Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Los pueblos latinoamericanos y la Virgen de Guadalupe. Comentario a la homilía del Papa

“Defender a los pueblos latinoamericanos de intentos de homogeneización”

Misa en el Vaticano por la fiesta de la Beata Virgen María de Guadalupe. El Papa reza por los indígenas, privados de la dignidad, por las mujeres excluidas, por los jóvenes desempleados, por los niños víctimas de la prostitución: «Que nadie se sienta poca cosa. La diversidad es una riqueza»
AFP
179
0
Pubblicato il 12/12/2017
Ultima modifica il 12/12/2017 alle ore 19:13
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

 

 

Una Iglesia de rostro mestizo, indígena, afro-americano. Con el rostro de una campesina, de un pobre, de un desempleado, de un niño o de un anciano. Es la Iglesia que quiere el Papa Francisco para que nadie nunca más en el mundo pueda sentirse «estéril o infecundo», y para que nadie se avergüence de sí mismo o se defina «nada». Frente a la imagen de la “Morenita”, ante la presencia de cientos de fieles y sacerdotes provenientes de América Latina, con cantos y oraciones tradicionales, Francisco celebró la misa en la Basílica de San Pedro por la fiesta de la Beata Virgen María de Guadalupe, patrona de América Latina, y rezó por todos los que al ver la propia vida exclaman, como el joven indígena Juan Diego: «En verdad no valgo nada».

 

Son las comunidades indígenas y afroamericanas, «que en muchos casos no son tratadas con dignidad e igualdad», subrayó Bergoglio; o todas las mujeres, demasiadas para este siglo, «excluidas en razón de su sexo, raza o situación socioeconómica». O los jóvenes, «que reciben una educación de baja calidad y no tienen oportunidades de progresar en sus estudios ni de entrar en el mercado del trabajo para desarrollarse y constituir una familia»; o todo los «pobres, desempleados, migrantes, desplazados, campesinos sin tierra», que tratan de «sobrevivir en la economía informal; niños y niñas sometidos a la prostitución infantil, ligada muchas veces al turismo sexual».

 

Esta gente lleva «un sentimiento de vergüenza» en la propia carne, acusó el Papa, que puede acabar «paralizando toda la vida». Como sucedió con Isabel, la prima de María, sobre la que pesaba la esterilidad considerada por la mentalidad de la época como «un castigo divino, fruto del propio pecado o el del esposo». Esta esterilidad en nuestro tiempo «puede tomar muchos nombres y formas cada vez que una persona siente en su carne la vergüenza al verse estigmatizada o sentirse poca cosa», dijo el Pontífice en su homilía.

 

Al lado de la imagen de esta mujer, ya anciana y resignada, se puede ver también, recordó el Papa, esa otra Isabel, «fecunda-asombrada». Asombrada de ver cumplirse en su vejez, «en su vida, en su carne, el cumplimiento de la promesa hecha por Dios. La que no podía tener hijos llevó en su seno al precursor de la salvación». Con Isabel, afirmó el Papa, «entendemos que el sueño de Dios no es ni será la esterilidad ni estigmatizar o llenar de vergüenza a sus hijos, sino hacer brotar en ellos y de ellos un canto de bendición».

 

Este sueño está impreso también en el rostro de Juan Diego, el joven y humilde mexica a quien en 1531 se le apareció en cuatro ocasiones la Virgen (una Virgen «de piel morena y rostro mestizo, sostenida por un ángel con alas de quetzal, pelícano y guacamayo»), quien le pidió que construyera un santuario en su honor, a pesar de que él se sintiera completamente incapaz de hacerlo. Esto es lo que hace la Madre, dijo el Papa, que es capaz «de tomar los rasgos de sus hijos para hacerlos sentir parte de su bendición».

 

Es la «la piedra que desecharon los constructores» la que «se vuelve la piedra angular». Y sobre esa piedra habla Cristo en el Evangelio, recordó el Pontífice: en medio de la dialéctica de fecundidad y esterilidad, hay que mirar «la riqueza y la diversidad cultural de nuestros pueblos de América Latina y el Caribe». Un signo, evidenció, «de la gran riqueza que estamos invitados no solo a cultivar, sino especialmente en nuestro tiempo, a defender valientemente de todo intento homogeneizador que termina imponiendo — bajo slogans atrayentes — una única manera de pensar, de ser, de sentir, de vivir, que termina haciendo inválido o estéril todo lo heredado de nuestros mayores».

