Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Asia Bibi llegó a Canadà

Asia Bibi llegó a Canadá

Asia Bibi, la mujer condenada a muerte en 2010 por blasfemia y absuelta de dicha acusación en 2018, partió de Pakistán y llegó a Canadá. Entrevista con Paul Bhatti, hermano del ministro pakistaní asesinado por extremistas islámicos en 2011

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano

Hoy, para Asia Bibi, es el epílogo de una historia que comenzó en junio de 2009 con su arresto. Pero el día de hoy también está estrechamente ligado a otra fecha: el 2 de marzo de 2011. Es el día en que Shabaz Bhatti fue asesinado por extremistas islámicos. El ministro pakistaní para las minorías religiosas, católico, pagó con su vida su compromiso de defender a las minorías y a los cristianos víctimas de injusticias. Entre las personas defendidas enérgicamente por Shabaz Bhatti se encuentra también Asia Bibi. El epílogo del caso Asia Bibi – subraya Paul Bhatti, hermano del ministro pakistaní asesinado en 2011 – es “una gran satisfacción” porque “la verdad ha ganado”:

R. – Es una noticia que nos ha dado una gran satisfacción a todos, aunque estábamos convencidos de que esa sería la conclusión, desde que Asia Bibi fue liberada. Hemos estado en contacto constante con las autoridades canadienses y pakistaníes. Nos aseguraron que este sería el final. Todos esperábamos esta conclusión. Todos la queríamos, tanto para Asia Bibi como para sus hijos. Y también para todos los que hemos luchado en estos años para salvar a Asia Bibi y enviar un mensaje al mundo. La verdad ha ganado. Esto es una gran satisfacción para nosotros.

Una gran satisfacción y también el esperado epílogo de un evento que se prolonga desde hace muchos añosAsia Bibi fue condenada a muerte en 2010. ¿Cómo fue recibida la noticia de su partida a Canadá en Pakistán?

R. – En Pakistán, la mayoría de la gente está feliz. Están contentas todas las personas que creen que la blasfemia es contraria a su religión. Gran parte de las personas que son moderadas están contentas de que Asia Bibi haya sido declarada inocente. Esta inocencia significa también respetar su religión.

Se ha hecho justicia y las historias de su hermano, Shahbaz, y la de Asia Bibi también se han entrelazado….

R. – Ciertamente, estas historias están muy relacionadas.  Shahbaz ha defendido no sólo a Asia Bibi sino a muchas otras víctimas de la injusticia. Shahbaz no sólo declaró la inocencia de Asia Bibi. También fue a la cárcel para encontrarse con ella y llegó incluso a desafiar a los extremistas. Entonces fue víctima de este extremismo. Hoy podemos ver el fruto de este compromiso. La justicia gana, en Pakistán hay justicia. En lo que respecta a Canadá, Stephen Harper, el ex primer ministro, ha declarado que tiene una deuda con mi hermano: la de hablar en nombre de las personas que no pueden hacerlo. Y el gobierno canadiense está defendiendo a los más débiles de Pakistán. Cuando Asia Bibi fue liberada, las autoridades canadienses se pusieron en contacto con nosotros para decirnos que estaban de nuestro lado y que harían todo lo necesario. Así que ellos también están satisfechos: también en Canadá hay muchos musulmanes, cristianos e inmigrantes que acogieron la noticia con gran entusiasmo y satisfacción.


Deja un comentario

Después de cuatro años de persecución del Estado islámico, vuelve la Pascua a Mosul (Iraq)

2019.04.08 Iraq2019.04.08 Iraq 

Después 4 años, Obispo celebra de nuevo Pascua en Mosul, Iraq

Desde el altar de la iglesia de San Pablo, en Mosul, donde descansan los restos del obispo mártir, Mons. Paulos Faraj Rahho, llega el mensaje pascual del nuevo arzobispo, Mons. Michaeel Najeeb Moussa. A su alrededor sólo había unas quince familias cristianas, las únicas que habían regresado a la ciudad después de la persecución del Estado islámico. (Sir)

Ciudad del Vaticano

Mensaje de esperanza: no tengan miedo

“No tengas miedo, ten el valor de ser cristiano. Nuestra misión es dar testimonio de Cristo. Este es el mensaje que queremos transmitir a nuestros hermanos de otras religiones y a todo el pueblo iraquí”.

