Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Cada año mueren 2.8 millones de trabajadores por causas que se pueden evitar. (ONU)

Stress, overtime, disease, contribute to 2.8 million workers’ deaths per year, reports UN labour agency

ILO/Deloche P
Syrian workers process tobacco leaf in Lebanon. (file)

18 April 2019

Stress, excessively-long working hours and disease, contribute to the deaths of nearly 2.8 million workers every year, while an additional 374 million people get injured or fall ill because of their jobs, the UN labour agency, ILO, said on Thursday.

In a new report underlining ILO’s message that no paid work should threaten your wellbeing, your safety or your life, the agency identifies several new or existing occupational risks of growing concern, that affect women more than men.

These include modern working practices overall, world population growth, increased digital connectivity and climate change, which are believed to account for losses of almost four per cent of the global economy.

Women at particular risk

“The world of work has changed, we’re working differently, we’re working longer hours, we’re using more technology,” ILO’s Manal Azzi told UN News. “The report says 36 per cent of workers are working excessive long hours, meaning more than 48 hours per week.”

Noting that “people are increasingly asked to produce more and more, they have no time to rest”, Ms. Azzi highlighted that women are particularly at risk. This is because they tend to be the primary carer for children or parents and lack the time to exercise, she said.

“Not only do you work when you’re at your office but then you’re working at home as well,” Ms. Azzi said, “so it’s a lot of sedentary work and that affects cardiovascular diseases as well.”

The greatest proportion of work-related deaths – 86 per cent – come from disease, according to ILO, with some 6,500 people a day dying from occupational diseases, compared to 1,000 from fatal occupational accidents.

The greatest causes of mortality are circulatory diseases (31 per cent), work-related cancers (26 per cent) and respiratory diseases (17 per cent).

“As well as the economic cost we must recognize the immeasurable human suffering such illnesses and accidents cause,” Ms. Azzi said. “These are all-the-more tragic because they are largely preventable.”

ILO
Global trends in safety and health: the picture today

 

Launched during the ILO’s centenary year – and ahead of the World Day for Safety and Health at Work on 28 April, the report underlines the life-saving value of promoting prevention, to save lives and encourage healthy working environments.

“Serious consideration should also be given to the recommendation of the ILO’s Global Commission on the Future of Work, that occupational safety and health be recognized as a fundamental principle and right at work,” Ms. Azzi said.

Since 1919, the ILO has adopted more than 40 international labour standards promoting occupational health and safety. These relate to specific risks such as ionizing radiation, asbestos and cancer-causing chemicals, to specific risky activities including agriculture, construction and mining.


Deja un comentario

El empleo en España en marzo 2019. Oficial

02/04/2019

El número total de desempleados se sitúa en 3.255.084El paro registrado se reduce en marzo en 167.467 personas respecto al mismo mes del año anterior

  • Icono de Facebook
  • El paro registrado ha bajado en 33.956 personas en el mes de marzo de este año
  • En términos desestacionalizados, el desempleo ha disminuido en marzo en 12.692 personas respecto a febrero
  • La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo ha sido del 61% en febrero de 2019, 2,72 puntos porcentuales más que en febrero de 2018

En marzo de 2019 el paro registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo se ha reducido en 167.467 personas respecto al mismo mes del ejercicio anterior, con un ritmo de reducción interanual del 4,89%.

En términos desestacionalizados, el paro disminuyó en marzo en 12.692 personas respecto al mes anterior.

El número de parados registrados en el mes de marzo de este año ha bajado en 33.956 trabajadores en relación con el mes anterior. En valores relativos, este descenso del paro es de un -1,03%.

Así, la cifra total de desempleados se sitúa en 3.255.084.

El desempleo masculino se sitúa en 1.338.897 personas, al disminuir en 21.328 personas (-1,57%). El número de trabajadoras en paro se reduce en 12.268 personas respecto al mes anterior (-0,65%) quedando el registro de desempleo femenino en 1.916.187 personas. Si la comparativa es con marzo de 2018, el paro masculino baja en 115.223 (-7,92%) personas, y el femenino se reduce en 52.244 (-2,65%).

