituados y cansados de los Herodes de su tiempo. Pero allí, en Belén, había promesa de novedad, había promesa de gratuidad. Allí estaba sucediendo algo nuevo. Los magos pudieron adorar porque se animaron a caminar y postrándose ante el pequeño, postrándose ante el pobre, postrándose ante el indefenso, postrándose ante el extraño y desconocido Niño de Belén descubrieron la Gloria de Dios».


Deja un comentario

Pakistásn, la ley de la blasfemia. Informe

Paquistán; joven cristiano arrestado por “blasfemia digital”

Es suficiente un «me gusta» en las redes sociales como Facebook o WhatsApp para que nazca la acusación de vilipendiar el islam; aldeas enteras corren peligro por las represalias
– –

En Paquistán un joven fue denunciado por haber compartido una foto de la Khana-e-Kaba, el edificio que se encuentra en el centro de la mezquita de La Meca, lugar sacro para el islam.

Un «me gusta» en Facebook puede llevarte a la cárcel o incluso costarte la vida. En Paquistán, el adolescente cristiano Nabeel Masih, de 16 años, acabó en las redes de la controvertida ley de la blasfemia; fue denunciado por algunos coetáneos por haber compartido una foto de la Khana-e-Kaba, el edificio que se encuentra en el centro e la mezquita de La Meca, lugar sacro para el islam.

El caso tuvo lugar en una aldea cerca de Bhai Pheru, en el distrito de Kasur, en la provincia de Punjab. Los acusadores invocaron el artículo 295a del Código de procedimientos penales, que castiga el vilipendio del islam. Nabeel fue arrestado.

Según refirió a Vatica Insider la abogada cristiana Aneeqa Maria Anthony, encargada de la ong «The Voice» y que se dirigió inmediatamente al lugar de los hechos, los cristianos del distrito temen ahora una de esas represalias de masa que han caracterizado los casos de presunta blasfemia en el pasado. En la aldea viven alrededor de 30 familias cristianas que podrían volverse blanco fácil de un «castigo colectivo».

Según la policía local, explicó la abogada Anthony, «fue necesario registrar una denuncia contra Nabeel justamente para evitar explosiones de justicia sumaria y para tutelar la vida del joven». La policía de la zona está en alerta.

Nabeel es huérfano de madre, y su padre, humilde obrero, saca adelanta una familia de 6 hijos. «Son personas que no tienen los medios para obtener ningún tipo de ayuda legal», indicó Anthony. Según los familiares y algunos conocidos, Nabeel es un chico «inteligente y razonable, que nunca se permitiría herir los sentimientos ajenos. La que le jugaron sus coetáneos es, claramente, una muy mala pasada».

Se trata del enésimo caso de «blasfemia digital» en Paquistán. De hecho están aumentando las denuncias de blasfemia que aluden al supuesto vilipendio del islam cometido en las redes sociales o en internet. Entre los casos recientes, el cristiano James Nadeem fue arrestado por un mensaje blasfemo enviado vía WhatsApp en el distrito de Gujrat, también en el Punjab. En otro caso, el cristiano Usman Masih fue acusado de blasfemia porque habría enviado un mensaje ofensivo en el servicio de mensajería de Facebook.

El obispo católico Samson Shukardin, que guía la diócesis de
Hyderabad, también es un conocido abogado (y en el pasado defendió casos en los tribunales como parte de su compromiso en la Comisión Justicia y Paz). Indicó a Vatican Insider que estos «son casos muy delicados y es verdaderamente difícil obtener justicia».

«El guión es siempre el mismo: un creyente acusado, y la acusación sempre debe ser demostrada, pero después es la comunidad la que corre el peligro de un castigo colectivo», explicó a la agencia vaticana Fines don Emmanuel Parvez, quien, en la diócesis de Faisalabad, en Punjab, trata de prevenir estos casos.

Lo que alarma es principalmente el abuso de la ley de la blasfemia, esgrimida como pretexto para resolver a menudo controversias privadas que no tienen nada que ver con la religión.

