Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Homenaje al personal de paz de la ONU cada 29 de mayo.

ONU rinde tributo a su personal de paz

El Secretario General, António Guterres, deposita una corona de flores en honor de los cascos azules muertos en servicio. Foto: ONU/Mark Garten

24 de mayo, 2017 — Cada 29 de mayo Naciones Unidas celebra el Día Internacional del Personal de Paz para rendir homenaje a los hombres y mujeres que tanto hacen en los lugares más necesitados del planeta.

El Secretario General de la ONU ha emitido un mensaje por la celebración de este miércoles en la sede del Organismo mundial.

“Ahora más que nunca es fundamental continuar invirtiendo en la paz de todo el mundo”, afirmó António Guterres en un mensaje por el Día Internacional del Personal de Paz de Naciones Unidas.

El Secretario General recordó que a diario los soldados, policías y civiles que laboran en las misiones llevan paz y tranquilidad a las sociedades asoladas por la guerra en todo el mundo.

También rindió homenaje a los más de 3.500 miembros del personal de paz que han sacrificado sus vidas en el cumplimiento de sus tareas desde 1948.

”Su sacrificio no hace más que reafirman nuestra determinación de velar porque el personal de paz de la ONU siga protegiendo a los civiles que se hallan en peligro, promoviendo los derechos humanos y el estado de derecho, retirando las minas terrestres, contribuyendo al avance de las negociaciones y logrando un futuro mejor en los lugares donde trabaja”, dijo Guterres.

La ONU observa este miércoles de manera oficial el día de homenaje al personal de paz que incluye a los conocidos cascos azules, con una ceremonia solemne en recordación de los caídos y la entrega de la Medalla Dag Hammarskjöld, entregada póstumamente al personal que perdió la vida.

La Asamblea General designó el 29 de mayo Día Internacional del personal de Paz de las Naciones Unidas, en recordación del establecimiento en esa fecha de 1948 de la primera misión de la ONU en Palestina.

En la actualidad, la ONU cuenta con 16 operaciones para el mantenimiento de la paz en cuatro continentes con 102.000 funcionarios militares, civiles y de policía provenientes de 124 países


Deja un comentario

Venezuela: los obispos insisten en la necesidad de las elecciones

Episcopado venezolano dice que “camino electoral” resolvería la crisis

2017-05-19 Radio Vaticana

(RV).- La Conferencia Episcopal de Venezuela ha realizado esta semana la XLIII Asamblea Extraordinaria Plenaria para analizar la delicada situación que vive la nación, como fruto del encuentro han publicado una Exhortación Pastoral para “ser compañeros de camino en los momentos de crisis, de recuperación y de reconciliación”.

Los Obispos se reunieron en Caracas, del 16 al 18 de mayo, mientras en todas las regiones se agudizan las protestas y los fallecidos ya son más de 45 personas. La frontera con Colombia fue militarizada, ante la escalada de violencia y saqueos registrados en los últimos días.

El episcopado venezolano que ya ha rechazado la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente recibirá este viernes a un representante del Gobierno para escuchar su propuesta; sin embargo, insisten los arzobispos y obispos que la manera de resolver la crisis es “el camino electoral”, además de la liberación de los presos políticos, la apertura de un canal humanitario y el reconocimiento pleno de la Asamblea Nacional.

“Crece la Violencia con acciones que van desde la ofensa personal hasta atentados contra la paz ciudadana, como los saqueos y enfrentamientos entre grupos. La represión ha arreciado y es cada vez más dura en contra de los manifestantes en protestas cívicas, muchos de los cuales son jóvenes. Aumenta el número de quienes son enviados a tribunales militares negándoseles el derecho al debido proceso ante sus jueces naturales”, expresan los Obispos en la Exhortación Pastoral.

