Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Un Cardenal norteamericano condenado por abusos sexuales.

Pena canónica para el Cardenal McCarrick por abuso sexual

El cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, informa que McCarrick “no volverá a ejercer el su ministerio sacerdotal” después de que una junta de revisión judicial, “encontrara creíbles y fundamentadas” las acusaciones de abuso sexual contra el purpurado.

Ciudad del Vaticano

El cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York, ha informado a través de un comunicado que el cardenal Theodore McCarrick, exasacerdote de Nueva York, exobispo de Nueva Jersey y ex arzobispo emérito de Washington; “ya no ejerce públicamente su ministerio sacerdotal” debido a que una junta de revisión ha determinado que las acusaciones emitidas contra él por abuso sexual a menores, son “creíbles y fundamentadas”.

Se trata de delitos cometidos décadas atrás, en los que McCarrick mantuvo siempre su inocencia asegurando no haber cometido jamás, ninún tipo de abuso.

Tras aplicar los respectivos protocolos de acción y llevar a cabo las correspondientes investigaciones de manera independiente; los resultados fueron presentados en un informe entregado a una comisión especialista integrada por un grupo de profesionales, incluidos juristas, abogados, padres, psicólogos, un sacerdote y una religiosa; quienes han determinado como cierta, su implicación en los hechos.

Al respecto, el Secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, bajo la dirección del Papa Francisco, ha dado instrucciones específicas de que cardenal McCarrick ya no podrá ejercer públicamente su ministerio sacerdotal.

Por su parte, el cardenal McCarrick, ha aceptado esta decisión aunque mantiene su inocencia.

El comunicado concluye pidiendo nuevamente perdón a todas las víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero, a la vez que agradecen a las víctimas por su coraje de seguir hacia adelante y formar parte del programa de Reconciliación y Compensación, con la esperanza de lograr, en la medida de lo posible, la reparación y la justicia del sufrimiento de los afectados.

 

Anuncios


Deja un comentario

Chile: emotivo acto de perdón y reconciliación en la catedral de Osorno

Perdón, Diálogo y Nuevo Amanecer

69FDE134-FE8B-4A04-AB4A-850DDCA66B4C

“Perdón a cada uno de los fieles de la Diócesis de Osorno y a todos los habitantes de este territorio…”.

Ante una Catedral colmada de fieles y en un ambiente de fraternidad, sinceridad y alegría, se desarrolló la Misa dominical con varios elementos de alto impacto para la Diócesis, para Chile y el mundo. En los rostros de los asistentes era evidente la emoción mezclada con signos de tranquilidad, de oración y mucha esperanza en que ahora vendrá un nuevo tiempo para esta porción eclesiástica tan golpeada por la división e impactada por una serie de denunciadas entregadas, en estas horas, a los dos enviados papales, referidos a abusos de diferente connotación.

Desde hace años que la Catedral no estaba tan repleta de fieles, también concelebraron más de una veintena de sacerdotes y diáconos. Y en un ala lateral del imponente recinto religioso, se ubicaron una cantidad importante de religiosas y novicias. En este significativo acto de Acción de Gracias, había laicos y laicas que en algún momento se encontraban en dos bandos contrarios. Hoy, felizmente, nada de esto hubo y fue una magnífica y merecida despedida a Mons. Scicluna y P. Bertomeu que cumplieron a cabalidad un arduo, difícil y agotador programa de visitas a Parroquias de Osorno.

Al inicio de la esperada ceremonia religiosa, frente a la feligresía y de rodillas, Monseñor Charles Scicluna y el P. Jordi Bertomeu –acompañados del Obispo Jorge Concha, ofm- pidieron perdón en el nombre del Papa Francisco:

“El Papa Francisco me ha encargado pedir perdón a cada uno de los fieles de la diócesis de Osorno y a todos los habitantes de este territorio, por haberles herido y ofendido profundamente.

Tú que eres nuestro Pastor resucitado,
Señor, ten piedad.

