Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Por motivos de salud Mons. Sciclluna interrumpe su trabajo en Chile

Mons. Scicluna, en ChileMons. Scicluna, en Chile  (AFP or licensors)

Chile. Mons. Scicluna se recupera y desea reanudar la misión que le dio el Papa

La Conferencia Episcopal de Chile informó sobre la salud de Mons. Charles Scicluna, mientras Mons. J. Bertomeu, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha proseguido los encuentros de escucha que se habían programado

Cecilia de Malak – Ciudad del Vaticano

La información añade: «Esperamos una pronta recuperación de Mons. Scicluna, quien desde ya ha manifestado su disposición a poder, en la medida que le sea posible, encontrar a algunas de las personas tan pronto pueda volver a ejercer la misión que le ha sido encomendada».

El portavoz de los prelados de Chile, Jaime Coiro, informó sobre los pasos dados a raíz del malestar que condujo a la cirugía de vesícula de Mons. Scicluna, que se encuentra estable y que desea reanudar cuanto antes las entrevistas previstas sobre el caso del Obispo de Osorno, Mons. Juan Barros.

«El Santo Padre ha aprovechado la comunicación sostenida esta mañana para reiterar su cercanía y oración por Chile», dijo el mismo portavoz de la Conferencia Episcopal chilena.

Tuit de agradecimiento

Mons. Scicluna ha tuiteado: «Un sincero “Gracias” a todos aquellos que amablemente han expresado su apoyo y generosamente han ofrecido sus oraciones mientras continúo en mi recuperación ¡Dios los bendiga!»

Escucha y descarga el informe
Anuncios


Deja un comentario

Mons. Scicluna, enviado del Papa, en Chile.

El primer día en Chile del enviado papal, Scicluna; en agenda 20 audiencias

Después del encuentro con Cruz en Nueva York, el arzobispo escuchará a las víctimas de Karadima: Murillo y Hamilton. Una reunión también con la delegación de fieles de Osorno que no quieren a Barros

Monseñor Charles Scicluna, enviado del Papa

29
0
Pubblicato il 20/02/2018
Ultima modifica il 20/02/2018 alle ore 11:21
LUIS BADILLA
ROMA

El enviado del Papa Francisco a Chile, monseñor Charles Scicluna, que está desarrollando sus averiguaciones desde el 17 de febrero sobre posibles nuevos elementos en el caso “Karadima-Barros”, llegó ayer por la mañana a Santiago de Chile. Hoy, en la sede de la Nunciatura (y hasta el próximo viernes 23 de febrero) el enviado comenzará su delicada misión en el país sudamericano. Antes que nada, se reunirá y escuchará a las otras dos víctimas (dos de tres) que acusan a monseñor Juan Barros de haber encubierto los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima, de quien era discípulo en la Fraternidad de la parroquia de El Bosque.

 

Scicluna ya se reunió, el pasado sábado 17 de febrero, con el testigo y víctima Juan Carlos Cruz, en la canonjía de la Iglesia del Santo Nombre de Jesús de Nueva York. Hoy, a las 16 horas (hora local), el arzobispo de la diócesis maltesa de La Valeta, en compañía del padre Jordi Bertomeu, oficial español de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se reunirá con las otras dos víctimas de Karadima: José Andrés Murillo y James Hamilton.

 

Juan Pablo Hermosilla, abogado de Cruz, Hamilton y Murillo, en una conversación con algunos periodistas, declaró que sus asistidos esperan «ser escuchados como ya sucedió con Juan Carlos Cruz». «Escuchar ya es una ayuda para ellos, puede parecer raro decir algo así, pero así es», observó el abogado. También indicó que espera que Scicluna pueda hacer «un buen trabajo», reuniendo ampliamente informaciones y «escuchando a tantos testigos», porque «permitirá, luego, entregarle al Vaticano un informe completo» sobre el caso de monseñor Barros.

 

Hermosilla también explicó que, como representante de sus clientes, ya le envió por correo electrónico al arzobispo Scicluna «documentación importante»; Murillo y Hamilton «entregarán a los enviados del Vaticano hoy otros documentos. Entre ellos está el registro de todos los casos jurídicos que siguen abiertos sobre el caso del padre Fernando Karadima».

