Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Iniciativas del Vaticano contra la corrupción.

Vaticano; nace una red global contra mafias y corrupción

Lo anunció la Consluta sobre la Justicia del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano en el documento sobre el debate del 15 de junio: «No se reducirá a pías exhortaciones, se necesitan gestos concretos»

Vaticano; nace una red global contra mafias y corrupción

39
0
Pubblicato il 01/08/2017
Ultima modifica il 01/08/2017 alle ore 16:34
DOMENICO AGASSO JR.
CIUDAD DEL VATICANO

Otro paso concreto desde el Vaticano en la lucha contra los mafiosos y corruptos. Después del debate sobre la Corrupción que se llevó a cabo en el Vaticano el 15 de junio pasado, del que surgió «la voluntad de hacer un frente común en contra de las diferentes formas de corrupción, crimen organizado y mafia», la Consulta de la Justicia del dicasterio vaticano para el Servicio al Desarrollo Humano Integral creará «una red a nivel internacional». La Iglesia en el mundo «es ya una red y por ello puede y debe ponerse al servicio de tal intención con valentía, decisión, transparencia, espíritu de colaboración y creatividad», se lee en el documento final.

 

La Consulta del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral, guiado por el Prefecto cardenal Peter Turkson, con base en lo que surgió en el debate internacional sobre la corrupción que se llevó a cabo en la Casina Pío IV, «profundizará el estudio sobre una respuesta global (mediante las Conferencias Episcopales y las Iglesias locales) sobre la excomunión de los mafiosos y de las organizaciones criminales afines y sobre la perspectiva de excomulgar por corrupción».

 

El documento nace del «No a la corrupción» que el Papa Francisco encomendó a su red mundial de oración para febrero de 2018, en el recuerdo del homicidio del beato Giuseppe Puglisi, sacerdote y mártir, «para que los que tienen un poder material, político o espiritual no se dejen dominar por la corrupción». La consulta «internacional sobre la Justicia del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral –se explica en el documento– orientará, entonces, a partir de septiembre, las propias iniciativas al respecto del próximo año».

 

La corrupción, «antes de ser un acto, es una condición: de ahí la necesidad de la cultura, de la educación, de la acción institucional, de la participación de la ciudadanía», se afirma. La consulta «no se reducirá a pías exhortaciones, porque se necesitan gestos concretos. El compromiso educativo exige, efectivamente, maestros creíbles, incluso en la Iglesia».

 

Según la consulta «no es creíble quien busca alianzas para privilegios, exenciones, vías preferenciales o incluso ilícitas. Todos nosotros nos volveremos irrelevantes, dañinos y peligrosos si actuamos de esta manera. No es creíble quein se aprovecha de su posición para recomendar a personas a menudo no recomendables, tanto a nivel de valores, como en el nivel de la honestidad». Así, «la acción de la Consulta será educativa e instructiva, y se dirigirá a la opinión pública y a múltiples instituciones para generar una mentalidad de libertad y de justicia, en vista del bien común». Y esto «sobre todo, en el mundo, la corrupción es, ella misma, el sistema social dominante».

 

Este «camino no será simple: la Iglesia está extendida por el mundo y es necesario ponerse a la escucha de todas sus articulaciones para proceder en el diálogo incluso con los no cristianos, participativa, transparente y eficazmente», afirma el documento. También será fundamental «desarrollar el nexo (hoy casi desaparecido) entre la justicia y la belleza. El extraordinario patrimonio histórico, artístico y arquitectónico constituirá un formidable elemento de apoyo para la acción educativa y social en contra de cualquier forma de corrupción y de crimen organizado».

 

La Consulta elaborará, «además, una propuesta de pensamiento político (con atención particular a la democracia y a la laicidad) que ilumine la acción en relación con las instituciones para que los tratados internacionales sean verdaderamente aplicados y para que las legislaciones sean uniformadas para perseguir de la mejor manera los tentáculos del crimen, que superan las fronteras de los Estados».

 

El dicasterio «debe hacer que resuene el mensaje de Justicia y de Paz del Papa Francisco. La corrupción es, efectivamente, causa de falta de paz, y así la Consulta profundizará también la relación entre los procesos de paz y las formas de corrupción».

