Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

ONU: el debate sobre los dos estados israelí y palestino.

Guterres: La solución de los dos Estados para Israel y Palestina puede estar erosionándose, pero no hay plan B

ONU/Eskinder Debebe
El Secretario General António Guterres asiste a la reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Oriente Medio el 20 de febrero de 2018

20 Febrero 2018

 La cuadratura del círculo de crear un solo Estado que recoja las legítimas aspiraciones nacionales, históricas y democráticas tanto de israelíes como palestinos es imposible, explicó el Secretario General de la ONU en el Consejo de Seguridad.

El titular de la ONU advirtió que los obstáculos sobre el terreno pueden crear potencialmente la irreversible realidad de un solo Estado y que explicó que “este contexto subraya la necesidad de una solución política para el conflicto palestino israelí, que ya ha durado demasiado tiempo”.

“Este es un momento para el diálogo, para la reconciliación, para la razón. En este momento de graves tensiones, hago un llamado a una actuación concertada efectiva de todas las partes, esto es más importante que nunca”, aseguró Antonio Guterres, quien además aseguróque no existe un “Plan B”.

Las declaraciones ocurrieron al inicio de la reunión mensual del Consejo sobre Oriente Medio, en la cual el coordinador especial de la ONU para esta región, Nikolay Mladenov, se unió al mensaje del Guterres y aseguró que “la ventana de oportunidad” para alcanzar lograr una solución de dos Estados entre israelíes y palestinos se está cerrando.

En su informe, Mladenov indicó que las tensiones regionales están tomando un giro cada vez más peligroso al tiempo que los ciudadanos de ambos Estados han perdido la esperanza de ver la paz en el transcurso de sus vidas.

En este momento de graves tensiones, hago un llamado a una actuación concertada efectiva de todas las partes, esto es más importante que nunca.

El coordinador también mencionó la violencia que afecta a las partes, incluido el asesinato de siete palestinos por parte de las fuerzas de seguridad israelíes, así como de un civil del mismo país a manos de un palestino en Cisjordania.

Mladenov además declaró que era hora de “romper el ciclo” en Gaza, que ha estado bajo el control del grupo militante Hamas durante una década y que actualmente enfrenta lo que describió como una “calamidad humanitaria, económica y ecológica”. Pidió que Gaza sea devuelta al control de la Autoridad Palestina, y agregó que “no puede haber un estado palestino sin la unidad palestina”.

El enviado de la ONU instó a la comunidad internacional a abogar por cambios sustanciales en la política israelí referente a Cisjordania, entre ellos la suspensión de la construcción de asentamientos, una actividad que la ONU considera ilegal según el derecho internacional.

ONU/Loey Felipe
Nickolay Mladenov. coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, presenta su informe mensual ante el Consejo de Seguridad el 20 de febrero de 2018

“Nuestra ventana de oportunidad se está cerrando y, si no la aprovechamos rápidamente, el conflicto israelí-palestino se verá envuelto en el torbellino de la radicalización religiosa que sigue presente en la región “, aseguró.

El presidente del Estado Observador de Palestina, Mahmoud Abbas, también intervino este martes ante el Consejo, y declaró que su país está listo para comenzar negociaciones de manera inmediata para alcanzar la libertad y la independencia de su gente.

Por su parte, el embajador israelí Danny Danon aseguró que la única manera que alcanzar un acuerdo es a través de negociaciones directas entre ambos Estados.

Antes del comienzo de la reunión, todos los embajadores guardaron un momento de silencio en honor a uno de sus antiguos colegas, el Representante Permanente de la Federación de Rusia, Vitaly Churkin, que falleció hace un año.

Anuncios


Deja un comentario

Cómo transcurrió el encuentro entre el Papa y el presidente turco Erdogan.

