Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Marruecos. La visita del Papa sábado y domingo. Entrevista con el Cardenal Parolin.

Card. Parolin: Encuentro y esperanza guiarán el viaje del Papa a Marruecos

Caminar por la senda del encuentro mutuo. Es la vía trazada por el Cardenal Pietro Parolin en vísperas del viaje apostólico de Francisco a Marruecos. El Secretario de Estado del Vaticano subraya la importancia de la presencia del Papa en apoyo de la comunidad católica local. Sobre la migración, reitera las palabras del Pontífice: acoger, promover, proteger e integrar

Massimiliano Menichetti – Ciudad del Vaticano

El vigésimo octavo viaje apostólico del Papa Francisco abrirá una vez más la puerta a la esperanza. Entre los momentos centrales de la visita a Marruecos están el encuentro con los migrantes, los sacerdotes, los consagrados y el Consejo Mundial de Iglesias. El Sucesor de Pedro confirmará en la fe y apoyará a la pequeña comunidad católica que le espera y se reunirá con él en la Santa Misa del domingo en el Complejo Deportivo Príncipe Moulay Abdellah. Un viaje en signo de la reciprocidad reafirma al Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin:

R. – Creo que las expectativas que están en el corazón del Papa se pueden resumir en dos expresiones. Una que le es muy querida es aquella de la “cultura del encuentro”, en el sentido de que este viaje es una etapa, un momento en el que concretamente se expresa y se consolida también esta propuesta de encuentro. Después, la otra frase que me parece que expresa bien las expectativas del Papa, es la que es un poco el lema de este viaje, es decir “servidores de la esperanza”, frente a la dificultad de afirmar esta cultura, frente a lo que el Papa llama la cultura del descarte por un lado, la cultura de la indiferencia por otro; frente a la multiplicación de los egoísmos, de los cerrazones, de los repliegues sobre sí mismos y sobre las contraposiciones. Me parece que el Papa quiere precisamente darnos una gran esperanza, es decir, que es posible caminar en la vía del encuentro mutuo. Y también estos viajes que se suceden en países que no son de tradición católica, tienen precisamente este significado. Hay que avanzar en esta dirección, hay que tener esperanza, hay que redescubrir la confianza para poder seguir caminando en esta dirección.

El viaje de Francisco a Marruecos tiene lugar poco después del histórico viaje a los Emiratos Árabes Unidos. Este será otro encuentro que mostrará el camino del diálogo y la convivencia pacífica entre cristianos y musulmanes….

R. – Sí, creo que sí, en un cierto sentido – incluso con las debidas diferencias, evidentemente, porque cada país tiene sus propias características – creo que hay un hilo de continuidad. Estos países a los que va el Papa son en su mayoría musulmanes. Este hilo de continuidad lo encuentro un poco en el concepto de fraternidad, como, por ejemplo, en el documento que el Santo Padre firmó en Abu Dhabi. Es verdaderamente como un fundamento de esta cultura del encuentro de la que hablaba, es decir, el hecho de que somos hermanos y por lo tanto debemos aceptarnos incluso con nuestras diferencias, respetarnos y colaborar. Ésta es la base de la convivencia pacífica que debe expresarse a través del diálogo continuo. El diálogo interreligioso es ciertamente uno de los objetivos específicos de este encuentro. A partir de esta base -el Santo Padre ha recordado a menudo que es parte fundamental  incluso del anuncio del Evangelio que somos criaturas e hijos del mismo Padre y que, por lo tanto, debemos reconocernos todos como hermanos- me parece que la fraternidad es el hilo rojo que une estos viajes, incluso en una cierta progresión.

La gestión de los flujos migratorios es también un desafío abierto para Marruecos. En diciembre, en la conferencia sobre el Pacto Mundial celebrada en Marrakech, usted, al examinar la migración, reiteró que “la integración significa enriquecimiento mutuo”…

