Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

UNICEF: suministro de vacunas a casi la mitad de la población infantil.

UNICEF ayudó a vacunar a casi la mitad de los niños de todo el mundo en 2018

UNICEF/Balam-ha Carrillo
La directora ejecutiva de UNICEF, Henrieta Fore, visita a una joven madre y su pequeño en un centro en la ciudad mexicana de Tijuana, donde se encontraban tras haber huido de su país por la violencia.

24 Julio 2019

La agencia de la ONU especializada en la infancia suministró bienes y servicios por valor de casi 3500 millones de dólares a millones de niños y sus familias en 150 países del mundo durante el año pasado. Aún así, las necesidades por cubrir continúan siendo inmensas por lo que UNICEF continúa trabajando para satisfacer el mayor número.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia entregó comida, vacunas, ropa, medicamentos y materiales de educación, entre otros bienes y servicios, que ayudaron a los niños de todo el mundo a crecer, a aprender y a luchar contra las enfermedades, especialmente en muchos países afectados por emergencias y conflictos.

En total, UNICEF entregó ayuda por valor de 3486 millones de dólares. Entre otros bienes y servicios, la agencia logró:

  • suministrar 2360 millones de vacunas para inmunizar a casi la mitad de la población mundial infantil
  • repartir 1260 millones de tabletas para potabilizar agua
  • ofrecer 13,3 millones de mosquiteras para proteger a los niños y sus familias de la malaria
  • distribuir 47,760 toneladas de alimentos terapéuticos a menores con malnutrición
  • contribuir a la educación de los pequeños con la entrega de 4,5 millones de mochilas escolares y 84.000 materiales educativos

Nuevas estrategias

Pero no es suficiente, ya que las necesidades siguen siendo enormes. Por este motivo, UNICEF junto con una red mundial de colaboradores está desarrollando nuevos productos y estrategias con los que satisfacer las penurias de los más difíciles de alcanzar.

Tales estrategias incluyen trabajar con empresas para influir en los mercados y hacer que los productos para niños sean más accesibles, asequibles, seguros y sostenibles.

Como ejemplo de estas estrategias, UNICEF explica que, el año pasado, adquirió el 65 por ciento de los alimentos terapéuticos para niños con desnutrición de fabricantes ubicados en esos mismos países o en los más próximos. Esto no solo apoya la economía local, sino que también hace que el transporte sea más eficiente con lo que se reduce la huella de carbono.

Otro ejemplo es el de Siria donde, a pesar del conflicto, UNICEF trabaja con empresas locales que proporcionan equipos de higiene y educación, así como ropa de abrigo, lo que permite entregar los suministros a los niños rápidamente.

La colaboración es clave

Cada niño es único y también lo son sus necesidades”, dijo Etleva Kadilli, directora de la División de Suministros de UNICEF en Copenhague al dar a conocer el informe de actividades de la agencia.

Sin embargo, la adquisición de suministros para niños no es tan simple como comprar productos de la estantería.

“Requiere una colaboración estrecha con socios diversos para garantizar que los niños en diferentes países y áreas obtengan lo que necesitan para vivir, mejorar sus vidas, estar saludables y sentirse seguros”, aseguró Kadilli.

A medida que las situaciones en los países se vuelven más complejas, especialmente durante emergencias, la capacidad de adaptarse y hacer las cosas de manera diferente puede ayudar a maximizar el impacto para los niños y sus familias. Es por ese motivo que UNICEF apuesta por la colaboración y la innovación.

“El apoyo de los Gobiernos, las empresas, los donantes y nuestros socios en el terreno es inestimable para permitirnos llegar a millones de niños lo más rápido posible”, agradeció Kadilli, quien añadió: “Sin embargo, las necesidades siguen siendo inmensas y, por tanto, la financiación sostenible a largo plazo debe seguir siendo una prioridad para poder satisfacer las necesidades de los niños en situaciones cada vez más complejas”.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

Todos los días hay un niño migrante muerto o desaparecido

Entre 2014 y 2018 se reportaron cerca de 1600 menores muertos o desaparecidos, un promedio de casi uno diario, pero muchos casos no fueron registrados, revela un nuevo informe divulgado este viernes. La ONU urge a darles mayor protección.

Hay más niños que mueren por el agua insalubre que por las balas

La falta de agua potable es mucho más mortal para los niños que la guerra en más de una docena de países. Cada año, 85.700 niños menores de 15 años mueren por diarrea relacionada con inadecuadas instalaciones de agua, en comparación con los 30.900 que mueren directamente por el conflicto.


Deja un comentario

Grandes progresos en la vacunación de niños en el mundo según OMS y UNICEF

Nueve de cada diez niños de todo el mundo recibieron vacunas en 2017

Gavi Alliance/Duncan Graham-Rowe
Campaña de vacunación en Mtendera, Zambia.

17 Julio 2018

Alrededor de 123 millones de niños en todo el mundo, 9 de cada 10, recibieron al menos una dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina en 2017, protegiéndoles de estas enfermedades infecciosas que pueden causar discapacidad o la muerte, de acuerdo con las estimaciones más recientes de inmunización de la Organización Mundial de la Salud y UNICEF.

Sin duda, la inmunización es un elemento fundamental de la sólida atención primaria de salud y la cobertura universal de salud proporciona un punto de contacto para la atención médica al comienzo de la vida, según la Organización Mundial de la Salud, que ofrece a todos los niños la oportunidad de una vida sana desde el principio.