 

«Hay que recordar –añadió el abogado– que no solo se trata de testigos. El Estado chileno ya ha realizado dos investigaciones, de las que se deducen pruebas asociadas a numerosos testigos. En algunos casos se trata de situaciones que los involucrados han reconocido».

 

Monseñor Charles Scicluna (que debería escuchar por lo menos a 20 personas en estos días) se reunirá también con una delegación de fieles de la diócesis de Osorno que critican al obispo Barros. El encuentro se llevará a cabo cerca de la Nunciatura, en la sede de la Casa de las Pontificias Obras Misionales.


Deja un comentario

Mons. Scicluna, enviado por el papa para el caso Barros se encuentra ya trabajando en Chile.

El primer día en Chile del enviado papal, Scicluna; en agenda 20 audiencias

Después del encuentro con Cruz en Nueva York, el arzobispo escuchará a las víctimas de Karadima: Murillo y Hamilton. Una reunión también con la delegación de fieles de Osorno que no quieren a Barros

Monseñor Charles Scicluna, enviado del Papa

0
Pubblicato il 20/02/2018
Ultima modifica il 20/02/2018 alle ore 11:21
LUIS BADILLA
ROMA

El enviado del Papa Francisco a Chile, monseñor Charles Scicluna, que está desarrollando sus averiguaciones desde el 17 de febrero sobre posibles nuevos elementos en el caso “Karadima-Barros”, llegó ayer por la mañana a Santiago de Chile. Hoy, en la sede de la Nunciatura (y hasta el próximo viernes 23 de febrero) el enviado comenzará su delicada misión en el país sudamericano. Antes que nada, se reunirá y escuchará a las otras dos víctimas (dos de tres) que acusan a monseñor Juan Barros de haber encubierto los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima, de quien era discípulo en la Fraternidad de la parroquia de El Bosque.

 

Scicluna ya se reunió, el pasado sábado 17 de febrero, con el testigo y víctima Juan Carlos Cruz, en la canonjía de la Iglesia del Santo Nombre de Jesús de Nueva York. Hoy, a las 16 horas (hora local), el arzobispo de la diócesis maltesa de La Valeta, en compañía del padre Jordi Bertomeu, oficial español de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se reunirá con las otras dos víctimas de Karadima: José Andrés Murillo y James Hamilton.

 

Juan Pablo Hermosilla, abogado de Cruz, Hamilton y Murillo, en una conversación con algunos periodistas, declaró que sus asistidos esperan «ser escuchados como ya sucedió con Juan Carlos Cruz». «Escuchar ya es una ayuda para ellos, puede parecer raro decir algo así, pero así es», observó el abogado. También indicó que espera que Scicluna pueda hacer «un buen trabajo», reuniendo ampliamente informaciones y «escuchando a tantos testigos», porque «permitirá, luego, entregarle al Vaticano un informe completo» sobre el caso de monseñor Barros.

 

Hermosilla también explicó que, como representante de sus clientes, ya le envió por correo electrónico al arzobispo Scicluna «documentación importante»; Murillo y Hamilton «entregarán a los enviados del Vaticano hoy otros documentos. Entre ellos está el registro de todos los casos jurídicos que siguen abiertos sobre el caso del padre Fernando Karadima».

 

«Hay que recordar –añadió el abogado– que no solo se trata de testigos. El Estado chileno ya ha realizado dos investigaciones, de las que se deducen pruebas asociadas a numerosos testigos. En algunos casos se trata de situaciones que los involucrados han reconocido».

 

Monseñor Charles Scicluna (que debería escuchar por lo menos a 20 personas en estos días) se reunirá también con una delegación de fieles de la diócesis de Osorno que critican al obispo Barros. El encuentro se llevará a cabo cerca de la Nunciatura, en la sede de la Casa de las Pontificias Obras Misionales.


Deja un comentario

Se ha renovado la Comisión para la tutela de menores. Objetivos y miembros.