Tú que nos das la Vida en abundancia,
Cristo ten piedad.

Tú que nos congregas en un solo rebaño,
Señor ten piedad”.

Durante la emotiva Celebración, nuevamente Monseñor Scicluna tomó la palabra, esta vez para referirse al nombramiento del Papa Francisco del Obispo don Jorge Concha Cayuqueo, como Visitador Apostólico para la Diócesis de Osorno:

”Queridos hermanos:

Un saludo particular a S.E. Mons. Jorge Concha Cayuqueo, Administrador Apostólico de esta diócesis de Osorno. Permítanme saludarlos con mucha gratitud, con palabras del venerable siervo de Dios, Francisco Valdés Subercaseaux:

“¡Qué felicidad más grande cuando los pueblos saben encontrarse para dialogar y conocerse!…

La paz es un don de Dios, un don que para dárnoslo sacrificó a su Hijo y hemos venido por eso a orar para que el Señor nos ayude a ser gente de paz, instrumentos de paz, apóstoles y dirigentes de paz en el mundo conmovido de nuestros días. Hemos venido por eso para aprender, para escuchar la palabra de Dios (…) que significa aprender más a fondo a apreciar ese don (…) la paz sea contigo querido hermano”.

Las palabras de monseñor Francisco Valdés, primer obispo de Osorno son palabras proféticas y muy actuales. Nos interpelan a buscar la paz que siempre es don de Dios, como son dones de Dios la reconciliación y el perdón”.

Punto importante fue la emotiva y sincera Homilía del Obispo Jorge Concha, que en su calidad de Administrador Apostólico, anunció que será Pastor de todos, fomentando un ambiente de diálogo, entendimiento y Oración con todos los fieles. Y, condenando con energía cualquier caso de abuso, esos mismos abusos que tuvieron a esta Diócesis al borde del colapso y sumida en una grave crisis durante más de 3 años. Haremos Comunidad todos juntos:  “hoy vemos con claridad que hay tantas formas de abuso que no pueden volver a ocurrir, procedimientos que no se pueden volver a repetir. Hay formas de hacer Iglesia que se deben cambiar”, resaltó el Misionero Franciscano y Visitador Apostólico.

Al término de la lectura de su Homilía, el Obispo Visitador, fue aplaudido y vitoreado por todos los que de una u otra forma expresaban su alegría por lo que estaban viviendo y de agradecimiento porque ahora sí –con la visita de los emisarios del Papa- era cierto que se les escuchaba y se les tomaba en cuenta en forma seria y respetuosa. Este es el único camino para avanzar en una auténtica reconciliación para el bien de todo el pueblo de Dios que peregrina en misión evangélica desde el Sur de Chile.

Hoy, queremos expresar como Revista y Comunidad Reflexión y Liberación, nuestra  alegría por todo lo que se ha logrado en este último tiempo en aras de la verdad y la justicia respecto a los abusos y encubrimientos. También, agradecer la visita de Mons. Scicluna y P. Bertomeu, que con sencillez y diálogo sincero se supieron ganar el respeto y el cariño de la feligresía.

Sabemos bien todo lo que ha costado este nuevo tiempo, en especial a la Comunidad de laicos y laicas de Osorno, ya que hemos estado desde un primer momento, atentos a todo lo que ocurría en esta querida ciudad y hoy vemos, a la luz de los hechos que hemos visto y oído, que efectivamente; sí hay un Nuevo Amanecer para esta querida tierra osornina tan hermosa como indomable ante todo poder.

Jaime Escobar Martínez en Osorno 

Editor de Revista “Reflexión y Liberación”.

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, boda e interior

Perdón en la Catedral de Osorno – (17/ 6 / 2018).

