Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La ecología de Papa Francisco y el movimiento de los fridays for future

El Padre Paolo Benanti con el Papa Francisco

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 09/04/2019
Ultima modifica il 09/04/2019 alle ore 15:35
DOMENICO AGASSO JR
TURÍN

Greta Thunberg y los miles de chicos de los Fridays for future están aplicando muchas páginas de la Laudato si’, la encíclica ecológica del Papa Francisco. Palabra del padre Paolo Benanti, franciscano y profesor de la Facultad de Teología (departamento de Teología moral) de la Pontificia Universidad Gregoriana, ateneo de los jesuitas. Según el teólogo, estos jóvenes «son una perspectiva diferente, que integra e impulsa a un real cuidado por la casa común». La Creación, así con mayúscula, como indica el término cristiano.

Profesor, ¿qué le parece la iniciativa de Greta y de los Fridays for future?

Una selezione dei migliori articoli della settimana. Ti presentiamo Top10

«Esta movilización global responde a una dinámica parecida a la dinámica con la que la Iglesia se ubica frente a las cuestiones sociales».

¿En qué sentido?

«Se apoya en tres verbos: ver, juzgar, actuar. Greta y los activistas han “visto” la realidad, percibiendo sus fuertes contradicciones; han “juzgado”, es decir han reconocido la ausencia de futuro que nuestro estilo de vida produce; han decidido “hacer” para producir un cambio».

¿Cuál es el mensaje más importante de estos jóvenes?

«Nos recuerdan que la “casa común”, como define el Papa Francisco la cuestión del medio ambiente en la Laudato si’, es algo que cada generación hereda de las anteriores y tiene la tarea de transmitir a las futuras generaciones. Nuestros hijos nos recuerdan que el mañana debe ser visto con esperanza y que la esperanza no es mera pasividad, sino un construir un mañana con los hechos».

¿Cuánto de la Laudato si’ se puede encontrar en el pensamiento y en las acciones de este movimiento?

«Uno de los temas de los que se ocupa la Encíclica es un llamado a un paradigma definido como ecología integral, según el cual no basta integrar la lectura de fenómenos diferentes. Es ejemplar, principalmente, la crítica a la lógica mundana que lleva a perder de vista la complejidad de los vínculos y de las interacciones: “la tecnología que, vinculada con la finanza, pretende ser la única solución de los problemas, de hecho, no es capaz de ver el misterio de las múltiples relaciones que existen entre las cosas, y por ello a veces resuelve un problema creando otros”. La ecología integral nos permite recobrar el llamado a la responsabilidad humana, evidente cuando se considera el sitio que el ser humano ocupa en la red de las relaciones de los ecosistemas. Greta y el movimiento en el que se inspira parece estar en profunda sintonía con todo esto».

Después de la huelga del 15 de marzo, ¿cuáles son los próximos pasos?

«Aplicar íntimamente la ecología integral, que no solo tiene que ver con la manera racional de comprender la realidad, sino que está constituida por deseos y actitudes de fondo de nuestro corazón, tiene una dimensión netamente espiritual. Solo si comprendemos esta dimensión podemos comprender por qué hay que emprender también caminos de conversión interior que incluyan serios exámenes de conciencia “para recobrar la serena armonía con la Creación, para reflexionar sobre nuestro estilo de vida y sobre nuestros ideales”».

¿Cuáles consecuencias concretes pueden nacer? ¿No existe una desproporción entre la inmensidad del problema ecológico global y las potencialidades de cada individuo?

«Hay que comprender plenamente el alcance de las pequeñas acciones cotidianas de atención por el medio ambiente que nos propone el Papa Francisco: “evitar el uso de material plástico o de papel, reducir el consumo del agua, diferenciar los deshechos, cocinar solo lo que se puede razonablemente comer, tratar con cuidado a los demás seres vivos, utilizar el transporte público o compartir un mismo vehículo entre varias personas, plantar árboles, apagar las luces inútiles”. Cuando parten de motivaciones profundas, estos gestos no son ascéticos deberes de una ideología verde asumida como criterio de vida, sino actos de amor que traducen una espiritualidad vivida en un criterio operativo ético de compromiso, en todos los niveles de la existencia personal».

¿Qué debe hacer la política?

«En la Laudato si’ se lee que “buscar solamente un remedio técnico para cada problema ambiental significa aislar las cosas que en realidad están conectadas, y ocultar los verdaderos y más profundos problemas del sistema mundial”. Y se alimenta así una “ecología superficial” que se deja involucrar “dentro de la lógica de la finanza y de la tecnocracia”. En cambio, una estrategia de cambio real “exige replantear la totalidad de los procesos”, porque “no basta incluir consideraciones ecológicas superficiales” mientras no se ponga en discusión “la lógica subyacente a la cultura actual”».


