Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Importante ayuda humanitaria internacional para Siria. Satisfacción de la ONU

UN welcomes ‘record’ Brussels conference pledge of nearly $7 billion to support Syrians

UNHCR/Andrew McConnell
A Syrian refugee boy in Lebanon, who is the same age as the war that has engulfed his country for the past eight years.

14 March 2019

Foreign ministers from more than 50 countries gathered on Thursday at a joint European Union-UN pledging conference, and pledged to provide a record $6.97 billion, to support millions of Syrians in need both inside the country, and sheltering in host communities beyond its borders.

In a video appeal earlier in the day to those attending the third major conference of it’s kind for Syria, in the Belgian capital, Brussels, UN Secretary-General António Guterres urged countries to renew their “financial, humanitarian and political commitments to the Syrian people, and to the countries and communities hosting refugees”.

He added: “Only a political solution based on Security Council Resolution 2254 can bring sustainable peace to Syria.”

UN emergency relief chief and head of OCHAMark Lowcock said he was “pleased with this important signal of the international community’s solidarity with the people in Syria and with Syria’s neighbours who are hosting huge numbers of refugees, and feeling the strain of their generosity.”

In 2017, donors pledged $6 billion in Brussels and in 2018, $4.4 billion. Total fundraising for 2018 reached just over $6 billion by the end of the year. Thursday’s target, was to reach $8.8 billion to go towards the Syria Humanitarian Response Plan, and Regional Refugee and Resilience Plan. Fundraising wil go on throughout the year, said OCHA.

“Having a clarified position on funding levels so early in the year gives us confidence that we will be able to sustain a very high level of programming throughout the year,” said Mr. Lowcock.

Alarm over Idlib

In his main appeal from the podium to donors earlier, Mr. Lowcock expressed increasing alarm at the deteriorating situation in Idlib in the north-west of Syria, where more than 90 people were killed by shelling and airstrikes last month, nearly half of them children.

His comments follow reported airstrikes on the opposition-held Governorate of Idlib, which is home to around three million people and numerous armed groups, who established themselves there are being driven from previous rebel strongholds.

Describing the conflict as “one of the great crises of our time”, Mr. Lowcock added that a large-scale military assault on Idlib “would create the worst humanitarian catastrophe the world has seen in the 21st century”.

Elsewhere in Syria, “many places are calmer than a year ago”, the UN official added, before warning that the “last pockets of ISIL-controlled land” in the north-east are experiencing “ongoing and even escalating violence”.

Apart from the constant threat of violence, Syrian families face increasing hardship, Mr. Lowcock explained, with eight in 10, living below the poverty line and food-costs six times higher than before the war.

Healthcare provision is “hopelessly inadequate”, the UN official continued, from maternal to reproductive services, nutrition support and treatment for disease, while the majority of the 6.2 million people displaced inside Syria need help with shelter.

Needs are becoming more, not less, severe: Grandi

UN High Commissioner for Refugees, Filippo Grandi, warned that “needs are becoming more, not less severe” for Syrian refugees and host communities in neighbouring countries and the “many” Syrians returning home.

Despite these returns, Mr. Grandi suggested that it would be some time before larger numbers of people left neighbouring countries, owing to huge level of destruction to basic infrastructure inside Syria, along with ongoing insecurity and a lack of basic essentials.

The High Commissioner called for “more predictable investments” from donors to alleviate the strain on host communities in Lebanon, Turkey, Jordan, Egypt and Iraq, where governments were finding that it was “a difficult sell for them to tell their populations that they have to continue to host large numbers of Syrians”.

Conflict ‘not over yet’: EU’s Mogherini

Conference co-host Federica Mogherini, the EU’s top foreign affairs official, underlined the need to show solidarity with the people of Syria and demonstrate support for a UN-led political solution. The more than eight-year conflict is “not over yet”, she said.