 

Se necesita «un movimiento, un despertar de las conciencias –concluye el texto. Esta es nuestra motivación primera, que advertimos como una obligación moral. Las leyes son necesarias, pero no bastan. Los niveles de acción serán tres: la educación, la cultura, la ciudadanía. Hay que moverse con valentía y provocar a las conciencias para pasar de la indiferencia a la percepción de la gravedad de tales fenómenos, para combatirlos».


Deja un comentario

El ático del Cardenal Bertone; cómo se pagó?

El ático de Bertone fue pagado dos veces, preguntas sobre el proceso

Se deduce de los documentos que el Gobernatorado pagó una segunda vez (con el dinero del cardenal ) los gastos que ya había saldado la Fundación Bambino Gesù. No existe una nueva carta-memoria del ex Secretario de Estado

El administrador Profiti con el cardenal Bertone

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

El proceso vaticano en el que están imputados el administrador del Bambino Gesù, Giuseppe Profiti, y el tesorero, Massimo Spina, cuya primera audiencia se llevó a cabo el pasado 18 de junio y que proseguirá en el mes de septiembre, tiene un objetivo claro y bien definido: averiguar si se utilizó ilícitamente el dinero de la Fundación, que pagó la costosa reestructuración del departamento-ático al que se habría mudado el cardenal Tarcisio Bertone después de dejar si encargo como Secretario de Estado.

 

«En particular –se lee en el acta de citación– fueron pagados con fines completamente extra-institucionales 422.005, 16 euros, que fueron utilizados para las obras de reestructuración en un inmueble de propiedad del Gobernatorado, destinado a la residencia del Secretario de Estado emérito, en beneficio de la empresa de Gianantonio Bandera. Delito cometido en la Ciudad del Vaticano de noviembre de 2013 al 28 de mayo de 2014». El empresario genovés Bandera, a pesar de haber recibido dos veces y de dos entes diferentes el dinero para hacer el mismo trabajo, no es imputado y es citado solo como testigo.

 

Es evidente que el proceso, tal y como fue concebido por los magistrados vaticanos, parecería girar alrededor del uso ilícito del dinero del Bambino Gesù: el administrador bertoniano Profiti (que pagó con facturas regulares mientras avanzaba la obra la suma de 422 mil euros) siempre ha tratado de demostrar que con esos gastos no pretendía hacerle un favor al cardenal. Sino que el pago se justificaba porque el departamento en el Vaticano habría sido utilizado para los encuentros entre Bertone y los patrocinadores del Bambino Gesù. Entonces, el ático habría formado parte de las actividades institucionales de la Fundación.

 

Cada quien es libre de sacar sus conclusiones. Profiti sostiene la congruencia de su decisión, que habría favorecido la posibilidad para reunir fondos para el hospital. Los acusadores indican, en cambio, que entre los objetivos institucionales de la Fundación del hospital infantil no figuran las remodelaciones de inmuebles que serán utilizados como residencias privadas.

 

Pero, más allá de esta cuestión central del proceso, quedan pendientes otras tres cuestiones. Como, efectivamente, se deduce de los documentos, entre enero y julio de 2014 Profiti hizo 7 pagos (por un valor total de 422 mil euros) desde las cuentas en el IOR y la Apsa de la Fundación y del hospital a la sociedad inglesa Lg Contractor Ltd. Estas operaciones fueron autorizadas por el administrador después de haber recibido los documentos con los que el empresario Bandera lo informaba sobre el avance de la obra en la casa del Gobernatorado asignada a Bertone.

 

En diciembre de 2015, mientras continuaba la investigación de la magistratura vaticana, el Gobernatorado informó a los investigadores que había aprobado y efectuado los pagos a la empresa Castelli Re para cubrir la reestructuración de la casa de Bertone, por un total de 346.825,64 euros, mediante 7 depósitos efectuados entre el 30 de octubre de 2013 y el 25 de septiembre de 2014. Cada uno de estos depósitos se refería a una factura específica de Castelli Re, que también se relaciona con el empresario Bandera. Fue el mismo Bertone, explicó el Gobernatorado a la magistratura vaticana, quien pidió que se encomendaran los trabajos de reestructuración a la Castelli Re, diciéndoles que algunos de los gastos habrían sido cubiertos en parte por benefactores y en parte por el Gobernatorado mismo.

