Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Colombia: suspendidos los diálogos de paz entre el gobierno y la guerrilla ELN.

Oficiales de Policía esperan el funeral de cinco policías muertos en el atentado en BarranquillaOficiales de Policía esperan el funeral de cinco policías muertos en el atentado en Barranquilla  (AFP or licensors)

Colombia. Pres. Santos: suspendido el quinto ciclo de conversaciones con el ELN

“Acontecimientos como este no pueden amedrentarnos, no nos pueden hacer caer en desánimo y desesperanza”: fueron palabras del Arzobispo de Barranquilla Monseñor Pablo Salas

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció este 29 de enero la suspensión del quinto ciclo de conversaciones con el Ejército de Liberación Nacional “hasta no ver coherencia” entre sus palabras y acciones. La declaración fue en respuesta a los atentados perpetrados este fin de semana contra estaciones de Policía en Soledad, en el municipio de Santa Rosa y en Barranquilla, – sólo este último reivindicado por el Frente de Guerra Urbano del ELN – los cuales dejaron como saldo siete policías muertos y, según las últimas actualizaciones de las agencias, 47 heridos.

“El gobierno ha sido generoso y ha mostrado voluntad permanente de paz, una voluntad que no puede ser vulnerada”, escribió el Presidente en su cuenta de twitter.

Recordamos que tras los 101 días de cese al fuego bilateral, temporal y nacional entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional, cumplidos el pasado 9 de enero, el Presidente de Colombia había suspendido los diálogos luego de que autoridades del departamento del norte de Arauca acusaran al ELN de haber perpetrado ataques explosivos a oleoductos y de haber arrojado una granada que hirió a dos infantes de marina.

Tras ello, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el pasado 16 de enero, instó al Estado y al ELN a llevar a cabo acciones medibles y concretas para mejorar la situación de los derechos humanos de las personas en Colombia, que se encuentran en zonas afectadas por el conflicto armado. Sucesivamente, el 21 de enero, Presidente anunció el envío del jefe de negociacionse con el ELN, Gustavo Bell, a Quito para explorar la posibilidad de un nuevo cese al fuego que permita continuar la negociación de paz.

Fueron diversos los países que hasta el momento han demostrado su repudio al hecho y su solidaridad con las víctimas, entre los cuales México, Paraguay, Panamá, Honduras, Costa Rica, Venezuela y las Naciones Unidas en Colombia.

Un llamado a la solidaridad con víctimas y familiares de los atentados realizó Monseñor Pablo Salas, Arzobispo de Barranquilla e invitó a vivir en convivencia mirándose los unos a los otros como hermanos. “Todos estamos llamados a vivir en convivencia, todos estamos llamados a vivir como hermanos, ese es el llamado que hago a todos los atlanticenses”, expresó.

 

Informe
Anuncios


Deja un comentario

Colombia: problemas con ELN en el camino de la paz.

Mons Elkin Álvarez Botero. Secretario General de la Conferencia Episcopal ColombianaMons Elkin Álvarez Botero. Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana 

Colombia: La Iglesia pide superar este momento para retomar pronto los diálogos

El presidente Santos retiró la delegación de la mesa de negociaciones. La Iglesia católica pide que se pueda retomar el diálogo en la mesa de Quito.

Tras finalizar en la medianoche del 9 de enero el Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dio a conocer el 10 de enero que el gobierno ha suspendido los diálogos de paz con el ELN que debían retomarse hoy 11 de enero en Quito. Esto sucedió después de que las autoridades del departamento del norte de Arauca acusaron al ELN de haber perpetrado ataques explosivos a oleoductos y de haber arrojado una granada que hirió a dos infantes de marina.

El primer mandatario llamó al Jefe de la delegación de paz Gustavo Bell de regreso a Colombia, para evaluar el futuro del proceso.  “Esta mañana reiteré a nuestras Fuerzas Armadas actuar con contundencia y responder a esta agresión del Eln – escribió Santos en un tweet en su cuenta oficial este 10 de enero- .Mi compromiso con la paz será indeclinable, pero a esta se llega con hechos concretos, no solo con palabras”.

Por su parte el ministro el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, viajará este sábado 13 de enero de 2018 a Bogotá, para una visita oficial con el propósito de apoyar los esfuerzos de paz. La agenda incluye reuniones con el presidente Juan Manuel Santos Calderón y funcionarios del Gobierno y las Fuerzas Armadas, así como con líderes de las FARC y de la Iglesia Católica, entre otros.

