Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La visita de Putin hoy al Papa. Nota histórica sobre las relaciones Rusia-Vaticano.

2019.07.04 Vladimir Putin Presidente della Federazione RussaEl Santo Padre y el presidente de la Federación Rusa.  (Vatican Media)

El Papa recibe al presidente ruso Vladimir Putin: una hora de charla

Tal como informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, durante las cordiales conversaciones, ambas partes expresaron su satisfacción por el desarrollo de las relaciones bilaterales, que se han visto reforzadas hoy con la firma de un protocolo de entendimiento relativo a la colaboración entre el Hospital “Bambino Gesù” y los Hospitales Infantiles de la Federación Rusa. También se abordaron algunas cuestiones de importancia para la vida de la Iglesia Católica en Rusia.

Ciudad del Vaticano

La audiencia en el Vaticano del Papa Francisco con el Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, duró alrededor de una hora. La conversación privada tuvo lugar en la sala de la biblioteca, tras la llegada del jefe del Kremlin poco después de las 14 horas al Palacio Apostólico, precedido por el Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serghei Lavrov. Al final, se llevó a cabo el encuentro del mandatario ruso con el Cardenal Parolin y el Arzobispo Gallagher.

Tal como informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, durante las cordiales conversaciones, ambas partes expresaron su satisfacción por el desarrollo de las relaciones bilaterales, que se han visto reforzadas hoy con la firma de un protocolo de entendimiento relativo a la colaboración entre el Hospital “Bambino Gesù” y los Hospitales Infantiles de la Federación Rusa. También se abordaron algunas cuestiones de importancia para la vida de la Iglesia Católica en Rusia.

En el transcurso de la conversación se discutió la cuestión ecológica y algunos temas internacionales de actualidad, con especial referencia a Siria, Ucrania y Venezuela.

Las visitas de Vladimir Putin al Vaticano

La de hoy constituye la sexta visita del Presidente Putin a la Ciudad del Vaticano y la tercera audiencia con el Papa Francisco.

El 5 de junio de 2000: Juan Pablo II recibe en audiencia al Presidente ruso Vladimir Putin. “El encuentro privado – declaraba el entonces  Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Navarro Valls – prosiguió ante la presencia de Su Eminencia el Cardenal Angelo Sodano, Secretario de Estado, S.E. Mons. Jean-Louis Tauran, Secretario para las Relaciones con los Estados, y S.E. Igor Ivanov, Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa. Durante las conversaciones se revisó el papel de la Santa Sede y de Rusia en el proceso de integración entre Oriente y Occidente, en el que, en opinión del Presidente Putin, la misión de la Santa Sede es particularmente importante. Se prestó especial atención a los problemas del desarme y a la situación internacional”.

5 de noviembre de 2003: Juan Pablo II recibe en audiencia al Presidente ruso Vladimir Putin. “El Santo Padre – declaraba el Director de la Oficina de Prensa Navarro Valls – quiso que en la sala de reuniones fuera colocado el Sagrado Icono de la Virgen de Kazán, que mostró al Presidente Putin. El encuentro, muy cordial, duró 30 minutos. El Papa y el Presidente recordaron su reunión anterior. ‘Si bien han transcurrido algunos años – dijo el Presidente Putin – me parece que fue ayer’. Durante las conversaciones se trataron temas de interés mutuo y, en especial, la situación de los católicos en Rusia y sus estructuras eclesiásticas. Ambas partes manifestaron su deseo de un desarrollo positivo en el diálogo entre la Santa Sede y el Patriarcado de Moscú. Entre los temas internacionales que se trataron se produjo un intercambio de opiniones sobre el conflicto en Tierra Santa y sobre la cuestión iraquí. Al mismo tiempo, el Cardenal Secretario de Estado, Angelo Sodano, se reunió con el Ministro de Asuntos Exteriores, Igor Ivanov, y con los demás Ministros del séquito. También durante esta conversación hubo un intercambio de opiniones sobre la situación del diálogo ecuménico entre católicos y ortodoxos. Por último, se examinaron las nuevas iniciativas que se están estudiando en favor de la paz en Tierra Santa e Irak”.

13 de marzo de 2007: Benedicto XVI recibe en audiencia al Presidente Putin. Se examinaron algunos temas bilaterales de interés común, atinentes también a las relaciones entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa, con especial atención a los problemas del extremismo y la intolerancia.

