Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Experiencias personales de terrorismo.

ONU/Eskinder Debebe
Hawa Abdu, de Nigeria, fue secuestrada por Boko Haram en 2014 y pasó cuatro años cautiva del grupo terrorista.

21 Agosto 2019

Un equipo de Noticias ONU que viajó a Chad y el norte de Camerún este año para hablar con sobrevivientes de ese flagelo sobre el efecto devastador de estas experiencias en sus vidas.

Con motivo del Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo hoy publicamos los testimonios recabados por un equipo de ONU Noticias que viajó a Chad y el norte de Camerún este año para hablar con sobrevivientes de ese flagelo sobre el efecto devastador de estas experiencias en sus vidas

Hawa Abdu, Kedra Abakar y Fati Yahaya narran aquí el capítulo más oscuro de su existencia.

La ONU apoya a las personas que han sido atacadas, secuestradas, heridas o traumadas por actos de terrorismo en cualquier parte del mundo.

“Los terroristas mataron a mucha gente ante nuestra vista”

Hawa Abdu, una nigeriana de 38 años madre de dos hijos fue secuestrada por Boko Haram en 2014 y pasó cuatro años desplazándose en el noreste de Nigeria con el grupo terrorista. Actualmente vive en la región norte de Camerún, en el campamento para refugiados nigerianos de Minawao, adonde llegó en enero de 2018.

“En 2014 mi madre estaba en Bama, un pueblo entre la capital del estado de Borno y la frontera con Camerún, así que fui a visitarla. Un día, las autoridades locales nos dijeron que no era seguro quedarnos ahí, pero me negué a irme porque mi madre estaba enferma. Los terroristas entraron al pueblo a las 4 de la mañana del día siguiente y se reunieron en el mercado. No pudimos evitarlo.

Escuché disparos por todos lados y, en la confusión, mis dos niñas corrieron hacia un lado y yo me fui con mi madre hacia otro. Los terroristas nos atraparon, golpearon a mi madre y la dejaron tirada.

A mí me llevaron, a muchas personas nos llevaron. Viajamos en un vehículo hasta el poblado de Zamaimaya y luego tuvimos que caminar 10 kilómetros entre arbustos.

Todas las mujeres, menos las niñas, fueron obligadas a casarse con un combatiente de Boko Haram. Yo me negué al principio; sin embargo, después de tres días me di cuenta de que no tenía más opción porque nos dijeron que si no aceptábamos nos ejecutarían. Me ordenaron convertirme al islam y lo tuve que hacer antes del matrimonio.

Después de casarme, mi esposo me golpeaba mucho y me daba muy poca comida. Una vez me pasé siete días sin comer. A veces me daba dindiri o frijoles. Pasé mucha hambre. Odiaba estar casada con un combatiente de Boko Haram.

Los terroristas mataron a mucha gente ante nuestra vista. No teníamos manera de evitarlo.

Nos desplazamos mucho entre los arbustos, cambiábamos de lugar todo el tiempo. Dios me salvó en esos días difíciles.

Un día, mi hija Hadiza, que tiene 13 años se escapó. No la he visto desde entonces. Rezo todos los días para que esté viva. No sé dónde está mi madre. Más tarde, los soldados llegaron a ahuyentar a Boko Haram y nos ayudaron a escapar a mí y a mi otra hija, Fatima, que ahora tiene 14 años. Ella está conmigo en el campamento de Minawao.

He pasado más de un año en este campamento. Mis vecinos me han dado comida y ropa. No he comido pollo desde que estoy aquí. Vendo cacahuates para ganar un poco de dinero. Necesito un tapete, una olla y más ropa.

Padezco una enfermedad del corazón y ansiedad y no puedo olvidar cómo me separaron de mis padres y hermanos, ni los asesinatos que vi. Pienso en eso todos los días.

Una manera de relajarme es oyendo música, canciones de Hausa Fulani. A veces mi vecino me presta su teléfono para oírlas. Me pone contenta, me produce paz mental.”