Pederastia; el Papa renueva la Comisión para la Tutela de Menores

O’Malley seguirá siendo el presidente. También hay «víctimas/supervivientes de abusos sexuales clericales», que decidieron no revelarse. De los 16 miembros de la comisión, hay nueve nombramientos nuevos

El cardenal Seán O’Malley

94
0
Pubblicato il 17/02/2018
Ultima modifica il 17/02/2018 alle ore 15:37
DOMENICO AGASSO JR.
CIUDAD DEL VATICANO

Había mucha expectación, sobre todo después del viaje papal a Chile y Perú, y de la explosión del “caso Barros”. Ahora, como aseguró el mismo Francisco durante el vuelo de regreso de Lima a Roma, se renueva la Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores (PCTM), cuyos miembros habían concluido su mandato inicial de tres años. El Pontífice confirmó al cardenal Seán O’Malley como presidente y nombró a 16 miembros, nueve de los cuales son nuevos. El Papa incluyó también a «sobrevivientes de abusos clericales», según afirmó el mismo O’Malley al explicar que estas víctimas han decidido no darse a conocer.

 

El Pontífice eligió para este órgano, como se lee en la nota de la Santa Sede, a nueve comisarios: el Profesor Benyam Dawit Mezmur (Etiopía); la Hermana Arina Gonsalves, RJM (India); On. Neville Owen (Australia); Sra. Sinalelea Fe’ao (Tonga); Prof. Myriam Wijlens (Países Bajos); Prof. Ernesto Caffo (Italia); Hna. Jane Bertelsen, FMDM (Reino Unido); Sra. Teresa Kettelkamp (Estados Unidos); Sr. Nelson Giovanelli Rosendo dos Santos (Brasil).

 

Los siete miembros que continuarán desempeñando sus funciones son: Dr. Gabriel Dy-Liacco (Filipinas); S.E. Mons. Luis Manuel Alí Herrera (Colombia); P. Hans Zollner, SJ (Alemania); Prof. Hanna Suchocka (Polonia); Hna. Kayula Lesa, RSC (Zambia); Hna. Hermenegild Makoro, CPS (Sudáfrica); Mons. Robert Oliver (Estados Unidos).

 

En total son ocho mujeres y ocho hombres.

 

Estas fueron las primeras declaraciones del presidente O’Malley, arzobispo de Boston: «Nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, ha dedicado mucha consideración y oración para nombrar a estos miembros. Los comisarios apenas nombrados aportarán una perspectiva global en la protección de los menores y de los adultos vulnerables». El Obispo de Roma «ha asegurado la continuidad del trabajo de nuestra Comisión, que es el de asistir a las iglesias locales de todo el mundo en sus esfuerzos para proteger de las heridas a todos los niños, jóvenes y adultos vulnerables».

 

Según O’Malley, el Papa «ha elegido a estos ocho hombres y a estas ocho mujeres en el ámbito multidisciplinario de los expertos internacionales de la tutela de los menores y de los adultos vulnerables del crimen de los abusos sexuales».

 

Representantes de diferentes nuevos países «ofrecerán su sabiduría y sus experiencias a la Comisión, reflejando el abrazo global de la Iglesia y el desafío de crear, en diferentes contextos culturales, estructuras para la tutela».

 

Hay, además «víctimas/supervivientes del abuso sexual clerical entre los miembros anunciados. Desde que se fundó la Comisión, personas que han sufrido abusos y padres de víctimas/supervivientes han estado entre sus miembros. Como siempre ha sido práctica de esta Comisión, la CPPM apoya el derecho de toda persona que haya sufrido abusos a revelar o no revelar públicamente sus experiencias. Los miembros nombrados hoy han decidido no hacerlo públicamente, sino sólo dentro de la Comisión. La CPPM cree firmemente que su privacidad es un valor que debe respetarse», afirmó el cardenal estadounidense.

 

 

La primera de las tareas que tendrá la nueva Comisión es escuchar a las personas que han sufrido abusos, afirmando que la Iglesia necesita escuchar sus voces. Como decidieron los miembros fundadores «en la Asamblea Plenaria de septiembre de 2017 –se lee en el comunicado– los nuevos miembros de la PCTM y el personal comenzarán su nuevo mandato escuchando y aprendiendo de personas que sufrieron abusos, de miembros de sus familias y de aquellos que les ofrecen apoyo. El enfoque “primero las víctimas/supervivientes sigue siendo central en todas las políticas y programas de educación de la Comisión». La PCTM pretende, firmemente, escuchar las voces de las víctimas/supervivientes para «que el consejo ofrecido al Santo Padre esté verdaderamente permeado de su sabiduría y de sus experiencias».