“Construyendo puentes de hermandad, demoliendo muros y sembrando esperanza”. La nueva vida de Mosul y el renacimiento de Irak pasan por aquí”.  Estas palabras contienen el anuncio pascual que viene de Mosul, capital de la gobernación de Nínive. Fue lanzado por su arzobispo caldeo, el dominico Michaeel Najeeb Moussa, quien ha dirigido la diócesis desde enero de este año (Mosul-Akra).

El tiempo del miedo. Los días de la conquista, en junio de 2014, de la segunda ciudad iraquí y de gran parte de la provincia norteña de Nínive por las milicias yihadistas del Estado islámico (Isis) parecen lejanos. Las banderas negras de Daesh habían llegado hasta el corazón de Mosul. Era el 29 de junio de 2014.

Luego de la conquista de las aldeas cristianas de la llanura de Nínive, de la expulsión y la persecución violenta de sus habitantes, entre las decenas de miles de cristianos que huyeron se encontraba Mons. Najeeb Moussa, un nativo de Mosul. A él se debe el cuidado de unos 1300 manuscritos antiguos y de la fundación del Centro Digital de Manuscritos Orientales, establecido para preservar la cultura cristiana de Irak.

Un nuevo arzobispo. Después de cinco años el padre dominico regresó a Mosul, una ciudad mártir recuperada, como arzobispo caldeo para celebrar la Pascua. Las iglesias, utilizadas como cárceles por el Califato, volvieron lentamente a abrir sus puertas. Profanado, destruido, quemado. Todo para ser reconstruido, como el resto de la ciudad.

Lugar martirial

En la iglesia de San Pablo, donde según declaraciones, , “descansan los restos de nuestro mártir monseñor Paulos Faraj Rahho, secuestrado y asesinado por los yihadistas en 2008 en Mosul”. “Este es el único lugar de culto que de alguna manera hemos vuelto a poner en pie y donde es posible decir misa”.

Es hora de tener valor

“Aquí celebramos la Pascua como testimonio de cómo la luz vence a las tinieblas de nuestra realidad cotidiana”.

Es hora de tener valor. “Espero que el pueblo de Mosul y todos los fieles de la llanura de Nínive vuelvan a emprender una nueva vida. Celebrar aquí esta primera Pascua es significativo. La situación sigue siendo difícil: la mayoría de los fieles aún no han regresado a sus hogares y a sus tierras”. Las cifras, de hecho, hablan de menos de la mitad de las familias que regresaron a la llanura de Nínive, de un total de poco más de 41.000 personas.

“En Mosul la situación es aún más delicada y no del todo segura debido a la presencia de terroristas de Daesh. Muchas familias cristianas tienen el deseo de volver a Mosul, pero de momento sólo han regresado unas quince. Mi Pascua está con ellos”. No el número. “Es el signo del renacimiento – subrayó Mons. Najeeb Moussa – retomemos el viaje con este pequeño rebaño.

No es el número lo que cuenta sino la calidad de la fe

Es importante vivir nuestra fe con firmeza y firmeza, que nunca hemos abandonado, a pesar de la violencia, la persecución y las injusticias sufridas por Daesh. Y como nosotros, también los fieles de otras religiones y grupos étnicos. Todo esto no nos ha impedido vivir la fe hoy más fuerte de lo que solía ser. En la adversidad se ha fortalecido”.

“La resurrección de Jesús nos urge a no tener miedo, a mostrar el valor de ser testigos de Cristo. Esta es la misión que nos espera y el mensaje que debemos transmitir a todos nuestros hermanos iraquíes. A ellos les decimos que los cristianos son hombres y mujeres de alegría, esperanza y caridad. La alegría que el Señor nos ha dado, muriendo y resucitando por nosotros, no debemos dispersarla”.

Pero, advierte el arzobispo caldeo, “no habrá futuro para los cristianos en Irak sin justicia. Es el llamamiento que también dirigimos al gobierno: que aplique la justicia y garantice los derechos de todos los ciudadanos, sin diferencias de religión y etnia. Se habla de ciudadanía y los cristianos somos ciudadanos de pleno derecho, como todos los demás.

