Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Nicaragua: temas para la próxima asamblea episcopal nicaragüense que empieza el 20

NICARAGUA – Encuentro de los obispos sobre la situación del país: no se respetan los derechos de los campesinos

viernes, 17 febrero 2017derechos humanos   conferencias episcopales   política  

manifestaciones contínuas de los campesinos

Managua (Agencia Fides) – La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) se reunirá en Asamblea el próximo lunes, 20 de febrero, para evaluar y reflexionar sobre su programa durante este año 2017. Hace casi un año (véase Fides 14/03/2016) los obispos de la CEN prepararon una carta pastoral sobre la situación institucional del país y sobre el proceso electoral, retomando los temas principales tratados en la carta titulada “EN busca de nuevos horizontes por una Nicaragua mejor” (véase Fides 20/05/2014; 22/05/2014; 4/06/2014) preparada en el 2014 y entregada al presidente Ortega.
Los temas eran: la situación de la familia, las cuestiones sociales, la situación de los derechos humanos, los problemas de la costa del caribe, la evangelización, algunas políticas de gobierno y la crisis de las instituciones nacionales.
Según la información recibida por una fuente local de Fides, después de las elecciones que ganó Ortega, y tras el informe sobre la observación electoral de la Organización de los Estados Americanos que no ha considerado la contribución ofrecida por la iglesia (véase Fides 6/02/2017), los obispos desean ahora proponer una reflexión a la luz de los últimos eventos que continúan a agitar la opinión pública nacional: las manifestaciones continuas de los campesinos para defender su tierra del proyecto del canal transoceánico, el comunicado de la Unión Europea que precisamente ayer, 16 de febrero, se expresó denunciando la falta de protección para los defensores de los derechos humanos en Nicaragua, y volviendo a pedir que se respeten los compromisos internacionales sobre los derechos de los Pueblos Indígenas firmados también por Nicaragua en el 2008. (CE) (Agencia Fides, 17/02/2017)


Deja un comentario

Es necesario ayudar a los agricultores frente al cambio climático.

No apoyar a los agricultores frente al cambio climático pone en riesgo la producción futura de alimentos: FAO

La FAO instó a apoyar a los agricultores para su adaptación al cambio climático. Foto: FAO/Saliendra Kharel

13 de febrero, 2017 — El director general de la FAO, José Graziano da Silva, advirtió hoy que si no se actúa ahora para hacer los sistemas alimentarios más resistentes al cambio climático, se corre el riesgo de comprometer seriamente la producción de comida y se pone en peligro la meta de erradicar el hambre y la pobreza extrema para 2030.

Al participar en una mesa redonda sobre el cambio climático durante la 5ª Cumbre Mundial de Gobierno que se celebra en Dubai, Da Silva enfatizó especialmente la necesidad de apoyar a los agricultores pequeños del mundo en desarrollo, para que se adapten a los efectos del fenómeno.

“La gran mayoría de las personas que viven en pobreza extrema o sufren hambre dependen de la agricultura como medio de vida y son los más vulnerables a los impactos del calentamiento global y a las condiciones meteorológicas inestables”, apuntó.

El director de la FAO consideró que existen enfoques innovadores que pueden ayudarles a mejorar los rendimientos y a fortalecer su capacidad de recuperación, como el mayor uso de cultivos que fijen el nitrógeno, la mejora del manejo sostenible del suelo y la integración de la producción animal en los sistemas de cultivo.

Da Silva recordó que esos agricultores no tienen acceso a créditos y ni a los mercados, además de no contar con información y conocimientos y padecer inseguridad con respecto a la propiedad de la tierra.

También citó como ejemplo que 70 países no cuentan con sistemas meteorológicos, por lo que la FAO labora con la Organización Meteorológica Mundial (OMM) para el desarrollo de sistemas de bajo costo y de servicios para beneficiar a esos agricultores.


Deja un comentario

La guerra deja en grave crisis a la agricultura de Siria.

La guerra en Siria ha arrasado con el sector agrícola, alerta la ONU

Vista aérea de Alepo, una de las zonas más golpeadas por la guerra en Siria. Foto: OMS/A. Kalmykov

15 de noviembre, 2016 — La producción alimentaria en Siria se encuentra en un mínimo histórico, ya que la inseguridad generalizada y las condiciones meteorológicas desfavorables en algunas zonas del país siguen obstaculizando el acceso a la tierra, los suministros agrícolas y los mercados.