“We want the people of Syria not to be forgotten at a moment when the international community seems to care a little bit less about this,” Ms. Mogherini added. “A military situation…might be developing in one sense or another, but what is clear to anybody is that winning the peace will require a political, Syrian-owned process led by the United Nations in Geneva.”

Today, 12 million Syrians are either refugees or displaced inside Syria, around half of the pre-war population.

Under the UN appeal, $3.3 billion is required to help those displaced inside Syria, and $5.5 billion is needed for refugees and host communities in neighbouring countries.

Without continued funding, humanitarian activities “would be interrupted, cutting deliveries of life-saving food, water, health, shelter and protection”, Mr. Lowcock warned.


Deja un comentario

Importante colaboración internacional para la crisis humanitaria de Yemen

2600 millones de dólares de esperanza humanitaria para 24 millones de yemeníes desesperados

UNICEF/UN0276450/Almahbashi
La pequeña Saba, junto a su madre, recuperándose de los efectos de la desnutrición en el centro sanitario Alzaidiah. Saba vive con sus padres, tres hermanos y seis hermanas. Todos están en riesgo de desnutrición debido a la guerra y a la falta de ingresos

26 Febrero 2019

El dinero servirá para paliar la situación de la mayor crisis humanitaria que vive el mundo en este momento. Se trata de un ejercicio de solidaridad bien merecido, según António Guterres, que ha recordado la generosidad de Yemen a la hora de acoger refugiados en el pasado. Pero también ha advertido que la solución final es política y pasa por la aplicación del Acuerdo de Estocolmo.

La Conferencia sobre promesas de contribuciones para Yemen que se ha celebrado este martes en Ginebra ha recaudado 2600 millones de dólares que servirán para paliar la dramática situación humanitaria que padece el país árabe.

El Plan de Respuesta Humanitaria para Yemen 2019 busca recaudar 4000 millones de dólares para 24 millones de personas, casi el 80% de la población, que precisan asistencia y protección. De ellos, 14,3 millones se encuentran en una situación de extrema necesidad y diez están al borde del hambre.

Al finalizar el encuentro, el Secretario General de las Naciones Unidas consideraba que la conferencia ha de calificarse “como un éxito”, ya que las promesas de los donantes se incrementaron un 30% en relación al año pasado cuando se consiguieron promesas por 2000 millones de dólares.

La Conferencia fue organizada por las Naciones Unidas, Suecia y Suiza, país anfitrión.

António Guterres señaló que se ha producido un aumento de las contribuciones por parte de la mayoría de las naciones donantes, pero quiso destacar que el aumento más importante proviene del Reino de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

“Al mismo tiempo, la experiencia nos dice que una conferencia sobre promesas de contribuciones es un punto de partida.  Creemos que hasta finales de año recibiremos muchas más manifestaciones de apoyo, muchas más promesas de ayuda y muchas más contribuciones para garantizar la atención de las necesidades extremadamente graves del pueblo yemenita”.

El Secretario General también quiso destacar que el pueblo de Yemen se merece este ejercicio de solidaridad por su previa generosidad con los refugiados provenientes de otros países.

“En el pasado, los yemeníes abrieron siempre sus fronteras a los refugiados que procedían de Somalia como de otras partes de la región, y lo hicieron con una enorme generosidad, concediendo a todos los somalíes el estatuto de refugiados ‘a primera vista’ (sin un análisis exhaustivo)”.

En segundo lugar, recordó que, pese a la importancia de tratar las dramáticas necesidades humanitarias del pueblo yemení, la prioridad es finalizar el conflicto en el país políticamente pese a los múltiples obstáculos en la aplicación del Acuerdo de Estocolmo.

“Pero puedo garantizarles a todos ustedes que, mientras nos enfrentamos a esos obstáculos, estamos convencidos de superarlos, y que tanto las Naciones Unidas como yo mismo no nos rendiremos para garantizar la aplicación del Acuerdo de Estocolmo, y con ello dar el primer paso para restablecer la paz en Yemen”, enfatizó Guterres.