R. – Creo que esta es la perspectiva correcta para afrontar una interpretación de la migración que hoy es un fenómeno estructural y no sólo contingente, por lo tanto destinado a durar mucho más en el tiempo; no es un fenómeno que se pueda pensar en cerrar en un brevísimo espacio de tiempo. Creo que esta es la perspectiva, y debemos verla no como una amenaza, como un peligro, sino como una oportunidad. La Santa Sede siempre ha dicho que el primer derecho es permanecer en el propio país. Pero evidentemente si hay condiciones de vida que no permiten garantizar ese mínimo de seguridad y progreso, entonces es derecho de todos buscarlo. Así que ver el sentido de este evento en un enriquecimiento recíproco. Precisamente en Marruecos se firmó el famoso Pacto Mundial para una migración segura, regular y ordenada. Creo que lo importante en este momento es no olvidarlo, intentar aplicarlo en los distintos países, aunque no sea jurídicamente vinculante. En el documento están indicadas las así llamadas mejores prácticas, las buenas praxis, que ya en parte se llevan a cabo, pero que deben aplicarse de forma continua. Por otra parte, quisiera recordar el marco en el que debe situarse el compromiso de la Iglesia, de los Estados, los cuatro verbos célebres que el Papa recordó y que nosotros también recordamos en aquella ocasión, es decir: acoger, promover, proteger e integrar. Entonces, obviamente dentro de este marco general, habrá que hacer elecciones concretas, pero creo que este es el trasfondo sobre el cual colocar el tema.

Centro del viaje a Marruecos es la Santa Misa del domingo. ¿Qué estímulo dará el Papa a la pequeña pero floreciente comunidad local?

R. – El hecho de que el Papa vaya a visitar a una comunidad cristiana ya es un estímulo, ya es un motivo de consuelo, sobre todo cuando una comunidad cristiana -como en el caso de Marruecos- se encuentra, por utilizar una expresión evangélica, en un “pequeño rebaño”. Creo que ciertamente en la Misa, como hemos visto en Abu Dhabi, habrá un gran entusiasmo, una gran participación. En esa ocasión, la Misa fue algo realmente conmovedor. Me imagino que será lo mismo para el encuentro con la comunidad católica de Marruecos. Es un momento en el que el Papa consuela, hace sentir que aquella comunidad está incluida en la comunión de la Iglesia universal y que, por lo tanto, es apoyada en las situaciones concretas en las que se encuentra y, sobre todo – las palabras que hemos utilizado también antes – nos animan a continuar en el propio testimonio cristiano, a continuar en el testimonio del Evangelio, en el servicio del Evangelio a través de las relaciones cotidianas y en el dar nuestra contribución también al país en el que nos encontramos viviendo y trabajando. Así que seguramente será un momento muy hermoso y de aliento para esa comunidad.


Deja un comentario

El Card. Parolin sobre el pacto mundial de la migración aprobado en Marrakech

International conference on Global Compact for MigrationInternational conference on Global Compact for Migration  (AFP or licensors)

Cardenal Parolin: “La paz, desarrollo e integración son claves en la migración”

Durante su participación en la Pacto sobre la migración en Marrakech, el Secretario de Estado Parolin recuerda resaltó la importancia de trabajo en conjunto para lograr la paz, desarrollo y sobre todo la integración en los migrantes para que puedan integrarse en las nuevas culturas.

José Villanueva – Ciudad del Vaticano

El 10 de diciembre, el Secretario de Estado de la Ciudad del Vaticano y además Jefe de la Delegación que representa a la Santa Sede en la Conferencia Intergubernamental para Adoptar el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM) en Marrakech, Marruecos, Cardenal Pietro Parolin, dio una declaración durante el Primer Diálogo de la Conferencia que se dedicó al tema “Promover la acción en los compromisos del Pacto Mundial para una migración segura, ordenada y regular”.

Seguridad para todo ser humano

En su declaración, el Secretario de Estado se centró en los compromisos con la paz, el desarme nuclear y el proyecto de integración los cuales para la Santa Sede los puntos relevantes de manera recta y ordenada de la GCM.

“Como indica claramente en el párrafo 13 del Pacto Mundial, del cual la Santa Sede se enorgullece de ser un contribuyente principal: “Debemos trabajar juntos para crear condiciones que permitan a las comunidades e individuos vivir seguros y dignos en sus propios países. En ese sentido, deben abordarse las respuestas adecuadas a los impulsores adversos de la migración, especialmente los conflictos violentos y la pobreza extrema”.

