Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Nuevo grado en Deusto para el próximo curso.

Deusto obtiene el visto bueno para su nuevo grado de Medicina en 2020-21

Las clases se impartirán en el campus de Bilbao en un nuevo edificio al que se le han asignado un total de 900 metros cuadrados

EFE – Jueves, 31 de Octubre de 2019 – Actualizado a las 13:52h

Exterior de la Universidad de Deusto (Jose Mari Martínez)

La Universidad de Deusto

La Universidad de Deusto ofertará desde el próximo curso 2020-21 su nuevo grado de Medicina tras obtener el visto bueno de la Agencia de Evaluación de la Calidad y Acreditación del Sistema Universitario Vasco (Unibasq), según ha informado la institución académica de la Compañía de Jesús.

BILBAO. Este era el último requisito para la implementación del nuevo grado, que en un principio estaba previsto que comenzara a impartirse el pasado mes de septiembre.

De hecho, la universidad contaba ya con 700 solicitudes de información por parte de estudiantes para un total de 80 plazas, así como con 29 profesores seleccionados y convenios firmados con once centros hospitalarios, todos privados, para las prácticas de los futuros alumnos.

Precisamente, nuevos requerimientos por parte de Unibasq en relación a estos convenios fue el motivo por el que se aplazó un curso la puesta en marcha de este grado.

Las clases se impartirán en el campus de Bilbao, poseen otro en Donostia, en un nuevo edificio al que se le han asignado un total de 900 metros cuadrados. También se ha contactado con centros internacionales para actividades conjuntas de docencia, investigación, prácticas clínicas y cooperación al desarrollo.


Deja un comentario

El Papa a los médicos oncólogos.

El Papa: “Promuevan una oncología de la misericordia al servicio de las personas”

Discurso del Santo Padre a los miembros de la Asociación Italiana de Oncología Médica, a quienes recibió en audiencia la mañana de este lunes, 2 de septiembre de 2019, en la Sala Clementina del Vaticano.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Que Jesús inspire a todos a estar cerca de los que sufren, sobre todo de los pequeños, y a poner en primer lugar a los débiles, para que crezca una sociedad más humana y unas relaciones basadas en la gratuidad, más que en la oportunidad”, lo dijo el Papa Francisco a los miembros de la Asociación Italiana de Oncología Médica (AIOM), a quienes recibió en audiencia la mañana de este lunes, 2 de septiembre de 2019, en la Sala Clementina del Vaticano.

Promover el progreso en el campo clínico

En su discurso, el Santo Padre recordó que, desde 1973 esta Asociación desarrolla un valioso papel en el sector de la salud, incentivando la investigación y la prevención, trabajando para mejorar el diagnóstico y el tratamiento, y desarrollando numerosas iniciativas de actualización y formación para médicos y otros operadores del sector oncológico. “Su Estatuto – precisó el Pontífice citando el artículo 2 – ilustra los objetivos de la Asociación que, como organización sin ánimo de lucro, pretende ‘promover el progreso en el campo clínico, experimental y socio-asistencial’, en una colaboración activa entre médicos de diferentes especialidades, organismos e instituciones. Se comprometen en ‘fomentar las relaciones’ y a ‘establecer relaciones científicas y de colaboración’ dentro del mundo científico y de la salud, buscando fomentar el intercambio de los objetivos alcanzados y la multidisciplinariedad, que a veces es obstaculizada por una celosa custodia del conocimiento”.

El cuidado de las relaciones con los enfermos

A los miembros de la AIOM, el Papa Francisco les dijo que, en un mundo como el nuestro, a menudo conflictivo en todos los ámbitos de la convivencia humana, la creación y el fomento de relaciones es un compromiso esencial para la construcción del bien común. “La elección consciente, y a menudo agotadora, de un estilo que une y no divide – subrayó el Pontífice – está representada, en toda la vida del AIOM, por el cuidado de las relaciones con los enfermos, y hoy se manifiesta precisamente por la presencia entre ustedes de algunos pacientes. La elección de participar juntos en este encuentro, sentados uno al lado del otro, representa un mensaje fuerte y un signo elocuente no sólo para el mundo de la salud, sino para toda la sociedad, llamada a renovarse en un estilo fraterno y solidario”.

