Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Colombia: las FARC se preparan para el desarme.

Todos los miembros de las FARC-EP se encuentran ya en las zonas donde dejarán sus armas

Los últimos miembros de las FARC-EP llegan a las zonas veredales. Foto: Misión de la ONU en Colombia

20 de febrero, 2017 — La Misión de la ONU en Colombia informó que se ha completado el ingreso de cerca de 7.000 miembros de las FARC-EP a las 26 áreas donde harán dejación de las armas y donde comenzarán su reinserción a la vida civil.

Según un comunicado, con la llegada de alrededor de 300 hombres y mujeres el sábado a la zona de Agua Bonita, en el departamento de Caquetá, se concretó este hito y en total, unos 6.900 rebeldes ya se encuentran en las llamadas “zonas veredales”.

El Jefe de los Observadores y Coordinador del Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación, Javier Pérez Aquino, describió el momento como “histórico”, y aseguró que la Misión y el Mecanismo consideran que la decisión de las FARC-EP de trasladarse a las zonas, a pesar de la logística limitada en la mayoría de ellas, es muy positiva.

Agregó que la decisión reduce considerablemente la posibilidad de contacto armado y expresó sus esperanzas de que la presencia de los miembros de las FARC acelere las obras de construcción en los campamentos, dándose así las condiciones adecuadas para continuar con el proceso que conducirá a la reinserción de los rebeldes a la vida social, económica y política.

El General Pérez Aquino elogió el arduo trabajo de los miembros del Mecanismo Tripartito y su compromiso con el proceso de paz, acompañando al movimiento FARC-EP y monitoreando la cesación del fuego y el cese de las hostilidades.

Agregó que para que este proceso sea eficaz, es necesario consolidar otros aspectos del Acuerdo Final, como el apoyo logístico, la seguridad y las condiciones sociales y económicas que permitan la transición a la vida civil y lleven a una paz sostenible y duradera.


Deja un comentario

Colombia: mujeres guerrilleras en las FARC

COLOMBIA. LOS HIJOS DE LA PAZ. Son los bebés de las guerrilleras que nacieron después de los acuerdos del gobierno con las Farc. Para ellos habrá nursery y guarderías en los puntos de concentración

Guerrillera con su bebé (foto AFP Jesús Colado)

Guerrillera con su bebé (foto AFP Jesús Colado)

Los llaman “los hijos de la paz” porque nacieron después de la firma de los acuerdos de paz de agosto de 2016 en La Habana entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc. Son 66 criaturas que vieron la luz en los campamentos  e incluso durante el viaje hacia los 26 puntos de concentración donde la guerrilla entregará las armas para comenzar la vida civil.

Las guerrilleras embarazadas son 80, informó Marco Calarcá, el representante de la guerrilla en la instancia creada por los acuerdos de la que también participan representantes de las Naciones Unidas. De los 6.200 guerrilleros en fase de desarme, entre el 20 y el 25 por ciento son mujeres.

Se comprende ahora por qué los negociadores de las Farc pedían guarderías y hogares materno infantiles para la fase de concentración en los puntos acordados para el desarme. Tanto unas como otras esperan a las guerrilleras que todavía se encuentran en camino con sus bebés y fueron construidas con el apoyo de la Unicef y del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.


Deja un comentario

Colombia: gobierno y FARC contra la droga.

SANTA ALIANZA CONTRA LA DROGA. El gobierno de Colombia y las FARC sellan una alianza para la erradicación de los cultivos ilícitos

Frutos buenos de la paz. Foto archivo SEMANA

Frutos buenos de la paz. Foto archivo SEMANA

Del desarme a una alianza virtuosa para erradicar del territorio nacional la mayor cantidad posible de lo que en la jerga del gobierno se denomina “cultivos ilícitos”: amapola y coca. La nueva “Santa Alianza” entre el ejército colombiano y los guerrilleros en vías de desmovilización se concreta por ahora en el programa denominado “plan de sustitución de cultivos ilícitos”, cuyo primer objetivo es reemplazar 50.000 hectáreas de plantaciones en el primer año de ejecución.

Es uno de los efectos positivos del acuerdo de paz – el punto 4 para mayor precisión – que se firmó en La Habana y se ratificó con no pocas dificultades en diciembre del año pasado después de ser rechazado en un referendo. Es notable el cambio protagonizado por las Farc que, como es sabido, se financiaban vigilando y transportando a lo largo de corredores prácticamente inaccesibles el producto de los cultivos de coca, los químicos necesarios para transformarla en droga apta para el consumo e incluso la venta al por mayor del estupefaciente a los narcos colombianos. Por otra parte, también hay que considerar que la ofensiva contra los cultivos de la planta se produce en un momento en que la producción registra un considerable aumento. En efecto, según los datos del Sistema integral de monitoreo de las Naciones Unidas, en 2015 las plantaciones de coca habían alcanzado las 96.000 hectáreas de extensión y previsiblemente llegarían a 100.000 a fines de 2016, lo que quedará confirmado cuando se conozcan los nuevos datos. Naciones Unidas también calcula que unas 74.500 familias viven actualmente en Colombia de la siembra de hojas de coca.

