Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Túnez: a prisión por romper el ayuno en Ramadán.

Túnez: Quinto hombre condenado a prisión por romper el ayuno durante el Ramadán

Manifestación en Túnez por el derecho a comer o fumar en público durante el Ramadan. 11 de junio de 2017. SOFIENNE HAMDAOUI/AFP/Getty Images

13 de junio de 2017

La declaración de culpabilidad de cinco personas por el cargo de “escándalo público” tras fumar un cigarrillo o comer en público durante el mes del Ramadán es una clara violación de las libertades individuales en Túnez, ha afirmado Amnistía Internacional.

En el caso más reciente, un hombre ha sido condenado a un mes de cárcel por “escándalo público” en la localidad de Bizerte, en el noroeste de Túnez, por fumar frente a un tribunal el 12 de junio. La víspera, decenas de manifestantes salieron a la calle en Túnez para exigir el derecho a no ayunar durante el Ramadán. Este es el quinto hombre condenado este mes a prisión por el mismo tribunal por romper el ayuno durante el Ramadán. Otros cuatro hombres fueron condenados a un mes de cárcel por comer en público el 1 de junio.

 

“Encarcelar a una persona por fumar un cigarrillo o comer en público es una violación absurda de las libertades individuales de la persona. Incumplir las costumbres religiosas y sociales no es un delito”, ha declarado Heba Morayef, directora de Investigación de Amnistía Internacional para el Norte de África.

“Las autoridades tunecinas no deben permitir que se utilicen unos cargos de redacción imprecisa para imponer duras condenas por motivos espurios. Todas las personas deben tener derecho a seguir sus propias creencias en materia de religión y moral.”

No existe ninguna ley en Túnez que exija a las personas hacer ayuno o que les impida comer en público durante el Ramadán. La insistencia del tribunal en aplicar artículos del Código Penal pertenecientes al apartado de “ofensas a la moral” para limitar las libertades individuales es incompatible con el progreso de Túnez en el respeto a los derechos humanos.

El derecho internacional de los derechos humanos y la Constitución de Túnez garantizan la libertad de conciencia y la libertad de religión. El artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que protege el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión, también protege el derecho a no profesar ni practicar ninguna religión o creencia.

Anuncios


Deja un comentario

Las apariciones de Medjugorje no son auténticas, según el obispo de Mostar.

El obispo de Mostar: “Las apariciones de Medjugorje no son auténticas”

Monseñor Peric publicó un largo artículo repitiendo algunos argumentos en contra de la autenticidad del fenómeno a pocos días de la llegada del enviado del Papa que debe ocuparse de los peregrinajes

Fieles en Medjugorje

122
0
Pubblicato il 28/02/2017
Ultima modifica il 28/02/2017 alle ore 17:44
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

El artículo que publicó hace dos días el obispo de Mostar, bajo cuya jurisdicción se encuentra por el momento Medjugorje, es muy significativo, comenzando por el título. «Las “apariciones” de los primeros siete días en Medjugorje» es una acusación con la que monseñor Ratko Peric, desde siempre en contra de cualquier credibilidad del fenómeno, trata de desmantelar las «apariciones» justamente en su primera fase, utilizando material ya conocido y publicado desde hace muchos años. Esa fase en la que la comisión creada por Benedicto XVI y guiada por el cardenal Camillo Ruini reconoció, por el contrario, elementos sobrenaturales. La relación entregada a Francisco en 2014 y fruto del trabajo de cuatro años, sugería al Pontífice que procediera solamente con el reconocimiento del fenómeno de las primeras semanas.

 

Pero lo que más sorprende es la coincidencia temporal. Monseñor Peric publicó el artículo a poco tiempo de la llegada del enviado especial del Papa, el arzobispo de Varsovia-Praga Henryk Hoser, encargado de «adquirir conocimientos más profundos sobre la situación pastoral de aquella realidad y, sobre todo, sobre las exigencias de los fieles que allí llegan en peregrinaje y, con base en ellas, sugerir eventuales iniciativas pastorales para el futuro». Se sabe que el mandato de Hoser no tiene que ver con la autenticidad de las apariciones, sino solo con el cuidado pastoral de los fieles y con la solución de los atávicos problemas que en la zona oponen desde hace tiempo a los frailes franciscanos, titulares de la parroquia, con el obispo de Mostar.

