Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Manos Unidas: campaña 2018 contra el hambre.

Campaña Manos Unidas contra el hambre: “Comparte lo que importa”

Con esta campaña la organización busca reafirmar su misión de acabar con el hambre en el mundo, “lacra social” que mata a millones de personas.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

Con el lema “Comparte lo que importa”, Manos Unidas pone en marcha su campaña contra el hambre 2018, “plantándole cara” a esta lacra social, que no es una fatalidad o un destino irreparable para muchas personas, sino una vergonzosa realidad fruto de un sistema económico individualista que “devora a los más pobres y desfavorecidos”.

La organización lanza esta iniciativa con el fin de poner en común experiencias e ideas que ayuden a vivir la solidaridad de una forma más auténtica.

Unidos contra el hambre

En la lucha contra el hambre todos somos necesarios

El trabajo se centra concretamente en atender a tres cuestiones esenciales y urgentes que pueden ayudar a acabar con la pobreza y el hambre en el mundo:

Favorecer iniciativas que permitan el acceso a los alimentos para consumo humano, y no para el beneficio económico; impulsar sistemas de producción medioambientalmente sostenibles y plantear propuestas que eviten la pérdida y el desperdicio de alimentos.

El video de la campaña es una invitación a sumarse a la lucha de Manos Unidas contra el hambre, el consumo desaforado y las injusticias sociales originadas a causa de la explotación humana; en favor de la búsqueda del desarrollo sostenible, el progreso humano y el respeto por la dignidad de los pueblos. Una misión que requiere del trabajo y esfuerzo por parte de todos.

“Compartir lo que importa” también en las Redes Sociales

Este año la Campaña pone el foco de atención en la palabra “compartir”, término muy popular en el lenguaje moderno de las Redes Sociales, cuyas cifras de usuarios se cuentan por millones y se han convertido en las principales plataformas de comunicación, fundamentales “para difundir lo que está pasando en el mundo”.

Si es que a diario, “se comparten” millones de imágenes, noticias y videos en Facebook,Twitter, Instagram, WhatsApp y demás Redes.

Por eso, en esta ocasión, Manos Unidas ha elegido como imagen de su campaña un teléfono móvil que se convierte en una regadera acompañado por el texto: “comparte lo que importa”; un símbolo que la organización utiliza para mostrar que lo que “compartimos”, tiene resultado y lleva la prosperidad a los países en los que realiza sus proyectos de cooperación.

“ Compartamos lo importante para acabar con el hambre en el mundo, comprometámonos con Manos Unidas ”

Asimismo, se nos invita no sólo a ver el video, sino a compartirlo en las Redes Sociales; a interesarnos por las causas del hambre y a hablar de ello con nuestros familiares, amigos y contactos, conociendo más a fondo los numerosos proyectos de desarrollo que se realizan en América, Asia y África, gracias al esfuerzo y apoyo de miles de personas.

El texto es también una invitación a seguir colaborando con aportaciones económicas o mediante el voluntariado; un grito abierto que clama ante la indiferencia de tantos que hacen oídos sordos frente la pobreza que extermina: “Compartamos lo importante para acabar con el hambre en el mundo, comprometámonos con Manos Unidas”.

 

Anuncios


Deja un comentario

Emergencia humanitaria en Sudán del sur.

Se necesitan 3200 millones de dólares para ayudar a 9,5 millones de refugiados y desplazados de Sudán del Sur

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi (izq.), y el Coordinador humanitario de Naciones Unidas, Mark Lowcock (centro), conversando con refugiados sursudaneses. Foto: .Foto: UNHCR/Georgina Goodwin

01 de febrero, 2018 — El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, y el coordinador de asuntos humanitarios de Naciones Unidas, Mark Lowcock, lanzaron hoy en Nairobi, Kenya, los planes anuales de Respuesta Humanitaria y de Respuesta Regional para Refugiados en Sudán del Sur por un valor de 3200 millones de dólares.