Proyecto de integración

El Secretario de Estado también hizo referencia a un proyecto de integración, en donde los migrantes sean tratados con dignidad, lo que implica el debido proceso, la protección contra los traficantes, la unidad familiar y el respeto por sus creencias y tradiciones religiosas.

“Aquellos en movimiento deben ser bienvenidos y tratados con dignidad, incluso si se determina más adelante que deben ser devueltos a su país de origen. Así lo establece el Pacto Mundial sobre Migración, todos los migrantes, independientemente de su estado, deben tener garantizado el debido proceso y recibir una evaluación individual que determinará su estado. Debemos dar preferencia a las políticas que favorecen la reunificación familiar y evitan su separación durante el proceso de migración, mientras trabajamos para poner fin a la práctica de la detención, en particular si se tratan de menores de edad”, expresa el Secretario del Estado Vaticano.

Intercambio de culturas

El Purpurado también recordó que el plan de integración no significa superponer otra cultura sobre otra, ni tampoco aplicar un plan de aislamiento del resto de la comunidad internacional, ya que aquello podría considerarse ocasionar la peligrosa creación de guetos, lo cuales trajeron como consecuencia la perdida de muchas vidas en el pasado.

“La integración no debe entenderse como algo malo, sino que debe tomarse como un bien de enriquecimiento mutuo basado en el respeto interpersonal de las culturas. La paz, el desarrollo y la verdadera integración son fundamentales para garantizar la implementación del Pacto Mundial. Ambos compromisos mantienen a los otros compromisos de manera recta y ordenada, desde minimizar los impulsores adversos de la migración a través de la paz y el desarrollo hasta una conclusión exitosa del proceso migratorio en la integración armoniosa del migrante en la nueva patria”, finaliza.


Deja un comentario

El Card. Parolín en la cumbre mundial sobre el cambio climático en Katowice (Polonia)

COP24 UN Climate Change Conference 2018 in KatowiceCOP24 UN Climate Change Conference 2018 in Katowice 

Parolin a Cop24: voluntad política sobre el clima apoye en la ética, dignidad y visión de futuro

Intervención del Cardenal Pietro Parolin en los trabajos de la Cop24 actualmente en curso en Katowice, Polonia, para desarrollar directrices, normas y mecanismos institucionales destinados a facilitar la aplicación del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Giada Aquilino – Ciudad del Vaticano

El discurso en Katowice del Secretario de Estado vaticano, Cardenal Pietro Parolin, comenzó con un saludo cordial y la expresión de “cercanía, apoyo y aliento” por parte del Papa a los esfuerzos que se están llevando a cabo en el encuentro de la Cop24 en Polonia, dedicada a las consecuencias del cambio climático. En el centro del debate, recordó el purpurado, el objetivo de desarrollar un programa de trabajo del Acuerdo de París de 2015, luego las directrices, normas y mecanismos institucionales para facilitar la aplicación de ese acuerdo climático.

Los esfuerzos aún no son suficientes

El escenario es el de una necesidad urgente de acción, como subrayó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU: en el informe del organismo, observó el Cardenal Parolin, se evidencia cómo los compromisos actuales asumidos por los Estados para mitigar y adaptarse a los cambios climáticos no son “suficientes” para alcanzar los objetivos establecidos por el Acuerdo de París. Todavía es posible “limitar” el calentamiento global, pero para ello -dijo el Secretario de Estado del Vaticano citando el documento de la ONU- será necesaria una “voluntad política clara, previsora y fuerte” para promover lo más rápidamente posible el proceso de transición hacia un modelo de desarrollo libre de tecnologías y comportamientos que influencias a la sobreproducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Los pilares del Programa de Acción

La pregunta que hay que hacerse, dijo el cardenal, es, pues, si hay “suficiente voluntad política” para promover este modelo de desarrollo. La Santa Sede, continuó, destaca tres pilares sobre los que debe apoyarse el programa de trabajo que se ha de elaborar: un fundamento ético “claro”, el compromiso de promover la dignidad de la persona humana, aliviando la pobreza, promoviendo el desarrollo humano integral y atenuando los efectos del cambio climático mediante medidas responsables de mitigación y adaptación; y la atención constante a las necesidades actuales y futuras.