Ante esta situación los prelados presentan cuatro desafíos para afrontar la crisis, entre ellos el compromiso por la paz, la denuncia profética, la solidaridad fraterna, caridad y oración. “En Venezuela hemos de difundir una cultura de la vida que podrá realizarse si nos esforzamos por ir consiguiendo las condiciones que la favorezcan”.

Exhortan también a guiarse por los criterios del Evangelio, e invitan a participar de “la Jornada de Oración, Ayuno y Solidaridad por la restauración de la paz y el progreso de la convivencia entre los venezolanos, el próximo 21 de mayo”.

Pbro. Johan Pacheco para RADIO VATICANA. @padrejohan


Deja un comentario

Mozambique: 25 años de paz. Y ahora?

¿25 años de paz?: Mozambique, entre el desarrollo y una eterna crisis política

El 4 de octubre se cumplirán 25 años del Acuerdo General de Paz, firmado por el Frente de Liberación de Mozambique (FRELIMO) y la Resistencia Nacional Mozambiqueña (RENAMO), que puso fin a 16 años de guerra en la que murieron más de un millón de personas y obligó a cientos de miles más a refugiarse en los países vecinos. Después de 25 años de aquel acuerdo, ¿en qué punto estamos?

 

Texto Víctor Hugo García Ulloa
Fotografías Getty Images

 

La gente ha comenzado a regresar, poco a poco, a sus aldeas y distritos, y la vida ordinaria en el centro de Mozambique parece volver de nuevo a la normalidad. Los alumnos retoman sus clases en aulas parcialmente destruidas, hay negocios –cerrados o que fueron saqueados meses atrás– que vuelven a abrir sus puertas a un comercio local tímido e incipiente. Las últimas semanas han sido de relativa tranquilidad y por las carreteras nacionales se ven los primeros autobuses de pasajeros que, desde hacía varios meses, habían dejado de circular por los continuos ataques de hombres armados a lo largo del camino.

Algunos pequeños grupos de refugiados mozambiqueños regresan del vecino Malaui a sus campos de labranza y se encuentran con un panorama de abandono, desolación y pobreza. Han perdido casi todo. Este es el resultado de varios meses de conflicto armado entre dos frentes antagónicos que, 25 años atrás, firmaron en Roma un Acuerdo General de Paz cuya implementación siempre fue incompleta o se transgredió.

La población regresa a sus tierras pero con miedo y confusión. Y aunque la posibilidad de que un nuevo conflicto se extienda por todo el país es lejana, los recuerdos y traumas de una guerra civil que duró 16 años (1976-1992) están todavía muy frescos; familias enteras viven aterrorizadas solo de imaginar que pudiesen revivir las atrocidades y violaciones que los dos bandos militares, el FRELIMO y la RENAMO, cometieron contra la población civil en su estrategia de culpar al enemigo.

 

Afonso Dhlakama, histórico líder de la RENAMO, uno de los protagonistas de la historia contemporánea de Mozambique / Fotografía: Getty Images

 

La incertidumbre reina princi­palmente en el centro del país, la región más afectada por los últimos conflictos armados. Incertidumbre provocada también por el evidente esfuerzo de parte de varios medios de comunicación nacional encargados de desviar la atención del verdadero problema –la falta de democracia y la militarización de la oposición–, para centrarla en acusaciones contra todo aquel que se atreva a pensar de forma diferente a la lógica del partido en el poder. La guerra también ha sido mediática. En este, como en casi todos los conflictos contemporáneos, la primera víctima ha sido la verdad.

La gente está cansada de la guerra. La gente se pregunta si la tregua que vivimos desde enero –que el líder de la RENAMO, Afonso Dhlakama, anunció que se prorrogaba hasta el 4 de mayo– ha venido para quedarse definitivamente o si será una mentira más que el pueblo mozambiqueño tendrá que engullir. Lo peor de todo es que ya casi nadie cree en las palabras de los líderes políticos encargados de firmar un nuevo acuerdo de paz. La gente se pregunta quién se cree las promesas tantas veces repetidas y siempre incumplidas.