Tras un conflicto de cinco años de duración, 7 millones de sursudaneses precisan ayuda humanitaria dentro del país y unos 2,5 millones se han refugiado en naciones vecinas como Uganda, Kenya, Sudán, Etiopía, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana.

Además de desglosar las cifras de refugiados, Filippo Grandi comentó el aumento de la violencia en el país.

“El 85% de los refugiados son mujeres y niños; entre los menores el 63% tienen menos de 18 años. En los campamentos vemos un aumento de la violencia, a menudo sexual y de género; y dentro del país vemos un incremento de la violencia contra los civiles, entre las que se incluyen violaciones y el reclutamiento forzado de menores”, dijo.

La inseguridad y las hostilidades han provocado el desplazamiento forzoso de uno de cada tres habitantes.

Naciones Unidas prevé que el número de refugiados supere los 3 millones a finales de este año, una situación que constituiría la mayor crisis de refugiados en África desde el genocidio de Rwanda.

Entre las naciones vecinas, Uganda es el país que alberga la mayor cantidad de refugiados sursudaneses, un millón, y la ONU estima que la cifra podría crecer en más de 250.000 desplazados durante este año.


Deja un comentario

48 millones de niños necesitan ayuda humanitaria (UNICEF)

UNICEF requiere 3.600 millones de dólares para 48 millones de niños atrapados en crisis humanitarias

Dos hermanos esperan su turno para llenar bidones con agua potable en Alepo, Siria. Foto: UNICEF/UN039303/Zayat

30 de enero, 2018 — Uno de cada 4 niños vive en un país afectado por conflictos o desastres, afirma UNICEF, que lanza este martes un llamamiento de 3.600 millones de dólares para proporcionar asistencia a 48 millones de menores en 51 países.

En su informe de 2018 sobre la Acción Humanitaria para la Infancia, la agencia de la ONU resalta que las consecuencias de las crisis humanitarias en los niños han alcanzado proporciones catastróficas.

“Los niños son los más vulnerables cuando el conflicto o el desastre causan el colapso de servicios esenciales como la salud, el agua y el saneamiento”, declaró este martes Manuel Fontaine, el Director de Programas de Emergencia de UNICEF durante una conferencia de prensa en Ginebra.

En 2017 se acentuaron la complejidad y las repercusiones de conflictos que ya duran varios años, entre otros los del Iraq, Nigeria, la República Árabe Siria, la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y el Yemen.

“Al menos que la comunidad internacional tome medidas urgentes para proteger y proporcionar ayuda para salvar las vidas de estos niños, se enfrentan a un futuro cada vez más sombrío”, aseveró.

“Sin acceso a agua potable y saneamiento, los niños se enferman y a menudo no pueden ser tratados en hospitales y centros de salud, ya sea que no funcionan o están sobrepoblados”, explicó Fontaine.

“La amenaza es aún mayor a medida que millones de niños se enfrentan a niveles potencialmente mortales de desnutrición, lo que los hace más susceptibles a enfermedades transmitidas por el agua como el cólera, creando un círculo vicioso de desnutrición y enfermedades”, agregó.

En colaboración con sus asociados y con el apoyo de los donantes, UNICEF tiene como objetivo en 2018:

• Proporcionar acceso a agua potable a 35,7 millones de personas

• Llegar a 8,9 millones de niños con educación básica formal o no formal

• Inmunizar a 10 millones de niños contra el sarampión

• Dar apoyo psicosocial a más de 3,9 millones de niños

• Tratar a 4,2 millones de niños que padecen desnutrición aguda grave48


Deja un comentario

Mensaje del Papa a la Cumbre de la Unión africana.