Oportunidades de trabajo

El núcleo central del programa de trabajo debería incluir, entre otras cosas, la promoción de modelos de consumo y producción sostenibles; el fortalecimiento de la prevención de la especulación y la corrupción; y la participación plena y efectiva de las poblaciones locales, incluidos los pueblos indígenas, en los procesos de toma de decisiones y ejecución. Además, añadió el Cardenal Parolin, una aplicación adecuada del Acuerdo de París será aún más eficaz cuanto más se ofrecerán oportunidades de trabajo más adecuadas, teniendo en cuenta el respeto de los derechos humanos, la protección social y la erradicación de la pobreza, con especial atención a las personas más vulnerables respecto a los cambios climáticos. Esta transición requiere -señaló- “formación, instrucción y solidaridad”. Y también una acción rápida, en un contexto de ética, equidad y justicia social.

La voz de la gente

En esta dinámica se recuerda la importante contribución de entes locales, empresas, de la comunidad científica, la sociedad civil y los “actores no estatales”, estos últimos a menudo a la vanguardia en la lucha contra el cambio climático haciéndose expresión de la “voz de la gente”, que puede ayudar a los responsables políticos a tomar decisiones “correctas y con visión de futuro”, orientando las inversiones financieras y económicas hacia sectores que realmente incidan en el futuro de la humanidad, salvaguardando -como recuerda el Papa Francisco en su Laudato Sii – las condiciones de una vida digna en un planeta “sano”.


Deja un comentario

El Cardenal Parolín en la conferencia sobre el cambio climático.

Cop24; Parolin: el cambio climático, cuestión no solo técnica, sino moral

El Secretario de Estado vaticano en la conferencia internacional que comienza hoy en Katowice: «Comprometámonos para poder trabajar a favor de la construcción de una casa común»
REUTERS

Cop24; Parolin: el cambio climático, cuestión no solo técnica, sino moral

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 03/12/2018
Ultima modifica il 03/12/2018 alle ore 19:04
REDACCIÓN
ROMA

 

«El cambio climático también es una cuestión moral y no solo técnica». Lo afirmó el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, enviado del Papa Francisco a la conferencia Cop24, que comenzó hoy en la ciudad polaca de Katowice, con el objetivo de desarrollar un programa de trabajo sobre el Acuerdo de París de 2015 y formular líneas guía, reglas y mecanismos institucionales que faciliten la implementación de ese acuerdo sobre el clima.

 

Según la Santa Sede, el programa de la lucha contra el calentamiento global debe tener «fundamentos éticos» y cumplir tres objetivos: insistir en y respetar la dignidad humana, disminuir y eliminar la pobreza y atenuar el cambio climático responsablemente, recordó el cardenal Parolin. Todavía es posible «limitar» el calentamiento global, afirmó, pero es necesario hacerlo con una «clara, clarividente y fuerte voluntad política» que promueva lo más rápidamente posible el proceso de transición hacia un modelo de desarrollo libre de tecnologías y comportamientos que influyan en la sobreproducción de gases de efecto invernadero.

 

«Para que los problemas del clima sean éticos» es necesario que además de los Estados otros »actores ofrezcan un impacto», subrayo el purpurado. «No tenemos alternativas: debemos comprometernos para poder trabajar a favor de la construcción de una casa común».

 

En su discurso, según indicó el sitio Vatican News, Parolin recordó los pasos que hay que dar para llegar a estos objetivos, es decir: la promoción de modelos de consumo y producción sostenibles, el refuerzo de la prevención de la especulación y de la corrupción, la plena y efectiva participación de las poblaciones locales, incluidas las poblaciones indígenas, en los procesos para tomar decisiones y ejecutivos.

 

Además, añadió, una correcta implementación del Acuerdo de París será eficiente en la medida en la que se ofrezcan mayores oportunidades de trabajo y más adecuadas, teniendo presentes el respeto de los derechos humanos, la protección social y la erradicación de la pobreza, con particular atención por las personas más vulnerables ante el cambio climático. Esta transición exige «formación, educación y solidaridad», dijo el cardenal, que espera una acción rápida, en un contexto de ética, equidad y justicia social, además de decisiones «justas y a largo plazo» que orienten inversiones financieras y económicas hacia sectores que incidan realmente en el futuro de la humanidad.


Deja un comentario

Vaticano: entrevista con Mons. Parolin secretario de Estado.

