Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Yemen: situación catastrófica.

 

La situación en Yemen no está al borde la catástrofe, es una catástrofe

PMA / Marco Frattini
Ali Yakya Ali, un niño de cinco años de edad que sufre desnutrición aguda grave, junto a su padre en el hospital materno-infantil Al Sabeen de Sana’a, en Yemen. El PMA proporciona suplementos nutricionales para tratarlo.

16 Noviembre 2018

El país necesita una inyección económica, aparte de una mayor respuesta humanitaria, si se quiere evitar la hambruna declaró el máximo responsable del Programa Mundial de Alimentos al finalizar una visita de tres días a Yemen.

La seguridad alimentaria y las condiciones económicas en Yemen continúan deteriorándose y agravarán la crisis humanitaria si no mejora la situación económica en el país, advirtió este viernes el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos  en una conferencia de prensa en Nueva York.

“Si no inyectamos inmediatamente liquidez a la economía, no creo que sea suficiente el apoyo humanitario para poder hacer frente al colapso que está teniendo lugar. Esta situación no está al borde de una catástrofe, es una catástrofe que sucede mientras estamos hablando”, remarcó David Beasley tras su viaje al país árabe.

Beasley calificó la situación en Yemen como una “tormenta perfecta” donde se juntan el colapso del rial yemení, con los precios de los alimentos por las nubes, la falta de trabajos que implica la falta de dinero en efectivo y los ocho millones de personas que han perdido su sustento.

Estabilizar el colapso económico del país requiere una inyección de unos 200 millones de dólares mensuales, según las estimaciones del director ejecutivo del PMA.

Otro de los aspectos fundamentales que necesita el país es permitir mayor acceso para entregar ayuda humanitaria en diferentes localizaciones: “tenemos problemas sobre el terreno con los hutíes en términos de acceso”, señaló.

Además, dijo que están pendientes de la aprobación de 20 visas, “una situación crítica cuando se alimenta a 8 millones de personas. Has de tener a tu equipo en el terreno. No puedes poner a cualquier persona”, resaltó.

Hodeida es una “ciudad fantasma”

Durante su visita, Beasley destacó que ciertas partes de la ciudad puerto de Hodeida parecían una “ciudad fantasma”.

“No había personas. Es como si fuera una película escalofriante donde una ciudad ha quedado completamente desierta. Solo vi a perros paseando por las calles”

Explicó que en las áreas controladas por los hutíes dentro de la ciudad, el PMA entrega a los civiles comida suficiente para un mes de duración, “de este modo solo han de venir a vernos una solo vez y solamente ponen sus vidas en riesgo esa vez”.

ACNUR lamenta la muerte de nueve civiles

Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados lamentó la muerte de nueve civiles a principios de esta semana en el distrito de Al Garrahi, en la provincia de Hodeida cuando trataban de abandonar la zona donde se hallaban en búsqueda de un lugar más seguro.

ACNUR reiteró su preocupación por la suerte de los civiles en Yemen e instó a todas las partes a prestar protección a la población afectada por el conflicto.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Anuncios


Deja un comentario

Yemen; la peor crisis humanitaria mundial

ONU: Hambruna en Yemen, las cifras alcanzan los 12 millones de afectados

Entrevista a la Responsable de Comunicación del Programa Mundial de Alimentos de la ONU en España ante la crisis humanitaria de Yemen. Se dispara la hambruna y es necesario el apoyo financiero para subastar alimentos.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Yemen se ha convertido en el escenario de “la peor crisis humanitaria del mundo en la actualidad”. Se trata de la última declaración que ha realizado el Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, David Beasley, a su vuelta de la visita de tres días que realizó al país.

La situación en Yemen es realmente dramática. En la actualidad el Programa Mundial de Alimentos de la ONU está proporcionando asistencia alimentaria en Yemen a entre 7 y 8 millones de personas cada mes, pero la situación es tan grave que se están preparando “para incrementar esa ayuda” ha afirmado para Vatican News Lucía Fernández Suárez, Responsable de Comunicación del Programa Mundial de Alimentos de la ONU en España.

