Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

España, Galicia: carta de los obispos sobre los recientes incendios

españa

Ésta es la nota de los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Santiago:

“Cui­dar de la casa co­mún. So­li­da­rios con las víc­ti­mas de los in­cen­dios”

Que­ri­dos her­ma­nos,

Ante la tra­ge­dia de los in­cen­dios fo­res­ta­les, que ade­más de las pér­di­das ma­te­ria­les, ha sa­cri­fi­ca­do vi­das hu­ma­nas y cau­sa­do gran­des su­fri­mien­tos a mi­les de per­so­nas, los Obis­pos de la Igle­sia en Ga­li­cia que­re­mos ma­ni­fes­tar a to­dos los que su­fren nues­tra so­li­da­ri­dad y so­li­ci­tud fra­ter­na.

Com­par­ti­mos ante todo el do­lor de los que llo­ran a sus fa­mi­lia­res y ami­gos que per­die­ron la vida y ele­va­mos nues­tra ora­ción a Dios para que los aco­ja jun­to a sí. Qui­sié­ra­mos que en es­tos mo­men­tos fue­se real en to­das nues­tras pa­rro­quias de la Igle­sia en Ga­li­cia la ex­pe­rien­cia de la uni­dad, del com­par­tir es­fuer­zos, do­lo­res y an­gus­tias, la cer­ca­nía del amor fra­terno, de modo que na­die se sien­ta solo en la ne­ce­si­dad; y agra­de­cer, al mis­mo tiem­po, tan­tos ges­tos de so­li­da­ri­dad de ami­gos y ve­ci­nos, que son un apo­yo im­pres­cin­di­ble para man­te­ner la es­pe­ran­za y el co­ra­je. Nos sen­ti­mos par­ti­cu­lar­men­te uni­dos a los pue­blos y al­deas más afec­ta­das, unien­do nues­tra ora­ción a la suya, im­plo­ran­do de Dios el don de la for­ta­le­za y la con­fian­za.

Nos pa­re­ce im­pres­cin­di­ble igual­men­te con­de­nar con toda cla­ri­dad las ac­cio­nes de quien cau­sa vo­lun­ta­ria­men­te este tipo de in­cen­dios, que po­nen en ries­go la vida de per­so­nas y tam­bién da­ñan gra­ve e irres­pon­sa­ble­men­te el me­dio am­bien­te tan ne­ce­sa­rio para la vida. Como ha di­cho el Papa Fran­cis­co, «un cri­men con­tra la na­tu­ra­le­za es un cri­men con­tra no­so­tros mis­mos y un pe­ca­do con­tra Dios».

Pro­vo­car un in­cen­dio es un ges­to de gra­ve in­mo­ra­li­dad, en el que la per­so­na pone de ma­ni­fies­to una ac­ti­tud ante los her­ma­nos y ante la na­tu­ra­le­za con­tra­ria al bien que­ri­do por Dios.

Esto es muy evi­den­te ante los su­fri­mien­tos que pa­de­ce hoy nues­tra po­bla­ción, y es­pe­cial­men­te ante el he­cho tris­tí­si­mo de quien ha muer­to a cau­sa de es­tos in­cen­dios.

Pero es cla­ro tam­bién si con­si­de­ra­mos la con­se­cuen­cia de es­tas ac­cio­nes en la na­tu­ra­le­za, que es crea­ción de Dios, fuen­te de vida y de tra­ba­jo, y que no de­be­ría ser des­trui­da como aho­ra ve­mos. He­mos de res­pe­tar la na­tu­ra­le­za y va­lo­rar­la, en su bon­dad, ar­mo­nía y equi­li­brio, como un don que re­ci­bi­mos y un le­ga­do que de­be­mos es­for­zar­nos por trans­mi­tir a las ge­ne­ra­cio­nes fu­tu­ras. Al re­ci­bir de Dios el do­mi­nio so­bre el mun­do, el ser hu­mano ocu­pa su lu­gar en el pla­ne­ta como don y pri­vi­le­gio. Por eso tie­ne el de­ber de cul­ti­var el res­pe­to re­li­gio­so por la in­te­gri­dad de la crea­ción.