Las mujeres, parte de la solución

Por su parte, el Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock destacó la peligrosa situación en la que se encuentran las mujeres y niñas yemeníes, pero resaltó la importancia de que estas sean parte de la respuesta a las dificultades que enfrenta la nación árabe.

“Uno de los aspectos del Plan de Respuesta Humanitaria 2019 es planear nuestra participación de un modo que las mujeres y las niñas puedan formar parte de la solución”, destacó.

Previamente, el primer ministro de Yemen, Maeen Abdulmalik Saeed, consideró que la conferencia sobre promesas de contribuciones representa una magnífica oportunidad para ayudar a la población yemení a que salga de la actual situación de pobreza y conflicto.

La ONU accede a los depósitos de cereales de Hodeida

Entre las buenas noticias, el Programa Mundial de Alimentos ha confirmado que por primera vez desde el mes de septiembre ha podido acceder a los depósitos de cereales del puerto de Hodeida.

Los depósitos albergan 51.000 toneladas de cereales, una cantidad suficiente para alimentar a 3,7 millones de personas durante un mes.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

La mayor operación humanitaria en Siria

Concluye la mayor operación humanitaria de la ONU en Siria

UNICEF/UN0279376
El convoy humanitario de las Naciones Unidas aproximándose al campamento temporal localizado en el sudeste de Siria y fronterizo con Jordania.

15 Febrero 2019

La compleja operación de ayuda humanitaria, que transcurrió durante nueve días, ha alcanzado a 40.000 personas,  En total, se entregaron 133 camiones de víveres y otros artículos de primera necesidad. La situación que viven los habitantes del asentamiento de Rukban es desesperada por la falta de acceso a servicios básicos.

Un convoy conjunto de Naciones Unidas y la Media Luna Roja ha conseguido entregar ayuda humanitaria a 40.000 personas desplazadas en el asentamiento de Rukban, localizado en el sudeste de Siria y fronterizo con Jordania.

La zona, que se encuentra a 300 kilómetros de la capital Damasco, es una de la más remotas y de difícil acceso del país árabe .

A esta situación, hay que añadirle que los fríos meses de invierno han agravado las difíciles condiciones de supervivenciade estas personas, la mayoría de ellos mujeres y niños.

El portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, Jens Larke, describió las difíciles condiciones a las que se enfrentan estas personas según se lo había transmitido el coordinador humanitario interino de la ONU en Siria, Sajjad Malik.

Las mujeres y las niñas se enfrentan a graves riesgos de protección, como el matrimonio precoz y el abuso sexual.

“La gente nos explicó que su situación es desesperada; tienen frío, hambre y carecen de acceso a los servicios más básicos, incluso escasea el agua. Los productos básicos disponibles son demasiado caros para que la mayoría pueda pagarlos. Las mujeres y las niñas se enfrentan a graves riesgos de protección, como el matrimonio precoz y el abuso sexual”, alertó.

Los equipos de ayuda humanitaria distribuyeron raciones de comida a más 8300 familias que servirán para alimentarse durante un mes, materiales de construcción y artículos básicos de socorro, como mantas, colchonetas y contenedores de agua.

Además, se entregaron unos 10.000 kits de higiene femenina, medicamentos, suplementos nutricionales de primera necesidad para niños pequeños y se efectuó una vacunación masiva de menores.

Los niños no van a la escuela, las mujeres no salen de casa

Otras de las principales preocupaciones en el asentamiento de Rukban es la falta de acceso a la educación. Unos 3000 niños en edad escolar no asisten a la escuela debido al hacinamiento en las aulas, la falta de maestros calificados y las difíciles condiciones financieras.

Para intentar cubrir ese vacío, la ONU incluyó en su convoy materiales educativos y lúdicos para 8000 niños.