 


Deja un comentario

Investigaciones sobre casos de pederastia en Chile y Australia

Chile; perquisiciones de la policía en dos diócesis

Secuestraron los archivos en Santiago y Rancagua, por orden de la Procuraduría que investiga sobre los abusos sexuales contra menores de edad. Mientras tanto, en Australia el presidente de los obispos irá a consultarse con el Vaticano sobre el tema de la pederastia
REUTERS

Santiago de Chile

6
0
Pubblicato il 14/06/2018
DOMENICO AGASSO JR.
TURÍN

Nunca antes había sucedido. Agentes del cuerpo de Carabineros acudieron junto al fiscal Sergio Pérez al obispado de Rancagua con una orden de registro emitida por el Tribunal de Garantía de la localidad de Pichilemu, instancia que está a cargo de una investigación en contra de al menos 14 sacerdotes que han sido denunciados por presuntos abusos sexuales contra menores de edad y jóvenes. Casi al mismo tiempo, en Santiago, el fiscal Emiliano Arias se presentó en la sede del Tribunal Eclesiástico de la capital chilena, para incautarse de documentos relacionados con las denuncias hechas desde 2007 por hechos similares en la región de O’Higgins.

 

Las autoridades judiciales pretenden examinar todas las denuncias enviadas por las respectivas diócesis a la Congregación para la Doctrina de la Fe, así como las sanciones que ha establecido la Iglesia con base en el Derecho canónico, o que estén en poder del promotor de justicia asignado a cada investigación o del actual promotor de justicia de la diócesis de Rancagua, Marcelo Antonio Lorca Rodríguez. También las que pudieren estar en manos del canciller y notario de esta diócesis, Héctor Pulgar Quintanilla, o del Vicario Judicial de Rancagua, don Juan Luis Ysern de Arce. En Santiago, en tanto, se busca la misma información respecto del imputado Óscar Muñoz Toledo.

 

La justicia chilena informó que le pedirá al vaticano que le entregue toda la información disponible sobre estos casos, por lo que formalizará esta petición durante un encuentro con los dos enviados del Papa Francisco, Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, que llegaron a Chile hace dos días para llevar a cabo su misión pastoral en la diócesis de Osorno.

 

Australia reflexiona sobre la lucha contra la pederastia

 

El presidente de la Conferencia Episcopal australiana, Mark Coleridge, comenzará el próximo sábado 16 de junio una visita de diez días a Roma, que incluirá entrevistas con funcionarios vaticanos sobre las 122 recomendaciones de la Comisión australiana de investigación sobre las respuestas de as instituciones a las víctimas de abusos sexuales, en vista del Consejo plenario de la Iglesia católica australiana de 2020. Entre ellas está la controvertida recomendación de obligar legalmente a los sacerdotes a romper el secreto del confesionario y denunciar a la policía los casos de pederastia de los que vengan a conocimiento durante la confesión.

 

Coleridge, arzobispo de Brisbane, declaró que proteger a los menores no excluye ni cancela la integridad de los sacramentos, y que la Iglesia australiana seguirá colaborando con las autoridades para garantizar que ambos objetivos sean obtenidos y mantenidos. El religioso participará en una conferencia internacional sobre la tutela de los menores con algunos líderes católicos y expertos de lengua inglesa.

 

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, describió la réplica de su gobierno a la Comisión nacional de investigación sobre la respuesta de las instituciones para las víctimas de abusos sexuales, anunciando que aceptará 104 de las 122 recomendaciones en el ámbito de la jurisdicción federal. Entre ellas, la creación de una oficina nacional para la defensa de los menores y la adhesión aun programa nacional de indemnizaciones.

 

El gobierno sigue analizando las demás 18 recomendaciones del informe, presentado al final de cinco años de audiencias. Entre ellas el plan para obligar a los sacerdotes católicos a revelar información sobre abusos sexuales escuchada durante la confesión.

 

Turnbull también anunció que presentará las disculpas oficiales del Parlamento a las víctimas de abusos sexuales en las instituciones australianas, tanto laicas como religiosas, el próximo 22 de octubre, durante la National Children’s Week. Y se creó, además, un comité parlamentario para elaborar el texto de las disculpas oficiales.