Como en tan­tas oca­sio­nes el Papa Fran­cis­co ha ma­ni­fes­ta­do, vie­ne bien re­cor­dar que: «La na­tu­ra­le­za sue­le en­ten­der­se como un sis­te­ma que se ana­li­za, com­pren­de y ges­tio­na, pero la crea­ción sólo pue­de ser en­ten­di­da como un don que sur­ge de la mano abier­ta del Pa­dre de to­dos, como una reali­dad ilu­mi­na­da por el amor que nos con­vo­ca a una co­mu­nión uni­ver­sal» (Lau­da­to sí, 76).

Esta nues­tra “casa co­mún” es una con­di­ción ab­so­lu­ta­men­te ne­ce­sa­ria para la vida de to­dos. Es un prés­ta­mo que cada ge­ne­ra­ción re­ci­be y debe trans­mi­tir a la si­guien­te ge­ne­ra­ción. De ahí la enor­me res­pon­sa­bi­li­dad en cuan­to a su uso.

Qui­sié­ra­mos ma­ni­fes­tar, en par­ti­cu­lar, nues­tro re­co­no­ci­mien­to y apo­yo a las mi­les de per­so­nas im­pli­ca­das en el ope­ra­ti­vo de lu­cha con­tra el fue­go, los bom­be­ros, las fuer­zas y cuer­pos de se­gu­ri­dad del Es­ta­do y los nu­me­ro­sos vo­lun­ta­rios, que se es­fuer­zan por sal­var vi­das, ali­viar da­ños y evi­tar la pér­di­da de per­so­nas y bie­nes, in­clu­so a cos­ta de can­san­cio y ries­gos per­so­na­les. En cir­cuns­tan­cias a me­nu­do ex­tre­mas, nos dan un ejem­plo ad­mi­ra­ble de ab­ne­ga­ción sin lí­mi­tes.

A par­tir de nues­tras co­mu­ni­da­des cris­tia­nas, de las Cá­ri­tas Dio­ce­sa­nas y de otras ins­ti­tu­cio­nes ecle­sia­les, mos­tra­mos nues­tra dis­po­ni­bi­li­dad para la aco­gi­da y la ayu­da in­con­di­cio­nal de cuan­tos la ne­ce­si­ten.

Pe­di­mos a Dios que nos ayu­de en es­tas cir­cuns­tan­cias di­fí­ci­les, es­pe­cial­men­te a quie­nes lu­chan con­tra el fue­go, y que nos con­ce­da sa­ber es­tar y tra­ba­jar uni­dos para re­cu­pe­rar nues­tra tie­rra, que ve­mos hoy tan da­ña­da y que Dios nos ha dado para ha­cer po­si­ble nues­tra vida.

+ Ju­lián, Ar­zo­bis­po de San­tia­go.
+ Luis, Obis­po de Tui-Vigo.
+ Al­fon­so, Obis­po de Lugo.
+ José Leo­nar­do, Obis­po de Ou­ren­se.
+Luis Ángel cmf, Obis­po de Mon­do­ñe­do-Fe­rrol.
+ Je­sús, Obis­po Au­xi­liar de San­tia­go.

Anuncios


Deja un comentario

Solidaridad del Papa con las víctimas de los incendios de California.

Solidaridad del Papa por las víctimas de los incendios en California

2017-10-13 Radio Vaticana

 

(RV).- El Papa Francisco, informado de la trágica pérdida de vidas y de la destrucción de bienes causada por el incendio forestal en California (EE.UU.), expresa su solidaridad y sus oraciones a todos los afectados por este desastre. En un telegrama enviado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano, en nombre del Santo Padre a  Mons. Salvatore Joseph Cordileone, Arzobispo de San Francisco, y a Mons. José Horacio Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, el Santo Padre asegura sus oraciones a todos los afectados por los incendios.

