Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Catequesis semanal del Papa sobre la oración

2018.12.05 Udienza Generale2018.12.05 Udienza Generale  (Vatican Media)

El Papa en la catequesis: pidamos al Señor ¡enséñanos a rezar!

Jesús rezaba con las oraciones que la mamá le había enseñado: es la imagen hermosa que presentó el Santo Padre a los fieles en el curso de su catequesis sobre el Padre Nuestro. En este tiempo de Adviento, dijo Francisco, pidámosle al Señor, como los discípulos, que nos enseñe a rezar. Seguramente Él no dejará caer al vacío nuestra invocación.

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

Una voz se elevó en el Aula Pablo VI hacia el Padre: “Señor, ¡enséñanos a orar!” Fue la del Papa Francisco reunido con los peregrinos del mundo en la primera semana de Adviento, en el inicio de un nuevo ciclo de catequesis centrado en la oración del “Padrenuestro”. Tras la tradicional lectura del pasaje evangélico en los distintos idiomas, el Pontífice comenzó su catequesis con la imagen de Jesús orante: “Jesús rezaba”, dijo.

«Los evangelios nos presentan a Jesús como un hombre que rezaba. Si bien experimentaba la urgencia de predicar y de salir al encuentro de la multitud, buscaba momentos de soledad para rezar».

Jesús libre y peregrino en la oración

Recorriendo el Evangelio de Marcos y la entrada de Jesús en Cafarnaúm, cuando tras la puesta del sol multitudes de enfermos se acercaron al Maestro para ser sanados, Francisco subrayó que sin embargo, por la noche, el Señor se dedicaba a la oración: Él – dijo el Pontífice – se desvincula. No termina siendo “rehén” de las expectativas de quienes lo han elegido como líder, algo que “constituye un peligro de los líderes”. Y ¿por qué? Porque Jesús – dijo el Papa – “no debe echar raíces, sino seguir siendo continuamente un peregrino por los caminos de Galilea”. “Y también, peregrino hacia el Padre”, “en camino de oración”.

La vida de Jesús estaba marcada por la oración

En efecto, más adelante en su catequesis Francisco observó que en algunas páginas de la Escritura “parece que es ante todo la oración de Jesús, su intimidad con el Padre, la que lo gobierna todo”:

«Para él, la oración era entrar en la intimidad con el Padre, que lo sostenía en su misión, como sucedió en Getsemaní, donde recibió la fuerza para emprender el camino de la cruz. Toda su vida estaba marcada por la oración, tanto privada como litúrgica de su pueblo. Esa actitud se ve también en sus últimas palabras en la cruz, que eran frases tomadas de los salmos».

Jesús rezaba con las oraciones que la mamá le había enseñado

Los discípulos, añadió Francisco – “veían a Jesús rezar y tenían ganas de aprender cómo se hacía esto”:

«Jesús rezaba como cualquier hombre, pero su modo de hacerlo estaba envuelto en el misterio. Esto impactó a sus discípulos y por eso le pidieron: ‘Señor, enséñanos a rezar’. Jesús se convirtió así en maestro de oración para ellos, como quiere serlo también para nosotros».

Y una imagen hermosa inundó la Sala Nervi, cuanto el Papa recordó que también las últimas palabras de Jesús, antes de expirar en la cruz, fueron palabras de los salmos, de la oración de los judíos, y dijo:  “Jesús rezaba con las oraciones que la mamá le había enseñado”.

La oración humilde es escuchada por el Señor

Poniendo como ejemplo la Parábola del publicano y el fariseo, el Santo Padre puso en guardia sobre las oraciones “inoportunas”, que no son recibidas por Dios. Y recordó las palabras del Maestro: “porque todo el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado”. De este modo señaló que “el primer paso para rezar es ser humildes”, porque “la oración humilde es escuchada por el Señor”.

Saludo por los 80 años de la Sección polaca de Radio Vaticana

En la conclusión de la catequesis, el Santo Padre saludó en modo particular a los redactores de la Sección Polaca de la Radio Vaticana, que en estos días festeja el 80 aniversario de su fundación: “Les agradezco por su servicio al Papa y a la Iglesia”, les dijo.

