Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Marchionne: un ejemplar empresario italiano fallecido aún joven. La opinión de un obispo.

InBlu Radio

Mons. Todisco a InBlu Radio: “Per lui tutte le persone erano degne di rispetto e attenzione”. “Mi ha colpito la semplicità di un dirigente affermato in tutto il mondo. Era figlio di emigrati in Canada. Un lavoratore che non si è mai montato la testa”. Così il vescovo emerito di Melfi, mons. Gianfranco Todisco, in un’intervista a InBlu Radio, il network delle radio della Cei, ha ricordato Sergio Marchionne.
“Quella maglia – ha proseguito mons. Todisco – che gli vidi indossare non era di circostanza perché era la stessa che spesso indossava in altre manifestazioni pubbliche”.
“Era un uomo che non si dava arie – ha aggiunto mons. Todisco – lui figlio di emigrati sapeva che per un operaio non lavorare era una tragedia personale e famigliare. E il fatto che lui abbia fatto in modo che l’azienda restasse a Melfi fa capire quanto ritenesse importante il lavoro per tante famiglie”.
“Marchionne – ha concluso mons. Todisco – nelle sue visite in fabbrica ha permesso a tante persone di avvicinarsi, avrà stretto migliaia di mani dei suoi operai. Questa cosa mi ha sempre colpito. Aveva la capacità di stare vicino a tutti, non solo alle persone importanti. Per lui tutte le persone erano uguali, degne di rispetto e attenzione”.
Anuncios


Deja un comentario

Mensaje del Papa a los equipos de Notre Dame

Virgen de Fátima.Virgen de Fátima.  (AFP or licensors)

Mensaje del Papa al Encuentro Internacional de los Equipos de Nuestra Señora

“La Iglesia condena el pecado, porque debe decir la verdad, pero al mismo tiempo abraza al pecador que lo reconoce” ofreciéndole la “infinita misericordia de Dios”, es cuánto ha afirmado el Papa en su mensaje a los participantes del Encuentro Internacional de los Equipos de Nuestra Señora en Fátima.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

El mensaje del Papa Francisco ha sido leído por el Nuncio Apostólico en Portugal, el Arzobispo Rino Passigato, ante los participantes del duodécimo Encuentro Internacional de las Équipes Notre-Dame, que están reunidos en el Santuario de Fátima del 16 al 21 de julio.

La parábola del hijo pródigo

El texto del Santo Padre dirigido a María Berta y José Moura Soares, responsables internacionales del END, se centra en el tema de las obras, enfocado en la figura del hijo pródigo, para reavivar su exhortación “a reconocerse a sí mismo en este hijo perdido que regresa al Padre, quien no se cansa de abrazarlo y le devuelve su grandeza de hijo”.  Tocado por una gran benevolencia – continúa el mensaje – “dejad que vuestro corazón se exprese: ¡es verdad, Señor! Soy un pecador, una pecadora; me siento así y lo soy. Me he perdido. De mil maneras he huido de tu amor, pero estoy aquí otra vez para renovar mi alianza contigo. Te necesito. ¡Redime otra vez Señor! Acéptame, una vez más, entre tus brazos redentores”.

Nadie está excluido de la misericordia de Dios

En el mensaje, Francisco también aclara que los brazos abiertos de Cristo en la cruz “muestran que nadie está excluido del amor del Padre ni de su misericordia”. De hecho, “no se resigna a perder a nadie: marido o mujer, padres o hijos … a los ojos de Jesús, nadie está perdido para siempre, solo hay personas que deben ser encontradas, y Jesús nos empuja a salir para ir a buscarlos”.

Francisco concluye su mensaje asegurando que si queremos encontrar al Señor “debemos buscarlo donde Él quiere encontrarnos y no donde nosotros queremos encontrarlo”.


Deja un comentario

Procesos de beatificación: reconocidas las virtudes heroicas de cuatro laicos.