Un informe elaborado por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), dado a conocer este martes, demuestra que después de cinco años de conflicto, muchos agricultores ya no están en condiciones de seguir produciendo y de llevar sus cosechas al mercado.

“Muchos agricultores no resisten más. El aumento de los precios y la escasez de insumos esenciales, como fertilizantes y semillas, significan que no tendrán otra opción que abandonar la producción de alimentos si no reciben ayuda inmediata”, dijo Bettina Luescher, portavoz del PMA en Ginebra.

La portavoz añadió que, según el informe, la producción de cereales muestra un descenso drástico: de un promedio de 3,4 millones de toneladas de trigo recolectado antes de la guerra a 1,5 millones de toneladas este año, lo que equivale a un descenso del 55%.

Esto podría tener graves consecuencias no sólo para la seguridad alimentaria de las familias campesinas, sino también para la disponibilidad de alimentos en el país y, en última instancia, puede conducir a nuevos desplazamientos de población.

Más de 7 millones de personas fueron clasificadas en situación de inseguridad alimentaria en todo el país, lo que significa que no siempre conocen de dónde vendrá su próxima comida, ya han agotado sus ahorros y no tienen qué comer.


Deja un comentario

FAO: buenas perspectivas agrícolas para 2017.

FAO prevé estabilidad en los mercados de alimentarios en 2017

Puesto de frutas en un mercado de Barcelona. Foto de archivo: FAO/Alessia Pierdomenico

06 de octubre, 2016 — Los mercados mundiales de alimentos permanecerán “bien equilibrados en general” durante el año 2017, según el último informe de Perspectivas Alimentarias de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En un comunicado, la organización señaló que esa situación favorable se producirá mayoritariamente gracias a los precios bajos y estables de los productos básicos agrícolas.

Las previsiones de la FAO apuntan a que las cosechas de trigo y arroz obtendrán una producción mundial récord lo que permitirá obtener inventarios abundantes y precios bajos.

El informe de Perspectivas de la FAO indicó que la producción de cereales a nivel global este año se elevaría a más de 2.500 millones de toneladas, de los cuales corresponden al trigo unos 742 millones de toneladas y al arroz alrededor de 500 millones.

Se prevé que la producción de yuca en el 2016 crezca por encima del 2% y que la soja alcance una producción récord especialmente en Estados Unidos.

Sin embargo, se espera un estancamiento en la producción mundial de carne y un aumento por debajo de las previsiones de los últimos años de la del pescado.

Los productos que experimentarán un alza durante este año serán el azúcar, el pescado, las frutas y las hortalizas.


Deja un comentario

Necesidad del desarrollo agrícola para remediar la pobreza.

FIDA insta a América Latina a invertir en desarrollo agrícola para combatir la pobreza rural

Agricultores trabajan la tierra en un campo de fresas en Argentina. Foto: Banco Mundial/Nahuel Berger

30 de septiembre, 2016 — Un nuevo informe sobre el desarrollo rural en América Latina y el Caribe señala que el crecimiento económico no es suficiente para eliminar la pobreza en las zonas rurales de la región.

El estudio, elaborado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y presentado esta semana en la Ciudad de México, señala que para remediar la situación, los gobiernos necesitan implementar políticas e inversiones específicas que se centren en el desarrollo agrícola y ayuden a reparar la desigualdad que sufren millones de personas.

Joaquín Lozano, director regional del FIDA para América Latina y el Caribe, indicó que ante los efectos provocados por el cambio climático, como la sequía o inundaciones, se deben impulsar medidas que beneficien especialmente a los pequeños agricultores.

Por otra parte, consideró positivo el aumento de la diversificación de tareas del sector rural a otras industrias, como la turística, la manufacturera o la energética, y abogó por una mayor interacción entre las demandas de las áreas urbanas y las rurales


Deja un comentario

Africa: a pesar de todo mejora la agricultura

africa

La agricultura se fortalece, a pesar de todo

 

Después de muchos años, de muchos estudios e informes y a pesar de los devastadores efectos que el fenómeno atmosférico conocido como EL Niño está produciendo en diversas zonas de África subsahariana, parece que por fin los expertos se ponen de acuerdo en decir que la agricultura en la región está mejorando grandemente.