 

Y que acaba por aplastar sobre todo a las nuevas generaciones, que se sienten «poca cosa», por «pertenecer a tal o cual cultura. En definitiva, nuestra fecundidad nos exige –subrayó Bergoglio– defender a nuestros pueblos de una colonización ideológica que cancela lo más rico de ellos, sean indígenas, afroamericano s, mestizos, campesinos, o suburbanos».

 

Sus últimas palabras fueron para animar a la esperanza: cada uno de nosotros, concluyó, es «portador de una promesa» y cada uno puede decir: «¡Abba!, es decir, ¡Padre!», sintiéndose parte de un «misterio de esa filiación que, sin cancelar los rasgos de cada uno, nos universaliza constituyéndonos pueblo».

Anuncios


Deja un comentario

Papa Francisco: la política y los laicos católicos

lEl Papa destacó que la política es servicio y advirtió sobre los totalitarismos

Domingo 3 Dic 2017 | 12:01 pm

Bogotá (Colombia) (AICA):

El papa Francisco envió un videomensaje al “Encuentro de católicos con responsabilidades políticas al servicio de los pueblos Latinoamericanos” que, organizado por la Pontificia Comisión para América Latina junto con el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), se realizó del 1° al 3 de diciembre en Bogotá, Colombia.

La reunión se realizó en el marco del décimo aniversario del documento de Aparecida y congregó a cerca de setenta políticos, y veinte entre obispos y cardenales de los distintos países latinoamericanos, que reflexionaron sobre el papel de los laicos en la política y del aporte que hace la Iglesia.

En su mensaje, Francisco recordó el concepto expresado ya por el papa Pío XII y retomado por los sucesivos pontífices: “La política es una de las formas más elevadas de la caridad”.

El Papa sostuvo que la política es ante todo servicio, pero advirtió que “no es sierva de ambiciones individuales” y “tampoco patrona, que pretende regir todas las dimensiones de la vida de las personas, incluso recayendo en formas de autocracia y totalitarismo”.

Asimismo, indicó que la referencia de este servicio es el bien común, concebido ya por el Concilio Vaticano II, como “el conjunto de aquellas condiciones de vida social con las cuales los hombres, las familias y las asociaciones pueden lograr con mayor plenitud y facilidad su propia perfección”, o bien, dicho en otras palabras, como atmósfera de crecimiento de la persona, de la familia y de los grupos intermedios.

Citando el Concilio Vaticano II, el Papa señaló que la mejor manera de llegar a una política auténticamente humana, es la de “fomentar el sentido interior de la justicia, de la benevolencia y del servicio al bien común”.

Tras re-proponer el fin más profundo de la política, el Obispo de Roma aludió a la necesidad de una rehabilitación de la misma, haciendo despliegue de algunas de las problemáticas hodiernas en ese ámbito en América Latina, como la ausencia de debates políticos de altura que vayan más allá de las así llamadas políticas de cabotaje, como las ráfagas de acusaciones recíprocas que sustituyen el diálogo abierto y respetuoso, o la falta de formación y recambio generacional; todo esto sin dejar de reconocer la existencia de políticos de orientaciones distintas, que se acercan a la figura ideal de la dirigencia política, y que son capaces de movilizar sectores populares en pos de grandes objetivos nacionales y latinoamericanos.

El pontífice también puso en evidencia los grandes desafíos que debe atender la política, a partir de la custodia de la vida en todas sus etapas y manifestaciones, pasando por el crecimiento industrial, tecnológico, auto sostenido y sustentable, la pobreza, “la escandalosa desigualdad social”, la exclusión, la necesidad de fortificar el tejido familiar y social, y la de deshacerse de “la lacra de la corrupción”, entre muchos otros.

No faltó la observación del Papa en relación a la ausencia de voces e iniciativas de laicos católicos que abran camino al Evangelio en la vida política de las naciones, laicos que tengan la capacidad de ordenar, gestionar y transformar la sociedad según los criterios evangélicos, ni tampoco el recordatorio a los pastores de comprometerse con el pueblo, trabajar con él, soñar, reflexionar y sobre todo rezar junto al pueblo, sin caer en el clericalismo que a menudo induce a la tentación de pensar que el así llamado “laico comprometido”, es el que trabaja en obras de la Iglesia o en parroquias, descuidando, en consecuencia, al creyente que “muchas veces quema su esperanza en la lucha cotidiana por vivir su fe”.