Respecto a los jóvenes, el desempleo de los menores de 25 años también se reduce en 1.661 personas (-0,62%) en relación al mes anterior, mientras el paro de 25 y más años baja en 32.295 (-1,07%).

Por sectores económicos de procedencia, el paro registrado baja en Industria en 4.000 (-1,41%); en Construcción en 4.555 (-1,71%), y en Servicios en 32.401(-1,40%). Los incrementos se dieron en la Agricultura con 1.722 (1,12%) personas y en el colectivo Sin Empleo Anterior en 5.278 (1,90%) personas más.

El paro registrado baja en 16 comunidades autónomas, principalmente en Andalucía (-8.040), Comunidad Valenciana (-5.200) e Illes Balears (-3.364). La subida del paro se registra en La Rioja (119).

Número total de contrataciones

El número total de contratos registrados durante el mes de marzo ha sido de 1.709.848, lo que supone una subida de 63.002 sobre el mismo mes del año 2018. De ellos, 179.821 fueron contrataciones indefinidas y 1.530.027 contratos temporales.

Los contratos indefinidos de marzo se dividen, en cuanto a la duración de la jornada, en 108.755 a tiempo completo y 71.066 a tiempo parcial.

La cifra de contratos celebrados en febrero con mujeres fue de 757.628 y representan el 44,31% del total de contratos registrados ese mes.

Prestaciones

La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo del mes de febrero ha sido del 61%, lo que supone un aumento de 2,72 puntos porcentuales más respecto al mes anterior. Las altas tramitadas han sido 558.884, un 7,3% más que en el mismo mes de 2018.

Los beneficiarios de prestaciones por desempleo en el mes de febrero de 2019 han sido 1.898.369, lo que representa un descenso del 0,8% respecto al mismo mes del año anterior.

El coste de las prestaciones de febrero de 2019 ha sido de 1.599,6 millones de euros, lo que supone un aumento 3,4% respecto al mismo mes del ejercicio anterior.

El coste medio mensual por beneficiario de prestaciones, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de febrero de 2019 ha sido de 864,5€, un 4,1% más que en febrero de 2018 (34,2 euros).


Deja un comentario

La OIT y la firma de sus convenios y protocolos.

La Organización Internacional del Trabajo anima a firmar al menos uno de sus convenios en 2019

PNUD Ukrania
Trabajadores asfaltando una carretera en Ukrania.

18 Febrero 2019

Los convenios y normas laborales han salvado vidas y mejorado las condiciones de millones de personas. En 15 años, por ejemplo, cien millones de niños dejaron de ser víctimas del trabajo infantil. Con motivo de su centenario, la Organización Internacional del Trabajo ha lanzado la campaña “Uno cada uno”, en la que anima a que cada Estado miembro se adhiera a al menos uno de sus convenios durante este año.

Desde la creación de la Organización Internacional del Trabajo en 1919, sus normas laborales han mejorado la vida de millones de personas.

La eliminación del trabajo forzoso y del trabajo infantil, los derechos de la gente de mar y la promoción de la igualdad de género son algunos de los temas que se incluyen en los 189 convenios  y 205 recomendaciones  que han sido adoptados por los Estados miembros a lo largo de los últimos 100 años y que constituyen la piedra angular de la Organización y su mandato.

Sin embargo, el mundo del trabajo aún enfrenta serios problemas y, frente a los nuevos desafíos planteados por la globalización y las actividades transfronterizas, las normas internacionales son más necesarias que nunca.

Por este motivo, para celebrar su centenario, la OIT exhorta a sus 187 Estados miembros  a ratificar al menos un convenio o un protocolo  en 2019.

“La ratificación de las normas internacionales del trabajo y su plena aplicación terminarán por mejorar los medios de subsistencia de millones de trabajadores que hoy día, como hace 100 años, enfrentan grandes dificultades”, declara Corinne Vargha, directora del Departamento de normas internacionales del trabajo.

