Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Nov. 5, Jornada anual sobre los tsunamis.

Día Mundial de Concienciación sobre los Sunamis,
5 de noviembre

Un riesgo que se puede reducir

logoLos sunamis fenómenos poco frecuentes, sin embargo, pueden ser extremadamente mortales. En los últimos 100 años, 58 sunamis se han cobrado más de 260.000 vidas, un promedio de 4600 pérdidas humanas por desastre, superando cualquier otro desastre natural. El mayor número de muertes se concentró en el sunami del Océano Índico de diciembre de 2004. Este sunami causó aproximadamente unas 227.000 muertes en 14 países; los más afectados fueron Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia.

Apenas tres semanas después, la comunidad internacional se reunió en Kobe, en la región de Hyogo de Japón, donde los gobiernos aprobaron el Marco de Acción de Hyogo Disponible en inglés para 2005-2015, el primer acuerdo mundial de gran alcance sobre la reducción del riesgo de desastres. Crearon, además, el sistema de alerta y mitigación de los efectos de los sunamis en el Océano Índico Disponible en inglés, que cuenta con decenas de estaciones de vigilancia sismológica y del nivel del mar y difunde las alertas a los centros nacionales de información de sunamis.

La rápida urbanización y el aumento del turismo en las regiones propensas a los sunamis expone a más personas al peligro. Eso convierte la reducción de riesgos en un factor clave para lograr una disminución sustancial de la mortalidad de desastres en el mundo, que es el objetivo primordial del Marco de Sendai Disponible en inglés para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, adoptado en marzo de 2015 y relevo del Marco de Acción de Hyogo.

En diciembre de 2015, la Asamblea General designó Documento PDF el 5 de noviembre como Día Mundial de Concienciación sobre los Sunamis.

La creación del Día Mundial es una idea original de Japón, que, desafortunadamente, se ha visto expuesto a estos desastres en repetidas ocasiones a lo largo de los años. Este país tiene una gran experiencia en áreas tales como la alerta temprana de sunamis, la acción pública y la reconstrucción posterior a los desastres para conseguir reducir los impactos futuros.

La fecha elegida tiene su origen en la anécdota “Inamura no hi”, es decir, la “quema de las gavillas de arroz”. Durante un terremoto en 1854, un aldeano vio que la marea estaba bajando, una señal de que se avecina un sunami. A expensas de sus bienes, decidió prender fuego a toda su cosecha para advertir al resto de habitantes de la aldea que huyeran a tierras altas. Posteriormente, construyó un terraplén y plantó árboles para que actuaran como sistemas naturales de amortiguación frente a futuras olas.

La Asamblea General invita a todos los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales y regionales, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a observar el Día, a fin de concienciar a la población sobre el riesgo que plantean los sunamis. También solicita a la Oficina de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres Disponible en inglés que promueva la celebración del Día, en colaboración con las organizaciones relevantes del sistema de las Naciones Unidas.

Este 2018, el Día Mundial de Concienciación sobre los Sunamis se alineará con el Día Internacional para la Reducción de los Desastres y la “campaña Sendai 7”,que se centra en las siete metas mundiales del Marco de Sendai Documento PDF. En concreto, el foco de atención se pondrá en la meta mundial C del Marco: Reducir las pérdidas económicas causadas directamente por los desastres en relación con el producto interno bruto (PIB) mundial para 2030.

En septiembre de 2018, otro sunami ha azotado Indonesia. Este es el sexto fatal sunami que ha sufrido el país desde el gran sunami de 2004 que golpeó el Océano Índico. Según la Oficina de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), Indonesia ha sufrido más muertes por sunamis que cualquier otro país. El Secretario General, António Guterres, ha expresado sus condolencias y apoyo a Indonesia. En un comunicado ha manifestado la “profunda tristeza por el daño y la terrible pérdida de vidas” que ha causado el terromoto de 7,5 grados registrado en la provincia de Sulawesi, en la zona central de Indonesia, y el posterior sunami que desencadenó.