Por lo tanto, añadió, es necesario por parte de los laicos católicos, que no queden indiferentes a la cosa pública, ni relegados a los templos ni en espera de directivas eclesiásticas, y por parte de los pastores, que escuchen con mucha atención la experiencia, reflexiones e inquietudes que pueden compartir los laicos que viven su fe en los distintos ámbitos de la vida social y política.

“El diálogo sincero en este encuentro es muy importante. Hablen con libertad. De vuestro diálogo se podrán ir sacando factores iluminantes, factores orientadores para la misión de la Iglesia en la actualidad”, concluyó.+


Deja un comentario

La mujer en Latinoamérica. Situación problemática, según ONU

Latinoamérica es la región más peligrosa del mundo para las mujeres

Participantes en un taller sobre violencia contra la mujer en Honduras Foto archivo: ONU/Mark Garten

25 de noviembre, 2017 — Latinoamérica y el Caribe se enfrentan a un enorme desafío ante la persistente violencia contra las mujeres, que costó la vida al menos a 1.831 de ellas en 2016, alerta un nuevo informe regional elaborado por el PNUD y ONU Mujeres.

La directora regional Adjunta de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Lara Blanco, dijo que las tasas de feminicidio en esas zonas “son las más altas” del mundo. “Hay algunos países que preocupan especialmente”, como Honduras, que tiene una tasa por encima de 10 por cada 100.000.

En 16 países de América Latina y el Caribe se registraron en 2016 un total de 1.831 asesinatos de mujeres, frente a 1.661 en 2015.Un 38 % del total de esos homicidios son cometidos por las parejas de las víctimas.

En Centroamérica, las dimensiones son especialmente devastadoras, donde dos de cada tres mujeres asesinadas mueren por razón de su género”, dijo la funcionaria de la ONU.

El informe además señala que en las Américas el 29,8 % de las mujeres ha sido víctima de violencia por parte de su pareja y un 10,7 % ha sufrido violencia sexual fuera de la pareja.

El director del Centro Regional del PNUD, Richard Barathe, dijo que estas cifras suponen “un desafío enorme por ser una situación persistente”.

Barathe resaltó la gravedad de la situación en el Caribe, donde ningún país ha adoptado políticas de segunda generación que aborden integralmente este flagelo que “tiene un costo (económico y social) muy alto”.

El documento, denominado “Del compromiso a la acción: políticas para erradicar la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe, pide crear planes locales  y políticas con un enfoque multidimensional; ayudar económicamente a las víctimas; y trabajar con los hombres, especialmente los jóvenes, para sumarlos a la lucha contra esta lacra.

En ese sentido, Barathe indicó que en “la región más peligrosa del mundo para la mujer” hay “mucho compromiso (institucional) por parte de los Estados para abordar la violencia con leyes muy avanzadas”. Blanco, a su vez, alertó de que los datos del informe no reflejan las cifras absolutas de algunos países como Brasil o México, que registran un elevado número de feminicidios


1 comentario

Iglesia latinoamericana: necesidad de un nuevo humanismo.

Iglesia latinoamericana y caribeña: Nuevo humanismo para desarrollo integral y bien común

 

 

(RV).- El Mensaje Final del encuentro dedicado al 50 aniversario de la Encíclica Populorum Progressio, del Beato Pablo VI, celebrado en San Salvador, en el centenario del natalicio del Beato Óscar Romero, culminó tres días de actividades formativas y de reflexión conjunta, con miras a construir una pastoral social comprometida con la causa de los pobres.

La información del Consejo Episcopal Latinoamericano destaca la importante cita que reunió al Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM, a representantes de los 22 países de Pastorales Sociales Cáritas de la Región, a la Escuela Social del Cebitepal, a integrantes del equipo directivo de Caritas Internationalis, y a invitados especiales de Europa y Estados Unidos.