 

El jefe de gobierno alabó la valentía, la honestidad y la fuerza demostrada por las víctimas y sus familias. «Para muchos de ustedes, la Comisión de investigación ha representado la primera posibilidad para hacer que les escuchen y para que sean reconocidos los disgustos y los sufrimientos que han sufrido, y, sobre todo, la primera posibilidad de ser creídos», dijo. «Finalmente les han creído y los responsables de sus sufrimientos serán llamados a responder y serán perseguidos por la ley» continuó el primer Ministro. «Su valentía ha permitido revelar la enormidad de los casos de abuso en las instituciones de nuestro país».

 

El sistema nacional de indemnización y la agencia para la tutela de menores estarán en funciones a partir del próximo primero de julio. Esta última deberá encargarse de un estudio en toda Australia sobre la prevalencia de los abusos sexuales contra menores, desarrollar una estrategia nacional de prevención y monitorear los progresos hacia el objetivo de «eliminar completamente tales abusos en esta nación».

 

El ministro de la Justicia, Christian Porter, declaró su apoyo a la controvertida recomendación de obligar a los sacerdotes a que refieran sobre las informaciones reveladas en la confesión, pero Coleridge las rechazó netamente, afirmando que no hay pruebas suficientes para sugerir que cancelar el secreto del confesionario mejoraría la tutela de los menores.

 

La Iglesia «no quiere proteger a los criminales, quiere que los niños sean protegidos de ellos», declaró Coleridge. La Iglesia quiere, en cambio, «medidas que verdaderamente vuelvan más seguros los ambientes para los menores. Pero nada sugiere que la abolición legal del secreto del confesionario ayude al respecto», añadió.

 

El ministro para los Servicios sociales, Dan Tehan, confirmó que, hasta ahora el 93% de los casos será cubierto por el sistema de indemnizaciones, que prevé pagos máximos de $150.000 (unos 97.500 euros), una cifra inferior a los $200.000 recomendados por la Comisión.


Deja un comentario

Chile. Monseñor Barros habla tras su renuncia

Tras la aceptación de su renuncia el obispo Barros pidió perdón por sus limitaciones

Martes 12 Jun 2018 | 09:08 am

“Les pido con humildad que me disculpen por mis limitaciones y lo que no pude lograr”, manifestó monseñor Juan Barros Madrid, obispo emérito de Osorno, Chile, tras la aceptación de su renuncia comunicada por el papa Francisco este 11 de junio. A través de una carta, monseñor Barros pidió disculpas y oró porque “el Padre misericordioso del cielo nos ayude a todos para mejorar, para amar en todo”.

“Nuestras vidas están en las manos de Dios que conoce nuestras conciencias y las acciones de cada uno en este complejo tiempo que nos tocó vivir”, agregó.

Asimismo, agradeció a su familia, a los “buenos amigos” y a “quienes con fe me recibieron, me acompañaron generosamente, trabajaron con amor por su Iglesia” y por los que rezaron y ofrecieron “sus dolores conmigo en este tiempo”.

Monseñor Barros deseó a la diócesis de Osorno “lo mejor en su peregrinación hacia la plenitud cristiana. He rezado mucho por esto y traté de colaborar en ello estos años que fui destinado a este servicio pastoral”, aseguró.

Por su parte el obispo auxiliar de Santiago, monseñor Jorge Concha Cayuqueo, tras ser nombrado por el Papa administrador apostólico en la diócesis de Osorno, envió un mensaje en que hizo un llamado “a todos, sin excepción, a católicos y a los no católicos; a todos los amigos y amigas de Osorno; y muy particularmente a los católicos, a poner cada uno lo mejor de sí para colaborar y empeñarnos en construir vínculos de comunión, de unidad, de amistad. Eso es bueno para cada uno, es bueno para la comunidad católica, pero en general es bueno para toda la sociedad”.

El obispo Caro también pide perdón a sus fieles
Por su parte, monseñor Cristián Caro, a quien también ayer el Santo Padre aceptó su renuncia como arzobispo de Puerto Montt, por límite de edad para el cargo, mediante de un comunicado de prensa manifestó que trató “de servir de la mejor forma posible a todos, y pido perdón por mis omisiones o a aquellos que tal vez no se sintieron tomados en cuenta o tengan algo que reprochar”.

