Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Necesidades tras las inundaciones en Perú.

Personal de la ONU asiste a necesitados en Perú. Foto: Mónica Suarez Galindo/PNUD Peru

18 de abril, 2017 — La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha solicitado 4,3 millones de dólares para brindar ayuda humanitaria a la población afectada por las inundaciones en la costa norte del Perú.

La emergencia ha afectado a 24 de los 25 departamentos del país y ha dejado a más de un millón de personas en necesidad de asistencia.

Un comunicado de la OIM afirma que el departamento de Piura es el más afectado, con una tercera parte de la población en necesidad de ayuda.

El Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) calcula que 34.584 viviendas se han derrumbado o son inhabitables y que unas 173.000 personas podrían estar desplazadas.

Se calcula que aproximadamente 40.000 personas se encuentran en albergues temporales.

Los fondos solicitados por la OIM serán destinados a apoyar a las autoridades peruanas en la mejora de la gestión de información sobre las familias desplazadas que se encuentran en albergues temporales y sitios improvisados, además de brindar asistencia técnica en la coordinación y gestión de campamentos.

“Los fondos solicitados para el sector de la Defensa Civil apoyarán al Gobierno en la mejora de la calidad de vida y la dignidad de los desplazados en los alojamientos temporales, facilitando el acceso equitativo a servicios, asistencia humanitaria y protección”, dijo José Ivan Dávalos, Jefe de Misión de la OIM en Perú.


Deja un comentario

ONU busca ayudas para víctimas de El NIño en Perú.

ONU solicita fondos para atender a la población damnificada por las lluvias en Perú

Personal de la ONU en Perú. Foto: Mónica Suarez Galindo/PNUD Peru

11 de abril, 2017 — El fenómeno meteorológico conocido como El Niño costal provocó lluvias constantes en 12 departamentos de Perú durante febrero y marzo, causando más de un millón de damnificados.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) llamó hoy a los donantes internacionales a reunir 38,3 millones de dólares para ayudar a unas 320.000 personas siniestradas en la costa norte peruana, la más afectada del país.

OCHA explicó que los fondos servirían para apoyar en los próximos seis meses a esa población, que requiere con urgencia albergue, agua, alimentos y servicios de salud, de higiene y de protección.

Además, las familias necesitan recuperar sus medios de vida, destruidos por las tormentas.

Según datos de la ONU, en los cuatro departamentos más afectados el 59% de la gente, o 445.000 personas, carece de alimentos suficientes y el 32% han perdido sus herramientas de trabajo y subsistencia.

El gobierno peruano implementó un plan de respuesta de emergencia que se encarga de las necesidades básicas más inmediatas de la población más golpeada por el desastre. El plan será seguido por uno de reconstrucción.

Los organismos de Naciones Unidas y sus socios en el terreno asisten a las autoridades en las tareas de socorro y en el trazo de la ayuda a mediano plazo.


Deja un comentario

Un primer balance de la avalancha de Colombia.

COLOMBIA – Deslizamiento de tierra en Mocoa: el Nuncio celebra misa por las víctimas, ayudas de la Conferencia Episcopal

jueves, 6 abril 2017

Internet

Bogotá (Agencia Fides) – De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia, el número de muertes confirmadas desde el alud de lodo que inundó la ciudad de Mocoa, al sur del país, es de 293. Los heridos son 332. “Todavía hay muchos desaparecidos, y 300 familias sin hogar, muchas personas han perdido todo lo que tenían. La zona carece de agua y electricidad y el mal tiempo ha dañado algunos de los pocos caminos existentes”, ha declarado el director de la secretaría de Cáritas-Pastoral Social de la Iglesia de Colombia, Mons. Héctor Fabio Henao Gaviria, al tiempo que ha destacado que a pesar de todo, la maquina de ayuda se ha puesto en marcha muy rápidamente.
Su Exc. Mons. Luis Augusto Castro Quiroga, Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), ha anunciado que los fondos recaudados durante la Campaña de Cuaresma, se destinarán a la comunidad de Mocoa. Esta mañana, 6 de abril, el arzobispo Ettore Balestrero, Nuncio Apostólico en Colombia, celebrará la misa en la catedral de San Miguel Arcángel en la capital del Putumayo, en memoria de las víctimas de la tragedia y en solidaridad con sus familias y con todos los afectados. Después de la celebración, el nuncio visitará a los centros de acogida donde se reunirá con las víctimas del deslizamiento de tierra. (AP) (6/4/2017 Agencia Fides)