 

Peric en su artículo critica cualquier tendencia a considerar auténtico el fenómeno de Medjugorje: «La posición de esta Curia por todo este periodo ha sido clara y resuelta: no se trata de verdaderas apariciones de la Beata Virgen María». Y critica justamente las conclusiones (nunca publicadas) de la comisión Ruini. «Aunque a veces se haya dicho que las apariciones de los primeros días podrían ser consideradas auténticas y que luego se habría sumado una superposición por otros motivos, principalmente no religiosos, esta Curia ha promovido la verdad también en relación con estos primeros días. Después de haber transcrito las grabaciones de las entrevistas que se llevaron a cabo, en la primera semana, en la oficina parroquial de Medjugorje, entre el personal pastoral y los chicos y chicas que habían afirmado haber visto a la Virgen, con plena convicción y responsabilidad exponemos los motivos por los cuales nos parece evidente la no autenticidad de los presuntos fenómenos. Si la verdadera Virgen, Madre de Jesús, no se apareció (como de hecho no sucedió), entonces hay que aplicar a todo las siguientes fórmulas: “presuntos videntes”, “presuntos mensajes”, “presunto signo visible” y “llamados secretos”».

 

Con base en las grabaciones de las entrevistas de esos primeros días, el obispo de Mostar afirma que surge: «una figura ambigua. La figura femenina que se habría aparecido en Medjugorje se comporta de manera completamente diferente de la verdadera Virgen, Madre de Dios, en las apariciones reconocidas hasta ahora como auténticas por la Iglesia: normalmente no habla primero; ríe de manera extraña; ante ciertas preguntas desaparece y después vuelve; obedece a los “videntes” y al párroco que la hacen bajar de la colina a la iglesia contra su voluntad. No sabe con certeza por cuánto tiempo aparecerá; permite que algunos presentes pisoteen su velo extendido por el suelo, que toquen su vestido y su cuerpo. Esta no es la Virgen evangélica».

 

Peric hizo notar el «extraño temblor» que uno de los videntes, Ivan Dragićević, «en la conversación con al capellán fray Zrinko Čuvalo (1936-1991), dice haber percibido, el primer día, un “temblor” de las manos de la aparecida. ¿Cuál “temblor”? Tal percepción puede solo suscitar no solo una fuerte sospecha, sino también una profunda convicción de que no se trata de una auténtica aparición de la Beata Virgen María».

 

Otras críticas del obispo se relacionan con la fecha y el aniversario de las «presuntas apariciones», que comenzaron el 24 de junio de 1984, aunque se haya decidido que la fiesta anual se celebre el día 25 de junio, día en el que supuestamente todos los videntes habrían presenciado las apariciones. Las argumentaciones del obispo continúan: los «“videntes”, desde el inicio del segundo día, pidieron a su figura algún “signo” como prueba de la autenticidad de la aparición. Según Ivanka, la aparecida dio el “signo” moviendo las manecillas del reloj de Mirjana: “el reloj giró por completo”, “y ella dejó un signo en el reloj”. Más que ridículo es extraño». Y aún más: Ivanka «está segura de que la figura dejará un signo en la colina, tal vez bajo forma de agua. ¡Después de casi cuatro décadas no existe ningún signo, ni agua, solo fantasías!». Y durante los primeros siete días: «la aparecida no toma ninguna iniciativa, no comienza hablar primero nunca. A las preguntas de los “videntes” responde de manera genérica, más bien ambigua, inclinando la cabeza, postergando a otro momento, prometiendo el milagro de la curación y dejando un mensaje a la gente: “Que la gente crea firmemente como si me viera”. Y también a a los franciscanos: “que crean firmemente”».