Factores de desestabilización

Siguiendo las consideraciones de algunos analistas políticos independientes destacamos algunos factores de desestabilización que están en la raíz del problema de Mozambique, entre los que se encuentra el incesante proceso de “fragilización” del Estado y su promiscua relación con el Gobierno del FRELIMO, lo que deja un espacio casi nulo para otros partidos políticos. Se coloca en puestos de dirección a personas conocidas por su sumisión a los intereses del partido más que por su competencia y honestidad. Esto favorece la ineficiencia y el descrédito de las instituciones y la corrupción.

El presidente de Mozambique, Filipe Nyussi con su homólogo turco, Reccep Tayip Erdogan / Fotografía: Getty Images

En segundo lugar está el fracaso de la RENAMO para pasar de ser un movimiento guerrillero a un partido político. Esto va asociado a las continuas derrotas electorales y la consecuente autoexclusión de los demás procesos políticos, como la inscripción del partido para las elecciones municipales.

A esto añadimos la consolidación del país como destino de cuantiosas inversiones extranjeras encaminadas a los sectores minero y energético, así como la captación de recursos económicos por parte de los dirigentes del FRELIMO, y una falta de transparencia en las concesiones de los permisos de explotación de recursos naturales. Todo esto conlleva la existencia de niveles crecientes de desigualdad remarcados por la escandalosa riqueza por parte de una élite restringida. Los pocos ricos son cada vez más ricos, mientras que la gran mayoría es cada vez más pobre.

Estas cinco claves han conducido a la actual encrucijada social, política y militar del país, para cuya solución habría que profundizar en dos aspectos: por un lado, la descentralización del poder, la aceptación de gobernadores provinciales pertenecientes a la RENAMO en las provincias donde democráticamente ganó las elecciones, además del compromiso de reducir el rol del FRELIMO en el aparato del Estado; junto a la desmilitarización de la RENAMO y su inclusión en las Fuerzas Armadas del país.

Historia de un desencuentro

Hasta ahora, hemos presenciado una sucesión de diálogo de sordos ya que, tanto la RENAMO como el FRELIMO, después de 5 años de negociaciones fallidas, solo han sabido exacerbar sus posiciones, cada uno fingiendo escuchar, cada uno fingiendo querer dialogar. Las 105 rondas de negociación entre las dos fuerzas han resultado estériles. Cada facción se ha empecinado en querer subrayar más lo que los divide que buscar la paz y el bien común. Cada una de las partes se autoproclama bienhechora de la nación y padre de la democracia en el país.

Para algunos analistas políticos como Fernando Jorge Cardoso, “Filipe Nyussi tiene el dominio total de la maquinaria del Estado, del Partido y del Ejército, pero no tiene en sus manos la sociedad civil urbana”. Para los periodistas y politólogos Salomón Moyana y Thomas Vieira, Afonso Dhlakama ha perdido seguidores y credibilidad política al arremeter, como en otros tiempos, contra la población civil. Para ellos, haría falta, en la búsqueda del diálogo por la paz “menos formalismo y más pragmatismo”.

Por todas partes se habla de la necesidad de paz: en el transporte público, en las escuelas, en los mercados, en las iglesias… A nadie le conviene la guerra en Mozambique. Ni a los países vecinos, que ven la inmigración como una amenaza, ni a los más lejanos, que en otros tiempos financiaban la guerra civil y que ahora se apuntan a administrar grandes proyectos económicos en el país. Tampoco le interesa al Gobierno, que se arriesga a convertir a Mozambique en un Estado fallido, ni a los militares, por la pérdida de efectivos. Y, por supuesto, no le interesa a los inversores, ni a los comerciantes, ni a los políticos, ni a los ricos, ni a los pobres.

La comunidad internacional se ha mostrado tibiamente preocupada con la situación actual, pero duda en calificar de mediocres o insuficientes los esfuerzos del Gobierno de turno por miedo a perder concesiones y privilegios en futuros contratos macroeconómicos.