El Papa reconoce las virtudes heroicas de cuatro laicos
Jueves 5 Jul 2018 | 11:20 am

Ciudad del Vaticano (AICA):   

El Santo Padre Francisco recibió hoy al cardenal Angelo Amato SDB, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Durante la audiencia, el Santo Padre autorizó a la misma Congregación a promulgar cuatro decretos relativos al reconocimiento de las virtudes heroicas de los siguientes Siervos de Dios:

Pietro Di Vitale, laico; nacido el 14 de diciembre de 1916 en Castronovo di Sicilia (Italia) y fallecido allí el 29 de enero de 1940.

Giorgio La Pira, laico; nacido en Pozzallo (Italia) el 9 de enero de 1904 y fallecido en Florencia (Italia) el 5 de noviembre de 1977.

Alexia González-Barros y González, laica; nacida el 7 de marzo de 1971 en Madrid (España) y fallecida en Pamplona (España) el 5 de diciembre de 1985.

Carlo Acutis, laico; nacido el 3 de mayo de 1991 en Londres (Inglaterra) y fallecido en Monza (Italia) el 12 de octubre de 2006. +


Deja un comentario

Giorgio La Pira hacia la beatificación.

Giorgio La Pira hacia el proceso de beatificación

El Papa firmó el decreto sobre las “virtudes heroicas” del “alcalde santo” de Florencia, comprometido por la paz en el mundo
ANSA

Giorgio La Pira en Florencia

Pubblicato il 05/07/2018
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

Primer paso para el proceso de beatificación de Giorgio La Pira (1904-1977). El Papa Francisco autorizó a la Congregación de las Causas de los Santos promulgar el decreto sobre las «virtudes heroicas» del «alcalde santo» de Florencia.

 

Abogado y político, que nació en Pozzallo, Sicilia, en 1904, fue animador de Acción Católica cuando era joven. La Pira llegó a Florencia en 1926 para licenciarse y se quedó toda la vida en la capital toscana. A partir de 1933 fue suya la cátedra de instituciones de derecho romano. Diputado democristiano que participó en el proceso Constituyente, fue parlamentario y después subsecretario de Estado en el ministerio del Trabajo (1948-1949). La Pira también fue, por dos mandatos, alcalde de Florencia, de 1951 a 1957 y de 1961 a 1966, convirtiéndose en una figura conocida por sus batallas sociales de inspiración evangélica y por las iniciativas de distensión y paz, como la que en 1965 lo llevó a Vietnam, su sueño del Mediterráneo como un «gran lago de Tiberíades» o su compromiso a favor de los países en vías de descolonización.

 

Juan Pablo II recordó en varias ocasiones a La Pira, como cuando, por ejemplo, indicó su «extraordinaria experiencia de hombre político y de creyente, capaz de unir la contemplación y la oración a la actividad social y administrativa, con una predilección por los pobres y los que sufren». El presidente de la Conferencia Episcopal de Italia, el cardenal Gualterio Bassetti, conoció a La Pira y se ha referido a él en varias ocasiones como ejemplo actual para nuestros días: «no se puede comprender su figura sin considerar su vocación mística, profusa en la profundidad y en la misericordia».

 

La causa de beatificación de La Pira comenzó a nivel diocesano en Florencia en 1986 y concluyó en 2005. Ahora, con la firma del Papa Francisco, el “siervo de Dios” La ira se convierte en «venerable» y el proceso da un paso crucial hacia adelante.

 

Además de La Pira, durante la audiencia que concedió hoy al cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, Francisco también autorizó la promulgación de los decretos sobre las virtudes heroicas del italiano Pietro Di Vitale (1916-1940), de Alessia González-Barros y González (1971-1985) y de Carlo Acutis, joven que nació en Inglaterra y murió de leucemia a los quince años en Monza (1991-2006).


