Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Ayuda económica del Papa a Albania.

La ayuda del Papa a la población albanesa tras el terremoto

El Papa Francisco ha decidido enviar una primera contribución de 100.000 euros para ayudar a la población afectada por el terremoto en esta fase de emergencia inmediata. La suma se utilizará en las diócesis involucradas en el terremoto, en obras de socorro y asistencia. El presidente de Caritas Albania, Monseñor Massafra: “La Iglesia en Albania se está movilizando para ayudar”.

Ciudad del Vaticano

La noche del pasado 25 de noviembre, un gran terremoto sacudió la costa norte de Albania, en la zona de la ciudad de Durrës. Hasta la fecha, se cuentan decenas de víctimas y al menos seiscientos heridos, pero todavía hay muchas personas bajo los escombros. El seísmo, que se ha sentido en otras zonas de Albania y en la costa adriática, ha causado enormes daños: edificios derrumbados y cientos de personas sin hogar. A través del Departamento del Servicio Integral de Desarrollo Humano, el Papa Francisco ha decidido enviar una primera contribución de 100.000 euros para ayudar a la población afectada.

El Santo Padre con este gesto ha querido expresar su cercanía espiritual y su ayuda paterna tanto a las personas como a los territorios afectados. La suma será utilizada en las diócesis tocadas por el terremoto para trabajos de ayuda y asistencia, de acuerdo con la Nunciatura Apostólica en Albania.

El Papa mostró su cercanía al pueblo albanés en la Audiencia General de ayer

La cercanía y apoyo del Papa ya se pudo observar ayer, cuando durante su Audiencia General dijo: “Quisiera enviar un saludo y mi cercanía al querido pueblo albanés, que tanto ha sufrido estos días. Albania fue el primer país de Europa que quise visitar. Estoy cerca de las víctimas, rezo por los muertos, por los heridos, por las familias. Que el Señor bendiga a este pueblo al que tanto amo”.

El compromiso de la Iglesia Católica de apoyar a las víctimas del terremoto

La contribución de este Dicasterio, que acompaña la oración del Santo Padre por el pueblo albanés, forma parte de las ayudas que se están activando en toda la Iglesia católica y en las que participan, además de varias conferencias episcopales, a numerosas organizaciones caritativas.

Todas la parroquias de Albania comprometidas en socorrer

El presidente de Caritas Albania, Angelo Massafra, explica ante nuestros micrófonos que “muchas parroquias se están volviendo útiles para ayudar y muchas religiosas están trayendo necesidades básicas y consuelo a los campamentos para personas desplazadas”. También pone a disposición la “Aldea por la paz” donde ahora residen los migrantes. Para Monseñor Massafra, el terremoto es como “un cuchillo” que se desliza dentro de la herida: “Es un desastre que agravará las condiciones ya precarias de Albania, tanto desde el punto de vista social como político”.

Además, explica que toda la Iglesia albanesa se está movilizando para ayudar y que cada iglesia se compromete a ser útil: “Ya se han creado varios campamentos de refugiados, el principal en la ciudad de Durres. Estoy muy impresionado por tanta generosidad y estoy agradecido con cada uno de los rescatadores: debemos remangarnos y trabajar para levantar a Albania y hacerla más bella”.

Photogallery

Operaciones de rescate tras el terremoto en Albania

28 noviembre 2019, 15:06


Deja un comentario

Albania. Pésame del Papa por el terremoto.

Pésame del Papa por el terremoto que ha devastado Albania

El Santo Padre Francisco ha enviado un telegrama de condolencias al Presidente de la República de Albania, Ilir Meta, tras el terremoto que asoló al país y que ha provocado decenas de muertos y más de 600 heridos. Francisco ha expresado también su cercanía al “querido pueblo albanés” durante la Audiencia general hodierna.

María Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco ha enviado un telegrama, firmado por el cardenal Secretario de Estado vaticano Pietro Parolin, al presidente de Albania, Ilir Meta, tras el terremoto que ha destruido el país, provocando decenas de víctimas y numerosos heridos. En la misiva,  Pontífice envía “sus más sentidas condolencias” al jefe de estado albanés y “a las familias de los fallecidos”.  “Encomendando las almas de los difuntos a la misericordia de Dios, asegura a los heridos y a todos los afectados por este desastre su cercanía en la oración”. El Santo Padre invoca finalmente “bendiciones de fuerza” sobre el personal de emergencia en sus esfuerzos de socorro” y “confía al pueblo de pueblo de Albania a la amorosa providencia del Todopoderoso”.