25 de noviembre de 2013: El Papa Francisco recibe en audiencia al Presidente Vladimir Putin. “Durante las cordiales conversaciones – informa a la Oficina de Prensa de la Santa Sede – se prestó especial atención a la búsqueda de la paz en Oriente Medio y a la grave situación en Siria. Se subrayó asimismo la urgente necesidad de poner fin a las violencias y de prestar la asistencia humanitaria necesaria a la población, así como de fomentar iniciativas concretas para una solución pacífica del conflicto, que privilegie la vía de la negociación e implique a los diversos componentes étnicos y religiosos, reconociendo su papel indispensable en la sociedad”.

10 de junio de 2015: El Papa Francisco recibe en audiencia al Presidente Putin. La conversación privada, en la Biblioteca del Palacio Apostólico, duró aproximadamente 50 minutos, dedicados principalmente al conflicto en curso en Ucrania y a la situación en Oriente Medio. Se subraya la urgencia de buscar la paz.

Asimismo se recuerda:

21 – 23 de agosto de 2017: Visita a Rusia del Cardenal Pietro Parolin, la primera para un Secretario de Estado del Vaticano después de 18 años. En vísperas del viaje, el Cardenal declaró a la agencia Tass que el encuentro con la jerarquía ortodoxa “atestigua la apertura que se ha establecido en los últimos años, hasta el encuentro del año pasado en La Habana” entre el Papa Francisco y el Patriarca Kirill. El encuentro – observaba – sirvió para “dar ojos nuevos para verse no prevalecientemente con el telón de fondo del pasado”, sino en la “comunión deseada y buscada”.

La visita se inauguró con una conversación con el Metropolita Hilarión, Presidente del Departamento para las Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú, un encuentro que tuvo lugar en un clima “muy constructivo”, en el que, como explicó el Cardenal Parolin al término del coloquio, también se abordaron “temas espinosos”, pero “siempre con la voluntad de construir y superar las dificultades que existen”. Entre ellos, el tema de Ucrania que, “con la cuestión de la comunidad greco-católica pero en comunión con Roma, sigue siendo para la Iglesia rusa de rito ortodoxo un obstáculo para el desarrollo de las relaciones con la Iglesia católica”.

Uno de los momentos centrales de la visita fue después el encuentro con el Patriarca Kirill en el Monasterio de Danilovsky. Entre los principales temas que se abordaron figuraba aún el conflicto en Ucrania. “La Iglesia no puede desempeñar otro papel que el de la paz cuando las personas están en conflicto entre sí”, dijo a este propósito el Patriarca Kirill, manifestando su aprecio por “el hecho de que esta vez, una vez más, hayamos encontrado comprensión mutua sobre el papel que nuestras iglesias deben desempeñar en la reconciliación de la población de Ucrania”. Otro frente común mencionado durante el encuentro fue Oriente Medio.  “La colaboración entre las Iglesias Ortodoxa y Católica en la asistencia humanitaria a las poblaciones que sufren por los conflictos en Oriente Medio puede ser un importante factor de unión”, declaraba el Patriarca de Moscú, añadiendo que la cooperación en el campo humanitario puede crear la base para proyectos conjuntos en la región.

Durante el encuentro se habló también del traslado temporal a Rusia de las reliquias de San Nicolás, ejemplo de ese “ecumenismo de santidad” que une, subrayaba el Cardenal Parolin. Libertad condicional. El Secretario de Estado también se reunió con los obispos católicos rusos, el Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serghei Lavrov, y el Presidente Vladimir Putin en Sochi.

Photogallery


Deja un comentario

La diplomacia vaticana según el Card. Parolín, secretario de Estado.

Card. Parolin explica las claves de la diplomacia de la Iglesia en la actualidad

La diplomacia eclesiástica, el inminente encuentro entre el Papa con Putin y el fenómeno de las migraciones. Estos son algunos de los temas tratados por el Secretario de Estado Vaticano, el Cardenal Pietro Parolin, en la entrevista que concedió con motivo de la fiesta del periódico “Avvenire” en la región italiana de la Basilicata.