Jerusalén; el Papa estuvo 50 minutos con el presidente turco Erdogan

Francisco le regaló un medallón que representa «un ángel de la paz estrangulando al demonio de la guerra, símbolo de un mundo basado en la paz y en la justicia»

Francisco con el presidente turco en el Vaticano

16
0
Pubblicato il 05/02/2018
Ultima modifica il 05/02/2018 alle ore 15:51
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

 Duró 50 minutos, mucho más de lo previsto, el encuentro entre el Papa y el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, que llegó a Roma para hablar con el Pontífice sobre Jerusalén, después de la decisión del presidente Donald Trump de mudar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, decisión criticada tanto por Francisco como por Erdogan y otros líderes del Medio Oriente. Francisco le regaló al presidente turco un medallón que (explicó en italiano con la ayuda de un intérprete) representa «un ángel de la paz estrangulando al demonio de la guerra, símbolo de un mundo basado en la paz y la justicia».

 

El presidente Erdogan iba en compañía de su esposa, la primera dama Emine Erdogan (que llevaba un velo claro), su hija Esra, su yerno Berat Albayrak (que también es ministro para la Energía y los Recursos Naturales), el ministro del Exterior, Mevlut Cavasoglu, el ministro de Economía, Nihat Zeybekci, el ministro de la Defensa, Nurettin Canikli, y el ministro para los Asuntos europeos, Omer Celik, que también es el encargado del equipo de negociaciones con la Unión Europea.

 

ANSA

 

 

La entrevista a puerta cerrada entre el Papa y el presidente de Turquía duró 50 minutos. La visita estaba prevista para las 9.30, pero Erdogan llegó al Vaticano, con un imponente séquito de más de veinte coches, pocos minutos después de las 9.30, con un breve retraso. La reina Isabel de Inglaterra, en 2014, llegó con 20 minutos de retraso; el presidente ruso Vladimir Putin, con 70 minutos de retraso en 2015 y, cuando visitó a Benedicto XVI en 2013, llegó 5 minutos tarde. A las 9.47, el presidente turco llegó a la Sala de San Ambosio; cuatro minutos más tarde salió el Papa de su biblioteca para darle la bienvenida en la Sala del Tronetto. «Le agradezco mucho por su interés», dijo Erdogan al Papa. «Gracias por su visita», respondió Bergoglio. El coloquio, a puerta cerrada y solamente con la presencia de un intérprete vaticano, duró hasta las 10.45, a pesar de que Francisco tuviera para las 10.15 un encuentro con los obispos caldeos.

 

El Papa le regaló a Erdogan, presidente de un Estado que ha emprendido operaciones militares en Siria en contra de la localidad kurda de Afrin, un medallón que, explicó en italiano con la ayuda del traductor, representa «un ángel de la paz estrangulando al demonio de la guerra, símbolo de un mundo basado en la paz y en la justicia». «Gracias», respondió en italiano el jefe de estado del país anatólico. Francisco también le regaló al presidente turco un grabado de la Basílica de San Pedro, una copia de la encíclica ecológica «Laudato si’» y una copia del mensaje de la Paz que este año está dedicado a la no violencia. Erdogan, por su parte, le regaló al Papa un gran cuadro de mosaicos que representa la ciudad de Estambul (y le iba explicando cuáles eran algunos de los monumentos de la ciudad). «Bello, bello», iba comentando Francisco. También le regaló cuatro libros en italiano de Rumi (Mevlana), teólogo musulmán sufi y poeta de origen persa del siglo XIII. «Cosas místicas», dijo el Papa al agradecer por el presente.

 

Francisco también saludó a toda la delegación turca (16 personas en total; cuatro mujeres con velo y dos sin él), intercambió algunas frases cordiales, particularmente con el embajador turco ante la Santa Sede, y después estuvo un momento alejado solamente con el presidente y su esposa. Francisco acompañó a la pareja presidencial turca a la puerta. «Encantada de haberle conocido», le dijo la primera dama en inglés y, después de que el Papa respondiera (probablemente pidiendo que rezara por él, como acostumbra) Erdogan dijo: «También nosotros esperamos una oración suya». El presidente turco y su esposa se despidieron inclinándose ligeramente y llevándose la mano al pecho.

 

Después de la audiencia con el Papa se llevó a cabo el encuentro con el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado vaticano, en compañía del “ministro del Exterior” de la Santa Sede, monseñor Paul Richard Gallagher. El presidente turco, con su esposa y el séquito, visitarán la Basílica de San Pedro.

 

Desde ayer por la tarde, había fuertes medidas de seguridad en toda la zona del Vaticano. Desde las primeras horas de hoy, las medidas se seguridad aumentaron al nivel máximo. Son 3500 los agentes desplegados para garantizar la seguridad en Roma por la visita de Erdogan.