Deja un comentario

Colombia: condolencias y solidaridad de la ONU

Secretario General expresa sus condolencias por deslave mortal en Colombia

Las labores de rescate continúan tras los aludes en la ciudad de Mocoa, en Colombia, que dejaron más de 250 muertos, entre ellos decenas de niños. Foto: Equipo de coordinación de la ONU en Mocoa

03 de abril, 2017 — António Guterres expresó sus condolencias al pueblo colombiano en una conversación con el Representante Permanente de ese país ante Naciones Unidas, informó este lunes el portavoz de la ONU.

Stephan Dujarric aseguró en su encuentro diario con la prensa que Naciones Unidas y sus equipos de ayuda humanitaria están trabajando en estrecha colaboración con las autoridades colombianas y están dispuestos a ofrecer asistencia si así se les solicita.

“Naciones Unidas elogió a Colombia por sus esfuerzos para asegurar que se satisfagan las necesidades humanitarias inmediatas de las víctimas del deslave”, dijo.

El desastre natural ocurrido en la madrugada del 1 de abril a causa de las fuertes lluvias en el departamento del Putumayo cobró la vida de más de 40 niños y dejó a 12.000 más sin acceso a la educación por falta de servicios públicos.

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) anunció la activación de un plan de respuesta de Educación en Emergencias, Agua, Saneamiento e Higiene y creó una campaña de donación por vía digital y mensajes de texto.

Los aportes pueden ser realizados a través de http://www.unicef.org.co/mocoa.

Se espera que el Secretario General, se comunique en las próximas horas con el presidente de Colombia Juan Manuel Santos.


Deja un comentario

Colombia: catástrofe por inundaciones y aluviones.

ONU expresa su solidaridad con afectados por avalancha en Colombia

02 de abril, 2017 — El sistema de las Naciones Unidas en Colombia expresó su solidaridad con las personas afectadas por la avalancha ocurrida en la localidad de Mocoa, la capital del departamento de Putumayo, en el suroeste del país.

El trágico suceso ocurrió el viernes al desbordarse tres de los ríos de la localidad colombiana tras fuertes tormentas.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios en Colombia, producto de la avalancha habrían fallecido 238 personas, más de 200 resultaron heridas y un número similar se encontrarían desaparecidas.

Entre las dificultades que experimenta Mocoa se reportan obstáculos al movimiento en algunos de los puntos de la ciudad y el acceso a alimentos y productos de primera necesidad.

La respuesta de emergencia ha movilizado hasta el momento a unos 1.200 efectivos de diversos cuerpos.

Naciones Unidas en Colombia recalcó su total disposición a brindar apoyo a las autoridades colombianas e indicó que el equipo ha enviado a Mocoa, en cooperación con el Equipo Humanitario en el país, continúa monitoreando la situación de cerca, para estimar las necesidades y complementar los esfuerzos de las autoridades competentes.


Deja un comentario

Encuentros emotivos del Papa con las víctimas del terremoto del año 2012 en Italia

Francisco demuestra su cercanía a quienes sufrieron el terremoto en Mirandola

El Papa en la catedral del lugar: «hay que recuperar rápido los centros históricos», se trata de «lugares de memoria e indispensables» para «vida social y eclesial». «Crezcan a sus hijos con la valentía que han tenido». «Gracias por el ejemplo que le han dado a la humanidad»
AFP

Papa Francisco frente a la Catedral de Mirandola

Pubblicato il 02/04/2017
Ultima modifica il 02/04/2017 alle ore 17:59
DOMENICO AGASSO JR.
MIRANDOLA (MÓDENA)

 

Primero una palabra de aliento para las víctimas del terremoto de 2012: «No ceder al desánimo por las dificultades que permanecen». Después un llamado a los responsables: hay que «recuperar rápido los centros históricos», porque son «lugares de memoria e indispensables de la vida social y eclesial». Papa Francisco lo afirmó durante su visita a la catedral de Mirándola, durante la visita de hoy (2 de abril de 2017) a Emilia Romaña, principalmente a las zonas afectadas por el terremoto de hace 5 años.