Los partidos ajenos al conflicto se han limitado a condenar las acciones armadas y a utilizar estas acusaciones como un trampolín para sacar provecho en las próximas elecciones presidenciales, que se celebrarán en 2019, de la polarización del país entre el FELIMO y la RENAMO.

La sociedad civil, donde destaca la Liga de Derechos Humanos encabezada por Alice Mabote, ha levantado la voz y ha organizado en la capital, Maputo, algunas marchas contra la ola de violencia, la corrupción y los secuestros que sufre el país.

Las comunidades religiosas, encabezadas por la Iglesia católica y la comunidad musulmana, han denunciado las acciones de los dos principales actores de la escena política. La Conferencia del Episcopado Mozambiqueño ha publicado algunas cartas pastorales y mensajes entre los que destacan No a la violencia, no a la guerra y Construir la Democracia para preservar la Paz, documentos en los que condenan la actitud arrogante y la falta de voluntad para encontrar la paz por parte de los líderes de los dos partidos políticos en cuestión. Afirman los prelados mozambiqueños que “Si continúa prevaleciendo la tendencia de absolutización de los partidos políticos y el culto a la personalidad de sus propios dirigentes, no estará garantizada la paz en Mozambique. Ningún partido, ni siquiera sus propios líderes, tiene atributos divinos”.


Deja un comentario

Colombia: admiración del Consejo de Seguridad por el proceso de paz

Consejo de Seguridad admira el compromiso de Colombia con el proceso de paz

Los embajadores del Consejo de Seguridad de la ONU y el jefe de la Misión de Naciones Unidas en Colombia visitan una zona veredal de transición y normalización en el departamento del Meta. Foto: Misión de la ONU en Colombia

16 de mayo, 2017 — El presidente del Consejo de Seguridad de la ONU quien lideró la reciente visita del órgano a Colombia, expresó admiración por el importante compromiso demostrado por las partes con el proceso de paz en ese país.

“Como evaluación general de estas reuniones yo resaltaría el compromiso de todos los participantes en el proceso de paz, de continuar sus mejores esfuerzos para llevarlo adelante, hay conciencia de las dificultades que se han planteado sabiendo que otras surgirán más adelante, como es normal en estos procesos”, aseguró Elbio Roselli.

La embajadora de Colombia, Maria Emma Mejía agradeció el interés del Consejo y reiteró la necesidad de un apoyo continuo en la segunda etapa del proceso de paz que comenzará cuando termine el proceso de desarme.

“Fue muy conmovedor ver su compromiso su dedicación, su empeño para que el ejercicio fuera un ejercicio positivo, a la secretaría doy gracias por todo su trabajo y esperamos que estas noticias positivas continúen en esa segunda etapa que ahora emprendemos, con su apoyo, los colombianos”, aseguró la diplomática.

Los representantes permanentes del Reino Unido y de Bolivia, coincidieron con el presidente del Consejo y resaltaron que la paz en Colombia, es un proceso progresivo.

“Aunque aún existen desafíos, hay una visión unida de que la paz es ahora irreversible”, aseguró Matthew Rycroft.

“En todo momento el gobierno y las FARC han demostrado no tener dudas sobre el camino que emprendieron, su compromiso determinación y valentía es evidente con mucha satisfacción hemos sido testigo del buen ambiente y el trato cordial que existe entre ellos”, agregó Sacha Llorentty.

En total 7.000 excombatientes de las FARC-EP están reunidos en las zonas veredales y todas su armas deben ser entregadas a la Misión de la ONU antes de reincorporarse a la vida civil.

El Consejo destacó que las principales amenazas al proceso son el difícil acceso a estas zonas por falta de carreteras, las inclemencias climáticas y el lento ritmo de adopción de medidas legales y administrativas relacionadas con los excombatientes.


1 comentario

Espàña y su memoria histórica.

