Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La voz a las mujeres y la paz en Afganistán

La paz en Afganistán depende de darle voz a las mujeres

Fardin Waezi / UNAMA
Amina Mohammed se reúne con mujeres que trabajan en el desminado en Afganistán.

21 Julio 2019

Tres altas funcionarias de la ONU, incluida la vicesecretaria general, visitaron Afganistán durante dos días en una visita que incluyó encuentros con mujeres que tuvieron que vivir bajo el régimen talibán.

La vicesecretaria de la ONU pidió a todos los afganos que se reconcilien con el pasado y pongan a las mujeres en el centro de todos los esfuerzos para forjar una paz duradera y un proceso político verdaderamente inclusivo.

Amina Mohammed conversó este domingo con periodistas en Kabul después de liderar una delegación de mujeres altas funcionarias de la ONU en una “misión de solidaridad” intensiva de dos días, centrada en las mujeres, la paz y la seguridad.

Mohammed viajó junto a la jefa de asuntos políticos de la ONU, Rosemary DiCarlo, la directora ejecutiva del Fondo de Población de la ONU (UNFPA), Natalia Kanem, y la jefa de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

La visita ocurre antes de las elecciones presidenciales clave que se realizarán a fines de septiembre. La vicesecretaria se comprometió a prestar su apoyo a un proceso de paz “que es parte integral del futuro y la sostenibilidad del país, así como de los esfuerzos y aspiraciones del Gobierno y el pueblo de Afganistán.

Hace solo unos días, un ataque explosivo en las afueras de la Universidad de Kabul mató a 10 personas, estudiantes y un oficial de tráfico, e hirió a otros 33, mientras que los militantes talibanes detonaron una bomba en las afueras de la sede de la policía en la ciudad de Kandahar, matando a 11 e hiriendo a casi 90 personas.

A pesar de la violencia en curso, los líderes políticos afganos sostuvieron conversaciones en Qatar a principios de esta semana con representantes de los talibanes, y ambas partes pidieron una reducción de las bajas civiles.

“Al final de los dos días nos impresionó el liderazgo en todos los niveles de gobierno desde Kabul hasta las áreas locales, donde se ve que hay una inversión en las personas, en particular en el empoderamiento de las mujeres”, dijo Mohammed.

La delegación de alto nivel de la ONU sostuvo reuniones con el presidente Ashraf Ghani y el presidente ejecutivo Abdullah Abdullah el sábado, y también se reunió con un grupo diverso de mujeres, organizado por la Primera Dama de Afganistán, Rula Ghani. También se reunieron con líderes religiosos, que tienen un papel crucial que desempeñar para reforzar el proceso de paz.

Fardin Waezi / UNAMA
La vicesecretaria general Amina Mohammed junto a la Primera Dama de Afganistán, Rula Ghani.

Las mujeres en el centro

El domingo, la delegación viajó a las afueras de Kabul a la provincia de Bamyan, donde el UNFPA está ejecutando una serie de programas y servicios de apoyo para mujeres en edad reproductiva y familias, además de abordar la violencia de género. También visitaron un sitio de desminado de las Naciones Unidas y un lugar parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO de los Budas de Bamyan, que fueron dinamitados y destruidos por los talibanes en marzo de 2001 cuando gobernaron el país hasta la invasión aliada posterior ese año.

La vicesecretaria dijo que sus conversaciones cara a cara con mujeres afganas durante la misión la dejaron sin dudas de que ellas están “en roles de liderazgo, en la toma de decisiones, saben exactamente dónde quieren ir, y lo que necesitan es apoyo.

“Hemos escuchado de ellas muchos mensajes: sobre las elecciones, que deben ser creíbles, oportunas, incluyentes y sus voces deben ser escuchadas”, dijo.

Según Mohammed el proceso de paz debe ser inclusivo: “inclusivo significa mujeres en el centro”, especialmente cuando se trata de atender las necesidades de las víctimas de la violencia.

“No se puede abordar la paz y su sostenibilidad, si no se puede llegar a un acuerdo de reconciliación del pasado. Así que esta ha sido una oportunidad increíblemente importante para nosotros “, dijo la funcionaria, señalando que durante el viaje también se sintieron satisfechas de ver las ganancias de las inversiones realizadas por el sistema de las Naciones Unidas y sus socios durante el años.

Un apoyo de varias aristas

La jefa de ONU Mujeres dijo que le había sorprendido hablar con mujeres que habían vivido con el legado opresivo del gobierno talibán, que les prohibía asistir a la escuela, trabajar o incluso hablar en público o salir de la casa sin un hombre.

“Estas mismas mujeres han defendido de manera consistente y valiente que se escuchen sus voces, que se aborden sus prioridades y que se reconozca a su agencia. Y no están solas, porque ONU Mujeres están aquí para respaldarlas en cada paso”, dijo Mlambo-Ngcuka.

