Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Mozambique: homilía del Papa sobre la reconciliación

El Papa a Mozambique: tienen derecho a la paz, no hay futuro con venganza y odio

Mozambique tiene derecho a la paz, por eso la vía a seguir es aquella de Jesús: un camino estrecho y que necesita de muchas “virtudes”, como la benevolencia activa y la erradicación de la ley del “ojo por ojo y diente por diente”. Esto porque “ningún país tiene futuro” si el motor que lo convoca “es el odio y la venganza”. Homilía del Papa

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

En un país donde la violencia ha dejado heridas abiertas y difíciles de sanar, la homilía pronunciada por Francisco en el Estadio Nacional Zimpeto tocó un argumento central de este viaje apostólico: la reconciliación. Las palabras pronunciadas por Jesús tras haber proclamado las bienaventuranzas, fueron el punto de partida de la reflexión del Papa: «Amen a sus enemigos», había dicho el Señor.

Sintiendo el dolor de muchos mozambiqueños que pueden contar “en primera persona” historias de violencia, odio y desencuentros, el Santo Padre reconoció primeramente cuán difícil es hablar de reconciliación “cuando las heridas causadas en tantos años de desencuentro están todavía frescas” .

Jesús llama a la benevolencia activa, no a la ley del talión

Sin embargo, las enseñanzas del Maestro subrayadas más y más veces por el Pontífice dejaron la huella a seguir: el camino de Jesús es estrecho y necesita de algunas virtudes – dijo. Pero Jesús “no es un idealista que desconoce la realidad”. Él habla de amar a los enemigos y habla “del enemigo concreto, del enemigo real”. Francisco recordó así que el Señor no invita a un camino que él no haya recorrido primero, pues Él amó “a los que lo  traicionaron y juzgaron injustamente”. Él amó “a los que lo mataron”:

“Jesucristo invita a amar y a hacer el bien; que es mucho más que ignorar al que nos hizo daño o hacer el esfuerzo para que no se crucen nuestras vidas: es un mandato a una benevolencia activa, desinteresada y extraordinaria con respecto a quienes nos hirieron. Pero no se queda allí, también nos pide que los bendigamos y oremos por ellos; es decir, que nuestro decir sobre ellos sea un bien-decir, generador de vida y no de muerte, que pronunciemos sus nombres no para el insulto o la venganza sino para inaugurar un nuevo vínculo para la paz. La vara que el Maestro nos propone es alta”.

Con esto Jesús, añadió el Santo Padre, “quiere clausurar para siempre la práctica tan corriente —de ayer y de hoy— de ser cristianos y vivir bajo la ley del talión”. Pues “no se puede pensar el futuro, construir una nación, una sociedad sustentada en la ‘equidad’ de la violencia. No puedo seguir a Jesús si el orden que promuevo y vivo es el ‘ojo por ojo, diente por diente’”.

Un país no tiene futuro si el motor que lo convoca es la violencia

“Ninguna familia, ningún grupo de vecinos o una etnia, menos un país, tiene futuro si el motor que los une, convoca y tapa las diferencias es la venganza y el odio”: con estas palabras sonantes el Papa Francisco tocó una vena saliente en el pueblo mozambiqueño. Y fueron palabras que marcaron aún el camino de Jesús:

“’Amarnos’, nos dice Jesús; y Pablo lo traduce como ‘revestirnos de compasión entrañable y de bondad’. El mundo desconocía —y sigue sin conocer— la virtud de la misericordia, de la compasión, al matar o abandonar a su suerte a discapacitados y ancianos, eliminar heridos y enfermos, o gozar con los sufrimientos de los animales. Tampoco practicaba la bondad, la amabilidad, que nos mueve a que el bien del prójimo sea tan querido como el propio”. “La equidad de la violencia siempre es un espiral sin salida y su costo es muy alto. Otro camino es posible porque es crucial no olvidar que nuestros pueblos tienen derecho a la paz. Ustedes tienen derecho a la paz”.