Mientras que  al saludar a los fieles de lengua española, les animó a “pedir a Dios como hicieron los discípulos: «Señor, enséñanos a rezar», para que nuestra oración no sea ni rutinaria ni egoísta, sino encarnada en nuestra vida y que sea agradable a nuestro Padre del cielo”.

Escuche y descargue el servicio con la Voz del Papa
Anuncios


Deja un comentario

Los obispos norteamericanos tendrán un retiro en oración de una semana.

Abusos; siete días de retiro para obispos estadounidenses con el padre Cantalamessa

Por invitación del Papa Francisco, la Conferencia Episcopal anunció la semana de oración y reflexión del 2 al 8 de enero, en Chicago. Con el predicador de la Casa Pontificia

Abusos; siete días de retiro para obispos estadounidenses

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 23/10/2018
Ultima modifica il 23/10/2018 alle ore 18:18
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

Siete días de oración y reflexión, del 2 al 8 de enero de 2019, guiados por el predicador de la Casa Pontificia, el fraile capuchino Raniero Cantalamessa. Es un retiro espiritual, por invitación del Papa Francisco, al que han sido llamados todos los pastores de Estados Unidos, debido a la crisis que vive la Iglesia estadounidense por los escándalos de los abusos sexuales de menores.

 

La noticia fue comunicada hoy a medio día en Washington (las seis de la tarde en Roma) por la Presidencia del episcopado estadounidense. «Bajo invitación del Papa Francisco, los obispos de Estados Unidos —se lee en el comunicado— se reunirán para un retiro espiritual que se tendrá lugar en el Seminario Mundelein de la arquidiócesis de Chicago. Los obispos se reunirán en oración y unidad por siete días, del 2 al 8 de enero, como hermanos en el episcopado».

 

«El Papa gentilmente ha ofrecido al predicador de la Casa Pontificia, el padre Raniero Cantalamessa O.F.M., para el servicio de director del retiro —indicó el cardenal Daniel Di Nardo, arzobispo de Galveston-Houston y presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos— y por esto le soy grato. Agradezco también al cardenal Blase Cupich por su gentil ofrecimiento para utilizar el campus del Seminario Mundelein como lugar para este retiro».

 

El anuncio llegó después del encuentro entre el cardenal Di Nardo y el Papa a principios de este mes. «El retiro se llevará a cabo mientras los obispos estadounidenses continúan con su trabajo para afrontar la actual crisis de los abusos sexuales. En septiembre de este año, el Comité administrativo de la Conferencia Episcopal anunció un plan de acción que incluye un mecanismo de informe por parte de terceros, estándares de conducta para los obispos y protocolos para los obispos que renuncian o suspendidos por los abusos».


Deja un comentario

Qué es el discernimiento espiritual? Explica el P. Fornos jesuita

En marzo el Papa invita a orar “para que toda la Iglesia reconozca la urgencia de la formación en el discernimiento espiritual, en el plano personal y comunitario”En marzo el Papa invita a orar “para que toda la Iglesia reconozca la urgencia de la formación en el discernimiento espiritual, en el plano personal y comunitario” 

¿Qué significa discernimiento espiritual? Lo explica el P. Frédéric Fornos

El padre Frédéric Fornos sj, Director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa y del MEJ, explica la intención de oración para este mes de marzo propuesta por el Papa Francisco

Ciudad del Vaticano

La intención de oración del Papa Francisco por la evangelización para marzo 2018 es: “Para que toda la Iglesia reconozca la urgencia de la formación en el discernimiento espiritual, en el plano personal y comunitario”.

¿Por qué el Papa Francisco propone rezar todo un mes para que toda la Iglesia reconozca la urgencia de la formación en el discernimiento espiritual, en el plano personal y comunitario? ¿A caso la Iglesia no reconoce esta urgencia? ¿Por qué hay urgencia?