Anuncios


Deja un comentario

India: pésame del Papa por la tragedia ferroviaria.

pésame Papa Francisco india accidente ferroviario India: lugar del accidente ferroviaria que ha provocado al menos 60 muertos  (AFP or licensors)

Pésame del Papa por la tragedia ferroviaria en India

Al menos 60 personas han muerto en un accidente ferroviario en el Estado indio de Panyab durante un festival religioso hindú. El Papa asegura sus oraciones por los fallecidos y sus familias

Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco ha expresado su pesar por el accidente ferroviario ocurrido el pasado viernes cerca de Amritsar, en el estado indio de Panyab, que causó cerca de 60 muertos y decenas de heridos. En un mensaje de condolencia, firmado por el Cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin y enviado a las autoridades eclesiásticas y civiles locales, el Pontífice expresa su “sincera solidaridad con todos los afectados por esta tragedia”, asegurando “sus oraciones por los fallecidos y por los que lloran su pérdida” e invoca “las bendiciones divinas de la curación, la fuerza y la paz sobre los heridos y sus seres queridos, así como sobre las autoridades civiles y los socorredores”.

El accidente ocurrió mientras se celebraba una fiesta religiosa hindú: muchas personas estaban en las vías de ferrocarril durante los fuegos artificiales, cuando dos trenes en dirección opuesta pasaron simultáneamente atropellando a la multitud. Las autoridades indias han abierto una investigación sobre las causas de la catástrofe ferroviaria.

Los obispos indios, a través de un comunicado, se dicen “conmocionados” por la tragedia que ha afectado a tantos “hermanos y hermanas nuestros que encontraron una muerte prematura mientras estaban celebrando su fiesta religiosa”. “Que Dios les conceda el descanso eterno”. “Esta tragedia -concluyen los obispos- muestra una vez más la necesidad de mejorar la seguridad ferroviaria y vial y la aplicación de las normas de seguridad en la organización de las celebraciones, porque toda vida es preciosa y debe ser protegida de todas maneras”.


Deja un comentario

Fuerte aumento de las pérdidas económicas por los desastres climáticos.

 
Ben Parker/IRIN
Destrucción causada por el huracán María en Dominica. Foto: IRIN/Ben PArker

10 Octubre 2018

El país más afectado por las pérdidas económicas totales durante los últimos veinte años fue Estados Unidos, seguido por China y Japón. A nivel regional, Puerto Rico lidera esa estadística.

El informe ”Pérdidas económicas, pobreza y desastres 1998-2017”, publicado este miércoles por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, advierte sobre el nexo entre el cambio climático y la mayor asiduidad de desastres naturales, el impacto de estos fenómenos en la economía de los países y cómo perjudica principalmente a las naciones más pobres.

Durante la presentación del estudio en Ginebra, el responsable de la Subdivisión de Apoyo y Supervisión de la Aplicación del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, Ricardo Mena explicaba cómo se está produciendo este fenómeno.

“Estamos viendo que de alguna manera se empiezan a conectar los puntos, en términos de que, el incremento de los fenómenos relacionados con el clima, óbviamente están vinculados con el impacto que está teniendo ya el cambio climático en el planeta. Si no se aborda el tema de manera frontal, urgente y colectiva va a generar potencialmente mayores pérdidas en el futuro.”

Las pérdidas económicas crecieron un 151%

En relación al impacto de los desastres en la economía mundial entre 1998 y 2017, los países afectados informaron de pérdidas directas de 2,9 billones de dólares.

Para ilustrar la creciente amenaza que representa el cambio climático, el informe destaca que los fenómenos meteorológicos extremos representan en la actualidad el 77% del total de las pérdidas económicas, o 2,24 billones de dólares.

Esta cifra representa un “aumento espectacular” del 151% en comparación con las pérdidas registradas entre 1978 y 1997, que ascendieron a 895.000 millones de dólares.

El país más afectado por las pérdidas económicas totales durante los últimos veinte años fue Estados Unidos, seguido por China y Japón. A nivel regional, Puerto Rico lidera esa estadística.

Más de un millón de muertos

Durante este periodo fallecieron por desastres 1,3 millones de personas  y unos 4400 millones fueron heridas, perdieron su hogar, tuvieron que despalzarse o necesitaron ayuda de emergencia.

El tipo de desastres que se cobró un mayor número de víctimas fueron los fenómenos sísmicos, con más de 747.000 víctimas, pero los desastres naturales que ocurrieron con mayor frecuencia fueron las inundaciones y las tormentas como explica Mena.

“Si bien los fenómenos geológicos son los que causan mayor mortalidad son los fenómenos hidrometeorológicos los que causan el mayor impacto sobre la población y la economía”.

Los países pobres, los más afectados

El informe también resalta que las personas más vulnerables en los países de economías medias y bajas son quienes sufren de manera desproporcionada las consecuencias de los desastres.