Vargha conecta ese cumplimiento de las normas laborales con el imperativo de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible de “no dejar a nadie a atrás”.

Seguir en tiempo real, los convenios firmados por cada país

Para medir los progresos en la realización de este objetivo, la OIT mantendrá un registro de todas las ratificaciones de 2019 en tiempo real. Más de 30 Estados ya han dado un primer paso al firmar un convenio o un protocolo en 2019 o al ratificar instrumentos que entrarán en vigor este año.

“Nuestra campaña ‘Uno cada uno’, dirigida a incrementar el número de ratificaciones, debería en última instancia ayudar a todas las personas que todavía no se benefician de un tratamiento justo en el trabajo, de unos ingresos garantizados o del derecho a organizarse”, explica Tim De Meyer, Asesor principal sobre política normativa.

Los convenios de la Organización Internacional del Trabajo son negociados por los representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores. Estos convenios se dividen en tres categorías:

  • Los convenios fundamentales que abarcan el trabajo infantil, el trabajo forzoso, la discriminación en el trabajo, el derecho de asociación y la negociación colectiva;
  • Los convenios de gobernanza que fortalecen el diálogo social, la inspección del trabajo y las políticas a favor del empleo pleno, productivo y elegido en libertad;
  • Los convenios técnicos, que abarcan una diversidad de temas e incluyen ciertas categorías particulares de trabajadores, los salarios mínimos, las pensiones y la seguridad y la salud en el trabajo.

En estos últimos cien años, la implementación de las normas internacionales del trabajo ha aportado cambios positivos a una gran variedad de cuestiones.

Por ejemplo, los convenios sobre el trabajo infantil han contribuido a la reducción del número de niños víctimas del trabajo infantil de 246 millones de niños en el año 2000 a 152 millones en 2016.

Además, los convenios sobre el tiempo de trabajo han establecido límites a las horas de trabajo y a la duración semanal del trabajo; y el Convenio sobre el trabajo marítimo, que actualmente cubre 90 por ciento del arqueo bruto de la flota mercante mundial, ha mejorado las condiciones de trabajo de muchos marineros.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

España: el desempleo en enero del 2019. Oficial.

El paro registrado se reduce en enero en 190.767 personas respecto al mismo mes del año anterior

  • Icono de Facebook

 

  • En enero el paro registrado se ha incrementado en 83.464 personas
  • Se han registrado 181.348 contratos de trabajo de carácter indefinido, lo que supone un incremento de 8.395 (4,85%) sobre igual mes del año anterior
  • La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo ha sido del 60,4% en diciembre de 2018, 1,83 puntos porcentuales más que en diciembre de 2017

En enero de 2019 el paro registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo se ha reducido en 190.767 personas respecto al mismo mes del ejercicio anterior, con un ritmo de reducción interanual del 5,49%.

El número de parados registrados en el mes de enero de 2019 ha subido en 83.464 en relación con el mes anterior. En valores relativos, el incremento del paro es de un 2,61%.

Así, la cifra total de desempleados se sitúa en 3.285.761. En enero de 2018 el paro subió en 63.747 parados en relación al mes anterior.

En términos desestacionalizados, el paro sube en 3.292 personas.

El desempleo masculino se sitúa en 1.360.448 personas, al aumentar en 23.204 (1,74%) y el femenino en 1.925.313, al incrementarse en 60.260 (3,23%) en relación al mes de diciembre. Si lo comparamos con enero de 2018, el desempleo masculino baja en 115.031 (-7,8%) personas, y el femenino se reduce en 75.736 (-3,78%).

Respecto a los jóvenes, el desempleo de los menores de 25 años ha bajado en términos interanuales un 4,01%. En enero se incrementa en 10.252 personas (4,15%) en relación con el mes anterior, mientras que entre las personas de 25 y más años el paro sube en 73.212 (2,48%).

El paro registrado sube en las 17 comunidades autónomas, principalmente en Andalucía (19.996), Madrid (11.308) y Comunidad Valenciana (9.369).