España debe cumplir con sus obligaciones internacionales con víctimas de Guerra Civil y franquismo

Tumba de Franco. By Georgio – Photo personnelle sur French Wikipedia:(suppr) (actu) 30 septembre 2005 à 13:01 . ., CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=422056

12 de mayo de 2017

“Amnistía Internacional valora positivamente la Proposición No de Ley (PNdL) aprobada por el Congreso de los Diputados en su sesión plenaria del día 11 de mayo, sobre la efectiva aplicación y desarrollo de la Ley de Memoria Histórica. Ya que esta iniciativa legislativa recoge en parte algunas de las recomendaciones formuladas por organismos de Naciones Unidas como el Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, Pablo de Greiff, y por el Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias, en sus respectivos informes de julio de 2014.

Así, entre otras cuestiones, la PNdL insta al Gobierno a dotar presupuestariamente las políticas públicas de recuperación de la memoria histórica; a asumir las labores de localización y exhumación de fosas e identificación de los cadáveres de personas víctimas de desaparición forzada; a revisar la normativa en materia de archivos en línea con los estándares internacionales de derechos humanos, y a resignificar la función del Valle de los Caídos hacia un espacio de dignificación y reconocimiento de las víctimas, a través, entre otras medidas, de la exhumación de los restos de Francisco Franco y su traslado a otro lugar.

Amnistía Internacional espera que esta iniciativa legislativa suponga una oportunidad para que España dé cumplimiento a sus obligaciones internacionales y se comprometa a avanzar con los más de 30 países que ya han hecho progresos en materia de memoria histórica, por ejemplo a través del establecimiento de 40 comisiones de la verdad entre 1974 y 2010 para el esclarecimiento de graves violaciones de derechos humanos consecuencia de regímenes y de conflictos armados.


Deja un comentario

En oración por la paz en el mundo al igual que en Fatima.

“Como en Fátima, hay que orar por el fin de los absurdos conflictos”

La santidad de los pastorcitos videntes no fue consecuencia de las apariciones, sino de la fidelidad con la cual ellos respondieron al privilegio de ver a la Virgen, aseguró hoy el Papa Francisco durante su bendición dominical
AFP

El Regina Coeli de Francisco

22
0
Pubblicato il 14/05/2017
Ultima modifica il 14/05/2017 alle ore 17:13
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Los pastorcitos de Fátima no fueron santos porque vieron a la Virgen. Los fueron por su fidelidad cristiana. Ellos rezaron e hicieron penitencia por el final de la Primera Guerra Mundial. Hoy, 100 años después, el mundo necesita más que nunca plegarias y sacrificios, para que acaben los “absurdos conflictos, grandes o pequeños, que desfiguran el rostro de la humanidad”. Palabras del Papa este domingo, al recordar su fugaz visita apostólica al santuario ubicado en el corazón de Portugal.

 

Al mediodía de este domingo, Francisco se asomó a la ventana de su estudio personal en el Palacio Apostólico del Vaticano y dirigió su oración del “Regina Coeli” (Reina del Cielo) ante unas 25 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro. Pasó revista a las 23 horas que pasó en Fátima, en su viaje apostólico número 19, el viernes 12 y sábado 13 de mayo.

 

“En Fátima me sumergí en la oración del santo pueblo fiel, oración que allá corre desde hace 100 años como un río, para implorar la protección materna de María sobre el mundo entero. Agradezco al señor que me concedió ir a los pies de la virgen madre como peregrino de esperanza y de paz”, dijo, hablando en italiano.

 

“Desde el inicio, cuando en la capilla de las apariciones me quedó por un largo tiempo en silencio, acompañado por el silencio orante de todos los peregrinos, se creó un clima de recogimiento y contemplativo, en el cual se desarrollaron los varios momentos de oración”, siguió.