Ciudad del Vaticano

La diplomacia de la Santa Sede con el Papa Francisco. Sobre este tema, el pasado 29 de junio en Potenza, el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, vivió la última noche de la fiesta del periódico “Avvenire”, promovida por la Conferencia Episcopal de la Basilicata, región italiana del sur y la Asociación Europa Joven. Respondiendo a las preguntas del director de Avvenire, Marco Tarquinio, el purpurado recordó que “los objetivos de la diplomacia de la Santa Sede se sintetizan en la búsqueda y promoción de la paz”. El diálogo se ha publicado hoy en el diario católico.

Tres claves de la diplomacia de la Iglesia actual

Parolin subrayó que “el Papa Francisco es parte de la diplomacia de la Iglesia con tres características particulares”. En primer lugar, el Pontífice “nos invita a no considerar los problemas en abstracto, sino en concreto, teniendo siempre delante de nosotros los rostros de las personas: niños, ancianos, marginados, víctimas de la violencia. La segunda característica, añadió el Secretario de Estado, es la vinculada a las periferias. “Antes había una visión predominantemente eurocéntrica, el Papa intenta introducir una perspectiva diferente. Son las periferias las que ayudan al centro a comprender la realidad del mundo de hoy”. “La tercera característica -explicó el purpurado- es la de la proactividad: no limitarse a reaccionar ante las crisis, sino tratar de prevenirlas y estar presentes, teniendo en cuenta los modestos medios de que disponemos”.

Afrontar los problemas con serenidad

Por su parte, el director de Avvenire preguntó al cardenal cuáles fueron los mejores momentos y cuáles los más críticos junto al Papa. El secretario del Estado Vaticano respondió subrayando que “no han sido años tranquilos”. “Pienso en las tensiones relacionadas con el impulso reformista alentado por el Pontífice o las críticas suscitadas por el acuerdo con China. En este contexto lo que siempre me ha impresionado es la actitud de serenidad del Papa Francisco. El Papa puede estar preocupado por los problemas, pero entonces siempre los afronta con gran paz interior”.

“Me impresiona -añadió el Cardenal Parolin- su insistencia en la alegría de que me atrevería a definir casi una figura de su pontificado y que, evidentemente, también se puede aplicar en el campo de la diplomacia: nadie puede quitarnos la profunda alegría de sentirnos amados por el Señor, que guía la historia más allá de las muchas agitaciones de los hombres”.

La Iglesia y China

Durante la conversación, también se mencionó el histórico acuerdo con China para el nombramiento de obispos. El primer resultado positivo, subrayó el secretario de Estado, “es que ahora todos los obispos chinos están en comunión con el Papa”. “Dos de ellos, por primera vez, participaron en el Sínodo de la Juventud el pasado mes de octubre. Ahora estamos empezando a hacer realidad este acuerdo. A través del mecanismo previsto por el mismo se buscan candidatos para las nominaciones en las diversas diócesis vacantes”.

“El principio que nos guía -observó el Cardenal Parolin- es que los fieles chinos son buenos ciudadanos y buenos católicos, y por lo tanto respetuosos de las leyes, pero al mismo tiempo no se les impide vivir plenamente su fe católica que implica una comunión efectiva con el Papa. Habrá momentos difíciles, pero se ha creado una cierta confianza mutua que podemos aprovechar para enfrentarnos a problemas futuros. Esperemos que este acuerdo sea una pequeña semilla que pueda brotar y dar fruto”.

Encuentro del Papa Francisco y Putin

Por otra parte, durante este diálogo se hizo referencia a la audiencia del 4 de julio, en la que el Papa Francisco recibirá al Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin. “El Presidente de Rusia -dijo el Cardenal Parolin- se considera un hombre religioso, y por eso creo que reconoce en el Papa la encarnación de valores que considera importantes en su vida. También está la atención de Rusia a cuestiones como la protección de los cristianos en Oriente Medio y la crisis de los valores cristianos en las sociedades occidentales. La reunión será una oportunidad para abordar cuestiones que preocupan a la Santa Sede, como la situación en Siria y el conflicto en la región oriental de Ucrania”.

La importancia del diálogo entre israelíes y palestinos

El director de Avvenire, Marco Tarquinio, recordó también que los obispos católicos de Tierra Santa han declarado recientemente que ahora consideran “retórica vacía” la fórmula “dos pueblos-dos estados”. “Creemos que a nivel de principios, dijo el Secretario de Estado, sigue siendo válida la fórmula de los dos Estados con fronteras definidas de manera común e internacionalmente reconocida sobre la base de las resoluciones de las Naciones Unidas. Pero es cierto que esta fórmula se encuentra con un creciente escepticismo en la opinión pública. Y por eso hay muchas dudas sobre su viabilidad”. “Creemos -añadió- que la única manera es a través del diálogo directo entre israelíes y palestinos. Sólo se puede reiniciar con la condición de un mínimo de confianza mutua que hoy falta”.

