Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La trata de Personas, por Mons. Elizalde obispo de Vitoria-Gasteiz.

Jornada Mundial de oración contra la trata.Jornada Mundial de oración contra la trata. 

La trata de personas: un problema que nos desborda

Entrevista Mons. Juan Carlos Elizalde Espinal, Obispo de Vitoria y responsable del Departamento de Mujeres en la calle y trata

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Entrevista completa a Mons. Elizalde, Obispo de Vitoria

La cuarta Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la trata de personas este año tiene como lema “Emigrar sin trata. Sí a la libertad, no a la esclavitud” y a la que los obispos españoles se suman otro año más a través del Departamento de Mujeres en la calle y trata, dentro de la Comisión Episcopal de Migraciones.

El Obispo de Vitoria asegura que estos días están trabajando con mucha intensidad con el fin de sensibilizar sobre “este problema tan terrible”, poniendo “todos los medios que tenemos a nuestro alcance”. “Prevención, educación y sensibilización” son las 3 palabras clave que cita Monseñor Elizalde y con las que está llevando a cabo esta lucha contra la trata.

Además afirma que “si hay trata es porque hay clientes” y que esta falta de dignidad humana realmente es “el caldo de cultivo de una serie de ingresos astronómicos en los que es muy difícil erradicar este tema porque hay una red para el mal con muchos intereses”. Pero frente a esta “red del mal”, debe existir una “red del bien” tal y como ha expresado el Papa Francisco, para liberar a estas personas “en esclavitud sexual, en esclavitud laboral o en una infancia en riesgo”. El Obispo de Vitoria también dice que “lo que quiere Su Santidad es que las diócesis, a imagen y semejanza del grupo de Santa Marta”, creen esta red para el bien:“Gobiernos de los Estados, fuerzas de seguridad, ONG’s, e Iglesia”.

 

“Es un tema terrible que no basta la buena voluntad”continúa Mons. Elizalde, y es por ello que “tenemos que coordinar y colaborar a todos los niveles y a todas las fuerzas posibles” y de ahí que estemos en contacto con “las fuerzas de seguridad, con las autoridades civiles y que pongamos en común los conocimientos que tenemos”.

Asimismo asegura que la Iglesia “es quien más datos tiene sobre las mujeres en trata” pero a veces no dan los datos “por miedo a perjudicar a las víctimas cuando en realidad harían falta estos datos para poder liberarlas”. Por su parte, afirma que parte de la Pastoral de la diócesis es acercarse al Departamento de Migraciones, a esas rotondas y a esos polígonos para “acompañar a estas mujeres y tratar de liberarles si efectivamente están ejerciendo la prostitución como víctimas de trata”.

Mons. Elizalde como responsable del Departamento de Mujeres en la calle y trata expresa la necesidad de que los ciudadanos colaboren, tanto acompañando a las víctimas como proporcionando datos que desenmascaren situaciones de trata: “Se necesita colaboración ciudadana, desde el nivel de datos o posibles denuncias que puedan liberar a estas personas”.

En cuanto al lema de este año, asegura que “emigrar con dignidad es un derecho pero no emigrar también lo es”. Hay gente que está condenada a emigrar y no es libre en la migración – expresa el Obispo de Vitoria, “y encima pagando un alto precio con la integridad de su vida, con la dignidad, incluso con la vida misma”.

Por último, pide oración como algo imprescindible ante este “terrible problema”: “el problema nos desborda, por eso junto a la sensibilización y a la colaboración, también la oración. Colaborar contra la trata a todos los niveles”.

Anuncios


Deja un comentario

Evelina Cabrera de la mendicidad a la política en la ONU.

Evelina Cabrera, de dormir en la calle a hablar en la ONU

Evelina Cabrera con algunas de las chicas a las que entrena. Foto: Facebook Evelina Cabrera

01 de febrero, 2018 — La vida de Evelina Cabrera se torció cuando tenía 13 años. La separación de sus padres en plena adolescencia la llevó a irse de casa y acabar viviendo en la calle. Pasó por una relación con un hombre que la maltrató hasta que intentó suicidarse. Pero ha sabido reconducir su vida y reinventarse todas las veces que han sido necesarias. Hoy preside la Asociación Femenina de Fútbol Argentino y habla en la ONU sobre su trabajo para ayudar a otras chicas a superarse.

“Si vos me decís hace 15 días Naciones Unidas, me imaginaba solamente presidentes y gente muy importante. Nunca me imaginé que iba a estar acá, pero pude porque fui haciendo cosas para mejorar mi calidad de vida y porque hubo gente que me hizo sentir que yo podía tener posibilidades”, dice en una entrevista con Noticias ONU durante su participación en el Foro de la Juventud de la ONU.

Evelina no cree en la suerte, sino en el poder de la confianza en uno mismo. Y en la capacidad de adaptación.