Respeto a la fe de cada uno

Cada uno respetando la fe del otro, debemos comportarnos como hermanos en la humanidad. Es el sentido del mensaje que el Papa Francisco está lanzando al mundo entero, para vivir la solidaridad humana. Esta es la prioridad. La fe se convierte en un valor añadido que alimenta la humanidad y la solidaridad. Construir puentes de fraternidad, derribar muros y sembrar esperanza”. La nueva vida de Mosul y el renacimiento de Irak también pasa por aquí.


Deja un comentario

Cristianos perseguidos hoy en el mundo, según una agencia privada

Cristianos perseguidos en IraqCristianos perseguidos en Iraq 

Opresión y discriminación contra los cristianos: más de 4,000 muertos en el año

Publicado hoy el informe anual de Open Doors sobre la persecución de los cristianos en el mundo. Más de 4000 muertos en un año

Roberta Gisotti – Ciudad del Vaticano

Más de 245 millones de cristianos sufrieron persecución severa en sus países alrededor del mundo el año pasado, 4,305 personas fueron asesinadas por razones de su fe y 3150 fueron arrestadas, sentenciadas y detenidas sin juicio. 1847 iglesias y edificios relacionados fueron atacados.

Corea del Norte, el estado más perseguidor

Estas son las dramáticas cifras, en constante aumento, que surgen de la investigación realizada por la organización internacional Puertas Abiertas, que cada año presenta la lista “negra” de 50 países -de los 150 monitoreados- donde los creyentes cristianos son más oprimidos, acosados, discriminados, sometidos a abusos y violencia hasta que son asesinados, condicionados en la vida privada y pública, a causa de sus creencias religiosas. En total, 35 países asiáticos, 15 africanos y 2 latinoamericanos.

Persecuciones “extremas” en 11 países

A la cabeza de la lista de las naciones más antiliberales en términos de religión está confirmado Corea del Norte, donde se estima que entre 50 y 70 mil cristianos siguen detenidos en campos de trabajo. Luego están Afganistán y Somalia, debido a las sociedades islámicas radicalizadas y a la inestabilidad política endémica, y luego Libia, Pakistán, Sudán, Eritrea, Yemen, Irán, India y Siria. Once países, donde Puertas Abiertas, encontraron una realidad de persecución “extrema” de cristianos y otras minorías.

Autoritarismo, nacionalismo y radicalismo islámico

Hace cinco años, sólo Corea del Norte caía en esta categoría, signo de un creciente clima de persecución en muchas zonas del planeta, debido principalmente al autoritarismo estatal, al aumento de la opresión islámica y al auge del nacionalismo religioso, especialmente el hinduismo en la India y el budismo en Myanmar, pero también a la oposición comunista y poscomunista en China y Vietnam y a la intolerancia social hacia los miembros de las iglesias que desafían  la corrupción y  los cárteles de la droga, en México y Colombia y, de nuevo, en las zonas rurales, por motivos de antagonismo tribal.

Nigeria, masacre de cristianos

Entre los continentes con mayor riesgo de muerte se encuentra África, donde en un solo país, Nigeria. se concentra la mayor parte de los asesinatos de cristianos, hasta 3.731 el año pasado. Y la situación también empeora en el norte, en Libia, Argelia, Egipto, Túnez, Marruecos y en el Cuerno de África, en Etiopía y Eritrea.

India, ataques y agresiones diarias

En Asia, uno de cada tres cristianos puede ser definido como perseguido. China, que se sitúa en el puesto 27 de la lista y en el primer lugar por el número de encarcelamientos, y la India, que ocupa el 9º lugar, se distinguen por las leyes anti-conversión aprobadas en ocho países, de modo que no pasa un día -dice Porte Aperte- sin que un cristiano o una iglesia sean atacados en este país. En Oriente Medio, la situación en Siria y Yemen está empeorando. En Asia Central, Uzbekistán y Turkmenistán han atacado iglesias y han impedido que los cristianos se reúnan. La lista también incluye a la Federación Rusa, que ocupa el puesto 41 por algunas leyes restrictivas sobre libertad religiosa y ataques a iglesias en Daguestán y Chechenia.