 

«En particular –se lee en la documentación– de la nota de “Comisión para obras a cargo del Gobernatorado” surge que para los trabajos de reestructuración del departamento destinado a S.E.Rma Card. Bertone (comisión n. 504629) se hizo un presupuesto por 355.000,00 euros, que habría sido pagado en las siguientes proporciones: 308.000,00 euros a cargo del Card. Bertone y 47.000,00 euros a cargo del presupuesto del Gobernatorado».

 

El 27 de noviembre de 2014 el cardenal Bertone pagó al Gobernatorado la suma de 307.676,00 euros, es decir la que le correspondía. Entonces, resumiendo: la Fundación Bambino Gesù pagó 422.000,16 euros a una sociedad relacionada con el empresario Bandera por las obras de reestructuración del ático y para las obras en las partes comunes; El Gobernatorado pagó a la Castelli Re, también relacionada con Bandera, la suma de 346.825,64 euros para que llevara a cabo el mismo trabajo (que fue pagado dos veces, por dos entes diferentes a dos sociedades diferentes relacionadas con el mismo empresario). Bertone devolvió al Gobernatorado la suma que le correspondía (307.676,00 euros).

 

Resulta, pues, que el Gobernatorado efectivamente pagó solamente 39.149,64 euros frente a un compromiso económico presupuestado de 225.000,00 euros. También resulta que algunos de los pagos acordados no fueron efectuados por el Gobernatorado (como afirmó el mismo empresario Bandera) porque mientras tanto, en julio de 2015, la Castelli Re fue declarada en banca rota por el Tribunal de Roma.

 

Los magistrados vaticanos indicaron algunas anomalías: que Bertone hubiera dado el proyecto de reestructuración del inmueble del Gobernatorado y que él mismo hubiera indicado cuál empresa habría debido hacer el trabajo. El doble pago del trabajo por parte de los dos diferentes entes a las dos diferentes sociedades sin que (y esto surgió durante la investigación) ninguno de los entes estuviera al tanto de los pagos del otro.

 

El único que admitió el doble pago fue Gianantonio Bandera. Hay que decir, además, que la competencia para efectuar obras dentro del Estado de la Ciudad del Vaticano es exclusivamente de la Dirección de los Servicios Técnicos del Gobernatorado, «cosa que en el caso en examen –afirmaron los magistrados– no se verificó, debido a la intervención técnico-administrativa y económica de la Fundación Bambino Gesù, que se superpuso a la del Gobernatorado».

 

La magistratura vaticana no pretende que en el proceso penal haya cuestiones de carácter administrativo, y decidió concentrarse solo en la legalidad del comportamiento de Profiti y Spina y en el uso para fines no institucionales del dinero de la Fundación Bambino Gesù. Sin contar que al momento en el que la Fundación presentó el proyecto para la reestructuración del ático, el cardenal Bertone, con una carta del 8 de noviembre de 2013, aseguró al Bambino Gesù que los gastos necesarios para arreglar el departamento que habría sido utilizado también para los encuentros con posibles patrocinadores del hospital habrían corrido por su cuenta y no habrían pesado en la caja de la institución.

 

Mientras continúa el proceso, estas son las cuestiones pendientes: hay un empresario que ha recibido dos veces el dinero por el mismo trabajo. Hay una institución vaticana (el Gobernatorado) que pagó una segunda vez las obras en el departamento que ya había pagado otro ente (la Fundación Bambino Gesù) y lo hizo, por lo menos es lo que parece, con base en un contrato que establecía solamente la obra en las partes comunes (es decir las dos terrazas).

 

Desde el punto de vista contable y patrimonial, el Gobernatorato incrementó su patrimonio por más de medio millón de euros (gracias a la reestructuración del departamento y de las partes comunes) frente a aun gasto de 39 mil euros, con ganancias netas por 560 mil euros. La que perdió, en cambio, fue la Fundación Bambino Gesù, que desembolsó los famosos 422 mil euros y no tuvo ningún incremento patrimonial.