Yo diría que hay un analfabetismo espiritual. La mayoría de los cristianos desconocen el discernimiento espiritual. Para entrar en la vida no basta con observar los mandamientos o las reglas de la Iglesia, ni el tener una rectitud moral o una convicción intelectual sobre lo bueno de su mensaje. Es lo que Jesús dio a entender a aquel hombre que observaba los mandamientos de Dios en su vida, y al cual guardó con cariño, pero a su vez a quien pidió ir más lejos: “si quieres entrar en la vida ven y sígueme” (Marcos 10, 17-22). O como a Nicodemo, el cual era un maestro de la Ley, pero el Evangelio nos dice que estaba en la noche. Es a él a quien Jesús le dice que tiene que nacer de nuevo, nacer de arriba, nacer a la vida del Espíritu: “El viento sopla donde quiere, y oyes su rumor, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Así es todo el que nace del Espíritu” (Juan 3, 1-21).

Para seguir a Jesús, para ser su discípulo, no basta con observar los mandamientos y la ley, hay que nacer a la vida del Espíritu. ¿Qué quiere decir? Quiere decir estar despierto a nuestra vida interior, espiritual, a la acción del Espíritu Santo en nuestra vida.

San Pablo habla del discernimiento espiritual en sus cartas. Es esencial para toda la tradición espiritual de la Iglesia. Es un tesoro de toda la tradición monástica, desde los Padres del desierto, y en particular con Evagrio Pontico, llamado “el escrutador del alma”. Un tesoro de sabiduría espiritual que San Ignacio de Loyola recogió en sus Ejercicios Espirituales, con 22 reglas de discernimiento espiritual para ser dóciles al Espíritu del Señor y despiertos a su acción.

¿Pero, qué significa el discernimiento espiritual?

No hay discernimiento espiritual si no somos capaces de escuchar, ver, sentir lo que ocurre en nosotros, en nuestro corazón. Y no solamente percibirlo pero reconocerlo, nombrarlo, haciendo diferencias entre los diversos movimientos interiores, emociones, sentimientos. Estar alegre y contento no es la misma cosa. Produce algo diferente en nosotros. Distinguir y reconocer los movimientos de nuestra afectividad hace parte del discernimiento. La afectividad hace parte de la dimensión relacional del ser humano y es esencial para el discernimiento. No se hace el discernimiento con la cabeza pero estando atentos, despiertos, a lo que sopla en el corazón humano y lo pone en movimiento. El Señor, por su Espíritu, nos habla a través los movimientos de nuestra afectividad. Hay que reconocerlos. Reconocer su voz en medio de tantas otras voces. Esto es discernir para decidirse a seguir su voz, la cual conduce a la vida.

No hay discernimiento sin oración y sin un profundo conocimiento de la Palabra de Dios, la cual nos ayuda a reconocer la voz de Jesús en medio de tantas otras. Su melodía. Formarse al discernimiento espiritual para ser dóciles al Espíritu del Señor, reconociendo la voz del buen pastor que desea dar la vida en abundancia, para seguirla, significa también no dejarse seducir por otras, la del ladrón “que solo viene a robar, matar y destruir” (Juan 10). Discernir, como decía, no es reflexionar sino antes de todo escuchar los que ocurre en nuestro corazón para elegir lo que nos conduce a la vida y descartar lo que nos conduce a la muerte. Jesús nos dice: “Yo he venido para que tengan la vida y la tengan en abundancia”. Discernir es reconocer el combate espiritual en el cual estamos para no caer en la trampa del “enemigo de la naturaleza humana”. Sin Discernimiento no sólo somos ciegos al nivel personal pero también comunitario.

Por eso formarse al discernimiento espiritual es esencial para la vida de la Iglesia, esencial para reconocer lo que el Señor dice a la Iglesia, para reconocer los llamados del Espíritu en una comunidad, una parroquia, y percibiendo el combate espiritual no dejarse engañar por el enemigo, el diablo. Sin formación al discernimiento espiritual puede ser más difícil entender la Exhortación Apostólica post-sinodal Amoris Leticia, la “Alegría del Amor”. No hay discernimiento espiritual y pastoral sin oración, escucha de la Palabra de Dios, y una correcta formación de la consciencia. El Papa Francisco, como lo dice en El Video del Papa de este mes, no ofrece recetas, pero invita a discernir las situaciones personales y comunitarias, a ponerse a la escucha del Señor.