Deja un comentario

Tres prioridades para salvar el planeta

Noticias ONU/Antonio Lafuente
Vista de las montañas rocosas en la localidad de Telluride, en Colorado, Estados Unidos.

14 Marzo 2019

Acabar con el actual consumismo insostenible, recuperar la biodiversidad que estamos perdiendo a pasos agigantados y afrontar de una vez el cambio climático son las tres prioridades que la Vicesecretaria General de la ONU considera imprescindibles para salvar nuestro planeta, del que advirtió se encuentra en un punto de inflexión sin precedentes.

Amina Mohamed, que intervino en la Cumbre One Planet y en la reunión de alto nivel de la Asamblea General sobre el Medio Ambiente, donde se encontraban distintos jefes de Estado y de Gobierno, expuso la gravedad de la situación que afronta La Tierra debido a las actividades del ser humano.

Recordó, por ejemplo, que 2018, el cuarto año más cálido registrado, fue uno en el que se batieron lamentables marcas: “Ni una sola región del mundo se salvó de los efectos de la alteración del clima, desde los super tifones en Filipinas y el sur de China hasta las sequías extremas en Argentina y Ciudad del Cabo, en Sudáfrica”.

“Estamos ante un punto de inflexión para nuestro planeta”, declaró antes de indicar que el foco de la Asamblea General sobre el Medio Ambiente se centra en buscar soluciones innovadoras para los tres retos ambientales más acuciantes: el consumo insostenible, la pérdida de biodiversidad y el impacto del cambio climático.

Producción y consumo sostenible

En 2017, los recursos extraídos de la tierra alcanzaron 90.000 millones de toneladas métricas y menos del 10 por ciento de esos recursos fueron reciclados nuevamente a la economía. Además, millones de toneladas de plástico fluyen hacia nuestros océanos, con consecuencias devastadoras para la vida marina.

“Todos los días vivimos con las deficiencias de un modelo económico lineal basado en ‘Tomar, hacer y disponer’”, explicó que la número dos de las Naciones Unidas, quien señaló que todas esas deficiencias se plasman “en la forma en que producimos, usamos y descartamos los teléfonos móviles”.

Estos teléfonos que todos usamos se construyen normalmente con al menos 60 metales diferentes, desde el grafito hasta el silicio y el oro. La extracción de muchos de estos metales es extremadamente dañina para el medio ambiente y para las personas y comunidades involucradas en la extracción.

Mientras tanto, en el otro extremo de la cadena de producción y consumo, cada año se generan alrededor de 45 millones de toneladas de desechos electrónicos, por un valor aproximado de 55.000 millones de dólares. Y esta cifra está creciendo, mientras se recicla o reutiliza menos del 20% de esa basura.

Los niveles crecientes de desechos electrónicos desechados representan riesgos para la salud humana, el cambio climático y el desarrollo: filtran las toxinas en los suelos y las capas acuáticas, afectan la calidad del agua que bebemos y emiten metano, que contribuye al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Frente a esos retos, Mohamed indicó que existen distintos ejemplos de medidas que reducen la sobreexplotación de recursos naturales o eliminan la contaminación, como por ejemplo la decisión de la cadena de hoteles Hilton de reducir en un 50% el consumo y desperdicio de agua o la de Costa Rica y la India de prohibir los plásticos de un solo uso.

“Nuestra solución para salir de estos ciclos insostenibles de consumo y producción es clara: debemos cambiar nuestra percepción de que el progreso económico requiere un agotamiento de los recursos naturales. Debemos centrarnos en crear productos con pocos componentes y productos que duren, en lugar de lanzarlos después de un solo uso. Debemos asegurarnos de que cada producto roto, desechado o agotado se pueda reciclar o reutilizar, en lugar de terminar en un vertedero o en un lado de una carretera. Y debemos apoyar el recrecimiento de todos los recursos renovables, para garantizar que estén disponibles para las generaciones futuras. Debemos, en efecto, crear una economía circular”.

PNUMA/Cyril Villemain
La vicesecretaria general, Amina Mohammed, se dirige a la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente en Nairobi, en Kenya.

Pérdida de la biodiversidad

También vinculada a nuestros hábitos de consumo y producción insostenibles está la pérdida de la biodiversidad.

