Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Chile: primer sínodo del laicado en Chile sobre la crisis actual.

Santuario padre HurtadoSantuario padre Hurtado 

Sínodo laical en Chile: reconstruir la Iglesia devastada por pecados

Representantes laicos de la Iglesia católica chilena se auto convocaron para la realización de un sínodo, con el objetivo de reconstruir la iglesia devastada por pecados y delitos en el Santuario de san Alberto Hurtado

Griselda Mutual –Ciudad del Vaticano

Con una declaración pública concluyó la primera Asamblea del Sínodo laical en Chile que vio la participación de 350 representantes de la Iglesia católica, en Santiago de Chile. El objetivo del proceso sinodal ha sido el de “reconstruir la iglesia devastada por pecados y delitos” a causa del clericalismo, el abuso de poder, Ia indolencia y la falta de conciencia crítica del laicado. Los organizadores informaron que en los próximos meses se dará a conocer el documento final de la asamblea que servirá para el trabajo pastoral.

En el documento, los participantes declaran la decisión de “iniciar un proceso de diálogo y de participación, que favorezca un análisis del estado actual de la Iglesia católica en Chile y promueva el sueño de una iglesia de comunidades.

El sueño de una iglesia horizontal, participativa e inclusiva

Frente a la crisis de la iglesia católica chilena, los firmantes dicen soñar con una iglesia “constituida por comunidades de base; orante, profética y liberadora que busca y ejerce la justicia; que sea servidora y abierta a las necesidades de la gente y al mundo; horizontal, diversa, participativa e inclusiva, con real protagonismo del laicado en especial de las mujeres y los jóvenes”.

Promoción de la participación de laicos y mujeres en procesos decisionales

En este sentido manifiestan la voluntad de trabajar para promover la modificación de la estructura de poder al interior de la iglesia, la participación laical en la toma de decisiones y la participación de la mujer en las instancias de responsabilidad y poder, para fortalecer y renovar procesos de formación de todo el pueblo de Dios, para erradicar la cultura del abuso de poder, proponiendo acciones orientadas al establecimiento de la justicia y reparación, creando un ambiente seguro para todas y todos.

En la conclusión, antes de invocar la ayuda del espíritu santo, se comprometen a replicar el proceso sinodal en los espacios locales del país.

Anuncios


Deja un comentario

Ha concluído el encuentro de Taizé para jóvenes en Madrid. El año que viene en Polonia

Comunidad de Taizé en Madrid, sala IFEMAComunidad de Taizé en Madrid, sala IFEMA 

Comunidad de Taizé: El próximo Encuentro Europeo tendrá lugar en Polonia

Madrid ha pasado el testigo a la ciudad polaca de Wroclaw para el próximo Encuentro Europeo de Taizé, que ha reunido a 15.000 jóvenes entre 18 y 35 años, de distintas confesiones en la capital española para participar en actividades y oraciones ecuménicas.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

Desde el viernes 28 de diciembre y hasta el 1 de enero, más de 15.000 jóvenes llegados desde diversos puntos de Europa y otros continentes, se han reunido para participar en el 41º Encuentro Europeo anual animado por la comunidad de Taizé, en este marco, el hermano Alois, prior de Taizé, ha anunciado que el próximo Encuentro Europeo de jóvenes se celebrará en Polonia, en la ciudad de Wrocław (Breslavia), del 28 de diciembre de 2019 al 1 de enero de 2020.

La juventud cristiana europea en Madrid

Este encuentro de la juventud cristiana europea de todas las confesiones se celebra por primera vez en Madrid (ha tenido lugar tres veces en Barcelona y una en Valencia), mientras que Wroclaw, próximo destino de jóvenes y adultos de 18 a 35 años, ya lo acogió en 1989 y 1995.

El Arzobispo de Madrid, el Cardenal Carlos Osoro, ha instado a los jóvenes de Europa a tener “un corazón grande para compartir las propias riquezas espirituales, intelectuales y materiales”. “He experimentado que jóvenes venidos de lugares distintos de toda Europa con idiomas distintos – comentó el Cardenal – tienen un forma de entenderse que es el lenguaje del corazón”.