No a la sordera emocional

Puertas Abiertas insta a la comunidad internacional a hacer suyo el llamamiento de 245 millones de cristianos perseguidos y pide a la opinión pública del mundo libre que tome conciencia de esta tragedia: “digamos que no a la sordera emocional”.


Deja un comentario

La situación de los cristianos en Medio Oriente. Análisis

The badly damaged church of Mar Behnam and Mart Sarah awaits repairs in Baghdeda (Qaraqosh), Iraq. In the foreground is the church's collapsed bell tower, demolished by Daesh, as ISIS is known here, during its retreat from the city. Photo by Kevin Clarke.The badly damaged church of Mar Behnam and Mart Sarah awaits repairs in Baghdeda (Qaraqosh), Iraq. In the foreground is the church’s collapsed bell tower, demolished by Daesh, as ISIS is known here, during its retreat from the city. Photo by Kevin Clarke.

Just a few months ago Chaldean Archbishop Bashar Warda, C.S.S.R., of the Archdiocese of Erbil in Iraqi Kurdistan had expressed exasperation with the halting flow of U.S. aid to Iraqi Christians and other minority communities attempting to recover from the devastation of the ISIS occupation. It was a frustration shared by other Christian leaders of Iraq’s Nineveh province.

Now he sees signs of revived, perhaps sustained support, beginning with the opening of a U.S. Agency for International Development office in Erbil that has provided much-needed aid to nearby Chaldean Christian communities. In Karamles, a village that had been badly damaged by ISIS militants, that has meant five new water wells, a new tractor to help get the agricultural economy back on its feet and a renovated medical clinic.

“Aid is starting to come in,” he said via email from Erbil, “but it needs to come with an urgency that has been missing for years.” Of particular importance, according to Archbishop Warda, is aid meant to develop livelihood programs to help provide work and jumpstart the region’s damaged economy.

“We see a direct correlation with Christians continuing to leave and not having jobs,” he said. “We Christians have always been noted to be entrepreneurial, but how can we do that if there is no seed money?”

“Aid is starting to come in,” Archbishop Warda said, “but it needs to come with an urgency that has been missing for years.”

The Christian community in Iraq has been decimated by decades of conflict, persecution and disorder, culminating in the unbelievable savagery of ISIS. After two millennia in Iraq, the Christian population has reduced to a vanishing point, raising concerns around the world about the viability of this ancient community.

But Archbishop Warda is weary of more expressions of concern. “If Christianity is to survive here,” he said, “there needs to be a more dynamic and creative approach to helping our communities quickly and effectively.”

Waiting for the reconstruction has been deeply discouraging to Nineveh’s Christians, he said, “nearly four and a half years since ISIS destroyed our communities, homes, churches and jobs.”

“I understand that the humanitarian aid pot is being chased by many NGOs,” he said, “but many of our communities are still not benefiting fully at the moment. The delivery systems for the NGOs, including many of the leading private groups, are still very slow, ponderous and burdensome.

“We have done everything we can to make sure that the donors and NGOs know that, truly, we are fast running out of time,” Archbishop Warda said. “It is a tremendous frustration to us that there still seems to be such a disconnect on this issue.”

“If Christianity is to survive here,” he said, “there needs to be a more dynamic and creative approach to helping our communities quickly and effectively.”

Archbishop Warda expects significant new assistance to reach Nineveh’s Christians because of the passage of the Iraq and Syria Genocide Relief and Accountability Act (also known as H.R. 390), signed into law by President Trump on Dec. 11. The law was introduced by U.S. House Rep. Chris Smith, a Republican from New Jersey and a longtime advocate for the Christian communities of Iraq. It will allow U.S. funding to be directed to entities besides the Iraqi central government, including faith-based and religious organizations that are helping with recovery and stabilization efforts. Few in the region have much confidence in Baghdad’s effectiveness in handling aid, so the ability to fund nongovernment actors is significant.

Archbishop Warda said the effort was “a start, but much more needs to be done.”

“This is a crucial and historic bill for all [Iraqi] minorities to allow them to live lives with dignity and peace, with freedom of faith,” he said. “The bill is a great encouragement not only to the minorities but also to the Iraqi people in general. We have had too much war for far too many years, and we need to sow the seeds of peace and reconciliation in our [war-torn] society.”

He said the Iraqi people need to understand “that a civilized society can only exist with mutual respect and dignity.”