“Nuestro uso de la tierra y los recursos para alimentar nuestra economía conduce a la destrucción de ecosistemas y hábitats vitales”, aseguró la vicesecretaria general de la ONU.

En un informe publicado recientemente , se observa que la extracción y el procesamiento de los recursos amenaza gravemente la biodiversidad. Además, desde 1970, la extensión de los humedales en Europa y Asia Central ha disminuido en un 50%. Alrededor del 40% de la tierra en Asia occidental está en riesgo de desertificación.

El impacto potencial en la salud, la economía y la sociedad de la pérdida continua de biodiversidad es tremendo. Por ejemplo, el valor económico que genera la naturaleza en las Américas se estima en aproximadamente 24,3 billones de dólares anuales.

Pero también en esta área existen ejemplos de medidas que pueden revertir la situación: En la India, un grupo de mujeres agricultoras está trabajando para conservar los cultivos tradicionales utilizando bancos de semillas y prácticas agrícolas tradicionales. De hecho, las mujeres son uno de los grandes impulsos que necesita el medio ambiente.

Cambio Climático

Otro de los grandes enemigos es el cambio climático que amenaza nuestra salud, nuestros ecosistemas naturales, nuestra agricultura, nuestras economías, nuestra salud y nuestra seguridad.

“El cambio climático también está vinculado a nuestros hábitos insostenibles de consumo y producción. Supimos esta semana que el 53% de las emisiones son causadas por la extracción y el procesamiento de recursos. El año pasado, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático dijo que solo tenemos 12 años para cambiar de rumbo. De lo contrario soportaremos consecuencias irreversibles”, afirmó Mohamed.

Para hacer frente a este inmenso desafío recordó que el Secretario General, António Guterres, ha convocado una reunión de líderes mundiales que tendrá lugar en septiembre de este año en Nueva York, “no para que vengan con discursos sino con un plan”, ya que el Acuerdo de París no es suciente para detener el cambio climático.

Y añadió: “Un plan para reducir las emisiones en un 45% durante la próxima década y alcanzar la meta de cero emisiones netas en 2050. Un plan para descarbonizar la electricidad y finalmente construir infraestructuras y ciudades más sostenibles. Un plan para crear no solo empleos verdessino empleos verdes decentes. Un plan lo suficientemente ambicioso y lo suficientemente creíble para convencer a todas las personas que salen a las calles de que se los toma en serio”.

También aquí y en todo el mundo ya se están desarrollando muchas soluciones innovadoras. En Nigeria, las nuevas mini redes eléctricas piloto en cinco estados están permitiendo que las aldeas se conecten a electricidad confiable y sin carbono.

“La Cumbre será un momento de ambición global y multilateralismo inclusivo”, prometió la vicesecretaria general.

Miles de millones para reforestar África

En la Cumbre One Planet, la comunidad internacional ha ofrecido miles de millones de dólares para ayudar a reforestar y conservar los bosques de África. En total, 27 países africanos se han comprometido a recuperar 100 millones de hectáreas de ecosistemas degradados, en un área del tamaño de Egipto.

África se lleva la peor parte del cambio climático, pero es el continente que menos contribuye a este fenómeno.

“De lo que se trata hoy es de asegurarnos de que a medida que crecemos en África no terminemos contribuyendo al cambio climático, que tenemos la oportunidad de crecer hacia el verde y no hacia el marrón”, declaró Mohamed, que agradeció el anuncio del Banco Mundial que destinará 22.500 millones de dólares a adaptación y mitigación del cambio climático en África.

PNUMA: Arendal/Peter Prokosch Edit


Deja un comentario

Tres prioridades para salvar el planeta. ONU

Tres prioridades para salvar el planeta: consumo, biodiversidad y cambio climático

Bertie Gregory
Bertie Gregory fotágrafo y ceneasta especializado en el medio ambiente

14 Marzo 2019

Acabar con el actual consumismo insostenible, recuperar la biodiversidad que estamos perdiendo a pasos agigantados y afrontar de una vez el cambio climático son las tres prioridades que la Vicesecretaria General de la ONU considera imprescindibles para salvar nuestro planeta, del que advirtió se encuentra en un punto de inflexión sin precedentes.

Amina Mohamed, que intervino en la Cumbre One Planet y en la reunión de alto nivel de la Asamblea General sobre el Medio Ambiente, donde se encontraban distintos jefes de Estado y de Gobierno, expuso la gravedad de la situación que afronta La Tierra debido a las actividades del ser humano.