 

Claro, se trata de eventos que sucedieron durante el primer periodo del Pontificado del Papa Francisco, cuando la reforma económico-administrativa, que derivaría en la creación de la Secretaría para la Economía, que todavía estaba en ciernes. Pero ni siquiera ahora parece todo funcionar como debería, por ejemplo en relación con los contratos para la remodelación de los departamentos que serán asignados a los que viven dentro de la Ciudad del Vaticano.

 

Para concluir, siempre en relación con el proceso que acaba de comenzar en el Vaticano, parece no tener fundamento la noticia de una nueva carta-memoria de Bertone sobre la reestructuración del departamento en el que vive y sobre el papel que tuvieron los dos imputados. Se habló sobre la existencia de este documento en el aula durante las discusiones, pero por lo que parece el abogado que lo citó se refería a la ya conocida carta del 8 de noviembre de 2013 con la que el purpurado aceptaba la propuesta para la reestructuración y el relativo resumen que le había presentado la Fundación Bambino Gesù, y en la que especificaba que la suma necesaria para las obras habría corrido a cargo de «terceros, para que nada quede a cargo de esta institución».


Deja un comentario

El fenómeno de la corrupción. Debate.

El Vaticano debate sobre la corrupción, “la peor plaga social”

Cardenales, obispos, diplomáticos y especialistas se reúnen en el corazón del Vaticano para discutir sobre el fenómeno de la corrupción, un flagelo que afecta también a la Iglesia. Entrevista con el cardenal Peter Turkson
AP

Peter Turkson

4
0
Pubblicato il 15/06/2017
Ultima modifica il 15/06/2017 alle ore 18:11
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

La corrupción es una “blasfemia”, un “cáncer que destruye nuestras vidas”. Con esas palabras el Papa se refirió a un flagelo preocupantemente difuso en la sociedad actual. Un fenómeno “fluido”, como el aceite que lubrica la maquinaria del crimen y la injusticia. Por eso, Francisco avaló la convocatoria a un Debate Internacional contra la Corrupción, que reunió a clérigos y estudiosos en la materia este jueves 15 de junio en la Casina Pío IV, en el corazón del Vaticano.

 

Este mismo día salió a la venta en Italia el libro “Corrosione”, una entrevista de Vittorio Alberti con el cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede. El volumen lleva un prólogo firmado por el pontífice, en el cual calificó a la corrupción como la “peor plaga social”, porque “genera gravísimos problemas y crímenes que involucran a todos”. En enrevista con el Vaticano, el propio Turkson explicó los alcances del debate, también convocado por la Academia Pontificia para las Ciencias Sociales.

 

¿Qué espera el Papa de este encuentro?

Más bien podríamos decir, ¿qué esperamos nosotros como dicasterio con este encuentro? Aunque el Papa está al corriente, la responsabilidad cae sobre nosotros. Esta es una fase de una serie de encuentros que hemos organizado desde el año pasado, involucrando jueces, abogados, policías, etc. Antes de decidir sobre acciones, queremos tener la visión más amplia posible sobre la cuestión. Y pasar entonces a la creación de un grupo de trabajo que llevará adelante este diálogo. Queremos identificar cómo se realiza la corrupción en la pobreza, la trata de personas, la migración y los refugiados, en las bancas y la finanza. No debemos hablar de resolver la corrupción en teoría, sino de combatir la corrupción en cada uno de los sectores. Nuestro dicasterio dispone de estructuras que pueden dar instrumentos sobre cómo afrontar estas actitudes corruptas.

 

La corrupción es como el aceite que permite a la criminalidad de funcionar…

Muchas veces es la cara misma de la criminalidad, no se limita a una actitud, para algunos es un estilo de vida. Por eso nosotros decimos que este fenómeno tiene la capacidad de corroer, comer a las instituciones, a las personas, a las estructuras.

 

Esta es una preocupación especial del Papa, ¿no?