Además, muchas mujeres están aterradas de abandonar sus casas de barro o sus tiendas ante el miedo a ser atacadas sexualmente. Otras, recurren al sexo como último recurso para poder sobrevivir, según testimonios recogidos por la Agencia de la ONU para los Refugiados. También son comunes los matrimonios infantiles.

Sin verdura ni carne desde hace un año

El Programa Mundial de Alimentos recordó que los más de siete años de conflicto en Siria han empujado a millones de sirios al hambre y la pobreza. Hoy en día, 6,5 millones de sus habitantes no saben de dónde provendrá su próxima comida.

La situación en el asentamiento es tan desesperada que los adultos solo comen una vez al día guardando el resto para sus hijos. Los tres alimentos más consumidos son el pan, el bulgur y, a veces, el arroz. La mayoría de las familias con la que pudieron hablar los observadores sobre el terreno del PMA dijeron no haber comido ni verduras ni carne desde hace al menos un año.

La mayoría de las familias no tienen leña para calentar sus alimentos y terminan recogiendo basura y plástico que acaban quemando para mantener el calor y cocinar.

Un operativo complicado

La compleja operación de ayuda humanitaria es la más grande que ha efectuado la ONU en Siria hasta el momento. La misión duró nueve días y participaron en ella 133 camiones: 118 cargados con provisiones de socorro y 15 con suministros logísticos.

En el operativo participaron más de 300 empleados, voluntarios y proveedores de servicios. Se necesitaron más de dos meses de trabajo y negociaciones con todas las partes para garantizar un acceso seguro al sitio.


Deja un comentario

Posible ayuda humanitaria ONU a Venezuela

La ONU responde a Guaidó que está lista para reforzar la ayuda humanitaria en Venezuela

ONU/Manuel Elias
El portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric.

31 Enero 2019

El Secretario General ha respondido a la carta enviada por el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela solicitando a Naciones Unidas que aumente la ayuda humanitaria. Guerres ha reiterado que la ONU está lista para hacerlo, pero necesita el consentimiento y la colaboración del Gobierno. António Guterres subrayó que el reconocimiento de Gobiernos no es una función de la Secretaría General de la ONU, sino de los Estados miembros.

El portavoz de la ONU ha confirmado que el Secretario General “ha respondido a la carta enviada por el presidente de la Asamblea Nacional (de Venezuela), Juan Guaidó”.

António Guterres ha reiterado su preocupación por la crisis en el país y el impacto que está teniendo en el pueblo venezolano.

Guaidó solicitó a la ONU el envío de más ayuda humanitaria, a lo que Guterres ha contestado que “las Naciones Unidas están listas para aumentar sus actividades humanitarias y de desarrollo en Venezuela”, pero para ello la ONU “necesita el consentimiento y la cooperación del Gobierno”.

Guterres subrayó que el reconocimiento de Gobiernos no es una función de la Secretaría General de la ONU, sino de los estados miembros y que en su relación con los Estados miembros respeta “las decisiones” de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad.

Además, reiteró su disponibilidad para ayudar a encontrar una solución política a la crisis.

La ONU envió una copia de la carta a la misión permanente de Venezuela (la embajada ante la ONU) y a todas las personas que estaban en copia en la carta de Guaidó, que incluye a los responsables de las principales agencias humanitarias de Naciones Unidas.

UNICEF y la Organización Panamericana de la Salud están aumentando la ayuda en las áreas de salud, nutrición y protección y “están sujetos a la disponibilidad de recursos para hacer más”.

Periodistas detenidos en Caracas

En cuanto a la detención de cuatro periodistas de la agencia de noticias EFE en Venezuela,  un venezolano, dos colombianos y un español, Stephane Dujarric dijo que es “crucial que periodistas, en Venezuela o cualquier otro país,  puedan informar con libertad y sus derechos se respeten plenamente”.

Según ha confirmado el director de la propia agencia en Twitter, el español Gonzalo Domínguez Loeda y los colombianos Maurén Barriga Vargas y Leonardo Muñoz han sido liberados “tras pasar la noche detenidos y esposados” y se quedarán en Venezuela “para seguir informando”. El motorista venezolano José Sala también fue liberado poco después.