Los miles de jóvenes que pasan los últimos días de 2018 en Madrid se han alojado en casas particulares (más de 9.000 de ellos), en polideportivos y en otro tipo de alojamientos. Cada uno ha tenido asignada una parroquia de referencia de las 170 que han participado en el encuentro y han podido orar, reflexionar sobre la acogida y la hospitalidad, y realizar talleres sobre diversos temas como el cambio climático o los refugiados.

Polonia: es posible construir una confianza recíproca

Esta será la tercera ocasión en la que este encuentro de la juventud cristiana europea de todas las confesiones se celebre en Wrocław (después de 1989 y 1995) y la quinta edición que tenga lugar en Polonia (después de Varsovia en 1999 y Poznan en 2009).

Al anunciar este encuentro, la Comunidad de Taizé responde a una invitación que fue realizada desde Wrocław simultáneamente por el Arzobispo católico Kupny y Obispo luterano Bogusz así como por el Alcalde. En un momento en el que la construcción de Europa encuentra fuertes resistencias, en el que la incomprensión entre los países se multiplica, un encuentro en Polonia dará la oportunidad a miles de jóvenes de experimentar que es posible construir una confianza recíproca.

“Peregrinación de confianza a través de la tierra”

Los Encuentros Europeos anuales forman parte de una “Peregrinación de confianza a través de la tierra”, animada por Taizé desde hace más de cuarenta años. Los jóvenes que participan en estos encuentros, se reúnen para rezar juntos, para insertarse durante algunos días en una Iglesia local y para intentar profundizar en temas tales como el entendimiento entre los pueblos, la paz, la comprensión de la fe y el compromiso social. Uno de los objetivos consiste en permitir a los jóvenes vivir una experiencia de Iglesia como lugar de amistad, de acogida y de comunión.

Hoy en día la Comunidad de Taizé congrega a un centenar de hermanos católicos y de diversos orígenes protestantes, llegados de más de treinta naciones y comprometidos de por vida por los votos monásticos. Por su propia existencia, la comunidad quiere ser un signo concreto de reconciliación entre cristianos divididos y entre pueblos separados.


Deja un comentario

Los encuentros Taizé en Madrid en detalle según Rel. Digital

El gran encuentro europeo de Taizé en Madrid comienza este viernes: estos son los horarios y lugares

Facebook
Twitter
Google+
Linkedin
Whatsapp
Email

ReL

La feria de Madrid (IFEMA), la catedral y algunas parroquias acogerán los principales actos de este encuentro europeo

La feria de Madrid (IFEMA), la catedral y algunas parroquias acogerán los principales actos de este encuentro europeo

A partir del próximo viernes 28 de diciembre miles de jóvenes cristianos de toda Europa ya sean católicos, ortodoxos o protestantes recorrerán las calles e iglesias de Madrid en el gran encuentro europeo de Taizé con el que acaban e inician el nuevo año.

La organización ya está preparada para la llegada de más de 15.000 jóvenes de fuera de Madrid, muchos de ellos llegados de lujares muy lejanos como Ucrania, Polonia o Croacia.

El programa del encuentro se compone de elementos sencillos, como son la oración común, el compartir en pequeños grupos internacionales y la hospitalidad. La mañana discurre en las parroquias y las comunidades cristianas de Madrid, y la tarde en las grandes iglesias y otros lugares del centro de la ciudad para las oraciones y los talleres. El horario previsto es el siguiente:

Viernes 28 de diciembre

Llegada de los jóvenes a Madrid, al lugar de la acogida donde recibirán todas las informaciones. Luego se dirigen a la parroquia/comunidad y a las familias de acogida.

18:00 horas. Cena en la Feria de Madrid (IFEMA).

19:30 horas. Oración de la tarde en la Feria de Madrid (IFEMA).

Sábado 29 de diciembre

08:30 horas. Oración de la mañana en las parroquias/comunidades de acogida, seguida de los grupos de reflexión y encuentros con personas comprometidas.

12:00 horas. Comida de pic-nic. Distribución de una bebida caliente en el centro de la ciudad.