La cercanía del Papa a Albania durante la audiencia general

También en el curso de la audiencia general de hoy, el Pontífice saludando en lengua italiana expresó su cercanía y aseguró sus oraciones al pueblo albanés, que está sufriendo en estos días a causa del terremoto que sacudió ayer en particular la zona de Durrës.

Me gustaría enviar un saludo y mi cercanía al querido pueblo albanés que ha sufrido tanto en estos días. Albania fue el primer país de Europa que quise visitar. Estoy cerca de las víctimas, rezo por los muertos, por los heridos, por las familias. Que el Señor bendiga a este pueblo al que quiero tanto.

La situación en Albania

El número de las víctimas del terremoto de magnitud 6.2 que devastado ayer a Albania ha subido a 25, además del número impreciso de dispersos que se encuentran aún bajo los escombros. Se estiman más de 600 heridos. Los daños más graves se han verificado en Durrës y Tirana. Para hoy ha sido proclamado un día de luto nacional en memoria de las víctimas. El temblor principal al que siguieron más de cien réplicas que fueron sentidas en todos los Balcanes tuvo el epicento entre Shijak y Durrës, no muy lejos de la costa e hizo temblar también la capital Tirana. La profundidad del sisma, entre diez y veinte kilómetros, según algunos expertos ha evitado el tsunami, sin ahorrar muerte y destrucción. La más afectada ha sido Durrës, segunda ciudad y puerto principal del País de las Águilas, que sufrió un segundo temblor de magnitud 5.


Deja un comentario

Terremoto en Albania. Necesidad de ayuda

Terremoto in Albania, il vescovo di Tirana: “Terribile. Serve aiuto, da soli non possiamo farcela”

Monsignor George Frendo racconta la situazione dopo il sisma di questa notte: «Ci sono persone che hanno perso tutto, edifici crollati, chiese danneggiate». La Caritas in prima linea a fianco ai sopravvissuti

Terremoto in Albania, il vescovo di Tirana: “Esperienza terribile. Serve aiuto, da soli non possiamo farcela”

TIRANA. Un boato, il letto che trema e poi le drammatiche scene in strada di gente disperata vicino alle macerie che hanno sotterrato oggetti e vite umane. Per l’arcivescovo di Tirana-Durazzo, monsignor George Anthony Frendo, presule maltese alla guida della Conferenza episcopale dell’Albania, il terremoto di magnitudo 6.5 che questa notte ha colpito la costa settentrionale è stata «un’esperienza terribile».

Contattato da La Stampa-Vatican Insider, l’arcivescovo fa fatica a trovare le parole per descrivere i danni che ha visto in queste ore con i suoi occhi provocati dalle scosse avvertite fino alla capitale Tirana, ma anche in Puglia, Basilicata, Campania. «Chiedo scusa, sono ancora molto emozionato. Ho avuto molta paura», ripete più volte al telefono.

Questa mattina il vescovo si è recato a Thumanë, frazione del comune di Croia (prefettura di Durazzo), tra le località più colpite dal sisma, dove secondo il Ministero della Difesa albanese si sono registrati 14 morti. «C’era tanta gente a fianco alle macerie per vedere o per aiutare. Io ero accompagnato dal parroco e ci siamo potuti avvicinare alle zone più danneggiate».

Il livello di tensione è altissimo perché «c’è il pericolo che cada qualche altro palazzo». Soprattutto «è grande la grande pena per gli esseri umani che hanno lasciato la vita sotto pietre e mattoni. Una intera famiglia è morta, uno di loro era un ragazzo molto giovane uscito di prigione cinque mesi fa e stava intraprendendo un percorso si riabilitazione», racconta l’arcivescovo, «ci sono appartamenti distrutti, edifici di quatto piani crollati, diverse nostre Chiese hanno subito danni strutturali ai muri di recinzione, alle porte, ai tetti».