Recordó, por ejemplo, que 2018, el cuarto año más cálido registrado, fue uno en el que se batieron lamentables marcas: “Ni una sola región del mundo se salvó de los efectos de la alteración del clima, desde los super tifones en Filipinas y el sur de China hasta las sequías extremas en Argentina y Ciudad del Cabo, en Sudáfrica”.

“Estamos ante un punto de inflexión para nuestro planeta”, declaró antes de indicar que el foco de la Asamblea General sobre el Medio Ambiente se centra en buscar soluciones innovadoras para los tres retos ambientales más acuciantes: el consumo insostenible, la pérdida de biodiversidad y el impacto del cambio climático.

Producción y consumo sostenible

En 2017, los recursos extraídos de la tierra alcanzaron 90.000 millones de toneladas métricas y menos del 10 por ciento de esos recursos fueron reciclados nuevamente a la economía. Además, millones de toneladas de plástico fluyen hacia nuestros océanos, con consecuencias devastadoras para la vida marina.

“Todos los días vivimos con las deficiencias de un modelo económico lineal basado en ‘Tomar, hacer y disponer’”, explicó que la número dos de las Naciones Unidas, quien señaló que todas esas deficiencias se plasman “en la forma en que producimos, usamos y descartamos los teléfonos móviles”.

Estos teléfonos que todos usamos se construyen normalmente con al menos 60 metales diferentes, desde el grafito hasta el silicio y el oro. La extracción de muchos de estos metales es extremadamente dañina para el medio ambiente y para las personas y comunidades involucradas en la extracción.

Mientras tanto, en el otro extremo de la cadena de producción y consumo, cada año se generan alrededor de 45 millones de toneladas de desechos electrónicos, por un valor aproximado de 55.000 millones de dólares. Y esta cifra está creciendo, mientras se recicla o reutiliza menos del 20% de esa basura.

Los niveles crecientes de desechos electrónicos desechados representan riesgos para la salud humana, el cambio climático y el desarrollo: filtran las toxinas en los suelos y las capas acuáticas, afectan la calidad del agua que bebemos y emiten metano, que contribuye al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Frente a esos retos, Mohamed indicó que existen distintos ejemplos de medidas que reducen la sobreexplotación de recursos naturales o eliminan la contaminación, como por ejemplo la decisión de la cadena de hoteles Hilton de reducir en un 50% el consumo y desperdicio de agua o la de Costa Rica y la India de prohibir los plásticos de un solo uso.

“Nuestra solución para salir de estos ciclos insostenibles de consumo y producción es clara: debemos cambiar nuestra percepción de que el progreso económico requiere un agotamiento de los recursos naturales. Debemos centrarnos en crear productos con pocos componentes y productos que duren, en lugar de lanzarlos después de un solo uso. Debemos asegurarnos de que cada producto roto, desechado o agotado se pueda reciclar o reutilizar, en lugar de terminar en un vertedero o en un lado de una carretera. Y debemos apoyar el recrecimiento de todos los recursos renovables, para garantizar que estén disponibles para las generaciones futuras. Debemos, en efecto, crear una economía circular”.

PNUMA/Cyril Villemain
La vicesecretaria general, Amina Mohammed, se dirige a la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente en Nairobi, en Kenya.

Pérdida de la biodiversidad

También vinculada a nuestros hábitos de consumo y producción insostenibles está la pérdida de la biodiversidad.

“Nuestro uso de la tierra y los recursos para alimentar nuestra economía conduce a la destrucción de ecosistemas y hábitats vitales”, aseguró la vicesecretaria general de la ONU.

En un informe publicado recientemente , se observa que la extracción y el procesamiento de los recursos amenaza gravemente la biodiversidad. Además, desde 1970, la extensión de los humedales en Europa y Asia Central ha disminuido en un 50%. Alrededor del 40% de la tierra en Asia occidental está en riesgo de desertificación.

El impacto potencial en la salud, la economía y la sociedad de la pérdida continua de biodiversidad es tremendo. Por ejemplo, el valor económico que genera la naturaleza en las Américas se estima en aproximadamente 24,3 billones de dólares anuales.

Pero también en esta área existen ejemplos de medidas que pueden revertir la situación: En la India, un grupo de mujeres agricultoras está trabajando para conservar los cultivos tradicionales utilizando bancos de semillas y prácticas agrícolas tradicionales. De hecho, las mujeres son uno de los grandes impulsos que necesita el medio ambiente.

Cambio Climático

Otro de los grandes enemigos es el cambio climático que amenaza nuestra salud, nuestros ecosistemas naturales, nuestra agricultura, nuestras economías, nuestra salud y nuestra seguridad.