 

El obispo también recuerda que no coinciden las descripciones de los vestidos de María. «Según las conversaciones con los “videntes”, la aparecida se viste de manera diferente. La figura tenía el vestido, dice Ivan, “de color azul” el primer día; según Ivanka, “de color café” el segundo día; según los otros “videntes”, “de color gris”: Jakov, Mirjana e Ivanka el sexto día».

 

Para concluir, monseñor Peric denuncia «manipulaciones intencionales. El interlocutor de los “videntes”, fray Jozo Zovko, párroco, se muestra muy nervioso porque la figura aparecida no manda mensajes concretos para la gente ni para los frailes; porque no desciende de la colina a la iglesia en donde está su estatua; es más, se pregunta si podría “obligar” (¡así, literalmente!) a la Virgen a que baje y se aparezca en la iglesia. El padre Zovko: “Me interesa esto Mirjana: si la Virgen no se apareciera en la iglesia, ¿ustedes pueden obligarla a que se aparezca en la iglesia? Tal vez lo haría, ¿no es cierto? ¿Qué opinas?”. Mirjana: “No sé. No hemos reflexionado sobre eso”. El padre Zovko repite: “Yo creo que podrían obligarla: «Virgen, pido que Tú te me aparezcas en la iglesia». ¿Qué opinas?”. Y luego Mirjana cede y piensa que esto “sería mejor, porque entonces ni siquiera la policía nos buscaría…”». Y así, concluye el obispo Peric, «con las manipulaciones, las “apariciones” se mudaron a la iglesia el primero de julio de 1981. Este “obligar” a la aparecida a bajar y aparecerse en la iglesia es un juego mágico, y no el Evangelio de Cristo».

 

La conclusión del obispo de Mostar es que no se puede hablar de fenómenos sobrenaturales. «Teniendo en cuenta todo lo que ha sido examinado y estudiado por esta Curia diocesana, incluido el estudio de los primeros siete días de las presuntas apariciones, se puede pacíficamente afirmar: ¡la Virgen no se apareció en Medjugorje!». El obispo había afirmado lo mismo en otros textos del pasado. Las grabaciones a las que alude fueron transcritas hace tiempo, traducidas al croato, al francés y al inglés, y publicadas en tres volúmenes. Estos materiales también fueron analizados con atención por la comisión guiada por el cardenal Ruini.

 

Lo que sorprende es que justamente en el momento en el que la Santa Sede decide nombrar a un enviado especial del Papa encargado de verificar los problemas existentes para el acompañamiento pastoral de los peregrinos, el obispo haya decidido intervenir de esta manera tratando de condicionar el juicio sobre la naturaleza sobrenatural de las apariciones. Un juicio que ahora compete a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

 


Deja un comentario

Papa Francisco: catequesis sobre la oración de petición.

Francisco: la oración te saca adelante en la esperanza

En la Audiencia general, invitó a los fieles a rezar por la anual Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que comienza hoy
AFP