Después de las presiones de las Iglesias y de numerosas organizaciones de la sociedad civil, las instituciones paquistaníes han decidido examinar el empleo inadecuado de la ley de la blasfemia. EN las últimas semanas, de hecho, la Comisión para los Derechos Humanos del Senado en Paquistán anunció que quiere poner en marcha una serie de encuentros para discutir sobre la cuestión con expertos juristas, estudiosos de religión y de otros órganos competentes, como el Consejo de la Ideología Islámica.

La Comisión especificó que no pretende pedir ningún cambio a la ley, sino garantizar la justa aplicación de la ley, puesto que demasiadas personas inocentes, ciudadanos de Paquistán de todas las religiones, han sufrido debido un uso inadecuado de la misma.

Entre los casos más conocidos está el de Asia Bibi, cristiana condenada a muerte, cuyo caso será examinado y discutido en el próximo mes de octubre ante la Suprema Corte de Paquistán, tercer y último grado de juicio.

El país, en donde viven unos 4 millones de cristianos y otros tantos hindúes, tiene una de las leyes contra la blasfemia más duras entre los países de mayoría islámica, que incluye una vasta gama de acciones o comentarios que pueden ser interpretados como «difamación del islam».

La ley, introducida en 1986 por el dictador Mohammed Zía-ul-Haq sin ninguna consulta parlamentaria, prevé la cadena perpetua e incluso la pena de muerte.

Según los datos de la Comisión Justicia y Paz de los obispos paquistaníes, 200 cristianos, 633 musulmanes, 494 ajmadíes y 21 hindúes (más de 1300 casos en total) han sido denunciados por blasfemia desde 1987 hasta 2013. En 2014 las denuncias registradas fueron 1400, mientras que en los últimos 30 años 70 acusados de blasfemia fueron ejecutados extrajudicialmente.


Deja un comentario

La llamada de las mezquitas fue decisiva para el fracaso del golpe militar en Turquía.

TURQUIA – El analista Oktem: la llamada de las mezquitas a favor del gobierno decisiva para hacer fracasar el Golpe

lunes, 18 julio 2016islam  
Veratour.it

Estambul (Agencia Fides) – Cuando en Turquía se extendió la noticia del intento de golpe, la Dirección Nacional de Asuntos Religiosos ordenó que los imanes de las mezquitas lanzasen inmediatamente la “Salah” por los altavoces, la oración ritual islámica, para expresar apoyo al gobierno y a las autoridades estatales. Esta intervención, decisiva para mostrar el apoyo popular al gobierno y hacer fracasar el golpe de estado, “no tiene precedentes en la historia reciente de Turquía, pero se puede ver algo similar si se retrocede a los tiempos del imperio otomano, cuando el sultán llamaba a las mezquitas a organizar el apoyo popular contra las rebeliones de los jenízaros, que eran su guardia personal”.
Esta pintoresco comparación histórica es mencionada por el analista geopolítico Emre Oktem, profesor de derecho internacional en la Galatasaray University de Estambul. “Dada la importancia crucial de aquella elección” se atreve a hipotizar el analista turco “se puede imaginar que quienes han ordenado esa acción tenían presente esta experiencia histórica y lejana y han querido actualizarla”.


Deja un comentario

Opinión de un teólogo musulmán sobre la violencia de los islamistas.

Mokrani: «En Nizza, una lógica satánica, pero el EI está perdiendo»

Según el teólogo musulmán estamos frente a un fenómeno criminal que aprovecha una falsa fachada religiosa. Pero el EI está perdiendo terreno y trata de provocar panico y miedo con todos los medios posibles. En Irak y en Siria, el terrorismo actúa en el absoluto vacío político. No debemos caer en la trampa de la venganza, es necesario permanecer en la lógica de Dios, en nuestra humanidad
– –

Flores en el lugar del atentado en Niza

15/07/2016
FRANCESCO PELOSO
CIUDAD DEL VATICANO
Le pedimos al profesor Adnane Mokrani una primera evaluación sobre el atentado de Niza y sobre sus implicaciones. Mokrani es un teólogo musulmán, enseña estudios islámicos en el Pontificio Instituto de Estudios Árabes y de Islamística en la Pontificia Universidad Gregoriana. Además, es presidente del Cipax, el Centro Interconfesional por la Paz.Profesor Mokrani, ¿qué relación hay entre el tremendo atentado en Niza y el fenómeno complejo que llamamos fundamentalismo?