El pasado 8 de enero en un comunicado conjunto, la Conferencia Episcopal Colombiana junto con la Misión de verificación de la ONU había llamado a las partes a “preservar los logros obtenidos en materia de reducción de violencia durante los meses de vigencia del cese al fuego”.

Nuestra compañera Giada Aquilino conversó con el Secretario de la Conferencia Episcopal colombiana y Obispo Auxiliar de Medellín, Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero.

¿Qué significado tiene la decisión del presidente de retirar la delegación de los coloquios en Quito con el ELN?

La decisión del Presidente de retirar la delegación de quito en los diálogos con  la guerrilla del ELN es para nosotros una decisión que responde a las acciones del ELN en el día de ayer. Se han presentado varios atentados terroristas contra la fuerza pública y contra la infraestructura nacional, especialmente aquella del transporte del petróleo.  Creemos que es una decisión lamentable pero que corresponde a estos atentados y pedimos encarecidamente al gobierno que una vez analizados los pormenores de estos acontecimientos, ojalá se pueda retomar el diálogo en la mesa de Quito. Que se le dé una nueva fuerza al dialogo para poder alcanzar la paz.

¿Cuál fue exactamente la reacción de los obispos a esta interrupción de los coloquios?

Nosotros recibimos la decisión con pesar, nos duele que se haya producido esta interrupción, pero invitamos a superar este momento para retomar pronto los diálogos.  Rechazamos los atentados. La iglesia rechaza cualquier acto de violencia en la que mueren civiles y en la que mueren militares. Insistimos en la vía del diálogo porque es la única manera de alcanzar la reconciliación y la paz en el país.

¿Existe el temor de que esta interrupción de los diálogos con el ELN pueda influenciar en algún modo el actuar de las otras guerrillas aun en armas?

Sí, es un temor real y fuerte en el pueblo colombiano, porque produce una oleada de violencia que incita otra violencia de parte de otros grupos. Es bien sabido que el proceso de diálogo con las FARC todavía esta en fase de consolidación y hay grupos disidentes de las FARC que aún continúan alzados en armas.

El proceso con el ELN también desestabiliza lo que ya se ha logrado con las otras guerrillas y continúan en acción otros grupos, las bandas criminales que, sin duda, encontraran en esto, como un apoyo  a la violencia armada que ellos están llevando. Es realmente una nota que nos deja atemorizados.

Días pasados los obispos junto con la misión de verificación de la ONU habían exhortado a las partes a continuar en la mesa de negociaciones. Ahora que se detuvieron los diálogos ¿Cuál será el próximo paso de la Iglesia de Colombia, también recordando las palabras del Papa en Colombia por la paz y la reconciliación nacional?

Nosotros mantenemos la posición junto con los delegados de la ONU de seguir invitando al diálogo y ojalá con un cese al fuego renegociado. Esto es lo nosotros que pedimos. En el comunicado  insistíamos en la conveniencia de mantener el cese al fuego. Es muy importante para disminuir los índices de violencia y para dar tranquilidad a la población civil. En los próximos días habrá una reunión de representantes de la ONU de alto nivel con el presidente de la Conferencia Episcopal y la Comisión de Conciliación Nacional para determinar modos concretos de ayudar y de invitar a la recuperación y a la reanudación de los diálogos.


Deja un comentario

Colombia: continuará la tregua con el ELN?

4 de enero de 2018 12:21 pm

Iglesia en Colombia: Esperamos que la tregua con el ELN se prolongue

 

Foto referencial: Pixabay dominio público

Foto referencial: Pixabay dominio público

 

El Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. Oscar Urbina, aseguró que la Iglesia espera que las delegaciones de paz del Gobierno Nacional y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) logren un acuerdo que permita la prórroga del cese bilateral del fuego más allá del 9 de enero.

En septiembre de 2017, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció la tregua con el ELN, algo que fue considerado como el primer fruto de la visita del Papa Francisco al país que se realizó en ese mes.

El acuerdo se logró en la mesa de negociaciones de paz que trabaja desde febrero del año pasado en Quito, Ecuador. La tregua se inició el 1 de octubre.

Aprovechando su presencia en Cartagena y luego de la reunión de este jueves 4 de enero con las FARC, Santos se encontrará con los negociadores del equipo de paz con el ELN, según confirmaron fuentes del Gobierno a Caracol Radio.