Recemos pues por esta intención. El discernimiento espiritual es la brújula que nos permite reconocer la acción del Señor en la vida de la Iglesia, y los grandes desafíos del mundo. Es esencial para la misión.

Escucha al padre Frédéric Fornos


Deja un comentario

Red mundial de oración en sustitución del apostolado de la oración

El Papa FranciscoEl Papa Francisco  (Vatican Media)

El Papa aprobó los estatutos de su Red Mundial de Oración

El Santo Padre ha constituido, a la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) como un servicio pontificio con sede en la Ciudad del Vaticano, en la que también ha incluido al Movimiento Eucarístico Juvenil.

Ciudad del Vaticano

La Secretaría de Estado de la Santa Sede ha informado que el Papa Francisco decidió constituir a la Red Mundial de Oración del Papa – conocida en sus orígenes como Apostolado de la Oración – como obra pontificia, con sede legal en el Estado de la Ciudad del Vaticano. Este servicio eclesial de la Santa Sede está confiado al cuidado de la Compañía de Jesús.

La comunicación oficial se hizo a través de una carta firmada por Mons. Giovanni Angelo Becciu, sustituto de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado del Vaticano. En la aprobación de los estatutos está incluido al Movimiento Eucarístico Juvenil (MEJ), la rama integrada por los jóvenes de la Red Mundial de Oración del Papa.

Director Internacional de la Red Mundial de Oración

“Estamos muy agradecidos al Señor por haber recibido esta noticia que facilitará nuestra misión. Es un hito muy importante en los casi 175 años de historia de nuestra Red”, dijo el P. Frédéric Fornos SJ, Director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa y del Movimiento Eucarístico Juvenil. “Como servicio pontificio – agregó el Director – mediante las diferentes etapas de refundación que hemos emprendido, queremos que nuestros equipos estén cada vez más y mejor preparados para servir a la misión de la Iglesia y al Papa en los cinco continentes mediante el trabajo y la oración por los desafíos de la humanidad y de la Iglesia”.

La misión de la Red Mundial de Oración del Papa

La misión concreta de la Red Mundial de Oración del Papa es orar y vivir los desafíos de la humanidad y de la Iglesia que preocupan al Santo Padre, expresados en sus intenciones mensuales. Fue fundada en 1844 por los jesuitas en el sur de Francia. Está presente en 98 países y la integran más de 35 millones de personas, de los cuales 1,6 millones de niños y jóvenes del MEJ.

Estatutos de la Red Mundial de Oración del Papa


Deja un comentario

El apostolado de la oración y la red mundial de oración.

El Papa FranciscoEl Papa Francisco  (Vatican Media)

El Papa aprobó los estatutos de su Red Mundial de Oración

El Santo Padre ha constituido, a la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) como un servicio pontificio con sede en la Ciudad del Vaticano, en la que también ha incluido al Movimiento Eucarístico Juvenil.

Ciudad del Vaticano

La Secretaría de Estado de la Santa Sede ha informado que el Papa Francisco decidió constituir a la Red Mundial de Oración del Papa – conocida en sus orígenes como Apostolado de la Oración – como obra pontificia, con sede legal en el Estado de la Ciudad del Vaticano. Este servicio eclesial de la Santa Sede está confiado al cuidado de la Compañía de Jesús.

La comunicación oficial se hizo a través de una carta firmada por Mons. Giovanni Angelo Becciu, sustituto de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado del Vaticano. En la aprobación de los estatutos está incluido al Movimiento Eucarístico Juvenil (MEJ), la rama integrada por los jóvenes de la Red Mundial de Oración del Papa.

Director Internacional de la Red Mundial de Oración

“Estamos muy agradecidos al Señor por haber recibido esta noticia que facilitará nuestra misión. Es un hito muy importante en los casi 175 años de historia de nuestra Red”, dijo el P. Frédéric Fornos SJ, Director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa y del Movimiento Eucarístico Juvenil. “Como servicio pontificio – agregó el Director – mediante las diferentes etapas de refundación que hemos emprendido, queremos que nuestros equipos estén cada vez más y mejor preparados para servir a la misión de la Iglesia y al Papa en los cinco continentes mediante el trabajo y la oración por los desafíos de la humanidad y de la Iglesia”.