 

A las 11 de la mañana hubo una manifestación de protesta por la presencia de Erdogan en Roma, en Castel Sant’Angelo, a pocos metros del Vaticano, con la participación de asociaciones urdas y delegaciones de la Federación Nacional de la Prensa italiana y de la asociación “Articolo 21”.

ANSA

 

El último presidente turco que había visitado el Vaticano fue Celal Bayar, quien en 1959 fue recibido por Juan XXIII (quien había sudo delegado apostólico en Turquía, de 1934 a 1943), cuando todavía no había relaciones diplomáticas bilaterales entre Turquía y la Santa Sede, instauradas oficialmente en 1960. Erdogan recibió al Papa en Ankara en noviembre de 2014. Después del anuncio de Trumo sobre Jerusalén, el Papa y el presidente turco han mantenido dos conversaciones telefónicas antes de este encuentro.

 

Según una nota publicada ayer por la embajada turca en Italia, Erdogan habría hablado en el Vaticano sobre «las relaciones turco-vaticanas, sobre lo que ha pasado en relación con Jerusalén, sobre problemas regionales, sobre la tragedia humanitaria en Siria» (en donde desde el pasado 20 de enero está desarrollándose la operación militar turca “Ramo de olivo” en Afrin), «sobre la lucha contra el terrorismo, la xenofobia y la islamofobia».

 

El Papa y Erdogan, escribió por su parte la agencia de prensa turca “Anadolu”, hablaron sobre la «importancia de subrayar los inconvenientes provocados por la decisión de Trump sobre Jerusalén, y evidenciaron que su decisión no debe ser aplicada». Según “Anadolu”, durante el coloquio entre el Presidente turco y el Pontífice, también se discutió sobre los «esfuerzos comunes contra la xenofobia y la islamofobia», y «subrayaron que es erróneo vincular el terrorismo con la religión». Erdogan, en particular, insistió que no hay que hacer la ecuación entre el terrorismo y el islam.

 

Después de la audiencia al presidente turco, el Papa recibe a los obispos caldeos, en visita “ad limina apostolorum”. Entre ellos está François Yakan, administrador patriarcal de Diarbekir de los Caldeos, zona de mayoría kurda en Turquía, que es también el fundador de la ong humanitaria Kader, que trabaja en Turquía para ayudar a los refugiados de cualquier religión o etnia. El líder del grupo es el patriarca Louis Raphael Sako, que se encuentra en Roma desde hace algunos días porque participó en la conferencia “Tackling violence committed in the name of religion”. El Papa recibió a los que participaron en esta conferencia y en aquella ocasión se dijo convencido de que «nuestra misión, como cristianos y musulmanes del Medio Oriente, es educar a nuestros pueblos a perseguir la paz, en primer lugar viviendo juntos en armonía».


Deja un comentario

Audiencia del Papa al presidente turco.

El Papa Francisco recibe en audiencia al Presidente de Turquía Recep Tayyp ErdoğanEl Papa Francisco recibe en audiencia al Presidente de Turquía Recep Tayyp Erdoğan  (AFP or licensors)

El Papa recibe al Presidente de Turquía: necesidad de paz y diálogo en Oriente Medio

La situación de la Comunidad Católica, el compromiso de acogida a los refugiados y la necesidad de paz y respeto de los derechos humanos en Oriente Medio en el centro de la audiencia entre Su Santidad Papa Francisco y el Presidente turco

En la mañana del lunes 5 de febrero de 2018 el Santo Padre Francisco recibió en Audiencia al Presidente de la República de Turquía, Excelentísimo Sr. Recep Tayyip Erdoğan, en el Palacio Apostólico. Seguidamente Erdoğan se encontró con el Secretario del Estado Vaticano, el Cardinal Pietro Parolin acompañado por Monseñor Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados.

La Comunidad Católica y los refugiados
Durante el cordial coloquio, se han mencionado las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y Turquía y se ha hablado de la situación del país, así como de la condición de la Comunidad Católica, del compromiso de acoger a los numerosos refugiados y los desafíos que ello conlleva.