Deja un comentario

El Gran Maestre de la Orden de Malta en audiencia con el Papa

Orden de Malta; el Gran Maestre con el Papa: 30 minutos de coloquio sobre la reforma y los refugiados

Audiencia afectuosa y cordial entre Francisco y Giacomo Dalla Torre, elegido el 2 de mayo pasado. Se presentó vestido de civil: «Santidad, tratamos de poner en práctica sus palabras»

Giacomo Dalla Torre, Gran Maestre de la Orden de Malta, con el Papa Francisco

10
0
Pubblicato il 22/06/2018
Ultima modifica il 22/06/2018 alle ore 17:02
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

 

 

 

«Finalmente podemos encontrarnos». El Papa Francisco recibió con gran espontaneidad en el Vaticano a frey Giacomo Dalla Torre, del Templo del Sanguinetto, elegido Gran Maestre de la Soberana Orden Militar de Malta el pasado 2 de mayo.

 

Una audiencia que, como indica la tradición, se llevó a cabo a la vigilia de la fiesta de San Juan Bautista, santo protector de la Orden de Malta, que se celebra el 24 de junio. Dalla Torre no llevaba el tradicional uniforme rojo, sino que iba vestido de civil. Iba en compañía de una delegación de 11 miembros y dialogó en privado con el Pontífice por alrededor de 30 minutos.

 

Las actividades que ha desempeñado la Orden de Malta en ámbito humanitario y diplomático durante el último año fueron el argumento principal durante el coloquio. A Bergoglio, según informa una nota, se le presentó el compromiso de asistir a miles de refugiados que huyen de las guerras y de la pobreza por las rutas del Mar Mediterráneo y las actividades de salvamento y asistencia que ha llevado a cabo desde 2008 el Cuerpo Italiano de Socorro de la Orden de Malta, a bordo de las naves que pertenecen a las autoridades italianas, así como las actividades médicas en los países vecinos a Siria, como Turquía, Irak y el Líbano, en donde un hospital y 10 centros de salud garantizan asistencia médica a los desplazados y refugiados. También se habló sobre los proyectos en África, sobre todo en la región subsahariana, en donde persisten guerras olvidadas.

 

También la asistencia a los niños fue uno de los principales temas del encuentro, durante el cual Francisco quiso conocer los detalles de las actividades de la Orden en el Medio Oriente. El Gran Maestre le informó sobre la obra del Hospital de la Sagrada Familia de Belén, la estructura para recién nacidos que además de recibir a niños prematuros o gravemente enfermos, registró en 2017 más de 4 mil partos.

 

El Papa animó a «seguir adelante con valentía». En todo, incluso en el proceso de reforma de la Carta Constitucional de la Orden de Malta (un tema que es importante para él), puesto en marcha en 2017 y con el que se pretende «dotar a la Orden de una estructura de reglas que permita afrontar no solo el presente, sino también el futuro de un mundo que cambia rápidamente».

 

Durante el intercambio de regalos, Dalla Torre entregó al Papa una medalla de plata acuñada en ocasión de la Jornada Mundial de los Pobres, instituida por el Pontífice argentino en noviembre de 2017, y a la que las asociaciones de la Orden se han sumado en varios países con actividades médico-sociales. «Santidad, tratamos de realizar concretamente algo que pong en práctica sus palabras», comentó el Gran Maestre, mostrándose visiblemente conmovido durante el encuentro, al principio del cual se arrodilló para besarle las manos al Papa. Por su parte, Francisco fue cordial y afectuoso, como pudo verse cuando lo ayudó a levantarse y lo saludó con un abrazo.

 

En general, la audiencia se llevó a cabo en un clima de gran serenidad. Sucedió lo mismo en el encuentro del 23 de junio de 2017, cuando Dalla Torre se presentó en el Vaticano, vestido de civil, en calidad de nuevo Lugarteniente de la Orden, nombramiento recibido el 29 de abril de ese año, después de la dimisión del Gran Maestre frey Matthew Festing.