13:00 horas. Oración en la catedral de Santa María la Real de la Almudena y en varias iglesias del centro de Madrid.

15:00 horas. Talleres en el centro de la ciudad, en los que se tratarán temas bíblicos, de compromiso social, de fe y vida interior, arte…

18:00 horas. Cena en la Feria de Madrid (IFEMA).

19:30 horas. Oración en la Feria de Madrid (IFEMA).

Domingo 30 de diciembre

Participación en las celebraciones en las parroquias de acogida.

13:00 horas. Comida dl pic-nic antes de ir al centro de la ciudad.

15:00 horas. Talleres en diferentes lugares la ciudad.

18:00 horas. Cena en la Feria de Madrid (IFEMA).

19:30 horas. Oración de la tarde en la Feria de Madrid (IFEMA).

Lunes 31 de diciembre

08:30 horas. Oración de la mañana en las parroquias de acogida, seguida de los grupos de reflexión y encuentros con personas comprometidas.

12:00 horas. Comida de pic-nic. Distribución de una bebida caliente en el centro de la ciudad.

13:00 horas. Oración en la catedral de Santa María la Real de la Almudena y en varias iglesias del centro de Madrid.

15:00 horas. Encuentro por países.

18:00 horas. Cena en la Feria de Madrid (IFEMA).

19:30 horas. Oración de la tarde en la Feria de Madrid (IFEMA).

A las 23:00 horas habrá una vigilia por la paz, seguida de la fiesta de las naciones en las parroquias de acogida.

Martes 1 de enero

Participación en las celebraciones en las parroquias de acogida.

13:00 horas. Comida con las familias de acogida.

Salida a partir de las 17:00 horas.

Más información en este enlace.

También se puede participar en las oraciones que se realizarán tanto en IFEMA como en distintas iglesias de Madrid

Facebook


Deja un comentario

Encuentros de Taizé en Madrid del 28 dic. al 1 de enero

Taizé, reunión en Madrid: “una civilización de la hospitalidad es posible

“¡No olvidemos la hospitalidad!” Este es el tema elegido por la comunidad de Taizé para el 41º Encuentro Europeo de Jóvenes, que tendrá lugar del 28 de diciembre al 1 de enero en la ciudad de Madrid, España

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

El sueño del Hermano Roger

La experiencia de Taizé solo puede ser comprendida desde la experiencia de su fundador, el Hermano Roger. Las palabras que siguen son parte de ese sueño original: “Poco a poco surgió en mí la convicción que era esencial crear una comunidad con hombres decididos a dar toda su vida y que buscasen comprenderse y reconciliarse siempre: una comunidad donde la bondad del corazón y la simplicidad estuviesen al centro de todo”.

Esta no es una experiencia puntual, pasajera, sino que tiene continuidad en la vida. Por eso entre hermanos se busca como animar a los participantes a asumir sus compromisos en sus países, ciudades y parroquias.

Experiencia de hospitalidad

El hermano Alois, prior de la comunidad de Taizé, afirma que “Los jóvenes son acogidos por familias y cada año experimentamos una gran alegría”. “Vivimos en una época donde los miedos crecen, las fronteras se cierran. Queremos recordarles que la hospitalidad es un tema central del Evangelio. Dios nos acoge siempre, sin condiciones. Cristo llama a nuestras puertas, se nos presenta como un pobre, no se impone, sino que nos pide que lo acojamos. Nos da confianza y quiere que esta misma confianza viva en nuestras vidas y se traduzca en confianza para los demás. Por esta razón, expresa: La esperanza de que una civilización de hospitalidad es posible”.

Oración por las víctimas de Estrasburgo

Ante los crecientes miedos que se esparcen por toda Europa, el Prior de Taizé  anima a orar por las víctimas de Estrasburgo, pero al mismo tiempo rechaza la venganza y la violencia como medios que nos lleven a la paz y a darle a la vida un sentido. “ Durante el encuentro de Madrid, diré a los jóvenes: abramos los ojos, no aceptemos la injusticia, sino luchemos con un corazón reconciliado para curar las heridas de la injusticia. No añadamos odio a la violencia”.

