Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Negociaciones de paz para Siria comienzan el 23

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, habla a la prensa en Ginebra. Foto: ONU/Violaine Martin

22 de febrero, 2017 — Con el objetivo de propiciar un entorno favorable para las conversaciones entre el gobierno y la oposición de Siria que iniciarán el jueves en Ginebra se ha pedido a ambas partes que silencien el espacio aéreo en las zonas que abarca el acuerdo de alto el fuego garantizado por Rusia, Turquía e Irán.

El enviado especial de la ONU para Siria hizo este anuncio hoy durante una conferencia de prensa en la ciudad suiza, donde se encuentra ya parte de las delegaciones negociadoras de las partes en conflicto.

“Hoy, la Federación de Rusia anunció que ha solicitado formalmente al gobierno de Siria silenciar su espacio aéreo en las áreas regidas por el alto el fuego durante las charlas entre sirios. Y nosotros hemos pedido a los actores con influencia en la oposición que traten de hacer lo mismo”, dijo Staffan de Mistura.

Explicó que si bien la oposición no tiene aviones, puede hacer cosas similares en términos de reducir cualquier tipo de provocación para que no se registren eventos que puedan afectar el proceso de diálogo.

De Mistura reiteró que la guía de las discusiones será la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, que estipula el establecimiento de una gobernanza creíble, incluyente y no sectaria; la redacción de una nueva constitución; y la celebración de elecciones libres y justas.

Por otra parte, advirtió que si bien el alto el fuego en general se ha mantenido durante más de mes y medio, es frágil y, por lo mismo, precisa de un monitoreo cuidadoso.

En este sentido, consideró muy útiles las reuniones que se han celebrado en Astana, promovidas por Rusia, Turquía e Irán y pugnó por que se mantenga esa iniciativa.


Deja un comentario

Colombia: colaboración de los jesuitas en la negociación de paz con el ELN

 

jesuitas

 

ECUADOR: La Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) es sede del diálogo por la paz entre Colombia y el Ejército de Liberación Nacional

Cuatro años de negociaciones secretas entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) dieron paso a conversaciones públicas con la instalación de una mesa de diálogo en la hacienda Cashapamba, sede social de la PUCE y desde ahora sede ecuatoriana de la paz. Al ofrecer este espacio en las afueras de Quito, los jesuitas del Ecuador mostramos nuestro compromiso por la paz y la justicia en el hermano país de Colombia, en concordancia con el trabajo que también hacemos con el Servicio Jesuita a Refugiados.

El rector de la PUCE, P. Fernando Ponce León S.J., antes de que se inicie la mesa de diálogo el 8 de febrero ofreció una oración por la paz con una lectura del profeta Isaías 2,1-5, y una plegaria del Papa Francisco, hecha por primera vez en Tiflis (Georgia). “Señor Jesús, vence la dureza de los corazones, prisioneros del odio y del egoísmo, confunde a la cultura de la muerte y haz brillar el triunfo de la vida…”

El jefe negociador del gobierno de Colombia, Juan Camilo Restrepo invitó al grupo rebelde a abandonar la práctica del secuestro y dijo: “Estamos ante la oportunidad de, por fin pasar la página de la guerra”. Mientras que Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN enfatizó: “Asistimos a estas conversaciones con la convicción de que debemos cambiar lo que haya que cambiar”

Guillaume Long, canciller ecuatoriano, acompañó como representante del país anfitrión. También estuvieron presentes los delegados de los otros países garantes: Cuba, Venezuela, Brasil, Chile y Noruega, además de los Obispos de los distintos departamentos de Colombia y Francisco de Roux, jesuita colombiano, luchador por los Derechos Humanos, constructor de la paz y Ex Provincial.


Deja un comentario

La esperanza de una paz sin guerras. Palabra del Papa

La esperanza del Papa: poder decir “¡se acabó la guerra en el mundo!”

Francisco en Santa Marta: «muchos mueren porque los potentes quieren un pedazo más de tierra»; Dios pedirá cuentas al respecto, pero hay que preguntarse: «¿Cómo custodio la paz en el corazón?», porque la violencia nace allí

Una paloma volando, símbolo de la paz

46
0
Pubblicato il 16/02/2017
DOMENICO AGASSO JR.
CIUDAD DEL VATICANO

La violencia nace y comienza en el corazón de los seres humanos. La «declaración» de hostilidades proviene de allí, con la envidia, los celos. Por ello, cada uno, aunque se encuentre físicamente lejos de los conflictos armados o de quienes los planean, es responsable de la custodia de la paz. Insistió en ello Papa Francisco durante la homilía de la misa que celebró esta mañana, 16 de febrero de 2017, en la capilla de la Casa Santa Marta. El Pontífice, según indicó la Radio Vaticana, subrayó la tragedia de todas las personas que pierden la vida bajo las bombas y con los disparos que ordenan los potentes y los traficantes de armas; pero también indicó que no pierde la esperanza de poder decir un día: «¡Se acabó la guerra en el mundo!».