Superar la división y la violencia es signo de fortaleza

El Santo Padre señaló luego que la superación de los tiempos de división y de violencia suponen “no sólo un acto de reconciliación o la paz entendida como ausencia de conflicto”, sino “el compromiso cotidiano” que lleve a activamente a “tratar a los demás con esa misericordia y bondad con la que queremos ser tratados”: misericordia y bondad, dijo, “especialmente hacia aquellos que, por su condición, son rápidamente rechazados y excluidos”:

Se trata de una actitud de fuertes y no de débiles, una actitud de hombres y mujeres que descubren que no es necesario maltratar, denigrar o aplastar para sentirse importantes, sino al contrario. Y esta actitud es la fuerza profética que Jesucristo mismo nos enseñó al querer identificarse con ellos mostrándonos que el servicio es el camino”.

Es posible descubrir las ideologías que intentan manipular a los pobres

Mozambique, constató Francisco, es un territorio lleno de riquezas naturales y culturales, que “paradójicamente” tiene una enorme cantidad de su población bajo la línea de pobreza:

“Y a veces pareciera que quienes se acercan bajo el supuesto deseo de ayudar, tienen otros intereses. Y es triste cuando esto se constata entre hermanos de la misma tierra que se dejan corromper; es muy peligroso aceptar que este sea el precio que tenemos que pagar ante la ayuda extranjera”

El Papa indicó aún el camino, que es siempre aquel de Jesús: “reconociendo y valorando al otro como hermano hasta sentir su vida y su dolor como nuestra vida y nuestro dolor”, dijo, “es posible descubrir todas las ideologías de cualquier tipo que intentan manipular a los pobres y a las situaciones de injusticia para el servicio de intereses políticos”.

La paz de Cristo sea árbitro en sus corazones

“Si Jesús es el árbitro entre las emociones conflictivas de nuestro corazón, – aseguró el Pontífice –  entre las decisiones complejas de nuestro país, entonces Mozambique tiene un futuro de esperanza garantizado”.

“ Amad a vuestros enemigos (Lc 6,27) ”


Deja un comentario

Mozambique: encuentro del Papa con los jóvenes

Mozambique. Papa a jóvenes: “resignación y ansiedad matan los sueños”

El Pontífice se reúne con los jóvenes de Mozambique en un encuentro interreligioso y les pide luchar contra la ansiedad y la resignación; también perseverar en sus sueños, siempre unidos y nunca contra los demás.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

En la mañana del 5 de septiembre, el Papa Francisco tuvo un encuentro Interreligioso con los jóvenes mozambiqueños en el Estadio Maxaquene situado en la capital del país en el que les recordó que son importantes y que tienen que creérselo, pero “con humildad”: “vosotros no sois sólo el futuro de Mozambique, tampoco de la Iglesia y de la humanidad. Vosotros sois el presente que, con todo lo que sois y hacéis, ya estáis aportando lo mejor que hoy podéis regalar”. También les expresó que una de las principales características de los jóvenes de Mozambique es “la alegría de vivir”, algo “que se podía palpitar en el estadio” puntualizó y señaló que ellos, a diferencia de los adultos, caminan con dos pies pero no en paralelo, sino uno delante del otro “dispuestos a partir”. Por otro lado les pidió estar atentos “a todos que los quieren dividir, fragmentar o enfrentar”.

Nuestras diferencias son necesarias

Agradeciendo la participación al encuentro de jóvenes de distintas confesiones religiosas, así como de aquellos que sin ser parte de alguna tradición religiosa estaban presentes, el Papa explicó que este encuentro era un signo de hacer experiencia de que todos somos necesarios, y “nuestras diferencias – puntualizó –  también son necesarias”.

No dejarse robar la alegría ni darse por vencido

En su discurso el Papa dio algunos consejos a los chicos y chicas, ente ellos “no dejarse robar la alegría” ni dejar “de cantar y expresaros de acuerdo a todo lo bueno que aprendisteis de vuestras tradiciones”. También les pidió cuidarse de dos actitudes que matan los sueños y la esperanza: la resignación y la ansiedad. “Son grandes enemigas de la vida, porque nos empujan normalmente por un camino fácil, pero de derrota, y el precio que piden para pasar es muy caro. Se paga con la propia felicidad e inclusive con la propia vida” les explicó. Hay que estar muy atentos porque esa actitud – continuó – “te hace tomar la senda equivocada”. Es por eso que cuando todo parece paralizado y estancado, cuando los problemas personales nos inquietan, los malestares sociales no encuentran las debidas respuestas, “no es bueno darse por vencido” dijo el Pontífice.