Así, entre los diez países que registraron un mayor promedio anual de pérdidas con relación al PIB solo hay uno de altos ingresos, Puerto Rico. Entre los cinco primeros con ingresos medios o bajos todos pertenecen a la región de América Latina y el Caribe: Haití -17,5%-, Honduras -7%-, Cuba -4,6%-, El Salvador -4,2%- y Nicaragua -3,6%-.

El informe concluye que “la integración de la reducción de desastres en las decisiones relativas a la inversión es la forma más rentable para reducir este riesgo. Por consiguiente, la inversión en la reducción del riesgo de desastres es una condición previa para desarrollarse de forma sostenible en un clima variable”.

Para estar informado de la actualidad internacional, descárgate nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android


Deja un comentario

Oxfam-Intermon ante la tragedia de Indonesia.

Oxfam Intermón <newsletter@OxfamIntermon.org>
Para:Ignacio Arregui Cendoya
5 oct. a las 19:17

 

#EmergenciaIndonesia

El pasado viernes 28 de septiembre la isla Célebes, en Indonesia, se veía afectada por un terremoto de 7,5 y un posterior tsunami.

El efecto ha sido devastador. Hay más de 1.400 personas fallecidas y 2,4 millones de personas afectadas, aunque desgraciadamente estos números aumentan cada día.

Estamos ampliando nuestra respuesta para ayudar a 500.000 personas después de que el gobierno indonesio haya anunciado que más de 2 millones de personas necesitan ayuda tras el terremoto y posterior tsunami.

Nuestros esfuerzos se centran en hacer llegar agua, comida y refugio a través de nuestras organizaciones socias sobre el terreno, que ya están actuando en la zona afectada.

Te pedimos que nos ayudes con un donativo para contribuir a esta respuesta rápida, que es tan fundamental para poder salvar vidas.

 31M10R

Ayúdanos a compartir el mensaje en las RRSS

OxfamIntermón

@OxfamIntermon

CONSTRUYAMOS UN FUTURO SIN POBREZA

OxfamIntermón



Deja un comentario

Indonesia: donativo del Papa a las víctimas del terremoto y el tsunami

Terremoto Indonesia ayuda Papa población Terremoto en Indonesia: el Papa manifiesta solidaridad con la población afectada donando 100 mil dolares para socorrer a la población  (AFP or licensors)

Ayuda del Papa a la población de Indonesia afectada por terremoto y tsunami

En un comunicado, el Dicastero para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, informa que en esta primera fase, el Pontífice ha donado 100 mil dólares en ayuda a los damnificados indonesios, ahora también amenazados por el Vulcán del Monte Soputan

María Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

En la última semana, violentos terremotos y un tsunami han devastado varias zonas de Indonesia, especialmente la isla de Célebes, causando más de 1.400 muertos, según se ha comprobado hasta la fecha, y miles de heridos. En estas horas, además, el volcán del Monte Soputan, en la isla de Célebes, comenzó a entrar en erupción, amenazando a la población ya agotada por el terremoto y la ola anómala: lo recuerda en un comunicado el Dicastero para el Servicio de Desarrollo Humano Integral, encargado de obras de caridad, justicia y paz, migración, salud, en el marco de la Doctrina Social de la Iglesia.

Cercanía espiritual del Papa a la población indonesia

“El Papa Francisco, a través del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, ha enviado, en esta primera fase de emergencia, una contribución de 100.000 dólares para socorrer a las poblaciones”, informa el comunicado, explicando asimismo que “esta suma quiere ser una expresión inmediata del sentimiento de cercanía espiritual y de aliento paternal del Santo Padre hacia las personas y territorios afectados y se repartirá, en colaboración con la Nunciatura Apostólica, entre las zonas más golpeadas por la catástrofe”.

Al mismo tiempo, el Dicasterio recuerda que el Papa Francisco, durante el Ángelus del pasado domingo 30 de septiembre, rezó por las personas afectadas: “por los difuntos, desgraciadamente numerosos, por los heridos y por los que han perdido la casa y el trabajo. Que el Señor los consuele y apoye los esfuerzos de aquellos que están comprometidos en llevar socorro”.

Movilización de toda la Iglesia

“La contribución de este Dicasterio,- concluye el comunicado – que acompaña la oración del Santo Padre por la amada población indonesia, forma parte de las ayudas que se están activando en toda la Iglesia Católica y en las que participan, además de varias Conferencias Episcopales, numerosas organizaciones caritativas”.