 

 

La violencia nace y comienza en el corazón de los seres humanos. La “declaración” de hostilidades proviene de allí, con la envidia, los celos. Por ello, cada uno, aunque se encuentre físicamente lejos de los conflictos armados o de quienes los planean, es responsable de la custodia de la paz. Insistió en ello Papa Francisco durante la homilía de la misa que celebró esta mañana, 16 de febrero de 2017, en la capilla de la Casa Santa Marta. El Pontífice, según indicó la Radio Vaticana, subrayó la tragedia de todas las personas que pierden la vida bajo las bombas y con los disparos que ordenan los potentes y los traficantes de armas; pero también indicó que no pierde la esperanza de poder decir un día: “¡Se acabó la guerra en el mundo!”.

 

Los tres elementos de la homilía papal de hoy fueron la paloma, el arcoíris y la alianza, tres imágenes presentes en la Primera Lectura, tomada del Libro del Génesis, que narra que Noé libera a la paloma tras el diluvio. Esta paloma, que regresa con la ramita de olivo, es “el signo de aquello que Dios quería después del diluvio: la paz, que todos los hombres estuvieran en paz”. “La paloma y el arcoíris – dijo Francisco – son frágiles”. “El arcoíris – añadió – es bello después de la tempestad, pero después viene una nube y desaparece”. También la paloma – prosiguió – es frágil. Y recordó cuando hace dos años, a la hora del Ángelus dominical, una gaviota mató a dos palomas que había liberado junto a dos niños desde la ventana del Palacio Apostólico.

 

“La alianza que Dios hace es fuerte – comentó el Obispo de Roma – pero nosotros la recibimos, la aceptamos con debilidad. Dios hace la paz con nosotros, pero no es fácil custodiar la paz”. “Es un trabajo de todos los días – añadió – porque dentro de nosotros está todavía aquella semilla, aquel pecado original, el espíritu de Caín quien, por envidia, celos, codicia y deseo de dominación, hace la guerra”. Francisco observó además que, hablando de la alianza entre Dios y los hombres, se hace referencia a la “sangre”: “De su sangre – se lee en la Primera Lectura – yo les pediré cuentas; pediré cuentas a cada ser vivo y pediré cuentas al hombre de la vida de su hermano”. Y observó que nosotros “somos custodios de los hermanos y cuando hay derramamiento de sangre, hay pecado, y Dios nos pedirá cuentas”. “Hoy en el mundo –denunció– hay derramamiento de sangre. Hoy el mundo está en guerra. Tantos hermanos y hermanas mueren, también inocentes, porque los grandes, los potentes, quieren un pedazo más de tierra, quieren un poco más de poder o quieren obtener más ganancias con el tráfico de armas. Y la Palabra del Señor es clara: ‘De su sangre, o sea de su vida, yo pediré cuentas; pediré cuentas de esto a cada ser vivo y pediré cuentas de la vida del hombre al hombre, a cada uno de sus hermanos’. A nosotros también nos parece que estamos en paz aquí. Pero el Señor pedirá cuentas de la sangre de nuestros hermanos y hermanas que sufren la guerra”.

 

“¿Cómo custodio yo a la paloma?”, se preguntó Francisco. “¿Qué hago para que el arcoíris sea siempre una guía? ¿Qué hago para que no se derrame más sangre en el mundo?” Todos nosotros – reafirmó – “estamos implicados en esto”. La oración por la paz “no es una formalidad, el trabajo por la paz no es una formalidad”. Y reveló con amargura que “la guerra comienza en el corazón del hombre, comienza en casa, en las familias, entre amigos y después va más allá, a todo el mundo”. ¿Qué hago yo “cuándo siento que llega a mi corazón algo que quiere destruir la paz?”. La guerra, continuó el Pontífice, “comienza aquí y termina allá. Las noticias, las vemos en los periódicos o en los telediarios… Hoy tanta gente muere y aquella semilla de guerra que produce la envidia, los celos, la avidez en mi corazón, es la misma – germinada, hecha árbol – que la bomba que cae sobre un hospital, sobre una escuela y mata a los niños. Es lo mismo. La declaración de guerra comienza aquí, en cada uno de nosotros. De ahí la pregunta: ‘¿Cómo custodio yo la paz en mi corazón, en mi intimidad, en mi familia?’. Custodiar la paz, no sólo custodiarla: hacerla con las manos, artesanalmente, todos los días. Y así lograremos hacerla en el mundo entero”.