Noticias ONU/Daniel Dickinson
Kedra Abakar, de 25 años, fue secuestrado de su casa en la isla de Ngomiron Doumou, en el lago Chad, por extremistas del grupo terrorista Boko Haram. (9 de febrero de 2019)

“Nos mantuvieron debajo de un árbol y asesinaron a tres de mis amigos enfrente de nosotros”

Kedra Abakar, un joven de 25 años que fue forzado a sumarse a las filas de Boko Haram, donde militó durante dos años.

La isla Ngomiron Doumou en el Lago Chad, hogar de 5750 personas, fue atacada en 2015 por extremistas armados integrantes de Boko Haram, que aterrorizaron a la población. A punta de pistola, los terroristas secuestraron a unos 300 hombres, mujeres y niños y se los llevaron a Nigeria. Kedra Abakar es una de las cien personas que lograron regresar a su isla.

“Me llamo Kedra Abakar. Tengo 25 años y vivo en Ngomiron Doumou. Tenía 21 años cuando Boko Haram invadió mi isla creando confusión y miedo. Muchos de mis vecinos huyeron pero quienes no pudimos hacerlo, 200 o 300 personas quedamos rodeados. Nos mantuvieron bajo un árbol y asesinaron a tres de mis amigos enfrente de nosotros. Fue horrible. Nos dijeron que si no nos íbamos con ellos nos harían lo mismo. Tuvimos mucho miedo.

Nos llevaron a Nigeria. Nos encomendaron tres tareas: sembrar la tierra, pescar y pelear con Boko Haram. Tuve que combatir cuando me tocó hacerlo. Me dieron una pistola y me dijeron que atacara una aldea, me forzaron a hacerlo. Si me hubiera negado me habrían matado. Usé la pistola, disparé con ella, pero no sé si maté a alguien.

Pasé dos años dolorosos con Boko Haram, nunca me gustó. Buscaba oportunidades para escapar pero sabía que si me sorprendían me matarían, vivía muy asustado. Al final pude huir. Una noche, tomé una canoa en la orilla del Lago Chad y me fui. No pude venir directamente a Chad, tuve que viajar por Camerún.

Cuando pienso en el tiempo que estuve con Boko Haram me siento muy infeliz. Sólo 100 de las 300 personas raptadas junto a mi pudimos regresar a la isla. Muchas murieron peleando y algunas aún están ahí, son las que creen que Boko Haram es algo bueno.

Mi consejo a los jóvenes es que entiendan que Boko Haram es muy malo. Les digo que se queden en el pueblo si pueden. Boko Haram nos engañó porque no conocíamos nada mejor.

Mi comunidad me dio la bienvenida cuando regresé. Me dieron todo lo que me hacía falta. Espero que en el futuro haya una escuela en la isla para que la gente pueda recibir educación y no se deje seducir por Boko Haram.”

ONU/Eskinder Debebe
Fati Yahaya huyó a Camerún después de escaparse de los insurgentes armados en Nigeria.

“Vivía con miedo a que me mataran”

Fati Yahaya tiene 24 años y nació en el poblado de Koghum, en el noreste de Nigeria. Junto con sus dos hijas, Fati fue capturada por insurgentes armados en 2015 y vivió tres años como su prisionera. Desde junio de 2018 vive en el campamento para refugiados nigerianos de Minawao, en el norte de Camerún.

“Boko Haram llegó a mi pueblo, Koghum, en marzo de 2015. Era un miércoles por la noche, cerca de las 10 y acabábamos de cenar. Estaba en mi casa con mi suegro, de 80 años y mis dos hijas, Aissatou y Helle.

Me preguntaron si estaba mi esposo y cuando les dije que no, quemaron las casas del pueblo y nos forzaron a ir con ellos a pie hasta la montaña Doghoade, que queda a unos 33 kilómetros.

Algunas veces nos golpeaban y nos llamaban infieles sin religión. Otras veces me separaban de mi suegro y me encerraban en un cuarto. En una ocasión me dejaron ahí tres días sin comida ni agua.