“Those who act against such vital human values need to and will be brought to justice; they need to understand that no stone will be left unturned to bring them to justice,” he said.

In addition to creating new avenues for aid delivery, H.R. 390 enables the U.S. State Department—in collaboration with other federal agencies—to conduct criminal investigations and apprehend individuals identified as alleged ISIS members and to identify warning signs of genocide and threats of persecution.

According to the archbishop, that should mean ISIS terrorists will face a lifetime of pursuit for their crimes. “I have always been impressed how governments will never cease in their fight against terrorism,” he said. “That was admirably demonstrated in the…search for justice of the victims of the 1988 Pan Am attack over Lockerbie, [Scotland], a cowardly act of terrorism.

Regrettably, he said, he is still waiting for signs of competent security assistance and cooperation from Baghdad.

“I expect H.R. 390 will be in the same vein and [will produce] the same determination,” he said. “H.R. 390 will send a strong message to those who do not respect the rule of law about what a civilized society means.”

In terms of improving the security situation in a region still menaced by remnants of ISIS and confronting new political and ethnic tensions, Archbishop Warda hopes to see a more authoritative role from the Iraqi central government. “We need a federal police force, and [Christians need] to be no longer dependent on others” for defense and security, he said. “I know currently this may be an ideal, but we have to work for it. Otherwise we cannot grow as a country.”

As the Trump administration made plans this week to withdraw U.S. troops from Syria, Archbishop Warda urged that U.S. forces and the international community remain on the ground in Iraq “to train such a federal police force manned fairly by all citizens of Iraq.”

“It is crucial to remove all the militias,” he said, “and that includes Christian ones. The rule of law needs to come back to Iraq and be enforced by one agency and one agency alone.

“Security remains a paramount issue for not only the minorities but also for the [Sunni population],” he said. “The Hashd al-Shaabi [a Shiite militia] helped in the fight against ISIS, but they now need to return to their homeland [in southern Iraq]. They are increasing their presence and this is unsettling for the minorities and Sunnah.”

Members of this Shiite militia have buying houses in once predominantly Christian villages such as Bartella and Bashiqa, he said. “We have had enough conflict in Iraq to last a lifetime,” the archbishop said. “It is time to stop it now and prevent a build-up for another potential conflict through forced population change.”

Regrettably, he said, he is still waiting for signs of competent security assistance and cooperation from Baghdad. “I can only hope that H.R. 390 will awaken them to their responsibility to provide and apply the rule of law. People need to know that their government cares about their right for protection, not to behave in an arbitrary way of self-interest by a few people. The law must be applied consistently and impartially.”

He said the religious and ethnic minorities of northern Iraq “feel neglected and forgotten.”

“The new government needs to win that trust back,” Archbishop Warda said, “especially for the minorities and other displaced persons.” He said many remain concerned about “a resurgent ISIS in a different form” and the government’s capacity to stop it.

“It should be incumbent on the government to rebuild the minds of its people away from the mentality of ISIS that still remains,” he said. “No one expected the Islam in Mosul was to be so reactionary and brutal.

“The government needs to bring back trust its people and to be ruled by its people and not outsiders. We are all talented enough as a nation to stand on our own two feet. We need to see a visionary government committed to reconciliation,” Archbishop Warda said.

“I am convinced that if the rule of law comes back in the shape of a federal police force,” the archbishop said, “many of our communities in camps in Jordan, Lebanon and Turkey will come back to their villages here.”

As Christian communities across Nineveh continue efforts to restore the housing and infrastructure demolished by ISIS or by the months-long campaign to dislodge the militants by Iraqi and U.S. military, the Diocese of Erbil has been sponsoring its own good works. According to Archbishop Warda, the city’s first Catholic hospital, the Maryamana (Mother Mary) is nearing completion. It is an obvious source of pride. “It will have 75 beds, seven operating theaters, 14 consulting rooms and a staff of 120 people,” the archbishop said. “It will provide the best medical care with the best medical equipment.

“In my mission to be a ‘church of the people,’ it will most certainly address the health concerns of the poor, the elderly and [internally displaced people],” Archbishop Warda said. “It will serve all faiths. The Maryamana will be a great and welcome sign to our people that—with our churches, university, schools and seminary—we have a future and purpose in Iraq.”

