Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Pésame de Guterres por el incendio en Portugal.

El Secretario General de la ONU, António Guterres. Foto: ONU/TASS

19 de junio, 2017 — El Secretario General de la ONU expresó este domingo gran asombro y horror por la cantidad de vidas que se han perdido a causa del devastador incendio que azota a la región de Pedrógão Grande, en Portugal.

La información de medios de prensa indica que el incidente dejó más de 60 muertos, incluidas 30 personas atrapadas en sus vehículos. El fuego empezó el sábado y las llamas se esparcieron con gran violencia. Este lunes el incendio aún continúa activo.

António Guterres conversó con el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, y con el primer ministro, António Costa, para expresarles su profunda tristeza y ofrecerles condolencias al Gobierno y al pueblo portugués por el desastre.

El titular de la ONU deseó una rápida recuperación a los heridos y señaló que en este momento de gran pérdida, sus pensamientos y oraciones están con las familias y seres queridos de los afectados.

En el comunicado emitido por la oficina de su portavoz, Guterres felicitó al Gobierno, los bomberos, socorristas y organizaciones de la sociedad civil que trabajan sin cesar para combatir el incendio forestal y ayudar a los necesitados.

También ofreció el apoyo de Naciones Unidas.


Deja un comentario

Portugal: carta, del 27 de abril 2017, de la Conferencia episcopal sobre incendios forestales.

Nota Pastoral da Conferência Episcopal Portuguesa 

  1. O nosso país, de ano para ano, tem sido de tal modo assolado por incêndios que estes se tornaram um autêntico flagelo com proporções quase incontroláveis. É a área anualmente ardida que já supera a de qualquer outro país europeu, mesmo aqueles que têm condições climatéricas semelhantes à nossa. É o património florestal que se vai perdendo de uma forma igualmente sem paralelo. São os notórios custos humanos, sociais, económicos e ecológicos decorrentes desta situação.

Que fazer? Vamos resignar-nos a uma chaga com tais dimensões, como se de uma fatalidade impossível de contrariar se tratasse? De modo algum. Estamos convencidos de que as causas do flagelo dependem direta ou indiretamente da vontade humana. E, como tal, só pode prevenir-se ou combater-se com eficácia, se todos nós, desde o cidadão mais simples ao mais responsável, em vez de vãs lamentações, mudarmos realmente de mentalidade e de hábitos sociais. Quais?

 

  1. Sabemos que, na origem de muitos incêndios, talvez da maioria, estão comportamentos criminosos, uns intencionais, outros pelo menos negligentes. Há que apurar não apenas as causas da dimensão desta prática – o que verdadeiramente ainda se não conseguiu até hoje – como há sobretudo que detetar e combater interesses que dela possam beneficiar.

A punição dos responsáveis, diretos ou indiretos, por tais crimes é não só uma exigência de justiça, mas deve servir também de mensagem dissuasora contra tais condutas. Não se esqueça porém que a ação das entidades políticas e judiciárias depende em muito da colaboração dos cidadãos com informações relevantes para provar esses factos. Haja a coragem de as prestar.

 

  1. Sabemos que os incêndios dependem também do estado de conservação em que se encontram os terrenos e as florestas. Daí as medidas de prevenção, nomeadamente de limpeza das matas e de ordenamento territorial, que, neste ponto, têm sido promulgadas pelos responsáveis estatais. Há que respeitá-las, apoiá-las e segui-las.

Existem porém casos em que tais exigências podem ultrapassar as capacidades dos proprietários, quando os terrenos lhes proporcionam rendimentos escassos. Sendo, mais do que bens individuais, o bem comum que está em causa, há também que apoiar os proprietários com outros incentivos. E tratando-se de propriedades do Estado, seja este o primeiro a dar o exemplo no cumprimento das exigências que impõe.

 

  1. Felizmente são cada vez mais os cidadãos que, entre nós, se empenham ativamente quer na prevenção quer no combate aos incêndios. Há quem se dedique, designadamente no verão, a serviços de atenta vigilância. Nisso e sobretudo no combate destacam-se os bombeiros pelo profissionalismo e o modo abnegado e desinteressado com que o fazem, arriscando a própria vida e, por vezes, perdendo-a mesmo. Honra lhes seja feita pelo serviço que prestam. Como são de louvar ainda as inumeráveis iniciativas e manifestações de humanismo e solidariedade que, mormente em casos de perda de habitações e outros bens, têm surgido entre nós.

Quer isto dizer que ainda existe, como de resto sempre existiu, o sentido do bem comum, absolutamente necessário para a prevenção e o combate aos incêndios. Há que promovê-lo e alargá-lo de tal modo que se torne dominante em toda a sociedade.