 

“La sangre de Cristo – recordó el Papa – es la que hace la paz, pero no la sangre que los traficantes de armas o los potentes hacen que se derrame en el mundo. Y compartió un recuerdo personal de cuando era niño: “Recuerdo: comenzó a sonar la alarma de los Bomberos, después de los periódicos y en la ciudad… Esto se hacía para llamar la atención sobre un hecho o una tragedia y otra cosa. E inmediatamente oí a la vecina de casa que llamaba a mi mamá: ‘¡Señora Regina, venga, venga, venga!’. Y mi mamá salió un poco asustada: ‘¿Qué ha sucedido?’. Y aquella mujer, del otro lado del jardín, le decía: ‘¡Se acabó la guerra!’ y lloraba”.

 

Francisco recordó el abrazo de las dos mujeres, el llanto y la alegría porque la guerra había terminado. Y concluyó diciendo: “Que el Señor nos dé la gracia de poder decir: ‘Se acabó la guerra’ y llorando. ‘Ha terminado la guerra en mi corazón, ha terminado la guerra en mi familia, ha terminado la guerra en mi barrio, ha terminado la guerra en mi lugar de trabajo, ha terminado la guerra en el mundo’. Así serán más fuerte la paloma, el arcoíris y la alianza”.


Deja un comentario

Colombia: ONU aplaude el inicio de las conversaciones de paz entre el gobierno y el ELN

Naciones Unidas aplaude el inicio de los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN

António Guterres habla a la prensa en Nueva York. Foto de archivo: ONU/Manuel Elías

08 de febrero, 2017 — El Secretario General de la ONU aplaudió hoy el inicio de los diálogos formales de paz entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) este 7 de febrero en Quito, la capital de Ecuador.

“Resolver el conflicto es fundamental para alcanzar una paz completa en Colombia, salvar vidas y avanzar hacia el desarrollo sostenible en todo el país”, afirmó António Guterres en un comunicado.

Añadió que toma nota del compromiso de las partes de escuchar a las comunidades afectadas por el conflicto y subrayó la necesidad de poner en marcha conversaciones serias y productivas que permitan pronto reducir toda forma de violencia, así como acabar con las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario. “Es esencial para generar confianza y apoyo público hacia el proceso de paz”, enfatizó.

El Secretario General felicitó a los Gobiernos de países garantes del proceso -Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, Noruega y Venezuela- por su compromiso con los diálogos de paz en Colombia, así como a otros Estados que también apoyan este intento de poner fin al conflicto más largo de América.


Deja un comentario

Siria: no es suficiente el cese al fuego.

Consejo de Seguridad: El cese al fuego en Siria no es suficiente

Niño sirio empujando una silla de ruedas en el este de Alepo. Foto: ACNUR/Bassam Diab

26 de enero, 2017 — Aunque hay esperanza de un final del conflicto en Siria, aún existen muchas dificultades para los equipos humanitarios de la ONU que intentan aliviar las necesidades básicas de la población víctima de la guerra.

Ese fue el mensaje general de una reunión del consejo de seguridad que analizó la situación humanitaria en Siria.

Stephen Obrian, el Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios, declaró el año 2016 como un tiempo devastador en el que mundo fue testigo del sufrimiento de la población siria a niveles indescriptibles.

“El secretario general, mis colegas y yo, solo podemos describir la situación en que viven como un matadero, un completo colapso humano, la cúspide del horror.”

Obrian, aunque reconoció que los diálogos entre el gobierno y la oposición en Astana representan la esperanza de lograr la paz, recalcó que ese sentimiento no se había podido convertir en acción humanitaria en los pasados meses e hizo un llamado a los Estados para continuar impulsando soluciones políticas y terminar con los sitios en las ciudades sirias, que impiden el acceso de los trabajadores humanitarios.

Por su parte Amir Mahmoud Abdulla, Director Ejecutivo del Programa Mundial De Alimentos (PMA), reveló que 7 millones de personas en siria sufren de inseguridad alimentaria y 2 millones están en riesgo, mientras que la producción de comida en el país es la menor posible registrada en la historia. Alrededor de unos 6.5 millones de sirios viven en lugares donde la ayuda no llega.