Nació hace 31 años en una familia humilde. Es la mayor de tres hermanos y aunque, pasaban hambre, su familia le enseñó el valor del trabajo.  “Pero cuando cumplo 13 años mis padres se separan y yo entré en una crisis y decidí irme de mi casa y dormir en cualquier lado. Hasta que de los 15 a los 17 años dormí en la calle. Era un homeless (indigente)”, recuerda.

Sentía que en su casa no se notaba su ausencia y, en la calle, conoció a más gente que, como ella, no tenía quién le escuchara. Hizo de todo para sobrevivir: vigiló carros, repartió publicidad, cuidó a prostitutas en una parada de autobús. Después, comenzó una relación con un hombre que la maltrataba.  “Durante mucho tiempo estuve sometida con este chico, hasta que toqué fondo e intenté suicidarme. Por suerte fallé”, relata.
Un día vio en televisión a una chica tetrapléjica que pedía un respirador para poder seguir viviendo. Eso le marcó y le hizo replantearse su vida. Regresó a casa de su padre y, poco a poco, consiguió recuperarse. Con cada nuevo trabajo aprendía algo nuevo de sí misma; se reinventaba.

De jugadora a entrenadora de fútbol

Su pasión por el fútbol empezó casi de forma casual, cuando una compañera de trabajo le dijo que jugaba en un equipo. “Y cuando voy, el equipo era horrible y todas jugábamos horrible”, dice entre risas. “Le propuse al equipo, entrenemos lo físico, superémonos. Me daba cuenta de que faltaba pasión en lo que estaba haciendo el equipo y me dijeron si vos agarrás y querés entrenar, armate tu equipo”.

Armó su equipo. Un tumor le apartó de jugar al fútbol, pero, una vez más, adaptarse a esta nueva circunstancia le abrió una puerta. “Eso me hizo reflexionar sobre la Agenda 2030. ¿Cuántas chicas no tienen acceso a salud, a prevención, a hacerse chequeos? Dijimos hagamos que tomen conciencia y se capaciten para que cuando terminen sus carreras como futbolistas puedan ser entrenadoras, puedan gestionar y desarrollarse más allá de la cancha de fútbol”.  Se hizo entrenadora, también de chicas ciegas, y fundó la Asociación Femenina de Fútbol Argentino.

En el fútbol ella ha encontrado la vía para ayudar a otras mujeres. Asegura que debemos valorar el poder de decirle a alguien “yo confío en vos”.

“Cuando estaba en los peores lugares, nadie confiaba en mí y tuve que confiar en mí para salir adelante desde lo más bajo. Cuando empecé a confiar en mí, me sentí poderosa y ustedes le pueden dar poder y herramientas a un montón de personas que no se sienten así. Esa confianza puede transformar sus vidas y la de todos”, dijo entre lágrimas en una de sus intervenciones en la ONU.

Ella sacó la confianza en sí misma de cada pequeña meta que conquistaba.   “Yo no tuve suerte. Me costó un montón todo y me cuesta”, asegura y explica que su experiencia le permite conectar con otras mujeres. “Hay que enseñarles a las chicas que nos va a costar un montón y más si venimos en sectores vulnerables, pero no hay que creer en el cuento de porque sos pobre nunca vas a poder salir adelante”.

Representante de Argentina en la ONU

Evelina compartió con otros 500 jóvenes que se reunieron durante dos días en Nueva York sus ideas para lograr avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ella sabe cómo traducir las grandes políticas, en un proyecto personal con el que los jóvenes se puedan identificar.  “Está bien enseñar los Objetivos, pero desde la empatía y conexión con el otro. A veces nos equivocamos y hacemos caridad”, insiste. “A la gente que viene de sectores vulnerables hay que preguntarles cuáles son tus habilidades, porque a veces tenemos habilidades ocultas bajo los prejuicios que nos pone la sociedad”.

A quien tiene que pensar dónde dormirá esta noche o qué va a comer, el 2030, el año cuando deberían lograrse los Objetivos , le puede sonar  algo muy lejano. Evelina cree que todo el mundo puede aspirar a un futuro mejor y dar pasos para conseguirlo. “Tener confianza    en uno mismo y creer que podemos cambiar las cosas hace que nos podamos proyectar a futuro. Yo cuando era chica pensé que no iba a tener futuro, porque creí en todos los prejuicios que me habían instalado sobre de dónde venía y hoy sé que puedo hacer las cosas que quiera”.


Deja un comentario

Chile: el Papa en una cárcel de mujeres.

En la cárcel de mujeres, el Papa llamó a cultivar la dignidad y mirar al futuro

Martes 16 Ene 2018 | 16:59 pm

Santiago (Chile) – Enviada especial (AICA):

En el marco de su visita apostólica a Chile, y antes de su encuentro en la Catedral con religiosos, religiosas, consagrados y sacerdotes, el papa Francisco hizo una singular escala: visitó el centro de detención femenino San Joaquín, que se caracteriza por una población fervorosamente católica.

