Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


1 comentario

Venezuela: peticiones de los obispos al gobierno de Maduro.

Venezuela: Obispos urgen al gobierno canal humanitario

En conversación exclusiva con el Vatican Insider el presidente del episcopado venezolano, Diego Padrón, brinda detalles del encuentro con funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro y confirma que habrá nueva cita “en circunstancias diferentes”
AFP

Manifestaciones en Venezuela contra la Constituyente del gobierno e Maduro

17
1
Pubblicato il 20/05/2017
Ultima modifica il 20/05/2017 alle ore 11:02
CARLOS ZAPATA*
CARACAS

Mientras la violencia sigue agudizándose en las calles de Venezuela, una comitiva del episcopado recibió al vicepresidente de la República, Elías Jaua, para escuchar la propuesta del presidente Nicolás Maduro de reformar la Constitución mediante una asamblea “comunal”. En el encuentro, los obispos ratificaron su rechazo a la iniciativa y, en cambio, abordaron su prioridad número uno: la urgencia de abrir un canal humanitario a través de la organización Cáritas, que permita el ingreso al país de las medicinas y alimentos que escasean sistemáticamente.

 

“Yo lo planteé como un elemento clave allí. Y luego de la reunión formal, hablé en particular con el ministro Elías Jaua y quedamos en que él iba a tratar ese tema con el presidente de la República. Y acordamos que seguiremos las conversaciones sobre ese punto”, dijo al Vatican Insider Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal.

 

Confirmó, además, que ambas partes sostendrán un nuevo encuentro, pero dejó claro que será en circunstancias diferentes al sostenido este viernes 19 de mayo en la sede de la CEV. “Sí habrá otra reunión, pero en otra forma, no como hoy; porque esta fue muy aparatosa, con mucho ruido y demasiado protocolo. Pero sí continuaremos conversando sobre eso”, añadió.

 

Precisó que la apertura plena de la frontera entre Colombia y Venezuela no logró ser considerada, “porque no podíamos tocar todos los puntos”, y agregó: “Ellos venían con un objetivo muy claro, el de presentar el diseño de la Asamblea Constituyente. Nosotros nos comprometimos en oírles y así lo hicimos. Mantuvimos nuestra postura, ya indicada en los comunicados, pero escuchamos atentamente lo que querían decirnos”.

 

En la reunión quedó ratificada la postura de los obispos: que la Constitución de Venezuela “no es una reforma, sino pleno cumplimiento”. “No hace falta una Constituyente para reformar la carta magna”, insistió Padrón, en una rueda de prensa posterior.

 

“La Constituyente no es lo que el pueblo necesita. Lo que la población reclama es comida, medicinas, seguridad, paz y elecciones justas. De tal manera que nosotros no hemos querido discutir la formalidad o los elementos jurídicos sino, más bien, el carácter ético y social”, señaló.

 

No obstante, Padrón apuntó que la viabilidad de la Constituyente exige, necesariamente, “una consulta al pueblo venezolano”. Y sobre la insistencia gubernamental de impulsar un “diálogo nacional”, constató que “el único diálogo legítimo es el diálogo con el pueblo. Porque es el pueblo, en definitiva, el sujeto social de la democracia”.

 

Aclaró que, para lograr un diálogo eficaz, “debe estar basado en unos presupuestos que ya había señalado el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, y últimamente en sus declaraciones dadas el 13 de mayo en Portugal, cuando señaló que un camino necesario para resolver la crisis de Venezuela pasa por las elecciones”.

 

Ratificó que esa ha sido y sigue siendo la propuesta: “La presentamos nosotros y nos apoyamos en un criterio tan valioso como el del cardenal Pietro Parolin. Creemos que la Constitución no es, hoy por hoy, el elemento fundamental necesario que pide el pueblo. El pueblo pide otros aspectos de los cuales sí nos gustaría conversar con el gobierno: por ejemplo, la necesidad de permitir que Cáritas sea instrumento para llevar a nuestra población: comida y medicinas”.

 

El arzobispo de Cumaná reveló también que los obispos solicitaron a la delegación gubernamental ver a “los privados de libertad, a quienes los organismos de seguridad les restringen las visitas y toda Venezuela lo sabe”. Pidió que les autoricen poderlos visitarlos, “porque ellos y sus familias necesitan consuelo, fortaleza y un trato humano”. “La Iglesia está siempre dispuesta a prestar ese servicio”, insistió.

 

La cita pareció abrir una rendija de esperanza. Lo constató Padrón al referir que permitió “romper algunas barreras que se oponen al diálogo” y aseguró que, “en muchas materias”, el gobierno y la Iglesia podrían trabajar juntos “en beneficio del país”. Aceptó que hubo insistencia de los funcionarios por reunirse con la CEV, atribuyendo eso al “carácter moral y ético sólido de la Iglesia”, por lo cual “todos han manifestado respeto a la opinión de la Conferencia Episcopal”.