 

Antes de dirigirse a Mirandola, durante el almuerzo en el Seminario obispal de Carpi (después del cual agradeció a todos los camareros y cocineros) el Pontífice se sentó al lado del cardenal Carlo Caffarra, obispo emérito de Bolonia, uno de los que firmaron las “dubia” sobre la exhortación apostólica post-sinodal “Amoris Laetitia”. No hablaron sobre cuestiones controvertidas, indicaron algunos de los presentes.ù

 

Fue un almuerzo típicamente “emiliano”, que duró alrededor de media hora (de las 13 a las 13,30). Después se llevó a cabo el encuentro entre el Obispo de Roma con los religiosos, que fue a puerta cerrada y sobre el que no se conocen todavía los detalles. Al salir del Seminario, Francisco se detuvo a saludar a algunos discapacitados que estaban esperándolo en sus sillas de ruedas.

 

 

Papa Francisco después del almuerzo en el Seminario de Carpi

 

 

Al llegar a la catedral de Mirandola, Papa Bergoglio fue recibido por el alcalde Maino Benatti y por el párroco, Flavio Segalina. Francisco habló en la plaza que se encuentra frente a la entrada de la Catedral, a la que todavía no se puede entrar por los daños que provocó el terremoto de 2012, y dirigió su discurso a la población afectada por el sismo: «en esta ciudad de ustedes, que todavía tiene visibles los signos de una prueba muy dura, deseo abrazarlos a ustedes y a los habitantes de otras localidades también afectadas por el terremoto de mayo de 2012». El Papa recordó que «ya mi venerado Predecesor Benedicto XVI, pocas semanas después del evento, vino a este territorio para traer su solidaridad y su aliento y los de toda la comunidad eclesial». Y «hoy yo estoy aquí entre ustedes para confirmarles el afecto de toda la Iglesia y para ofrecer testimonio de mi cercanía y de mi aliento para el camino que todavía hay que hacer en la reconstrucción».

 

El Pontífice renovó «el aprecio a la Protección Civil, a los voluntarios y a los que han estado comprometidos, en diferentes niveles, en las actividades para arreglar las estructuras y retomar la vida comunitaria». Después expresó su amarga conciencia sobre todos los daños que provocó el terremoto en el «patrimonio humano y cultural de esta tierra. Pienso en los malestares que han soportado: las heridas en las casas, en las actividades productivas, en las iglesias y en los demás monumentos, llenos de historia y de arte, y símbolo de la espiritualidad y de la civilización de un pueblo». Sobre todo, «las heridas interiores: el sufrimiento de quienes han perdido a sus seres queridos y de quienes vieron esfumarse los sacrificios de una vida entera».

 

Francisco subrayó que durante los días que siguieron al terremoto «suscitó gran admiración en todos el testimonio de dignidad y de voluntad que ustedes demostraron. Se esforzaron para afrontar con espíritu evangélico la precaria situación provocada por el terremoto, reconociendo y aceptando en los eventos dolorosos la misteriosa presencia de un Padre que siempre es amoroso, incluso en las pruebas más duras».

 

Según Francisco, «las heridas se han curado, pero permanecerán por toda la vida las cicatrices. Y viendo estas cicatrices, tengan la valentía para crecer, de hacer que sus hijos crezcan en esa dignidad, fortaleza, esperanza, valentía, que ustedes han tenido en el momento de las heridas».

 

Lo que espera el Papa es que «nunca falten la fuerza de ánimo, la esperanza ni las dotes de laboriosidad que los caracterizan». «Que permanezca firme su intento de no ceder al desánimo frente a las dificultades que todavía permanecen», exhortó el Papa. Y después hizo una petición a las autoridades competentes: «Se ha hecho mucho en la obra de la reconstrucción, pero es cuanto más importante una decidido compromiso para recuperar también los centros históricos», porque «son lugares de la memoria histórica y son espacios indispensables de la vida social y eclesial».

 

Frente a «su Catedral, lugar simbólico de la fe y de la tradición de este territorio y gravemente dañado por el sismo, elevo con ustedes al Señor una ferviente oración por las víctimas del terremoto, por sus familiares y por todos los que todavía viven en situaciones precarias». Que Dios haga que «cada uno de ustedes sienta su apoyo», invocó elevando la voz.