Promover la paz para Oriente Medio
La situación en Oriente Medio también fue otro de los temas tratados entre Papa Francisco y el Presidente de Turquía, haciendo particular referencia al estatuto de Jerusalén, destacando la necesidad de promover la paz y la estabilidad en la región a través del diálogo y la negociación, respetando los derechos humanos y la legalidad internacional.


Deja un comentario

El deshielo entre China y la Santa Sede camino de las relaciones diplomáticas?

“Chinos, quienes mejor realizan la doctrina social de la Iglesia”

Mientras se observa cada vez más cerca un histórico acuerdo bilateral entre la Santa Sede y China para la designación de obispos, destaca el testimonio de un alto funcionario vaticano sobre la evolución positiva en ese país asiático

“Chinos, quienes mejor realizan la doctrina social de la Iglesia”

186
5
Pubblicato il 02/02/2018
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

“En este momento, los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos”. Dicha así, suena a una frase insólita. Impensable algunos años atrás. Menos en boca de un alto funcionario vaticano. Pero que hoy es una realidad. La pronunció, convencido, Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia para las Ciencias. Apenas unos meses atrás visitó Beijing por primera vez. Regresó a Roma entusiasmado. Su testimonio es una prueba tangible del cambio de perspectiva sobre ese gigante asiático que se abre paso en la Curia Romana. Un nuevo aire que alimenta una mirada positiva a un cada vez más cercano (y potencialmente histórico) acuerdo entre la Santa Sede y China.

 

“Ellos (los chinos) buscan el bien común, subordinan las cosas al bien general”, insistió el arzobispo argentino, en entrevista con el Vatican Insider. Pero aclaró que esa convicción no es originalmente suya. “Me lo aseguró Stefano Zamagni, un economista tradicional, muy considerado en todas las épocas, por todos los Papas”, precisó. Se da cuenta que –en cierto sentido- sus dichos son políticamente incorrectos. Pero reflejan, sin duda, una nueva mirada.

 

Beijing y el Vaticano se encuentran en ruta de convergencia. Tras décadas de contraposición y desconfianza, están muy cerca de dar el primer paso en un camino hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales, rotas desde tiempos de la revolución cultural de Mao Tse Tung. Fuentes eclesiásticas califican de “inminente” un acuerdo bilateral para el nombramiento de obispos, el obstáculo más importante a la reconciliación institucional.

 

Se trata de un “deshielo” producto de un largo camino, que comenzó años atrás, pero obtuvo un fuerte empuje gracias a la voluntad del Papa Francisco. Muchos gestos se han cumplido como muestra de este acercamiento, entre otros la llamada “diplomacia del arte” sostenida por los Museos Vaticanos y organismos culturales chinos. En este contexto, Sánchez Sorondo visitó Beijing.

 

“Encontré una China extraordinaria; lo que la gente no sabe es que el principio central chino es trabajo, trabajo, trabajo. No hay de otra, en el fondo es como decía San Pablo: el que no trabaje, que no coma. No tenés villas miserias, no tenés droga, los jóvenes no tienen droga. Hay como una conciencia nacional positiva, ellos quieren demostrar que han cambiado, ya aceptan la propiedad privada”, contó.

 

Destacó numerosos puntos de coincidencia entre la Santa Sede y Beijing, que “está defendido la dignidad de la persona” siguiendo, más que otros países, la encíclica de Francisco “Laudato Si” sobre el cuidado de la casa común, colocándose entre los defensores más activos del acuerdo Cop21 (la conferencia de las Naciones Unidas para limitar la emisión de gases que provocan el calentamiento global). “En eso está asumiendo un liderazgo moral que otros han dejado”, siguió.

 

“La economía no domina a la política, como ocurre en Estados Unidos, dicho por los mismos estadounidenses. ¿Cómo es posible que las multinacionales del petróleo manejen a (Donald) Trump? Cuando, sabemos, que eso está haciendo mal a la tierra. Según la encíclica y según lo que dicen los científicos. El pensamiento liberal ha liquidado el concepto de bien común, no quieren ni siquiera tomarlo en cuenta, afirma que es una idea vacía, sin ningún interés. En cambio los chinos no, proponen trabajo y bien común”, estableció.