No resignarse: seguir el ejemplo de Eusebio da Silva

El Papa hablando de una de las dos actitudes que matan los sueños, puso el ejemplo de uno de los grandes jugadores de fútbol, Eusebio da Silva, quien aprendió a “no resignarse”. “Pese a las severas dificultades económicas de su familia y la muerte prematura de su padre, no pudieron impedir sus sueños; su pasión por el fútbol lo hizo perseverar, soñar y salir adelante, ¡y hasta llegó a hacer 77 goles para este club de Maxaquene!” les expresó el Papa.

La enemistad social destruye

“¡Qué importante es no olvidar que la enemistad social destruye!” exclamó el Santo Padre a los jóvenes, asegurando que la enemistad destruye la familia, destruye un país y el mundo entero, pero, la enemistad más grande – señaló – “es la guerra”. En este sentido, volvió a recordar un proverbio que ya ha recordado en otras ocasiones o muchos otros jóvenes: “Si quieres llegar rápido camina solo, si quieres llegar lejos, ve acompañado”. Se trata – puntualizó – “siempre de soñar juntos, nunca contra otros”.

Frente a la ansiedad el Papa pide paciencia

El Papa también señaló que otra de las actitudes que matan los sueños es la “ansiedad”: “Puede ser una gran enemiga cuando nos lleva a bajar los brazos porque descubrimos que los resultados no son instantáneos”. El Papa pidió a los jóvenes tener paciencia y empeño, renunciando a las prisas. También les aconsejo no tener miedo de apostar y de cometer errores: “Las cosas más hermosas se gestan con el tiempo y, si algo no te salió la primera vez, no tengas miedo de volver a intentar, una y otra vez. No tengas miedo a equivocarte, nos vamos a equivocar mil veces, pero no caigamos en el error de detenernos porque hay cosas que no nos salieron bien la primera vez”.

María Mutola, ejemplo de perseverancia

La perseverancia y la paciencia son las claves para conseguir los sueños, dijo el Papa y puso el ejemplo María Mutola, “que aprendió a perseverar, a seguir intentando a pesar de no cumplir su anhelo de la medalla de oro en los tres primeros juegos olímpicos que compitió; después, al cuarto intento, esta atleta de los 800 metros alcanzó su medalla de oro en las olimpíadas de Sídney”. Ha ella, “la ansiedad no la hizo ensimismarse – continuó – es un ejemplo de como el deporte nos enseña a perseverar en nuestros sueños”.

No dejar de lado a los ancianos

En sus palabras no faltó una mención a los ancianos, siempre recordados por el Papa Francisco, “quienes pueden ayudar a que vuestros sueños y aspiraciones no se sequen, no los tire el primer viento de la dificultad o la impotencia” les aseguró Francisco, porque ellos son “nuestras raíces”. En este sentido el Papa recordó que en ocasiones los mayores prueban a enseñar las cosas de modo impositivo, “como advertencia, metiendo miedo” y esto es “un error”.

El Papa explica el gesto de “la mano tendida”

Por último, el Pontífice hablo de la importancia de ser “manos amigas”, “una mano tendida”. Un gesto que consiste – explicó – “en buscar crecer en la amistad también con los que piensan distinto, para que la solidaridad crezca entre vosotros y se transforme en la mejor arma para transformar la historia”. “La solidaridad es la mejor arma para transformar la historia” puntualizó. Al final de su discurso, destaca su reflexión: “Dios os ama, y en esa afirmación estamos de acuerdo todas las tradiciones religiosas”.

:


Deja un comentario

Mozambique: la paz y el perdón en el discurso del Papa al pueblo.