Francisco: la oración te saca adelante en la esperanza

56
0
Pubblicato il 18/01/2017
Ultima modifica il 18/01/2017 alle ore 15:17
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO
La oración te saca adelante en la esperanza, incluso cuando las cosas se obscurecen. Lo dijo el Papa durante la Audiencia general en el Aula Pablo VI, prosiguiendo con el ciclo de catequesis sobre la esperanza cristiana. Con demasiada facilidad, «despreciamos el dirigirnos a Dios en la necesidad, como si fuera solo una oración interesada, y por ello imperfecta», indicó Francisco. Además, el Pontífice invitó a los fieles a rezar por la anual Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que comienza hoy.«En la Sagrada Escritura, entre los profetas de Israel —recordó Francisco—, resalta una figura un poco anómala, un profeta que trata de escaparse de la llamada del Señor rechazando en ponerse al servicio del plan divino de salvación. Se trata del profeta Jonás, de quien se narra la historia en un pequeño libro de sólo cuatro capítulos, una especie de parábola que contiene una gran enseñanza, aquella de la misericordia de Dios que perdona. Jonás es un profeta “en salida” (pero también un profeta en fuga), es un profeta en salida que Dios invita ir “a las periferias”, a Nínive, para convertir a los habitantes de aquella gran ciudad. Pero Nínive, para un israelita como Jonás, representa una realidad peligrosa, el enemigo que ponía en peligro a la misma Jerusalén, y por lo tanto de destruir, no cierto para salvar. Por eso, cuando Dios envía a Jonás a predicar en aquella ciudad, el profeta, que conoce la bondad del Señor y su deseo de perdonar, trata de escapar de su misión y huye. Durante su fuga, el profeta entra en contacto con algunos paganos, los marineros del navío en el cual se había embarcado para alejarse de Dios y de su misión. Y huye lejos, porque Nínive estaba en la zona de Irak y él huye a España, huye en serio. Y es justamente el comportamiento de estos hombres, como después será el de los habitantes de Nínive, que nos permite hoy reflexionar un poco sobre la esperanza que, ante el peligro y la muerte, se expresa en oración. De hecho, durante la travesía en el mar, se desata una fuerte tormenta, y Jonás baja a la bodega del barco y se queda dormido. Los marineros en cambio, viéndose perdidos, “invocaron cada uno a su dios”, eran paganos. El capitán de la nave despertó a Jonás diciéndole: “¿Qué haces aquí dormido? Levántate e invoca a tu dios. Tal vez ese dios se acuerde de nosotros, para que no perezcamos”. La reacción de estos “paganos” es la justa reacción ante la muerte, ante el peligro; porque es entonces que el hombre tiene la completa experiencia de la propia fragilidad y de la necesidad de salvación. El instintivo horror de morir revela la necesidad de esperar en el Dios de la vida».

Con demasiada facilidad, indicó el Papa, «despreciamos el dirigirnos a Dios en la necesidad como si fuera solo una oración interesada, y por ello imperfecta. Pero Dios conoce nuestra debilidad, sabe que nos recordamos de Él para pedir ayuda, y con la sonrisa indulgente de un padre, Dios responde afectuosamente».

En la narración bíblica, cuando Jonás, «reconociendo sus propias responsabilidades, se hace arrojar al mar para salvar a sus compañeros de viaje, la tempestad se calma», y la esperanza que había llevado a los marineros a rezar para no morir, «se revela aún más potente y obra en una realidad que va más allá de cuanto ellos esperaban: no solo no perecen en la tempestad, sino se abren al reconocimiento del verdadero y único Señor del cielo y de la tierra». También los habitantes de Nínive, después, «ante la perspectiva de ser destruidos, oraran, impulsados por la esperanza en el perdón de Dios», y también para ellos «haber enfrentado la muerte y haber salido vivos los ha llevado a la verdad».

De esta manera, concluyó el Papa, «bajo la misericordia divina, y todavía más a la luz del misterio pascual, la muerte puede convertirse, como ha sido para San Francisco de Asís, en “nuestra hermana muerte” y representar, para todo hombre y para cada uno de nosotros, la sorprendente ocasión para conocer la esperanza y encontrar al Señor. Que el Señor nos haga entender esto, la relación entre oración y esperanza. La oración te lleva adelante en la esperanza y cuando las cosas se vuelven oscuras, más oración. Y habrá más esperanza».

Al final de la Audiencia, el Papa recordó que hoy «comienza la anual Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. También la esperanza de la unidad se expresa en la oración. Y esta esperanza no desilusiona, como demuestran todos los pasos que se han dado en el último siglo hacia la plena unidad de los cristianos. Desde hoy hasta el 25 de enero, reforcemos nuestra concorde oración por esta intención».


Deja un comentario

El ejemplo de los magos en Belén. Comentario

“Quien busca a Dios va a la periferia como mendicante para encontrarlo”

Durante la Misa de la Epifanía, Francisco habló sobre la actitud de los Magos: pudieron adorar porque tuvieron el valor de caminar y de postrarse frente al pequeño, al pobre, al indefenso
LAPRESSE

La adoración de los Reyes Magos

298
0
Pubblicato il 06/01/2017
Ultima modifica il 06/01/2017 alle ore 10:05
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO
Herodes no pudo adorar al Niño Jesús, porque «buscaba que lo adorasen» a él. En cambio, los Magos, hombres que sentían la nostalgia de Dios, vieron la estrella «porque se habían puesto en camino. Tenían el corazón abierto al horizonte y lograron ver lo que el cielo les mostraba porque había en ellos una inquietud que los empujaba: estaban abiertos a una novedad». Fue lo que dijo Francisco en la misa de la Epifanía, celebrada en San Pedro, y también describió cuál fue la diferencia en la actitud de los Magos frente a los que estaban cerrados a las novedades de Dios.