Estamos frente a un fenómeno de criminalidad, de terror sin precedentes. Para una persona normal, para un ser humano, es difícil comprender esta lógica, desviada, satánica, esta voluntad de matar ciegamente a gente inocente con el objetivo de hacer daño. Es difícil, diría, comprender también la lógica política porque no es un proyecto político, no puede serlo puesto que siembra odio, rabia, venganza. Por lo tanto, creo que el EI está perdiendo terreno, y será arrancado completamente de Siria y de Irak. Y, por este motivo, está buscando con todos los medios de los que dispone de hacer ruido, de golpear con mayor violencia cada vez para demostrar su existencia, quiere hacer creer que sobrevive a los golpes militares que ha recibido, pero, como sea, no es un proyecto político, porque no hay una lógica humana detrás de él.

Hace algunos días, Papa Francisco pidió reforzar las negociaciones de paz en Siria: ¿usted cree que un fuerte compromiso diplomático del Occidente para negociaciones que puedan acabar con los conflictos en Siria y en Irak podría representar una ayuda decisiva para acabar con el terrorismo?

Seguramente el terrorismo está jugando en el absoluto vacío político, en el sentido de que la fragilidad de los regímenes en Siria y en Irak ha abierto la puerta a este fenómeno. Así que una negociación seria en Siria, pero también en Irak, con todos los elementos de la sociedad, es útil. Es necesario que todos los partidos se pongan juntos a encontrar una solución política y negociada. También las fuerzas regionales e internacionales tienen el deber de contribuir a un proyecto político que acabe con esta masacre en Siria y en Irak. Hay que construir un gobierno nacional estable en Siria y un gobierno más fuerte en Irak de cohesión nacional: estos puntos son necesarios para eliminar el terrorismo.

Hemos visto que estos jóvenes alentadores a menudo son europeos, tanto magrebíes como de otras regiones. ¿Cómo influye la religión en los individuos que deciden sacrificarse de esta manera tan atroz?

Este fenómeno exige el trabajo de un grupo de expertos en psicología y sociología, para estudiar el perfil concreto de estos jóvenes enloquecidos. Por lo que he visto en Francis y en Bélgica, son jóvenes que provienen de una cierta fragilidad social, jóvenes delincuentes, que a menudo han pasado por la cárcel. Y la delincuencia banal, criminal, se transforma en delincuencia terrorista. Entonces se debe hacer un trabajo serio en las cárceles. Hay que seguir a estas personas también cuando salen de la prisión; no tengo ninguna respuesta definitiva a este problema, porque es un fenómeno complejo y se debe hacer un trabajo de grupo que incluya diferentes aspectos culturales, sociales y psicológicos.

Atentados como el de Niza parecen más fuertes que el diálogo entre las grandes religiones del Mediterráneo, parecen hacer pedazos el trabajo de quienes construyen puentes. ¿Cuál es ahora la función del dialogo interreligioso frente al terrorismo?

En mi opinión, la misión del diálogo hoy es la de responder humana y espiritualmente al dolor, y no con el estómago y las emociones. Si estos terroristas quieren crear un clima de pánico, de miedo, de desconsuelo, si quieren separar, dividir, nosotros tenemos que salir de esta lógica satánica y permanecer en la lógica de Dios. Y esta es justamente la sabiduría del diálogo: no olvidemos nuestra humanidad, porque el peligro es el de entrar en una lógica negativa, destructiva, y no debemos caer en esta trampa. No hay que olvidar que en Irak, hace pocos días, durante los últimos días del Ramadán, hubo una masacre de niños en el mercado, en la que fallecieron 200 personas. Al final del Ramadán, las familias van al mercado a comprarles ropa a los niños, y también al final del Ramadán hubo otro atentado, otra masacre, frente a la tumba del profeta Mahoma en Medina. Y entonces se ve claramente que ya no existe el sentido de lo sacro.