Pasé tres años con esos hombres, tres años de sufrimiento. No me violaron pero muchas veces me golpeaban si no seguía bien sus instrucciones, por ejemplo, no mirar a los ojos a los hombres. Hubo gente a la que mataron a golpes, otros murieron de hambre. Yo vivía con miedo de que también me mataran.

Así era como vivía con ellos. Dios me ayudó y me salvó del sufrimiento.

Una anciana a la que esos hombres le tenían confianza me ayudó a escapar. Me fui con mis dos hijas pero mi suegro se quedó. Caminamos durante dos días bajo la lluvia y finalmente cruzamos la frontera con Camerún y llegamos al campamento de Minawao.

Hoy, mis hijas y yo estamos a salvo en este campamento, pero a veces sueño que esos hombres me encuentran y me asusto. Algunas veces niñas me preguntan: “¿dónde están los hombres que nos pegaban y torturaban?”

Y si ven policías con pistolas en el campamento se asustan, entonces les digo que no deben tener miedo. Aquí podemos dormir en paz, sin ruido de pistolas, sin asesinatos, sin brutalidad y nos dan de comer.

Mis hijas tienen paz mental ahora y juegan alegres con otros niños. Yo rezo para que puedan ir a la escuela y educarse. Tal vez un día alguna de ellas llegue a ser doctora. Esa es mi esperanza.”


Deja un comentario

USA: tiroteo en una sinagoga

Un muerto y tres heridos entre ellos el Rabino en Sinagoga en EEUUUn muerto y tres heridos entre ellos el Rabino en Sinagoga en EEUU  (AFP or licensors)

Tiroteo en Sinagoga en EEUU: un muerto y tres heridos

Al menos una persona muerta y tres heridos tras un tiroteo ocurrido en una sinagoga en Poway, cerca de San Diego (California), cuyo presunto responsable ya fue detenido, informó este sábado Steve Vaus, alcalde de la localidad

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

En declaraciones a la cadena CNN, Vaus confirmó que una persona falleció tras ser traslada al centro hospitalario Palomar, cercano al lugar de los hechos, mientras que hay otras tres heridas. El alcalde apuntó que lo sucedido podría haber sido un crimen de odio “debido a las afirmaciones que fueron realizadas cuando el tirador entró en la sinagoga”.

Tuits del obispo de la Diócesis de San Diego, Mons. Robert W McElroy

El obispo McElroy pide en un tuit a los sacerdotes de la diócesis de orar en las misas dominicales por las víctimas, y escribió una oración: “Sé que te unes a mí con profunda tristeza e indignación porque la violencia nacida del odio contra las personas de fe ha herido una vez más nuestra Nación”.

El otro tuit: “Nuestros corazones están dirigidos a la Sinagoga Chabad House Poway por la violencia insensata que ha habido hoy. Los lugares de culto deberían ser lugares de paz. Sepan que toda la comunidad católica de San Diego y los condados de San Diego les acompañan con nuestras oraciones”.

Las víctimas

Entre los cuatro heridos había una mujer, una niña y dos hombres. La persona fallecida es la mujer de 60 años. El resto se encuentra en condición estable. El tiroteo ocurrió cuando se estaba celebrando la Pascua judía, que conmemora la libertad de los judíos. Uno de los hombres heridos es el Rabino Yisroel Goldstein, herido en una mano, quien afirma trató de calmar al agresor.

El autor del tiroteo

Los hechos se produjeron a las 11.30 hora local, Poway es una pequeña localidad de 50.000 habitantes a 30 kilómetros al norte de San Diego (sur de California).  El presunto autor del tiroteo identificado por el sheriff de la ciudad, como John Earnest de 19 años. En rueda de prensa, el sheriff William Gore, confirmó la identidad del presunto autor del tiroteo como un joven de raza blanca que llevaba un rifle AR-15. Gore señaló que habían localizado una “carta abierta” firmada por una persona del mismo nombre en la que reconocía su odio a los judíos y prometía defender su raza europea.