Por sector económico de procedencia de los trabajadores, el paro registrado se ha reducido en Construcción, en 6.896 (-2,48%) y en el colectivo sin empleo anterior, en 1.346 personas (-0,5%). Por el contrario, se incrementa en Agricultura, en 4.920 (3,55%), en Industria, en 1.202 (0,42%) y en Servicios en 85.584 (3,84%).

Número total de contrataciones

El número total de contratos registrados durante el mes de enero ha sido de 1.858.077. Lo que supone un incremento de 108.166  (6,18%) sobre el mismo mes del año 2018. De ellos, 181.348 eran contrataciones indefinidas y 1.676.729 eran contratos temporales.

Respecto a la contratación indefinida, en enero se han registrado 181.348 contratos de carácter indefinido, lo que supone un incremento de 8.395 (4,85%) sobre igual mes del año anterior.

Los contratos indefinidos de enero se dividen, en cuanto a la duración de la jornada, en 115.706 a tiempo completo y 65.642 a tiempo parcial.

En enero se han firmado 323.194 contratos con trabajadores menores de 25 años, de los que 23.445 (el 7,25%) eran contratos indefinidos. Los contratos indefinidos firmados por menores de 25 años se han incremento respecto al mismo mes del año anterior en un 7,16%.

Prestaciones

La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo ha sido en el mes de diciembre del 60,4%, lo que supone un aumento de 1,83 puntos porcentuales en relación a diciembre de 2017.

Los beneficiarios de prestaciones por desempleo en diciembre han sido 1.835.488, un 3,1% menos respecto al mismo mes del año anterior.

El importe de la nómina a diciembre de 2018 ha sido de 1.524,4 millones de euros, un 2,1% más que en el mismo mes del ejercicio anterior.


Deja un comentario

Mercado laboral presente y futuro. Recomendaciones de la OIT

 

 

En una era de cambios sin precedentes y grandes desafíos a nivel ambiental, social y tecnológico, ¿cuál será el futuro del mercado laboral? La Organización Internacional del Trabajo asegura que las próximas décadas pueden traer cosas positivas para los trabajadores, pero es necesario cumplir diez recomendaciones para para lograrlo.

Un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo, que marca el inicio de las celebraciones de los cien años de la institución, asegura que en el futuro se esperan múltiples oportunidades para mejorar la calidad de vida de los trabajadores y ampliar sus opciones, pero se necesitan medidas enérgicas para evitar que se intensifiquen las desigualdades e incertidumbres existentes.

La Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo de la OIT ha creado una serie de predicciones sobre el mundo laboral y recalca que las competencias y cualificaciones de hoy no se ajustarán necesariamente a los trabajos del mañana, así como que las nuevas adquiridas pueden quedar desfasadas rápidamente.

Por ejemplo, proyecta que los avances tecnológicos, como la inteligencia artificial, la automatización y la robótica, crearán nuevos oficios para muchas personas, pero otras perderán sus puestos de trabajo en esa transición. Serán las menos preparadas para aprovechar las nuevas oportunidades.

También el camino de las economías hacia una senda más sostenible ambientalmente creará millones de puestos de trabajo a medida que se adopten prácticas sostenibles y tecnológicas, pero a la vez muchas posiciones desaparecerán al dejar atrás las industrias basadas en el carbón.

La evolución demográfica será otro factor importante. El aumento de la población juvenil en algunas regiones del mundo y el envejecimiento en otras generará presión sobre los mercados de trabajo y los sistemas de seguridad social, y esos cambios abrirán nuevas vías para contar con sociedades activas, basadas en los cuidados y la inclusión.

La OIT llama a aprovechar esas “profundas transformaciones” para crear un futuro más prometedor y alcanzar la seguridad económica, la igualdad de oportunidades y la justicia social. Para ello se necesita que los Gobiernos, las organizaciones de empleadores y los trabajadores se comprometan a acciones que permitan “revitalizar el contrato social” que asegura a los últimos una participación justa en el progreso económico, el respeto de sus derechos y la protección de los riesgos a los que se exponen a cambio de su contribución laboral.