La misión de la Red Mundial de Oración del Papa

La misión concreta de la Red Mundial de Oración del Papa es orar y vivir los desafíos de la humanidad y de la Iglesia que preocupan al Santo Padre, expresados en sus intenciones mensuales. Fue fundada en 1844 por los jesuitas en el sur de Francia. Está presente en 98 países y la integran más de 35 millones de personas, de los cuales 1,6 millones de niños y jóvenes del MEJ.

Estatutos de la Red Mundial de Oración del Papa


Deja un comentario

Meditación del viernes santo. Autor: Josep M. Rambla jesuita.

Retiro en la ciudad (II): Viernes santo: un varón de dolores engendradores de vida

RETIRO EN LA CIUDAD (II): VIERNES SANTO: UN VARÓN DE DOLORES ENGENDRADORES DE VIDA

Josep M. Rambla Blanch.

A. Varón de dolores

Hoy os propongo acompañar la meditación de dos imágenes profundamente impactantes que nos invitan a entrar en los dolores de Cristo y del mundo, así como en sus capacidades de ser engendradores de vida y de consolación. Primero, conviene no pasar por alto demasiado rápidamente por encima de la crudeza desgarradora de los dolores de Cristo. Son dolores que nos quitan el aliento cuando los contemplamos. Hay tantos vídeos de YouTube sobre dramas del mundo e injusticias que es casi imposible llegar hasta el final… Son dolores que no deben ser “racionalizados” demasiado rápidamente, que no deben ser objeto de un discurso para encontrar un sentido. ¡Dejemos primero que nos impacte su crudeza! Invito a contemplar el Cristo crucificado de Benito Prieto Coussent.

Dolor del Cristo

Jesús se sintió como un hombre pisoteado… Como un gusano… Repugnante a la mirada de quien lo ve…, con todas las amargas vertientes del dolor. Isaías es el profeta que más ayudó a la primera comunidad cristiana a contemplar la Pasión y la Crucifixión: “Un hombre lleno de dolor, acostumbrado al sufrimiento. Como a alguien que no merece ser visto, lo despreciamos, no le tuvimos en cuenta” (Is 53,3). “Nosotros pensamos que Dios lo había herido, que le había castigado y humillado” (Is 53,4). ¡Un hombre fracasado! Un fracaso no solamente humano para ser abandonado por todos y para ser considerado como un delincuente, sino también un fracaso religioso: ¡los poderes religiosos también lo estaban condenando a muerte! Así puede “compadecerse de nuestras debilidades” (Hebr 4,15).

El sufrimiento de nuestro mundo

Contemplar a Jesús es contemplar el sufrimiento de nuestro mundo. Qué profundidad la del dolor de quienes mueren de hambre, de quienes se ahogan en medio del mar viendo la costa de salvación, de quienes padecen una enfermedad crónica incurable, de quienes son torturados, de los que sufren el paro o las consecuencias personales y familiares de la injusta sociedad de la desigualdad, los encarcelados injustamente… ¡Cuántas caras tiene el sufrimiento! Ante este padecer, Dios nos llama a:

a. Luchar contra el propio dolor…Porque el cristianismo no es una exaltación del sufrimiento. Y Dios está en el dolor, a nuestro lado, dándonos fuerzas para luchar…

b. Luchar contra el dolor ajeno…Quienes luchan por los refugiados en alta mar o en campos de refugiados… El riesgo de la vida, los accidentes continuos, el cansancio, el miedo…, la pérdida de prestigio, la incomprensión, ser tachados de idealistas, de ingenuos, de “buenismo”…

c. Compartir simplemente el  sufrimiento de los demás. ¿Es posible y humano vivir sin ningún tipo de dolor y de sufrimiento cuando hermanas y hermanos nuestros se encuentran abrumados bajo el peso de sufrimientos inmensos? Sabemos muchas cosas sobre el sufrimiento de la gente, pero no sabemos demasiado de su mismo sufrimiento.