“El cambio climático también está vinculado a nuestros hábitos insostenibles de consumo y producción. Supimos esta semana que el 53% de las emisiones son causadas por la extracción y el procesamiento de recursos. El año pasado, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático dijo que solo tenemos 12 años para cambiar de rumbo. De lo contrario soportaremos consecuencias irreversibles”, afirmó Mohamed.

Para hacer frente a este inmenso desafío recordó que el Secretario General, António Guterres, ha convocado una reunión de líderes mundiales que tendrá lugar en septiembre de este año en Nueva York, “no para que vengan con discursos sino con un plan”.

Y añadió: “Un plan para reducir las emisiones en un 45% durante la próxima década y alcanzar la meta de cero emisiones netas en 2050. Un plan para descarbonizar la electricidad y finalmente construir infraestructuras y ciudades más sostenibles. Un plan para crear no solo empleos verdessino empleos verdes decentes. Un plan lo suficientemente ambicioso y lo suficientemente creíble para convencer a todas las personas que salen a las calles de que se los toma en serio”.

También aquí y en todo el mundo ya se están desarrollando muchas soluciones innovadoras. En Nigeria, las nuevas mini redes eléctricas piloto en cinco estados están permitiendo que las aldeas se conecten a electricidad confiable y sin carbono.

“La Cumbre será un momento de ambición global y multilateralismo inclusivo”, prometió la vicesecretaria general.

Miles de millones para reforestar África

En la Cumbre One Planet, la comunidad internacional ha ofrecido miles de millones de dólares para ayudar a reforestar y conservar los bosques de África. En total, 27 países africanos se han comprometido a recuperar 100 millones de hectáreas de ecosistemas degradados, en un área del tamaño de Egipto.

África se lleva la peor parte del cambio climático, pero es el continente que menos contribuye a este fenómeno.

“De lo que se trata hoy es de asegurarnos de que a medida que crecemos en África no terminemos contribuyendo al cambio climático, que tenemos la oportunidad de crecer hacia el verde y no hacia el marrón”, declaró Mohamed, que agradeció el anuncio del Banco Mundial que destinará 22.500 millones de dólares a adaptación y mitigación del cambio climático en África.

PNUMA: Arendal/Peter Prokosch Edit


Deja un comentario

Día mundial de la vida silvestre el 3 de marzo

Día Mundial de la Vida Silvestre,
3 de marzo

“En este Día Mundial de la Vida Silvestre, promovamos la concienciación sobre la extraordinaria diversidad de la vida marina y la importancia crucial de las especies marinas para el desarrollo sostenible. De esta manera, podremos asegurar esos servicios para las generaciones futuras”. —António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

El incalculable valor de la vida silvestre

Los animales salvajes y las plantas silvestres, además de su valor intrínseco, contribuyen a los aspectos ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos del bienestar humano y el desarrollo sostenible.

El Día Mundial de la Vida Silvestre nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad. La celebración de este día también nos recuerda la necesidad urgente de combatir los delitos contra el medio ambiente y la disminución de especies causada por la actividad humana, que acarrean consecuencias negativas de gran alcance en el ámbito económico, medioambiental y social. Este es el motivo por el cual el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 15 se centra en detener la pérdida de biodiversidad.

Vida subacuática: para las personas y el planeta

La campaña de este 2019, “Vida subacuática: para las personas y el planeta”, se alinea estrechamente con el objetivo 14 de Desarrollo Sostenible (“conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, mares y recursos marinos para el desarrollo sostenible”) con una atención especial en la conservación y el uso sostenible de la vida silvestre marina.

El océano contiene casi 200.000 especies identificadas, pero en realidad existen millones de especies. Más de tres mil millones de personas dependen de la diversidad biológica marina y costera para su sustento. La fauna marina ha sido el medio de vida para la civilización y el desarrollo durante milenios, nos ha suministrado alimentos y materiales para la artesanía y la construcción, además de enriquecer nuestras vidas desde un punto de vista cultural, espiritual y de ocio.

La capacidad de la vida marina para seguir proporcionando a la humanidad todo esto se complica cada vez más, ya que nuestros océanos y las especies que viven en ellos se están viendo amenazados por diversos peligros. Entre otros, la sobreexplotación, especialmente, la pesca no sostenible y otras prácticas de extracción de especies marinas, pero también otras grandes amenazas como los efectos del cambio climático, la contaminación marina y la destrucción del hábitat. Esto tiene un fuerte impacto no solo bajo el mar, sino en las vidas y el sustento de quienes dependen de los servicios de los ecosistemas marinos, en particular de mujeres y hombres en las comunidades costeras.