 

Después de un año exacto en el papel de Lugarteniente del Gran Maestre, Dalla Torre fue elegido como 80o Gran Maestre (de por vida, según prevé la Constitución de la Orden) por parte del Consejo compuesto por 54 miembros que representan a toda la Orden. La votación fue unánime, según informaron los Caballeros, como signo de la unidad que volvieron a encontrar no solo fuera de la Orden, sino principalmente dentro de ella.


Deja un comentario

Encuentro del Papa con los neocatumenales. Crónica

El Papa a los neocatecumenales: “Sean misioneros libres y sin esquemas”

Francisco celebró en Tor Vergata los 50 años del nacimiento del Camino en Roma. Llamado a la misión: «vayan ágiles y ligeros, acogiendo a todos». «No pierdan la confianza, Dios les ayudará en cualquier angustia»
ANSA
Pubblicato il 05/05/2018
Ultima modifica il 05/05/2018 alle ore 13:53
SALVATORE CERNUZIO
ROMA

«Sean apasionados de humanidad, colaboradores de la alegría de todos, fehacientes por su proximidad, escuchables por su cercanía». El Jubileo del Camino Neocatecumenal se celebró hoy por la mañana en Tor Vergata, pero había comenzado ayer por la noche, cuando más de 150 mil personas de 134 naciones de los cinco continentes llegaron al campus de la universidad para el gran evento con el Papa Francisco. Después de 18 años, la voz de un Papa ha vuelto a resonar en este enorme espacio al abierto en la periferia de Roma. El último fue Juan Pablo II, durante la JMJ de 2000, y Wojtyla animó a los jóvenes en esa ocasión a «no tener miedo».

 

Una vez más un Papa vuelve a dirigirse a los chicos y a las chicas de todo el mundo, los jóvenes del Camino Neocatecumenal que llegaron desde todos los rincones del planeta con banderas, tambores, pancartas, guitarras (y no podían faltar los canguros de los 400 peregrinos australianos) y con niños de todas las edades para celebrar los 50 años del inicio de esta realidad eclesial en Roma. Es decir, desde que Kiko Argüello y Carmen Hernández, después de una experiencia de oración y pobreza vivida entre los más descartados de la periferia de Madrid, plantaron en el 1969 de las revoluciones y de los movimientos estudiantiles una semilla de evangelización en algunas parroquias de la capital, empezando por la de los Mártires Canadienses del barrio nomentano.

 

Kiko Argüello, iniciador del itinerario neocatecumenal, recordó este origen con un conmvido elogio de Carmen, su compañera de misión, que falleció en julio de 2016 después de una larga enfermedad. El ex pintor español llegó hacia las 10 al palco rojo dominado por la gigantografía del ícono del Juicio Universal y, después de una breve oración por el tiempo que ha pasado en estos cincuenta años (y también por el tiempo meteorológico que parecía amenazar toda la mañana con un diluvio), tomó la guitarra invitando a cantar a los presentes que, al advertir cualquier movimiento de coches o helicópteros, corrían para saludar al Papa. En el palco también había varios obispos, cardenales y encargados de dicasterios de la Curia romana: Ouellet, O’Malley, Schönborn, Toppo, Rylko, Filoni y Osoro, por citar algunos.

 

Francisco llegó puntual hacia las 11 y fue recibido con un canto a la Virgen y un tsunami de aplausos. Francisco, durante su vuelta en el papamóvil se detuvo a saludar particularmente a los niños de las 34 familias a las que envió en “misio ad gentes” a diferentes zonas de Europa, África y Medio Oriente, en las que, subrayó Kiko, «no hay ninguna presencia cristiana».