No existe sacerdote u obispo que haya llevado adelante la pastoral que pueda permanecer al margen del impacto y el efecto de este fenómeno. Un ejemplo: si los jóvenes hacen un examen para entrar a la universidad y después la nota no basta para tener acceso y deben depender de uno u otro, se pierde también confianza en uno mismo. Entonces se llega a la convicción que las propias capacidades no son suficientes para construirse un futuro. Se tiene que vivir la experiencia para entender. Hay muchas formas de esta injusticia en la sociedad.

 

El Papa dijo que la Iglesia no debe tener miedo de purificarse…

Por eso escuchamos aquí la relación del revisor de cuentas del Vaticano (Libero Milone). La misma Santa Sede se ha empeñado en introducir estructuras para dar testimonio de transparencia. Un compromiso con el hacer, más que con el decir. También el jefe de la Gendarmería Vaticana, (Domenico Giani) explicó todos los sistemas que se han puesto en pie para combatir la corrupción.

 

Entonces, ¿la Iglesia no está exenta de este flagelo?

Porque la Iglesia está constituida de personas que son parte de una cultura. Regresé hace poco de Estados Unidos, de ahí me viene este ejemplo: pensemos que muchos años atrás algunas congregaciones religiosas vendieron esclavos para poder construir sus universidades. Son hechos que están en el pasado, y se pueden repetir en el presente. La Iglesia tiene miembros que son hijos de su tiempo. Para mí, eso no basta porque si bien soy hijo del propio tiempo, también debo ser consciente que represento una fe, debo ser uno que sabe más. Aunque todos se involucren en eso, si soy sacerdote debo actuar de otra manera. Pero esto no fue posible entonces. En la Iglesia existirá siempre quien ceda a ser hijo del propio tiempo en lugar de tener una actitud ejemplar.

 

¿Este encuentro es parte de un compromiso por evitar la corrupción en la Iglesia?

La Iglesia no es solamente el Vaticano. Cuando se habla de este tema no se debe limitar la reflexión a lo que se encuentra aquí, en este lugar. Partiendo de aquí, también en las Iglesias locales se pueden encontrar muchísimos casos de corrupción. Insisto, la Iglesia está formada por hombres, hombres que corren el riesgo de ser hijos de su tiempo sin darse cuenta que ellos tienen que hacer una diferencia. A veces esa diferencia es sofocada con la mundanidad. Por eso también organizamos este encuentro, para salir de esa tentación.


Deja un comentario

Odebrecht en America Latina.

EL CRISTO DE LO ROBADO DE PERÚ. Se lo conoce como Cristo del Pacífico y fue financiado por el constructor Odebrecht que está siendo procesado por lo menos en 7 países de América Latina

Casi idéntico al Cristo brasileño del Corcovado

Casi idéntico al Cristo brasileño del Corcovado

Era el orgullo de los peruanos que viven junto a una colina llamada Morro Solar, al sur de Lima, la capital, y ahora se está convirtiendo en el monumento a la vergüenza. El escándalo comenzó cuando se supo que fue financiado por el constructor brasileño Odebrecht, quien está siendo investigado por lo menos en siete países de América Latina por distribuir coimas a altos funcionarios y presidentes para conseguir a cambio licitaciones multimillonarias. En Perú hay tres presidentes en la mira de la justicia. El último de ellos es Alejandro Toledo, quien se encuentra de vacaciones en París y por el cual el gobierno peruano ofrece una recompensa y el FBI emitió una orden de captura internacional. Pero también está involucrado el ex presidente Alan García, que gobernó Perú entre 2006 y 2011 y reconoce haber convocado a “un grupo de amigos y de empresas” e invertido 30.000 dólares de sus ahorros personales “porque quería que fuera [el Cristo del Pacífico] una imagen que bendice y protege a Perú”.

El “Cristo de lo robado” mide 37 metros y es una copia casi idéntica del famoso Cristo del Corcovado de Río de Janeiro. La construcción requirió más de 800.000 dólares provenientes en gran parte de las arcas del constructor brasileño que en aquel momento se disponía a inaugurar la Línea 1 del Metro de Lima, “una obra – afirma el mayor diario peruano, La Razón – por la que hoy se sabe que pagó 7 millones de dólares en sobornos”.