OIT/MArcel Crozet
La sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se ilumina para comenzar la celebración de los cien años de la institución.

Un programa centrado en las personas

Para lograr ese fin, la Comisión plantea diez recomendaciones, como parte de un programa “centrado en las personas” y que de seguirse generaría crecimiento, igualdad y sostenibilidad para las generaciones presentes y futuras.

1. Garantizar el derecho a un aprendizaje a lo largo de la vida que permita adquirir competencias, perfeccionarlas y reciclarse profesionalmente:

Esto incluye el aprendizaje formal e informal desde la primera infancia y hasta la vida adulta. Los Gobiernos, los trabajadores y los empleadores, así como las instituciones educativas, tienen responsabilidades que se complementan a la hora de generar un entorno de aprendizaje que sea efectivo y cuente con financiación.

2. Incrementar las inversiones en las instituciones, las políticas y las estrategias que apoyen a los trabajadores a lo largo de las transformaciones del futuro laboral:

La OIT asegura que especialmente los jóvenes necesitarán ayuda para la cada vez más complicada transición de la escuela al trabajo. También se deben aumentar las posibilidades de los trabajadores mayores para que puedan permanecer en el mundo laboral mientras lo deseen.

“Será preciso ayudar a todos los trabajadores en las transiciones cada vez más frecuentes que afrontarán en el curso de sus vidas”, asegura el informe.

3. Aplicar un programa transformador para lograr la igualdad de género:

Las políticas deben promover que se comparta el trabajo de cuidados no remunerados en el hogar para crear una auténtica igualdad de oportunidades en el lugar de trabajo. Para esto se debe fortalecer la voz de las mujeres y su liderazgo, la eliminación de la violencia y el acoso, y la aplicación de transparencia salarial.

4. Proporcionar protección social universal desde el nacimiento hasta la vejez:

El futuro del trabajo necesita un sistema de protección social sólido y con capacidad de respuesta que asegure cobertura para todas las personas vulnerables.

5. Establecer una Garantía Laboral Universal:

Significa que todos los trabajadores sin importar su acuerdo contractual o situación laboral deben disfrutar de los derechos fundamentales del trabajo, tales como un salario adecuado, límites máximos respecto a las horas de trabajo, seguridad social y cobertura de salud.

6. Ampliar la soberanía sobre el tiempo:

La Comisión asegura que los trabajadores necesitan una mayor autonomía sobre su tiempo de trabajo, sin dejar de satisfacer las necesidades de la empresa, e invita a aprovechar la tecnología para ampliar las oportunidades y conciliar la vida profesional con la personal. Esto se traduce en opciones reales de flexibilidad y control sobre los horarios de trabajo.

7. Garantizar la representación colectiva de los trabajadores y los empleadores:

“Todos los trabajadores deberán disfrutar del reconocimiento de su libertad sindical y del derecho de negociación colectiva, con el Estado como garante de esos derechos”, asegura el informe.

8. Administrar la tecnología a favor del trabajo decente:

Los avances tecnológicos deben incluir una reglamentación del uso de datos y de la responsabilidad sobre el control de los algoritmos en el mundo del trabajo. También debe establecerse un sistema de gobernanza internacional de las plataformas digitales que exijan el respeto a determinados derechos y protecciones de los usuarios y clientes. La OIT resalta además que, en el caso de la inteligencia artificial, se debe garantizar que las decisiones definitivas que afectan el trabajo “sean tomadas por personas”

9. Dar incentivos para promover inversiones en áreas claves en favor del trabajo decente y sostenible:

Este tipo de inversiones impulsará la igualdad de género y podrían crear millones de puestos de trabajo y nuevas oportunidades para las microempresas y las pequeñas y medianas empresas. También el desarrollo de la economía rural, del cual depende el futuro de muchos de los trabajadores del mundo, debería convertirse en una prioridad.