 

El Cardenal Parolin se refirió entonces a la relación entre cristianos y musulmanes. Destacó, en particular, que el documento sobre la fraternidad humana para la paz mundial y la convivencia, firmado en Abu Dhabi por el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyeb, “es un paso muy importante en el diálogo con el Islam”. “Un concepto importante que se encuentra en el texto -dijo el purpurado- es el de ciudadanía: todos los habitantes de un país son ciudadanos con los mismos derechos y deberes ante cualquier distinción religiosa. Es interesante que este Documento en algunos países islámicos ya haya entrado en el plan de estudios de las escuelas y universidades. Es una buena señal. Para otros cambios hay que esperar una maduración lenta y necesaria”.

Migraciones: indispensable colaboración internacional

La entrevista se centró también en el tema que marca una época en Europa: las migraciones. ¿Cómo conciliar, preguntó Marco Tarquinio, el deber moral de acogida con la virtud política de la prudencia? “La Iglesia -respondió Parolin- debe recordar las exigencias del Evangelio, los laicos deben tener autonomía sobre las decisiones que pertenecen a la política. Pero estas últimas deben ser respetuosas de la persona humana, de su dignidad y de sus derechos. Lamentablemente, estamos divididos en estas cuestiones y las divisiones no conducen a las mejores soluciones. Me permito invitarlos a enfrentar estos fenómenos juntos, a ser constructivos evitando la exasperación de los tonos, que es inútil”. “La comunidad mundial ha tratado de dar respuestas concretas con el Pacto Mundial. La colaboración internacional es un método indispensable”.

Sínodo sobre el Amazonas

Parolin también habló sobre el Sínodo sobre el Amazonas, programado para el 6 al 27 de octubre. “Alguien -dijo el Secretario de Estado- expresó su preocupación por la naturaleza política de esta asamblea en referencia a la soberanía sobre la Amazonía. La Santa Sede reiteró el carácter eclesial y pastoral del acontecimiento. Eso no significa, sin embargo, ignorar la realidad concreta, los problemas experimentados por los pueblos de esa región y el hecho de que la Amazonía es también un bien de la humanidad y como tal debe ser preservado”.

Situación en Venezuela

Finalmente, el purpurado, refiriéndose a la situación en Venezuela, subrayó que “de las noticias provenientes de fuentes fidedignas surge la imagen de un drama que continúa y se profundiza, en la incapacidad de encontrar respuestas efectivas que inviertan la tendencia”. En mi opinión”, concluyó, “la solución debe ser esencialmente política. Hay varias propuestas sobre la mesa -pienso, por ejemplo, en las negociaciones patrocinadas por Noruega-, pero necesitan sabiduría, valor y voluntad para buscar el verdadero bien de la población por parte de los actores implicados. La Santa Sede no cesa de acompañar al país apoyando todas las iniciativas que puedan favorecer desarrollos positivos”.


Deja un comentario

Severas advertencias del Papa a los nuncios.

Encuentro con los Nuncios ApostólicosEncuentro con los Nuncios Apostólicos  (Vatican Media)

Decálogo del Papa para los Nuncios

El Papa Francisco, en la Sala Clementina, ha encontrado a los Nuncios Apostólicos de todo el mundo. Consignó a los asistentes el mensaje que había preparado y sostuvo con ellos un diálogo fraterno

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco, en la oración previa al encuentro con los Nuncios Apostólicos, recordó a Mons. Léon Kalenga Badikebele, representante del Vaticano en Argentina y que murió el 12 de este mes.

En su discurso, el Papa presenta “una especie de decálogo” dirigido a los nuncios, pero también “a sus colaboradores y, de hecho, a todos los obispos, sacerdotes y personas consagradas que encontráis en todas partes del mundo”.

El Nuncio, hombre de Dios

El primer punto que desarrolla es la consideración de que el “Nuncio es un hombre de Dios”, y lo define: “El hombre de Dios es el que practica la justicia, el amor, la clemencia, la piedad y la misericordia”. Y el Papa añade: “El Nuncio que se olvida de ser hombre de Dios se arruina a sí mismo y a los demás; se sale de la pista y también daña a la Iglesia, a la que ha dedicado su vida”.