“El Papa está sereno, en Vaticano hay amargura e inquietud”

El secretario de Estado, Pietro Parolin, comenta en exclusiva al Vatican Insider el ambiente que se vive en la Curia Romana luego de las acusaciones lanzadas directamente contra el Papa por el ex nuncio apostólico en los Estados Unidos, Carlo María Viganò
LAPRESSE

El cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin

CONDIVIDI
35
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 30/08/2018
Ultima modifica il 30/08/2018 alle ore 15:04
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

El Papa está sereno, no obstante las dificultades. Pero en el Vaticano prevalece la “amargura” y la “inquietud”. Con esas palabras el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, comentó por primera vez el impacto que ha tenido sobre el pontífice y sobre el ambiente en la Curia Romana la bomba lanzada el pasado domingo por el ex nuncio apostólico en los Estados Unidos, Carlo María Viganò.

 

Las acusaciones del arzobispo italiano, colocadas en un panfleto de 11 páginas que ya dio la vuelta al mundo, han causado “gran dolor” en los colaboradores de Francisco, como reconoció el cardenal. Según Viganò, el Papa supo en 2013 de los abusos sexuales perpetrados durante años por el cardenal y ex arzobispo de Washington, Theodore McCarrick, pero habría decidido no actuar contra él. Una denuncia que incluye al propio Parolin y a otros altos cargos de la curia vaticana.

 

El escrito, sobre el cual ya se evidenciaron lagunas e incongruencias, no ha modificado el ritmo de trabajo en la Santa Sede. De hecho, la noche de este miércoles varios funcionarios de primer nivel participaron en una festiva recepción con música y comida típica mexicana en uno de los patios de los Museos Vaticano. Entre ellos Giuseppe Bertello, presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano -quien fungió de anfitrión- y Paul Richard Gallagher, responsable de las Relaciones con los Estados.

 

Al margen de ese acto, Parolin accedió a una entrevista con el Vatican Insiderque incluyó algunas consideraciones sobre las expectativas y la relación que la Santa Sede espera tener con el nuevo gobierno de México, que será encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

¿Cómo está el santo padre después de estos días difíciles?

He visto una declaración de la sala de prensa vaticana que dice que el Papa está sereno. De lo que vi, no lo vi hoy pero lo vi en estos días, estuve con él durante el viaje a Irlanda y después, me parece sereno. El Papa es una gran gracia, incluso frente a estas cosas que obviamente crean tanta amargura y también inquietud, pero él tiene la capacidad de tener un acercamiento muy sereno.

 

¿Fue difícil el viaje en Irlanda, como lo presentaron algunos medios de comunicación? Originalmente iba a estar dedicado al Encuentro Mundial de las Familias pero el Papa mismo movió el eje de la atención hacia los abusos sexuales contra menores.

A decir verdad yo no percibí particulares dificultades, es cierto como dice usted la atención estuvo concentrada prioritariamente sobre el tema de los abusos que era lateral respecto al tema de la familia, pero después de lo que había pasado era también normal, natural que se diese esta atención. Me parece que el Papa tomó posiciones muy precisas y serias sobre este tema, pero dificultades yo personalmente no advertí.

 

Y usted, ¿cómo vive estos problemas? Considerando que monseñor Viganò ha trabajado con ustedes por mucho tiempo.

No se puede sino expresar dolor frente a estas cosas, gran dolor. Yo espero que trabajemos todos en la búsqueda de la verdad y de la justicia, que sean estos los puntos de referencia y no otras cosas, ciertamente la situación no es para  nada preocupante.

 

¿Qué puede decir de lo escrito por el ex nuncio? ¿Es correcto? ¿Es injusto?

Es mejor no entrar en detalles sobre esas cosas, repito lo que dijo el Papa: Lean ustedes el escrito y háganse un juicio propio, el escrito habla por sí solo.

 

En México existe un nuevo gobierno con la elección presidencial de Andrés Manuel López Obrador, que tomará posesión en diciembre. ¿Cómo será la relación con él?