Cumbre de la Unión Africana en Adís Abeba, EtiopíaCumbre de la Unión Africana en Adís Abeba, Etiopía  (AFP or licensors)

Papa: eliminar el hambre, solidaridad y responsabilidad. Mensaje a la Unión Africana

El Papa Francisco, con un Mensaje enviado por el Card. Parolin, hizo llegar sus mejores deseos a los participantes en la cumbre de la Unión Africana, celebrado en Addis Abeba, Etiopía, y organizado con el apoyo de la FAO

Declaración de Malabo y Compromiso para la erradicación del hambre

El Santo Padre – se lee en el Mensaje – «desea asegurar a todos su apoyo con la oración, mientras debaten los avances en la implementación de la Declaración de Malabo» sobre el crecimiento acelerado de la agricultura y la transformación para la prosperidad compartida y la mejora de los medios de subsistencia.

El purpurado señala la difícil situación en África y que a medida que se intenta erradicar el hambre en el continente africano, somos conscientes de que el “Compromiso para poner fin al hambre para 2025” se determina, entre otras cosas, por el cambio climático y sus efectos en las actividades agrícolas, así como por el aumento de los conflictos que desestabilizan grandes áreas del continente. Sin embargo, «debemos preguntarnos qué papel juega la falta de solidaridad en esta trágica situación, en la que están en juego millones de vidas».

El Cardenal Secretario de Estado escribe asimismo que «el Papa Francisco alienta el regreso al espíritu de la Declaración de Malabo, que inspiró un fuerte llamamiento a una acción renovada para liberar a los pueblos de África de la amenaza del hambre a través de la actividad agrícola y la producción de alimentos en cada país y mediante la cooperación eficiente entre todos los gobiernos africanos y las organizaciones intergubernamentales.  Este objetivo requiere también la implicación de los estados y de las instituciones internacionales de otros continentes, para asegurar la solidaridad y la responsabilidad global».

Antes de finalizar el Mensaje, el Card. Parolin reitera la necesidad de implementar la Declaración firmada en la capital de Guinea Ecuatorial, en la cumbre de la Unión Africana en 2014, para garantizar los esfuerzos cumplidos y «eliminar las consecuencias de políticas injustas y de los mecanismos que impiden el justo acceso a los frutos de la tierra».

Escucha y descarga el informe


Deja un comentario

ONU: aumenta el hambre en zonas de conflicto.

Aumenta el hambre en zonas de conflicto

Niños desplazados internos en Mogadishu, Somalia esperan en línea para recibir comida del Programa Mundial de Alimentos. Foto: OCHA/Giles Clarke for Getty

29 de enero, 2018 — Tras disminuir durante más de dos décadas, el hambre volvió a crecer a nivel mundial en los últimos dos años. Datos recientes demuestran que la mayoría de las personas afectadas viven en países en conflicto.

Según una reciente evaluación sobre inseguridad alimentaria en el mundo, el número de personas que sufren hambre subió de 777 millones a 815 millones entre el 2015 y el 2016.

La mayoría (489 millones) viven en países asolados por conflictos, donde la situación alimentaria continúa deteriorándose, según revela un informe publicado este lunes por la FAO y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Al menos un 25% de la población padece hambre en la mitad de los 16 países considerados en el estudio, entre los que destacan Yemen (60% de la población), Sudán del Sur (45%), Siria (33%), la República Centroafricana (30%), Ucrania (26%), Somalia (25%) y Afganistán (25%).

Por ello, proporcionar ayuda alimentaria a los más vulnerables sigue siendo crucial, advierten las agencias, que presentarán los resultados del informe al Consejo de Seguridad.

Además de los países más afectados por el hambre, otros han llamado la atención de los autores del informe, tales como la República Democrática del Congo, donde la situación se deteriora rápidamente con una reducción drástica de las áreas de cultivo.

En Líbano, donde la llegada de más de un millón de refugiados sirios ha puesto mucha presión sobre las infraestructuras y la economía del país, se estima que el 91% de las familias sirias padecen hambre.

En los países de la cuenca del lago Chad, la malnutrición ha alcanzado niveles alarmantes, en particular en el noreste de Nigeria.


Deja un comentario

Venezuela: los obispos ante la crisis actual del País.