Fieles de Mozambique dan la bienvenida al Papa.Fieles de Mozambique dan la bienvenida al Papa.  (AFP or licensors)EDITORIAL

Paz a través de la justicia y el perdón, camino maestro no sólo para África

El Papa Francisco hizo un fuerte llamamiento a la reconciliación en su primer discurso en Mozambique, recordando que la paz no es sólo la ausencia de la guerra, sino que es un compromiso incansable para devolver los derechos y la dignidad a los pueblos: pero también es necesario el perdón

Andrea Tornielli – Maputo

“¡No a la violencia, sí a la paz!”. El Papa Francisco repitió las palabras de San Juan Pablo II durante su primer discurso en Mozambique, ante las autoridades, los representantes de la sociedad civil y el cuerpo diplomático. La palabra “paz” corre el riesgo de sonar como un eslogan vacío, especialmente a los oídos de aquellos que no han conocido la guerra, la violencia, el odio fratricida y los conflictos internos en países influenciados por las grandes potencias. Pero aquí en Maputo el llamamiento del Obispo de Roma toca las cuerdas más íntimas de un pueblo. Un millón de muertos y entre tres y cuatro millones de desplazados en los países vecinos: tanto costó la guerra civil que vio contrapuestos al Frelimo (el Frente de Liberación de Mozambique de inspiración marxista-leninista) y la Renamo (la Resistencia Nacional Mozambiqueña, un movimiento armado anticomunista).

Una guerra que duró más de quince años, que terminó en 1992 con los Acuerdos de Roma propiciados por la Comunidad de San Egidio, la Iglesia local y el Gobierno italiano. En el último cuarto de siglo el camino no ha sido fácil, sino que ha estado marcado por el resurgimiento de conflictos que han hecho temer lo peor. Hoy la paz parece florecer gracias al nuevo acuerdo firmado en agosto de 2019 entre el presidente Nyusi y el líder de la Renamo Ossufo Momade, que prevé el desarme de más de cinco mil combatientes y nuevas elecciones generales previstas para el próximo 15 de octubre.

El Papa ha querido expresar desde sus primeras palabras su aprecio por los esfuerzos que se están realizando para que “la paz vuelva a ser la norma, y la reconciliación la mejor manera de afrontar las dificultades y los retos que se encuentran como nación”. La búsqueda de la paz, el compromiso por la paz, requiere un “trabajo duro, constante e incesante”. Pero Francisco, en el discurso de apertura de su visita a Mozambique, recordó que la paz “no es sólo la ausencia de guerra, sino el compromiso incansable – sobre todo de quienes ocupamos un cargo de mayor responsabilidad – de reconocer, garantizar y reconstruir concretamente la dignidad, a menudo olvidada o ignorada, de nuestros hermanos, para que se sientan protagonistas del destino de su propia nación”.

La paz no puede separarse de la justicia y no puede lograrse sin perdón y reconciliación, como siempre ha recordado Juan Pablo II, incluso inmediatamente después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra los Estados Unidos. “No podemos perder de vista – afirma hoy su sucesor – que, sin igualdad de oportunidades, las diferentes formas de agresión y de guerra encontrarán un terreno fértil que, tarde o temprano, provocará la explosión.

Cuando la sociedad – local, nacional o mundial – abandona en la periferia a una parte de sí misma, no habrá programas políticos, ni fuerzas del orden o de intelligence que puedan asegurar ilimitadamente la tranquilidad. Las desigualdades sociales, la explotación salvaje de los recursos naturales que deja a los pueblos en la pobreza, un sistema económico-financiero que pone en el centro al dios dinero y no al hombre, la incitación al odio y a la contraposición, son semillas de violencia y de guerra.

Para hacer florecer la verdadera paz – éste es el camino indicado por el Papa – es necesario comprometerse por la justicia, combatir las desigualdades, fomentar la cultura del encuentro, cuidar la casa común y no descartar a los jóvenes y a los ancianos. Un camino maestro a seguir, no sólo en África


Deja un comentario

El Papa con los periodistas en su vuelo a Africa.