Asimismo, explicaba que tomó la decisión de llevar a cabo el tiroteo en la sinagoga tras conocer la matanza de Nueva Zelanda del pasado mes, en la que 50 personas resultaron muertas y otras tantas heridas cuando un supremacista blanco abrió fuego contra las personas presentes en dos mezquitas.

Condolencias de Trump

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, subrayó en un acto electoral en Wisconsin que “esta noche el corazón de EE.UU. está con las víctimas del horroroso tiroteo de Poway”. Según las agencias, el Trump llamó al rabino que una de las víctimas. El mismo Rabino lo confirmó, condenando el hecho como acto de terrorismo.

El año pasado un hombre entró en una sinagoga en Pittsburgh (Pensilvania) y abrió fuego contra los asistentes, provocando la muerte a 11 personas, en el mayor ataque contra la comunidad judía en la historia reciente de Estados Unidos. Los presentes estaban celebrando el Shabbat.


Deja un comentario

Colombia. HRW denuncia la hipocresía del ELN

La hipocresía del ELN

Imprimir


Deja un comentario

Atentado en una catedral de Filipinas.

Filipinas: miembros de Cruz Roja ayudan a víctimas en ataque a Iglesia en JoloFilipinas: miembros de Cruz Roja ayudan a víctimas en ataque a Iglesia en Jolo 

Al menos 20 muertos por explosión en catedral de Filipinas

Una veintena de personas murió hoy en dos explosiones en una catedral de Sulu, en la región de mayoría musulmana del sur de Filipinas, que esta semana ratificó en plebiscito, un ansiado acuerdo de paz con grupos separatistas (EFE)

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

Según agencias, también han resultado 60 personas heridas por las explosiones registradas este sábado. Según Kimberly Molitas, vocero de la Policía Nacional, los servicios de emergencia todavía trabajan en el área por lo que la cifra de fallecidos y heridos aún puede aumentar en las próximas horas.

En el último recuento conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía, quince civiles y cinco soldados fallecieron en lo que se considera un ataque de grupos terroristas, que dejó además 81 heridos (65 civiles, 14 soldados y dos policías).

La primera explosión se produjo durante la misa dominical en la catedral de Joló, capital de la provincia de Sulu, alrededor de las 8.30 hora local (00.30 GMT) y la segunda poco después en el exterior del templo católico, indicaron a Efe fuentes de la Policía sobre el ataque, que de momento nadie ha reivindicado.

Condenan el atentado

El director de la Policía Nacional, Oscar Albayalde, declaró: “Condenamos fuertemente este ataque atroz que se ha llevado por delante vidas humanas sea cual sea el propósito de los responsables”. En sus declaraciones, apuntó a un posible ataque de grupos terroristas.

El asesor presidencial de Seguridad Nacional, Jun Esperon, relacionó el ataque con el triunfo del plebiscito y tildó a los autores de “asesinos en masa” a los que no se les va a permitir “arruinar las preferencias de una mayoría que apostó por la paz”.

“Hemos recorrido un largo camino para lograr una paz duradera en Mindanao. Ahora no es el momento de acobardarse y ser intimidado por un acto tan egoísta y cobarde”, apuntó por su parte el asesor presidencial para la paz, Carlito Galvez.

Llamado de los obispos

Al ser blanco del ataque una catedral, la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas hizo un llamamiento a todos los cristianos de Bangsamoro para que se unan “a los musulmanes e indígenas amantes de la paz en su defensa contra el extremismo violento”.


Deja un comentario

Siria: miles de personas huyen del ISIS (ONU)

Miles de personas arriesgan su vida para huir del último reducto de ISIS en Siria

UNICEF/ Aaref Watad
Un grupo de niñas en una tienda de campaña de un campamento improvisado en el norte de Siria.

11 Enero 2019

El noreste de Siria registra un número creciente de víctimas civiles y desplazamientos a gran escala en medio de los esfuerzos para derrotar a los extremistas del ISIS, también conocido como Da’esh, en la gobernación de Deir-ez-Zor.