Escucha las declaraciones de la Responsable de Comunicación del Programa Mundial de Alimentos de la ONU

Se estima que la hambruna en Yemen se haya incrementado de 8 a 12 millones

Mientras se espera la publicación del análisis que proporciona los datos de la “situación de seguridad alimentaria en Yemen” de 2018 que se llevó acabo en el pasado mes de octubre, Lucía explica que el informe de 2017 estima que “hay casi 7 millones de personas que se encuentran en una situación de inseguridad alimentaria a nivel de emergencia”; cifra que se espera que alcance “entre los 12 y 14 millones de personas” en el informe de este año y que significaría – explica la Responsable de Comunicación de PMA –  “que entre 12 y 14 millones de personas no tienen posibilidad de alimentarse por sí mismos y dependen de la ayuda externa para hacerlo”. “En esta circunstancia nos estamos preparando para incrementar el volumen de nuestro trabajo en Yemen y pasar de esos 7 millones de personas a los que ayudamos mensualmente hasta los 12” continúa.

El deterioro del real yemení agrava la pobreza

Lucía Fernández también señala que las necesidades humanitarias en Yemen “son masivas”, pues a la falta de acceso a alimentos se unen otras necesidades básicas como el acceso a servicios de salud, además de la inseguridad provocada por el conflicto en sí mismo. En este sentido, explica que “la economía se ha deteriorado aún más en los últimos meses debido a la pérdida de valor del real yemení, que ha perdido la mitad de su valor desde el mes de julio y eso nos lleva a que ha perdido como el 200% de su poder adquisitivo anterior al conflicto”.

Y este deterioro de la moneda lleva a consecuencias nefastas, como lo son el aumento de los precios de manera significativa, la retención de los salarios de los funcionarios y la perdida de liquidez en los mercados.

Llamamiento de PMA: “necesitamos apoyo financiero”

Es por ello que la Responsable de Comunicación de PMA hace un llamamiento “para que las partes en conflicto y la comunidad internacional pongan todos los medios posibles para detener este conflicto y acabar con el sufrimiento de la población Yemení”. Además, hace un apelo a las partes en conflicto “para que faciliten el acceso a las Organizaciones Humanitarias” como lo es el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, entre otras muchas que están trabajando en Yemen y facilitar así la asistencia humanitaria necesaria para tantos millones de personas dentro del país.

Por último, Lucía Fernández pide apoyo financiero por parte de los países donantes para poder incrementar el volumen de su trabajo en Yemen. “Calculamos ahora mismo que el coste de nuestras operaciones para facilitar alimentos a 8 millones de personas al mes asciende a 125 millones de dólares al mes, por tanto para aumentar la ayuda que queremos proporcionar, vamos a necesitar un incremento de los apoyos”.


Deja un comentario

Siria: millones de personas en peligro por el tiempo invernal.

Harsh winter threatens the lives of millions of Syrians

25 Oct 2018

As the cold weather season approaches, nearly 2.4 million women, children and men across Syria will struggle to get adequate warmth and will require targeted support. This includes tens of thousands of newly-displaced people, including those in displacement sites and open areas, those who have been displaced multiple times and for long periods and now live in sub-standard shelters, but also returnees and host communities.

People need sleeping bags, winter clothes, plastic sheeting, high thermal blankets, heaters and stoves. Although funding has been secured to assist approximately 1.9 million of the 2.4 million people in need of winterization support, a further US$33 million is urgently required to assist 500,000 additional people.

Despite the challenges, humanitarian partners continue their cross-border operations in an effort to reach the most vulnerable. The cross-border operation from Turkey has not only continued to reach hundreds of thousands of people in need each month, it has scaled up in recent weeks. This has been done to ensure prepositioning of humanitarian aid should there be a military incursion in Idleb, as well as to provide winterization support. Nearly 1,000 trucks with plastic sheeting, winter clothes and boots, heaters and stoves, are providing life-saving assistance to some of Syria’s most vulnerable. Smaller amounts of critical supplies also continue to be delivered into north-east Syria through al-Yarubiyah border crossing from Iraq.

In the first nine months of 2018, over 750,000 people on average each month were reached with food aid through United Nations cross-border activities. Sustained assistance is essential for those in need, providing both aid and supporting service delivery. The response in Syria is complementary; assistance from within and outside of Syria continues to be essential to ensure high quality access to people in need. Since 2014, these cross-border deliveries have made a real difference for millions of people who would otherwise not be able to meet their own basic needs.