Participa

Descubre más cosas sobre las especies marinas, sus características y hábitats, las amenazas a las que se enfrentan y averigua cómo puedes contribuir a su conservación.

Comparte lo que aprendas, especialmente con niños y jóvenes. Ellos serán los futuros líderes en la conservación de la vida silvestre y merecen un futuro en el que la humanidad comparta el planeta y viva en armonía con las especies salvajes. Aquí tienes a tu disposición posters y otros materiales de divulgación en diversos idiomas para ayudarte a difundir esta campaña.

Utiliza las redes sociales para difundir el mensaje usando las etiquetas #DíaDeLaVidaSilvestre, #LaVidaSubacuática y #EspeciesMarinas.

Festival de cine

La Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y el Festival de Cine de Jackson Hole colaboran de nuevo para organizar un festival de cine, esta vez sobre de las especies marinas. Los vídeos ganadores ayudarán a crear conciencia mundial sobre la importancia de la vida subacuática.


Deja un comentario

Amazonia. Objetivos y características del sínodo

Amazonia asamblea sínodo Seminario eclesialComenzó en el Vaticano este 25 de febrero un Seminario dedicado al Sínodo sobre la Amazonia de octubre próximo 

Amazonía, el Sínodo es una asamblea eclesial, no un evento político

Comenzó este lunes 25 de febrero el seminario organizado por la Secretaría General del Sínodo titulado: “Hacia el Sínodo Especial para la Amazonía: Dimensión Regional y Universal”. En la entrevista concedida a Vatican News, el Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario del Sínodo de los Obispos, explica el sentido y los objetivos de la iniciativa

Silvonei José Protz – Ciudad del Vaticano

Comenzó este lunes 25 de febrero el Seminario organizado por la Secretaría General del Sínodo titulado: “Hacia el Sínodo Especial para la Amazonía: Dimensión Regional y Universal”. En la entrevista concedida a Vatican News el Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario del Sínodo de los Obispos, explica el sentido y los objetivos de la iniciativa.

Eminencia, la dimensión regional llama inmediatamente la atención. ¿Cuál es la dimensión universal?

El Seminario en cuestión es una de las numerosas iniciativas que la Secretaría General del Sínodo de los Obispos está llevando a cabo para preparar adecuadamente el Sínodo Especial sobre la Amazonia, que tendrá lugar en Roma el próximo mes de octubre. El Sínodo, como es bien sabido, es una asamblea eclesial que se ocupa de cuestiones relativas a la evangelización y a la presencia de la Iglesia en el mundo; no es un acontecimiento político. La reciente Constitución Apostólica Episcopalis communio especifica entonces que el Sínodo de los Obispos se reúne en Asamblea Especial “si se tratan asuntos que conciernen a una o más áreas geográficas específicas” (art. 1, § 3). Esta afirmación deja claro que no puede haber un tema que, en el sentido estricto de la palabra, afecte a un solo territorio, con exclusión de todos los demás. Esto sería contrario a la naturaleza misma de la Iglesia, como explica San Pablo: “¿Un miembro sufre? Todos los demás sufren con él. ¿Un miembro es enaltecido? Todos los demás participan de su alegría” (1 Corintios 12,26). Esto también se aplica  a la Amazonía. Ciertamente, ella, con sus realidades dinámicas específicas y complejas, es el centro del camino sinodal. Sin embargo, muchas de las cuestiones que afectan principalmente a ese territorio también afectan a otras zonas del planeta. Pensemos, por ejemplo, en las cuestiones ecológicas, en la cuenca del Congo, en los bosques tropicales del Pacífico asiático, en la cuenca del acuífero Guaraní. Por estas razones, en el Seminario  se entrelazan las dimensiones regionales y universales, dando la palabra en primer lugar a quienes provienen del territorio amazónico, que conocen por experiencia directa, y luego también escuchando otras voces, llamadas a completar las perspectivas emergentes.

¿Puede explicar, en general, cuáles son los objetivos del Sínodo Especial para la Amazonía?