En una rueda de prensa en Ginebra, el portavoz de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Andrej Mahecic advirtió de que los enfrentamientos y los ataques aéreos de los últimos meses, en el enclave de Hajin, que formaba parte de un bastión del ISIS en la frontera entre Siria e Iraq, han obligado a decenas de miles de personas a huir hacia el norte en busca de seguridad.

“En los últimos seis meses, más de 25,000 personas han sido desplazadas en esa parte del país”, indicó Mahecic, quien agregó: “hemos visto un aumento (de los desplazamientos), especialmente con la escalada (de la violencia) que se ha producido en el transcurso de diciembre”.

Los bebés están entre los muertos

Las personas que huyen incluyen a “muchas” mujeres, niños y ancianos, dijo el funcionario de la ONU, y agregó que muchas familias que se encuentran en la seguridad del campamento de refugiados de Al Hol en el noreste de Siria, cerca de la frontera con Iraq, tuvieron que arriesgar sus vidas para alcanzarlo.

“Las difíciles y peligrosas condiciones dentro del enclave han provocado la muerte de seis niños, todos menores de 12 meses. La mayoría fallecieron después de llegar a Al Hol, al estar demasiado débiles para sobrevivir “, explicó el portavoz de la ONU.

Los equipos sanitarios de emergencia en el campamento atienden “heridas, miembros amputados, lesiones y casos de congelación”, continuó Mahecic, antes de agregar que algunos de los que huyeron de los combates pasaron “cuatro noches o más” en el desierto, bajo una intensa lluvia, un clima frío y sin pertenencias.

“Las personas que salen de la zona de conflicto también tienen heridas que han sido infligidas por la violencia. Además muchos de ellos nos dicen que han sido atacados mientras huían“.

El portavoz de ACNUR instó a todas las partes “y a quienes tienen influencia” a garantizar la libertad de movimiento para las familias desplazadas.

La crisis lejos de terminar

Añadió que la crisis está lejos de terminar. “Esto sigue ocurriendo y la gente llega a diario“, dijo Mahecic. “Cruzando el desierto, tratan de moverse a través de los diferentes puntos de control y alcanzar la seguridad en campamentos de refugiados y otras áreas fuera de la zona de conflicto”.

Los equipos de ACNUR en Siria priorizan la protección de los niños no acompañados o separados, al tiempo que identifican y ayudan a los que necesitan asistencia médica. También brindan tiendas de campaña y otros artículos de socorro esenciales a los recién llegados, mientras que se están ampliando las instalaciones comunales en preparación del aumento de llegadas de Hajin.

“Se estima en este momento que 2000 personas permanecen en el área afectada por el conflicto de Hajin”, explicó Mahecic. “Los que huyen reportan condiciones cada vez más desesperadas, con servicios deteriorados y precios extremadamente altos para los alimentos básicos. Estamos preocupados por los civiles que continúan atrapados en áreas controladas por ISIS”.


Deja un comentario

Angelus del Papa

El pésame del Papa por las víctimas del atentado en Egipto

En sus saludos, y como era de esperarse, el Papa expresó su pésame por el atentado terrorista que afectó a la Iglesia Ortodoxa Copta en Egipto hace dos días:

Patricia Ynestroza – Ciudad del Vaticano

“Rezo por las víctimas, por los peregrinos asesinados por el mero hecho de ser cristianos, y pido a María Santísima que consuele a las familias y a toda la comunidad”.

Ayer, en la Basílica de San Giovanni in Laterano, fue proclamada Beata la Madre Clelia Merloni, fundadora de las Hermanas Apostólicas del Sagrado Corazón de Jesús.

El Papa recordando su carisma dijo que era una mujer plenamente abandonada a la voluntad de Dios, celosa en la caridad, paciente en la adversidad y heroica en el perdón: “Demos gracias a Dios por el luminoso testimonio evangélico de la nueva Beata y sigamos su ejemplo de bondad y misericordia”.

Pésame del Papa


Deja un comentario

Colombia: el ELN debe liberar a todos sus secuestrados.

Colombia: El ELN debe liberar a todos los secuestrados

La suspensión de las conversaciones de paz no es excusa

Imprimir