Despite donors’ generous support, the UN’s Humanitarian Coordinator in Syria warned that the 2018 Humanitarian Response Plan is still underfunded. “This puts limits on our work in Syria,” he said. And as winter approaches, the situation will worsen for millions of people. Across the country, over 13 million people continue to depend on humanitarian assistance, of which more than 6 million people are food-insecure internally displaced. Lack of sufficient funding will only increase civilian suffering. As of today, the appeal remains less than 50 per cent funded.


Deja un comentario

Cómo alcanzar el objetivo “Hambre cero” en el mundo para el 2030

Erradicar el hambre en el mundo para el 2030, es posible

La ONU asegura que se trata de un objetivo real y viable, siempre y cuando los sistemas económicos mundiales “unan sus fuerzas y trabajen juntos”, poniendo al centro de todo al ser humano.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

Una de cada nueve personas en el mundo no tiene suficiente comida: unas 820 millones padecen hambre, en su mayoría mujeres.

Al mismo tiempo, alrededor de 155 millones de niños sufren malnutrición crónica, una condición que puede afectar en el retraso de su crecimiento, e incluso conducirlos hasta la muerte, ya que el hambre causa casi la mitad de las defunciones de niños menores de un año.

Mayor voluntad política y más apoyo financiero

Ante esta alarmante situación, la Organización Mundial de las Naciones Unidas busca aunar esfuerzos para conseguir alcanzar el objetivo del Hambre Cero en el mundo para el año 2030.

 

Y para ello, ha lanzado recientemente con motivo del Día Mundial de la Alimentación 2018; una campaña de concientización social bajo el lema “Nuestras Acciones son nuestro Futuro”, una idea que compartió el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, durante la celebración del Día Mundial en Roma.

“Lo que necesitamos es una mayor voluntad política y más apoyo financiero. Sabemos lo que hay que hacer. Y tenemos que actuar ahora. Lograr el Hambre Cero para 2030 es aún posible si trabajamos todos juntos”, afirmó.

Hay recursos para alimentar a todo el planeta

Actualmente, el sector alimentario y el sector agrícola a nivel global ofrecen soluciones claves para el desarrollo y son vitales para la eliminación del hambre y la pobreza.

Gestionadas de forma adecuada, la agricultura, la silvicultura y la acuicultura pueden suministrar comida nutritiva a todo el planeta, así como generar ingresos decentes, apoyar el desarrollo centrado en las personas del campo y proteger el medio ambiente.

Tal como afirman los últimos informes publicados por la ONU, nuestros suelos, océanos, bosques; nuestra agua potable y biodiversidad están sufriendo un rápido proceso de degradación debido a procesos de sobreexplotación.

Las inversiones en agricultura son cruciales

A esto se añade el cambio climático, que repercute sobre los recursos de los que dependemos y aumenta los riesgos asociados a los desastres naturales tales como las sequías y las inundaciones. Muchas campesinas y campesinos ya no pueden ganarse la vida en las tierras que trabajan, lo que les obliga a emigrar a las ciudades en busca de oportunidades.

Por ello, es necesario llevar a cabo una profunda reforma del sistema agrario y alimentario mundial si se quiere nutrir a los 815 millones de hambrientos que existen actualmente en el planeta y a los dos mil millones de personas adicionales que vivirán en el año 2050.

Y en este contexto, las inversiones en agricultura son cruciales para aumentar la capacidad productiva agrícola y los sistemas de producción alimentaria sostenibles son necesarios para ayudar a mitigar las dificultades del hambre.

La voz del Papa contra el hambre

Ante este escenario mundial, resuena también la voz del Papa Francisco en su mensaje enviado a la FAO, con motivo del Día Mundial de la Alimentación de este año:

“Los pobres aguardan de nosotros una ayuda eficaz que los saque de su postración, no meros propósitos. En este siglo XXI, que ha visto considerables adelantos en el campo de la técnica, la ciencia, las comunicaciones y las infraestructuras, tendríamos que sonrojarnos por no haber conseguido los mismos avances en humanidad y solidaridad, y así satisfacer las necesidades primarias de los más desfavorecidos”, subraya el Pontífice.