El Nuncio es un hombre de Iglesia

El Papa subraya que el Nuncio, al ser un Representante Pontificio, “no se representa a sí mismo, sino a la Iglesia y en particular al Sucesor de Pedro” … “El mayor honor para un hombre de la Iglesia es el de ser “servidor de todos” y añade: “Ser hombre de Iglesia significa defender valientemente a la Iglesia contra las fuerzas del mal que siempre tratan de desacreditarla, difamarla o calumniarla”.

El rol del Nuncio, afirma el Papa es ser ser hombre que “se siente responsable de la salvación de los demás”. Esto implica cercanía con los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, así como con el pueblo de Dios. Todos ellos son su familia.

El Nuncio es un hombre de celo apostólico

“El Nuncio es el anunciador de la Buena Nueva y al ser apóstol del Evangelio tiene la tarea de iluminar el mundo con la luz del Resucitado, de llevar a Cristo hasta los confines de la tierra”, afirma el Papa, y añade: “El celo apostólico es la fuerza que nos sostiene y nos protege del cáncer de la desilusión”.

El Nuncio es un hombre de reconciliación

“Es parte importante del trabajo de cada Nuncio ser un hombre de mediación, comunión, diálogo y reconciliación. El Nuncio debe tratar siempre de permanecer imparcial y objetivo, para que todas las partes encuentren en él al árbitro adecuado que busque sinceramente defender y proteger sólo la justicia y la paz, sin involucrarse nunca negativamente”. El Papa insiste en la importancia en el papel del nuncio, de la apertura, de la capacidad de encuentro, así como de apoyo con un consejo fraterno y discreto.

El Nuncio es un hombre del Papa

El Papa recuerda que “El Nuncio no se representa a sí mismo sino al Sucesor de Pedro y actúa en su nombre ante la Iglesia y los gobiernos, es decir, concretiza, implementa y simboliza la presencia del Papa entre los fieles y el pueblo”. Esta misión requiere estar preparado para las relaciones humanas, a fin de estar cerca de los fieles, de los sacerdotes, de los obispos locales y de los diplomáticos y gobernantes.

El Papa subraya que en tanto “representante”, su misión es: “visitar las comunidades a las que el Papa no puede ir, asegurándoles la cercanía de Cristo y de la Iglesia”… “Tiene el deber de actualizar e informar continuamente al Papa de las diferentes situaciones y cambios eclesiásticos y sociopolíticos en el país al que es enviado”; así como es incompatible con su misión “criticar al Papa por detrás, teniendo blogs o incluso uniéndose a grupos hostiles a él, a la Curia y a la Iglesia de Roma”.

El Nuncio es un hombre de iniciativa

El Papa afirma que “Un hombre de iniciativa es una persona positivamente curiosa, llena de dinamismo y emprendimiento; una persona creativa y valiente, que no se deja vencer por el pánico en situaciones impredecibles, sino que sabe, con serenidad, intuición e imaginación, tratar de ponerlas patas arriba y gestionarlas positivamente”, así como “El Nuncio, de manera intuitiva, debe saber reorganizar la información global y encontrar las palabras adecuadas para ayudar a las personas que acuden a él en busca de consejo, con la sencillez de las palomas y la astucia de las serpientes (cf. Mt 16,16,16).

El Nuncio es un hombre de obediencia

El Papa afirma: “Por el camino de la obediencia superamos los límites de nuestra pequeñez y nos conformamos a la voluntad divina que nos guía a actuar correctamente con su infinita sabiduría y prudencia” y añade: “La virtud de la obediencia es inseparable de la libertad, porque sólo en la libertad podemos obedecer realmente, y sólo obedeciendo al Evangelio podemos entrar en la plenitud de la libertad” … Un Nuncio que no vive la virtud de la obediencia -aunque sea difícil y contraria a su propia visión personal- es como un viajero que pierde su brújula, arriesgándose así a fracasar en el objetivo”.