La visita de Francisco al penal de San Joaquín constituyó la primera que un Papa realiza a una cárcel femenina, y su elección no fue azarosa: se trata de una unidad ejemplar en cuanto a conducta y con una fuerte práctica del catolicismo. En esta actividad, el Pontífice estuvo acompañado por la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati.

San Joaquín fue el primer recinto carcelario del país en poseer un “patio católico”, proyecto impulsado por los capellanes de gendarmería. Además de ser utilizado para la celebración de la palabra y de la Eucaristía, los patios facilitan el uso de la cocina y proveen de un sitio con aire libre para las internas. En este caso puntual, el patio se llama “Mandela”, en honor al líder sudafricano.

La cita con el papa Francisco fue a las 16 y más de 600 reclusas aguardaban con entusiasmo la llegada del Santo Padre, quien permaneció allí cerca de 45 minutos.

Al llegar al lugar, el Papa saludó a las reclusas que lo recibieron con fervor, muchas de ellas junto a sus pequeños hijos, que fueron acercados al Pontífice y recibieron su afectuoso saludo.

La hermana Nelly León, de la Fundación “Mujer Levántate”, dio la bienvenida al Papa con un discurso en el que destacó que “hoy estas mujeres representan aquí, junto a usted, los casi 50 mil hombres y mujeres pobres y vulnerables, privados de libertad en Chile. Digo pobre, Santo Padre, porque lamentablemente en Chile se encarcela la pobreza”.

“Santo Padre, desde esta cárcel, tal como lo celebramos cada domingo en nuestra capilla Buen Pastor, testimoniamos la certeza que la vida triunfa sobre la muerte, el bien sobre el mal, la rectitud del corazón a la aridez del egoísmo. Dios está de nuestra parte, de parte de los pobres y marginados de esta tierra; y por eso su presencia; Santo Padre, nos viene a confirmar el camino que hacemos desde la cárcel a la libertad, desde el dolor hacia la alegría”, afirmó.

Finalizado el discurso de la hermana Nelly, las internas brindaron un gran aplauso en adhesión a sus palabras, que representaron el sentir de la comunidad por su visita.

Acto seguido, una de las reclusas, Janet Surita, dio la bienvenida a Francisco en nombre de los hombres y mujeres privados de la libertad, “pero no de sueños y esperanzas”, aclaró, y agradeció al Papa por haber elegido visitarlas.

La interna destacó especialmente el problema de que sus niños crecen “presos” de las malas decisiones de las madres, con sus sueños truncos. “Por la gracia de Dios, nos aferramos a Él y vivimos con esperanza en nuestros corazones”, afirmó, de volver a casa donde las “esperan con ilusiones”.

Además, pidió perdón a la sociedad, especialmente a quienes han herido con sus delitos, y “que Dios tenga misericordia”.

“Creemos en Dios que nos lleva de la mano hacia nuestra libertad”, sostuvo, y pidió especialmente “que en el sistema de justicia se aligeren las penas a las madres menores de edad“.

La cárcel también cuenta con su propio coro, que con una guitarra y un bombo compusieron un himno que le cantaron al Papa en su visita. Más de una decena de las 400 mujeres del recinto entonaron “Un día más de vida, uno menos de condena. Tú visitas mi alegría, pastor con olor a oveja”, título que recuerda una frase con la que Francisco ha llamado a los sacerdotes del mundo a acercarse a los más pobres. La letra fue compuesta con los diferentes mensajes que las mujeres desearon expresarle al Santo Padre en este especial encuentro.

Finalmente, Francisco dirigió unas palabras a los presentes: para empezar, agradeció por la canción y por la oportunidad de visitarlas, para “estar más cerca de tantos hermanos nuestros que están privados de la libertad”. Agradeció especialmente a la hermana Nelly de León “por testimoniar que la vida triunfa siempre sobre la muerte”, y a Janet por su valiente pedido de perdón. “Cuánto tenemos que aprender de esa actitud tuya llena de coraje y de humildad”, expresó.

“Gracias por recordarnos esa actitud sin la cual nos deshumanizamos. Todos tenemos que pedir perdón, yo soy el primero”, aseguró el Papa, recordando que nos podemos equivocar, pero que “cada día estamos invitados a volver a empezar”.

El Papa destacó que, a pesar de ser muy duro y muy doloroso, “estar privado de la libertad no es lo mismo que estar privado de dignidad. La dignidad no se toca, a nadie, se cuida, se custodia, se acaricia. De ahí que es necesario luchar contra todo tipo de corsé, de etiqueta que diga que no se puede cambiar, o que no vale la pena, o que todo da lo mismo. Queridas hermanas, ¡no! Todo no da lo mismo. Cada esfuerzo que se haga por luchar por un mañana mejor —aunque muchas veces pareciera que cae en saco roto— siempre dará fruto y se verá recompensado.”. Además, advirtió que “la dignidad se contagia”.

“La sociedad tiene la obligación de reinsertarlas a todas. A cada una, con el proceso personal: unas más tiempo, otras menos, pero todas deben ser personas en camino hacia la reinserción. Métanselo en la cabeza y exíjanlo”, exhortó Francisco, y animó a mirar hacia el futuro.