La estatua se ha convertido en un monumento a la corrupción y más que al Salvador del Mundo recuerda los 29 millones de dólares distribuidos por Odebrecht para ganar licitaciones públicas entre 2005 y 2014, años durante los cuales pasaron los presidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Con Alejando Fujimori en la cárcel desde 2005, los presidentes peruanos en olor de corrupción son cuatro. Un nuevo récord latinoamericano.


Deja un comentario

Papa Francisco: la corrupción y otras tentaciones.

“Cuidado, los ‘peces gordos’ corruptos comenzaron con pequeñas cosas”

El Papa en Santa Marta: nunca hay que dialogar con Satanás, frente a las tentaciones no hay que ser «tontos», sino pedir ayuda a Dios
ANSA

Un momento de la Misa en la Capilla de la Casa Santa Marta

226
0
Pubblicato il 10/02/2017
DOMENICO AGASSO JR.
CIUDAD DEL VATICANO

También en la debilidad de las tentaciones, que «todos» tienen, está la gracia de Cristo que ayuda a no ocultarse de Dios y a pedir perdón. Lo afirmó Papa Francisco en la misa matutina de hoy, 10 de febrero de 2017, celebrada en la capilla de la Casa Santa Marta. El Pontífice, según indicó la Radio Vaticana, reflexionó sobre el diablo que tienta tanto a Adán como a Eva y a Jesús. Con el Demonio no se dialoga, insistió el obispo de Roma, porque de lo contrario se acaba en el escándalo y en la corrupción, como sucede a muchos «peces gordos».

 

El diablo, con Adán y Eva, «se hace ver en forma de serpiente, atractivo», y con su partida astucia trata de «engañar», él es «especialista» en eso, es el «padre de la mentira, embustero». Primero trata de engañar a Eva, la hace «sentir bien» y comienza de esta manera un «dialogo», después, «paso a paso», Satanás la conduce a donde quiere él.

 

En cambio, con el Hijo de Dios, acaba mal para el diablo: sí, trata de dialogar con Jesús, porque, justamente, «cuando el diablo engaña a una persona lo hace con el dialogo», pero Cristo no cede. Dando una respuesta «que no es suya», es la de la Palabra de Dios, porque «con el diablo no se puede dialogar», de lo contrario se acaba como Adán y Eva, «desnudos».

 

El diablo, además «es un mal pagador —insistió Francisco—, ¡nunca paga bien! ¡Es un fraudulento! Te promete todo y luego te deja desnudo. También Jesús acabó desnudo, pero en la cruz, por obediencia al Padre, otro camino. La serpiente, el diablo es astuto: no se puede dialogar con el diablo».

 

Y el Pontífice observó: «Todos nosotros sabemos qué son las tentaciones, todos sabemos, porque todos las tenemos. Muchas tentaciones de vanidad, de soberbia, de codicia, de avaricia… Muchas». Y hoy se discute mucho sobre corrupción: «muchos corruptos, muchos peces gordos corruptos que hay en el mundo y cuyas vidas conocemos por los periódicos; tal vez comenzaron con una cosa pequeña, no sé, por no ajustar bien la balanza y eso que era un kilo… “no, pongamos 900 gramos, que parece un kilo”». «La corrupción —subrayó Francisco— comienza con poco, como este dialogo: “Pero no, ¡no es cierto que te hace daño este fruto! ¡Cómelo, es bueno! Es poca cosa, Nadie se da cuenta. ¡Come, come!” Y poco a poco, poco a poco, se cae en el pecado, se cae en la corrupción».

 

Lo que la Iglesia enseña para afrontar las tentaciones es «no ser ingenuos», por no decir «tontos», sino tener los «ojos bien abiertos» y, sobre todo, dirigirse al Señor «porque solos no podemos». Adán y Eva se «ocultan» de Dios, pero, por el contrario, se necesita la gracia de Cristo para «volver y pedir perdón», porque «en la tentación —advirtió el Papa— no se dialoga, se reza: “Ayúdame, Señor, soy débil. No quiero esconderme de ti”». Después, Francisco subrayó: «Esto es valentía, esto es vencer. Cuando tú comienzas a dialogar, acabarás vencido, derrotado».