Promover una oncología de la misericordia

Asimismo, el Santo Padre evidenció el tema del próximo Congreso Nacional, que celebrarán dentro de unas semanas, dedicado a la atención de cada paciente, a la “mejor atención para cada paciente”, según las características biológicas y clínicas de cada uno. “Así es como la oncología de precisión que promueven, se convierte también en una oncología de la misericordia, porque el esfuerzo por personalizar el tratamiento revela una atención no sólo a la enfermedad, sino al paciente y sus características, a la forma en que reacciona a los medicamentos, a la información más dolorosa, al sufrimiento. Una oncología de este tipo – subrayó el Papa – va más allá de la aplicación de protocolos y revela el uso de una tecnología que está al servicio de las personas”.

La eutanasia, una visión utilitarista de la persona

En este sentido, el Papa Francisco señaló que, la tecnología no está al servicio del hombre cuando lo reduce a una sola cosa, cuando distingue entre los que aún merecen ser cuidados y los que no, porque se considera sólo un peso. Por ello, la práctica de la eutanasia, que ya se ha legalizado en varios países, sólo aparentemente pretende promover la libertad personal; en realidad, se basa en una visión utilitarista de la persona, que se vuelve inútil o puede equipararse a un costo, si desde el punto de vista médico no tiene esperanzas de mejora o ya no puede evitar el dolor. Por el contrario, afirmó el Pontífice, el compromiso de acompañar al enfermo y a sus seres queridos en todas las etapas de la enfermedad, tratando de aliviar su sufrimiento a través de los cuidados paliativos, u ofreciendo un ambiente familiar en el creciente número de hospicios, contribuye a crear una cultura y unas prácticas más atentas al valor de cada persona. “Nunca se desanimen por la incomprensión que puedas encontrar, o por la insistente propuesta de caminos más radicales y apresurados”.

“Si eligen la muerte los problemas están en cierto modo resueltos; pero ¡cuánta amargura hay detrás de este razonamiento, y qué rechazo de la esperanza implica elegir renunciar a todo y romper todos los lazos!”

Concientizar a las personas y a la sociedad

Por ello, el Santo Padre invitó a los médicos a desarrollar un servicio de concienciación de una sociedad que no es muy consciente y a veces distraída. En muchos sentidos, ustedes hacen ver la importancia de la prevención, que debe entenderse tanto como un diagnóstico precoz, capaz de reducir significativamente el peligro de las enfermedades cancerígenas, como el respeto por el propio cuerpo y sus necesidades. “La mejor y más verdadera prevención, de hecho, es la de un medio ambiente sano y un estilo de vida respetuoso con el cuerpo humano y sus leyes. Como sabemos, esto depende no sólo de las elecciones individuales, sino también de los lugares en los que se vive, especialmente en los grandes centros, que someten al cuerpo a un estrés continuo por el ritmo de vida y la exposición a los agentes contaminantes. Esto nos devuelve la atención al cuidado del entorno natural, nuestra casa común a la que debemos respetar, porque nos respeta a su vez”.

“La protección del medio ambiente y la lucha contra el cáncer se convierten, pues, en dos caras de un mismo problema, dos aspectos complementarios de la misma batalla de civilización y humanidad”

Busquen siempre el bien de los demás

Finalmente, el Papa Francisco animó a los miembros de la AIOM a seguir trabajando en favor de los enfermos, siguiendo el ejemplo de Jesús, que fue el mayor maestro de la humanidad. “Que su figura, cuya contemplación nunca se agota tanto es grande la luz que emana de él, inspire a los enfermos y les ayude a encontrar la fuerza para no romper los lazos de amor, para ofrecer el sufrimiento por sus hermanos, para mantener viva la amistad con Dios. Que inspire a los médicos – que en cierto modo dijo que era vuestro colega, como médico enviado por el Padre para curar a la humanidad – para que busquen siempre el bien de los demás, para que se gasten generosamente, para que luchen por un mundo más solidario. Que inspire a todos a estar cerca de los que sufren, sobre todo de los pequeños, y a poner en primer lugar a los débiles, para que crezca una sociedad más humana y unas relaciones basadas en la gratuidad, más que en la oportunidad”.