In other positive developments, the village of Batnaya “has now been opened.” Archbishop Warda said it was crucial that humanitarian aid reach this Christian village as soon as possible to encourage its former residents to return from cities where they found sanctuary like Erbil and Dohuk. “They have waited far too long and want to see immediate help,” he said.

See Kevin Clarke’s reports from Iraq: 


Deja un comentario

Asilo político para Asia Bibi

Occidente contiende por Asia Bibi, mientras se espera su expatriación

Europa y Estados Unidos siguen pidiendo ofrecer asilo político a la mujer cristiana y a su familia. El gobierno de Paquistán espera el momento propicio para que salga del país
REUTERS

Las hijas de Asia Bibi

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 14/11/2018
Ultima modifica il 14/11/2018 alle ore 18:16
PAOLO AFFATATO
ROMA

Holanda, en donde se encuentra su abogado, Saiful Malook, fue el primer país que se propuso para hospedar a Asia Bibi, la mujer paquistaní condenada a muerte y absuelta del delito de blasfemia hace dos semanas. Después se difundió la noticia del interés en el caso del gobierno francés de Macron. Y, presionado por una petición que reunió 65 mil firmas, en el ejecutivo italiano el vice primer ministro Matteo Salvini se refirió a una intervención «discreta» para llevarla a Italia. No podía faltar la noticia de un posible destino también en Alemania. Y en los últimos días el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, confirmó que Asia Bibi podría ser recibida en el país con su familia.

 

Mientras tantas naciones se interesan y casi se contienden a Asia Bibi, el Reino Unido se habría negado a ofrecerle asilo por miedo a repercusiones violentas por parte de grupos extremistas musulmanes, pero también temiendo por sus embajadas y ciudadanos británicos en los países islámicos.

 

Como se sabe, la familia de Asia Bibi preferiría una vida fuera de Paquistán en un país anglófobo, según insistió su esposo, Ashiq Masih en un llamado que difundieron los medios de comunicación. Ashiq se refirió a los Estados Unidos, Canadá o Gran Bretaña, con la idea de facilitar la inserción escolar de sus hijas, Asia y Ashiq, que van aprenden en escuelas de lengua inglesa. Según los observadores, pues, si se excluye el Reino Unido, es alta la posibilidad de que la meta final sea en un país americano.

 

Pero, antes que nada, hay que garantizar la seguridad de la mujer y de su familia. El presidente del Parlamento europeo Antonio Tajani, después de haber hablado con el primer ministro paquistaní, refirió: «Me ha garantizado que Asia Bibi está libre y su familia bajo protección, por lo que me considero optimista sobre su futuro. Se está trabajando a todos los niveles diplomáticos para traerla a Europa, apenas concluya el proceso judicial».

 

Este es el nudo de la cuestión, efectivamente: el gobierno paquistaní, presionado por los grupos extremistas musulmanes que, después del veredicto de la absolución, paralizaron a la nación durante tres días, está tratando de ocuparse de la mejor manera la desestabilización que se trata de crear alrededor del caso. El partido islamista radical Tehreek-e-Labbaik Paquistán ha amenazado en varias ocasiones con tomar nuevamente las calles de las principales ciudades, por lo que el gobierno del país procede con pies de plomo en el delicado “affaire” Asia Bibi.


Deja un comentario

Pakistán: Asia Bibi sigue en peligro

AASIA BIBI: EN PELIGRO LA MUJER CRISTIANA CONDENADA POR BLASFEMIA EN PAKISTÁN

Retrato de Aasia Bibi

La situación de Aasia es muy muy difícil. Si su sentencia es revocada, podría ser ejecutada; y si no, su vida estará amenazada por la multitud enfurecida contraria a su liberación que intentará evitar que salga del país.

Aasia Bibi era una jornalera de 54 años y madre de cinco hijos. Para su desgracia es la cristiana más famosa de su país, Pakistán.

En 2010 fue declarada culpable de blasfemia y condenada a muerte porque alguien la denunció por haberla oído insultar al profeta Mahoma. Además de cristiana, Aasia Bibi sufre discriminación por ser dalit, casta a la que se considera “intocable”.