«Estos hombres —dijo el Papa— vieron una estrella que los puso en movimiento. El descubrimiento de algo inusual que sucedió en el cielo logró desencadenar un sinfín de acontecimientos. No era una estrella que brilló de manera exclusiva para ellos, ni tampoco tenían un ADN especial para descubrirla. Como bien supo decir un padre de la Iglesia, los magos no se pusieron en camino porque hubieran visto la estrella, sino que vieron la estrella porque se habían puesto en camino». Así, los Magos «expresan el retrato del hombre creyente, del hombre que tiene nostalgia de Dios; del que añora su casa, la patria celeste. Reflejan la imagen de todos los hombres que en su vida no han dejado que se les anestesie el corazón».

La «santa nostalgia de Dios», añadió Bergoglio, «nos permite tener los ojos abiertos frente a todos los intentos reductivos y empobrecedores de la vida. La santa nostalgia de Dios es la memoria creyente que se rebela frente a tantos profetas de desventura. Esa nostalgia es la que mantiene viva la esperanza de la comunidad creyente». Una nostalgia que «nos saca de nuestros encierros deterministas, esos que nos llevan a pensar que nada puede cambiar. La nostalgia de Dios es la actitud que rompe aburridos conformismos e impulsa a comprometernos por ese cambio que anhelamos y necesitamos».

«El creyente “nostalgioso” —explicó el Pontífice— busca a Dios, empujado por su fe, en los lugares más recónditos de la historia, porque sabe en su corazón que allí lo espera su Señor. Va a la periferia, a la frontera, a los sitios no evangelizados para poder encontrarse con su Señor; y lejos de hacerlo con una postura de superioridad lo hace como un mendicante que no puede ignorar los ojos de aquel para el cual la Buena Nueva es todavía un terreno a explorar».

Como actitud opuesta, hizo notar el Papa, en el palacio de Herodes, que estaba muy cerca de Belén, «no se habían percatado de lo que estaba sucediendo». Herodes dormía «bajo la anestesia de una conciencia cauterizada. Y quedó desconcertado. Tuvo miedo. Es el desconcierto que, frente a la novedad que revoluciona la historia, se encierra en sí mismo, en sus logros, en sus saberes, en sus éxitos. El desconcierto de quien está sentado sobre su riqueza sin lograr ver más allá. Un desconcierto que brota del corazón de quién quiere controlar todo y a todos. Es el desconcierto —dijo Bergoglio— del que está inmerso en la cultura del ganar cueste lo que cueste; en esa cultura que sólo tiene espacio para los «vencedores» y al precio que sea. Un desconcierto que nace del miedo y del temor ante lo que nos cuestiona y pone en riesgo nuestras seguridades y verdades, nuestras formas de aferrarnos al mundo y a la vida».

Los Magos, para adorar, fueron al lugar propio de un rey: el palacio de Herodes. «Es signo de poder, de éxito, de vida lograda. Y es de esperar que el rey sea venerado, temido y adulado, sí; pero no necesariamente amado. Esos son los esquemas mundanos, los pequeños ídolos a los que le rendimos culto: el culto al poder, a la apariencia y a la superioridad. Ídolos que solo prometen tristeza y esclavitud».