 

  1. Para isso é fundamental que todos olhemos a natureza não como uma simples fonte de utilidade e rendimento económico e por isso facilmente sujeita a explorações de tal modo desordenadas que a destroem totalmente. Até mesmo por não nos ser possível viver sem ela, há que respeitá-la e valorizá-la, na sua bondade, harmonia e equilíbrio, como um dom que recebemos e um legado que devemos esforçar-nos por transmitir às gerações futuras.

Veja-se como o Papa Francisco reforça o mesmo, numa perspetiva crente: «A natureza entende-se habitualmente como um sistema que se analisa, compreende e gere, mas a criação só se pode conceber como um dom que vem das mãos abertas do Pai de todos, como uma realidade iluminada pelo amor que nos chama a uma comunhão universal» (Laudato si’, 76).

 

  1. Finalmente, para a mudança de mentalidade e hábitos sociais, tão necessária para a prevenção e o combate aos incêndios, há que mobilizar toda a sociedade, nas suas diversas instâncias: o Estado com os seus responsáveis mais diretos; a Igreja e todas as outras confissões religiosas; as autarquias locais de maior e menor amplitude; as escolas nos seus sucessivos graus de ensino; a comunicação social nas suas diversas expressões; as mais variadas associações e muitas outras instituições, seja qual for a sua dimensão. Mas todos de forma concertada.

Da nossa parte, apelamos às comunidades cristãs a que tudo façam para comprometer os seus membros nesta causa que é tão cristã quanto humana.

 

Fátima, 27 de abril de 2017


Deja un comentario

Dolor y oración del Papa por las víctimas del incendio de Londres.

Dolor y oración del Papa Francisco por el trágico incendio en Londres

 

(RV).- Con profundo pesar el Papa Francisco recibió la noticia del devastador incendio en Londres, que causó la trágica pérdida de numerosas vidas y graves daños.

Así empieza el Mensaje de condolencias firmado por el Cardenal Secretario de Estado de Su Santidad, Pietro Parolin, y enviado al Card. Vincent Nichols, Arzobispo de Westminster.

Encomendando el alma de los que han fallecido al amor misericordioso del Señor y ofreciendo de corazón sus condolencias a sus familiares, el Santo Padre expresa su gran aprecio por los valientes esfuerzos realizados por el personal de servicio de emergencia y por el compromiso de brindar apoyo y asistir a los que han perdido sus hogares.

Sobre todos y sobre toda la comunidad londinense, su Santidad invoca las bendiciones de Dios de fortaleza y de paz.


Deja un comentario

El Papa recibe a los viajeros del tren de los niños.

El Papa recibe al “Tren de los Niños” con víctimas de los últimos terremotos
Sabado 3 Jun 2017 | 12:57 pm

Ciudad del Vaticano (AICA):

“Esto que vivieron es una calamidad, y las calamidades hieren el alma. Pero el Señor nos ayuda a reponernos”, dijo el papa Francisco, al recibir este sábado a los pequeños del ‘Tren de los niños’ que trajo al Vaticano a unos 400 niños de los municipios afectados por el terremoto de Italia central -como Norcia, Accumoli, Amatrice y Arquata-.

Esta quinta edición del Tren de los Niños es promovida por el Pontificio Consejo de la Cultura y el tema de este año es “Pequeños viajantes, grandes embajadores, custodios de la Tierra”. En esta ocasión también participó la asociación “Deporte sin Fronteras y la Orquesta Maré do Amanhá de Río de Janeiro, Brasil.

En el encuentro el Santo Padre les pidió que hablaran ellos porque quería escucharlos.

“¿Cómo fueron esos días después del terremoto?”, preguntó el Papa. “Fueron difíciles, se derrumbaron las escuelas, los edificios, todo. Nos estamos reponiendo poco a poco”, afirmó un niño.

Los pequeños contaron sus miedos, experiencias, dificultades después del terremoto: de la escuela que se derrumbó pero sin víctimas; uno indicó que fue a la casa de la abuela porque la suya había quedado inhabitable; que estuvieron viviendo en carpas o en casas de madera, que reconstruyeron las escuelas, etc.

“Cuando suceden estas calamidades tenemos que tener la fuerza de reponernos, ¡vosotros lo habéis hecho muy bien!”, afirmó Francisco y les dijo: “Debemos agradecer a la Virgen por las cosas buenas que nos ha dado en medio de esta calamidad. Y rezó un Ave María”.