Durante el encuentro el informe sobre los avances en las negociaciones lo rendirá Juan Camilo Restrepo, el saliente jefe de la delegación del gobierno, y participará Gustavo Bell, quien asume la jefatura del equipo.

Pese a la negativa que ha manifestado la guerrilla del ELN para dar continuidad a la tregua, Santos espera generar una estrategia que permita mantenerla.

Caracol Radio informó además que, de no renovarse el cese al fuego, serían cuatro los departamentos afectados por el reinicio de las hostilidades: Chocó, Norte de Santander, Cauca y Nariño, los lugares donde la guerrilla está más presente.

En declaraciones a Blu Radio el 3 de enero, el también Arzobispo de Villavicencio dijo que “estamos a la expectativa de la decisión que se tome de la continuidad del cese el fuego y sobre todo el sentido humano del trato de las personas”.

“No perdemos la esperanza porque sabemos que el camino de la paz es a través del diálogo y tenemos la esperanza de que se pueda continuar”, agregó.

El Prelado dijo además que el hecho que el Gobierno y la guerrilla sigan dialogando es un avance importante para la construcción de paz en Colombia y un alivio para las comunidades en zonas de conflicto.


Deja un comentario

Colombia: el cese el fuego con el ELN y sus deficiencias.

Cese al fuego con el ELN en Colombia: hay “cierto alivio humanitario”, pero aún hay desafíos de seguridad

Observador de la Misión de la ONU en Colombia. Foto: ONU

09 de noviembre, 2017 — Desde que entró en vigor el acuerdo de cese al fuego entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la población en varias regiones de Colombia ha sentido “cierto alivio humanitario”, pero aún se mantienen serios desafíos a la seguridad de las comunidades que viven en zonas de conflicto, reveló en un comunicado la Misión de Verificación de la ONU en ese país.

El miércoles se cumplió un mes del funcionamiento del Mecanismo de Veeduría y Verificación del Cese al Fuego Bilateral, conformado por la Misión de Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal.

Tanto la ONU como la Iglesia, resaltaron el compromiso de las partes para lograr el cumplimiento de los protocolos al suspender acciones ofensivas y evitar incidentes armados entre la fuerza pública y el ELN, pero señalaron que les preocupaba una serie de incidentes de violencia y la tensa situación en zonas rurales del norte y occidente del país.

El mes pasado, varios campesinos fueron asesinados cuando protestaban en la ciudad de Tumaco, en el departamento del Cauca, en hechos que aún no han sido esclarecidos por completo. Además, el líder indígena Aulio Isarama Forastero del departamento del Chocó también fue asesinado a balazos, en un hecho que el ELN reconoció y por el que pidió perdón, y el cual fue calificado por el Mecanismo de Veeduría como una “violación a las reglas y compromisos”.

La Misión de Verificación de la ONU y la Conferencia Episcopal de Colombia, instaron a las partes a mantener su compromiso y voluntad para afianzar el trabajo del Mecanismo, contribuir al propósito fundamental de mejorar la situación humanitaria de la población y establecer un nuevo cese cuando sea cumplido el plazo.


Deja un comentario

Colombia: verificación del cese el fuego con el ELN

Misión de la ONU en Colombia comienza verificación de cese del fuego con ELN

Jean Arnault, jefe de la Misión de la ONU en Colombia. Foto: Misión de la ONU en Colombia

06 de octubre, 2017 — La Misión de la ONU en Colombia comenzó oficialmente la verificación y monitoreo del cese del fuego bilateral temporal entre el gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), informó este viernes el Representante Especial del Secretario General en ese país.

“Hemos comenzado las actividades en las 33 áreas que las partes han seleccionado para la Misión”, declaró Jean Arnault ante la prensa.

Arnault anunció que el General Jose Villacorta del Salvador, será el coordinador y vocero de la ONU del proceso de verificación del cese al fuego con el ELN.

“Nos piden verificar el cumplimiento de ambas partes. Debemos tratar de prevenir encuentros armados entre el Ejército Nacional y el ELN e informar los resultados de la verificación”, dijo.

Como lo aprobó el Consejo de Seguridad este jueves, el jefe de la Misión confirmó que se convocará a 70 observadores internacionales para llevar a cabo estas tareas.

Asimismo, Arnault le agradeció a la Iglesia Católica por haber aceptado acompañar el proceso de verificación y prevención de incidentes.