Los jóvenes buscan la oración y la amistad

La confianza en Dios es posible si confiamos en el prójimo. El encuentro con más de 15,000 participantes, en momentos de silencio, oración, canto y reconciliación hará posible, también, “la reconciliación entre cristianos, entre pueblos. Y eso lleva a la amistad. Una amistad que cruza fronteras”.

El Card. Parolin a los jóvenes de la comunidad de Taizé

El Card. Parolin les transmite los deseos del Papa Francisco  y les exhorta a que disfruten del encuentro, porque “los auténticos cristianos no temen abrirse a los demás, transformando sus espacios vitales en espacios de fraternidad”. También los anima a estar siempre cerca de Jesús y a ser “puentes entre iglesias, religiones y pueblos”.


Deja un comentario

Chile: para cuándo la reforma? Jerarquía y laicado.

En la Crisis que nos tiene sumidos la Jerarquía

Foto_ENC_OSORNO (2)

Por fuera parecen honrados a la gente, por dentro están llenos de hipocresía e iniquidad”

                                                                                                                                 (Mateo 23, 28).

Con indiferencia  e inconsecuencia moral y ética,  la jerarquía de la Iglesia Católica chilena ha llegado a una crisis sin retorno, cuatro son las renuncias aceptadas, dos que no dejaron su cargo a disposición, todos los demás  obispos renunciados, de ellos solo cuatro confirmados como administradores diocesanos por el Papa Francisco.

Nos preguntamos, ¿cómo se explica que se reúnan como CECH si por lógica hoy no existen?, la Conferencia debiera estar disuelta si nos guiamos por la sana convivencia cristiana.   Como pueblo de Dios es lamentable tener que vivir en esta incertidumbre por irresponsabilidades y faltas graves de personas que no valoraron ni respetaron, primero a ellos mismos, segundo su voluntaria y  propia temeraria opción, tercero a toda la feligresía, mas aun hoy no son capaces de hacerse un examen de conciencia para que puedan discernir y tomar decisiones que liberen de todas estas graves anomalías a la iglesia, a los diáconos y al laicado y nos permitan renacer en Jesús.

Los creyentes cristianos somos los que estamos sufriendo, pena, tristeza, dolor, vergüenza e impotencia al ver que el proceso de cambio anunciado es lentísimo, al ver que los renunciados con elástico siguen ejerciendo como si no hubiese pasado nada, por su arrogancia, por su soberbia, con sus desatinadas acciones y desafortunadas declaraciones sigue quedando de manifiesto la gran distancia y escepticismo que existe de parte del laicado para con la jerarquía y el clero en general, están demandados, algunos citados como imputados a declarar, siendo fuertemente investigados por la justicia civil y lo que más llama la atención es que no hay reconocimiento, ni aceptación, ni un mea culpa sincero.

Más bien, no han hecho nada de nada por salvaguardar el buen prestigio de la institución que los cobija y ampara, además, se han burlado de los principios básicos de convivencia humana.  Al contrario estuvieron siempre conscientes de lo que sucedía pero lo ocultaron y encubrieron, faltaron a la Verdad,por lo tanto, se convirtieron en cómplices de crímenes y ahora no les conviene asumir sus responsabilidades personales y menos como autoridades. Ante estos hechos, que falta de honestidad, de transparencia y de consecuencia, hoy por toda esta desconfianza no podemos creerles, esto lo han desencadenado ustedes mismos, háganse cargo, lo mínimo que pueden hacer es renunciar e irse solitos y bajo un prudente silencio.

Para  quienes no profundizan en estos temas y hablan sin fundamentos de la crisis de la Iglesia católica chilena les recordamos que esta es una situación muy grave y el mundo espera ver qué ocurrirá. Para nosotros, como comunidad de Laicos y Laicas de Osorno, esto es gravísimo, ya que iglesia somos todos, no solo el clero, administrativamente y quienes se reconocen como especiales (consagrados) son los que se han tomado la institución religiosa para usufructuar en todo sentido, son los consagrados mal formados los que se adueñaron del poder y se desperfilaron perdiendo todo raciocinio hasta  olvidarse del legado de Nuestro Señor Jesucristo, donde uno de sus mandamientos es Ama a Tu Prójimo como a Ti mismo, es la jerarquía y los consagrados, religiosos y religiosas quienes nos tienen sumidos en esta brutal crisis, donde fracasó definitivamente la formación de estos clérigos y religiosos casi sin distinción.