 

Advirtió que también en el campo de la donación de órganos China “ha crecido enormemente”, dejando atrás la extracción forzada (que reconoció y abolió como práctica en 2005) y poniendo en marcha un sistema “muy interesante” que vincula digitalmente a los donantes con los receptores en todo el país. Aseguró que se trata del “mejor método” que ha visto porque considera a los donantes como héroes e incluso tienen reservados para ellos cementerios especiales.

 

Justo en este y otros temas, el acercamiento del Vaticano con el gobierno chino ha sido ásperamente criticado. Grandes debates e incluso varias denuncias mediáticas provocó la asistencia de una delegación oficial de ese país en el primer encuentro sobre donación y tráfico de órganos convocado justamente por la Pontificia Academia de las Ciencias en febrero de 2017.

 

En aquella cumbre, los mismos chinos ratificaron el compromiso del gobierno de su país contra el tráfico e ilustraron a especialistas de todo el mundo su nueva política que prohíbe las extracciones forzadas. Un compromiso que ha sido cuestionado por algunas organizaciones no gubernamentales. Como respuesta a esa invitación, Sánchez Sorondo fue invitado a Beijing junto con el doctor estadounidense Frank Delmónico, uno de los miembros estables de la Academia, considerado una eminencia en el campo de los trasplantes y uno de los más destacados activistas en la lucha contra el tráfico.

 

El “deshielo” China-Vaticano también ha sufrido de “fuego amigo”, con uno de los más férreos críticos en la persona del cardenal Joseph Zen ze-Kiun. Él se opone con fuerza a un acuerdo en materia de nombramiento de obispos y llegó incluso a advertir que los negociadores papales “están malbaratando a la Iglesia”. Ninguna de estas críticas y oposición parecen tener la fuerza suficiente como para cebar el acuerdo mutuo, que podría ser firmado en breve.

 

Más allá de todo, Sánchez Sorondo está seguro que “el Papa ama al pueblo chino” y “ama su historia”. Agregó que nadie puede sorprenderse por esto ya que, siendo jesuita, conoce muy bien la historia de Matteo Ricci, el misionero italiano que llegó a ganarse un lugar reconocido en la corte del emperador y llevó a Europa los escritos de Confucio. Y destacó que los habitantes de ese país, en este momento, “tienen una calidad moral que no se encuentra en muchos lados”.

 

Por eso, insistió en subrayar: “La impresión es que China está evolucionando muy bien. Me preguntaron cómo eran las relaciones entre China y el Vaticano, respondí que en este momento no existe ninguna formalmente porque no tenemos embajadores ni nuncios, pero en este momento existen muchos puntos de encuentro. El mundo es dinámico y evoluciona. No se puede pensar que la China de hoy es la China que tenía Juan Pablo II o la Rusia de la guerra fría”.


Deja un comentario

Se propone una colaboración más estrecha entre ONU y Africa.

En Addis Ababa, Guterres aboga por una cooperación más estrecha con África

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, en la ceremonia de inauguración de la 30a Asamblea de la Unión Africana. UN Photo/Antonio Fiorente

28 de enero, 2018 — La ONU está lista para expandir y fortalecer la cooperación con los países africanos, afirmó este domingo el Secretario General de las Naciones Unidas en la inauguración de la 30ª Asamblea de la Unión Africana en Addis Abeba, Etiopia.

Antonio Guterres declaró que la cooperación de la ONU con África está basada en principios sólidos de derechos humanos y de buena gobernanza. Sin embargo, “podemos hacer más y lo haremos”, agregó.

“En un solo año, hemos entrado en una nueva era de asociación con África”, explicó, haciendo referencia al acuerdo sobre paz y seguridad anunciado el 19 de abril del 2017, y al convenio marco firmado el sábado sobre la implementación de la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible y la Agenda 2063 diseñada específicamente para el continente africano.

En su discurso, Antonio Guterres enumeró las cinco grandes áreas de asociación que quiere ahora profundizar: paz y seguridad, desarrollo sostenible, cambio climático, migración y corrupción.

Paz y seguridad

La asociación de la ONU con la Unión Africana en el ámbito de la paz y seguridad es “fundamental para construir un mundo más seguro para todos”, aseguró el titular de la ONU, que agradeció a los países que contribuyen tropas para el mantenimiento de la paz en el mundo.
“Nunca olvidaremos el servicio y el sacrificio de aquellos que dieron sus vidas por la paz”, declaró.