Asimismo, el Pontífice recuerda especialmente a todos aquellos que lloran la pérdida de sus seres queridos y que temen por las vidas de los desaparecidos. Además, su Santidad alienta a las autoridades civiles y al personal de emergencia en la asistencia a las víctimas de esta tragedia y envía a todos su bendición apostólica.

Los incendios están afectando California desde el domingo pasado y han causado hasta ahora más de 31 víctimas y son centenares los desaparecidos. Miles de personas han sido evacuadas de sus casas, se han perdido 76 mil hectáreas de vegetación: en las labores por sofocar los incendios están comprometidas más de 8 mil personas, pero las adversas condiciones meteorológicas no han sido de gran ayuda en estas labores.

(Renato Martinez – Radio Vaticano)

(from Vatican Radio)


Deja un comentario

Dominica: dañadas por el huracán el 85% de las viviendas

El 85% de las viviendas en Dominica, dañadas por el huracán

Vista aérea de la devastación en Dominica tras el paso del huracán Maria. Foto: ONU / Rick Bajornas

10 de octubre, 2017 — La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) está ayudando a encontrar alojamientos temporales para las familias de Dominica que se han quedado sin casa tras el paso del huracán María.

De las 26.000 viviendas que hay en Dominica, un 23% fueron destruidas por el paso del huracán, un 39% tienen daños graves y un 28% más han sido afectadas.

Ante esa situación, más de 2.000 personas están viviendo en albergues y el resto con amigos y familiares.

“Es urgente poner a la gente a cubierto. Tenemos que sacar a la gente de la intemperie, mientras otros sectores se ocupan de la comida y el agua. Esas son las tres prioridades en Dominica ahora mismo: refugio, comida y agua”, explica Jean Philippe Antolin, que lidera la respuesta de emergencia de la OIM en el Caribe.

Además de ayudar en la coordinación de los alojamientos, la OIM está entregando luces solares, purificadoras de agua y kits de higiene.

El Secretario General de la ONU visitó Dominica este pasado domingo y quedó impresionado por la devastación. Guterres dijo que nunca había visto ningún otro lugar del mundo con bosques completamente arrasados. La Agencia de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA ha pedido 31,1 millones de dólares para ayudar a 65.000 personas, el 80 por ciento de la población de la isla, durante tres meses.


Deja un comentario

Urge una solidaridad internacional con los países devastados por los huracanes.

Guterres: “La comunidad internacional debe movilizarse para ayudar a Barbuda”

El Secretario General António Guterres camina en Barbuda y recorre la devastación causada por el huracán Irma. Foto: ONU-Rick Bajornas

07 de octubre, 2017 — “La ONU está profundamente comprometida para ayudar al pueblo de Barbuda, pero esto no es suficiente, se necesita que la comunidad internacional se movilice”, aseguró el Secretario General de Naciones Unidas este sábado durante su visita a la isla.

António Guterres se reunió con damnificados y con el Primer Ministro de ese país, Gaston Browne, y expresó su apoyo y esperanza para la recuperación de Barbuda.

“La comunidad internacional tiene una gran responsabilidad. Primero, se necesita una acción más rápida para evitar que el cambio climático siga acelerándose dramáticamente; segundo, hay que ayudar a estas personas con asistencia humanitaria y de reconstrucción”, dijo el Secretario General.

Guterres aseguró que es necesario buscar mecanismos financieros innovadores para que países como Barbuda y Dominica que fueron dramáticamente devastados, puedan recuperarse y ser más resistentes en el futuro, ya que “las tormentas tenderán a ser más fuertes y frecuentes que en el pasado”.