Nosotros estamos abiertos a cualquier gobierno, la disposición de la Santa Sede es siempre de apertura y de colaboración, también con el nuevo gobierno. Nosotros esperamos que esta apertura y colaboración se transforme después en hechos concretos, que puedan encontrarse los caminos porque, a final de cuentas todos trabajamos por el mismo objetivo. Cualquier gobierno trabaja por el bien del país y la Iglesia está al servicio de la gente del país, existen ámbitos de colaboración posibles pero hay que ver luego porque cada gobierno tiene sus características. Se que en México hubo un gran cambio…

 

¿Ustedes lo percibieron así? López Obrador había sido candidato a presidente ya otras veces y en el pasado tuvo muchas resistencias a ser elegido, pero finalmente ganó con un margen enorme.

Si, ciertamente lo percibimos así, pero creo que es una constatación común que hubo sobre este cambio. Sólo baste pensar que durante tantos años estuvo en el poder un solo partido y claro, después vino la alternancia. Pero en estos términos creo que se da por primera vez.

 

¿Qué expectativa existe, entonces, en la Santa Sede?

La expectativa no es distinta de la que tenemos hacia cualquier gobierno que es elegido y asume el poder, una expectativa de poder trabajar juntos. Existen tantos espacios en los cuales podemos establecer esta sinergia, naturalmente con la debidas distinciones. La Iglesia es la Iglesia y el gobierno es el gobierno, pero hay ámbitos en los cuales se puede colaborar.

 

¿Cómo juzga esta presencia mexicana con artesanos de ese país que venden sus productos en los Museos Vaticanos?

Estas iniciativas son oportunas porque nos sirven para conocernos más, conocer también la riqueza y la diversidad del país, que es ejemplar por su cultura rica y variada, al mismo tiempo subrayar este vínculo que existe con la Santa Sede y con la Iglesia católica, porque una de las riquezas de México es justamente su patrimonio de fe católica y de vida cristiana. Este contacto se repite ya desde hace tiempo, me decían que es ya la quinta edición. No puede sino ser fecundo de buenos frutos.

 


Deja un comentario

Diálogo Vaticano Rusia. La visita del Card. Parolín

Parolin y Lavrov: Rusia y el Vaticano juntos ante las crisis globales

El Secretario de Estado dialoga con el Ministro del Exterior ruso. Preocupación por los cristianos en África y el Medio Oriente, y por las crisis en Ucrania y Venezuela. «Hay que desarrollar un diálogo entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa». Se firma un acuerdo para anular los visados diplomáticos entre ambos Estados

Parolin y Lavrov: Rusia y el Vaticano juntos por las crisis globales

48
0
Pubblicato il 22/08/2017
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

La «cercanía de visiones» entre Rusia y el Vaticano en relación con temas como la lucha contra el terrorismo, la paz, la justicia y la familia son una certeza. Ahora habrá que trabajar en las relaciones entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa rusa, y multiplicar los esfuerzos de cooperación para las emergencias globales, empezando por los dramas que viven los cristianos en África y en el Medio Oriente, además de las crisis en Ucrania y Venezuela. Había premisas y promesas en la gran mesa de madera alrededor de la que, sentados frente a frente, rodeados por cámaras, periodistas y represenantes de las respectivas delegaciones, dialogaron hoy por la mañana el Ministro del Exterior ruso Serguéi Lavrov y el cardenal Secertario de Estado Pietro Parolin, en el segundo día de su viaje a Moscú.

 

Un diálogo denso y rico, que duró más de una hora y media, como subrayaron el número dos del presidente Putin y el número dos del Papa Francisco en la conferencia de prensa conjunta que siguió después del encuentro. Explicando los contenidos de la conversación, ambos confirmaron que entre el Kremlin y San Pedro hay sintonía «sobre las soliciones pacíficas de las crisis» en el mundo y sobre los temas «de la lucha contra el terrorismo, del diálogo interreligioso, del refuerzo de la justicia social y de los valores de la familia». Pero también indicaron que existe, al mismo tiempo, la voluntad de superar las cuestiones pendientes.