 

«El Camino Neocatecumenal es una gracia», dijo Argüello, porque es capaz de «ofrecer una predicación en un mundo que hoy está sordo». «La gente ya no es religiosa, ya no va a la Iglesia y está cada vez más sola. La soledad es una plaga de nuestra época…». Por ello «sorprende que en estas zonas áridas», en las que las personas (tanto ancianos como jóvenes) lleguen a hacerse arrestar con tal de tener a alguien con quien interactuar, ver «comunidades que se aman».

 

«Il Cammino Neocatecumenale è una grazia», ha detto Argüello, capace «di portare una predicazione in un mondo che oggi è sordo». «La gente non è più religiosa non va più in Chiesa ed è sempre più sola. La solitudine è una piaga della nostra epoca…». Perciò colpisce in queste zone «aride», dove le persone – gli anziani come i giovani – arrivano a farsi arrestare pur di avere qualcuno con cui interagire, vedere «comunità che si amano».

 

También el Papa animó esta realidad de las pequeñas comunidades en misión. «No cuentan los argumentos que convence, sino la vida que atrae; no la capacidad de imponerse, sino la valentía de servir –dijo durante su largo discurso. Y ustedes tienen en su “ADN” esta vocación de anunciar viviendo en familia, siguiendo el ejemplo de la Santa Familia: en humildad, simplicidad y alabanza. Lleven esta atmósfera familiar a muchos lugares desolados y sin afecto. Dense a conocer como los amigos de Jesús. Llamen amigos a todos y sean amigos de todos».

 

«Estoy feliz de encontrarles y de decir hoy con ustedes: ¡Gracias!», dijo Bergoglio. «Gracias por el “sí” que han dicho, por haber acogido el llamado del Señor a vivir el Evangelio y a evangelizar».

 

Precisamente la evangelización es el fulcro del Camino Neocatecumenal. Y es «la prioridad de la Iglesia hoy», afirmó Francisco. «Misión es dar voz al amor fiel de Dios, es anunciar que el Señor nos quiere y que nunca se cansará de mí, de ti, de nosotros, y de este nuestro mundo, del que tal vez nosotros nos cansamos».

 

«Vayan», es el verbo que, según el Papa, resume toda la misión. Misión que exige «partir. Pero en la vida es fuerte la tentación de quedarse, de no arriesgarse, de conformarse con tener la situación bajo control. Es más fácil quedarse en casa, rodeados por quienes nos quieren, pero no es la vía de Jesús», que, por el contrario, «envía», «no usa medias tintas», «no autoriza viajes reducidos o reembolsados, sino que le dice a sus discípulos, a todos sus discípulos una sola palabra: “¡Vayan!”».

 

Este «llamado fuerte» es «una invitación clara a estar siempre en salida», dijo el Papa. Por lo que aconsejó ser «ágiles», pues no es posible llevar todo lo necesario de casa, y «ligeros», porque «para anunciar hay que renunciar». «Solamente una Iglesia que renuncia al mundo anuncia bien al Señor. Solamente una Iglesia desvinculada del poder y del dinero, libre de triunfalismos y clericalismos ofrece testimonio creíble de que Cristo libera al hombre. Y quien, por su amor, aprende a renunciar a las cosas que pasan, abraza este gran tesoro: la libertad. Deja de permanecer enredado en los propioa apegos, que siempre reclaman algo más pero que nunca dan la paz, y siente que el corazón se dilata, sin inquietudes, disponible para Dios y para los hermanos».

 

Hay que «ir», entonces, y hay que hacerlo «juntos», insistió Francisco. «El Señor no dice: “Ve tú, luego tú…”, sino “vayan”, ¡juntos! Plenamente misionero es quien no va solo, sino quien camina en compañía. Caminar juntos es un arte que hay que aprender siempre». Pero cuidado, no hay que «dictar el paso a los demás», advirtió el Pontífice. «Se necesita, más bien, acompañar y esperar, recordando que el camino del otro no es idéntico al mío. Como en la vida nadie tiene exactamente el paso igual a otro, así también en la fe y en la misión: seguir adelante juntos, sin aislarse y sin imponer el propio sentido de marcha, unidos, como Iglesia, con los Pastores, con todos los hermanos, sin fugas hacia adelante y sin quejarse de los que tienen el paso más lento». Precisamente como los peregrinos que «acompañan a otros hermanos» y lo hacen «con cuidado y respeto por el camino de cada uno y sin forzar el crecimiento de nadie, porque la respuesta de Dios madura sola en la libertad auténtica y sincera».