“Cárcel católica”
Es tanto el fervor católico que expresan las internas de esta cárcel, que la misa de la Nochebuena pasada fue presidida allí por la mayor autoridad eclesiástica de Chile, el cardenal Ricardo Ezzati.

Otra de las actividades realizadas en la cárcel de San Joaquín fue la iniciativa de la cineasta Catalina Alarcón. Junto a su equipo organizó en agosto el primer taller de cine documental para mujeres privadas de libertad.

Con la ayuda de unos lentes de realidad aumentada las mujeres pudieron pasear por sus propias casas y barrios. Además, gracias a la grabación en 360 grados, también tuvieron la oportunidad de ver a sus familias.

Quien impulsa la realización de todas estas actividades en San Joaquín es la Hermana Nelly León, capellana de la Pastoral Penitenciaria Católica en este centro penitenciario y creadora de la fundación “Mujer Levántate”, que busca la reinserción de mujeres que han sido privadas de libertad.

De las mujeres que acuden a la Fundación, sólo el 9% ha vuelto a delinquir. Cifra que contrasta con la de Gendarmería, donde el 45% del total de mujeres que sale, vuelve a la cárcel.+


Deja un comentario

Entrevista de Vatican Insider con la presidenta de los focolares.

“No será la actitud de un Papa a destruir la Iglesia”

María Voce a 360 grados. Entrevista con la presidente del Movimiento de los Focolares sobre la actualidad eclesiástica, el pontificado del Papa Francisco, el rol de la mujer en la Iglesia y los movimientos

La presidente del Movimiento de los Focolares, Maria Voce (© CSC Audiovisivi )

83
0
Pubblicato il 18/12/2017
Ultima modifica il 18/12/2017 alle ore 13:54
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

La actitud de un Papa no destruirá a la Iglesia. Francisco puede ser malinterpretado, pero su relación con los fieles jamás será falseada. Él propone una radicalidad evangélica y eso sacude conciencias. Las críticas son buenas, pero existe un límite: el respeto al pontífice. Muchas de esas críticas derivan de una falta de fe y, la mayoría, son temporales. Pasarán. Las mujeres que pretenden la ordenación sacerdotal a toda costa sufren una “enfermedad psicológica”. El mundo exige un mensaje serio, ante tanto vacío espiritual. Son definiciones de María Voce, presidente del Movimiento de los Focolares.

 

Abogada italiana, de trato afable y sonrisa perenne, Emaús (como la conocen sus compañeros) guía desde 2008 los destinos de uno de los movimientos católicos más numerosos del mundo. En entrevista con el Vatican Insider repasa los principales temas de la actualidad eclesial. Con realismo, pero siempre optimista.

 

El Papa Francisco ha convocado una gran reforma para la Iglesia, sobre todo espiritual, y ha indicado nuevas prioridades, ¿su mensaje los ha puesto en crisis?

«No es que nos haya puesto en crisis, porque nosotros inmediatamente encontramos con el Papa una gran sintonía, en todo lo que él ha hecho, en cada gesto y cada palabra que ha dicho nos sentimos profundamente interpretados. Seguramente el suyo es siempre un llamado a vida más evangélica, más sobria, más correspondiente a la del carisma que Chiara, Chiara Lubich, nos ha transmitido. Esto seguramente, en este sentido es una crisis positiva, es decir llamarnos continuamente a ser lo que debemos ser, a ser aquellos que el carisma nos pide ser, no una cosa nueva: aquella. Pero con más integralidad».

 

El rol de los movimientos en la Iglesia

 

En tiempos de Juan Pablo II, los movimientos eclesiales vivieron un boom pero también un deseo de hacer las cosas en grande. Francisco, en cambio, llama a lo esencial. ¿Llegó el momento de dejar las grandes manifestaciones y el triunfalismo? ¿Usted lo percibe así?

«Sí, sí, pero no me sorprende, me da gusto porque digo: quizás es el momento en el cual no es posible tanto extenderse sino ir en profundidad. Este ir más en profundidad, según yo, es el principio para ir a un nuevo tipo de extensión. El Papa nos empuja en esta dirección».

 

¿No es renunciar a la misión?

«Para nada, absolutamente. ¡Al contrario! Es una invitación a actuar de manera distinta».

 

Francisco apuesta mucho por los laicos en la Iglesia, pero también advierte contra la tendencia de ellos mismos a ser “clericalizados” o confundir su misión. ¿Cuán enraizadas están estas ciertas malas costumbres?

«Es una pregunta difícil. Yo siento que el Papa se preocupa mucho de las relaciones, cuando valora a los laicos no desvalora al clero, porque considera que la Iglesia está formada por los laicos y por el clero, pero cada uno respetando las funciones del otro. Me parece que, para él, es más importante que el laico sea laico, que no se vuelva el “factótum” en la Iglesia, y que el clero siga siendo clero, que sea verdaderamente pastor, ministro, que sirva al pueblo de Dios, pero que sea también capaz de dar al pueblo de Dios la posibilidad de sentirse Iglesia junto a ellos».