Los objetivos del Sínodo Especial están contenidos en el título elegido por el Santo Padre: “Amazonia: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”. Lanzar nuevos caminos para la Iglesia significa promover el protagonismo de la comunidad cristiana, que siempre ha estado al servicio de las poblaciones locales en la obra de evangelización y de promoción humana. Fortalecer el “rostro amazónico” de la Iglesia requiere una renovación de la estrategia evangelizadora, un nuevo paradigma apostólico que sepa reforzar la presencia cristiana en el territorio, no apoyándose sólo en misioneros externos: en el pasado a las congregaciones religiosas con el ius commissionis y más recientemente a las formas de hermanamiento de diócesis o de ayuda a la fidei donum. Hoy es necesario identificar nuevas formas de acción pastoral acordes con las necesidades de las pequeñas comunidades, muy alejadas entre ellas y muy originales en su interior. En cuanto a la ecología integral, se trata de un tema muy amplio que se inspira profundamente en la naturaleza y en el hombre, en la creación y en las criaturas que la habitan. El Papa Francisco en su Encíclica Laudato sí habla del Planeta Tierra como una “Casa Común” que debe ser defendida, protegida y preservada, con especial atención a los pueblos indígenas, que son los que más sufren el impacto de los efectos devastadores de las acciones de saqueo que afectan a las personas y al medio ambiente. En esta situación, el desafío del momento es encontrar un equilibrio entre la necesidad legítima de progreso y el uso sostenible de los recursos naturales, que tenga en cuenta la voz de las poblaciones locales, sin considerarlas receptoras pasivas de las decisiones tomadas por otros.

Inculturación, ecología integral, la cuestión indígena y la convivencia entre poblaciones diversas entre ellas: ¿qué indica la Amazonía a las comunidades de otros continentes?

Estas palabras demuestran que el Sínodo Especial tiene inevitablemente una dimensión universal, que va más allá de las fronteras de su vasto territorio (6,7 millones de km2). La inculturación del Evangelio -es decir, la “encarnación” del mensaje cristiano en las expresiones culturales y espirituales de los pueblos- es un desafío para todas las comunidades cristianas en un mundo sujeto a rápidos cambios. A este respecto, el Papa Francisco en Puerto Maldonado (Perú), en enero de 2018, subrayó la importancia de aprovechar la sabiduría y la riqueza de las tradiciones culturales de esos pueblos. Igualmente, la ecología integral -en la que Dios, el hombre y el medio ambiente son considerados en su relación íntima- cuestiona al planeta entero, porque en todas partes esa relación aparece amenazada. Los síntomas de los puntos de ruptura en este informe son la desvinculación ética del concepto de desarrollo, la velocidad de los cambios y la degradación, los desastres naturales y las crisis sociales y financieras. En el campo científico, también existen estudios que atribuyen estos fenómenos naturales al progresivo calentamiento global, con consecuencias trágicas que ya son inminentes en las próximas décadas. En cuanto a la cuestión indígena y la convivencia de las diferentes poblaciones, se trata de realidades de importancia social que afectan a todas las instancias del territorio y que también cuestionan de manera creciente a otras áreas del planeta. Esta consideración forma parte del fenómeno global de los flujos migratorios, que actualmente representa uno de los mayores problemas de diversos países del mundo. En este contexto, una mirada a la Amazonía puede revelarse un prometedor laboratorio para la reflexión eclesial y social.

¿Cuáles son sus expectativas para este seminario y para el Sínodo de octubre?

La primera expectativa es resaltar la importancia de la Amazonía para la Iglesia universal y para el mundo entero. La segunda, en cuanto al Seminario, es profundizar, según el programa, algunos temas vinculados a los dos aspectos, eclesial y ecológico, para ofrecer una visión clara y realista de la situación panamazónica, sus características y sus problemas. Al mismo tiempo, se tratará de identificar y aceptar las sugerencias de las intervenciones y el diálogo constructivo de los participantes. En cuanto al Sínodo que se celebrará del 6 al 27 de octubre, se espera que el evento sea un kairós para la Iglesia en su misión evangelizadora y un tiempo de gran atención y reflexión para toda la humanidad sobre la “Casa común” y la ecología integral, de la que habla el Santo Padre. Además de la prioridad de tratar la cuestión de los pueblos indígenas, se espera también que se recuerde la corresponsabilidad efectiva de los laicos, que se preste especial atención al protagonismo de la mujer y que se valorice más la vida consagrada en el territorio.