El Nuncio es un hombre de oración

Para el Papa, “La familiaridad con Jesucristo debe ser el alimento cotidiano del Representante Pontificio, porque es el alimento que proviene de la memoria del primer encuentro con él y porque es también la expresión cotidiana de la fidelidad a su llamada. Familiaridad con Jesucristo en la oración, en la celebración de la Eucaristía, para no olvidar nunca, en el servicio de la caridad”, porque “Sin la oración nos convertimos en meros funcionarios, siempre infelices y frustrados. La vida de oración es esa luz que ilumina todo lo demás y todo el trabajo del Nuncio y su misión”.

El Nuncio es un hombre de caridad activa

El Papa considera que “La tarea del Nuncio es interpretar “la preocupación del Romano Pontífice por el bien del país en el que ejerce su misión; en particular, debe preocuparse celosamente de los problemas de la paz, del progreso y de la colaboración de los pueblos, por el bien espiritual, moral y material de toda la familia humana”.  Francisco llama a los nuncios a vivir en libertad: “Ningún regalo de valor debería esclavizarnos! Rechazar los regalos que son demasiado caros y a menudo inútiles o dirigirlos a la caridad, y recordar que recibir un regalo caro nunca justifica su uso”.

El Nuncio es un hombre de humildad

El Papa concluye el decálogo, citando las “Letanías de la humildad” del Siervo de Dios Cardenal Rafael Merry del Val (1865-1930), Secretario de Estado y colaborador de San Pío X, antiguo compañero suyo:

Oh Jesús, manso y humilde de corazón, escúchame!

Del deseo de ser estimado – Libérame, Jesús.

Del deseo de ser amado – Libérame, Jesús… (Texto completo)


Deja un comentario

Próximo encuentro en el Vaticano de todos los representantes pontificios en el mundo.

Alessandro Gisotti, Director “ad interim” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.Alessandro Gisotti, Director “ad interim” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. 

Representantes Pontificios se reunirán en el Vaticano del 12 al 15 de junio

El Papa Francisco convoca en el Vaticano una reunión de Representantes Pontificios para tratar asuntos de actualidad eclesial, de colaboración internacional y de diálogo interreligioso.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Según unas declaraciones del Director “ad interim” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, el Papa Francisco ha convocado en el Vaticano una reunión de los Representantes Pontificios, que se desarrollará del 12 al 15 de junio próximos.

El objetivo del Santo Padre – explica Gisotti – “es el de consolidar la frecuencia trienal de tales encuentros después de aquellos realizados en el 2013 y el 2016”. En cuanto a la preparación y la coordinación, el Papa Francisco se la ha confiado a la Sección de la Secretaría de Estado para el Personal de Función diplomática de la Santa Sede.

¿Quiénes son los participantes?

Tal y como ha explicado Director “ad interim” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en el evento participan “103 Representantes Pontificios, de los cuales 98 son Nuncios Apostólicos y 5 son Observadores Permanentes. También 46 Nuncios Apostólicos jubilados han sido invitados a la jornada conclusiva del 15 de junio”.

Programa del encuentro

El 12 de junio, la Misa de apertura será presidida por el Cardenal Pietro Parolin; día en el que también se llevará a cabo un momento de oración en la Capilla Sixtina. El 13 de junio, en cambio, los participantes en la Reunión serán recibidos en audiencia por el Papa que les dirigirá un discurso. “En el programa se prevén, además de dos encuentros con los Superiores de la Secretaría de Estado, algunas conferencias de actualización sobre asuntos de actualidad eclesial, de colaboración internacional y de diálogo interreligioso. Algunas sesiones de trabajo se llevarán a cabo en grupos continentales. Se prevén además encuentros con los Jefes de Dicasterio de la Curia Romana y con los Embajadores acreditados ante la Santa Sede, residentes en Roma. La Reunión contará también con momentos espirituales particularmente significativos” explica Gisotti. Finalmente, el 15 de junio, el Santo Padre presidirá por la mañana la Concelebración Eucarística en la Capilla de la Domus Sanctae Marthae, y a mediodía se dará por concluido el evento con un almuerzo del Santo Padre con todos los participantes en la Domus Sanctae Marthae.


Deja un comentario

Un nigeriano nuevo presidente ONU

El embajador de Nigeria ante la ONU, nuevo presidente de la Asamblea General

ONU/Rick Bajornas
El profesor Tijjani Mohammad Bande, nuevo Presidente del 74 periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

4 Junio 2019

Durante su mandato, que empezará en septiembre en sustitución de la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, Tijjani Muhammad-Bande dará prioridad a la preservación de la paz, la consolidación de la actuación contra el cambio climático, el respeto de los derechos humanos y el empoderamiento de la mujer y los jóvenes.