El Papa en vuelo hacia ÁfricaEl Papa en vuelo hacia África 

En el vuelo a África, la invitación de Francisco: recen por la tragedia en las Bahamas

En su camino a Maputo, el Papa concluye su tradicional saludo a los periodistas en el vuelo pidiéndoles que recen por las víctimas del huracán que golpeó tan fuerte a las Bahamas. Poco antes, el deseo de “frutos” para la visita a África y también un divertido intecambio con el decano de los vaticanistas

Alessandro De Carolis – Vuelo Roma-Maputo

El pedazo de corazón está allí, cerca de la última “periferia”, la gente del Caribe abrumada por la catástrofe causada por el huracán Dorian. Antes de despedirse del cordial giro de saludos con los periodistas, el Papa vuelve a aferrar el micrófono para invitar a una oración personal a los que comparten con él el largo viaje hacia el sur de África. Francisco está informado de la devastación dejada por el huracán, especialmente en las Bahamas – noticias e imágenes hablan de miles de personas sin hogar y muertas a lo largo de las calles sembradas de escombros. Es “pobre gente – dice – que de un día para otro, pierde su casas, pierden todo, incluso la vida”.

El paso de “Dorian” en América Central recuerda por analogía la franja de muertes y destrucción dejada por “Idai” y “Kenneth” entre marzo y abril pasado en Mozambique, la primera parada de la semana que el Papa pasará en el continente africano, que incluye una visita a Madagascar y unas horas en las Islas Mauricio. “Esperemos que este largo camino dé sus frutos”, comenzó diciendo Francisco en su saludo a los periodistas, precedido de las palabras del nuevo director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, en el primer viaje en su nuevo cargo.

El Papa se mostró muy familiarizado con las novedades sobre el grupo de colegas a bordo. Dijo que quería rendir un “homenaje” y, por tanto, un “espacio especial” a la colega de EFE (la agencia de prensa española, que celebra su 80 aniversario), que tendrá así la oportunidad, durante la conferencia de prensa en el vuelo de regreso, de dirigir preguntas adicionales a Francisco. El Santo Padre quiso remarcar la ausencia en este viaje de Valentina Alazraki, periodista de “Televisa”, decana de los vaticanistas en la Sala de Prensa, que habría alcanzado en esta circunstancia 153 viajes apostólicos. De Valentina, en particular, el Papa llamó “una joya” su último libro sobre las mujeres maltratadas (“Grecia y las otras”, escrito con Luigi Ginami), que – dice – nos hace comprender “el dolor y la explotación de las mujeres hoy”. Con la ausencia de Alazraki, el Papa concluyó con una sonrisa pasando el testimonio a Phil Pullella, el co-decano a bordo, narrador de docenas de viajes papales en la agencia Reuters


Deja un comentario

Desde mañana el Papa en Africa (4-10 sept.) Programa

El Papa ora en Santa María La Mayor por su inminente Viaje Apostólico

El Santo Padre encomienda a la Virgen María su Visita Apostólica a África en programa del 4 al 10 de septiembre de 2019.

Ciudad del Vaticano

En vísperas de su 31ª Viaje Apostólico que lo llevará a Mozambique, Madagascar y Mauricio, el Papa Francisco ha ido esta mañana a la Basílica de Santa María La Mayor en Roma, para recogerse en oración ante el icono de la Virgen María, la Salus Popoli Romani.

Programa del Viaje del Papa Francisco a África

Miércoles, 4 de septiembre de 2019

ROMA – MAPUTO

8.00 Salida en avión desde el aeropuerto de Roma/Fiumicino hacia Maputo
18.30 Ceremonia de bienvenida en el aeropuerto de Maputo

Jueves, 5 de septiembre de 2019

MAPUTO

9.45 Visita de cortesía al Presidente en el Palacio de Ponta Vermelha
10.15 Encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático en el Palacio de Ponta Vermelha
11:00 Encuentro interreligioso con los jóvenes en el Pabellón de Deportes de Maxaquene
Almuerzo en la Nunciatura
16.15 Encuentro con los obispos,  sacerdotes, religiosos/as, consagrados, seminaristas, catequistas y animadoresen la Catedral de la Inmaculada Concepción
17.25 Visita privada a la Casa “Mateo 25”

Viernes, 6 de septiembre de 2019

MAPUTO-ANTANANARIVO

8.45 Visita al Hospital de Zimpeto
10.00 Santa Misa en el Estadio de Zimpeto
12.25 Ceremonia de despedida en el aeropuerto de Maputo
12.40 Salida hacia Antananarivo
16.30 Ceremonia de bienvenida en el aeropuerto de Antananarivo