Durante muchos años se habló de que algún día la llamada revolución verde que transformó Asia también arraigaría en el continente africano; sin embargo, el paso de los años ha demostrado que aquellos vientos pasaron de largo por África sin dejar rastro. Y ahora, de repente, las nuevas estadísticas muestran que entre el año 2000 y el 2014 la producción de cereales se ha triplicado en países tan distantes como Etiopía, Malí o Zambia. Incluso Ruanda consiguió resultados mucho mayores.

Millones de agricultores africanos tienen sus vidas más aseguradas y cuentan con la posibilidad de mejor alimentación como resultado de cultivos mejor administrados, acceso a fertilizantes y a semillas híbridas. Esto pone de manifiesto que los pequeños agricultores, no solo las grandes compañías, también pueden beneficiarse de las técnicas mejoradas.

A pesar del grave problema que supone la usurpación de tierras en África subsahariana por parte de grandes compañías transnacionales o países, la realidad es que casi dos tercios de las granjas africanas tienen menos de una hectárea de extensión, lo que supone que son explotaciones familiares, lo cual no deja de ser una buena noticia.

Además, estos datos demuestran que el progreso no tiene que ir ligado a la evicción de millones de pequeños propietarios agrícolas de sus tierras, como algunos temían y como las noticias referentes a los avances de las multinacionales bioagrícolas en el continente hacen temer.

Por el momento, podemos estar seguros de que más de la mitad de los trabajadores adultos del sur del Sáhara se emplean en agricultura. Con tanto agricultores y sin una verdadera industria pesada, el aumento de la producción agrícola es una de las mejores maneras de elevar los niveles de vida del continente.

A pesar de los logros conseguidos, todavía hay un largo camino por recorrer, porque según todos los expertos, las granjas de África subsahariana siguen siendo mucho menos productivas que las de Asia o América Latina. La región en su conjunto exporta menos productos agrícolas que un solo país como es Tailandia, por poner un ejemplo que sirva de comparación.

La realidad es que la agricultura sigue siendo inestable en un continente con un clima variable y poco regadío. Sin embargo, hoy los agricultores tienen un colchón más grande, mayor protección, cuando el desastre llega.

La mayoría de los países africanos viven situaciones mucho más pacíficas y mejores que las que tenían hace solo unos pocos años. Por otra parte, los agricultores ya no se ven sometidos a las reglas fijas de economía socialistas, o coloniales, que les imponían cultivos obligatorios o la prohibición de vender sus productos libremente en los mercados. Los aranceles fronterizos son más bajos, y en algunas regiones del continente están desapareciendo, y las prohibiciones a la exportación son excepciones en la actualidad y no la norma como anteriormente.

Quizás la primera consecuencia de estos aires de libertad es que la innovación se está acelerando en el sector agrícola. África está viviendo una explosión de empresas de semillas que producen híbridos inteligentes, que pueden soportar las sequías y resistir a las enfermedades.

Pero como señalábamos anteriormente, el progreso conseguido hasta el momento no es suficiente ya que el mismo es mucho mayor en otras partes del mundo. Además, la agricultura es esencial para el crecimiento económico de todo el continente africano. Todavía, en África subsahariana viven más personas en el campo que en las ciudades. Además, en esta región no se ha desarrollado una industria que tire de gran cantidad de mano de obra y que produzca riqueza, así, por ejemplo, África sigue exportando granos de cacao en vez de cacao en polvo. Del continente sale el producto agrícola que es transformado en cualquier otra parte del mundo, cuando si las dos funciones se hicieran en el mismo  país se generaría más riqueza, más empleo y se abaratarían mucho los costes de producción.

Volviendo al tema del repunte agrícola que vive el continente hay que afirmar que un auge más duradero necesitará en primer lugar reformas profundas del sector. Los expertos apuntan a que uno de los grandes retos que queda a los gobiernos africanos es el de desmantelar las barreras que restan a la innovación en la agricultura. Todavía se necesitan años para probar nuevas semillas híbridas en algunos países, por ejemplo.

Otro tema que no es nada claro es el de los cultivos genéticamente modificados. Hasta ahora, con excepción de Sudáfrica, el continente se está, en su mayoría, resistiendo a su introducción. Los defensores de estos opinan que son muy útiles en la lucha contra las plagas, un flagelo en la región. Pero el tema no está del todo dilucidado.