Guterres recordó que entre 2016 y 2017 el número de bajas en las filas del personal uniformado de la ONU se duplicó, y abogó por operaciones más fuertes y más seguras con mejor entrenamiento y equipamiento.

Sin embargo, “el mantenimiento de la paz por parte de la ONU no es la solución para todas las situaciones de crisis”, aseveró. Asimismo, alentó a la comunidad internacional a apoyar las iniciativas regionales y multinacionales como AMISOM en Somalia, el G5 Sahel y la fuerza común contra Boko Haram en la Cuenca del Lago Chad.

Desarrollo inclusivo y sostenible

“Erradicar la pobreza en todas sus formas es nuestra prioridad principal”, recordó Guterres, que subrayó que todavía no se ha logrado conseguir todo el apoyo de la comunidad internacional necesario para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Varias brechas importantes existen, en particular en los ámbitos de la industrialización, el agua, la energía, las infraestructuras y el medio ambiente.

El Secretario General de la ONU destacó el rol que deben jugar las mujeres y los jóvenes en el desarrollo de los países. “La participación integral de las mujeres fortalece las economías y refuerza los procesos de paz”, aseveró.

Cambio climático

“Si bien los países africanos no contribuyen mucho al calentamiento global, pagan el máximo precio”, dijo Guterres, que subrayó que todavía se necesita movilizar a los países desarrollados para financiar la implementación del Acuerdo de Paris. Anunció la organización de una conferencia sobre el clima en septiembre del 2019.

Migración

“Debemos maximizar los beneficios de una migración ordenada mientras eliminamos los abusos y la discriminación”, reiteró el Secretario General, que destacó que “la migración debe ser siempre una elección. Un acto de esperanzo, no de desesperación”.

Guterres insistió en que las políticas de los países desarrollados se basen en hechos y no en mitos. “La migración Sur-Sur es superior a la migración Sur-Norte. Hay más migrantes africanos en otros países de África que en Europa”, indicó.

Añadió que todos los países tienen mucho que ganar con el ambicioso Pacto Mundial sobre Migración en desarrollo para el 2018.

Corrupción

El titular de la ONU se felicitó que el 2018 sea el año anti-corrupción en África.

“La corrupción contribuye al tráfico de personas y de drogas, y al saqueo de los recursos naturales y la vida salvaje. Puede debilitar la confianza en los gobiernos, y comprometer la paz y la seguridad”, declaró.

Afirmó que por cada dólar invertido en la asistencia para el desarrollo, se pierde otro por corrupción, lo que conlleva consecuencias importantes y devastadoras.

Finalmente, Guterres destacó que en el 2018 se celebra el centenario del nacimiento de Nelson Mandela, que, “a través de su vida y ejemplo, nos recordó que para progresar, debemos siempre mirar hacia adelante, sin importar la dificultad”.

Para seguir avanzando hacia la paz y el desarrollo, Guterres abogó por el multilateralismo. “Juntos, las Naciones Unidas y la Unión Africana pueden demostrar que el multilateralismo es nuestra mejor y única esperanza”, declaró.


Deja un comentario

Diplomacia Vaticana. Comentario de Giacomo Galeazzi.

Esta es la “ostpolitik” de Francisco: diálogo y misericordia

Primera parte de un análisis sobre la “geopolítica” del Papa que vino «casi del fin del mundo», que acerca las nunciaturas a la misión
AFP

El Papa Francisco

9
0
Pubblicato il 27/01/2018
Ultima modifica il 27/01/2018 alle ore 18:46
GIACOMO GALEAZZI
CIUDAD DEL VATICANO

En el imaginario colectivo, nunciaturas apostólicas y misiones son dos universos separados y, en algunos contextos geográficos o momentos de la historia, incluso inconciliable y en una especie de conflicto subterráneo. Al contrario, en la visión de Jorge Mario Bergoglio, primer Papa del “Nuevo Mundo” y hermano del jesuita Matteo Ricci, pionero de la inculturación del cristianismo en China, la punta y la base de la pirámide jerárquica se acercan y tienden a converger en la presencia-testimonio de la Iglesia en los cinco continentes. El 21 de enero pasado, al reunirse con los sacerdotes, religiosos y religiosas del norte del Perú en el Colegio de los santos Carlos y Marcelo, uno de los primeros seminarios fundados en América Latina, el Papa recordó que «los nuncios apostólicos primero pasan por África y ahí aprenden muchas cosas». Una referencia, añadió en su discurso, a la antigua y nunca abandonada costumbre de poner a la prueba a los que entran al servicio diplomático con una experiencia en África.