¿Estamos frente a una extraña mezcla de religión que se convierte en ideología y que ya no respeta ni siquiera los aspectos fundamentales de la fe?

Sí, es una ideología criminal que usa una fachada religiosa obviamente falsa.

Hoy en Túnez, gracias a la iniciativa de la asociación Gariwo, en colaboración con el ministerio del Exterior italiano, se inaugura el primer Jardín de los Justos en el mundo árabe, dentro de la Embajada italiana, en el que se recuerda a los musulmanes caídos en contra del terrorismo, de los regímenes autoritarios y que defendieron a los hebreos en el segundo conflicto mundial. ¿Es la prueba de que existe una inmensidad, en el mundo árabe y musulmán, completamente diferente de lo que vemos? ¿Es un testimonio que puede dar esperanza a pesar del momento dramático que vivimos?

Seguramente, seguramente. Nuestra fe en la bondad humana debe permanecer y encuentra algunos puntos luminosos en nuestra memoria y en nuestro presente, para construir un futuro de paz, de humanidad y de solidaridad.


Deja un comentario

Fátima cumplirá su primer centenario al año próximo.

Miles de peregrinos pidieron a la Virgen de Fátima por los refugiados

Sabado 14 May 2016 | 09:56 am

Fátima (Portugal) (AICA):

Miles de peregrinos rezaron este viernes por los refugiados en el santuario de Nuestra Señora de Fátima, en la localidad portuguesa del mismo nombre, a donde el papa Francisco acudirá el año próximo para conmemorar el centenario de las apariciones de la Virgen.

El patriarca de Lisboa, cardenal de Manuel Clemente, pidió a los peregrinos a rezar “por las personas sanas y enfermas, solas o sin trabajo, víctimas y refugiados”.

El Papa anunció el año pasado que deseaba participar en la próxima gran peregrinación anual a Fátima, localidad situada 130 kilómetro de Lisboa.

La historia revelada
Los hermanos Jacinta y Francisco Marto, dos jóvenes portugueses que junto a su prima Lucía Dos Santos vieron a la Virgen el 13 de mayo de 1917 en Cova da Iría, cerca del pueblo de Fátima, en el centro de Portugal.

La Virgen María apareció otras cinco veces a lo largo del año 1917 ante estos chicos pastores y les reveló tres “secretos” que tenían relación con la crisis de la fe cristiana y de la Iglesia en el siglo XX.

Los tres niños vieron sobre la cueva la imagen brillante de la Madre de Jesús, quien les ordenó que regresaran cada día 13 durante los seis meses posteriores.

Los denominados “secretos” de Fátima les fueron revelados durantes las apariciones de la Virgen del 13 de junio, 13 de julio y 13 de octubre de 1917. El primero hablaba de la paz, el segundo sobre la conversión de Rusia y el tercero, que debía ser divulgado en 1960, fue guardado durante cuatro décadas más, hasta que lo reveló Juan Pablo II.

“Ustedes han visto el infierno donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlos, Dios desea establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón”, rezaba el primer secreto.

El segundo, revelado en 1942, decía que “la Primera Guerra mundial terminará pronto. Sin embargo -advertía-, si la humanidad no deja de ofender a Dios, otra guerra peor surgirá. Yo vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión de reparación de los primeros sábados”.

El tercer secreto alude al camino de los Papas –entre ellos el atentado que sufrió Juan Pablo II en 1981- y de la Iglesia y convoca a la penitencia.

Tanto Francisco como Jacinta murieron pocos años después, en 1919 y 1920 respectivamente, ambos aquejados de enfermedades pulmonares. Fueron beatificados el 13 de mayo de 2000, en una celebración eucarística que presidió Juan Pablo II en el santuario de Fátima.