 

Parece que cuando el Papa habla por ejemplo del clero, quiere dar bastonazos a unos y justificar a otros. Usted asegura que no es así. ¿Por qué se da esa percepción, entonces?

«No lo sé. Pienso que es justo que los medios pongan el acento sobre lo que el Papa hace o dice, porque cada vez más es una autoridad que debe ser escuchada por todos. Lo que me parece un poco exagerado a veces, de parte de los medios, es ver estas cosas como una absoluta novedad. Este ver la historia de la Iglesia entre: eso antes se hacía así y ahora no se hace más así. Es verdad en un cierto sentido, hay cosas que no se hacen como antes, ¿pero por qué? Porque cambió la sociedad, cambió el recurso humano al cual la Iglesia debe servir. Por lo tanto, el Papa de hoy capta las necesidades y los desafíos de la humanidad de hoy. Me parece bien resaltarlo, pero también es justo decir que es un camino en la historia de la Iglesia».

 

Es exagerada esta ansia de discontinuidad…

«Esta ansia de novedad, de querer encontrar siempre una discontinuidad».

 

¿Esto puede falsear la imagen del Papa?

«Sí, sin duda».

 

¿Puede falsear también el mensaje o la imagen que llega del Papa a los fieles?

«Creo que la relación del Papa con los fieles no está falseada. Quizás pueda estar distorsionada en relación con los medios, o con las instituciones, pero Francisco sabe llegar al corazón de los fieles. Sabe saltar los obstáculos».

 

¿Puede que el Papa haya sido muchas veces malinterpretado?

«Ciertamente».

 

¿Perciben ustedes preocupación en personas que escuchan estos mensajes y se agitan, aunque después se dan cuenta que no necesariamente son verdaderos?

«Esto puede pasar. Pero yo no puedo decir que escuché preocupaciones entre la gente que frecuento hacia lo que el Papa hace o dice. Al contrario, he sentido siempre un gran aprecio, una apertura máxima hacia él».

 

Las críticas al Papa

 

La elección de Francisco ha provocado una sacudida en la Iglesia, ¿cómo la valora?

«Me parece que se trata de una sacudida de regreso a una Iglesia de los orígenes. En la Iglesia como institución, en el pueblo, se puede sentir este terremoto. Pero es saludable. Damos gracias a Dios por esta sacudida, salvo en algunos casos que evidentemente están demasiado enraizados en su situación como para estar listos para la novedad que existe y no se puede esconder. Pero es un retorno a los orígenes acorde el día de hoy. De ahí la novedad que puede dar miedo, incomodar».

 

¿Le sorprende esta incomodidad manifiesta en algunos sectores de la Iglesia?

«No me sorprende, pienso que es parte de este camino y que pasará. La historia dirá que hubo un período en el cual las novedades del Papa fueron debatidas, quizás a veces criticadas, pero que al final obtuvo aquello por lo cual impulsaba estas novedades. La historia juzgará positivamente».

 

Se habla demasiado de los críticos del Papa porque el disenso es noticia, ¿qué actitud cree que deberían tener los fieles de a pie ante este debate?

«El pueblo cristiano debe pensar que es Cristo quien lleva adelante la historia de la Iglesia, que por lo tanto no será la actitud de un Papa a destruir la Iglesia. Esto no es posible: Cristo no deja destruir la Iglesia ni siquiera a un Papa. Si Cristo lleva adelante su Iglesia, el Papa de hoy dará los pasos necesarios para ello. Si somos cristianos deberíamos razonar así».

 

Entonces, ¿las preocupaciones excesivas sobre las cosas temporales que hace el Papa pueden demostrar una cierta falta de fe?

«Sí, pienso que fundamentalmente derive de esto, de no estar radicados en la fe, seguros que Dios mandó a Cristo a fundar la Iglesia y que él cumplirá su plan a lo largo de la historia mediante personas que se podrán a su disposición. Esta es la fe necesaria para juzgar a cualquier persona y cualquier advenimiento, no sólo al Papa».

 

¿Se les da demasiada importancia a esas críticas?

«La función crítica de la humanidad existe y tampoco es errada, porque se debe saber valorar las situaciones. También con Benedicto XVI había muchos contrarios, y con Juan Pablo II».

 

¿Cuál es el límite a la crítica? La historia está llena de personas que acusan a los Papas de herejes, no es novedad, ¿cuál es la frontera de la libre opinión en la Iglesia?