“Con ayuda de nuestros socios seguimos haciendo lo imposible para llegar a quienes lo necesitan, con la esperanza de que haya un fin permanente del conflicto”, dijo.

Abdulla calificó el acceso como vital para esta tarea señalando que más del 60% de los convoyes enviados por la agencia no logran acceder a sus destinos.

Un llamado similar hizo Peter Salama, Director Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, al resaltar que más de la mitad de los hospitales en siria están destruidos o cerrados y más de dos tercios de trabajadores de salud han migrado del país, mientras que 35,000 personas son heridas al mes por la guerra.

El consejo de seguridad destacó que confía plenamente en el Enviado Especial Stafan deMistura en lograr un acuerdo permanente entre ambas partes del conflicto. Se espera que la ONU y la Union Europea lleven a cabo una reunión internacional en Abril para ratificar el compromiso internacional para la paz sostenible en Siria.


Deja un comentario

ONU: las religiones y la paz.

ONU analiza el papel de la religión en el avance hacia la paz justa y sostenible

Líderes Religiosos. Foto UN/Rick Bajornas

23 de enero, 2017 — El papel de la religión y de organizaciones basadas en la fe en el alcance de una paz justa, inclusiva y sostenible es el tema central de un evento que sesiona hoy en la sede de la ONU.

Adama Dieng, asesor especial del Secretario General para la Prevención del Genocidio, participó en el simposio que se realiza por tercer año consecutivo.

Dieng subrayó la contribución importante que los líderes religiosos y sus organizaciones pueden ofrecer a los Estados en la construcción de sociedades pacíficas, inclusivas y cohesionadas, con capacidad para resistir los conflictos, el extremismo violento y las atrocidades.

“Estos líderes pueden alcanzar e influir en un gran número de personas, ofrecer apoyo durante emergencias, responder a las necesidades de las comunidades marginalizadas y pueden abordar discrepancias tan pronto como surjan”, dijo el asesor del Secretario General.

Conjuntamente con la Oficina de la ONU para la Prevención del Genocidio, el simposio es organizado por el Comité de ONG religiosas afiliadas a la ONU, el Consejo Mundial de Iglesias, la Sociedad de Iglesias Metodistas y la Conferencia de los Adventistas del Séptimo Día.

Durante el encuentro se realizan disertaciones y discusiones en paneles y habrá también una evaluación de la contribución de los procesos de paz en Colombia y Filipinas.

En sus ediciones anteriores, el simposio evaluó la dignidad humana y los derechos humanos y en su primera edición en 2015 se dedicó a la región, la violencia y el extremismo.


Deja un comentario

ONU: los asentamientos judíos y la comunidad internacional.

Mladenov advierte que la anexión de asentamientos en Cisjordania perjudicaría el proceso de paz

Construcción de asentamientos en Cisjordania. Foto: Annie Slemrod/IRIN

17 de enero, 2017 — El Coordinador Especial de la ONU para el Oriente Medio, Nicolai Mladenov, advirtió hoy que los llamamientos realizados a que Israel se anexe parcial o totalmente el Área C de Cisjordania amenazan con la destrucción de toda perspectiva de paz para el conflicto.

Al participar por teleconferencia en la primera reunión informativa de 2017 sobre la región del Consejo de Seguridad, Mladenov se refirió a las tensiones provocadas por la adopción por ese órgano de la resolución 2334 en diciembre pasado.

Ese texto reitera algunos de los obstáculos fundamentales para el proceso de paz como la construcción de asentamientos ilegales y los continuos actos de violencia, terrorismo y de incitación.
“Todos los interesados deben evitar acciones unilaterales que prejuzguen el alcance de la solución definitiva negociada”, dijo el enviado especial.

Con relación a la reunión ministerial celebrada en París, la semana pasada, con la presencia de más de 70 países y organizaciones internacionales, sostuvo que reafirmó el apoyo de la comunidad internacional a la solución de dos Estados y urgió a ambas partes a regresar a unas negociaciones auténticas.

Durante su intervención el enviado especial rindió homenaje a la labor que realiza la ONU y sus agencias en el terreno, que laboran en precarias condiciones de seguridad y en un ambiente de tensiones políticas.

Afirmó que cada día la ONU ofrece educación elemental gratuita a más de 300.000 estudiantes en 350 escuelas y ofrece servicio de salud a casi dos millones de palestinos.

Asimismo, subrayó que, en cada trimestre, la ONU ofrece asistencia alimentaria a 1 millón de refugiados en Gaza y Cisjordania.