Por otro lado, el Representante Especial, expresó sus condolencias a las familias de al menos seis campesinos que fueron asesinados en Tumaco, departamento de Nariño, el jueves, durante una protesta de cocaleros contra la erradicación de cultivos ilícitos.

“En nombre de la Misión lamentamos profundamente los acontecimientos que se produjeron ayer en Tumaco y que dieron como resultado la muerte de varios campesinos. Esta Misión, a lo largo de los últimos meses ha insistido en que las economías ilegales representan un reto para la consolidación de la paz en Colombia y los acontecimientos trágicos de ayer vienen a reforzar esa convicción”, aseguró Arnault.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró ante la prensa que los autores del hecho habrían sido disidentes de las FARC.


Deja un comentario

Colombia; terminado el proceso de entrega de las armas de las FARC según ONU

La ONU da por terminada la dejación de armas de las FARC

Observadores de la Misión de la ONU en Colombia. Foto: Misión de la ONU en Colombia

22 de septiembre, 2017 — “Lo que se prometió en Cuba, se cumplió en Colombia”, declaró el jefe de la Misión de la ONU en ese país, Jean Arnault, durante el acto final de inhabilitación de armas entregadas por los excombatientes de las FARC-EP.

En el evento estuvo presente el presidente del país Juan Manuel Santos, quien recorrió el depósito donde se encuentran los contenedores con más de 7.000 armas entregadas por las FARC-EP y demás armamento encontrado en 750 caletas a lo largo del país.

Durante su recorrido, los trabajadores de la Misión enseñaron al mandatario y a la prensa el proceso de inhabilitación de las armas, que serán fundidas para la realización de tres monumentos a la paz que se colocarán en la sede de la ONU en Nueva York, en Cuba y en Colombia.

“Queremos ver en la ceremonia de hoy un símbolo del camino recorrido por Colombia en los pocos meses que nos separan de la firma de la paz el 24 de noviembre del año pasado en Cuba. Junto con la transformación de las FARC a un actor político más dentro del escenario democrático colombiano, queremos ver también un testimonio material de las nuevas perspectivas que se ofrecen al país, queremos ver un aliciente a continuar en el sendero de la paz” dijo Arnault.

Por su parte, el presidente Santos agradeció una vez más a la Misión de la ONU por su apoyo que describió como indispensable para el proceso de desarme.

“Todas estas armas que fueron utilizadas por tanto tiempo para destruir vidas, ahora serán un monumento conmemorando la paz y la vida, es un cambio histórico de 180 grados de una situación a la otra y es nuestra responsabilidad y nuestra obligación seguir trabajando para que esa construcción de la paz nunca se detenga”, dijo.

Santos resaltó que durante su visita a la Asamblea General de la ONU en Nueva York esta semana recibió mucho apoyo de naciones de todo el mundo y que esto debía servirle al pueblo colombiano como una motivación para continuar el camino hacia la paz.

Con la ceremonia de hoy finalizó oficialmente la primera Misión de la ONU en Colombia. El segundo mandato comenzará el próximo 26 de septiembre y apoyará a las autoridades en el proceso de reincorporación de los excombatientes a la sociedad, garantizando su seguridad.


1 comentario

Colombia: proceso de paz y los exmilitantes de la FARC

Misión en Colombia conmina a solucionar la situación de los prisioneros de las FARC-EP

Imagen de la llegada de los últimos miembros de las FARC-EP a las zonas veredales. Foto: Misión de la ONU en Colombia

14 de julio, 2017 — La Misión de la ONU en Colombia hizo un llamado urgente a solucionar la situación de los integrantes de las FARC-EP que aún se encuentran en prisión pese a la Ley de Amnistía del 31 de diciembre pasado y de los decretos del gobierno para acelerar su liberación.

La Misión advirtió que el encarcelamiento de los miembros de las FARC-EP más de seis meses después de la aprobación por el Congreso de la Ley de Amnistía y dos semanas después de la finalización de la dejación de armas individuales, socava el proceso de reincorporación y la consolidación de la paz.

En un comunicado, la Misión también subrayó la inseguridad de los miembros de las FARC-EP fuera de las Zonas Veredales, probada por los casos de amenazas y homicidios contra ellos y sus familiares.

Ante este escenario, la Misión conminó a los actores involucrados en el proceso de amnistía a actuar con responsabilidad y celeridad para poner fin a una situación que debilita la construcción de la paz.