Desde 2015, el porcentaje de niños que recibieron su ciclo completo de tres dosis de inmunización rutinaria contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3) se mantiene en el 85 por ciento (116,2 millones de lactantes).

Aunque la cobertura de inmunización global contra las tres dolencias se mantiene en el 85 por ciento debido al crecimiento de la población mundial, es importante destacar que 4,6 millones de niños adicionales se han vacunado contra esas enfermedades a nivel mundial en 2017 en comparación con 2010.

También es importante señalar que, aunque la cobertura en la región africana se mantiene en el 72 por ciento desde 2010 para estas enfermedades, el crecimiento de la población regional significó que, para mantener el mismo nivel de cobertura, alrededor de 3,2 millones más de niños tuvieron que ser vacunados en 2017.

Hacia la cobertura universal

Sin embargo, para lograr la cobertura universal de inmunización, se estima que 20 millones de niños adicionales deben vacunarse con estas tres enfermedades, 45 millones necesitan vacunarse con una segunda dosis de vacuna contra el sarampión y 76 millones más  han de ser inmunizados con 3 dosis de vacuna conjugada neumológica.

De los 19,9 millones de niños que no están totalmente vacunados con DTP3, casi 8 millones (40 por ciento) viven en entornos frágiles o que necesitan ayuda humanitaria, incluidos los que residen en países afectados por las guerras. Aproximadamente 5,6 millones de ellos viven en solo tres países: Afganistán, Nigeria y Pakistán, donde el acceso a los servicios de inmunización rutinaria es fundamental para lograr y mantener la erradicación de la poliomielitis.

En 2017, diez países tenían DTP3 o una dosis de la vacuna contra el sarampión (MCV1) inferior al 50 por ciento: Angola, República Centroafricana, Chad, Guinea Ecuatorial, Guinea, Nigeria, Somalia, Sudán del Sur, República Árabe Siria y Ucrania.

Niveles de cobertura de inmunización global

Mundialmente, el 85 por ciento de los niños han sido vacunados con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión en su primer año de vida a través de los servicios de salud regular y el 67 por ciento con una segunda dosis.

Casi 170 países han incluido una segunda dosis de la vacuna contra el sarampión como parte de su calendario de vacunación rutinaria. Sin embargo, los niveles de cobertura siguen siendo muy inferiores 95 por ciento de la cobertura de vacunación contra el sarampión recomendada por la Organización Mundial de la Salud para prevenir brotes, prevenir muertes y alcanzar objetivos regionales de eliminación la enfermedad.

Además, 162 países ahora usan vacunas contra la rubéola y la cobertura mundial aumentó del 35 por ciento en 2010 al 52 por ciento en 2017, lo que representa 25 millones de niños vacunados en 2017 en comparación con 2010. Este es un gran paso para reducir la incidencia del síndrome de rubéola congénita, afección devastadora que provoca abortos espontáneos, discapacidad auditiva, defectos cardíacos congénitos y ceguera, entre otras discapacidades de por vida.

Las vacunas recientemente disponibles se están agregando como parte del paquete de vacunación que salvan vidas, como aquellas para proteger contra la meningitis, la malaria y hasta el Ébola.

El virus del papiloma humano (VPH) es la infección viral más común en el tracto reproductivo y puede causar cáncer de cuello uterino, otros tipos de cáncer y verrugas genitales tanto en hombres como en mujeres. En 2017, la vacuna contra el VPH se introdujo en 80 países.

Por otro lado, las vacunas para prevenir contra las principales enfermedades que causan la muerte de niños como el rotavirus, una enfermedad que provoca diarrea infantil severa, y la neumonía existen desde hace más de una década.

Pero el uso de las vacunas conjugadas contra el rotavirus y el neumococo (PCV, por sus siglas en inglés) va a la zaga. En 2017, la cobertura global fue de solo el 28 por ciento para rotavirus y el 44 por ciento para el neumococo. La vacunación contra estas dos enfermedades tiene el potencial de reducir sustancialmente las muertes de niños menores de 5 años, una meta que se encuentra en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Recopilación de datos

La Organización Mundial de la Salud y UNICEF siguen recopilando datos desglosados ​​sobre la cobertura de inmunización a nivel subnacional.

De los 194 países informantes, 141 informaron sobre la cobertura subnacional, cubriendo cerca de 24.000 distritos y aproximadamente dos tercios de la población infantil mundial. Estos datos ayudarán a arrojar más luz sobre las disparidades geográficas en el acceso a las vacunas.

Los países deben continuar fortaleciendo sus sistemas de salud al agregar nuevas vacunas a sus programas nacionales de inmunización. También es crucial que los países se aseguren de que todos los niños tengan acceso a la vacunación y completen totalmente su serie de vacunación recomendada.

Lograr una cobertura alta y equitativa requiere acciones específicas a nivel subnacional y garantizar el acceso a la vacunación para las poblaciones vulnerables. Tanto la Organizción Mundial para la salud como UNICEF siguen intensificando sus esfuerzos para ayudar a los países a mejorar la calidad y el uso de los datos de cobertura a nivel subnacional a fin de adoptar medidas para lograr una cobertura de inmunización alta y equitativa.