 

Principalmente la cuestión del diálogo entre las dos Iglesias. «Pensamos que es un bien que, paralelamente a los vínculos entre nuestros Estados, se desarrolle también un diálogo entre las dos Iglesias», dijo Lavrov en el encuentro privado con Parolin, recordando con agradecimiento el encuentro de febrero de 2016 en La Habana entre Bergoglio y el Patriarca Kirill, que marcó un importante “deshielo”. Este evento, junto con el viaje de las reliquias de San Nicolás a Rusia, «han puesto en marcha una dinámica positiva que se ve, existe la voluntad por parte de todos de continuar el camino y poner otros signos y gestos que puedan consolidar este camino que se ha abierto, de manera más intensa, después de La Habana». Pero insistió en que «de cuestiones concretas no hemos hablado, ni sobre la visita del Papa ni sobre otras cosas específicas». Parolin no dejó de señalar que todavía hay algunas cuestiones que resolver, como los permisos de trabajo para el personal religioso no ruso y la devolución de algunas iglesias, necesarias para el cuidado pastoral de los católicos en el país.

 

«Estoy aquí para convertirme en intérprete con mis interlocutores, Serguéi Lavrov y Vladimir Putin, de la preocupación del Papa Francisco tanto por nuestras relaciones bilaterales como por las cuestiones internacionales», en las que para la Santa Sede «es importante que se busquen soluciones adecuadas y duraderas para los conflictos en el Medio Oriente, Ucrania y otras regiones del mundo». Lo afirmó hoy el Secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, durante una conferencia de prensa conjunta, después de su encuentro con el Ministro del Exterior ruso, Serguéi Lavrov, en Moscú. «La Santa Sede está activa para promover iniciativas que pretendan aliviar los sufrimientos de las poblaciones, pero, al mismo tiempo, hace un claro llamado para que prevalezcan el bien común y, principalmente, la justicia, la legalidad, la verdad de los hechos y abstenerse de manipularlos, la incolumidad y las condiciones dignas de las poblaciones civiles». Y también insistió en que es necesario que todos los actores «se atengan a los grandes principios del derecho internacional, cuyo respeto es indispensable».

 

«Fue un encuentro franco y proficuo, hemos hablado de cooperación bilateral y de los principales temas de la agenda internacional. Hemos explicado lo que hacemos en Siria, el proceso de negociaciones de Astana y la Santa Sede nos sostiene en relación con las zonas de exclusión». El Ministro del Exterior ruso Serguéi Lavrov explicó de esta manera el encuentro que tuvo con el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, en su segundo día de visita en la Federación Rusa. «Agradecemos al Vaticano por su posición sobre Ucrania y por el apoyo: debemos superar el enfrentamiento para encontrar soluciones» poniendo en práctica «los acuerdos de Minsk», refirió Lavrov, quien reconoció y agradeció «la posición del Vaticano de no usar el factor religioso para obtener ventajas políticas».

 

«Nosotros partimos –continuó Lavrov– de que es necesario buscar soluciones análogas a las de Astana para garantizar la paz entre grupos étnicos y confesionales, tanto en Medio Oriente como en África. Y estamos de acuerdo en que es necesario renovar las negociaciones entre israelíes y palestinos».

 

Por su parte el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, durante la conferencia de prensa conjunta con el Ministro del Exterior ruso, indicó que «Rusia puede ayudar a superar» la situación de crisis que dura «desde hace demasiado tiempo» en Venezuela, porque «tiene una larga tradición» de vínculos con ese país y «puede favorecer la negociación, que es la única vía que la Santa Sede ve para salir de esa situación». Lavrov recordó que Rusia «desde el principio sostuvo la iniciativa de intermediación entre las partes del Santo Padre» y reconoció que «hay muchos jugadores externos que pueden ayudar» a que Venezuela salga de la crisis, «llamando a las partes a la pacificación nacional, teniendo en cuenta todos los intereses de la población». «Pero es importante –advirtió el líder de la diplomacia rusa– comprender que todas las fuerzas exteriores, que incitan a la oposición a una confrontación dura con las autoridades, incluyendo el uso de la fuerza, minan los esfuerzos de los que están sinceramente interesados en que vuelvan la paz y la estabilidad a Venezuela», refiriéndose implícitamente a los Estados Unidos.

 

Al final del encuentro entre el líder de la diplomacia rusa y el “Primer Ministro” vaticano, que duró alrededor de una hora y media, el viceministro del Exterior ruso, Alexéi Meshkov, y el nuncio apostólico en Rusia, monseñor Celestino Migliore, firmaron un acuerdo para cancelar los visados diplomáticos entre Rusia y el Vaticano.