 

El cardenal Agostino Casaroli, Secretario de Estado de Juan Pablo II y protagonista de la “ostpolitik” vaticana en la Europa oriental durante la Guerra Fría, consideraba complementarias las nunciaturas y las misiones: dos caras de la misma moneda. De la misma manera, la geopolítica de la misericordia de Francisco camina gracias a los diplomáticos y misioneros comprometidos en primera línea en los actuales “frentes candentes” del planeta, según la estrategia del diálogo. Con el mandato de construir puentes en un tablero internacional que ya no está dividido en el Occidente capitalista y el Este comunista, sino entre el Norte (económicamente avanzado) y el Sur (en vías de desarrollo).

 

La nueva “ostpolitik” del Papa Bergoglio (encomendada en primer lugar al Secretario de Estado Pietro Parolin, aluno de Casaroli) se concreta, pues, en una política eclesial de encuentro entre las periferias geográficas y existenciales y el centro de una catolicidad concebida etimológicamente como verdaderamente universal. Y también los Consistorios de Francisco son expresión de una Iglesia cada vez menos concentrada en Europa y auténticamente representativa, incluso en el Colegio cardenalicio, de los Episcopados emergentes en Asia, África y Sudamérica, en donde se registra un mayor número de fieles y de vocaciones.

 

La actitud hacia el diálogo de Francisco, además, se apoya en dos gestos sin antecedentes, como la púrpura que concedió hace un año y medio a un nuncio en funciones, Mario Zenari, representante Pontificio en Damasco, para reforzar su acción diplomática en la martirizada Siria.

 

La forma y el contenido de una diplomacia misionera que antepone el testimonio al proselitismo. Pequeños pasos que hay que interpretar en un marco de conjunto como la reciente decisión de volver a enviar a Pekín algunas preciosas obras de arte chino que son propiedad del Vaticano para, como explicó la directora de los Museos Vaticanos, Barbara Jatta, «al diálogo de la diplomacia y el arte».

 

La Santa Sede llevará a al gigante asiático algunas de las obras de arte chino que posee y el gobierno de Pekín responderá con otras obras de arte que serán expuestas en el museo etnológico del Vaticano.

 

A casi un siglo de distancia, llega un signo de cercanía entre Roma y el Celeste Imperio, siguiendo la huella de la exposición misionera organizada por Pío XI para el Año santo en 1925.

 

Una mano tendida que aplica el mandato conciliar de comenzar por lo que une y no por lo que divide. Se han incluso conseguido resultados notablemente importantes para la historia, como el que se dio hace dos años, como el encuentro entre Francisco y el Patriarca de Moscú, Kirill. Son relaciones ecuménicas con repercusiones en las relaciones con los Estados. Rusia y el Vaticano «siguen manteniendo relaciones enriquecedoras», declaró hace algunos días el Ministro del Exterior, Serguéi Lavrov. También subrayó que «las relaciones con el Vaticano eran bastante intensas incluso antes del viaje de Pietro Parolin» a Moscú (el año pasado), e insistió en que «el presidente Putin se ha encontrado con el Papa Francisco en diferentes ocasiones». Según el jefe de la diplomacia rusa, entre Rusia y el Vaticano «hay varios intereses comunes», como el Medio Oriente, el África septentrional y la defensa de los cristianos.


Deja un comentario

ONU: voto contrario a USA en la cuestión de Jerusalén.

La Asamblea General de la ONU rechaza que los Estados establezcan misiones diplomáticas en Jerusalén

Resultado final de la votación sobre el estatus de Jerusalén en la Asamblea General de la ONU. Foto: ONU / Manuel Elías

21 de diciembre, 2017 — La Asamblea General de las Naciones Unidas rechaza cualquier acción o decisión que altere el estado de la ciudad de Jerusalén.