“Una de las cosas que más le gusta a Jesús es la palabra ‘muchas gracias’. Yo quiero agradecerles y decirles ‘gracias’ por esta visita, porque vinieron aquí incluso para recordar ese feo momento” dijo el Papa, que agradeció también a los jóvenes que llegaron desde Río de Janeiro para el evento, del grupo ‘Marea del mañana’ y pidió un aplauso para ellos.


Deja un comentario

En memoria de la tragedia de Chernobil

La ONU recuerda la tragedia de Chernóbil

Un helicóptero se acerca a la planta nuclear de Chernobil para examinar los daños en el reactor nuclear en abril de 1986. Foto: ONU/IAEA

26 de abril, 2017 — Este 26 de abril se cumplen 31 años del peor accidente nuclear de la historia y Naciones Unidas por primera vez conmemora el Día Internacional de Recordación de ese desastre.

La explosión en la central nuclear de la localidad ucraniana de Chernóbil, propagó una nube radioactiva en gran parte de lo que fue la Unión Soviética y que ahora son los territorios de Belarús, Ucrania y la Federación de Rusia.

Casi 8,4 millones de personas en los tres países fueron expuestas a la radiación.

La conmemoración, establecida por la Asamblea General de la ONU el pasado año, constituye un recordatorio sobre los peligros derivados de los accidentes nucleares y la necesidad de fortalecer la cooperación internacional para mitigar las consecuencias a largo plazo del accidente de Chernóbil.

En la sede de la ONU, la Misión de Belarús inauguró este miércoles una exhibición fotográfica que permite apreciar los esfuerzos de ese país, otros Estados afectados, y la comunidad internacional, para mitigar los efectos del accidente.

Desde la ocurrencia del desastre en 1986, las agencias del sistema de la ONU y otras organizaciones han realizado más de 230 proyectos asociados a la atención de las víctimas.


Deja un comentario

Necesidades tras las inundaciones en Perú.

Personal de la ONU asiste a necesitados en Perú. Foto: Mónica Suarez Galindo/PNUD Peru

18 de abril, 2017 — La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha solicitado 4,3 millones de dólares para brindar ayuda humanitaria a la población afectada por las inundaciones en la costa norte del Perú.

La emergencia ha afectado a 24 de los 25 departamentos del país y ha dejado a más de un millón de personas en necesidad de asistencia.

Un comunicado de la OIM afirma que el departamento de Piura es el más afectado, con una tercera parte de la población en necesidad de ayuda.

El Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) calcula que 34.584 viviendas se han derrumbado o son inhabitables y que unas 173.000 personas podrían estar desplazadas.

Se calcula que aproximadamente 40.000 personas se encuentran en albergues temporales.

Los fondos solicitados por la OIM serán destinados a apoyar a las autoridades peruanas en la mejora de la gestión de información sobre las familias desplazadas que se encuentran en albergues temporales y sitios improvisados, además de brindar asistencia técnica en la coordinación y gestión de campamentos.

“Los fondos solicitados para el sector de la Defensa Civil apoyarán al Gobierno en la mejora de la calidad de vida y la dignidad de los desplazados en los alojamientos temporales, facilitando el acceso equitativo a servicios, asistencia humanitaria y protección”, dijo José Ivan Dávalos, Jefe de Misión de la OIM en Perú.


Deja un comentario

ONU busca ayudas para víctimas de El NIño en Perú.

ONU solicita fondos para atender a la población damnificada por las lluvias en Perú

Personal de la ONU en Perú. Foto: Mónica Suarez Galindo/PNUD Peru

11 de abril, 2017 — El fenómeno meteorológico conocido como El Niño costal provocó lluvias constantes en 12 departamentos de Perú durante febrero y marzo, causando más de un millón de damnificados.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) llamó hoy a los donantes internacionales a reunir 38,3 millones de dólares para ayudar a unas 320.000 personas siniestradas en la costa norte peruana, la más afectada del país.

OCHA explicó que los fondos servirían para apoyar en los próximos seis meses a esa población, que requiere con urgencia albergue, agua, alimentos y servicios de salud, de higiene y de protección.

Además, las familias necesitan recuperar sus medios de vida, destruidos por las tormentas.

Según datos de la ONU, en los cuatro departamentos más afectados el 59% de la gente, o 445.000 personas, carece de alimentos suficientes y el 32% han perdido sus herramientas de trabajo y subsistencia.

El gobierno peruano implementó un plan de respuesta de emergencia que se encarga de las necesidades básicas más inmediatas de la población más golpeada por el desastre. El plan será seguido por uno de reconstrucción.

Los organismos de Naciones Unidas y sus socios en el terreno asisten a las autoridades en las tareas de socorro y en el trazo de la ayuda a mediano plazo.