Lo que ya se conoce y está por conocerse (nada permanecerá oculto dice la Escritura) deja mucho que desear, es aberrante y denigrante ver como tratan de justificar lo injustificable, siguen haciendo el ridículo gratuitamente y así solo profundizan el daño ocasionado a todos los creyentes católicos, tanto individual como comunitario,  personas que se supone deben ser intachables, que se preparan durante años para guiar, proteger y formar, han traicionado el Evangelio,  la sana idiosincrasia y la profunda confianza que el pueblo religioso y creyente depositaba en ellos, esto es  esencial  para subsistir en la vida comunitaria y porque no decirlo en la sociedad en general que quiere ser Discípula (o) del Nazareno.

Mario Vargas Vidal                                   Danilo Andrade Barrientos

Vocero                                                       Laico Ignaciano

Comunidad de Laicos y Laicas de Osorno – Chile.


Deja un comentario

El mensaje del Papa al Meeting de Rimini. Comentario.

“Que el cristiano no renuncie a soñar que el mundo puede cambiar para ser mejor”

El Papa al Meeting de Rímini: «Se vuelven a erigir muros, en lugar de construir puentes. Se tiende a cerrarse, en lugar de abrirse al otro, al diferente de nosotros». Pero «una fe auténtica siempre implica un profundo deseo de cambiar»

El Papa Francisco

CONDIVIDI
21
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 19/08/2018
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

«El cristiano no puede renunciar a soñar que el mundo puede cambiar para ser mejor». Este año también, mediante el Secretario de Estado Pietro Parolin, el Papa Francisco envió un saludo a los participantes del Meeting de Rímini. El mensaje, enviado al obispo de la ciudad italiana, Francesco Lambasi, fue leído durante la misa de apertura de la 39a edición del encuentro en Rímini.

 

El mensaje dice: «El título del Meeting (“Las fuerzas que mueven la historia son las mismas que hacen feliz al hombre”), retoma una expresión de don Giussani y se refiere a ese cambio crucial que se dio en la sociedad alrededor del ’68, cuyos efectos no se han agotado a cincuenta años de distancia», tanto que el Papa Francisco afirma que «hoy no vivimos en una época de cambio como un cambio de época».

 

«La ruptura con el pasado –continúa el mensaje– se convierte en el imperativo categórico de una generación que ponía las propias esperanzas en una revolución de la estructuras capaz de garantizar mayor autenticidad de vida. Tantos creyentes cedieron a la fascinación de tal perspectiva y convirtieron la fe en un moralismo que, dando por descontada la Gracia, se encomendaba a los esfuerzos de realización práctica de un mundo mejor».

 

Por ello «es significativo que, en aquel contexto, a un joven embebido en la búsqueda de las “fuerzas que dominan la historia”, don Giussani dijo de esta manera: “Las fuerzas que mueven la historia son las mismas que hacen feliz al hombre”. Con estas palabras lo desafiaba a verificar cuáles son las fuerzas que cambian la historia, levantando el bastón con el que se medía su intento revolucionario».

 

¿Qué pasó con esta intención? ¿Qué sucedió con ese deseo de cambiar todo? «No es esta la sede para un balance histórico –dice el saludo del Papa, pero podemos encontrar algunos síntomas que surgen de la situación actual del Occidente. Se vuelven a erigir muros, en lugar de construir puentes. Se tiende a cerrarse, en lugar de abrirse al otro, al diferente de nosotros. Crece la indiferencia, en lugar del deseo de tomar la iniciativa para que haya un cambio. Prevalece un sentido de miedo ante el futuro. Y nos preguntamos si en este medio siglo el mundo se ha vuelto más habitable».