Deja un comentario

El ébola sigue causando víctimas. Hasta cuándo?

Las muertes por ébola deberían desatar un “grito de guerra” que derrocara a la enfermedad

UNICEF/Thomas Nybo
Un miembro del equipo de participación comunitaria que advierte sobre los peligros del ébola responde a preguntas sobre el actual brote de la enfermedad en Goma, en la provincia de Kivu del Norte, en el este de la República Democrática del Congo. (Agosto de 2019)

30 Agosto 2019

De los casi 850 niños en el nordeste de la República Democrática del Congo que contrajeron el virus del Ébola desde el inicio de la epidemia en agosto de 2018 ya han fallecido unos 600, informó este viernes el Fondo de la ONU para la Infancia.

El representante de UNICEF en la nación africana, Edouard Beigbeder, indicó que el número total de muertes ya ha superado la barrera de los 2000, sobre un total de más de 3000 casos, y que debería convertirse en un “grito de guerra” en el que todos redobláramos los esfuerzos para derrotar a la enfermedad y acabar con el brote.

“A medida que el número de víctimas crece es imprescindible recordar que cada uno de estos casos representa al hijo de alguien, un hijo o una hija; una madre, un padre, un hermano o una hermana. Y cada una de estas muertes no solo deja de luto a una familia, sino que también la deja asustada y preocupada por su propia exposición a la enfermedad.”

Beigbeder pidió “el apoyo, la participación y la sensibilización” de las comunidades afectadas para poner el punto final al brote y destacó que, gracias a los avances en la obtención de un tratamiento y la eficacia de los programas de vacunación, se cuenta con los medios para prevenir y tratar la enfermedad.

Destacó, no obstante, que esos avances carecen de valor si las personas están demasiado asustadas para recibir tratamiento o tardan en reaccionar ante la aparición de síntomas, por lo que la mejor respuesta para derrotar a la enfermedad es asegurarse que la población local esté informada, comprometida e involucrada en la respuesta al padecimiento.

Alertó que otro de los elementos básicos de la acción continua ante la enfermedad es la prevención de la infección entre los niños ya que hay más menores afectados, proporcionalmente, que en cualquier brote anterior de ébola.

Se requiere mayor colaboración internacional

Por último, solicitó apoyo internacional en vista de que los brotes de ébola requieren una inversión excepcional en comparación con los de otras enfermedades pues es necesario el tratamiento del 100% de los casos y la detección y gestión del 100% de las personas que han tenido contacto con algún enfermo.(¿personas de contacto?, ¿personas contagiadas?,¿casos?) contactos.

UNICEF precisa 126 millones de dólares para satisfacer las necesidades inmediatas y a medio plazo de los niños y las comunidades. Hasta el momento solo se ha financiado el 31% del plan de respuesta.

El Secretario General y la OMS

La última actualización sobre la enfermedad publicada por la Organización Mundial de la Salud indica que la intensidad de la transmisión del virus del Ébola en las provincias de Kivu del Norte, Kivu del Sur e Ituri durante esta semana fue similar a la de las seis semanas anteriores, con un promedio de 77 casos.

El director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayó el compromiso de la Organización con el pueblo congolés y aseguró que su cometido “también significa reforzar los sistemas de salud para ofrecerles todo lo necesario. Construir sistemas sólidos [de salud] es lo que protegerá a la gente, a las comunidades y al mundo”.

Tedros y el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, iniciarán este fin de semana una misión al país africano, junto con otros altos funcionarios como el director regional de la OMS para África, el doctor Matshidiso Moeti.

La República Democrática del Congo cuenta con una población de 80 millones de habitantes, 4 millones de los cuales se encuentran desplazados, y sufre la segunda mayor crisis alimentaria del mundo, con 13 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria.

Desde enero de 2019, se han producido en el país brotes de cólera (15.331 casos, 287 muertes), sarampión (161.397 casos, 3.117 muertes) y malaria, la principal causa de muerte , que mata a más de 48.000 personas cada año.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

Audiencia del Papa a los médicos católicos de todo el mundo.