Agregó que a medida que aumenta el impulso para las conversaciones de paz con los talibanes, garantizar la participación significativa de las mujeres en el proceso y en las próximas elecciones es más urgente que nunca.

“Las mujeres deben poder ejercer su derecho a definir qué significa la paz para ellas y tener un asiento en la mesa donde se negocia el futuro del país. Solo entonces veremos florecer la paz duradera y la democracia en Afganistán”, dijo la directora .

Fardin Waezi / UNAMA
La delegación de altas funcionarias de la ONU comparte con los trabajadores de desminado en Bamyan, Afganistán.

“Responsabilidad colectiva” para poner fin a la violencia de género

En Bamyan, Afganistán, alrededor de la mitad de las mujeres que dan a luz, todavía lo hacen en el hogar sin ningún asistente de parto especializado. La violencia de género es una preocupación crítica en la provincia, ya que alrededor del 20% de las mujeres experimentan algún tipo de violencia doméstica, dijo el UNFPA.

La agencia administra una red de Centros de Protección Familiar junto con el Ministerio de Salud Pública de Afganistán, dentro de los principales hospitales e instalaciones de salud. También brindan apoyo a más de 100 centros que brindan servicios esenciales de salud reproductiva, materna e infantil a alrededor de 300.000  mujeres que viven en áreas de escasos recursos.

La jefa del UNFPA, Natalia Kanem, dijo que “poner fin a la violencia sexual y de género es nuestra responsabilidad colectiva. No solo afecta la dignidad, la salud y el bienestar de una mujer, sino que le impide participar activamente en su comunidad y contribuir a la paz”.

Poner fin a la violencia sexual y de género es nuestra responsabilidad colectiva

Kanem dijo que su agencia está en la primera línea del frente de esta batalla en Afganistán, y de hecho en todo el mundo, liderando la respuesta del sistema de la ONU sobre el terreno. “Si nos mantenemos unidos en nuestra búsqueda de la igualdad de género, los derechos humanos y la justicia, podemos prevenir este flagelo una persona, una comunidad, un país a la vez”, dijo.

“A pesar del tremendo sufrimiento, la resistencia de las mujeres y las niñas que conocí en esta visita me dio esperanzas para el futuro de Afganistán.l UNFPA está “dedicado a mejorar la salud y el bienestar de las mujeres afganas, sentando las bases para una vida de elección e igualdad. Estamos avanzando, pero todavía hay un largo camino por recorrer “, explicó Kanem.

“Solo cuando las mujeres estén seguras y facultadas para tomar decisiones sobre sus cuerpos y vidas”, señaló, “podrá el país lograr el desarrollo sostenible y la paz

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

Cuando las mujeres están en la negociación, la paz dura más tiempo

En los últimos casi 30 años, las mujeres solo han constituido el 2% de los mediadores, el 8% de los negociadores, y el 5% de los testigos y signatarios de todos los procesos de paz. Sin embargo, cuando están presentes en la negociación, la posibilidad de que el acuerdo dure más de quince años aumenta en un 35%. La ONU hace sonar la alarma sobre la marginalización política extrema de las mujeres.

Las mujeres están por debajo de los hombres en todos los indicadores de desarrollo sostenible

Unos 15 millones de niñas nunca aprenderán a leer y a escribir y 300.000 mujeres mueren anualmente por causas relacionadas al embarazo. En América Latina, hay 124 mujeres que viven en extrema pobreza por cada 100 hombres y en Colombia, casi el 50% de mujeres en hogares rurales no tienen acceso a la asistencia médica cuando van a dar a luz.


Deja un comentario

Vaticano. Sin resultado la búsqueda de los restos de Orlandi

Apertura de las tumbas en el Cementerio TeutónicoApertura de las tumbas en el Cementerio Teutónico  (Vatican Media)

En las tumbas del Cementerio Teutónico no hay nada

La apertura de los dos sepulcros, dispuestos para verificar la posible presencia de los restos de Emanuela Orlandi, no ha dado ningún resultado.

Andrea Tornielli – Ciudad del Vaticano

No hay restos humanos. Ni ataúdes, ni urnas, ni huesos. Las operaciones en el Cementerio Teutónico para verificar la hipótesis de la presencia de restos humanos atribuibles a la ciudadana vaticana Emanuela Orlandi, desaparecida hace 36 años, finalizaron a las 11.15 horas. Las investigaciones han dado resultados negativos. La cuidadosa inspección comenzó con la apertura de la tumba de la Princesa Sophie von Hohenlohe, que sacó a la luz un gran espacio subterráneo de unos 4 metros por 3,70, completamente vacío.

Posteriormente, se llevó a cabo la apertura de la segunda tumba-sarcófago, intitulada a la princesa Carlota Federica de Mecklemburgo. También en este caso, no se encontraron restos humanos en su interior. Los familiares de las dos princesas fueron informados rápidamente del resultado de las búsquedas.