 

Una pregunta, observó el Papa, que se relaciona «también con nosotros los cristianos, que hemos pasado a través de la estación del ’68 y que ahora estamos llamados a reflexionar, junto con tantos otros protagonistas, y a preguntarnos: ¿qué hemos aprendido? ¿Qué podemos atesorar? Desde siempre, la tentación del hombre ha sido la de pensar que su inteligencia y sus capacidades son los principios que gobiernan el mundo; una pretensión que se realiza según dos modalidades: “Una es la fascinación del gnosticismo […], en donde el sujeto en definitiva permanece encerrado en la inmanencia de la propia razón o de sus sentimientos. La otra es el neopelagianismo […] de quienes, en definitiva, se encomiendan únicamente a las propias fuerzas” (Exort. ap. «Evangelii gaudium», 94)”».

 

Pero, para evitar estas dos tentaciones, que varias veces han sido denunciadas por el Pontífice, ¿el cristiano debe renunciar al deseo del cambio? «No. No se trata de retirarse del mundo –respondió Francisco–, para no arriesgarse y equivocarse ni para conservar una especie de pureza incontaminada a la fe, porque una fe auténtica implica siempre un profundo deseo de cambiar el mundo, de mover la historia, como indica el titulo del Meeting. Muchos se preguntarán: “¿es posible?”. El cristiano no puede renunciar a soñar que el mundo puede cambiar para ser mejor. Es razonable soñarlo, porque en la raíz de esta certeza está la convicción profunda de que Cristo es el inicio del mundo nuevo».

 

Una certeza que Francisco resumió con estas palabras: «Su resurrección no es algo del pasado; contiene una fuerza de vida que ha penetrado el mundo. En donde parece que todo ha muerto, desde todas partes vuelven a aparecer los retoños de la resurrección. Es una fuerza sin igual. En medio de la oscuridad siempre comienza a surgir algo nuevo».

 

«¿Quién salvará –se lee en el mensaje– este deseo que vive, aunque confusamente, en el corazón del hombre? Solo algo que esté a la altura de su brama infinita. Si, efectivamente, el deseo no encuentra un objeto adecuado, permanece bloqueado y ninguna promesa, ninguna iniciativa podrán moverlo. Ningún esfuerzo, ninguna revolución podrán satisfacer al corazón del hombre. Solamente Dios, que nos creó con un deseo infinito, lo puede llenar con su presencia infinita».

 

La naturaleza misma del cristianismo «consiste en reconocer la presencia de Jesús y seguirlo. Esta fue la bella experiencia de esos primeros discípulos que, al encontrar a Jesús, quedaron fascinados y llenos de sorpresa ante la figura extraordinaria que les hablaba, ante la manera en la que los trataba, dando respuestas al hambre y a la sed de vida de sus corazones».

 

«El Santo Padre –concluye el mensaje firmado por el cardenal Parolin– desea que el Meeting de este año sea, para todos ustedes que participarán, una ocasión para profundizar o para acoger la invitación del Señor Jesús: “Vengan y vean”. Esta es la fuerza que, mientras libera al hombre de la esclavitud de los “falsos infinitos”, que prometen felicidad sin poder garantizarla, lo vuelven un protagonista nuevo en el escenario del mundo, llamado a convertir la historia en el lugar del encuentro entre los hijos de Dios con el Padre y de los hermanos entre ellos».


Deja un comentario

Mensaje del Papa al Meeting anual de Com. y Lib. en Rímini (Italia)

El Papa Francisco y el Presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación, p. Julián Carrón. Foto de archivoEl Papa Francisco y el Presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación, p. Julián Carrón. Foto de archivo  (Vatican Media)

Meeting de Rímini. El Papa: sólo Dios puede satisfacer el corazón del hombre

El “Encuentro para la amistad entre los pueblos” se celebra todos los años desde 1980 y está organizado por el movimiento católico Comunión y Liberación

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

En ocasión del Meeting de Rimini que se lleva a cabo como todos los años este domingo 19 de agosto, se hizo público un mensaje, fechado 9 agosto 2018 y firmado por el Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, en nombre del Papa Francisco, y dirigido a Mons. Francesco Lambiasi, Obispo de Rimini, con el cual el Pontífice ha querido hacer llegar su cordial saludo a los organizadores, voluntarios y participantes en el 39º Encuentro por la amistad entre los pueblos.