 

Que la Virgen y «sus Santos protectores obtengan del Señor fuerza para las personas todavía afectadas; que obtengan –concluyó– luz y fuerza para las mentes y los corazones» y que se puedan cumplir dentro de poco las expectativas de todos.

 

Antes de dirigirse a la gente de Mirandola y a los familiares de las personas que fallecieron durante el terremoto, el Papa depositó un ramo de flores en el altar de la catedral, «en memoria de los que nos dejaron».

 

El obispo de Carpi, monseñor Francesco Cavina, al introducir al Pontífice recordó los cientos de andamios que todavía sostienen la catedral, pero anunció también que en estos días han llegado las autorizaciones necesarias para completar los trabajos de restructuración.Después del discurso, Francisco se detuvo a saludar a algunas personas y a tomarse fotos con los fieles reunidos en la plaza de la Catedral. «¿Quién es esta belleza?», preguntó el Papa al ver a una recién nacida con su chupón; «Es Lucía, Su Santidad», respondieron los padres pasándosela para que la cargara. Francisco también bendijo a dos mujeres embarazadas, símbolo del futuro.

 

Al final del encuentro, Francisco se dirigió en coche a la parroquia de San Jerónimo en Róncole para depositar una ofrenda de flores en el monumento dedicado a las víctimas del terremoto. Después de haberse despedido de las autoridades que lo acogieron por la mañana, alrededor de las 17.50 despegará desde el campo deportivo que se encuentra al lado de la parroquia para volver al Vaticano en helicóptero.

 


Deja un comentario

El Papa a las víctimas del terremoto en Mirandola (Italia)

«Dios es siempre amoroso incluso en las pruebas más duras», el Papa a los afectados por el terremoto en Mirandola

2017-04-02 Radio Vaticana

(RV).- La tarde del domingo 2 de abril, el Papa Francisco culminó su visita pastoral a la Diócesis de Carpi en un encuentro con los habitantes de Mirandola, una de las zonas más afectadas por el terremoto de mayo de 2012 y que tuvo lugar en el ingreso de la Catedral todavía en reconstrucción a causa del grave seísmo.

El Santo Padre fue recibido por Maino Benatti, alcalde de Mirandola y por Don Flavio Segalina, Párroco de la Catedral. En medio de un escenario donde aún se perciben los daños que el fuerte tamblor causó en las estructuras materiales, el Obispo de Roma dirigió unas emotivas palabras de agradecimiento y de ánimo a todos los allí presentes: familias, enfermos, ancianos y niños sacudidos por esta tragedia.

“Sé bien cuánto el terremoto ha afectado el patrimonio humano y cultural de esta tierra”, expresó Francisco. “Pienso en las dificultades que han sufrido: los daños de las casas, las actividades productivas, las Iglesias y otros monumentos, símbolo de la espiritualidad y de la civilización de un pueblo. Pero pienso sobre todo en las heridas internas: el sufrimiento de aquellos que han perdido a sus seres queridos y de quienes han visto dispersarse los sacrificios de una vida entera”, añadió el Papa.

Ante este lamentable incidente en el que fallecieron tantas personas, el Sucesor de Pedro tuvo palabras de ánimo y de esperanza para las familias que perdieron a sus seres queridos y también sus hogares. “Ustedes se han esforzado en afrontar con espíritu evangélico la precaria situación causada por el terremoto, reconociendo y aceptando en los hechos dolorosos la misteriosa presencia de un Padre que es siempre amoroso, incluso en las pruebas más duras”, recordó Francisco expresando asimismo, su deseo de que “nunca decaiga la fuerza de ánimo, la esperanza y los dotes de laboriosidad que caracterizan a este pueblo y que sobre todo permanezca intacta su intención de no ceder al desaliento ante las dificultades que aún permanecen”.

El Papa también quiso rendir homenaje a los fallecidos entregando una ofrenda floral ante el monumento que recuerda a las víctimas del terremoto. “Las heridas han sido curadas, pero permanecen y permanecerán para toda la vida las cicatrices. Mirando estas cicatrices… tengan el coraje de crecer y hacer crecer en sus hijos, esa dignidad, esa fortaleza, ese espíritu de esperanza que ustedes han tenido en el momento de las heridas”, dijo el Santo Padre minutos antes de despedirse de la gente y de las autoridades que lo recibieron, para ponerse en marcha de regreso al Vaticano.