El documento suscrito por Cardenales, Obispos, Presbíteros, Consagrados y Consagradas, Laicas y Laicos servidores en las distintas Pastorales Sociales-Cáritas que integran la Región, titulado “Un nuevo humanismo para el desarrollo integral”, subraya los “diversos desafíos que hoy nos interpelan y nos duelenLa pobreza, y la tendencia regresiva a ella de millones de personas en nuestros países, producto de sistemas económicos y políticos que valoran más el tener que el ser, el beneficio económico más que la vida, las ideologías por encima de las personas, y que asumen el poder como dominación y no como servicio liberador”.

Con el compromiso asumido “desde la fe en Jesucristo que ilumina, desde dentro de nosotros mismos, la naturaleza y la exigencia del desarrollo integral y solidario” la Declaración final presenta un llamado:

“A los Gobiernos, a las empresas y el sector de la economía, a los políticos, a las instituciones democráticas que tienen la responsabilidad de generar políticas públicas para nuestros pueblos, a las comunidades eclesiales y a todos los discípulos y discípulas misioneras, a trabajar solidariamente por el Bien común, por un desarrollo integral y solidario; promoviendo la vida, respetando la naturaleza y nuestros ecosistemas como obra del Creador asumiendo las propuestas de la Encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco, sabiendo que no podrá haber desarrollo sin el respeto de la creación, sin una mayor valoración de las culturas indígenas y las creencias ancestrales de nuestros pueblos; en fin, debemos trabajar para que toda persona logre “pasar de condiciones menos humanas a condiciones más humanas” (PP 20-21), siendo conscientes que sin el desarrollo de nuestros pueblos es muy difícil lograr la paz”.


Deja un comentario

La iglesia latinoamericana y la política. Proyecto.

La iglesia latinoamericana se mete en la “gran política”

Por primera vez el Consejo Episcopal Latinoamericano convoca a una reunión entre obispos, políticos y gobernantes de la región, sin importar si son de izquierda o derecha, oficialistas o de oposición

La presidencia del Celam

Pubblicato il 06/06/2017
Ultima modifica il 06/06/2017 alle ore 18:43
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

“La Iglesia debe meterse en la gran política”. De eso está convencido el Papa Francisco. Para él “no cabe el adagio de la Ilustración, según el cual la Iglesia no debe meterse en política”. Porque, citando a Pablo VI, “la política es una de las formas más altas de la caridad”. Con esta premisa, los obispos latinoamericanos alistan un inédito encuentro con políticos y gobernantes de la región. Exponentes de diversos partidos, oficialistas y de oposición en los países convocados, incluida la convulsionada Venezuela.

La fecha y el lugar ya están definidos: del 1 al 3 de diciembre en Bogotá. En la capital colombiana se encuentra la sede del Consejo Episcopal Latinoamericano, organizador de la reunión junto con la Pontificia Comisión para América Latina del Vaticano (CAL).

“Queremos propiciar una mesa de diálogo, no vamos a tener conferencias sino espacios de reflexión que nos permitan abrir caminos para lograr que nuestros pueblos vivan más en paz, que se busque el bien común, el desarrollo, la igualdad y que los gobiernos sean más justos”, explicó Juan Espinoza, secretario general del Celam y obispo auxiliar de Morelia, en México.

La idea surgió durante la asamblea plenaria de la CAL en marzo de 2016, que tuvo como lema “El indispensable compromiso de los fieles laicos en la vida pública de los países latinoamericanos”. Al final de esa reunión el Papa dirigió un discurso y, luego, envió una emblemática carta al presidente de la comisión, el cardenal Marc Ouellet.

En esa misiva, el pontífice pronunció aquella recordada frase: “Es la hora de los laicos, pero parece que el reloj se ha parado”. Arremetió contra el clericalismo que “anula la personalidad de los cristianos” y partió una lanza a favor de la autonomía de los laicos, que nunca deben ser considerados “mandaderos” de las obras eclesiales.

“Esa carta da pie a este encuentro”, indicó el cardenal José Luis Lacunza Maestrojuán, obispo de Ciudad David (Panamá) y presidente del Comité Económico del Celam. “Cuidado, que no se trasmita la idea falsa de que la Iglesia va a tratar de resucitar un partido político católico o cristiano. No, las cosas no van por ahí. No se trata de refundar algún tipo de partido católico, se trata que el católico, esté donde esté, en el partido que sea, actúe desde su fe, ese es el objetivo fundamental”, precisó.