El profesor Tijjani Muhammad-Bande, representante permanente de Nigeria ante las Naciones Unidas, fue elegido este martes como próximo presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El diplomático africano tomará posesión de su nuevo cargo el mes de septiembre.

Muhammad-Bande fue nombrado por aclamación para liderar el septuagésimo cuarto periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En su discurso de aceptación, el embajador nigeriano señaló que “debemos seguir invirtiendo en el mantenimiento de la paz y la prevención de conflictos, dado que nuestra organización se esfuerza”, y citó el preámbulo de la Carta de la ONU, en “preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra”.

Destacó que como las Naciones Unidas no han cumplido con las expectativas de sus fundadores en relación a la prevención de conflictos y atrocidades masivas, debemos asumir la responsabilidad conjunta “para hacer del mundo un lugar mejor, más seguro y más pacífico”.

Asimismo, destacó que durante su mandato merecerán especial atención la lucha contra el cambio climático, la promoción de los derechos humanos, el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes, y el apoyo a la paridad de género en todo el sistema de las Naciones Unidas, empezando por su propia oficina, donde aseguró guiará todas sus acciones “en favor de la sinceridad, la inclusión y la transparencia”.

Un buen conocedor de la ONU

El Secretario General de las Naciones Unidas destacó que el diplomático es un buen conocedor del Organismo internacional y que, gracias a su dilatada actividad académica, es un experto en ciencias políticas y administración pública.

“Y como nigeriano y africano, usted posee valiosos conocimientos sobre los desafíos del continente -como los del Sahel y la cuenca del lago Chad- y, en términos más generales, sobre los desafíos que enfrenta nuestro mundo en relación con los tres pilares de nuestra labor: la paz, el desarrollo sostenible y los derechos humanos.

Prevención de conflictos y atajar el cambio climático

Las prioridades que figuran en la agenda de Muhammad-Bande son la promoción de la paz y la seguridad internacionales, con especial atención a la prevención de conflictos y consolidar la acción global para abordar el cambio climático.

Además, pretende realzar la inclusión, los derechos humanos y el empoderamiento de los jóvenes y las mujeres, especialmente coincidiendo con el trigésimo aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño a finales de este año, y el vigésimo quinto aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.

De igual forma, buscará impulsar alianzas en el progreso de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibleespecialmente las dedicadas a la erradicación de la pobrezael hambre cero y la educación de calidad.

Muhammad-Bande sucederá en el cargo a María Fernanda Espinosa, la primera mujer latinoamericana al frente de la Asamblea General.

El diplomático nigeriano está casado y tiene cuatro hijos.  Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Ahmadu Bello de Nigeria (1979); obtuvo su maestría en Ciencias Políticas en la Universidad estadounidense de Boston, (1981), y posee un doctorado en Ciencias Políticas por la Universidad de Toronto, en Canadá (1987).

El profesor Tijjani Muhammad-Bande es aficionado a la natación, el fútbol, el hockey sobre césped, la agricultura y la música.


Deja un comentario

El regreso del Papa de Rumania a Roma.

El Santo Padre finaliza su viaje apostólico a Rumania

Con la ceremonia de despedida en el aeropuerto de Sibiu, en el corazón de Rumania, concluyó el 30° viaje apostólico del Papa Francisco, del 31 de mayo al 2 de junio.

Ciudad del Vaticano

El avión con el Papa a bordo despegó a las 17:43 hora local, las 16:43 en Italia y el aterrizaje está previsto alrededor de las 18:45 en el aeropuerto romano de Ciampino.

El Presidente de Rumania Klaus Werner Iohannis y su esposa estuvieron presentes en la ceremonia de despedida en el aeropuerto. La lluvia incesante que había caído hasta unos minutos antes de la llegada del Pontífice permitió al Papa saludar a la multitud congregada de fieles y peregrinos, que a lo largo de todo el camino hacia el embarque, quisieron abrazarlo una vez más repitiendo en voz alta su nombre.

Por su parte, Francisco pudo detenerse más de una vez para recibir flores y bendecir a algunos niños. Luego saludó a las Guardias de Honor, así como a las representaciones civiles y religiosas, antes de embarcar.