“Ellos no pueden hacerlo solos con la deuda externa que tienen. Como un país de medianos ingresos, por el momento solo tiene acceso a préstamos comerciales. Es necesario crear mecanismos financieros innovadores para ayudar a países como este a que se recuperen y a sus habitantes a que puedan reconstruir sus vidas. Esto es una obligación de la comunidad internacional, porque ellos están sufriendo los efectos del cambio climático,  a los cuales no han contribuido”, concluyó.


Deja un comentario

Intensa movilización de ayuda en Mexico tras los terremotos. Campaña de los obispos

Mexicoestadepie.org: Plataforma para coordinar la ayuda a los damnificados por el terremoto de la CEM

 

(RV).- «Abrazo en la fe a los que sufren, reconocimiento, gratitud y llamado al compromiso para hacer el bien, bien»: es el título del comunicado de prensa de la Conferencia del Episcopado Mexicano, firmado por presidente de la dicha conferencia, S.E. el Cardenal Robles Ortega, y el Secretario Mons. Miranda Guardiola, a 72 horas del sismo que sacudió la zona centro del país, a 2 semanas de los fenómenos meteorológicos en los Estados de Oaxaca y Chiapas, y a poco más de 3 semanas de las devastaciones que sufrió Baja California Sur, en el cual los obispos manifiestan su cercanía, en el abrazo de la fe, “a tantos hermanos que sufren, así como el reconocimiento ante las innumerables muestras de verdadera generosidad y entrega incansable, de tantos hombres y mujeres que han respondido ante la emergencia con entrañas de compasión y valentía”.

En el ofrecer la oración y los esfuerzos solidarios concretos, los obispos valoran y alientan los esfuerzos de los demás obispos, sacerdotes y comunidades parroquiales, grupos laicales, religiosas, escuelas y universidades católicas que “han prestado una ayuda ininterrumpida a los damnificados, a través de la instalación de refugios, centros de acopio, atención en hospitales, así como en el constante aliento a través de la Palabra y los servicios religiosos”. “Es alentador constatar que comunidades parroquiales y religiosas concretas, a pesar de ser las primeras damnificadas por el derrumbamiento de sus instalaciones, han hecho a un lado su dolor para volcarse en el servicio de la sociedad a la que sirven en una dinámica fraterna y generosa” expresan.

Asimismo reconocen los “múltiples gestos decididos de caridad”, traducidos en toneladas de ayuda que están siendo distribuidos entre las distintas diócesis del país, en beneficio de los sectores más apartados y desprotegidos, y el envío confiado de apoyos económicos para la necesaria atención de la emergencia y la reconstrucción, por parte de otras Conferencias Episcopales, empresarios, fundaciones, organismos civiles y eclesiales internacionales, ayuda que es “gestionada y coordinada a través de Cáritas de México”.

Es así como los obispos impulsan en este sábado 23 y domingo 24 de setiembre la Colecta Nacional en todos los templos que recogerán la solidaridad de los fieles en favor del pueblo de México y explican también la Iglesia Católica, a través de su Comisión de Pastoral Social, y específicamente a través de la oficina de Cáritas Mexicana, I.A.P., organiza el Plan de Emergencia Estratégico, con el fin de ayudar a comunidades que están en diez entidades federativas, con un esfuerzo de comunicación que se está implementando en la plataforma mexicoestadepie.org, cuya importancia es de destacar para organizar en modo correcto los recursos enviados a las diócesis a través de Cáritas, y para evitar evitar situaciones como aquella señalada por el Obispo de Cuernavaca Morelos, Mons. Castro Castro, en un video mensaje realizado en Cantetelco, una de las zonas del Estado de Morelos afectada por el seísmo, en el que además de lamentar la enorme desgracia acaecida en distintos lugares del país, se refiere a los camiones de provisiones dirigidos Cáritas que tiene como centro de acopio el seminario del lugar, los cuales fueron interceptados por las autoridades desviando el contenido hacia el SNDIF, la Unidad de Procuración de Fondos del gobierno mexicano.