 

El Papa indicó un estilo de misión retomando las palabras de Jesús: «Hagan discípulos». Cristo dice esto y no «conquisten, ocupen», es decir, «compartan con los demás el don que han recibido, el encuentro de amor que les ha cambiado la vida». Misión significa, en este sentido, «volver a descubrirse parte de una Iglesia discípula», y «esta dinámica del discipulado (el discípulo que hace discípulos) es completamente diferente de la dinámica del proselitismo», evidenció Bergoglio.

 

El Papa argentino recordó que en la misión «hay sitio para cada pueblo. Sin excluir a nadie». «Como los hijos para un padre y una madre: aunque sean muchos, grandes y pequeños, cada uno es amado con todo el corazón. Porque el amor, dándose, no disminuye, sino aumenta. Y es siempre esperanzoso. Como los padres, que no ven antes que nada los defectos y las faltas de los hijos, sino a los hijos mismos, y en esta luz acogen sus problemas y sus dificultades. Así hacen los misioneros con los pueblos amados por Dios. No ponen en primer lugar los aspectos negativos y las cosas que hay que cambiar, sino “ven el corazón”, con una mirada que aprecia, un enfoque que respeta, una confianza que sabe ser paciente».

 

Vayan de esta manera en misión, «pensando que “juegan en casa”», dijo el Papa a los neocatecumenales. «El Señor es uno de casa en cada pueblo y su Espíritu ya ha sembrado antes de que ustedes hubieran llegado». Sean «apasionados de humanidad, colaboradores de la alegría de todos, fehacientes por su proximidad, escuchables por su cercanía», insistió. «Amen las culturas y las tradiciones de los pueblos, sin aplicar modelos preestablecidos. No partan de las teorías ni de los esquemas, sino de las situaciones concretas: así será el Espíritu el que plasme el anuncio según sus tiempos y sus modalidades».

 

Para concluir, el papa Francisco se dirigió a cada uno de los presentes, invitándolos a agradecer: «Después de cincuenta años de Camino, sería bello que cada uno de ustedes dijera: “Gracias, Señor, porque de verdad me has liberado; porque en la Iglesia he encontrado a mi familia… porque mediante el Camino me has indicado el sendero para descubrir tu amor tierno de Padre».

 

El encuentro concluyó con el canto del “Te Deum” como «agradecimiento por el amor y la fidelidad de Dios». «Es muy bello esto: agradecer a Dios por su amor y por su fidelidad», observó Bergoglio. «A menudo le agradecemos sus dones, lo que nos da, y esto está bien. Pero es mejor agradecerle por lo que es, porque es el Dios fiel en el amor. Su bondad no depende de nosotros. Hagamos lo que hagamos, Dios sigue amándonos fielmente. Esta es la fuente de nuestra confianza, la gran consolación de la vida».

 

Entonces, «¡ánimo, no se entristezcan nunca!». Y, «cuando las nubes de los problemas parecen adensarse sobre sus días, acuérdense de que el amor fiel de Dios siempre resplandece, como sol que no se pone. Recuerden su bien, más fuerte que cualquiera de nuestros males, y el dulce recuerdo del amor de Dios les ayudará en cualquier angustia».