 

La sesión de apertura de la Plenaria de abril «comenzará con un encuentro privado con diferentes personas que han vivido experiencias de abuso. Los miembros, pues, discutirán diferentes propuestas para promover un diálogo comunicativo con víctimas/supervivientes de todo el mundo».

 

En la nota se lee también que desde hace varios meses comenzaron diferentes asesirías con el objetivo de «crear un “Grupo consultivo internacional de supervivientes” (ISAP), una nueva estructura definida por las voces de víctimas/supervivientes y basada en la experiencia del Survivor Advisory Panel de la Comisión Nacional Católica para la Tutela en Inglaterra y Gales. La baronesa Hollins, miembro fundador de la Comisión, presidió el grupo de trabajo para identificar y desarrollar una propuesta sobre la ISAP, y guiará la presentación en los encuentros de la Plenaria de abril».

 

Entre los objetivos de este grupo están el estudio de la prevención de los abusos desde la perspectiva de los supervivientes y la «proactividad para aumentar la consciencia de la necesidad de cuidado y reconciliación para cada una de las personas heridas por un abuso».

 

Después, el gran desafío de la Comisión será el de crear una «cultura de la tutela». La tarea específica del Organismo creado por el Papa Francisco es «presentar propuestas al Santo Padre relacionadas con las mejores iniciativas prácticas para proteger a los menores y a los adultos vulnerables de los crímenes del abuso sexual, y promover la responsabilidad local en las iglesias particulares para la protección de todos los niños, jóvenes y adultos vulnerables». Entonces, «inculturar la prevención y la protección frente a los abusos en la vida y en la acción de las iglesias locales sigue siento el objetivo futuro de la PCTM y su mayor desafío».

 

En los últimos cuatro años, la PCTM ha trabajado con «casi 200 diócesis y comunidades religiosas de todo el mundo», para tratar de que aumente la conciencia y «para educar a las personas sobre la necesidad de tutelar en nuestras casas, parroquias, escuelas, hospitales, ascí como en las demás instituciones».

 

Lea también:

 

El Papa se encuentra los viernes con víctimas de abusos; “¡qué vergüenza!”

 


Deja un comentario

El enviado especial del Papa para la investigación del caso Barros en Chile inicia su trabajo.

“Caso Barros”; comienza bien la misión de Scicluna en Nueva York

Cruz (víctima de abusos): «Por primera vez me he sentido escuchado. EL enviado del Papa lloró escuchando mis relatos sobre los abusos del padre Karadima»

El enviado del Papa a Chile, monseñor Scicluna

33
0
Pubblicato il 18/02/2018
Ultima modifica il 18/02/2018 alle ore 12:36

 

El encuentro en Nueva York entre el periodista chileno Juan Carlos Cruz y monseñor Charles Scicluna (enviado del Papa para investigar sobre el llamado “affaire Karadima-Barros”, que acompañó constantemente el reciente viaje del Papa Francisco a Chile, del 18 al 21 de enero) duró casi cuatro horas. Ayer, sábado 17 de febrero, en una parroquia de Nueva York (la Holly Name of Jesus de Manhattan), el enviado especial del Pontífice habló largo rato, sin límites ni prisas, con la principal de las víctimas de los abusos del sacerdote chileno Fernando Karadima, procesado y condenado tanto civil como canónicamente. «Fue una reunión larga y difícil», dijo Cruz. «Estoy feliz de haber podido hablar con monseñor Charles Scicluna –afirmó entre lágrimas– y con el padre Jordi Bertomeu, de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Se comportaron muy bien conmigo. Es la primera vez que siento que nos escuchan».

 

«Hay otras víctimas, hasta ahora desconocidas. Nunca han hablado. He aquí algunos nombres».

 

El periodista chileno, la víctima más conocida de Karadima, saceredote que, como se sabe, abusó de James Hamilton y Juan Andrés Murillo, con quienes Scicluna se reunirá en Chile a partir del 20 de febrero, añadió visiblemente conmovido: «Él (Scicluna, ndr.) lloró mientras le contaba las cosas que sucedieron. Sentí su gran compasión. Espero que los que serán escuchados por él en Chile sientan, en su presencia, lo mismo que he sentido yo».