«El respeto por el Papa. La fe en el magisterio. En la doctrina católica el magisterio tiene una importancia tan grande como la tradición y la revelación. Por lo tanto, hay que tener fe en esta gracia del magisterio para interpretar los signos de los tiempos y dar las respuestas adecuadas. Si años atrás alguien hubiese dicho que las personas en nueva unión pertenecen a la Iglesia, habría generado escándalo. Hoy sería un escándalo que no se diga esto, porque se diría: “El Papa limita la Iglesia sólo a aquellas personas que están correctamente casadas, buenas, que no van en contra de los sacramentos…”. Así como evoluciona la situación histórica de la sociedad, lógicamente evoluciona también la respuesta que, en la tradición de la Iglesia, el magisterio encuentra para estas nuevas heridas. Debemos estar seguros que el magisterio de la Iglesia no traiciona la revelación, sino que la interpreta aplicándola a las necesidades de hoy».

 

El rol de la mujer en la Iglesia

 

¿Cómo recibe la reflexión de Francisco sobre el rol de las mujeres en la Iglesia?

«Como decía antes el Papa destaca, sobre todo, las relaciones. Por lo tanto no eleva a la mujer para rebajar al hombre, los dos son importantes en la Iglesia porque lo son en el diseño de Dios. Rescatar esta complementariedad es lo que más le importa al Papa. De aquí el reconocer que sin el aporte del “genio femenino” en la Iglesia falta algo, como faltaría si no estuviese el “genio masculino”. Pero el “genio masculino” no falta, hasta ahora ha sido siempre preponderante en la Iglesia. Ha faltado el aporte del “genio femenino”, aunque nunca del todo porque siempre existieron consejeras de los Papas, pero no ha sido suficientemente valorizado, digamos».

 

A las santas parece que las cosas le costaban el doble, ¿también hoy es así?

«Sí, puede ser. Tener la paridad no es querer tener los mismos roles sino ver reconocida la misma dignidad de poder colaborar con los hombres. Mujeres, clero y non clero, laicos, todos, colaborar en la realización del plan de Dios para la Iglesia, un proyecto que es de conjunto, todos juntos».

 

Pero la opinión pública exige signos concretos, sin cargos parece que no existe valoración. ¿Cómo llegar a esa valoración sin afectar el diseño original de la Iglesia?

«También se necesitan los cargos, no digo que las mujeres no deban tener cargos para ser apreciadas».

 

Me refiero a la ordenación sacerdotal, usted sabe que existen grupos de mujeres que desde hace años trabajan sólo con ese objetivo…

«Se vuelve obsesivo. ¡Para mi es una enfermedad psicológica querer por fuerza ser ordenada sacerdote cuando eres una mujer!».

 

¿Ustedes hablan mucho de este tema?

«No mucho, lo vivimos simplemente. Por estatuto, en el Movimiento la presidente será siempre una mujer. Así fue aprobado por la Iglesia. Pero en el Movimiento existen también muchos hombres que hacen su parte junto a esta presidente mujer. En todas las responsabilidades la autoridad reside siempre en la relación entre un hombre y una mujer. Ciertamente es una mujer que manifiesta la unidad del Movimiento entero, que evidencia la importancia del perfil mariano en la Iglesia. No solo por el aspecto de la benevolencia, sino por el carácter generativo que es peculiar de la mujer y que debe trasvasar en la Iglesia, sin sofocar al hombre. La madre a menudo prefiere a los hijos varones porque existe complementariedad entre los sexos, y ellos no se sienten sofocados por ella, sino valorizados. Así debería ser en la Iglesia, que un sexo valoriza al otro, uno y otro la sirven».

 

La actualidad del Movimiento de los Focolares

 

¿Cuál es el estado de salud del Movimiento de los Focolares?

«Podría decir: “¡Está bien, gracias!”. Aunque esto es cierto, también resiente una cierta crisis, digamos. Una especie de cansancio después de un tiempo, el darse cuenta que las personas que lo comenzaron ya no son jóvenes y que si bien un recambio generacional existe, no es suficiente desde el punto de vista numérico. Esto no afecta la profundad del Movimiento, la expansión de su espiritualidad continua y la encontramos allí donde ni siquiera lo imaginábamos. Vemos que, no obstante las dificultades y los conflictos que se afrontan en el mundo, las personas del Movimiento, más allá de posibles divergencias de opiniones, hacen de todo para permanecer unidas en el amor y en el respeto recíproco, en una unidad profunda, auténtica, fundada en la fe en Dios y en la fraternidad que su paternidad nos regala. Esto es lo más importante».

 

¿Cuáles son los desafíos que identifica por delante?

«Lo más importante es continuar caminando con fidelidad a ese carisma que Chiara (Lubich, la fundadora) nos dejó. Es un carisma de unidad como respuesta a las divisiones del mundo. Estas no son las mismas que en 1943, por eso es fundamental encarnar ese carisma y convertirlo en respuesta concreta a las necesidades de la sociedad y de la Iglesia. Pensamos que en el futuro habrá un gran desarrollo de los diálogos en todos los niveles, no sólo ecuménico e interreligioso, sino también del diálogo con la cultura y entre las generaciones».

 

¿Hacia qué zonas del mundo piensan enfocar sus esfuerzos?