Deja un comentario

Mexico, tras el terremoto, agradece la solidaridad internacional.

México se siente abrazado por el mundo, dice el canciller Videgaray

Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores de México, en la Asamblea General de la ONU. Foto: ONU/Cia Pak

21 de septiembre, 2017 — El terremoto que asoló a México este 19 de septiembre y la solidaridad que éste ha suscitado fueron la parte medular del discurso de hoy ante el pleno de la Asamblea General del secretario de Relaciones Exteriores de ese país, Luis Videgaray, quien afirmó que México se siente abrazado por un mundo que no lo deja solo.

El canciller agradeció las muestras de simpatía y apoyo de la ONU y comunidad internacional en su conjunto y destacó especialmente la unidad y solidaridad de la sociedad mexicana, que ha salido a las calles a ayudar sin esperar un segundo.

Sostuvo que, en estos momentos, la prioridad es rescatar a las personas de los escombros y dar asistencia médica inmediata a quien lo necesite con urgencia. Informó también que la ayuda internacional ya empezó a llegar a México y que hay brigadas de varios países trabajando en las zonas de desastre codo a codo con los mexicanos.

Y en línea con el trabajo solidario, dijo, la nación mexicana también quiere cooperar y fortalecer vínculos con otros países y regiones, además de que está decidido a profundizar sus lazos con la suya propia.

“EI desastre natural que hoy vive México, comprueba que la solidaridad es el valor más importante para los países de nuestra región. México ha sido, es, y quiere ser solidario con todas y cada una de las naciones de nuestra América Latina y el Caribe”, aseveró.

Videgaray especificó que el país quiera apoyar a El Salvador, Guatemala y Honduras en sus esfuerzos para fortalecer la seguridad y estabilidad de sus sociedades.

Además, apuntó, México quiere ser solidario con las naciones caribeñas frente al desafío de su reconstrucción.

Por otra parte, el canciller abordó la situación de los mexicanos en el exterior.

“Hoy, el pueblo y el gobierno de México reiteran en esta tribuna su profunda solidaridad con todos los mexicanos que viven en Estados Unidos, sin importar su condición migratoria. El gobierno de México tiene la obligación moral de protegerlos y apoyarlos. A través de sus Consulados, seguiremos apoyándolos, defendiendo sus derechos y abogando por sus causas”, puntualizó.

El secretario de Relaciones Exteriores también enfatizó que el país está orgulloso de los “Dreamers” y que seguirá pugnando por una solución permanente a su situación.

Para finalizar su discurso, Videgaray reiteró el agradecimiento de México: “Gracias por estar con los mexicanos hoy y siempre”, concluyó.


Deja un comentario

Mexico: solidaridad del Papa con las víctimas del terremoto.

Ayuda del Santo Padre a México golpeado por el terremoto

 

(RV).- Tras el terremoto que golpeó con extraordinaria vehemencia México, causando – según los datos verificados, pero no definitivos – por lo menos 250 víctimas, así como daños materiales considerables, el Papa Francisco, a través del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, ha establecido enviar una primera contribución de 150 mil dólares para ayudar a las poblaciones en esta fase de emergencia.

Esta suma, que será distribuida, en colaboración con la Nunciatura Apostólica, entre las diócesis más afectadas por la calamidad, se empleará en obras de asistencia a las víctimas del terremoto y quiere ser una expresión inmediata del sentimiento de cercanía espiritual y aliento paterno hacia las personas y los territorios afectados, manifestado por el Santo Padre durante la Audiencia General del miércoles 20 de septiembre de 2017.

Esta contribución, que acompaña a la oración, especialmente dirigida a la Virgen de Guadalupe, en apoyo de la amada población mexicana, es parte de las ayudas que se están activando en toda la Iglesia Católica y que incluye, además de las diversas conferencias episcopales, numerosas organismos de caridad.