Deja un comentario

Myanmar: clamor popular contra la construcción de una presa que interesa a China

MYANMAR PROTESTA CONTRA PRESA MYITSONEMYANMAR PROTESTA CONTRA PRESA MYITSONE  (ANSA)

Card. Bo: rio Irrawaddy es nuestra vida. No a la construcción de presa

La presa de Myitsone, en el cauce alto del río Irrawaddy, en el norte de Birmania, empezó a construirse en diciembre de 2009, con una capacidad instalada de 6.000 megavatios que producirá 29.400 millones de kilovatios por hora-año después de que esté terminada, lo que está previsto para 2019

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

El gobierno de Myanmar ha anunciado la paralización del proyecto hidroeléctrico en la cuenca del río Irrawaddy. La construcción de la presa, financiada por China, había desencadenado una fuerte oposición pública a la que se había sumado la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

El presidente de Myanmar, Thein Sein, anunció en septiembre de 2011, la suspensión del proyecto que financiaba China con una inversión de 3.600 millones de dólares. Según el acuerdo, China recibiría el 90% de la energía generada.

El presidente, ha admitido que la presión de la opinión pública ha desencadenado esta decisión. A pesar de esta decisión, el gobierno no ha renunciado a la construcción de presas para generar energía eléctrica.

La declaración completa del Cardenal:

Nosotros, el pueblo de Myanmar, con lágrimas en los ojos y el corazón estremecido por el miedo y el dolor, llamamos a las puertas de nuestros gobernantes y de la comunidad internacional. Ante la triste perspectiva de perder a nuestra madre Irrawaddy, a través de la presa Myitsone, por la codicia de una superpotencia, todos los ciudadanos de Myanmar suplican a todas las personas de buena voluntad que acudan en apoyo de los pobres de Myanmar.

Irrawaddy no es un río para nosotros, no es una mercancía para ser intercambiada. Ella es la madre sagrada de cada pueblo de Myanmar. Su historia está entrelazada con la historia de Myanmar. Como la joya que rodea el cuello de nuestra nación, Irrawaddy atraviesa toda la nación atravesando miles de kilómetros. Ella es testigo de nuestras penas, alegrías e historia herida. Ella es nuestra esperanza, es nuestro destino.

Para una nación agrícola, donde el 80 por ciento de la población vive de la agricultura, Irrawaddy es un acompañante ineludible de su sustento. Su Majestad, su baile por las montañas, su mística serpenteando por el alma de la nación, su generosidad con los campesinos pobres, hacen de Irrawaddy la identidad sagrada de las naciones. Para miles de lugares sagrados a lo largo de las orillas de Irrawaddy, este río es el símbolo más sagrado de nuestra nación.

Esta madre sagrada está ahora abierta al comercio. Los países grandes y poderosos necesitan todo de esta nación. Durante décadas, abusaron de su posición estratégica para amenazar a Myanmar. Ellos mercantilizaron a nuestras niñas y mujeres a través de la trata de personas en los estados del norte de Myanmar. El mismo triste destino recae ahora sobre nuestra Madre Irrawaddy.

Los recientes acontecimientos en el país han aumentado, lamentablemente, la influencia de ciertos países sobre nuestra nación. Las amenazas y el chantaje se utilizan con impunidad.

Este es el momento de una tragedia desgarradora

La presa Myitsone es la sentencia de muerte para el pueblo de Myanmar. La sombría perspectiva de que millones de agricultores pierdan sus medios de vida, el abuso de los lugares sagrados a lo largo de los ríos, la muerte y la destrucción de la preciosa flora y fauna de nuestra querida nación, se está convirtiendo en una realidad de pesadilla. Esta presa es un desastre ambiental. La presa Myitsone es un coñac tóxico para la guerra crónica. La paz se desvanecerá en el horizonte. El pueblo de Myanmar tiene ante sí un futuro sombrío. No nos lo merecemos.

Para un futuro pacífico, la presa Myitsone debe ser detenida. El ex presidente U Thein Sein dio el valiente paso de detener las obras de la presa. Creemos que todos los que están dentro de Myanmar apoyarán la iniciativa de derogar cualquier tratado que abuse de la Madre Irrawaddy. Los que apoyan la reanudación de la presa Myitsone son como hijos e hijas que mercantilizan a sus padres para obtener ganancias monetarias. La historia nunca perdonará a los que venden a nuestra madre Irrawaddy.

En nombre de todo el pueblo de Myanmar, especialmente de los agricultores pobres, pedimos encarecidamente a todas las partes interesadas que pongan fin a sus intentos de abusar de nuestra madre Irrawaddy. Pedimos encarecidamente al pueblo de Myanmar que se una para proteger la dignidad de nuestra madre Irrawaddy. Tenemos la esperanza de que nuestros líderes resistirán todos los esfuerzos para destruir el destino y la dignidad de nuestra nación.

+Cardenal Charles Maung Bo, DD, SDB

Arzobispo de Yangon, Myanmar.