«En este momento, por primera vez, estamos haciendo una “geopolítica” de nuestro movimiento. Tratamos de identificar los lugares donde existe una gran necesidad de fraternidad, como Medio Oriente, aunque no solo. El Papa convocó un Sínodo sobre la Amazonia, allí en Brasil estamos llevando adelante un proyecto de evangelización para los pueblos en torno al río. También pensamos en India, Asia entera nos interpela mucho. La presencia puede ser estable o temporal».

 

Los desafíos del mundo de hoy

 

Mientras la Iglesia sigue proponiendo su mensaje, el mundo va en otra dirección. Los fieles, inmersos en esa realidad, parecen terminar cayendo en una especie de “doble vida”. ¿Cómo afrontar esta paradoja?

«Este es un gran problema. Los valores antes estaban mucho más difundidos porque se conocían en la familia, en la parroquia y ahora ya no se oyen. Me parece que exista un gran vacío en la humanidad, un vacío de sentido, y esto se ve en los resultados: la violencia que aumenta, los suicidios, los jóvenes que se abandonan a vicios antes desconocidos».

 

Un panorama sombrío…

«Me gusta ver esto como una oportunidad en lugar de una dificultad, este vacío reclama un mensaje serio. Los cristianos debemos estar atentos en el tomar en serio este vacío y dar un mensaje vivido, no tanto de palabra. Por desgracia, a veces parece que hay que negociar, ¿por qué? Para mantener el puesto, para hacer carrera… No son motivos de cristianos, por tanto que no se negocie. La radicalidad evangélica, a la cual llama continuamente el Papa, es un mensaje claro que hoy puede tener el máximo impacto en un mundo que no tiene ningún mensaje claro para dar, sólo el vacío. Ante esta falta de sentido, quien tenga un mensaje claro y lo sepa transmitir con una integridad de vida, tiene una buenísima posibilidad de encontrar un terreno fecundo. Quiero ver este vacío como un tiempo que Dios nos da para decir: “¡Cristianos, despierten!”. No es el mensaje cristiano el que ya no vale, son los cristianos que no vivimos su mensaje auténticamente y, por lo tanto, debemos convertirnos. Creo que sea una llamada a la conversión».


Deja un comentario

La mujer en Latinoamérica. Situación problemática, según ONU

Latinoamérica es la región más peligrosa del mundo para las mujeres

Participantes en un taller sobre violencia contra la mujer en Honduras Foto archivo: ONU/Mark Garten

25 de noviembre, 2017 — Latinoamérica y el Caribe se enfrentan a un enorme desafío ante la persistente violencia contra las mujeres, que costó la vida al menos a 1.831 de ellas en 2016, alerta un nuevo informe regional elaborado por el PNUD y ONU Mujeres.

La directora regional Adjunta de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Lara Blanco, dijo que las tasas de feminicidio en esas zonas “son las más altas” del mundo. “Hay algunos países que preocupan especialmente”, como Honduras, que tiene una tasa por encima de 10 por cada 100.000.

En 16 países de América Latina y el Caribe se registraron en 2016 un total de 1.831 asesinatos de mujeres, frente a 1.661 en 2015.Un 38 % del total de esos homicidios son cometidos por las parejas de las víctimas.

En Centroamérica, las dimensiones son especialmente devastadoras, donde dos de cada tres mujeres asesinadas mueren por razón de su género”, dijo la funcionaria de la ONU.

El informe además señala que en las Américas el 29,8 % de las mujeres ha sido víctima de violencia por parte de su pareja y un 10,7 % ha sufrido violencia sexual fuera de la pareja.

El director del Centro Regional del PNUD, Richard Barathe, dijo que estas cifras suponen “un desafío enorme por ser una situación persistente”.

Barathe resaltó la gravedad de la situación en el Caribe, donde ningún país ha adoptado políticas de segunda generación que aborden integralmente este flagelo que “tiene un costo (económico y social) muy alto”.

El documento, denominado “Del compromiso a la acción: políticas para erradicar la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe, pide crear planes locales  y políticas con un enfoque multidimensional; ayudar económicamente a las víctimas; y trabajar con los hombres, especialmente los jóvenes, para sumarlos a la lucha contra esta lacra.

En ese sentido, Barathe indicó que en “la región más peligrosa del mundo para la mujer” hay “mucho compromiso (institucional) por parte de los Estados para abordar la violencia con leyes muy avanzadas”. Blanco, a su vez, alertó de que los datos del informe no reflejan las cifras absolutas de algunos países como Brasil o México, que registran un elevado número de feminicidios


Deja un comentario

El sufrimiento de las mujeres y niñas Rohingya

Las mujeres y niñas rohingya quieren que el mundo conozca su sufrimiento

Pramila Patten, representante especial de la ONU para violencia sexual y conflictos, durante su visita a Cox Bazar. Foto: Oficina de la representante especial

22 de noviembre, 2017 — La representante especial de la ONU para la violencia sexual en conflictos afirmó hoy que las mujeres y niñas de la minoría rohingya quieren que el mundo conozca el sufrimiento de que han sido objeto.