Reunión propuesta por México y Uruguay

El portavoz dijo que “están al tanto” de la reunión internacional que están convocando los Gobiernos de México y Uruguay para intentar lanzar un diálogo político en Venezuela.

“Obviamente la comunidad internacional puede jugar un papel clave para facilitar acuerdos inclusivos”, dijo el portavoz, que explicó que están esperando detalles y que el Secretario General se reunirá con representantes de los dos países organizadores “en los próximos días”.  Según informaciones de prensa, la reunión tendrá lugar el 7 de febrero en Montevideo, la capital uruguaya.


Deja un comentario

Yemen: acuerdo sobre ayuda humanitaria entre gobierno y oposición.

El Gobierno y los hutíes acuerdan abrir corredores humanitarios en Yemen

ONU
Reunión del Comité de Coordinación de la Reubicación en Hodeida, Yemen, el 28 de diciembre de 2018.

28 Diciembre 2018

La carretera entre Hodeida, donde está el principal puerto del país, y Saná, la capital, reabrirá para el paso de ayuda humanitaria. El equipo que supervisa el alto el fuego se ha reunido, por primera vez, con las dos partes.

El equipo encargado de supervisar el alto el fuego entre el Gobierno de Yemen y los rebeldes hutíes en la ciudad portuaria de Hodeida se ha reunido por primera vez, entre el 26 y el 28 de diciembre. Al encuentro han asistido las dos partes y los representantes de la ONU, encabezados por el general retirado holandés Patrick Cammaert.

El Comité de Coordinación de la Reubicación debatió sobre la implementación de los acuerdos alcanzados en Estocolmo, Suecia, con tres áreas prioritarias: el alto el fuego, la asistencia humanitaria y la reubicación de los combatientes.

El Gobierno y los hutíes han acordado, como una medida para fortalecer la confianza, abrir corredores humanitarios, comenzando con la carretera que une Hodeida, el principal puerto del país, y Saná, la capital. Se espera que otras rutas sigan después. Se espera que un convoy humanitario se desplace desde el puerto del mar Rojo a Saná el 29 de diciembre.

La reunión se celebró de una forma “constructiva y cordial” y el general Cammaert felicitó a las partes “por la buena voluntad” que han demostrado.

El acuerdo alcanzado en Suecia incluye el despliegue de observadores internacionales en Hodeida y la retirada completa de todas las fuerzas contendientes.  Las dos partes se están preparando para entregar el general un plan detallado para la reubicación de los combatientes que se discutirá en la próxima reunión, prevista para el 1 de enero de 2019, en Hodeida.

Los funcionarios de Hodeida cobrarán su sueldo

Por otro lado, el enviado especial de la ONU para el país, Martin Griffiths, ha aplaudido la decisión del Gobierno de pagar el salario a los funcionarios en la ciudad de Hodeida.

Durante más de dos años, el Gobierno no ha podido pagar los sueldos y la divisa yemení, el rial, se depreció frente al dólar, por lo que miles de yemeníes no podían permitirse comprar comida y agua.

“La decisión del presidente Hadi es un importante paso adelante para mejorar la situación económica, aliviar el sufrimiento de los yemeníes”, ha dicho Griffiths en su cuenta de Twitter.

Yemen vive la peor crisis humanitaria del mundo, tras más de cuatro años de conflicto, más de 24 millones de personas, el 75% de la población, necesitan asistencia y protección, 20 millones no tienen garantizados los alimentos y 10 millones pasan hambre.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

La ONU incluye a Venezuela por primera vez en el plan de ayuda humanitaria

La ONU incluye por primera vez a Venezuela en el plan anual de ayuda humanitaria

PMA / Jonathan Dumont
Los venezolanos que salen del país cruzan a Colombia para quedarse o proseguir hacia Ecuador y Perú. Les llaman “caminantes” porque llegan a andar hasta 11 horas al día, cruzando puertos de montaña a 3400 metros y soportando temperaturas gélidas.