Pero justamente allí, en ese palacio, observó Francisco, comenzó el camino más difícil: descubrir que lo que buscaban «se encontraba en otro lugar, no sólo geográfico sino existencial. Allí no veían la estrella que los conducía a descubrir un Dios que quiere ser amado, y eso sólo es posible bajo el signo de la libertad y no de la tiranía; descubrir que la mirada de este Rey desconocido (pero deseado) no humilla, no esclaviza, no encierra. Descubrir que la mirada de Dios levanta, perdona, sana. Descubrir que Dios ha querido nacer allí donde no lo esperamos, donde quizá no lo queremos. O donde tantas veces lo negamos. Descubrir que en la mirada de Dios hay espacio para los heridos, los cansados, los maltratados y abandonados: que su fuerza y su poder se llama misericordia».

«Herodes —concluyó— no puede adorar porque no quiso y no pudo cambiar su mirada. No quiso dejar de rendirse culto a sí mismo creyendo que todo comenzaba y terminaba con él. No pudo adorar porque buscaba que lo adorasen. Los sacerdotes tampoco pudieron adorar porque sabían mucho, conocían las profecías, pero no estaban dispuestos ni a caminar ni a cambiar». Los Magos, por el contrario, «sintieron nostalgia, no querían más de lo mismo. Estaban acostumbrados, habituados y cansados de los Herodes de su tiempo. Pero allí, en Belén, había promesa de novedad, había promesa de gratuidad. Allí estaba sucediendo algo nuevo. Los magos pudieron adorar porque se animaron a caminar y postrándose ante el pequeño, postrándose ante el pobre, postrándose ante el indefenso, postrándose ante el extraño y desconocido Niño de Belén descubrieron la Gloria de Dios».


Deja un comentario

Pakistásn, la ley de la blasfemia. Informe

Paquistán; joven cristiano arrestado por “blasfemia digital”

Es suficiente un «me gusta» en las redes sociales como Facebook o WhatsApp para que nazca la acusación de vilipendiar el islam; aldeas enteras corren peligro por las represalias
– –

En Paquistán un joven fue denunciado por haber compartido una foto de la Khana-e-Kaba, el edificio que se encuentra en el centro de la mezquita de La Meca, lugar sacro para el islam.

Un «me gusta» en Facebook puede llevarte a la cárcel o incluso costarte la vida. En Paquistán, el adolescente cristiano Nabeel Masih, de 16 años, acabó en las redes de la controvertida ley de la blasfemia; fue denunciado por algunos coetáneos por haber compartido una foto de la Khana-e-Kaba, el edificio que se encuentra en el centro e la mezquita de La Meca, lugar sacro para el islam.

El caso tuvo lugar en una aldea cerca de Bhai Pheru, en el distrito de Kasur, en la provincia de Punjab. Los acusadores invocaron el artículo 295a del Código de procedimientos penales, que castiga el vilipendio del islam. Nabeel fue arrestado.

Según refirió a Vatica Insider la abogada cristiana Aneeqa Maria Anthony, encargada de la ong «The Voice» y que se dirigió inmediatamente al lugar de los hechos, los cristianos del distrito temen ahora una de esas represalias de masa que han caracterizado los casos de presunta blasfemia en el pasado. En la aldea viven alrededor de 30 familias cristianas que podrían volverse blanco fácil de un «castigo colectivo».

Según la policía local, explicó la abogada Anthony, «fue necesario registrar una denuncia contra Nabeel justamente para evitar explosiones de justicia sumaria y para tutelar la vida del joven». La policía de la zona está en alerta.

Nabeel es huérfano de madre, y su padre, humilde obrero, saca adelanta una familia de 6 hijos. «Son personas que no tienen los medios para obtener ningún tipo de ayuda legal», indicó Anthony. Según los familiares y algunos conocidos, Nabeel es un chico «inteligente y razonable, que nunca se permitiría herir los sentimientos ajenos. La que le jugaron sus coetáneos es, claramente, una muy mala pasada».

Se trata del enésimo caso de «blasfemia digital» en Paquistán. De hecho están aumentando las denuncias de blasfemia que aluden al supuesto vilipendio del islam cometido en las redes sociales o en internet. Entre los casos recientes, el cristiano James Nadeem fue arrestado por un mensaje blasfemo enviado vía WhatsApp en el distrito de Gujrat, también en el Punjab. En otro caso, el cristiano Usman Masih fue acusado de blasfemia porque habría enviado un mensaje ofensivo en el servicio de mensajería de Facebook.