La Iglesia en Chile vive una crisis que es una “oportunidad de volvernos más decididamente al Señor Jesucristo y contribuir –junto con toda la sociedad- a crear una “cultura del cuidado y la protección”.

Monseñor Caro también agradeció a los que colaboraron con su servicio episcopal de diversas formas y pidió “recibir con fe, esperanza y amor” al designado administrador apostólico de la arquidiócesis de Puerto Montt, padre Ricardo Morales Galindo O.de M., actual provincial de la Orden de la Merced en Chile.

“Yo le ofreceré mi oración y toda la colaboración necesaria para asumir la nueva misión que el Señor y la Iglesia le encomiendan”, agregó.+


Deja un comentario

El Papa y la iglesia de Chile ante la cuestión de la pederastia y los abusos de autoridad. Análisis

Chile, la escucha del Papa para sanar a las víctimas

Francisco inicia hoy en el Vaticano una nueva rueda de encuentros privados con víctimas de los abusos sexuales de Fernando Karadima, mientras espera impulsar un cambio de raíz que deje atrás una “Iglesia abusiva” y un “sistema de encubrimiento”
AP

El Papa Francisco

31
0
Pubblicato il 02/06/2018
Ultima modifica il 02/06/2018 alle ore 17:52
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Escucha, respeto, sanación. Es el objetivo de una nueva ronda de encuentros privados del Papa con víctimas de los abusos de poder, de conciencia y sexuales. Se trata de cinco sacerdotes que padecieron, en diversa medida, los ataques del abusador más famoso de la historia chilena, el otrora sacerdote “con fama de santidad”, Fernando Karadima. Iniciada este sábado con una misa privada, la serie incluye conversaciones privadas con cada uno de ellos. Una acción más para enfrentar la peor crisis en la historia de la Iglesia chilena.

 

El grupo aterrizó en Roma la víspera, este viernes 1 de junio por la mañana. Junto a esos cinco clérigos llegaron otros dos, quienes durante muchos años acompañaron, espiritual y jurídicamente, a las víctimas. Completan la lista otros dos laicos, víctimas pero no del ex párroco del templo del Bosque, ubicado en una acomodada zona de Santiago de Chile.

 

Todos se hospedaron en la Casa Santa Marta, por invitación y a cuenta del propio Francisco. En la capilla de la residencia vaticana, el pontífice celebró la misa para ellos, a las 16:00 horas de este sábado. Luego comenzaron los diálogos.

 

“El objetivo de esta reunión convocada por el Papa Francisco es profundizar en la realidad vivida por una parte de los fiel es y del clero chileno. Con la ayuda de estos cinco sacerdotes, el Papa busca poner remedio a la ruptura interna de la comunidad. Así se podrá empezar a reconstruir una relación sana entre los fieles y sus pastores, una vez que todos tomen conciencia de sus propias heridas”, explicó una nota oficial.

 

Hace 20 años, cuando comenzó a dar seguimiento a Juan Carlos Cruz y James Hamilton, Francisco Javier Astaburuaga Ossa jamás imaginó que iba a poder contar su experiencia personal directamente al obispo de Roma. Como sacerdote, él acompañó a esas dos víctimas de Karadima, las cuales -junto con José Andrés Murillo- se convirtieron en el emblema de la crisis por los abusos en la Iglesia chilena.

 

“Vengo con mucha esperanza para poder dialogar, junto con los demás sacerdotes y el santo padre, lo que queremos es aportar y el Papa quiere escuchar. Eso es ya muy importante”, aseguró, a su llegada al Vaticano con el Vatican Insider y otros medios. “(El Papa) asume la dificultad de los problemas que hay, pero nos invita a todos a ser corresponsables en la solución de los problemas”, añadió.