En tanto, Lucía ingresó, con el nombre de Lucía de Jesús, en 1946 al convento de clausura del Carmelo de Santa Teresa de Coimbra, donde murió en 13 de febrero de 2004 a los 97 años de edad.+


Deja un comentario

La resurrección de Jesús y nuestra resurrección. Comentario.

Resurrección de Jesús / Faustino Vilabrille

jesus-appears-to-the-disciples-after-resurrection

Morir para quedar muerto contradice la aspiración más
profunda del ser humano: vivir para siempre.
Pitágoras (siglo VI-V a. de C.): “Lo que empieza no termina nunca,
 es para siempre, tan solo cambia”.

 Jesús resucitado ya no pertenece a la historia humana con sus limitaciones, sufrimientos, impotencias, frustraciones… La resurrección trasciende esta vida, inicia otra existencia que es de plenitud, que colma todos los anhelos que nos podamos imaginar y mucho más.

 La resurrección de Jesús se sitúa más allá de la historia, no pertenece a este mundo. Es metahistórica. A Jesús nadie de este mundo pudo verle resucitar, porque la resurrección pertenece a otra dimensión más allá de esta vida. Esto no es comprobable por los sentidos ni por la razón, sino solo aceptable por la fe en Jesús mismo. Lo más que alcanzamos a comprender es que responde a nuestros anhelos más profundos de vivir para siempre y en plenitud, y no de morir para quedar muertos. Jesús se esforzó una y otra vez en convencer a los discípulos de que estaba vivo de nuevo, de que no había muerto para quedar muerto. Este hecho cambió el rumbo de la historia de la humanidad.

 Los evangelistas cuentan de muchas maneras la experiencia de haber tratado con Jesús resucitado, pero todos coinciden en afirmar lo mismo: Jesús ha resucitado. Fueron muy honestos en sus narraciones, pues a pesar del absoluto machismo imperante, recogen las apariciones a María Magdalena y a otras mujeres como las primeras que hizo Jesús, e incluso recogen cómo les manda a ellas ir a anunciar a los discípulos que ha resucitado. A partir del hecho de la resurrección de Jesús, todos los apóstoles y discípulos empiezan a llamarle Señor. Y estaban tan convencidos de ello que dieron su vida por esta causa. La resurrección de Jesús fue lo primero que empezaron a enseñar y a atestiguar, porque se dieron cuenta de que era el hecho cumbre y más importante de su vida, para El y para nosotros.

 Si no fuera así, ¿quién compensaría a tantos seres humanos y tantos seres vivos, que son víctimas de una muerte injusta, prematura y totalmente indigna, por el hambre, la sed, las guerras, la emigración, la violencia, los abusos, el terrorismo, las torturas, la injusticia, como le pasó al propio Jesús? Nosotros ya nada podemos hacer para repararles un daño tan grande. Por eso, morir para quedar muertos es inadmisible, insoportable, absurdo. La aspiración de todo ser vivo es vivir para siempre y ser feliz: la respuesta a esta aspiración es Jesús resucitado, y no solo para los seres humanos, sino también para toda la creación: todo ser vivo quiere vivir. El gran Pitágoras ya lo intuyó: “lo que empieza es para siempre, lo que empieza no termina nunca, tan solo cambia”.Sin duda tiene que haber y va a haber plenitud para todos y para todo. La vida es la aspiración universal de todo ser viviente. Lo contrario es contradictorio, absurdo,  horroroso: tener tanta ansia de vivir para quedar muerto, muerto para siempre. No cabe en la cabeza.

 A la luz de la resurrección, todo lo que mata, destruye, hace sufrir, daña, perjudica, es indigno; y ya solo es digno aquello que potencia y facilita la vida, la felicidad, la alegría, la igualdad, la justicia, la esperanza, la fraternidad, el amor, para todos y para todo. Esto anticipa un poco la resurrección, y nos hace dignos de poseerla un día en su plenitud. Es posible construir un mundo nuevo, con vida digna para todos y para todo ser viviente: luchemos por él.

P. Faustino Vilabrille Linares