 

Al final, una invocación: «Que el Señor nos dé la gracia y nos acompañe en esta valentía y, si somos engañados por nuestra debilidad en la tentación, nos dé la valentía para levantarnos y seguir adelante. Por esto vino Jesús, por esto».


Deja un comentario

Guatemala: los obispos sobre la corrupción, la democracia y la justicia.

GUATEMALA – “La lucha contra la corrupción es fundamental” denuncian los obispos

jueves, 10 noviembre 2016conferencias episcopales   política   iglesias locales   pobreza  

“La lucha contra la corrupción es fundamental” denuncian los obispos
GUATEMALA

2016-11-10

Guatemala (Agencia Fides) – En un comunicado titulado “Dios ama la justicia y el derecho” (Salmo 33), los obispos de Guatemala denuncian una “parálisis institucional” que se manifiesta de diversas maneras, como el obstruccionismo entre diputados y las acciones que paralizan el normal desarrollo de la justicia, mientras la justicia debería ser “rápida, imparcial y ajena a injerencias de poderes externos e internos” se lee en el comunicado recibido por la Agencia Fides.
El documento recuerda la necesidad de reforzar la democracia en los momentos difíciles, por eso los obispos proponen de nuevo lo que ya escribieron en junio de 2015, cuando publicaron un documento sobre la necesidad de la democracia en la defensa del bien común y sobre la promoción de la dignidad humana: “La soberanía nacional es un principio a defender, concierne a todos los ciudadanos y establece el criterio básico de considerar inaceptables las presiones que se ejerzan para querer imponer condiciones al país, desde actores internacionales o desde actores internos”. “La lucha contra la corrupción es fundamental pero es necesario enmarcarla en los objetivos inmediatos de construcción de un proyecto de país” subrayan los obispos. “La situación socio-política que estamos viviendo es preocupante y nos afecta a todos los guatemaltecos… Queremos una Guatemala distinta y nos comprometemos para que la verdad del Evangelio sea nuestra mayor contribución al cambio social y ético que como país necesitamos” concluye el texto, firmado por el Presidente de la Conferencia episcopal, Su Exc. Mons. Rodolfo Valenzuela Núñez, obispo de la diócesis de Vera Paz, con fecha del 6 de noviembre.
El mes pasado, los guatemaltecos se sorprendieron por el resultado del juicio contra un ex ministro y otras 10 personas involucradas en un caso de corrupción de alto nivel. Según la prensa local, también han aparecido otros casos de corrupción en las aduanas, entre la política y los ejecutivos de los bancos. (CE) (Agencia Fides, 10/11/2016


Deja un comentario

ONU: adhesión de la Santa Sede a la convención sobre la corrupción.

La Santa Sede se suma a la convención de la ONU contra la corrupción

El cardenal Pietro Parolin depositó formalmente el instrumento de adhesión. El tratado entrará en vigor en el Vaticano el próximo 19 de octubre
AP

71a Sesión de la Asamblea de la ONU

37
0
23/09/2016
REDACCIÓN
TURÍN

La Santa Sede, en nombre y por cuenta del Estado de la Ciudad del Vaticano, se suma a la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, según indicó un boletín de la Sala de Prensa vaticana.

El 19 de septiembre de 2016, en la sede de las Naciones Unidas de Nueva York, el Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, depositó formalmente el instrumento de adhesión de la Santa Sede a la Convención de la ONU adoptada por la Asamblea General el 31 de octubre de 2003.

Expresando el propio consenso ante el carácter obligatorio de este tratado, en nombre y por cuenta del Estado de la Ciudad del Vaticano, la Santa Sede formuló dos reservas y tres declaraciones interpretativas, que forman parte integral del instrumento de adhesión. Por lo tanto, según el artículo 68, párrafo 2, de la Convención misma, que prevé la adopción de medidas efectivas para prevenir y contrarrestar los delitos cometidos en el ámbito de la función pública, entrará en vigor para la Santa Sede y para el Estado de la Ciudad del Vaticano el próximo 19 de octubre.