Sábado, 7 de septiembre de 2019

ANTANANARIVO

9.30 Visita de cortesía al Presidente en el Palacio de Iavoloha
10.15 Encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático en el Ceremony Building
11.15 Hora intermedia en el Monasterio de la Carmelitas Descalzas
Almuerzo en la Nunciatura
16.00 Encuentro con los obispos de Madagascar en la Catedral de Andohalo
17.10 Visita a la tumba de la beata Victoire Rasoamanarivo
18.00 Vigilia con los jóvenes en el Campo diocesano de Soamandrakizay

Domingo, 8 de septiembre de 2019

ANTANANARIVO

10.00 Santa Misa en el Campo diocesano de Soamandrakizay
Almuerzo con el séquito papal en la Nunciatura
15.10 Visita a la ciudad de la amistad de Akamasoa
16.00 Oración con los trabajadores en Mahatzana
17.10 Encuentro con los sacerdotes, religiosos/as, consagrados y seminaristas en el Collège Saint Michel

Lunes, 9 de septiembre de 2019

ANTANANARIVO-PORT LOUIS-ANTANANARIVO

7.30 Salida en avión hacia Port Louis
10.40 Ceremonia de bienvenida en el aeropuerto de Port Louis
12.15 Santa Misa en el Monumento de María, Reina de la Paz
Almuerzo con los obispos de la CEDOI en el episcopio
16.25 Visita privada al Santuario de Père Laval
16.55 Visita de cortesía al Presidente en el Palacio Presidencial
17.15 Encuentro con el Primer Ministro en el Palacio Presidencial
17.40 Encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático en el Palacio Presidencial
18.45 Ceremonia de despedida en el aeropuerto de Port Louis
19:00 Salida en avión hacia Antananarivo

Martes, 10 de septiembre de 2019

ANTANANARIVO-ROMA

9.00 Ceremonia de despedida en el Aeropuerto de Antananarivo
9.20 Salida en avión hacia Roma/Ciampino
19.00 Llegada al aeropuerto de Roma/Ciampino


Deja un comentario

Mozambique: importante acuerdo de paz entre el gobierno y la Renamo.

Mozambique se embarca en un viaje de reconciliación y paz

El acuerdo firmado el jueves 1 de agosto en Gorongosa, en el centro del país, entre el presidente Filipe Nyusi y el líder de la RENAMO (Resistencia Nacional Mozambiqueña) Ossufo Momade, puso fin a décadas de conflicto entre el gobierno central y el antiguo grupo rebelde, que se ha convertido en el principal partido de la oposición.

Francesca Sabatinelli – Ciudad del Vaticano

Este acuerdo histórico sitúa a Mozambique en una dinámica positiva, un mes antes de la visita del Papa Francisco, que tendrá lugar los días 5 y 6 de septiembre. Desde el final de la guerra civil de 1992, que causó la muerte de un millón de personas, Mozambique ha atravesado un largo proceso de negociaciones que condujo a la firma de este acuerdo el 1 de agosto de 2019, con la convocatoria de elecciones generales para el próximo 15 de octubre.

El papel fundamental de Sant’ Egidio

Entre los protagonistas de este largo camino de negociaciones se encuentra la comunidad de Sant’Egidio, y en particular Don Angelo Romano, un sacerdote cuyo conocimiento de este país le valió el puesto de mediador de la Unión Europea en estas negociaciones.

Para él, la firma ha sido un gran éxito, tal como explicó a Radio Vaticana Italia, señalando que la reanudación de los enfrentamientos armados en 2016 había suscitado temores de una reanudación de la guerra, 24 años después de la firma de los Convenios de Roma, precisamente en la sede de Sant’Egidio.

No obstante, recientemente el clima se ha calmado gracias a los esfuerzos del gobierno para la reforma institucional. “Se acaba de hacer una reforma de la descentralización, que era una de las demandas del partido político RENAMO que permitirá la elección de gobernadores, mientras que antes eran nombrados por el gobierno. Por lo tanto, esto dará a la oposición la oportunidad de gobernar determinadas regiones del país, como está ocurriendo en Italia. Es el crecimiento democrático institucional el que acompaña a la construcción de la paz”, explica el padre Angelo Romano.