 

“Hemos tomado partido por el pueblo y queremos que el pueblo tenga lo que hoy no tiene, sobre todo: comida, asistencia médica, libertad y elecciones justas”, sostuvo.

 

Las muertes derivadas de la acción represiva a las marchas opositoras también se incluyeron en el cara a cara. “Denunciamos la represión. Dijimos que ese no es el camino para lograr la paz que tanto anhelamos”, indicó. Y sostuvo haber recibido como respuesta oficial la promesa de que os guardias nacionales o miembros de los “cuerpos represivos” son y serán castigados. “Hemos hecho el esfuerzo por hacerles notar que hay que cesar. Hemos pedido un cese a la represión”, estableció.

 

Recordó que este domingo 21 de mayo, Venezuela se unirá en una especial jornada de ayuno y oración, una iniciativa que –indicó- “ha sido acogida con un gran entusiasmo” y con la esperanza de un cambio profundo muy cercano.

 

* Periodista y ex editor del Diario Católico de Venezuela


Deja un comentario

Hacia la paz en Siria. Un pacto importante en Astana.

En Astana se dio un paso prometedor para la reducción de la tensión en Siria: De Mistura

Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria. Foto de archivo: ONU/Violaine Martin

Share

04 de mayo, 2017 — El enviado especial de la ONU para Siria señaló que las conversaciones de Astana lograron hoy un paso importante y prometedor en el proceso de reducir la tensión y frenar la escalada del conflicto en ese país.

Staffan de Mistura participó en calidad de observador en la reunión en la capital de Kazajstán entre delegaciones del gobierno sirio, la oposición armada y Rusia, Turquía e Irán, los países garantes de este proceso de distensión.

Al término del cónclave, de Mistura declaró a la prensa que la iniciativa firmada por los garantes busca el establecimiento de cuatro zonas seguras en el territorio sirio, en las que se buscaría un alto el fuego.

El diplomático agregó que tras la firma de este pacto, esperaría que sus disposiciones se concretaran en las próximas dos semanas, para entonces reanudar las negociaciones de Ginebra.

De Mistura dijo que si bien ha habido otros momentos esperanzadores en el pasado, esta vez confía en que se concreten las medidas acordadas y para ello hará falta trabajo con las partes en conflicto y con los actores con influencia sobre ellas.

Con respecto a las objeciones de la delegación de la oposición armada a la iniciativa de los garantes, consideró que esas dificultades no son sorprendentes cuando las partes se reúnen a hablar y enfatizó que, en cambio, fue positivo que ninguno de los participantes se mostró a favor de una solución militar al conflicto.


Deja un comentario

Siria: difíciles negociaciones en Astana. Preocupación.

Siria: La escalada de violencia llega en momento delicado de las discusiones de Astana

Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria, se dirige a la prensa en Ginebra. Foto de archivo: ONU/Violaine Martin.

03 de mayo, 2017 — Naciones Unidas está extremadamente preocupada por informes de una escalada de la violencia en Siria, que incluiría bombardeos aéreos, dijo hoy el enviado especial de la ONU para ese país.

En declaraciones a la prensa en Astana, la capital de Kazajstán, donde se celebran conversaciones sobre el alto el fuego en Siria, Staffan de Mistura subrayó que la noticia llega en un momento muy delicado, cuando las propuestas para reducir los enfrentamientos estaban siendo seriamente consideradas.

De Mistura señaló que cada vez que se discute un cese de las hostilidades o la reducción de los embates ocurren incidentes propiciados por una de las partes.

Indicó que el secreto es asegurar que esos incidentes paren y que no permitan acabar con la oportunidad de negociarlos.

El enviado especial llamó a investigaciones inmediatas y a mecanismos para asegurar que se detengan los ataques aéreos.

Solicitó a los participantes en Astana presionar para continuar negociando una reducción de la violencia y la construcción de medidas de confianza mutua.

Del mismo modo, dijo que espera que la delegación de la oposición regrese a las conversaciones en Kazajstán, donde la prioridad es establecer zonas seguras en el país.

La oposición abandonó el diálogo hoy al exigir al gobierno sirio que respete un acuerdo para detener los ataques y liberar a los detenidos.


Deja un comentario

Bruselas: conferencia por la paz. Comentario de Amn. Int.