 

Juan Carlos Cruz, en las breves declaraciones que concedió después del encuentro, precisó que le entregó a Scicluna los nombres de personas que, en su opinión, participaron en las tácticas para ocultar los abusos, así como una lista de otras víctimas de esta tragedia que nunca han narrado lo que sufrieron. Scicluna le habría dicho a Cruz que hará todo lo posible para escuchar también estos nuevos testigos, cuya existencia hasta ahora se desconocía.

 

AP

Juan Carlos Cruz

 

Para concluir, el periodista dijo que el enviado del Papa no solo lo interrogó sobre «mis informaciones sobre Juan Barros», el obispo de Osorno acusado de haber encubierto todo lo que hacía el padre Karadima, «sino también sobre el cardenal Francisco Javier Errázuriz (arzobispo emérito de Santiago de Chile) y sobre todo lo que hizo; sobre el cardenal Ricardo Ezzati (actual arzobispo de la capital, cuyo mandato ha sido prorrogado) y sobre todo lo que nunca hicieron los obispos ni los responsables de la parroquia El Bosque (escenario de los delitos y crímenes de Karadima). También hablamos de otros obispos. O sea, creo que la misión de Scicluna está yendo más allá del caso Barros. El enviado papal es muy empático. Me parece un hombre bueno que desea concluir una investigación transparente e independiente. Quiere evitar cualquier interferencia. Ha leído las cosas que he escrito. Conoce bien mi libro “El final de la inocencia”», documento en el que Cruz narra su horrible experiencia entre 1981 y 1995.

 

Lea también:

Pederastia; el Papa renueva la Comisión para la Tutela de Menores


Deja un comentario

Comisión pontificia para la protección de menores. Nombrados sus miembros.

El Papa promueve la protección de los menores.El Papa promueve la protección de los menores. 

El Papa nombra a los miembros de la Comisión para la Protección de Menores

El Santo Padre nombra nueve miembros nuevos y reafirma a siete como integrantes de esta Comisión. El Cardenal O’Malley continúa como presidente

Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco ha confirmado al Cardenal Seán O’Malley como Presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores (CPPM) y ha nombrado en este órgano consultivo a dieciséis miembros, nueve de los cuales son nuevos.

Los nuevos Comisarios son: el Profesor Benyam Dawit Mezmur (Etiopía); la Hermana Arina Gonsalves, RJM (India); On. Neville Owen (Australia); Sra. Sinalelea Fe’ao (Tonga); Prof. Myriam Wijlens (Países Bajos); Prof. Ernesto Caffo (Italia); Hna. Jane Bertelsen, FMDM (Reino Unido); Sra. Teresa Kettelkamp (Estados Unidos); Sr. Nelson Giovanelli Rosendo dos Santos (Brasil).

Los siete miembros reconfirmados son: Dr. Gabriel Dy-Liacco (Filipinas); S.E. Mons. Luis Manuel Alí Herrera (Colombia); P. Hans Zollner, SJ (Alemania); Prof. Hanna Suchocka (Polonia); Hna. Kayula Lesa, RSC (Zambia); Hna. Hermenegild Makoro, CPS (Sudáfrica); Mons. Robert Oliver (Estados Unidos).

Nombramientos del Papa

La Iglesia necesita escuchar la voz de las personas que han sido abusadas

Al respecto el Cardenal O’Malley ha declarado:”Nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, ha mostrado mucha consideración y oración al nombrar a estos miembros. Los comisarios recién nombrados añadirán una perspectiva global a la protección de los menores y adultos vulnerables. El Santo Padre ha asegurado la continuidad del trabajo de nuestra Comisión, que consiste en ayudar a las Iglesias locales de todo el mundo en sus esfuerzos por proteger a todos los niños, jóvenes y adultos vulnerables de posibles daños.”

El Pontífice ha elegido a estos ocho hombres y ocho mujeres en el campo multidisciplinario de los expertos internacionales en la protección de menores y adultos vulnerables contra el delito de abuso sexual. Representantes de diversos nuevos países ofrecerán su sabiduría y experiencia a la Comisión, reflejando el abrazo global de la Iglesia y el desafío de crear estructuras de protección en diferentes contextos culturales.