Papa a médicos católicos: curen a las personas elevándolas como hacía Jesús

El Santo Padre recibió a la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos: una organización formada por 50 entes repartidos por todo el mundo a quienes exhortó a seguir la escuela de Jesús, quien cura “siendo médico y hermano de los que sufren”.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

El sábado 22 de junio a las 12 del mediodía, el Papa Francisco recibió en la sala Regia del Vaticano a la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos, cuyos miembros han venido a Roma para consagrarse al Sagrado Corazón de Jesús: una ceremonia que tuvo lugar el viernes 21.

Cuidado de los enfermos: misión de Cristo

Tras agradecer las palabras introductorias del cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, el Santo Padre les dirigió un discurso en el que destacó cómo las primeras comunidades cristianas presentaban a menudo al Señor Jesús como un “médico”, subrayando la atención constante y compasiva que Él prestaba a los que sufrían todo tipo de enfermedades.

“Su misión era, en primer lugar, estar cerca de las personas enfermas o discapacitadas, especialmente de aquellas que por ello eran despreciadas y marginadas. De esta manera Jesús rompe el juicio de condenación que a menudo tildaba al enfermo de pecador; con esta cercanía compasiva, manifiesta el amor infinito de Dios Padre por sus hijos más necesitados”, dijo Francisco argumentando que el cuidado de los enfermos, es una de las dimensiones constitutivas de la misión de Cristo; y por eso también lo es en la de la Iglesia.

Otro de los puntos fundamentales que indicó el Papa es la importancia del modo en el que se cura a las personas y para ello es importante “seguir la escuela de Jesús”.

Sanar significa iniciar un viaje

Para Jesús, sanar significa acercarse a la persona, aunque a veces haya quien quiera impedirlo, como en el caso del ciego Bartimeo, en Jericó.

“Jesús lo llamó y le dijo: ¿Qué quieres que haga por ti? (Mc 10,51). Para Él, curar significa entrar en diálogo para hacer surgir el deseo del ser humano y el dulce poder del Amor de Dios, trabajando en su Hijo, porque sanar- afirmó el Pontífice- significa iniciar un viaje: un viaje de alivio, de consuelo, de reconciliación y de sanación”.

Y en relación a este modo especial de Jesús de “curar a las personas” a través del amor sincero sin olvidar que el ser humano es unidad de espíritu, de alma y de cuerpo; Francisco hizo hincapié en que el cuidado del Hijo de Dios coincide con la “elevación de la persona” y el envío de aquel que se ha acercado y se ha curado, ya que -aseveró el Santo Padre- “hay muchos enfermos que, después de haber sido sanados por Cristo, se convierten en sus discípulos y seguidores”.

Escuela de Jesús: médico y hermano de los que sufren

En este contexto, el Papa señala que Jesús se acerca, cuida, sana, reconcilia, llama y envía: “como podemos ver, acercarse a las personas oprimidas por la enfermedad y la dolencia es para Él una relación personal y rica, no mecánica y distante”.

Y es en esta escuela de Jesús, “el médico y hermano de los que sufren”, donde son llamados los médicos que creen en Él, miembros de su Iglesia.

“Ustedes son llamados a estar cerca de los que pasan por momentos de prueba a causa de su enfermedad”, dijo Francisco recordando que no se puede curar ni ser curado sin esperanza: “en este sentido todos estamos necesitados y damos gracias a Dios que nos da esperanza, pero también estamos agradecidos a quienes trabajan en la investigación médica, la cual ha logrado grandísimos avances en los últimos cien años”.

La importancia de la cercanía ante el dolor

Finalmente, el Santo Padre destacó la importancia de que el médico sea cercano con sus pacientes:

“Vuestra misión es al mismo tiempo un testimonio de humanidad, una forma privilegiada de hacer ver, de hacer sentir que Dios, nuestro Padre, cuida de cada persona, sin distinción. Por esta razón Él también quiere usar nuestro conocimiento, nuestras manos y nuestro corazón para sanar y sanar a cada ser humano, porque quiere dar vida y amor a cada uno de nosotros”, concluyó Francisco alentándolos a continuar con su vocación confiando en que el Espíritu les dará el don del discernimiento para tratar las situaciones delicadas y complejas, “y para expresar las palabras correctas de la manera correcta y el silencio justo en el momento justo”.