Cómo pueden los ministros y ministras de la Conferencia de Bruselas apoyar la justicia en Siria

Por Leen Hashem, investigadora de Amnistía Internacional, 5 de abril de 2017

Los ministros, ministras y representantes de más de 70 países y organizaciones humanitarias se han dado cita hoy en Bruselas para asistir a la conferencia “Apoyar el futuro de Siria y su región”. El objetivo principal de esta conferencia es recabar fondos y ayuda adicionales para la población siria tanto dentro de Siria como en países adyacentes, y hablar sobre la reconstrucción del país “una vez esté consolidada una transición política verdaderamente integradora”.

Aunque resulta esperanzador que la comunidad internacional se reúna para apoyar a la población siria que, huyendo de la violencia, se ha refugiado en países vecinos de acogida, no hay que olvidar que ésta continúa enfrentándose a graves obstáculos, entre ellos restricciones al acceso a servicios de salud, empleo y medidas de protección. Para garantizar los derechos de la población refugiada siria, es preciso un reparto real de responsabilidades entre la comunidad internacional, que garantice financiación para la protección de la población refugiada e incremente en buena medida las plazas de reasentamiento y otras vías de admisión.

Además del debate de la comunidad internacional sobre la “asistencia posterior al acuerdo” y la reconstrucción de Siria, ésta tiene también otras responsabilidades con la población siria, como la de garantizar justicia y reparaciones a las víctimas de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.Actualmente, seis años después del comienzo de la crisis siria, las partes en conflicto continúan cometiendo violaciones y abusos graves de derechos humanos, incluidos crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. Hasta la fecha, no ha habido justicia para las víctimas. Las fuerzas del gobierno sirio, con el apoyo de Rusia, han atacado y bombardeado a civiles causando miles de muertos y heridos; han impuesto asedios prolongados a zonas civiles; han sometido a decenas de miles de personas a desaparición forzada y a ejecuciones extrajudiciales; y han infligido torturas y otros malos tratos de forma sistemática a personas detenidas, causando incontables muertes bajo custodia. Asimismo, los grupos armados han bombardeado y asediado, de manera indiscriminada, zonas predominantemente civiles y han perpetrado secuestros, torturas y ejecuciones sumarias.Estos crímenes no pueden quedar impunes. Las víctimas y sus familias tienen derecho a verdad, justicia y reparación.


Los Estados y entidades presentes en la Conferencia de Bruselas —y sobre todo los que la presiden, es decir, la Unión Europea, Alemania, Noruega, Kuwait, Qatar y Reino Unido— deben promover la justicia para la población siria, tomando a tal fin las siguientes medidas, entre otras:

  • Garantizar que, en las conversaciones de paz, en las posibles resoluciones políticas y en la asistencia posterior al acuerdo se tenga en cuenta la necesidad de justicia, rendición de cuentas y reparación para las víctimas de crímenes de guerra.
  • Garantizar que los distintos tribunales nacionales puedan ejercer la jurisdicción universal y la ejerzan efectivamente para investigar los crímenes de guerra y los crímenes de lesa humanidad cometidos en Siria.
  • Apoyar el Mecanismo Internacional, Imparcial e Independiente establecido por la Asamblea General de la ONU el 21 de diciembre de 2016 para investigar los crímenes de guerra —de conformidad con el derecho internacional— cometidos en Siria, y colaborar con él.
  • Apoyar y reivindicar públicamente justicia y reparaciones para las víctimas y sus familias, tanto dentro como fuera de Siria.

Si la comunidad internacional no se compromete seriamente con la justicia y la rendición de cuentas en Siria, seguirán impunes los crímenes de derecho internacional perpetrados, y será difícil alcanzar una paz duradera basada en la justicia.


1 comentario

Conferencia de Bruselas sobre el futuro de Siria.

Guterres: Ha llegado “la hora de la verdad” para apoyar a Siria

Conferencia en Bruselas sobre Siria. El Secretario General acompañado de Federica Mogherini, alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores. Foto: ONU/ Christophe Verhellen

05 de abril, 2017 — Los horrendos eventos del martes en Siria demuestran que los crímenes de guerra están ocurriendo en ese país y que las leyes humanitarias siguen siendo violadas con frecuencia, afirmó este miércoles el Secretario General de la ONU.

En declaraciones durante la Conferencia de Bruselas sobre el Futuro de Siria, que reúne a cientos de donantes internacionales de la ayuda humanitaria, António Guterres recordó que ha existido una constante demanda de rendición de cuentas ante esos crímenes.

A su vez, dijo Guterres, esos incidentes demuestran la importancia de conferencias como la de Bruselas para lograr consenso internacional y ejercer presión sobre las partes en conflicto.

El objetivo es, dijo el Secretario General, que hagan a un lado sus diferencias y comprendan que existe una necesidad fundamental de poner fin a la horrenda guerra, además de asegurar la implementación de un cese al fuego y conversaciones de paz sustantivas que avancen hacia una solución política.