El obispo católico Samson Shukardin, que guía la diócesis de
Hyderabad, también es un conocido abogado (y en el pasado defendió casos en los tribunales como parte de su compromiso en la Comisión Justicia y Paz). Indicó a Vatican Insider que estos «son casos muy delicados y es verdaderamente difícil obtener justicia».

«El guión es siempre el mismo: un creyente acusado, y la acusación sempre debe ser demostrada, pero después es la comunidad la que corre el peligro de un castigo colectivo», explicó a la agencia vaticana Fines don Emmanuel Parvez, quien, en la diócesis de Faisalabad, en Punjab, trata de prevenir estos casos.

Lo que alarma es principalmente el abuso de la ley de la blasfemia, esgrimida como pretexto para resolver a menudo controversias privadas que no tienen nada que ver con la religión.

Después de las presiones de las Iglesias y de numerosas organizaciones de la sociedad civil, las instituciones paquistaníes han decidido examinar el empleo inadecuado de la ley de la blasfemia. EN las últimas semanas, de hecho, la Comisión para los Derechos Humanos del Senado en Paquistán anunció que quiere poner en marcha una serie de encuentros para discutir sobre la cuestión con expertos juristas, estudiosos de religión y de otros órganos competentes, como el Consejo de la Ideología Islámica.

La Comisión especificó que no pretende pedir ningún cambio a la ley, sino garantizar la justa aplicación de la ley, puesto que demasiadas personas inocentes, ciudadanos de Paquistán de todas las religiones, han sufrido debido un uso inadecuado de la misma.

Entre los casos más conocidos está el de Asia Bibi, cristiana condenada a muerte, cuyo caso será examinado y discutido en el próximo mes de octubre ante la Suprema Corte de Paquistán, tercer y último grado de juicio.

El país, en donde viven unos 4 millones de cristianos y otros tantos hindúes, tiene una de las leyes contra la blasfemia más duras entre los países de mayoría islámica, que incluye una vasta gama de acciones o comentarios que pueden ser interpretados como «difamación del islam».

La ley, introducida en 1986 por el dictador Mohammed Zía-ul-Haq sin ninguna consulta parlamentaria, prevé la cadena perpetua e incluso la pena de muerte.

Según los datos de la Comisión Justicia y Paz de los obispos paquistaníes, 200 cristianos, 633 musulmanes, 494 ajmadíes y 21 hindúes (más de 1300 casos en total) han sido denunciados por blasfemia desde 1987 hasta 2013. En 2014 las denuncias registradas fueron 1400, mientras que en los últimos 30 años 70 acusados de blasfemia fueron ejecutados extrajudicialmente.


Deja un comentario

La llamada de las mezquitas fue decisiva para el fracaso del golpe militar en Turquía.

TURQUIA – El analista Oktem: la llamada de las mezquitas a favor del gobierno decisiva para hacer fracasar el Golpe

lunes, 18 julio 2016islam  
Veratour.it

Estambul (Agencia Fides) – Cuando en Turquía se extendió la noticia del intento de golpe, la Dirección Nacional de Asuntos Religiosos ordenó que los imanes de las mezquitas lanzasen inmediatamente la “Salah” por los altavoces, la oración ritual islámica, para expresar apoyo al gobierno y a las autoridades estatales. Esta intervención, decisiva para mostrar el apoyo popular al gobierno y hacer fracasar el golpe de estado, “no tiene precedentes en la historia reciente de Turquía, pero se puede ver algo similar si se retrocede a los tiempos del imperio otomano, cuando el sultán llamaba a las mezquitas a organizar el apoyo popular contra las rebeliones de los jenízaros, que eran su guardia personal”.
Esta pintoresco comparación histórica es mencionada por el analista geopolítico Emre Oktem, profesor de derecho internacional en la Galatasaray University de Estambul. “Dada la importancia crucial de aquella elección” se atreve a hipotizar el analista turco “se puede imaginar que quienes han ordenado esa acción tenían presente esta experiencia histórica y lejana y han querido actualizarla”.