VENEZUELA-CRISIS-FOOD-SHORTAGE-PROTESTVENEZUELA-CRISIS-FOOD-SHORTAGE-PROTEST  (AFP or licensors)

Obispos de Venezuela: drama humanitario, gobierno usurpa el poder del pueblo

Elecciones legítimas y libres y un canal humanitario, caminos para la recuperación. Los Obispos de Venezuela en una Exhortación titulada «Dios consolará a su pueblo» (Isaías 49, 13) lamentan «las graves y tristes situaciones que dibujan un panorama negativo y desolador»

Cecilia de Malak – Ciudad del Vaticano

Se hacen eco de las palabras del Papa Francisco ante el Cuerpo Diplomático ante la Santa Sede (8 de enero de 2018):

«Pienso especialmente en la querida Venezuela, que está atravesando una crisis política y humanitaria, cada vez más dramática y sin precedentes…»

Totalitarismo, aumento de la pobreza, éxodo de venezolanos, doloroso naufragio de una embarcación

El documento episcopal destaca la «realidad de tragedia y sufrimiento», así como la corrupción y políticas que insuficientes, que «han dado como resultado aumento de la pobreza, desempleo, carencia de bienes básicos, descontento y desesperanza general».

«El éxodo de millones de venezolanos que buscan nuevos horizontes nos duele profundamente, así como las fórmulas desesperadas para huir del país», escriben los prelados de Venezuela. Con su profundo pesar ante «el drama reciente del naufragio de una embarcación con un número importante de venezolanos que concluyó con la trágica muerte de un grupo significativo de ellos».

Como ya han advertido, los Obispos venezolanos reiteran que: “La raíz de los problemas (del país) está en la implantación de un proyecto político totalitario, empobrecedor, rentista y centralizado que el gobierno se empeña en mantener” (CEV, “El Señor ama el que busca la justicia”, 12-07-2016).

Tras afirmar que «la Asamblea Nacional Constituyente es inconstitucional e ilegítima en su origen y en su desempeño», la Exhortación se refiere también a la ley que «criminaliza toda manifestación en su contra y propicia la multiplicación y difusión de toda clase de rumores y especulaciones, cuyo efecto es consolidar un control absoluto de actividades y provocar el miedo y la autocensura».

Haciendo hincapié en que «con la suspensión del referéndum revocatorio y la creación de la Asamblea Nacional Constituyente, el Gobierno usurpó al pueblo su poder originario» y recordando «las dificultades de entendimiento cada vez más graves entre el gobierno y la oposición política, a falta de un punto de apoyo común que se respete en la realidad, como debería ser la Constitución vigente», los Obispos venezolanos advierte que el «Consejo Nacional Electoral».

Despertar y reaccionar

Poniendo en guardia contra dos actitudes: la conformista y la resignada, la Exhortación señala que Lo positivo y eficaz es el compromiso, la esperanza y la solidaridad: «¡Despierta y reacciona, es el momento!, lema de la segunda visita de san Juan Pablo II a Venezuela (1996), resuena en esta hora aciaga de la vida nacional. Despertar y reaccionar es percatarse de que el poder del pueblo supera cualquier otro poder».

El gobierno permita un canal humanitario

Destacan que «la emergencia económica y social hace indispensable que el Gobierno permita un Canal Humanitario», y que «la desnutrición ha sido verificada científicamente, las muertes por inanición conmueven, las protestas por el hambre cunden en todo el país».

Con la acción concreta de las diócesis, parroquias, Caritas y otras instituciones y las ONG que están haciendo lo posible, para ayudar con alimento y medicinas a quienes los necesiten, recuerdan que «por sensibilidad humana abogan por el derecho de los más necesitados. Además, por nuestra condición de cristianos, el amor de Cristo nos urge a socorrer al prójimo (cf. 2 Co 5,14)».

En esta dirección se desarrollará la próxima Campaña Compartir durante la Cuaresma.