 

Recordó que, en ese lugar 100 años atrás, la Virgen eligió el “corazón inocente y la sencillez” de los pastores niños Francisco, Jacinta y Lucía, a quienes convirtió en depositarios de su mensaje. Ellos, sostuvo, lo custodiaron tan dignamente que se convirtieron en modelos de vida cristiana.

 

Precisó que con su declaración como santos propuso a toda la Iglesia católica que “cuide a los niños”, pero aclaró que su santidad no dependió de las apariciones, sino de la fidelidad y el ardor con las cuales respondieron al privilegio de ver a María. Según el Papa, tras el encuentro con la “bella señora”, como la llamaban, recitaban frecuentemente el rosario, hacían penitencia y ofrecían sacrificios para obtener el final de la Primera Guerra Mundial y por las almas más necesitadas.

 

“También hoy se necesita de oración y de penitencia para implorar la gracia de la conversión, para implorar el fin de tantas guerras que están por todos lados en el mundo y que se alargan cada vez más, como también el final de los absurdos conflictos, grandes o pequeños, que desfiguran el rostro de la humanidad”, estableció.

 

En el momento de los saludos finales, también urgió a emprender el camino del diálogo y la “amistad social” para encontrar solución a los conflictos en Medio Oriente y en otras latitudes. Confió a la Virgen, reina de la paz, las suertes de las poblaciones afectadas por guerras y conflictos, en particular en Medio Oriente, y se mostró cercano a “tantos inocentes” cristianos, musulmanes o de otras minorías, que sufren “trágicas violencias y discriminaciones”.

 

Manifestó su solidaridad y agradeció a quienes responden a las necesidades que presentan esas crisis humanitarias. “Animo a las diversas comunidades a recorrer el camino del diálogo y de la amistad social para construir un futuro de respeto, de seguridad y de paz, lejanos de toda suerte de guerra”, añadió.

 

Más adelante, el líder católico constató que este domingo se celebra el día de la madre en muchos países, incluido Italia, y advirtió que el futuro de las sociedades exige de parte de todos, especialmente de las instituciones, una atención concreta a la vida y a la maternidad.

 

“Recordamos con gratitud y afecto a todas las madres, también a nuestras madres en el cielo, confiándolas a María, la madre de Jesús. Y ahora les hago una propuesta: permanezcamos algunos instantes en silencio, cada uno rezando por la propia mamá”, exhortó, obteniendo un largo silencio y, después, un aplauso sostenido de la multitud.


Deja un comentario

Hacia la paz en Siria. Un pacto importante en Astana.

En Astana se dio un paso prometedor para la reducción de la tensión en Siria: De Mistura

Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria. Foto de archivo: ONU/Violaine Martin

Share

04 de mayo, 2017 — El enviado especial de la ONU para Siria señaló que las conversaciones de Astana lograron hoy un paso importante y prometedor en el proceso de reducir la tensión y frenar la escalada del conflicto en ese país.

Staffan de Mistura participó en calidad de observador en la reunión en la capital de Kazajstán entre delegaciones del gobierno sirio, la oposición armada y Rusia, Turquía e Irán, los países garantes de este proceso de distensión.

Al término del cónclave, de Mistura declaró a la prensa que la iniciativa firmada por los garantes busca el establecimiento de cuatro zonas seguras en el territorio sirio, en las que se buscaría un alto el fuego.

El diplomático agregó que tras la firma de este pacto, esperaría que sus disposiciones se concretaran en las próximas dos semanas, para entonces reanudar las negociaciones de Ginebra.

De Mistura dijo que si bien ha habido otros momentos esperanzadores en el pasado, esta vez confía en que se concreten las medidas acordadas y para ello hará falta trabajo con las partes en conflicto y con los actores con influencia sobre ellas.

Con respecto a las objeciones de la delegación de la oposición armada a la iniciativa de los garantes, consideró que esas dificultades no son sorprendentes cuando las partes se reúnen a hablar y enfatizó que, en cambio, fue positivo que ninguno de los participantes se mostró a favor de una solución militar al conflicto.