Deja un comentario

El Papa al Camino Neocatecumenal en Tor Vergata (Roma)

El Papa al Camino Neocatecumenal: Misión es donar lo que hemos recibido

Encuentro del Papa Francisco con los miembros del Camino Neocatecumenal con ocasión del 50° Aniversario de su llegada a Roma.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Amen las culturas y las tradiciones de los pueblos, sin aplicar modelos pre establecidos. No partan de teorías y de esquemas, sino de situaciones concretas, será el Espíritu quien plasme el anuncio según sus tiempos y sus modos”, lo dijo el Papa Francisco este sábado 5 de mayo, a los miembros del Camino Neocatecumenal que participaron en el Encuentro Internacional en el Campus de la Universidad “Tor Vergata”, a las afueras de Roma, con ocasión del 50º Aniversario de su itinerario cristiano en la capital italiana.

Dios es fiel en el amor

En su discurso, el Santo Padre agradeció a cuantos han escuchado la llamada del Señor a vivir el Evangelio y a evangelizar y también agradeció a quienes han iniciado el Camino Neocatecumenal hace 50 años atrás.

Resaltando la simbología bíblica del número cincuenta, el Pontífice señaló que, este tiempo es un tiempo santo, por el cual hay que agradecer por el amor y la fidelidad de Dios. “Muchas veces le agradecemos por sus dones, por lo que nos da – Dios, precisó el Papa – y esto es bueno. Pero, es todavía mejor agradecerle por lo que es, porque es el Dios fiel en el amor. Su bondad no depende de nosotros. Cualquier cosa que hagamos, Dios continúa amándonos fielmente. Esta es la fuentes de nuestra confianza – subrayó el Pontífice – la gran consolación de la vida”. Por ello, los animó a recordar siempre el amor fiel de Dios, a hacer memoria de su bien y el dulce recuerdo del amor divino nos ayudará ante toda angustia.

La misión es dar voz al amor fiel de Dios

El Papa Francisco también dijo que es necesario agradecer a cuantos están por salir en misión, ya que la misión es la prioridad de la Iglesia de hoy, la misión es dar voz al amor fiel de Dios, es anunciar que el Señor nos quiere mucho y que no se cansa jamás de nosotros. La misión, señaló el Pontífice, es donar lo que hemos recibido. Misión es cumplir el mandato de Jesús de ir por todo el mundo y hacer discípulos a todos los pueblos.

La misión es salir

En este sentido, el Santo Padre precisó que, la misión exige salir. Ante la tentación de quedarse en una situación de “comodidad”, agregó el Papa, Jesús nos dice: “vayan”, no usa medios términos, no nos dice “hagan un viaje corto, un viaje con todo pagado”, sino es una llamada fuerte que resuena en todo ámbito de la vida cristiana; es una invitación a estar en salida, como peregrinos en el mundo en búsqueda del hermano que todavía no conoce la alegría del amor de Dios.

Para anunciar es necesario renunciar

¿Y cómo se hace para salir? El Papa Francisco afirmó que, “para salir es necesario renunciar. Sólo una Iglesia que renuncia al mundo anuncia bien al Señor. Sólo una Iglesia desligada del poder y del dinero, libre de triunfalismos y clericalismos testimonia de modo creíble que cristo libera el hombre. Y quien, por su amor, aprende a renunciar a las cosas que pasan, abraza este gran tesoro: la libertad”. “Vayan” es un verbo que se conjuga al plural, precisó el Papa, es el verbo de la misión de quienes van juntos, de quienes caminan juntos. Este es el camino de la Iglesia que acompaña a los hermanos, sin aislarse, sin imponer su propio paso de marcha, sino unidos como Iglesia haciendo que todos los pueblos sean discípulos de Jesús resucitado.

Antes de concluir su discurso, el Papa Francisco dijo que, el carisma del Camino es un gran don para la Iglesia de nuestro tiempo y por ello hay que agradecer al Señor por estos 50 años. “Y mirando su amorosa fidelidad – concluyó el Papa – no pierdan jamás la confianza, Él los cuidará, animándolos a ir como discípulos amados, a todos los pueblos con humilde sencillez”.