4 Diciembre 2018

La Oficina de Coordinación  de la Ayuda Humanitaria ha solicitado 738 millones de dólares para ayudar a los países latinoamericanos que reciben a venezolanos. En total, el plan de respuesta humanitaria asciende a 21.900 millones de dólares. Yemen es el país que recibirá más fondos.

Las Naciones Unidas han solicitado a los donantes 738 millones de dólares en 2019 para ayudar a los países suramericanos que están acogiendo a los refugiados y migrantes venezolanos que “no tienen perspectivas de regresar a corto y medio plazo” a su país.

Es la primera vez que la crisis se incluye en el llamamiento humanitario global de la ONU que para 2019 asciende a 21.900 millones de dólares sin contar lo destinado a Siria.

Más de tres millones de venezolanos han abandonado su país, la mayoría desde 2015, según las cifras de la Oficina de Coordinación de la Ayuda Humanitaria (OCHA, en sus siglas en inglés).

“Hay una crisis para la que, por primera vez, tenemos un plan de respuesta, que es ayudar a los países vecinos de Venezuela a lidiar con las consecuencias del alto número de venezolanos que están abandonando el país”, explicó Mark Lowcock, el responsable de la ayuda humanitaria de de la ONU.

La mayoría de los venezolanos se han instalado en 16 países latinoamericanos y caribeños, sobre todo en Colombia, Brasil, Ecuador y Perú.

OCHA anticipa que en 2019 el flujo de salida de venezolanos continúe. Además, “la vulnerabilidad de las personas que salen del país se ha acentuado en los últimos meses”, explican. “Muchos de ellos son mujeres embarazadas, madres solteras con niños, personas mayores y personas con problemas de salud y de desnutrición que requieren apoyo urgente”, añaden.

PMA / Dianna Dauber

 

En 2019, se estima que 3,6 millones de venezolanos necesitarán ayuda y protección “sin perspectiva de regresar a medio y corto plazo”.

Por eso, el documento señala que se requiere con urgencia “aumentar la ayuda humanitaria y el apoyo a los mecanismos de inclusión socioeconómica” para apoyar a los Gobiernos y para asegurar que las comunidades “sigan aceptando refugiados y migrantes en un ambiente seguro y de bienvenida”.  Colombia, que acoge a más de un millón de venezolanos, “está soportando la mayor carga de todos”, dijo Lowcock.

Los fondos de la ONU ayudarán a 2,2 millones de refugiados y migrantes venezolanos y a medio millón de habitantes de las comunidades de acogida. El plan plantea cuatro objetivos estratégicos:

  • Proporcionar a los refugiados y migrantes bienes y servicios de primera necesidad
  • Asegurar que los venezolanos están seguros, reduciendo la violencia sexual y de género, el tráfico de personas y la explotación laboral.
  • Ayudar a integrarlos social, económica y culturalmente en las comunidades de acogida para reducir la “estigmatización, discriminación y reacciones xenófobas”
  •  Fortalecer las instituciones de los Gobiernos de acogida para gestionar una respuesta regional y coordinada.

El plan se presentará oficialmente la semana que viene y estará liderado por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Preguntado en rueda de prensa sobre si el Gobierno venezolano aceptará ayuda en el interior del país, Lowcock dijo que han acordado con el Gobierno que deben “fortalecer el trabajo colaborativo y el apoyo en el área de los servicios de la salud y nutrición” y detalló que hay “un acuerdo compartido en que más ayuda de la ONU en esas áreas sería muy útil para reducir el sufrimiento de la población dentro de Venezuela”.

El Fondo Central de Respuesta de Emergencia de la ONU ha destinado este año más de 9 millones de dólares para apoyar, dentro de Venezuela, proyectos de nutrición para niños menores de cinco años, mujeres embarazadas y madres lactantes, además de los servicios sanitarios.