Papa a los médicos católicos
22 junio 2019, 12:30


Deja un comentario

El Papa a una asociación de médicos pediatras

El Santo Padre se reune con 20 miembros de la Federación Italiana de Médicos Pediatras. El Santo Padre se reune con 20 miembros de la Federación Italiana de Médicos Pediatras.   (Vatican Media)

“Promoved una sanidad solidaria e inclusiva” pide el Papa a pediatras

El Pontífice se reúne con la Federación Italiana de Médicos Pediatras, que tiene como misión dar “testimonio cristiano” y les pide a sus miembros comprometerse en el “garantizar asistencia y prevención a todos”, sin exclusiones.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

“El trabajo que realizan representa una verdadera y propia misión, que involucra tanto a la mente como al corazón, y que de alguna manera no conoce límites”. Con estas palabras el Santo Padre ha reconocido esta mañana la gran labor que realiza la Federación Italiana de Médicos Pediatras, con quien se ha reunido en la Sala de los Papas en el Vaticano.

Recordando los cuarenta años de actividad de la Federación y su apoyo y tutela a más de 5.500 pediatras familiares, Francisco ha asegurado que ya desde sus primeros pasos se han distinguido “por la contribución otorgada al nacimiento del Servicio Sanitario Nacional” y por implementar “innumerables iniciativas para la salud de las personas y la mejora de los servicios ofrecidos a los ciudadanos, estipulando acuerdos públicos y privados”. En cambio, en la actualidad, donde las numerosas comodidades y los desarrollos tecnológicos y sociales se pagan con un impacto cada vez más invasivo en la dinámica natural del cuerpo humano, el Papa subraya que es “urgente” implementar un programa serio de educación sobre la salud y estilos de vida que respeten el organismo, “de modo que el progreso – ha puntualizado – no sea a expensas de la persona”.

Luchar contra la desigualdad, brindar asistencia inclusiva

En su discurso, el Papa también les ha exhortado a “hacerse promotores de una cultura y una sanidad solidaria e inclusiva” y a “trabajar para garantizar asistencia y prevención a todos”, condenando la privatización de la sanidad: “En nuestro tiempo – ha asegurado – cada vez más la prevención y el tratamiento se convierten en una prerrogativa de quienes disfrutan de un cierto nivel de vida y, por lo tanto, pueden permitírselo”.

Tomar como modelo a Jesús, fuente de cercanía y ternura

Así mismo, el Papa Francisco les ha expresado que “están llamados a tomar siempre como modelo de humanidad y dedicación a los demás la persona de Jesús”, fuente de cercanía y de ternura: “Al tratar con los niños – ha expresado – siempre tenemos en mente las palabras de Jesús que, en un mundo en el que fueron poco considerados, las señala como modelo para aquellos que se convierten en parte del Reino de Dios, porque entiende sus secretos”.

En este sentido, Francisco también les ha advertido que los pequeños se dan cuenta de todo lo que les rodea: “ellos tienen antenas potentes y captan de inmediato si estamos bien dispuestos o si estamos distraídos, porque quizás quisiéramos haber terminado ya el turno, o darnos más prisa o encontrar a un paciente que grita menos”, y les ha instado a seguir sonriendo y dando confianza a los pequeños, porque de esta manera “incluso los medicamentos son más efectivos”.

La Misión de la Federación Italiana de Médicos Pediatras

Por último, el Santo Padre ha afirmado que el trabajo que realizan “representa una verdadera y propia misión, que involucra tanto a la mente como al corazón, y que de alguna manera no conoce límites” y que con “este estilo” dan “testimonio cristiano” porque buscan “practicar los valores del Evangelio y su sentido de pertenencia a la Iglesia”; pero también “por la amplitud de su mirada, por la capacidad de imaginar el contexto social y el sistema de salud más apropiado para el futuro, y por el deseo de ponerlo al servicio, con humildad y competencia, de cada persona que les es confiada”.


Deja un comentario

La Universidad de Deusto decide contar con una facultad de medicina.