Attualmente è difficile quantificare i danni. «Sicuramente sarà una somma enorme che da soli non potremo sostenere», dice monsignor Frendo. In ogni caso «la nostra preoccupazione più grande adesso è per la gente, ci sono tantissimi morti, feriti, persone ancora sepolte sotto le macerie. In tanti non hanno avuto il tempo di uscire di casa… Speriamo di trovarli vivi».

La Chiesa albanese si è subito attivata per offrire aiuti ai sopravvissuti attraverso la Caritas diocesana e quella nazionale che, poco dopo quei terribili 30 secondi che hanno sconvolto il Paese, ha inviato in strada i propri volontari per fornire cibo e vestiti o per scavare in mezzo alle rovine. Diverse strutture della Diocesi di Tirana-Durazzo hanno aperto le porte a donne, uomini, anziani, bambini, famiglie. Molti albanesi, popolo dalla profonda fede religiosa, appena usciti in strada si sono diretti immediatamente verso le parrocchie per pregare. E tanti sacerdoti in queste ore stanno offrendo un’assistenza spirituale, specialmente a chi ha visto morire familiari e amici, o hanno celebrato messe per le vittime.

«Come Chiesa stiamo fornendo anche aiuti finanziari», spiega l’arcivescovo di Tirana. «Non abbiamo molto, ma quello che abbiamo lo offriamo agli altri. Siamo una Chiesa giovane, nata dopo la caduta del comunismo, e dalle risorse limitate e abbiamo agito sempre così: abbiamo poco ma lo diamo tutto. Aiutiamo con quello che riceviamo. Io stesso trascorro le mie vacanze andando in giro a fare l’elemosiniere, raccolgo aiuti per i poveri o per i ragazzi che vorrebbero studiare ma non hanno i mezzi».

Certo, adesso «l’Albania da sola non può farcela». Saranno necessari aiuti internazionali: «Già abbiamo avuto diverse manifestazioni di solidarietà da Turchia e Romania e aiuti concreti dalla Caritas Kosovo, ad esempio», spiega il presidente dei vescovi. E lancia un appello: «Chiediamo di non essere abbandonati, che tutti gli organismi internazionali che hanno la possibilità di inviare aiuti si mettano in contatto con la rete Caritas. Ci sono persone che hanno perso tutto».


Deja un comentario >

El Papa: “Que siga la ayuda a víctimas del triple desastre que sacudió Japón”

El Papa escuchó los testimonios de tres víctimas del triple desastre que sacudió Japón en el 2011, el terremoto, el tsunami y el accidente nuclear, que afectó no sólo a las prefecturas de Iwate, Miyagi y Fukushima, sino a todo el Japón y a sus ciudadanos, por todas las víctimas, el Papa oró, por las más de dieciocho mil personas que perdieron la vida, por sus familiares y por los que aún están desaparecidos.

Patricia Ynestroza-ciudad del Vaticano

El Papa escuchó los testimonios de tres víctimas del triple desastre que sacudió Japón en el 2011, el terremoto, el tsunami y el accidente nuclear, que afectó a todo el Japón y a sus ciudadanos.

El Santo Padre oró por todas las víctimas,  por las más de dieciocho mil personas que perdieron la vida, por sus familiares y por los que aún están desaparecidos.

Y agradeció desde el centro de conferencias de Bellesalle Hanzomon, el esfuerzo de los gobiernos locales, organizaciones y personas que trabajan en la reconstrucción de las áreas donde ocurrieron los desastres y para aliviar la situación de las más de cincuenta mil personas que fueron evacuadas, actualmente en viviendas temporales, sin poder aún regresar a sus hogares.

Que se unan los corazones y formen uno sólo

En el trabajo continuo de recuperación y reconstrucción después del triple desastre, muchas manos deben juntarse y muchos corazones deben unirse como si fueran uno solo. De esta manera, dijo, los que han sufrido recibirán apoyo y sabrán que no han sido olvidados. Sabrán que muchas personas, activa y efectivamente, comparten su dolor y continuarán extendiendo una mano fraterna para ayudar.