“Apelo a las partes del conflicto y a todos aquellos con influencia sobre estos, a poner a un lado sus diferencias y entender que esta guerra es antes que nada una inmensa tragedia para el pueblo sirio, además tiene un efecto perjudicial y desestabilizante en toda la región y se está constituyendo en un foco que alimenta la nueva amenaza de un terrorismo global”, dijo.

“Nadie está ganando la guerra”, subrayó Guterres. “Todos la están perdiendo y nos pone en riesgo a todos”, enfatizó.

Naciones Unidas solicita a los donantes reunidos en Bruselas que apoyen el Plan de Respuesta Humanitaria coordinado por la ONU y que fue presentado a principios de este año. Ese Plan pide 3.400 millones de dólares en 2017 para las tareas al interior de Siria y establece cómo trabajarán los diferentes socios humanitarios para ayudar a 13 millones de sirios dentro del país.

Este Plan ha recibido, en lo que va del año, solamente un 49% de los fondos requeridos, y, el plan para los refugiados de la región ha recibido el 62% de financiación.

Dentro de Siria, cuatro de cada cinco personas vive en pobreza, la mitad de ellos en extrema pobreza, recordó Guterres. El Secretario General también explicó que fuera de Siria, la ayuda humanitaria es insuficiente para los refugiados en los países vecinos. Por ejemplo, señaló que más del 90% de los refugiados en campamentos en Jordania vive debajo de la línea de pobreza.

“Esta Conferencia debe señalar la hora de la verdad, cuando la comunidad internacional tome pasos decisivos para aumentar su apoyo a las víctimas del conflicto sirio, y para los países vecinos que proveen un amparo seguro para millones de refugiados”, afirmó Guterres.

El objetivo de la Conferencia, auspiciada por la Unión Europea en conjunto con Naciones Unidas, Gran Bretaña, Alemania, Kuwait, Noruega y Qatar, es recaudar fondos para esta causa y apoyar los esfuerzos para alcanzar una solución política duradera a la guerra.

La prioridad es el pueblo sirio, dijo Moguerini de la UE

La alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini sostuvo, por su parte, que aunque parezca ingenuo pretender que la ayuda humanitaria es inservible en estos momentos, millones de sirios que viven gracias a ese apoyo piensan que es algo imperativo.

“Nuestro primer objetivo de trabajo hoy es apoyar a los sirios al interior de Siria y en los países vecinos para ayudar a los sobrevivientes. Las personas necesitadas, como las más vulnerables, los niños y las mujeres, no pueden esperar que la guerra se resuelva. Necesitan nuestra ayuda ahora mismo”, declaró la política italiana.

Mogherini dijo que la Unión Europea pretende seguir siendo el principal donante humanitario y que proporcionará 560 millones de euros en 2018 para Siria, Líbano y Jordania.


Deja un comentario

Negociaciones sobre Siria sin acuerdo.

Las negociaciones sobre Siria concluyen con progresos, pero todavía sin acuerdo

Staffan de Mistura, Enviado Especial de la ONU para Siria habla a la prensa en Ginebra, 24 de marzo 2017. Foto ONU/Violaine Martin.

31 de marzo, 2017 — Este viernes concluyó en Ginebra la quinta ronda de negociaciones de paz para Siria auspiciada por Naciones Unidas.

En conferencia de prensa, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, dijo que los nueve días de conversaciones sirvieron a todas las partes para profundizar considerablemente en el contenido de la agenda.

Añadió que los invitados participaron con seriedad en las discusiones que versaron sobre la transición política, la integridad nacional, la lucha contra el terrorismo y las medidas de fomento de la confianza, entre otras.

De Mistura agregó que nadie puede negar que todavía persisten grandes retos, y que no ve que de manera inmediata las pláticas conduzcan a un acuerdo de paz.

“Hay verdaderos desafíos en el terreno, los vemos con nuestros propios ojos, pero seamos francos: a pesar de ellos, nadie amenazó con abandonar las conversaciones y todos se comportaron con seriedad y responsabilidad, aunque todos manifestaron sus puntos de vista”, dijo.

De Mistura añadió que todas las partes acordaron asistir a la próxima ronda de conversaciones que se celebrará en una fecha aún por determinar.

Entretanto, mencionó que la próxima semana se celebrará en Bruselas una conferencia dedicada a Siria, ocasión que será propicia para alcanzar una mayor claridad sobre el compromiso internacional para la asistencia humanitaria y los esfuerzos de reconstrucción del país.

También resaltó la importancia del encuentro que los garantes de Astana—Rusia, Turquía e Irán, celebrarán en Teherán, en los próximos días para revitalizar el Alto el fuego declarado en diciembre pasado, que en estos momentos es violado por las partes del conflicto sirio.