“La iniciativa Hambre Cero 2030 ofrece un marco propicio para ello y, sin duda, servirá para cumplir el segundo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que busca erradicar el hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible. Alguno puede decir que aún tenemos doce años por delante para llevarlo a cabo. Y, sin embargo, los pobres no pueden esperar. Su calamitosa situación no lo permite”, concluyó.


Deja un comentario

Carta del Papa a la FAO sobre el hambre en el mundo

Papa a la FAO: “Actuar con urgencia, los pobres no pueden esperar más”

El obispo de Roma exhorta a las autoridades del Organismo de Alimentación y Agricultura (FAO), a mejorar esfuerzos para cumplir con los objetivos tratados de eliminar la pobreza mundial para el 2030.

José Villanueva – Ciudad del Vaticano

El martes 16 de octubre, el Papa Francisco envía un mensaje al Director General de la Organización el Profesor José Graziano da Silva, por motivo de la celebración anual de la Jornada Mundial de la Alimentación, donde exhorta al organismo internacional tomar medidas urgentes para resolver la problemática de la hambruna mundial.

 

«Nuestras acciones son nuestro futuro, para un mundo de Hambre Cero para el 2030 es posible», viene a ser una acuciante llamada a la responsabilidad de todos los actores que están de acuerdo con los propósitos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un rugido para sacarnos del sopor que a menudo nos paraliza e inhibe”, menciona el Santo Padre.

Redoblar esfuerzos de trabajo

El Vicario de Cristo hace un llamado a todos los funcionarios de la FAO, así como al resto de organismos e instituciones nacionales e internacionales, sociedad civil y toda la humanidad a seguir redoblando esfuerzos para que a ninguna persona del mundo carezca de alimento alguno.

“Los pobres aguardan de nosotros una ayuda eficaz que los saque de su postración, no meros propósitos. En este siglo XXI, que ha visto considerables adelantos en el campo de la técnica, la ciencia, las comunicaciones y las infraestructuras, tendríamos que sonrojarnos por no haber conseguido los mismos avances en humanidad y solidaridad, y así satisfacer las necesidades primarias de los más desfavorecidos”, subraya el Pontífice.

El tiempo es superior al espacio

El Obispo de Roma anima a las autoridades de la FAO, a trabajar con más voluntad, para poder cumplir con los objetivos trazados de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“La iniciativa Hambre Cero 2030 ofrece un marco propicio para ello y, sin duda, servirá para cumplir el segundo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que busca «erradicar el hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible». Alguno puede decir que aún tenemos doce años por delante para llevarlo a cabo. Y, sin embargo, los pobres no pueden esperar. Su calamitosa situación no lo permite”, resalta el Papa.

Respaldo de la Iglesia Católica

Como último punto, el Vicario de Cristo aconseja a los diferentes funcionarios de la FAO, a que desarrollen un enfoque más proactivo y sostenible para fomentar un ambiente de paz y la integración del desarrollo de todos los pueblos. De igual manera, el Papa Francisco confirma al director Da Silva de FAO, que cuentan con el apoyo de la Santa Sede en la lucha de reducción del hambre.

“No se dejan vencer por la indiferencia y por lo que escuchan el grito de los que no disponen de lo mínimo para llevar una existencia digna. Cuentan con la Iglesia católica que batalla cotidianamente en el orbe entero contra el hambre y la malnutrición, de múltiples formas y a través de sus variadas estructuras y asociaciones”, finaliza.


Deja un comentario

Congo: niños con grave carencia de alimentación. al borde del hambre.

RD CONGO – Los obispos: se necesita una intervención en Kasai a favor de los 770.000 niños menores de 5 años en riesgo de padecer hambre

miércoles, 27 junio 2018obispos   grupos armados   desnutrición   caristía  

Kinshasa (Agencia Fides) – Más de 770.000 niños menores de cinco años sufren desnutrición severa en el centro de la República Democrática del Congo. Así lo denuncian los obispos de los Kasai, que reproducen las estadísticas recientemente publicadas por UNICEF. Los obispos hacen hincapié en que la inseguridad y la violencia vinculada al movimiento guerrillero Kamuina Nsapu han causado una grave crisis humanitaria en la zona.