Los testimonios de las tres víctimas representan a todos los que han sufrido de manera tan grande a causa del triple desastre, expresaron la tristeza y el dolor sufrido por tantas personas, pero también la esperanza abierta a un futuro mejor. Y mencionó las palabras de uno de los testimonios:

“Agradezco de modo especial, como bien lo señaló Toshiko, la rapidez con que muchas personas, no sólo de Japón sino de todo el mundo, se movilizaron inmediatamente después de los desastres, para apoyar a las víctimas con la oración y la ayuda material y financiera. Una acción que no puede perderse en el tiempo y desaparecer después del shock inicial, sino que debemos perpetuar y sostener. E hizo un llamamiento a todas las personas de buena voluntad para que las víctimas de estas tragedias sigan recibiendo la ayuda que tanto necesitan.

Necesitan dijo el Papa, recursos básicos: alimentos, ropa y refugio, sin ello, no es posible llevar adelante una vida digna y tener lo mínimo necesario para poder lograr una reconstrucción, que reclama a su vez la necesidad de experimentar la solidaridad y el apoyo de una comunidad. Nadie se “reconstruye” solo, nadie puede volver a empezar solo. Es imprescindible encontrar una mano amiga, una mano hermana, capaz de ayudar a levantar no sólo la ciudad, sino la mirada y la esperanza.

Francisco invita a avanzar cada día en la construcción del futuro

Ocho años después del triple desastre, Japón ha demostrado cómo un pueblo puede unirse en solidaridad, paciencia, perseverancia y resistencia. El camino hacia una recuperación completa puede ser todavía largo, pero es siempre posible si cuenta con el alma de este pueblo capaz de movilizarse para socorrerse y ayudarse. La invitación de Francisco: “los invito a avanzar cada día, poco a poco, para construir el futuro basado en la solidaridad y el compromiso de unos por otros, por ustedes, sus hijos y nietos, y por las generaciones venideras”.

Ante los problemas como las guerras, refugiados, disparidades económicas y desafíos ambientales, dijo que hay que trabajar y caminar hacia una cultura capaz de combatir la indiferencia. Uno de los males que más nos afectan versa en la cultura de la indiferencia.

“Urge movilizarnos para ayudar a tomar conciencia de que, si un miembro de nuestra familia sufre, todos sufrimos con él; porque no se alcanza la interconexión si no se cultiva la sabiduría de la pertenencia, única capaz de asumir los problemas y las soluciones de manera global. Nos pertenecemos los unos a los otros”.

Las secuelas del accidente nuclear de Daiichi

El accidente nuclear de Daiichi en Fukushima, además de las preocupaciones científicas o médicas, también urge el inmenso trabajo para restaurar el tejido de la sociedad. Hasta que se restablezcan los lazos sociales en las comunidades locales y las personas tengan de nuevo una vida segura y estable, afirmó el Pontífice, el accidente de Fukushima no se resolverá por completo. Lo cual implica, a su vez la preocupación por el uso continuo de la energía nuclear, y pidieron la abolición de las centrales nucleares.

“Nuestra era siente la tentación de hacer del progreso tecnológico la medida del progreso humano. Este “paradigma tecnocrático” de progreso y desarrollo modela la vida de las personas y el funcionamiento de la sociedad y, a menudo, conduce a un reduccionismo que afecta a todos los ámbitos de nuestras sociedades. Por tanto, es importante, en momentos como este, hacer una pausa y reflexionar sobre quiénes somos y, quizás de manera más crítica, quiénes queremos ser. ¿Qué clase de mundo, qué clase de legado queremos dejar a los que vendrán después de nosotros?

La sabiduría y la experiencia de los ancianos, unidas al celo y al entusiasmo de los jóvenes, dijo por último, pueden ayudar a forjar una visión diferente, una visión que ayude a mirar con reverencia el don de la vida y la solidaridad con nuestros hermanos y hermanas en la única, multiétnica y multicultural familia humana.

Discurso del Papa a las víctimas del “triple desastre”
Francisco y las víctimas del “triple desastre”

Photogallery

Papa Francisco con víctimas del triple desastre ocurrido el 11 de marzo del 2011.


Somalia: graves inundaciones

Somalia: MSF asiste a las poblaciones afectadas por las inundaciones

Fuertes lluvias azotaron Somalia a finales de octubre, causando grandes inundaciones en todo el país. Miles de personas carecen de los servicios básicos, de protección medical y de un alojamiento seguro. Médicos Sin Fronteras (MSF) han comenzado sus labores para ayudar al país.