Yemen, el país más necesitado

PMA / Marco Frattini

 

En todo el mundo, 132 millones de personas, en 42 países necesitarán ayuda humanitaria y protección en 2019. La ONU ha pedido 21.900 millones de dólares.

Yemen sufre la peor crisis con 24 millones de personas, un 75% de la población, que necesitará ayuda humanitaria. La ONU ha pedido 4000 millones de dólares para asistir a 15 millones de yemeníes, de los cuales 12 millones recibirán alimentos. En 2017, la ONU ayudaba a tres millones de yemeníes al mes. En 2018, la cifra fue más del doble con 8 millones de personas.

Otros países en los que se prevé que se deteriore a situación son Afganistán -por una combinación de sequía, inestabilidad y problemas económicos-, Camerún y la República Centroafricana, donde han resurgido los conflictos y la violencia.  Siria, la República Democrática del Congo, Etiopía, Nigeria y Sudán del Sur también seguirán teniendo necesidades “excepcionalmente altas”.

“La mayoría de las crisis humanitarias que hemos visto en 2018 continuarán en 2019 porque ha habido muy pocos progresos en las causas de raíz”, dijo Lowcock a los medios en Ginebra. “Tenemos que dar más prioridad a hacer frente a lo que origina estas crisis: conflictos, pobreza, cambio climático, inseguridad alimentaria, fallo de los programas de desarrollo”, añadió.

La cifra de 21.900 millones de dólares que ha pedido al ONU no incluye las necesidades financieras para Siria, que se conocerán cuando se termine el plan de respuesta para el país en febrero. Lowcock espera que el llamamiento total, incluyendo a Siria, sea comparable al de este año de 25.000 millones.

La financiación ha mejorado este año, con una contribución récord de 13.900 millones hasta mediados de noviembre de 2018, lo que supone un 10% más que en el mismo periodo de 2017.

Más personas que necesitan ayuda

© UNICEF/Delil Souleiman

 

Sin embargo, la ONU tendrá que lidiar con más desplazados y mayores niveles de hambre que en el pasado.

Casi 70 millones de personas han sido desplazadas por los conflictos, una cifra mayor que nunca, dijo Lowcock. Las crisis también están exacerbando la desigualdad de género y hace que más niñas abandonen la escuela en zonas con problemas humanitarios.

Además, las crisis humanitarias son cada vez más largas. Ahora, de media, duran nueve años. Tres cuartas partes de las personas que recibieron ayuda en 2018 se encontraban en países que llevaban al menos siete años en crisis. Entre 2014 y 2018, las guerras y los conflictos de Somalia, Sudán del Sur, Sudán y Siria se llevaron un 55% de los fondos recibidos.

El Niño

© UNICEF/UN032913/Mukwazhi

 

OCHA calcula que hay un 80% de probabilidades de que el fenómeno El Niño ocasione sequías, ciclones tropicales e inundaciones en 25 países.

“No predecimos que vaya a tener el mismo nivel de impacto que en 2016, pero podría ser un evento importante y nos estamos preparando para lidiar con él”, dijo Lowcock. Los desastres naturales afectan a 350 millones de personas de media cada año y cuestan miles de millones de dólares en pérdidas.

Mejoras

 

Algunos países, como Burkina Faso, Mauritania y Senegal no necesitarán más ayuda de la ONU en 2019. En Burundi, Haití e Iraq la situación se ha estabilizado y se requiere menos asistencia.

La ONU también está trabajando para mejorar como hace llegar la ayuda. Entre las medidas que se quieren implementar de forma más sistemática está la entrega de dinero en efectivo. Lowcock dijo que este tipo de asistencia es más útil para ayudar a los más pobres y vulnerables sobre todo en áreas de conflicto. “Hemos sido testigos de que la ayuda en efectivo funciona en Somalia, donde, en 2017, pudimos evitar una hambruna. Eso no pasó en 2011, cuando los suministros de la ONU eran saqueados y arruinados sistemáticamente por los combatientes de al-Shabab”, explicó.