Las diócesis afectadas son la archidiócesis de Kananga y las diócesis de Luiza, Luebo y una parte de la de Mweka. Durante sus visitas pastorales, los obispos locales han presenciado personalmente el drama humanitario y el grave estado de desnutrición de las poblaciones. “El fenómeno de la desnutrición es claramente visible en los territorios de Dibaya, Dimbelenge, en la ciudad de Kananga, así como en el territorio de Kazumba, entre la diócesis de Luisa y Luebo. En Kananga, varias parroquias acogen a niños desnutridos”, explica monseñor Marcel Madila, arzobispo de Kananga. Monseñor Madila ha lanzado un llamamiento para que se haga “una intervención urgente y masiva, porque está comenzando un período difícil, la estación seca. Si los niños no reciben asistencia ahora, corremos el riesgo de tener miles de muertes”.

El Focal Point del Kasai de Cáritas Congo está trabajando estrechamente con las 8 Cáritas diocesanas de la provincia eclesiástica de Kananga para preparar un plan de respuesta para esta crisis, cuyos efectos podrían ser peores que los de la epidemia de ébola. “La desnutrición es probable que crezca con el inicio de la estación seca, un período durante el cual por lo general hay una escasez de alimentos en las familias”, dijo Emmanuel Mbuna, coordinador nacional del Departamento de emergencias de Cáritas Congo.

Kamuina Nsapu es un líder tradicional del territorio de Dibaya, a 75 km al sureste de Kananga, la capital del centro de Kasai, asesinado el 12 de agosto de 2016, durante una operación militar llevada a cabo por las fuerzas de seguridad. Sus seguidores se organizaron en milicias y comenzaron a atacar no solo a los militares sino también a la población civil. El levantamiento también se ha extendido rápidamente a otras provincias vecinas, como Kasai Oriental, Kasai y Lomami, lo que ha provocado que huyan los habitantes de varias aldeas.
(L.M.) (Agencia Fides 27/6/2018)


Deja un comentario

Congo; los niños están muriendo de hambre

Los niños están muriendo de hambre en el Congo

UNICEF/Vincent Tremeau
Niños en el pueblo de Benakuna, en la región de Kasai, en la República Democrática del Congo el 28 de enero de 2018.

11 Mayo 2018

Cuatrocientos mil niños están en riesgo de morir en la región de Kasai debido a la escasez de comida causada por el conflicto y el desplazamiento, según un alto funcionario de la ONU que acaba de visitar la región y ha expresado su conmoción por la situación de la que ha sido testigo.

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia ha lanzado una alerta este viernes al decidir aumentar su respusta a quienes necesitan ayuda en el país africano.

Antes de que la violencia se desatara a mitad de 2016 entre el Gobierno y las milicia tribales en la vasta región, la población de Kasai tenía poca experiencia en un conflicto, según el portavoz de UNICEF, Christophe Boulierac.

Recién llegado del Congo, dijo que se ha visto afectado personalmente por la situación que ha encontrado.

Lo que he visto me ha conmocionado a un nivel personal

“Lo que he visto me ha conmocionado a un nivel personal”, asegúró. “La situación produce miedo en el sentido de que la gente tiene que huir a la selva con su familia”.

Allí, tiene que quedarse durante meses debido a la violencia y no tienen comida, no tienen agua para beber.

Ahora que la violencia ha remitido, están gregresando.

Claramente afectado, el funcionario de UNICEF, que tiene gran experiencia en el terreno en Asia, África y el Caribe, declaró: “A menudo vemos a los niños que están en riesgo de morir. Esto no es lo que vemos en Kasai. Lo que decimos es que los niños están muriendo. Yo lo he visto”.

Unos 3,8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en Kasai, incluidos 2,3 millones de niños. Al menos la mitad de los niños menores de cinco años en la región, unos 770.000 están sufriendo malnutrución aguda. De estos, 400,000 están gravemente malnutridos, de acuerdo con un informe de UNICEF publicado esta semana.

UNICEF señala que muchas familias que tuvieron que marcharse de sus casas no han podido plantar ni recoger sus cosechas por tres temporadas. También advierte que miles de niños han sido reclutados por los grupos armados y las milicias y que cientos de escuelas y centros de salud han sido saqueados, quemados o destruidos.

Para poder llevar a cabo su programa para los niños de Kasai en 2018, UNICEF ha lanzado un llamamiento por 88 millones de dólares, que hasta el momento solo ha recibido el 25 de la financiación.