La inflexión del ’68 y la esperanza de un mundo mejor

El encuentro se lleva a cabo con el título “Las fuerzas que mueven la historia son las mismas que hacen al hombre feliz”, una expresión de Don Giusanni que se refiere a una inflexión crucial de la sociedad que tuvo lugar en torno a 1968, en la que la ruptura con el pasado se convirtió en el imperativo de una generación que ponía sus esperanzas en una revolución de las estructuras capaz de asegurar mayor autenticidad de vida, tal como escribe el cardenal Parolin. “Muchos creyentes –señala el cardenal – cedieron al fascino de esa prospectiva e hicieron de la fe un moralismo que, dando por descontada la Gracia, se confiaba a los esfuerzos de realización práctica de un mundo mejor”.

La sensación de miedo prevalece sobre la confianza en el futuro

“¿Qué ha quedado de ese deseo de cambiarlo todo?”, se pregunta Parolin, y enumera algunos síntomas que  emergen de la situación actual en Occidente: “volvemos a construir muros, en lugar de construir puentes. Tendemos a ser cerrados, más que abiertos al otro distinto de nosotros. Hay una creciente indiferencia, más que un deseo de tomar la iniciativa para el cambio. La sensación de miedo prevalece sobre la confianza en el futuro. Y nos preguntamos si en este medio siglo el mundo se ha vuelto más habitable”.

Las tentaciones del hombre contemporáneo

Se trata de un interrogativo- prosigue- que alcanza también a los cristianos, que estamos llamados a reflexionar y a preguntarnos “¿qué hemos aprendido?”. Y se refiere a la tentación del hombre de pensar que su inteligencia y capacidades sean los principios que gobiernan el mundo. Una tentación que se realiza en dos modos, a saber, con el fascino del gnosticismo y con el neo pelagianismo. “El cristiano no puede renunciar a soñar que el mundo cambie para bien, porque en la raíz de esta certeza está la convicción profunda que Cristo es el inicio del nuevo mundo”. Así, “¿quién salvará hoy este deseo que habita, aunque confusamente, en el corazón del hombre?

Sólo Dios puede satisfacer el corazón del hombre

“Ningún esfuerzo, ninguna revolución puede satisfacer el corazón del  hombre. Sólo Dios, que nos hizo con un deseo infinito, lo puede llenar con su presencia infinita; para esto se hizo hombre: para que los hombres puedan encontrar a Aquel que salva y cumple el deseo de días felices”. Como recuerda el Papa Emérito en la Encíclica Deus Caritas Est, cita el cardenal Parolin: «No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva». “Es la naturaleza misma del cristianismo – añade el Secretario de Estado – reconocer la presencia de Jesús y seguirlo”.

El Meeting sea ocasión para acoger la invitación de Jesús

En la conclusión de su mensaje el cardenal Parolin expresa que “el Santo Padre desea que el Meeting de este año sea, para todos los que participarán, ocasión para profundizar o acoger la invitación del Señor Jesús: «Vengan y verán». Ésta es la fuerza que mientras libera al  hombre de la esclavitud, de los ‘falsos infinitos’, que prometen felicidad sin poder asegurarla, lo hace protagonista nuevo sobre la escena del mundo, llamado a hacer de la historia el lugar del encuentro de los hijos de Dios con su Padre y de los hermanos entre ellos”. “Mientras asegura su oración para que estén a la altura de este desafío entusiasmante, – concluye – el Papa Francisco les pide rezar por él y por el Encuentro Mundial de las familias que tendrá lugar en Dublin el 25 y 26 del presente mes de agosto”.

El “Encuentro para la amistad entre los pueblos” se realiza cada año en agosto y es el lugar físico en el que experimentar cómo la experiencia de la fe cristiana vivida es capaz de encontrar y valorizar cada tentativo humano que colabora positivamente con el destino de cada hombre. Cada año, alrededor de un título, el Encuentro dialoga con instituciones, representaciones diplomáticas, organismos públicos y privados.