El programa de eliminación y reconversión que pusieron conjuntamente en marcha el gobierno del presidente Santos y las FARC tiene una primera etapa que consiste en incentivar la sustitución del cultivo en las zonas controladas por la guerrilla para extenderlo después a otros 40 municipios. El incentivo consiste en un millón de pesos colombianos, equivalente a unos 350 dólares por mes para los campesinos que aceptan preparar la tierra y sembrar con cultivos alternativos o que solo decidan abandonar definitivamente el cultivo de la coca para dedicarse a “trabajos públicos de interés comunitario”. El programa ofrece también la posibilidad de recibir un financiamiento de 9 millones de pesos colombianos (3.100 dólares aproximadamente) para proyectos productivos a corto plazo como piscicultura y avicultura,  a los que se suman 3.800.000 pesos (unos 1.400 dólares) en asistencia técnica. Estas cifras, hacen notar las autoridades encargadas de implementar los acuerdos de paz, son de todos modos inferiores a los costos que debería afrontar el gobierno para la fumigación de los cultivos de coca.

El programa establece también que las Fuerzas Armadas Colombianas protejan a las comunidades que adhieran al plan de erradicación y sustitución de las represalias de las bandas de narcos.


Deja un comentario

Colombia: cuántos guerrilleros dejarán las armas?

LOS IRREDUCIBLES DE LA GUERRILLA. Las FARC de Colombia ya recibieron la orden de romper filas. ¿Cuántos combatientes no piensan acatarla?

Oscar Tulio Lizcano cuando estaba en manos de la guerrilla

Oscar Tulio Lizcano cuando estaba en manos de la guerrilla

¿Cuántos guerrilleros de las FARC se negarán a entregar las armas y desmovilizarse, como han previsto los acuerdos de paz? No se sabe, pero no falta mucho para que la realidad permita saberlo. Las zonas establecidas para la concentración de los guerrilleros están definidas y en algunas ya empezaron a llegar grupos que tienen la intención de respetar los procedimientos previstos para el desarme. Otros esperan para ver cómo van las cosas, otros simplemente no están dispuestos a romper las filas donde militaron tantos años. En todas las guerrillas que firmaron acuerdos para desmovilizarse hay grupos irreductibles, desde México hasta América del Sur, pasando por América Central. Ahora se trata de saber cuántos guerrilleros de las FARC seguirán en armas y en qué frentes. Pero es pronto para decirlo.

El Secreariado de las FARC habla de aceptación de los acuerdos por unanimidad, y cita como prueba la Asamblea general que se llevó a cabo en septiembre donde se ratificaron. Otros, como Oscar Tulio Lizcano, secuestrado en el año 2000 y que estuvo ocho años en manos de las FARC, considera que “son muchos los guerrilleros que seguirán en armas” y atribuye la culpa a “la falta de una pedagogía para convencerlos” de que es mejor aceptarlos.

“Hasta pocos meses atrás mantuve contacto con varios guerrilleros desmovilizados”, afirma Lizcano en una columna de opinión del diario El Colombiano “y pese al acuerdo de paz muchos combatientes no quieren abandonar. Los servicios de inteligencia lo saben y lo ocultan para no provocar pánico ni perturbar el normal desarrollo del proceso de implementación de los acuerdos”.

El ex prisionero, parlamentario del Partido Conservador en el momento del secuestro y padre del actual presidente de Senado colombiano, explica que “el Comando Central de las FARC incluso ha expulsado a los comandantes de algunos frentes. Varios de ellos habían estado en La Habana donde se habían mostrado convencidos del proceso (de desame), pero con el paso del tiempo decidieron no acatar las órdenes”.

Una de las razones que enuncia Lizcano es que no quieren abandonar situaciones de privilegio, sobre todo en las unidades que más se han enriquecido con el narcotráfico, pero también el miedo a ser asesinados cuando depongan las armas.


Deja un comentario

Próxima firma de los acuerdos de paz de Colombia.