El purpurado reconoció como paradójico que en América, un continente mayoritariamente católico, exista una “dicotomía” entre la fe y la vida pública. Una especie de “doble vida” entre la creencia de la mayoría del pueblo y las estructuras políticas, económicas e, incluso, en el seno de las familias.

“La Iglesia tiene su responsabilidad en esto, no tengo la menor duda. Yo no echo la culpa al otro lado, creo que nosotros, específicamente en el caso político y empresarial, los pastores nos hemos alejado. Hemos dejado de lado a quienes trabajan en estos ámbitos y, muchas veces, los hemos denostado, los hemos criticado sin ofrecerles acogida, espacio de diálogo, quizás nos ha dado miedo meternos ahí”, aceptó.

Ahora, los obispos latinoamericanos quieren dar un paso en una dirección distinta. “No es que la Iglesia quiera unificar un partido, sino que desea impulsar la conciencia de los católicos que deben vivir la fe en los lugares donde están, en este caso los políticos que sean testimonios de fe al defender los derechos de todos”, abundó Espinoza.

Por eso de diciembre constituye una novedad. Si se logra concretar como fue concebido, presentará una variedad interesante. Se trabaja en la organización desde hace meses. No será una cita masiva, convocará a unas 100 personas: 20 del mundo eclesial, entre obispos y cardenales, el resto serán los políticos.

Los nombres de los elegidos aún permanecen en estricta reserva, sobre todo porque muchas invitaciones aún no han sido cursadas y antes de publicar cualquier cosa se debe contar con el beneplácito de los interesados. “No importa a qué partido pertenezcan: de gobierno u oposición, de izquierdas o de derechas, lo importante es que sean católicos”, aseguró Lacunza.

La conferencia episcopal de cada país propuso una lista de candidatos, la elección final correrá por cuenta del Celam y la CAL. Las naciones grandes como Brasil, Argentina o México podrán tener hasta ocho representantes, el resto girará en torno a los tres.

“La idea es saber qué esperan ellos de la Iglesia y qué espera la Iglesia de ellos. Definir qué le pedirán los pastores a los políticos y los políticos qué le piden a los pastores, cómo se puede colaborar en común para cambiar el rostro de nuestros pueblos”, apuntó el cardenal panameño.


Deja un comentario

Caribe y Latinoamérica: las mujeres padecen mayor pobreza y obesidad que los hombres.

Las mujeres latinoamericanas y caribeñas padecen mayor pobreza y obesidad que los hombres

Las mujeres latinoamericanas padecen desproporcionadamente más pobreza que los hombres. Foto de archivo: PNUD/Elizabeth Yarce

07 de marzo, 2017 — La obesidad impacta de manera desproporcionada a las mujeres latinoamericanas y caribeñas, afectando al 26,8% de ellas, frente al 18,5% de los hombres, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Los factores detrás de ese fenómeno son múltiples, señala un informe regional de la FAO sobre seguridad alimentaria que destaca entre ellos la pobreza y la falta de acceso a los recursos productivos.

Otras causas son la falta de servicios de salud integrales, un acceso limitado a la educación nutricional y una carga excesiva de trabajo, en especial en el caso de las mujeres rurales, apunta el estudio.

Pese a que la pobreza general de la región ha disminuido, entre las mujeres ha aumentado y en la actualidad hay 121 mujeres indigentes por cada 100 hombres en la misma situación.

De acuerdo con los datos de la ONU, el 40% de las mujeres mayores de 15 años en América Latina carece de ingresos propios aunque trabaja diariamente de forma no remunerada. Además, las mujeres rurales sólo poseen una fracción dela tierra, los créditos, los insumos productivos y la educación.

La FAO recordó que la Agenda 2030 busca la igualdad y el empoderamiento de las mujeres como parte de la solución a los grandes problemas de desarrollo que enfrenta el mundo, ya que son una piedra angular de la economía rural y la seguridad alimentaria.

La agencia de la ONU considera que si se potencia el papel de las mujeres rurales y se invierte en actividades que aumenten su productividad, se puede disminuir de forma significativa el hambre y la malnutrición.


Deja un comentario

Jesuitas latinoamericanos contra política Trump sobre migrantes.