Ciudad del Vaticano

Desde finales de octubre, Somalia ha sufrido mucho a causa de las violentas lluvias. Los desastres han ido en aumento. Hasta ahora se reportan más de 270,000 personas desplazadas, así como muchas víctimas y daños en las granjas ganaderas. La región más afectada es Hiiraan, donde Médicos Sin Fronteras (MSF) ha enviado sus equipos para dar ayuda médica-humanitaria a la población.

Población en riesgo

Según declaraciones de Gautam Chatterjee, representante de MSF en Somalia y Somalilandia, “muchas personas han tenido que abandonar sus hogares para buscar refugio en las zonas más altas, ha habido muertes y daños al ganado”. También el hospital de Beledweyne, en Hiiraan, ha sido afectado debido a las inundaciones, dejando a miles de personas sin atención médica.

Una movilización inmediata

“MSF ha enviado sus equipos para evaluar la condición de la población”, informó Chattejee. Las necesidades son grandes y urgentes: falta de agua potable, comida, refugios, servicios higiénicos. Los riesgos en la salud son muy altos: “Hemos encontrado afecciones médicas como diarrea, enfermedades transmitidas por mosquitos como la malaria y el dengue, infecciones del tracto respiratorio, y nos preocupa el posible aumento de la desnutrición en los niños”.

Con todo esto los equipos de MSF han comenzado a distribuir ayuda para ciertas necesidades básicas, como carpas y kits de cocina, letrinas construidas y suministro de agua potable. “Es de fundamental importancia movilizarse de inmediato y traer recursos al campo para apoyar y ayudar a las personas”, explicó Chattejee, llamando a las autoridades a garantizar el fácil acceso a todos aquellos que lo necesitan.

MSF en Somalia

MSF ha estado presente en Somalia desde 1991. En el 2013 se vio obligado a dejar el país a causa de los continuos ataques a sus equipos, regresando tan solo en el 2017. Desde entonces se ha ido desarrollando en el país, ejecutando programas nutricionales y de prevención de epidemias, así como tratamientos contra la tuberculosis. El año pasado, MSF en Somalia y Somalilandia llevaron a cabo 86.600 consultas médicas, atendieron a 1.540 niños desnutridos y asistieron a 690 localidades.


Deja un comentario

Guterres a las Bahamas para apreciar mejor los daños del huracán.

Guterres viaja a Bahamas para expresar la solidaridad de las Naciones Unidas tras el paso de Dorian

ONU/Mark Garten
Vista de la destrucción causada por el huracán Dorian en el puerto de Marsh, en la isla de Ábaco, en las Bahamas.

13 Septiembre 2019

Nada más llegar al país caribeño, el titular de la ONU explicó que este tipo de fenómenos suceden con una creciente intensidad y frecuencia debido al calentamiento de los océanos, pero recordó que la ciencia nos dice que esto es solo el principio y, si no se toman medidas, esto solamente va a ir a peor.

El Secretario General llegó este viernes a Nassau, la capital de Bahamas, en una visita de dos días en la que mantendrá entrevistas con las autoridades y se encontrará con los afectados del huracán Dorian. También quiere ser testigo directo del impacto causado por este fenómeno y evaluar qué más puede hacer la ONU para ayudar a aliviar el sufrimiento de la población.

“Estoy aquí para expresar la solidaridad de las Naciones Unidas y la comunidad internacional con el Gobierno y el pueblo de Bahamas tras la implacable devastación del huracán Dorian. Traigo las más profundas condolencias a quienes han perdido a sus seres queridos y mi empatía a todos aquellos que han perdido sus casas y comunidades”, dijo António Guterres en una comparecencia ante la prensa.

En la comparecencia estaba presente también el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, quien poco antes había informado al responsable de la ONU sobre la respuesta completa del Gobierno a la crisis creada por el huracán.

Si no se toman medidas, esto solamente va a ir a peor.

Tras escuchar al gobernante, Guterres dijo que el valor y el compromiso de los habitantes de Bahamas durante estos tiempos difíciles “son una fuente de inspiración”. También habló del trabajo de la ONU en el país.

“Las agencias humanitarias de las Naciones Unidas están en el terreno apoyando los esfuerzos del Gobierno y espero que el tiempo meteorológico me permita viajar pronto (por el país) para ver el impacto por mi mismo y evaluar qué más podemos hacer”, explicó.