COLOMBIA – El 26 de septiembre se firmarán los Acuerdos de Paz, tras 52 años de conflicto interno

viernes, 16 septiembre 2016desarrollo   política   democracia   grupos armados  

El 26 de sptiembre se firmarán los Acuerdos de Paz

Bogotá (Agencia Fides) – El 26 de septiembre de 2016, en la ciudad de Cartagena de Indias, se celebrará la ceremonia de la firma de los Acuerdos de Paz entre el gobierno del presidente Manuel Santos y el ex grupo guerrillero de las FARC. Así lo ha confirmado el Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, según fuentes de la Agencia Fides, quién ha declarado que estará presente el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, en representación del Santo Padre.
El documento, que se titula “Acuerdo final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”, se firmará ante un gran grupo de delegaciones diplomáticas.
Mientras tanto, el país se está preparando para el referéndum del 2 de octubre para ratificar la paz: después de 52 años de guerra interna, el pueblo decidirá si aceptar o rechazar los acuerdos entre el Gobierno y las Farc.
Ayer, al final de una conferencia de diálogo entre los representantes del sector privado y los empresarios, la canciller María Ángela Holguín dijo: “Se solicitará una revisión por parte de las Naciones Unidas. Pediremos una misión también a la Asamblea General para la reintegración política, económica y social de las FARC”. (CE) (Agencia Fides, 16/09/2016)


Deja un comentario

Colombia: los niños soldado y las FARC. Importante decisión.

Colombia: El acuerdo de reintegración de niños soldados es un paso decisivo hacia la paz, afirma la ONU

La representante especial para niños y conflictos armados, Leila Zerrougui, habla en La Habana, Cuba, durante la firma del Acuerdo para la separación y reintegración de niños soldados en Colombia. Foto: Oficina de la ONU pra Niños y Conflictos Armados

16 de mayo, 2016 — La representante especial del Secretario General para los niños y los conflictos armados, Leila Zerrougui, encomió el acuerdo firmado el domingo entre el gobierno de Colombia y las fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para separar y reintegrar a los niños vinculados a ese grupo armado.

La representante participó de la firma que se celebró en La Habana, Cuba, tras la cual subrayó la importancia del pacto y dijo que se trata de un momento histórico que pone a los niños en el centro del proceso de paz y promete cambiar sus vidas.

Por su parte, el representante de UNICEF en Colombia, una agencia que participó activamente de las negociaciones en Cuba, apuntó que la buena noticia se extiende más allá de un beneficio para la niñez ya que representa un verdadero paso hacia la paz y una medida de construcción de confianza en el proceso.

En una entrevista desde la capital cubana, Roberto De Bernardi, destacó que el acuerdo combina elementos fundamentales de la legislación internacional y nacional que estipulan que el niño debe ser tratado como víctima.

“Esto quiere decir que las FARC entregarán un listado, aparentemente de 21 nombres, a la fiscalía. La fiscalía debería emitir un indulto, una amnistía para estos niños que no hayan cometido delitos de lesa humanidad, delitos de guerra particularmente graves”, explicó.

En caso de que los menores caigan fuera de esa categoría, la mesa de conversaciones para poner fin al conflicto recomendó retrasar la liberación hasta tanto la jurisdicción especial para la paz entre en vigor.

El compromiso del acuerdo incluye la separación de los campamentos de las FARC de un primer grupo de niños soldados menores de 15 años y una segunda fase de separación de los menores de 18 años.

El pacto también establece la conformación de una mesa técnica que se ocupará de presentar una propuesta para la reintegración de esos afectados a la sociedad.


Deja un comentario

Colombia: las FARC y los menores como soldados.

Representante especial encomia el anuncio de las FARC sobre reclutamiento de menores

La representante especial de la ONU para niños y conflictos armados, Leila Zerrougui

12 de febrero, 2016 — La representante especial de la ONU para los Niños en Conflictos Armados acogió con beneplácito el anuncio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) de que no reclutará a menores de 18 años.

En un comunicado Leila Zerrougui afirmó sentirse alentada por ese anuncio público y dijo que mientras se alcanzan progresos en las negociaciones de paz, la protección de los derechos del niño debe continuar recibiendo la atención que merece.

Las FARC habían manifestado inicialmente su decisión a la representante especial durante una visita que realizara el año pasado a La Habana, sede de las negociaciones del grupo guerrillero y el gobierno colombiano. En esa ocasión discutieron sobre la protección de menores afectados por el conflicto.

Zerrougui indicó que ante la perspectiva de la implementación del acuerdo de paz, será importante asegurar durante los próximos meses la disponibilidad de servicios adecuados para atender a los niños desmovilizados y que sean tratados como víctimas, de acuerdo con las normas nacionales e internacionales.

La representante especial reiteró que la ONU está dispuesta a ofrecer el apoyo necesario para el proceso de separación y reintegración de todos los menores de 18 años reclutados por el grupo guerrillero y concluyó expresando sus esperanzas de ver pronto en libertad a esos niños y niñas, llevando una vida normal.