“ Representantes de diversos nuevos países ofrecerán su sabiduría y experiencia a la Comisión. Hay víctimas de abuso entre los miembros anunciados ”

“Hay víctimas/supervivientes del abuso sexual clerical entre los miembros anunciados. Desde que se fundó la Comisión, personas que han sufrido abusos y padres de víctimas/supervivientes han estado entre sus miembros. Como siempre ha sido práctica de esta Comisión, la CPPM apoya el derecho de toda persona que haya sufrido abusos a revelar o no revelar públicamente sus experiencias. Los miembros nombrados hoy han decidido no hacerlo públicamente, sino sólo dentro de la Comisión. La CPPM cree firmemente que su privacidad es un valor que debe respetarse” afirmó el purpurado.

El Mayor desafío: Crear una cultura de protección 

Esta comisión fue instituida el 22 de marzo de 2014 por el Papa Francisco quien le encomendó “la tarea específica de proponer las iniciativas más oportunas de cara a la protección de los menores y de los adultos vulnerables, así como realizar todo lo posible para asegurar que crímenes como los ya sucedidos, no se vuelvan a repetir jamás en la Iglesia”.

Tal y como se lee en el quirógrafo del Santo Padre para la institución de esta Comisión, “la tutela efectiva de los menores (Minorum tutela actuosa) y el compromiso de garantizar su desarrollo humano y espiritual conforme a la dignidad de la persona humana son parte integrante del mensaje evangélico que la Iglesia y todos sus miembros están llamados a difundir en el mundo.

Dolorosos hechos han impuesto un profundo examen de conciencia por parte de la Iglesia y, juntamente con la petición de perdón a las víctimas y a la sociedad por el mal causado, han conducido a iniciar con firmeza iniciativas de varios tipos con la intención de reparar el daño, hacer justicia y prevenir, con todos los medios posibles que se repitan episodios similares en el futuro”.

“ Dolorosos hechos han impuesto un profundo examen de conciencia por parte de la Iglesia ”

La inculturación de la prevención y protección contra el abuso en la vida y en la acción de las Iglesias locales sigue siendo el objetivo futuro del CPPM y su mayor desafío; ya que durante los últimos cuatro años ha trabajado con casi 200 diócesis y comunidades religiosas alrededor del mundo para concientizar y educar a la gente sobre la necesidad de proteger a los menores en nuestros hogares, parroquias, escuelas, hospitales y otras instituciones.


Deja un comentario

Se confirma que el Papa recibe con frecuencia a víctimas de abusos

Greg Burke, Director de la Oficina de Prensa de la Santa SedeGreg Burke, Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede 

Burke: el Papa recibe a víctimas de abusos

El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, respondió a preguntas de algunos periodistas y confirmó que varias veces al mes, el Papa recibe a personas que han sido abusadas

Máxima discreción en respeto del sufrimiento de las víctimas

Varias veces al mes el Santo Padre encuentra a víctimas de abusos sexuales, sea en forma individual que en grupos: lo afirmó el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, respondiendo a las preguntas de los periodistas en referencia a las noticias sobre el coloquio del Papa con los Jesuitas durante su viaje a Lima, Perú.

El Papa Francisco – subraya Burke- encuentra a víctimas de abusos sexuales, de forma individual o en grupos. Escucha a las víctimas y trata de ayudarlas a sanar las graves heridas causadas por los abusos que han sufrido. Los encuentros se desarrollan con máxima discreción, en el respeto de las víctimas y de sus sufrimientos.

En el coloquio con los religiosos de la Compañía en Lima el Santo Padre había afirmado que aquella de los abusos es la desolación más grande que la Iglesia está sufriendo.

El Papa expresó que muchos afirman que la mayor parte de los pedófilos se encuentra en el ámbito familiar y que la porcentual de los sacerdotes católicos es sólo del 1,6, 2 %: algo terrible -dijo el Papa – aún si fuera sólo uno de estos hermanos nuestros”. “Porque Dios lo ungió para santificar a niños y grandes y en vez los destruye. ¡Es horrible! Hay que escuchar lo que siente un abusado o abusada”.

En este punto, Francisco confió a los jesuitas peruanos que los viernes- y esto a veces se sabe y a veces no- suele encontrar a alguno de ellos. “Me cuentan su proceso, quedan destrozados. Es una humillación de la Iglesia. Muestra no sólo nuestra fragilidad, nuestra poca capacidad de ser coherentes, o digámoslo al revés, el nivel de hipocresía”.

Escuche y descargue el informe