Escuche y descargue el servicio


Deja un comentario

Indonesia: balance de víctimas. Son ya 1234 los muertos pero son muchos los desaparecidos.

Se teme que el número de víctimas del terremoto en Indonesia continúen aumentando

UNICEF/Arimacs Wilander
Más de mil personas han muerto a causa del terremoto y el tsunami que golpeó Sulawesi en Indonesia el 28 de septiembre de 2018.

2 Octubre 2018

Entre los más afectados pueden estar los niños, ya que un 40% ya sufría malnutrición antes de la tragedia y sólo un 33% de los nacidos tienen certificado de nacimiento, lo que puede dificultar las tareas de reunificación. El  Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU ha destinado ya 15 millones de dólares para impulsar las tareas de ayuda.

Las agencias humanitarias de la ONU, como UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos, junto con la Oficina de Coordinación Humanitaria, están listas para ayudar a los damnificados, después de que el Gobierno indicara que dará la bienvenida a los organismos internacionales.

El Gobierno de Indonesia ha confirmado que 1234 personas han muerto, pero el acceso a Sulawesi, la zona de Indonesia más afectada por el terremoto y el posterior tsunami registrado hace cuatro días, es todavía difícil, por lo que las agencias humanitarias que se encuentran en el terreno temen que el número de muertos sea aún mayor.

“Unas 800 personas están heridas de gravedad y otras 100 están  desaparecidas. Es probable que el número de víctimas aumente cuando haya más accesibilidad a algunas zonas y el Gobierno lleve a cabo nuevas evaluaciones”, dijo en rueda de prensa, Jens Laerke, de la Oficina de Coordinación Humanitaria (OCHA) en Ginebra.

Un salvamento difícil

En una iglesia derruida en el distrito de Sigi Biromaru, al sur de la ciudad de Palu, los equipos de salvamento tuvieron que luchar contra densas capas de lodo para recuperar los cuerpos de más de 30 jóvenes de un grupo de estudiantes de la biblia.

“Les llevó una hora y media llevar cada uno de los cuerpos a las ambulancias cercanas, teniendo que vadear un lodo de una profundidad increíble”, declaró Matthew Cochrane, portavoz de la Federación Internacional de la Cruz Roja.

El vocero añadió que “el sentimiento de los  equipos que trabajan allí es de verdadera frustración… Todavía hay grandes zonas de las  áreas más afectadas que no han sido alcanzadas, pero los equipos lo continúan intentando y hacen todo lo que pueden”.

Las agencias de la ONU están listas para intervenir.  El  Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU ha destinado ya 15 millones de dólares para impulsar las tareas de ayuda.

El Programa Mundial de Alimentos ha estado en contacto continuado con las autoridades desde el viernes y sus almacenes en Subang, en Malasia, están preparados para la entrega de la ayuda de emergencia, dijo Herve Verhoosel, portavoz de la agencia.

“Los especialistas en logística han llegado a Sulawesi con un convoy del Gobierno y lo  asesoran en las operaciones logísticas”, explicó y después añadió que “la situación es difícil debido a la escasez de combustible y el daño en las infraestructuras como carreteras,  aeropuertos y las telecomunicaciones”.

Especial preocupación por los niños

El impacto potencial en los más jóvenes es especialmente preocupante, dijo por su parte el representante de UNICEF, ya que el 40% de los menores de cinco años ya sufrían de desnutrición antes de la tragedia en Sulawesi.

El hecho de que solamente el 33 por ciento de los nacidos tengan certificado de nacimiento es también un motivo de preocupación, ya que puede ser un obstáculo para la reunificación de los que se han perdido, comentó Christophe Boulierac.

“Con lo que sabemos, estamos preocupados por el impacto que el desastre puede tener en los niños, pero lo que no sabemos es cuál es el alcance completo del desastre”, añadió.

UNICEF está preocupada por la situación de los niños en las ciudades de Palu y Dongala, en la zona central de Silawesi, así como en otros núcleos que están  cortados a  la ayuda humanitaria.

Carreteras peligrosas

Entre las prioridades del Gobierno figura la de evacuar a las personas que se encuentran en las zonas más afectadas, según la Organización Internacional para las Migraciones, pero el traslado es difícil de llevar a cabo y las carreteras son muy “peligrosas”, dijo su portavoz, Paul Dillon.