 

Precisó que, entre los temas a conversar con el pontífice, se incluirán las complicidades y los encubrimientos de los abusos. “Dios siempre nos sorprende, eso es lo maravilloso de la fe. ¡En tres meses cambió la historia! Hace 20 años jamás me hubiese imaginado que hoy día iba a poder estar conversando con el Santo Padre cara a cara”, siguió.

 

“Siempre después de la experiencia de cruz viene la resurrección, y creo que el santo padre está llevando adelante gestos muy manifiestos que son una invitación a resucitar, a asumir el conflicto, mirarlo de frente pero también animarlos a la fe. Yo creo que de esta situación compleja seguramente vamos a salir renovados en la fe, eso quisiera decirle a los católicos en Chile, que abramos el corazón a esta esperanza y que los conflictos no sean motivo de desesperanza, valga la redundancia”, añadió.

 

Estas citas de Santa Marta son parte de un amplio plan del Papa para responder a la profunda crisis. Por eso, Francisco decidió enviar una vez más a Chile a sus hombres de confianza: Charles Scicluna y Jordi Bertomeu. En los próximos días, ellos dos viajarán específicamente a Osorno, para seguir recopilando información y para manifestar cercanía a los fieles de una diócesis convulsionada desde el nombramiento de Juan Barros como su obispo en 2015.

 

Barros, pupilo preferido de Karadima, es acusado por las víctimas de cómplice y encubridor de los abusos. Defendido inicialmente por el Papa, la crisis sostenida en su nueva diócesis terminó por hacer explotar una crisis de enormes magnitudes. Francisco, que durante años pareció no percatarse de la situación real, terminó mandando -en febrero pasado- a sus dos enviados a Chile para echar luz sobre la verdad de una vez por todas. Un informe de más de dos mil páginas le abrió los ojos a una tempestad que afecta los cimientos mismos de la Iglesia.

 

Por eso, el 8 de abril escribió una dramática carta a los obispos chilenos en la cual reconoció el problema, pidió perdón por sus “graves equivocaciones”, y citó al Vaticano a todo el episcopado en pleno. Tras sostener varias reuniones privadas ellos, del 15 al 17 de mayo, casi la totalidad de los obispos del país le entregaron sus dimisiones en bloque, poniendo en manos del Papa su futuro.

 

En las próximas semanas, él deberá decidir si acepta cada una de estas dimisiones e impulsará, como él mismo anunció, medidas de corto, mediano y largo plazo para recuperar la unidad y la credibilidad perdidas. En este aspecto se enfrenta a un desafío, porque resulta previsible pensar que antes de aceptar algunas renuncias él conceda tiempo a los obispos salientes para que afronten algunos de los problemas que ellos mismos causaron, respondiendo -al menos en primera instancia- a la crisis. Empero, ante la gran atención mediática internacional, sus cambios no podrán dilatarse mucho en el tiempo y resulta más bien esperable que estos lleguen en “olas”, distribuidos en los siguientes meses.

 

Mientras tanto, este jueves 31 de mayo, la Conferencia Episcopal Chilena dio a conocer una carta de ocho páginas escrita por el Papa y dirigida a todo el pueblo de Dios. El documento, de enorme franqueza y realismo, manifiesta el dramatismo subyacente en la actual crisis. Por un lado, reconoce sin ambages la existencia de una “cultura del abuso” y un “sistema de encubrimiento”. Es más, en algún pasaje habla de “Iglesia abusiva”. Palabras brutales. Pero no se queda en el simple diagnóstico. Va más allá y se pregunta: ¿Cómo es posible que una comunidad como la cristiana, que debería ser profética y crítica por naturaleza, fue incapaz de abrir los ojos ante el sufrimiento de las víctimas en su interior?

 

He ahí la gran preocupación del Papa: Que durante años se desarrolló una estructura eclesiástica verticalista que pretendió sustituir con una “pequeña élite” a todo el pueblo de Dios, llegando a imponer unos códigos de conducta que le hicieron perder el rumbo y el centro. Así, alejarse de la vida del pueblo lleva a la desolación y a la perversión eclesial, advirtió.