B. COMO ABUNDAN LOS SUFRIMIENTOS, ABUNDA EL CONSUELO

Sabemos por experiencia en nuestras vidas que “donde abundó el sufrimiento, sobreabundó la gracia y el consuelo”. Por ello, propongo contemplar el Cristo de la sonrisa, aquel ante el que san Francisco Javier rogó de niño y de adolescente tantas veces en su castillo natal de Navarra.

El dolor luminoso

En el evangelio de Juan, la Pasión es “la libertad y la soberana majestad del Cristo en el sufrimiento y en la muerte” (Donatien Mollat). Paradójicamente, en el momento más oscuro, ante un ajusticiado y despreciado, “un gusano y no hombre” (Sal 22,7), el centurión grita: “¡Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios!” (Mc 15, 39). El dolor de Cristo es luminoso para el centurión hasta el punto de hacerlo pronunciar la confesión definitiva del evangelio de Marcos.

En la medida de los sufrimientos, abunda el consuelo (cf. 2Cor1,5)

Dios está presente en el sufrimiento humano, se esconde, pero no desaparece. Y el dolor se convierte en “cruz”. Contemplamos algunas luces que irradia el sufrimiento…:

a. El sufrimiento de la compasión.Las entrañas de Jesús fueron removidas por el sufrimiento de los demás. La persona que sigue a Jesús entrará también en este sufrimiento de la “misericordia”, un corazón afectado por el sufrimiento de los demás. “Dichosos los compasivos” (Mt 5,7).

b. El sufrimiento de la misma solidaridad efectiva. La compasión es dolorosa y dulce a la vez, pero exige desprendimiento personal y material, dar y darse. “Hay más felicidad en dar que en recibir” (Hch 20,35).

c. El sufrimiento de la identificación con el dolor ajeno. El amor lleva a la identificación. Y el amor cristiano, se inspira en el que quiso hacerse “igual en todo a sus hermanos” (Hebr 2,17). Hay carismas especiales que son luz en la oscuridad…

d. El dolor de un nuevo nacimiento.Cada herida que nos deja el dolor en nuestra vida es como una rendija que nos va abriendo a la vida plena, cuando Dios lo será todo en todos (cf. 1Cor 15,28).

viernes santo

Imagen extraída de: Pixabay


Deja un comentario

La jornada de ayuno y oración por la paz el 23 de febrero. . Invitación a otras religiones.

Jornada  de Oración y Ayuno por la PazJornada de Oración y Ayuno por la Paz 

23 de febrero: El Papa convoca Jornada de Oración y Ayuno por la Paz

El Papa Francisco anunció la celebración, el viernes 23 de febrero, de una Jornada de Oración y Ayuno por la Paz, en particular por las poblaciones de la República Democrática del Congo y Sudán del Sur.

Ciudad del Vaticano

“Ante las trágicas situaciones de conflicto que se prolongan en diversas partes del mundo, invito a todos los fieles a una especial Jornada de oración y ayuno por la paz para el próximo 23 de febrero, viernes de la Primera Semana de Cuaresma”, con estas palabras el Papa Francisco anunció el pasado domingo, 4 de febrero, durante la oración del Ángelus, la celebración de una Jornada de oración y ayuno por la paz.

Oración por la República Democrática del Congo y Sudán del Sur

“La ofreceremos en particular por la poblaciones de la República Democrática del Congo y de Sudán del Sur – agregó el Pontífice – como en otras ocasiones semejantes, invito también a los hermanos y hermanas no católicos y no cristianos a asociarse a esta iniciativa en las modalidades que consideren más oportunas, pero todos juntos”, alentaba el Obispo de Roma a los fieles y peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro para rezar a la Madre de Dios.

Las religiones pueden contribuir a la consolidación de la paz

En este sentido, el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso hizo saber esta mañana – en un Comunicado de prensa – que el Santo Padre también invitó a los miembros de otras religiones a unirse a la iniciativa, en las formas que considerasen más apropiadas. “El Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso – se lee en el documento – consciente de que las religiones pueden contribuir en gran medida al logro y la consolidación de la paz, estará agradecido a los hermanos y hermanas de otras religiones que deseen acoger este llamamiento y vivir momentos de oración, ayuno y reflexión según su propia tradición y en sus lugares de culto”.

Jornada de Oración y Ayuno por la Paz
06 febrero 2018, 17:15