Las Naciones Unidas también pondrán en marcha medidas para proteger a las personas de la explotación, el abuso y el acoso sexuales.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android O subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

Gran movilización del Banco Alimentario en Italia para el 24 de noviembre.

Banco Alimenticio entrega 2400 kilos de comida para los pobres del Papa

Hoy los voluntarios en la Plaza San Pedro, en vista de la colecta del 24 de noviembre. Las cajas fueron entregadas al Limosnero Krajevski, quien los distribuirá en los comedores cerca del Vaticano

El Papa con los voluntarios de la Colecta alimenticia en la Plaza San Pedro

Pubblicato il 21/11/2018
Ultima modifica il 21/11/2018 alle ore 18:35
REDACCIÓN
ROMA

Hoy por la mañana, en la Plaza San Pedro, había también varios voluntarios durante la audiencia general. Fueron para recibir una bendición del Papa en vista de la 22a Jornada Nacional de la Colecta Alimenticia, que se llevará a cabo el próximo sábado 24 de noviembre en 13 mil mercados de toda Italia.

 

Al saludarlos, Francisco animó esta iniciativa que pretende reunir alimentos no perecederos que después serán distribuidos en 8042 estructuras caritativas (comedores para pobres, comunidades para menores, bancos de solidaridad, centros de acogida, etc.) con el objetivo de ayudar a más de 1.580.000 personas necesitadas en todo el país. De ellos, alrededor de 140 mil son niños de menos de seis años. Para realizar esta empresa 145 mil voluntarios serán desplegados en los supermercados de todo el país el próximo sábado.

 

El «paterno aliento» del Papa, afirmó Andrea Giussani, presidente de la Fundación banco Alimenticio, «infunde energía y nueva motivación a todos los voluntarios, incluso de diferentes etnias y religiones, en el compromiso de la lucha contra la pobreza y para poder encontrar las necesidades de quienes, familias y personas solas, en la propia ciudad o pueblo viven grandes dificultades, pero, sobre todo, piden esperanza».

 

Después del saludo del Papa, a quien se entregó simbólicamente una caja de alimentos, el Banco Alimenticio donó al Limosnero pontificio, el cardenal Konrad Krajevski, 2400 kilos de alimentos no perecederos, vinculando no solo idealmente, sino con un gesto concreto, la Jornada Mundial de los Pobres del domingo pasado con la Jornada Nacional de la Colecta Alimenticia del próximo sábado. Estos alimentos acabarán en las mesas de los comedores que se encuentran en los alrededores de San Pedro. Después de esta donación se llevará a cabo otra post-Colecta: una parte de los alimentos donados el sábado será entregada directamente a la Ciudadela de la Caridad de Roma, según las indicaciones del Pontífice.

 

El Limosnero pontificio, el cardenal Konrad Krajevski, recibiendo 2400 kilos de alimentos no perecederos

 

 

La Colecta Alimenticia es un gesto de cercanía real para las personas necesitadas, por esta razón, el Banco Alimenticio ha hecho propio el mensaje del Papa Francisco publicado con motivo de la Jornada Mundial de los Pobres.

 

En la edición de este 2018 de la Colecta también habrá una novedad: del 22 al 26 de noviembre será posible donar la propia compra incluso en línea mediante las plataformas de Auchan, Carrefour y Esselunga. El objetivo es reunir en un solo día 16 millones de comidas (una comida que corresponda al equivalente de una mezcla de 500 gramos de alimentos, según los cálculos de la Fédération Européenne des Banques Alimentaires). Las donaciones de alimentos recibidas ese día integrarán lo que el Banco Alimenticio recupere gracias a sus actividades cotidianas, combatiendo el desperdicio de comida. Este año se han distribuido 900 toneladas de comida en total.