En este contexto, cabe destacar el gesto del Santo Padre que selló la última jornada de su viaje apostólico en Rumania: el Papa pidió perdón a la comunidad gitana local, que vive en Blaj: “no somos humanos si no vemos a la persona ante los prejuicios”, afirmó el Obispo de Roma.

“Me he encontrado con mucha gente para construir un puente entre mi corazón y el de ustedes. Y ahora vuelvo a casa y vuelvo enriquecido”, dijo Francisco concluyendo un intenso viaje de impronta ecuménica, profunda devoción mariana y un auténtico contacto fraterno con la nación rumana.


Deja un comentario

Importancia y significado del viaje del Papa a Rumania. Editorial.

Viaje Apostólico a RumaníaViaje Apostólico a Rumanía  (Vatican Media)EDITORIAL

Una hoja de ruta para el futuro de Europa y de sus pueblos

El primer día en Rumania, el Papa recordó que la verificación de la bondad real del modelo de sociedad es el cuidado de los más desfavorecidos

ANDREA TORNIELLI

En los discursos pronunciados por el Papa Francisco en su primer día en Rumania, se puede encontrar una hoja de ruta para el futuro de Europa y del mundo. Hablando con el presidente y las autoridades del país, el Pontífice explicó que la atención a los últimos representa “la mejor verificación de la bondad real del modelo de sociedad que se está construyendo”. Cuanto más una sociedad “toma en serio el destino de los más desfavorecidos”, observa Francesco, “más se puede decir que es verdaderamente civilizada”. Para ello, necesitamos un alma y un corazón libres “del poder desenfrenado de los centros de las altas finanzas”, en la “conciencia de la centralidad de la persona humana y de sus derechos inalienables”.

Ciertamente no es la primera vez que el Papa ha puesto el dedo en una de las plagas de nuestro tiempo, un sistema económico-financiero que ha puesto en el centro al “dios dinero” y lo idolatra, en lugar de tener en el centro a las mujeres y hombres que trabajan.

Estas son palabras, las del Sucesor de Pedro, transversales e incómodas, porque no son fácilmente encuadrables. Palabras que describen el malestar experimentado por tantos pueblos contra poderes y estructuras que se sienten cada vez más intrusivas e inhumanas. Una llamada de atención para una Europa que a veces parece olvidar el cuidado de las personas y que, por el contrario, debería estar más cerca del alma de los pueblos, mencionada por el Papa.

Esta mirada de Francisco también estuvo presente en los encuentros con las autoridades de la Iglesia Ortodoxa Rumana. El Papa invitó a los cristianos a “escuchar juntos al Señor”, especialmente en estos tiempos “en los que los caminos del mundo han conducido a rápidos cambios sociales y culturales”. Muchos se han beneficiado del desarrollo tecnológico y del bienestar económico, pero la mayoría han quedado inexorablemente excluidos, mientras que una globalización homologadora ha contribuido a erradicar los valores de los pueblos, debilitando la ética y la vida en común, esto, contaminado en los últimos años por un sentimiento desenfrenado de temor que, a menudo fomentado artísticamente, conduce a actitudes de cierre y odio.

“Tenemos que ayudarnos a nosotros mismos -añadió el Pontífice- a no ceder a las seducciones de una “cultura del odio” y del individualismo que, tal vez ya no sea ideológico como en los días de la persecución atea, sin embargo, es más persuasivo y no menos materialista. A menudo presenta como una forma de desarrollo lo que parece inmediato y decidido, pero en realidad es indiferente y superficial”.

Por eso, en la paráfrasis del Padrenuestro que el Papa Bergoglio propuso en la nueva catedral ortodoxa de Bucarest, está la oración que el Señor da a todos los cristianos “el pan de la memoria, la gracia de fortalecer las raíces comunes de nuestra identidad cristiana, raíces indispensables en un tiempo en el que la humanidad, y las generaciones más jóvenes en particular, corren el riesgo de sentirse desarraigadas en medio de tantas situaciones líquidas, incapaces de encontrar la existencia”.

El redescubrimiento de las raíces, los valores comunes y los sueños de los padres fundadores de Europa no representa un elemento de “identidad” que cree separación y nuevos muros. Al contrario, son un patrimonio oculto que hay que desenterrar para crear nuevos vínculos, capacidad de acogida y una verdadera integración.