10. Remodelar las estructuras de incentivos empresariales en pro de sus estrategias de inversión a largo plazo:

Esto incluye políticas fiscales justas, la revisión de las normativas contables empresariales y nuevos modos para medir el desarrollo de los países para que den cuenta de las dimensiones de su crecimiento, el valor del trabajo no remunerado que se realiza en el servicio doméstico en las comunidades.

La importancia de la acción

Las cuestiones destacadas en el informe son relevantes para todos en todo lugar y para el planeta, asegura el director general de la OIT, Guy Ryder.

“Pueden ser desafiantes, pero si las ignoramos lo hacemos por nuestra cuenta y riesgo. El mandato de la OIT, que reúne a gobiernos, empleadores y trabajadores de todas las regiones del mundo, significa que la Organización está bien situada para servir de brújula y de guía para contribuir a abrir nuevas perspectivas en el trabajo para las futuras generaciones”, recalcó.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

España: el desempleo en diciembre 2018. Oficial

El paro registrado baja en 210.484 personas en los últimos doce meses, una reducción interanual del 6,17%

  • Icono de Facebook

 

  • En diciembre, el paro se ha reducido en 50.570 personas
  • En términos desestacionalizados, el desempleo se ha reducido en 8.746 personas
  • En el conjunto del año, se han registrado 2.284.924 contratos indefinidos, la cifra más alta de toda la serie histórica, con un incremento del 18,44% respecto al año anterior
  • La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo ha sido del 59,9%, casi dos puntos por encima del mismo mes de 2017

El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo ha bajado en 210.484 en los últimos doce meses, con un ritmo de reducción interanual del 6,17%. Así, la cifra total de parados se sitúa en 3.202.297. El paro registrado continúa en sus niveles más bajos de los últimos 9 años.

En términos desestacionalizados, el paro ha descendido en 8.746 personas.

El número de desempleados se ha reducido en diciembre en 50.570 personas en relación con el mes anterior, un 1,55%.

El desempleo masculino se sitúa en 1.337.244 personas, al bajar  en 5.697 (-0,42%) y el femenino en 1.865.053, al reducirse en 44.873 (-2,35%) en relación al mes de noviembre. Si lo comparamos con diciembre de 2017, el desempleo masculino baja en 122.482 (-8,39%) personas, y el femenino desciende en 88.002 (-4,51%).

Respecto a los jóvenes, el desempleo de los menores de 25 años se reduce en diciembre en 17.378 personas (-6,57%) en relación con el mes anterior. En términos interanuales baja en 21.194 personas, a un ritmo del 7,9% (1,73 puntos por encima de la tasa de reducción global)

Entre los que tienen 25 y más años el paro baja en 33.192 (-1,11%).

El paro registrado ha bajado en 14 comunidades autónomas, principalmente en Andalucía (-22.306), Madrid (-6.578), Comunidad Valenciana (-4.433). Sube, sin embargo, en Cantabria (718) y  La Rioja (172).

Por sector económico de procedencia de los trabajadores, el paro registrado se ha reducido en Agricultura en 10.392 (-6,97%), en Servicios, donde baja 43.874 (-1,93%), y en el colectivo sin empleo anterior se reduce  en 10.269 (-3,66%). Por el contrario aumentó en el sector Industria en 3.967 (1,42%), y en Construcción en 9.998 (3,74%).

La contratación indefinida en 2018, la más alta de la serie histórica

En el conjunto del año 2018 se han celebrado 2.284.924 contrataciones indefinidas, 355.674 más que el año anterior. Esta cifra es la más alta de toda la serie histórica y supone un incremento del 18,44% con respecto al total del año 2017.

El número total de contratos registrados durante el mes de diciembre ha sido de 1.709.631. También es la cifra más alta de toda la serie histórica en un mes de diciembre. De ellos, 144.778 eran contrataciones indefinidas y 1.564.853 contratos temporales.