Jesuitas de México, Canadá y Estados Unidos denuncian órdenes para incrementar detenciones y deportaciones

Publicada en 2 · feb · 2017

Share3

 

Ante los recientes acontecimientos relacionados con las nuevas medidas migratorias, implementadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús y la Conferencia de Provinciales de América Latina y El Caribe (CPAL) nos unimos a la preocupación expresada por nuestros hermanos en la provincia jesuita de Estados Unidos y Canadá.

La Compañía de Jesús en América Latina y El Caribe tiene como prioridad la “cercanía y compromiso con quienes viven en las fronteras de la exclusión. Antender preferencialmente a migrantes, indígenas, víctimas de la violencia y otras poblaciones vulnerables, mediante la presencia cercana, la reflexión y la incidencia”.

Aquí la traducción del comunicado:

“El presidente Donald Trump firmó dos órdenes ejecutivas que impactarán a los migrantes, tanto en Estados Unidos (EU), como aquellos que llegan a la frontera sur en busca de refugio, escapando de la violencia que viven en sus países.

Los jesuitas de Canadá y EU estamos profundamente preocupados por las acciones de la nueva administración (de Donald Trump) que incrementarán dramáticamente las detenciones y deportaciones, además de que separará todavía más a Estados Unidos de sus vecinos y de que descalifica el juicio de las autoridades locales cuando se trata de proteger a sus propias comunidades.

De manera creciente, los migrantes llegan a Estados Unidos escapando de la violencia y la inseguridad. Nuestra fe nos llama a atenderlos para entender su situación y para ofrecer protección. Nuestros compañeros en la Iniciativa Kino para la Frontera (KBI, por sus siglas en inglés) acompañan regularmente a las personas y sus familias a quienes se les ha negado un debido proceso y la protección que se merecen.

Hacemos eco de la profunda preocupación de KBI sobre el posible agravamiento de la situación de vulnerabilidad de las personas y sus familias que huyen de la violencia, debido a las acciones del presidente Trump.

La detención de personas que vienen a Estados Unidos en busca de seguridad, quienes tienen derecho a una consideración justa de sus casos bajo normas internacionales y leyes estadounidenses, es deshumanizante  y no refleja el compromiso de nuestra fe católica en la defensa de los derechos humanos.

También nos unimos a la KBI en la preocupación respecto a que incrementar rápidamente la seguridad fronteriza sin suficiente entrenamiento o responsabilidad de los funcionarios, no significa una mejora de la seguridad. Como lo expresamos en nuestro reporte de 2015, Nuestros Valores en la Líneas (Our Values on the Line), más de uno de cada tres migrantes deportados reportaron maltrato o abuso por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza. El drástico incremento de contrataciones sin un apropiado proceso de selección y entrenamiento ha contribuido a este factor.

La documentación continua, hecha por la KBI, de abusos contra los migrantes, muestra una sistemática falta de respeto a los derechos de los mismos.

Estamos muy desanimados por los planes del presidente Trump que buscan incrementar las detenciones y deportaciones, también porque buscan imponer en los planes locales para la aplicación de las leyes, la responsabilidad de participar en estos procesos dañinos y de penalizar a las autoridades que no lo hagan. En las comunidades que servimos alrededor de Estados Unidos, hemos sido testigos de la manera en que los centros de detención y deportación minan la confianza, siembran el miedo y separan familias. Nosotros apostamos por la dignidad de cada persona, por la unidad familiar y por la participación completa de todos en nuestras comunidades.

En palabras del Papa Francisco: “Toda actividad política debe de servir y promover el bien de la persona humana y estar basada en el respeto de la dignidad de ellas y de ellos”.

Dichas órdenes ejecutivas (de Trump), lejos de promover el bien y respetar la dignidad, infligen daños y una mayor división. Hoy reafirmamos nuestra solidaridad con nuestras hermanas y hermanos migrantes. Hacemos un llamado a todas las personas de fe a que se unan para levantar nuestras voces y exigir a las autoridades gubernamentales a actuar conscientemente.”

 

La Provincia Centroamericana también se sumó a la preocupación y rechazo a la nuevas medidas migratorias anunciadas por el Presidente de Estados Unidos. Para leer el comunicado, haz click aquí.