La ayuda puede llevarse a Sulawesi a través de un “puente humanitario terrestre” desde Jakarta, explicó Dillon, señalando que la idea ya se utilizó en 2004 tras el tsunami que afectó Indonesia y el océano Índico, cuando se conectó Jakarta con Aceh y Medan con Aceh.

Sin embargo, la entrega de ayuda a Sulawesi desde el puerto de Palu continúa siendo un gran desafío.

“El puesto no ha sido dañado, pero sí se han visto gravemente afectadas las grúas y el equipo que se necesita para retirar los productos de los buques. Además, en algunos lugares, el acceso al puerto es muy difícil”, destacó Dillon.

La salud amenazada

Aunque la prioridad es llegar a los supervivientes, el daño a las infraestructuras básicas y la escasez de agua potable también plantean una amenaza a la salud importante.

De hecho, antes de la tragedia, Dongala y Palu ya estaban afectados por casos de diarrea aguda y por infecciones  respiratorias graves, aseguró Tarik Jasarevic, portavoz de la Organización Mundial de la Salud.

“La falta de refugios, agua e infraestructuras sanitarias pueden llevar a brotes de diarrea y otras enfermedades infecciosas”, agregó.

El representante de la OMS explicó que, según una valoración inicial del Gobierno, un hospital ha sufrido daños, mientras otros centros de salud están siendo evaluados.

En coordinación con el Centro de Crisis del Ministerio de la Salud indonesio, la OMS está preparándose para desplegar equipos médicos.


Deja un comentario

Indonesia; catástrofe humanitaria en las islas Célebes

La isla de Célebes (Indonesia) despues del tsumani, 2018.La isla de Célebes (Indonesia) despues del tsumani, 2018.  (AFP or licensors)

Emergencia en Indonesia. UNICEF recuerda que las condiciones son paupérrimas

El Gobierno de Indonesia confirma con fecha 1 de octubre los siguientes datos: cientos de personas han perdido la vida, 632 se encuentran heridas, 90 desaparecidas, 48,025 desplazados internos y aproximadamente 1,5 millones de personas potencialmente afectadas.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

A tres días del terremoto que azotó la isla de Célebes y del devastador tsunami que destruyó su capital, Palu, UNICEF recuerda que las condiciones de decenas de miles de niños “siguen siendo extremadamente precarias”. Los niños en las ciudades de Palu, Donggala y otras áreas afectadas “necesitan ayuda urgente para recuperarse”. Además, muchos “han perdido a sus seres queridos, sus casas y sus barrios”.

La Representante en Funciones de UNICEF en Indonesia hace unas declaraciones en las que asegura que UNICEF Indonesia, en colaboración con el Gobierno, “está haciendo todo lo posible para responder a esta emergencia”, que ha afectado al país a solo 1 mes del terremoto que causó miles de muertes en la isla de Lombok, el pasado 29 de julio.

El Gobierno indonesio ha confirmado que hasta día de hoy, las cifras son devastadoras: cientos de personas han muerto, 632 han resultado heridas y hay 90 desaparecidas. Además, se ha producido un 48,025 de personas internamente desplazadas y aproximadamente 1,5 millones de personas potencialmente afectadas. Datos, que tal como ha explicado el Gobierno del país, posiblemente aumenten a medida que otras áreas se vuelvan accesibles y se lleven a cabo evaluaciones adicionales.

1.000 escuelas destruidas. 19% de estudiantes afectados

Según con las evaluaciones estimadas hasta el momento, se teme que más de 1.000 escuelas han sido afectadas con un impacto directo en aproximadamente el 19% de los estudiantes en isla de Célebes.

UNICEF solicita 5 millones de dólares para ayudar a los pequeños indonesios

UNICEF en Indonesia ha lanzado un llamamiento en el que pide un total de 5 millones de dólares para poder responder a la emergencia actual y cubrir las necesidades de los niños en materia de educación, servicios de salud, nutrición higiene y protección infantil.

La lista de las necesidades más inminentes la encabezan alimentos listos para usar, agua, servicios de higiene sanitaria y prestación de atención primaria de salud (incluidos kits de primeros auxilios, medicamentos y kits de higiene de la mujer). Además, para que los niños recuperen su sentido de normalidad, es necesario que se activen lo antes posible los servicios de identificación y orientación para niños separados y no acompañados, así como apoyo psicosocial.