Deusto ofrecerá un grado de Medicina

“Deusto, en respuesta a las necesidades y demandas en formación superior, ha propuesto un nuevo grado de Medicina cuya memoria de verificación será presentada en unos días en la Agencia Vasca de Calidad: Unibasq”. Así, lo anunció el 28 de mayo, el rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert, en su intervención en el desayuno “Fórum Europa. Tribuna Euskadi”.

En sus 132 años de vida, Deusto ha estado siempre atenta a las demandas de la sociedad y ese ha sido el criterio que ha impulsado a desarrollar el área bio y de salud, que se ha bautizado como DeustoBio. “No se trata solo de la ley de la oferta y la demanda, se trata de prestar un mejor servicio a la sociedad en un área vital para la calidad de vida, el desarrollo y la cohesión social”, explicó.

Junto al criterio básico de misión, servicio y humanización de la salud, el rector Guibert señaló las cinco razones que han llevado a la universidad a poner sobre la mesa una primera propuesta de un grado en medicina:

1) Las nuevas y crecientes necesidades en un sector que demanda cada día más enfoques integrales, holísticos e interdisciplinares; necesidades globales y también necesidad constatable y constatada de nuevos profesionales en el sector;

2) La posibilidad de canalizar y activar para la docencia y para la investigación energías del sector hoy no suficientemente aprovechadas;

3) El know how de Deusto en el área en general y en psicología, neurología, drogodependencias, gestión de la salud, e-salud y ética de la salud, en particular;

4) El know how de la Compañía de Jesús en el mundo con 14 facultades de Medicina y más de 60 universidades con titulaciones en el área bio-salud;

5) Incorporar nuevos modos de enseñar, aprender y hacer en medical education y las metodologías de enseñanza-aprendizaje más innovadoras y punteras.

En este sentido, el rector precisó que “si hay necesidad, si hay demanda, si hay profesionales dispuestos, si hay conocimiento, si hay innovación, si hay proyecto, si hay instalaciones…. ¿por qué no? Y es que quien gana es este país”.

Convenios con hospitales

Deusto es consciente de que este proyecto no puede hacer solo. Se necesita de la complicidad y apoyo del sector para lo cual Deusto está conveniando con diversos hospitales y clínicas, con algunos de los cuales a día de hoy la Universidad ya tienen firmados convenios de cooperación educativa para otros grados.

El rector aseguró que el proceso está siendo difícil y complejo, porque son mil y una las variables, las interacciones, las alianzas. Y en este sentido, destacó el proceso de diálogo constructivo mantenido con los Departamentos de Sanidad y Educación, Universidades e Investigación a lo largo de muchos meses. Al respecto, José María Guibert anunció que “hoy el proyecto está donde tiene que estar y está a días de ser presentado en Unibasq, un referente en el mundo de las Agencias de Calidad que será quien lo evalúe y dictamine en función de los estándares de excelencia aplicables a los grados universitarios de este país. Ése ha de ser el criterio, el único criterio: rigor, calidad y excelencia”, ha puntualizado.

Así, el próximo 8 de junio la Memoria de Verificación del futuro grado en Medicina será sometida a aprobación del Consejo de Gobierno de la Universidad de Deusto, aprobación tras la cual será presentada a Unibasq: “Un nuevo futuro se abre para Deusto”.


Deja un comentario

El mensaje del Papa a los médicos católicos internacionales. Comentario

El Papa: que los médicos defiendan la conciencia; no son simples ejecutores

Audiencia a la Federación Internacional de las Asociaciones de los Médicos Católicos: contrarrestar la tenencia a reducir al hombre enfermo «máquina que reparar»

El Papa visitando a un niño enfermo

53
0
Pubblicato il 28/05/2018
Ultima modifica il 28/05/2018 alle ore 14:28
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

«Sus palabras, sus gestos, sus consejos, sus opciones tienen un eco que va más allá del campo profesional y se convierte, si es coherente, en un testimonio de fe vivida». El Papa invitó a la Federación Internacional de las Asociaciones de los Médicos Católicos (Fiamc) a colaborar «con todas las personas y las instituciones que comparten el amor a la vida y se comprometen en servirla en su dignidad y sacralidad». Francisco animó a los médicos católicos a intervenir en las discusiones de sus países sobre la legislación en diferentes ámbitos, desde la interrupción del embarazo hasta el fin de la vida, pasando por los estudios de genética, y a reivindicar la objeción de conciencia rechazando la reducción del papel del médico al de «simple ejecutor de la voluntad del enfermo o de las exigencias del sistema sanitario».