En octubre, esto es ocho años después de su detención, el Tribunal Supremo de Pakistán la ha absuelto por falta de pruebas, lo que ha provocado protestas violentas en las principales ciudades del país con multitudes enfurecidas incendiando coches y bloqueando carreteras. El gobierno tras dos días de protestas se ha arrugado: ¡ha prohibido a Aasia que abandone el país y ha solicitado al Tribunal Supremo que revise su sentencia absolutoria!

¡Solo la presión internacional puede ayudarla!

¡Firma!


Deja un comentario

Pakistán: la situación de Asia Bibi

2018.11.07 Asia Bibi2018.11.07 Asia Bibi 

Expectativa por la liberación de Asia Bibi

Libertad para Asia Bibi: lo piden los cristianos del mundo y la comunidad internacional. A una semana de la absolución por parte del Tribunal Supremo de Pakistán, Asia Bibi, condenada a muerte por el delito de blasfemia, aun continúa en la cárcel a causa de las protestas de grupos islámicos que se opusieron a su liberación y que paralizaron el país

Griselda Mutual –Ciudad del Vaticano

Asia Bibi hoy tiene 47 años. Madre de cinco hijos, en el año 2010 fue juzgada y condenada a muerte por blasfemia en Pakistán, con la acusación de haber ofendido a Mahoma durante una discusión con algunas mujeres musulmanas.

En 2009 Asia Bibi estaba trabajando en un campo agrícola en el distrito de Sheikhupura de Punjab. Se le pidió que buscara agua en un pozo cercano. Tuvo sed y bebió agua de allí. Una mujer le recriminó que lo hiciera, porque estaba contaminando un agua que era de las mujeres musulmanas. Tras la discusión días después fue golpeada y encarcelada. Se le pidió que se convirtiera al islamismo para obtener su libertad. Ella se negó a renunciar a su fe cristiana. Asia Bibi, se convirtió en emblema de la persecución de las minorías cristianas.

Benedicto XVI y Papa Francisco

Benedicto XVI en el año 2010 expresó su cercanía espiritual a Asia Bibi y a sus familiares, y pidió que fuese restituida su libertad. Asimismo oró por cuantos “se encuentran en situaciones análogas, para que su dignidad humana y sus derechos fundamentales sean plenamente respetados”.

El sábado 24 de febrero, el Papa Francisco recibió al marido y a la hija de Asia Bibi en el Vaticano, junto con otra joven que había sido víctima de Boko Haram. “Pienso muy a menudo en tu madre y rezo por ella”, le dijo el Papa a Eisham Ashiq, hija de Asia. “El testimonio de Rebecca y el de Asia Bibi representan un modelo para una sociedad que hoy en día teme cada vez más el dolor. Son dos mártires “, dijo Francisco.

La absolución y la revisión del caso

Asia fue absuelta el miércoles 31 de octubre generando fuertes manifestaciones en contra de su liberación por parte de radicales islámicos. A tres días de su absolución, su abogado dejó el país, temiendo por su vida. “En el escenario actual – declaró a la Agencia France Press – no puedo vivir en Pakistán. Necesito mantenerme vivo para continuar la batalla legal por Asia Bibi”.

El Gobierno de Islamabad, en un intento de calmar los ánimos, acordó con el grupo islamista radical Tehreek-e-Labbaik Pakistán la revisión del caso: Asia Bibi no podrá encontrarse con su familia en el extranjero hasta que la Corte Suprema haya realizado un último examen de su sentencia, dijo el Ministro de Asuntos Religiosos Noorul Haq Qadri.

Alta la atención internacional

Mientras tanto, el marido de Asia pidió ayuda para su mujer y su familia y avanzó un pedido de asilo a Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá. En un vídeo enviado a la sede italiana de la organización “Ayuda a la Iglesia que sufre” (ACS), Masih expresó su “preocupación por la vida de toda su familia” y añadió que no tienen ni para comer “porque no pueden salir a comprar”.

El ministro de las cárceles de la provincia del Punjab, dijo a la agencia Afp que Asia “aún está en la prisión de Multan” y que “será dejada en libertad apenas recibirán la orden”. Mientras tanto, varios países se dicen preparados para recibir a Asia y a su familia.

Escuche y comparta el servicio

07 noviembre 2018, 12:34