 

“En el pueblo de Dios no existen cristianos de primera, segunda o tercera categoría. Su participación activa no es cuestión de concesiones de buena voluntad, sino que es constitutiva de la naturaleza eclesial”, siguió. Por eso, anticipó: “Se nos exige promover conjuntamente una transformación eclesial que nos involucre a todos”.

 

“Una Iglesia con llagas no se pone en el centro, no se cree perfecta, no busca encubrir y disimular su mal, sino que pone allí al único que puede sanar las heridas y tiene un nombre: Jesucristo. Esta certeza es la que nos moverá a buscar, a tiempo y destiempo, el compromiso por generar una cultura donde cada persona tenga derecho a respirar un aire libre de todo tipo de abusos”, estableció.


Deja un comentario

El Papa recibe a cinco sacerdotes chilenos víctimas de abusos sexuales.

Papa Francisco preside la Misa en la Casa de Santa Marta.Papa Francisco preside la Misa en la Casa de Santa Marta.  (Vatican Media)

El Papa oficia un Misa en Santa Marta con víctimas de abusos sexuales en Chile

Se trata del segundo grupo que recibe el Pontífice en el Vaticano: sacerdotes víctimas de abusos sexuales, de conciencia y de poder por parte de algunos miembros del clero en este país

Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha informado a través de un comunicado, que el sábado 2 de junio a las cuatro de esta tarde, el Santo Padre Francisco celebrará la Eucaristía con el grupo de sacerdotes chilenos que se hospeda desde ayer en la Casa Santa Marta, dando inicio así a los encuentros previstos.

 

Tal como se lee en el escrito, el objetivo de esta reunión convocada por el Papa Francisco es profundizar en la realidad vivida por una parte de los fieles y del clero chileno.

Con la ayuda de estos cinco sacerdotes, el Papa busca poner remedio a la ruptura interna de la comunidad, tras las heridas que han causado los abusos sexuales, de poder y de conciencia, perpetrados por algunos miembros de la Iglesia en este país.

Se trata del segundo grupo de víctimas que recibe el Pontífice en el Vaticano, a quienes ha pedido personalmente perdón y ha manifestado su intención de poder “reconstruir una relación sana entre los fieles y sus pastores, una vez que todos tomen conciencia de sus propias heridas”.


Deja un comentario

Chile: el Papa recibe a otro grupo de víctimas de abusos sexuales.

Papa FranciscoPapa Francisco 

El Papa encuentra al segundo grupo de víctimas de abusos en Chile

Este fin de semana, el Papa Francisco escuchará a otras víctimas de abusos. El sábado la Misa en la Casa Santa Marta.

Massimiliano Menichetti e Maria Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

Escuchar, rezar, tener el coraje de mirar aun con “vergüenza” las llagas excavadas en profundidad en el hombre, en el entero pueblo de Dios. Es una gran acción pastoral, que se mueve en el respeto y en el silencio aquella que el Papa Francisco ha emprendido mirando al sufrimiento de Chile y del mundo, que afronta la plaga de los abusos de poder, de consciencia y sexuales cometidos por el clero.

 

No se puede continuar a caminar ignorando el dolor

 

Para el Papa, “como Iglesia”, no se puede “continuar a caminar ignorando el dolor” de quien sufre y “todo el proceso de revisión y purificación que se está viviendo – afirma en la carta que ha escrito ayer al pueblo de Chile – es posible gracias al esfuerzo y a la perseverancia de personas concretas, las cuales, incluso contra toda esperanza y descrédito, no se han cansado de buscar la verdad”.

 

El apoyo de la oración

 

En este doloroso recorrido, Francisco ha pedido varias veces el apoyo de la oración. Así ha sido también antes y después del encuentro en el Vaticano a mitad de mayo, con los Obispos chilenos. Y precisamente el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal, exhorta a todos en un comunicado, a la “reflexión y acción para superar la cultura del abuso y del ocultamiento”.

(Vatican News)