Respecto a los contratos indefinidos, en diciembre se ha registrado un incremento de 13.711 (10,46%) sobre igual mes del ejercicio anterior, mientras que los temporales han aumentado un 2,89%. Las contrataciones indefinidas representan este mes un 8,47% de todos los contratos.

Por su parte, la contratación acumulada en el conjunto de 2018 ha alcanzado la cifra de 22.291.681.

Prestaciones

La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo ha sido en el mes de noviembre del 59,9%, lo que supone un aumento de casi dos puntos (1,97) respecto al mismo mes de 2017.

Los beneficiarios de prestaciones por desempleo en noviembre han sido 1.844.843, un 3,0% menos respecto al mismo mes del año anterior.

El importe de la nómina ha sido de 1.507,4 millones de euros, un 2,1% más que en el mismo mes del ejercicio anterior.

 


Deja un comentario

El Papa a un congreso de empresarios católicos.

V

El Papa Francisco pide nunca perder de vista el valor moral y económico del trabajo

Mensaje a los que participaron en el 26o Congreso Mundial de la Uniapac en Lisboa

El Papa con un grupo de trabajadores en Génova (foto de archivo)

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 28/11/2018
Ultima modifica il 28/11/2018 alle ore 16:57
REDACCIÓN
ROMA

Construir una «sociedad más humana y fraterna», que pueda «hacer que los bienes de este mundo sean más accesibles para todos», y nunca perder de vista «el valor moral y económico del trabajo». Es lo que pidió el Papa a las empresas en su mensaje enviado a los que participaron en el 26o Congreso Mundial de la Uniapac (Unión Internacional de las Asociaciones de Dirigentes Católicos). El evento, en el que participó la Santa Sede mediante la representación de monseñor Bruno-Marie Duffé (secretario del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral), concluyó hoy en Lisboa.

 

«En la vida profesional —subrayó el Pontífice— se encuentran a menudo situaciones de tensión en las que es necesario tomar importantes decisiones prácticas de inversión y de gestión. Aquí puede ser útil recordar tres principios guía presentes en el Evangelio y en la enseñanza social de la iglesia. El primero es la centralidad de cada una de las personas, con sus capacidades, sus aspiraciones, sus problemas y sus dificultades». «Cuando una empresa se convierte en una “familia” —afirmó Bergoglio—, en la que la administración se preocupa por que las condiciones de trabajo siempre estén al servicio de la comunidad, los trabajadores se convierten, a su vez en fuente de enriquecimiento. Se ven animados para poner sus talentos y sus capacidades al servicio del bien común, sabiendo que su dignidad y sus circunstancias son respetadas y no solamente explotadas».

 

«En el ejercicio del discernimiento económico —indica el mensaje papal—, los objetivos que hay que fijar siempre deberían estar guiados por la regla del bien común. Este principio fundamental del pensamiento social cristiano ilumina y, como una brújula, orienta la responsabilidad social de las empresas, su investigación y tecnología, y sus servicios de control de calidad, hacia la construcción de una sociedad más humana y fraterna que pueda “hacer que los bienes de este mundo sean más accesibles para todos”». Según el Papa, el principio del bien común «indica la vía para un crecimiento equitativo, en el que las decisiones, los programas, los mecanismos y los procesos estén orientados específicamente a una mejor distribución de la renta, a la creación de fuentes de ocupación y a una promoción integral de los pobres que vaya más allá de una simple mentalidad asistencial».

 

Para concluir, Francisco afrontó el tercero de los puntos: «nunca debemos perder de vista el valor moral y económico del trabajo, que es nuestro medio para cooperar con Dios en una “creación permanente”, que acelera la venida del Reino de Dios, promoviendo la justicia y la caridad social, y respetando las dos dimensiones individual y social, de la persona humana». La «noble vocación» de los dirigentes de empresas, sentenció el Papa, será evidente «en la medida en la que cada actividad humana se convierta en testimonio de esperanza para el futuro y estímulo para una mayor responsabilidad social y preocupación a través del uso sabio de los talentos y de las capacidades de cada uno».