 

Los médicos católicos fueron recibidos por el Pontífice argentino a pocos días de que comience el congreso que se llevará a cabo entre mayo y junio en Zagreb, Croacia, sobre el tema: “La santidad de la vida y de la profesión médica; de la «Humanae vitae» a la «Laudato si’»”. El director de la Fiamc, John Lee, introdujo con un breve saludo la audiencia del Papa, subrayando que el objetivo de los médicos católicos no es solamente «curar, sino tomar de la mano a quien sufre, asegurándole que nos ocupamos de él».

 

«La Iglesia está a favor de la vida – puntualizó el Pontífice – y su preocupación es que nada esté contra la vida en la realidad de una existencia concreta, por débil, indefensa, no desarrollada o poco avanzada que sea. Ser médico católico, es sentirse operadores sanitarios que desde la fe y de la comunión con la Iglesia reciben el impulso para hacer siempre más madura la propia formación cristiana y profesional, incansable la propia dedicación, inagotable la necesidad de profundizar y conocer las leyes de la naturaleza para servir mejor la vida», indicó Jorge Mario Bergoglio citando la “Humanae vitae” de Pablo VI.

 

 

 

El Papa Francisco resaltó la fidelidad de las Asociaciones que forman parte de esta Federación, manteniendo la propia fisionomía de católicos, actuando el magisterio de la Iglesia y las directivas en campo médico-moral. «Esta fidelidad –subrayó el Pontífice– requiere esfuerzos que, en particulares circunstancias, pueden exigir mucha valentía. Continúen con serenidad y determinación por este camino acompañando las intervenciones magisteriales en los ámbitos de la medicina con una mayor conciencia de sus implicaciones morales». Ya que incluso en el campo de la medicina y de la sanidad, advirtió el Papa, ha ingresado el paradigma cultural tecnocrático, de la adoración del poder humano sin límites y de un relativismo práctico, en el cual todo se hace irrelevante si no sirve a los propios intereses.

 

Frente a esta situación, constató, «ustedes están llamados a afirmar la centralidad del enfermo como persona y su dignidad con sus inalienables derechos, en primer lugar el derecho a la vida». Por ello, exhortó Francisco, hay que contrarrestar la tendencia a reducir «al hombre enfermo a máquina por reparar, sin respeto por los principios morales, y a explotar a los más débiles descartando lo que no corresponde a la ideología de la eficiencia y de la ganancia».

 

Según el Papa, «la defensa de la dimensión personal del enfermo es esencial para la humanización de la medicina, en el sentido también de la “ecología humana”. Que sea su compromiso, en sus respectivos países y a nivel internacional, cuidar este aspecto, interviniendo en ambientes especializados, pero también en las discusiones que se refieren a las legislaciones sobre temas éticos sensibles, como por ejemplo la interrupción del embarazo, el final de la vida y la medicina genética». Que no falte tampoco, pidió Francisco, una preocupación para defender «la libertad de conciencia, de los médicos y de todos los agentes sanitarios. No es aceptable que su papel sea reducido a simple ejecutor de la voluntad del enfermo o de las exigencias del sistema sanitario en el que ustedes trabajan».

 

Como médicos católicos, resaltó el Papa, están comprometidos «a una permanente formación espiritual, moral y bioética con el fin de poner en práctica los principios evangélicos en la profesión médica, partiendo de la relación médico-paciente hasta llegar a la actividad misionera para mejorar las condiciones de salud de las poblaciones en las periferias del mundo». «La identidad católica no compromete su colaboración con todos aquellos que, en una diferente perspectiva religiosa o sin ningún credo específico, reconocen la dignidad y la excelencia de la persona humana como criterio de su actividad». Francisco pidió a los médicos católicos que cobren mayor conciencia de que «hoy es necesario y urgente que la acción del médico católico se presente con carácter de inconfundible claridad en el nivel del testimonio tanto personal como asociativo».