Una nueva generación comprometida con la paz

Además el sacerdote acoge con satisfacción la madurez democrática de este país y observa que la mayor parte de la población nació después de 1992: «por lo tanto, hay una “generación de paz” que no ha conocido la guerra y no quiere conocerla. Creo que esta es la mejor garantía para un Mozambique de paz», expresa con alegría destacando que la inminente fecha de la visita del Papa Francisco al país, ciertamente motivó a ambas partes a firmar la paz antes de su llegada.

Además, el padre Romano destaca un detalle sorprendente que percibió mientras seguía la ceremonia de la firma del acuerdo en un canal de televisión mozambiqueño: “En la pantalla, desde hace varios días, la televisión mozambiqueña ha estado transmitiendo todos sus programas con una fotografía del Papa en la esquina superior izquierda. Así que, durante la firma, estaba el Presidente de Mozambique, el Presidente de RENAMO, pero también estaba la imagen del Papa Francisco en pantalla. Esta imagen me impactó, ya que uno realmente tenía la impresión de que el Papa estaba presente, aunque no estuviera físicamente allí. La visita del Santo Padre ha ayudado de alguna manera a establecer un clima positivo en el país y a promover la paz”, concluye el padre Romano


Deja un comentario

Próximo viaje del Papa a Africa del 4 al 10 de septiembre.

Viaje Apostólico del Papa Francisco a África: Peregrino de pazViaje Apostólico del Papa Francisco a África: Peregrino de paz 

El programa actualizado del viaje del Papa Francisco a África

El programa del viaje apostólico del Papa a Mozambique, Madagascar y Mauricio se ha publicado. También se añade un nuevo evento al final del día 5 de septiembre en Maputo

Emanuela Campanile – Ciudad del Vaticano

El viaje apostólico a los tres países africanos que el Papa Francisco visitará del 4 al 10 de septiembre comenzará con la llegada del Pontífice a las 18.30 horas a la capital de Mozambique, Maputo. La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha publicado el horario del viaje ya anunciado el pasado 28 de junio. Sólo hay que considerar dos zonas horarias: Madagascar, una hora más que Italia, y Mauricio, dos. Además, la actualización se refiere a un nuevo evento a finales del jueves 5 de septiembre. Esta es una visita privada a la Casa Matteo 25 en Maputo. Una iniciativa de la Nunciatura Apostólica en el Estado africano en colaboración con poco más de 20 comunidades religiosas locales, creada para ayudar a los jóvenes y a los niños de la calle, que no tienen nada que comer y a menudo ni siquiera dónde dormir.

Madagascar

La llegada del Papa Francisco a Madagascar está prevista para el 6 de septiembre a las 16:30, hora local. Al día siguiente, a las 10.15 horas, tendrá lugar la reunión con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático en el edificio de la Ceremonia en la capital Antananarivo. Entre las citas previstas, la de las 18.00 horas con los jóvenes del campamento diocesano de Soamandrakizay y la celebración eucarística de la mañana siguiente a las 10.00 horas. La visita a la Ciudad de la Amistad está prevista para las 15.10 horas, mientras que la oración por los obreros de la obra de Mahatazana está programada para las 16.00. A continuación, la alocución del Papa a los presbíteros, a los religiosos, a las religiosas, a los consagrados y a los seminaristas en el Colegio Saint Michel.

Mauricio

Destino: Port Louis, Isla Mauricio, lunes 9 de septiembre. La misa de las 12.15 hs. en el monumento a María Reina de la Paz y la visita privada a las 16.25 hs. al santuario de Fray Laval son los dos momentos culminantes de la jornada. A continuación, se celebrarán reuniones con las autoridades en el Palacio Presidencial, la sociedad civil y el cuerpo diplomático. Por la tarde, regreso a Madagascar.

El regreso a Roma

La ceremonia de despedida para el regreso a Roma está prevista para el martes 10 de septiembre a las 9 de la mañana, hora local, en el aeropuerto de Antananarivo. El Papa Francisco aterriza en Ciampino a las 7pm.