En su voto esta mañana (con 128 a favor, 9 en contra y 35 abstenciones), los 193 países que conforman la asamblea han afirmado en una resolución que las medidas que cualquier país tome con respecto a la Ciudad Santano tienen validez legal y ponen en riesgo la solución biestatal entre Israel y Palestina.

La resolución, de carácter no vinculante, insta a la negociación de las tensiones dentro del marco de las Naciones Unidas y pide a los Estados que no establezcan misiones diplomáticas en Jerusalén.

El voto de la Asamblea General, en sesión de emergencia, ocurre tres días después de que el Consejo de Seguridadno lograra aprobar un proyecto de resolución parecido al aprobado hoy, luego de que Estados Unidos usara su poder de veto.

El embajador de Yemen para la ONU, país que ha liderado la escritura de la resolución junto con Turquía, subrayó que establecer misiones diplomáticas en la Ciudad Santa “es una seria amenaza para la estabilidad de la paz en la región y en el mundo” e insistió en el derecho del Estado de Palestina de “ejercer su soberanía en los territorios ocupados ilegalmente” por Israel.

Perspectivas enfrentadas sobre la Ciudad Sagrada

El Ministro de Asuntos Exteriores del Estado de Palestina, Riyad al-Maliki, defendió que la decisión de los Estados Unidos de trasladar su embajada en Israel a Jerusalén “no impactará el estatus de la Ciudad Santa, pero sí afectará al estatus de los Estados Unidos como mediador de paz”. Según al-Maliki, los Estados Unidos “han fracasado en la prueba de Jerusalén, a pesar de las advertencias de todo el mundo”.

“El veto no nos parará. No seremos amenazados”, dijo al-Maliki, e insistió en que la cuestión palestina es responsabilidad de la comunidad internacional.

Por su parte, el representante de Israel ante la ONU, Danny Danon, defendió que su vínculo con Jerusalén es “irrompible”. “Ningún discurso vacío, ningún voto de la ONU nos expulsará nunca de Jerusalén”, dijo Danon.

El embajador israelí calificó la resolución de “fraude” y acusó a los países que votaran a favor de ser “manipulados” por Palestina. “Ninguna resolución puede reescribir la historia”, sentenció Danon.

Acusaciones económicas

La representante de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, defendió la decisión de su país de trasladar la embajada a la Ciudad Santa: “Es la decisión correcta y es lo que los americanos desean. La decisión no perjudica los esfuerzos de paz”.

Haley destacó que los Estados Unidos son quienes más dinero contribuyen a las Naciones Unidas, pero que la nación no se siente respetada. “Pagar por el privilegio de no ser respetado es un dudoso privilegio”, dijo la embajadora estadounidense, quien concluyó su discurso diciendo que los Estados Unidos recordarán este día como el día en que fueron “señalados” por la ONU y que lo tendrán en cuenta cuando los países vengan a pedirles más dinero.

El representante del Gobierno turco, otro de los países que han liderado la resolución, aseguró que la “obligación de hacer justicia” de la Asamblea General, más allá de las amenazas de algunos países, que Feridun Sinirlioglu tildó de “inaceptables”.

“No nos intimidarán. Puede que sean fuertes, pero no tienen razón”, declaró el embajador turco.

Secretario General: Negociaciones directas son esenciales

El Secretario General de la ONU declaró recientemente que la cuestión del estatus de Jerusalén debe ser resuelto por negociaciones directas entre israelíes y palestinos.

“Entiendo el profundo significado que Jerusalén tiene en el corazón de muchas personas. Lo ha tenido durante siglos y siempre lo tendrá”, afirmó el Secretario General.

Guterres fue contundente: “No existe ninguna alternativa a la solución de dos Estados. No hay ningún Plan B”.

“Solo a través de la realización de la visión de dos Estados viviendo juntos en paz, seguridad y reconocimiento mutuo, con Jerusalén como capital de Israel y Palestina y a través de negociaciones para solucionar de manera permanente las cuestiones de estatus final, podremos alcanzar las aspiraciones de los dos pueblos”, afirmó el Secretario General.