Pramila Patten señaló en una conferencia de prensa en la sede de la ONU en Nueva York, que durante su visita a Bangladesh del 5 al 13 de noviembre escuchó los relatos más espeluznantes e inimaginables de abusos contra toda la comunidad rohingya, pero destacó especialmente la violencia sexual que afrontaron las mujeres y las niñas.

Patten se reunió en Bazar Cox con los refugiados de esa minoría musulmana que salieron de Myanmar huyendo de la violencia en su contra.

La experta detalló que las formas de violencia sexual más recurrentes, según las mujeres que quienes habló, fueron, entre otras, violaciones masivas por múltiples soldados, desnudez y humillación pública y esclavitud sexual.

“Se trata de un caso claro de violencia sexual como instrumento de deshumanización y como forma de castigo”, apuntó.

Agregó que esos abusos habrían sido orquestados y cometidos por las Fuerzas Armadas de Myanmar, así como por la Guardia Fronteriza y milicias del estado birmano de Rakhine, donde se concentra la población rohingya.

Patten subrayó la urgencia de mejorar las medidas de protección y asistencia a las víctimas de violencia sexual entre los refugiados rohingya e informó que se reunió en Dakha, la capital bengalí, con representantes del gobierno de Bangladesh para evaluar opciones que garanticen el respeto a los derechos de las mujeres y niñas de ese colectivo.

La representante también indicó que Bangladesh está elaborando un plan de acción para abordar la violencia sexual y otras transgresiones de derechos humanos contra las mujeres y niñas rohingya.


Deja un comentario

Una de cada tres mujeres es víctima de la violencia en el mundo.

InFocus_16Days_Orange_Banner_Tanzania_highres
Que nadie se quede atrás: Pongamos fin a la violencia contra las mujeres y niñas

La campaña mundial 16 Días de activismo contra la violencia de género, desde el 25 de noviembre hasta el 10 de diciembre, tiene lugar este año en el marco de una protesta sin precedentes en todo el mundo. Millones de personas se han movilizado mediante el hashtag #MeToo (#YoTambién) y otras campañas, denunciando la magnitud del acoso sexual y de otras formas de violencia que las mujeres sufren todos los días en todas partes del mundo. La necesidad de apoyar a las personas en situación de mayor vulnerabilidad es el objetivo del tema de este año, «Que nadie se quede atrás: Poner fin a la violencia contra las mujeres». La campaña ÚNETE insta a todas las personas a unirse en la lucha contra la violencia de género usando el color naranja para aportar visibilidad a la causa. Todo el mundo tiene una tarea que cumplir!.

1 de cada 3 mujeres es víctima de violencia a lo largo de su vida

Una de cada tres mujeres sufrirá violencia a lo largo de su vida UNICEF/UN045727/Pirozzi

22 de noviembre, 2017 — “En todo el mundo, una de cada 3 mujeres sufre violencia en su vida; 750 millones de mujeres fueron casadas antes de los 18 años y más de 250 millones han sufrido mutilación genital”, dijo el Secretario General de la ONU, António Guterres, durante la conmemoración del Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Con una bufanda naranja al cuello, el color elegido por ONU Mujeres para simbolizar un futuro brillante para todas, Guterres dijo que ha llegado el momento de acabar de una vez por todas con el silencio y la tolerancia que rodea a esta violencia.

“La violencia contra las mujeres en fundamentalmente sobre poder. Sólo terminará con la paridad de género y el empoderamiento de las mujeres”.

La campaña mundial 16 Días de activismo contra la violencia de género, desde el 25 de noviembre hasta el 10 de diciembre, tiene lugar este año en el marco de una protesta sin precedentes en todo el mundo. Millones de personas se han movilizado mediante el hashtag #MeToo (#YoTambién), denunciando la magnitud del acoso sexual y de otras formas de violencia que las mujeres sufren todos los días en todas partes del mundo.

Romper el silencio es el primer paso, pero las mujeres que denuncian después necesitan apoyo. Por eso, el tema de la conmemoración de este año es “Que nadie se quede atrás”.

De mujeres especialmente vulnerables habló Dragana Ciric, una activista serbia que trabaja con personas con discapacidad mental. Dijo que las mujeres con discapacidad, cuando denuncian violencia machista, son a menudo internadas en instituciones mentales y nadie las cree. “En instituciones mentales en habitaciones con otras 20 residentes, forzadas a tomar duchas en grupo, las dejan desnudas ensillas de rueda en los pasillos. Les administran anticonceptivos o les practican abortos sin informarles y sin su consentimiento. Experimentan violencia física y verbal a diario”, detalló.

La ONG que dirige recibe ayuda del Fondo de la ONU para Eliminar la Violencia contra las Mujeres. Naciones Unidas y la Unión Europea también lanzaron la Iniciativa Spotlight que, con una dotación de fondos de 500 millones de euros, busca sacar a la luz pública la cuestión de la violencia contra la mujer.