Ante el fracaso del gobierno los obispos piden un cronograma electoral

«Venezuela necesita un cambio de rumbo. El Ejecutivo ha fracasado en su tarea de garantizar el bienestar de la población: ni los servicios públicos, ni la industria petrolera, ni los cuerpos de seguridad, ni la sanidad pública, ni otros organismos han sabido responder a las necesidades de la gente. Las elecciones son el medio democrático para lograr ese cambio de rumbo. Exigimos la publicación de un cronograma electoral».

Democracia, derechos humanos, detenidos, exiliados, se investiguen denuncias de torturas

«La libertad es un derecho humano inalienable, no negociable, y una exigencia de la democracia». Los Obispos de Venezuela manifiestan su «solidaridad con los centenares de presos políticos, exiliados y detenidos por cualquier causa, muchos en situaciones infrahumanas, enfermos, privados de visitas familiares, a los cuales se les niega el derecho a un debido proceso. Deben gozar de libertad plena. Los organismos del Estado tienen que investigar las denuncias sobre las torturas y castigar a los responsables según las leyes».

Condiciones necesarias para el diálogo

«Condiciones distintas de las que hasta ahora se han establecido. Es indispensable un reconocimiento y respeto institucional. Toda negociación ha de fundamentarse en la integridad de los negociadores, en objetivos claros y en una agenda preestablecida y conocida, para que pueda gozar de la confianza y credibilidad de la población».

La Virgen de Coromoto acompaña a su pueblo que anhela libertad justicia y paz

«La Virgen María acompaña nuestro sufrimiento. Ella peregrina con nosotros en esta hora de nuestra historia. En el rostro indígena de nuestra Madre de Coromoto vemos reflejado el sufrimiento, los trabajos y los anhelos de nuestro pueblo. En el Niño que ella nos entrega descubrimos la cercanía de Dios y su infinito amor, que nos garantiza el destino glorioso del pueblo en libertad, justicia y paz».


Deja un comentario

Yemen: debe cesar el bloqueo. Grave situación sanitaria.

Si no se levanta el bloqueo a Yemen, la hambruna producirá millones de víctimas, advierte coordinador humanitario

Familia desplazada viviendo en el asentamiento de Khamir, en Yemen. Foto: OCHA/Giles

09 de noviembre, 2017 — El Coordinador de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Mark Lowcock, advirtió ayer que, si no se levanta el bloqueo recién instaurado a los puertos aéreos, marítimos y terrestres por las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen, la población de ese país sufrirá hambruna.

“No será como la hambruna que vimos en el Sudán del Sur a principios de año, donde decenas de miles de personas resultaron afectadas. No será como la hambruna que costó la vida a 250.000 personas en Somalia en 2011. Será la hambruna más grande que el mundo ha visto durante muchas décadas, con millones de víctimas”, dijo.

En declaraciones a la prensa tras una reunión del Consejo de Seguridad a puerta cerrada, Lowcock solicitó una serie de medidas entre las que se encuentra la reanudación inmediata de los servicios aéreos regulares de las Naciones Unidas y otros socios humanitarios a Saná y Adén.

Además, pidió garantías de que no se producirán nuevas interrupciones de esos servicios, la reanudación inmediata del acceso humanitario y comercial a todos los puertos marítimos de Yemen, y la disminución del bloqueo a los buques que pasaron el examen del Mecanismo de Verificación e Inspección de las Naciones Unidas, para que puedan llegar a su destino a la mayor rapidez.

Según la comunidad humanitaria en ese país, hay más de 20 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria; siete millones de ellas, se enfrentan a condiciones de hambruna y dependen completamente de la ayuda alimentaria para sobrevivir.

Las mismas fuentes calculan que la comida para alimentar a los yemeníes se agotará en seis semanas.

Por su parte, el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), destacó que en la actualidad hay casi 400.000 niños en riesgo de fallecer por desnutrición aguda grave.

“Añadir a ese número decenas de miles de víctimas es simplemente inhumano”, destacó el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.