Los huracanes han puesto el turbo

A continuación, explicó que “en nuestra nueva era de la crisis climática, los huracanes y tormentas han metido el turbo y suceden con una creciente intensidad y frecuencia por la directa acción del calentamiento de los océanos. La ciencia nos dice que esto es solo el principio. Si no se toman medidas, esto solamente va a ir a peor”.

Guterres, para quien el cambio climático se ha convertido en la batalla de su vida, aseguró que el calentamiento global tiene tres impactos injustos.

“Primero, afecta a los países con menos emisiones de efecto invernadero, las Bahamas con un buen ejemplo; segundo, son los pobres y los más vulnerables los que sufren más; y tercero, la repetición de las tormentas sume a los países en un ciclo de desastres y deuda”, declaró.

Y añadió que, si bien el coste financiero de Dorian no es claro todavía, rondará los miles de millones de dólares y no se puede esperar que Bahamas lo asuman por sí solas: “Estos gigantescos desastres exigen una nueva respuesta multilateral y la financiación del clima es parte de esa respuesta”.

Si el tiempo meteorológico lo permite, se espera que el Secretario General viaje mañana a la isla de Ábacos, donde el 90% de las infraestructuras y de las viviendas han sido destruidas por el Dorian.


Deja un comentario

ONU urge respuesta inmediata a las Bahamas por la catástrofe del Dorian.

La ONU se suma a la respuesta inmediata por el huracán Dorian

Servicio de Guardacostas del Sureste de los EE.UU.
La base aérea de la Guardia Costera de los Estados Unidos en Clearwater, Florida, respondiendo a la devastación causada por el huracán Dorian en las Bahamas. (2 de septiembre de 2019)

4 Septiembre 2019

Tras la terrible devastación causada a inicios de esta semana por el huracán Dorian en el norte de las islas Bahamas, el Secretario General de la ONU sigue profundamente preocupado por las decenas de miles de personas afectadas en Gran Bahamas y Abaco.

En un comunicado emitido este miércoles por la Oficina de su Portavoz, António Guterres indicó que su secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia, Mark Lowcock, se desplaza hoy a las Bahamas.

A su llegada a la capital, Nassau, Lowcock se reunirá con el Primer Ministro bahameño, Hubert Minnis, donde examinarán el apoyo que pueden ofrecer las Naciones Unidas. El coordinador busca transmitir la solidaridad de la Organización con el pueblo y el Gobierno de las Bahamas.

Lowcock también tiene previsto reunirse con el equipo de la ONU ya desplegado en Nassau donde recibirá información sobre el impacto del huracán y las actividades en marcha para responder a las urgentes necesidades humanitarias.

Las Naciones Unidas apoyan las actividades de rescate y socorro en curso dirigidas por el Gobierno y forman parte de los equipos de evaluación que se espera se desplieguen hoy en las zonas afectadas.

“Las personas que lo han perdido todo necesitan urgentemente refugio, agua potable, alimentos y medicinas”, recordó Guterres.

El Secretario General pidió a la comunidad de donantes internacionales que aporte fondos para la respuesta humanitaria y las actividades de recuperación tan pronto como se conozcan las necesidades de la catástrofe.

La OPS colabora con las autoridades sanitarias

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que se pondrá en contacto con socios internacionales para movilizar recursos humanos y financieros y responder a las necesidades del sector de la salud solicitadas por el Gobierno de Las Bahamas, tras el paso del huracán Dorian.

La tormenta dañó las instalaciones de salud e inundó hospitales en las islas Ábaco y en Gran Bahama. El personal de la OPS ayuda a las autoridades en las evaluaciones de saneamiento e higiene del agua, así como de infraestructura de instalaciones de salud.

Unas 400 personas se refugiaron en la clínica en Marsh Harbour en Abaco, y aun no se han podido confirmar los informes preliminares los de muertos y heridos.

La OPS destacó que las grandes inundaciones en las dos islas afectadas, los daños en el Hospital Rand Memorial de la ciudad de Freeport en Gran Bahama, el desplazamiento de personas como resultado de daños o pérdidas materiales y los traumas psicológicos de la población podrían acarrear problemas adicionales de salud pública.