Sin embargo, un área donde sí está claro que los gobiernos africanos deberían invertir sin dilación es en el de la telefonía móvil, que permiten la compra de abonos, semillas y otros productos a distancia, además del seguimiento del clima y de los precios de mercado, o recibir directamente los subsidios gubernamentales desde cualquier localización.

No se puede negar que África se está urbanizando y que las ciudades del sur del Sáhara crecen a ritmos acelerados. Sus habitantes necesitan productos básicos, como hortalizas, frutas, carne…, lo cual representa una gran oportunidad para los agricultores y granjeros locales. Pero estos siempre se encuentran con el mismo problema, el alto coste del transporte y la dificultad de trasladar los productos agrícolas desde las granjas a los mercados. Evidentemente, esto hace que los productos de los campesinos locales no sean competitivos o no lleguen en buenas condiciones a la mesa de los consumidores.

En sentido inverso, la dificultad y alto coste del transporte hace que fertilizantes y semillas demoren su llegada a los lugares de producción y que lo hagan también a precios mucho más elevados de lo que sería razonablemente deseable.

De ahí, que los gobiernos africanos no solo deban invertir en las últimas tecnologías sino también en la mejora de los caminos rurales y de los medios de transporte, rompiendo, en aquellos países donde se producen, los cárteres de transporte que encarecen este enormemente aprovechándose de la necesidad de los campesinos.

También, com ya hemos señalado en repetidas ocasiones en estas páginas, sería de gran ayuda que los campesinos, en particular las mujeres, tuvieran reconocidos de forma clara y explícita los derechos sobre la tierra, con títulos adecuados, lo que les animaría a hacer inversiones a largo plazo sobre la tierra e incluso utilizar esta como garantía de nuevos préstamos.

Es reconfortante recibir estas buenas noticias y ver que, al menos en este sector, el agrícola, la mayoría de África subsahariana está siguiendo la dirección adecuada, aunque aún quede mucho por mejorar.


Deja un comentario

Buenas perspectivas de cosechas en 2016 pero con graves carencias en algunos países.

Perspectivas favorables para las cosechas a nivel mundial, pero aumenta el hambre en las zonas de conflicto

La seguridad alimentaria continúa empeorando en África austral debido a la sequía

Foto: ©FAO/Giulio Napolitano

Secando maíz sobre el capó de la camioneta familiar en la aldea de Manyandzeni, en Swazilandia

9 de marzo de 2016, Roma –Treinta y cuatro países, incluyendo 27 en África, necesitan actualmente ayuda alimentaria externa debido a la sequía, las inundaciones y los conflictos civiles, según advierte hoy la última edición del informe de la FAO Perspectivas de cosechas y situación alimentaria.

La cifra ha aumentado respecto a los 33 países señalados en diciembre, tras la incorporación de Swazilandia.

La sequía asociada al fenómeno de El Niño ha “reducido drásticamente” las perspectivas de la producción agrícola para 2016 en África austral, mientras que las expectativas para las cosechas en Marruecos y Argelia se han rebajado debido a la sequía.

En zonas de América Central y el Caribe, la continua sequía asociada al fenómeno de El Niño también puede afectar a la siembra de los cultivos de la temporada principal por tercer año consecutivo.

Por otra parte, los conflictos persistentes en Irak, la República Árabe Siria, Yemen, Somalia y la República Centroafricana han perjudicado gravemente al sector agrícola, empeorando la crisis humanitaria en estos países. En la mayoría de los casos, las consecuencias del conflicto se extienden a los países vecinos, como Camerún y la República Democrática del Congo, que acogen a refugiados.

Según el informe del Sistema Mundial de Información y Alerta sobre la alimentación y la agricultura (SMIA) de la FAO, las condiciones han empeorado en los últimos tres meses en varios países que ya necesitaban ayuda alimentaria externa, principalmente en la subregión de África austral, donde los precios de los alimentos han alcanzado niveles récord.

El documento advierte igualmente de las consecuencias que la reducida producción de 2015 tendrá en la situación de seguridad alimentaria en la República Popular Democrática de Corea, donde “se estima que el consumo de alimentos de la mayoría de los hogares es límite o insuficiente”.

En otros lugares, las perspectivas para las cosechas de 2016 ya sembradas -en su mayoría cereales de invierno en el hemisferio norte- son por lo general favorables. Las primeras estimaciones prevén abundantes cosechas de trigo en 2016 en la mayoría de los países de Asia.

Puede consultar aquí el informe completo.