A las investigaciones colaboraron el personal de la Fábrica de San Pietro, el profesor Giovanni Arcudi, asistido por su personal, en presencia de un experto de confianza nombrado por el abogado de la familia de Emanuela Orlandi. Estuvieron presentes la abogada de la familia Orlandi, Laura Sgrò, y el hermano de Emanuela, Pietro Orlandi. El Promotor de Justicia del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, Gian Piero Milano, y su Adjunto Alessandro Diddi, junto con el Comandante del Cuerpo de Gendarmería del Vaticano, Domenico Giani, siguieron todas las fases de la operación.

«Para una ulterior profundización – informa el director ad interim de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti – se están llevando a cabo verificaciones documentales sobre las intervenciones estructurales que tuvieron lugar en la zona del Camposanto Teutónico, en una primera fase a finales del ochocientos y en una segunda fase más reciente entre los años sesenta y setenta del siglo pasado». Al final de las operaciones, añadió Gisotti, «queremos reiterar que la Santa Sede siempre ha mostrado atención y cercanía al sufrimiento de la Familia Orlandi y en particular a la madre de Emanuela. Atención demostrada también en esta ocasión al acoger la petición específica de la familia de hacer verificaciones en el Cementerio Teutónico».


Deja un comentario

Inferioridad legal de las mujeres en demasiados países.

Aunque hay avances, las mujeres continúan sometidas en muchos países

ONU Mujeres/Ruth McDowall
Una madre en Makola, Ghana.

25 Junio 2019

En uno de cada cinco países, las niñas no tienen los mismos derechos de sucesión que los niños, mientras que 19 Estados las mujeres están obligadas legalmente a obedecer a sus esposos. Solamente la mitad de las mujeres casadas están en la fuerza laboral, mientras que realizan una cantidad tres veces mayor de trabajo doméstico y de cuidados infantiles no remunerados que los hombres.

Si bien los derechos de las mujeres han avanzado a lo largo de las décadas, las desigualdades de género y otras violaciones a los derechos humanos fundamentales dentro de las familias persisten, según un estudio publicado por ONU Mujeres.

El informe asegura que las familias, en toda su diversidad, “pueden ser factores determinantes de la igualdad de género, siempre que los responsables de la toma de decisiones apliquen políticas arraigadas en la realidad, de cómo vive la gente hoy, con los derechos de las mujeres en su núcleo”, dijo la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

Mlambo-Ngcuka advirtió que, sin embargo, las familias también pueden ser terreno de conflicto, desigualdad y, con demasiada frecuencia, violencia.

“En todo el mundo, presenciamos esfuerzos coordinados para negar la voluntad de las mujeres y el derecho a tomar sus propias decisiones en nombre de proteger los valores familiares’”, dijo.

Actualmente tres mil millones de mujeres y niñas viven en países donde no se criminaliza explícitamente la violación dentro del matrimonio. Pero la injusticia y las violaciones también toman otras formas.

En uno de cada cinco países, las niñas no tienen los mismos derechos de sucesión que los niños, mientras que 19 Estados las mujeres están obligadas legalmente a obedecer a sus esposos. Además, en los países en desarrollo, alrededor de un tercio de las mujeres casadas dicen tener poca o ninguna opinión sobre sus propias decisiones de atención médica.

Una madre y su bebé recién nacido en Uzbekistán. Foto: UNICEF / Giacomo Pirozzi

Las mujeres prestan tres veces trabajos doméstiscos no remunerados

El informe observó que la edad promedio de matrimonio ha aumentado en todas las regiones, mientras que las tasas de natalidad han disminuido, y las mujeres en general han aumentado su independencia económica.

Sin embargo, solo la mitad de las mujeres casadas entre las edades de 25 y 54 años participa en la fuerza laboral, en comparación con el 96% de los hombres casados y dos tercios de las mujeres solteras. El hecho de que las mujeres continúen prestando tres veces más cuidados infantiles no remunerados y quehaceres domésticos que los hombres es un factor importante de estas desigualdades, que son particularmente pronunciadas en los países en desarrollo, en los que el acceso a las infraestructuras que permiten ahorrar tiempo y a los servicios públicos es más limitado.

El hogar es uno de los lugares más peligrosos para la mujer.

El estudio explica que cuando no existe disponibilidad de servicios de cuidados profesionales, se espera que las mujeres y las niñas llenen ese vacío, lo que reduce el tiempo que estas pueden destinar a sus estudios, al trabajo remunerado y a otras tareas, o provoca que las necesidades de cuidados queden desatendidas. Esta dinámica tiene consecuencias negativas para las mujeres, puesto que afecta su capacidad para acceder a un trabajo remunerado decente, así como su salud física y mental.

Además, la violencia contra las mujeres y las niñas persiste hasta alcanzar tasas abrumadoramente elevadas en todas las regiones del mundo. A menudo, la violencia dentro de  la familia es letal: se calcula que un 58 % de las mujeres que fueron víctimas de homicidio  en 2017 fueron asesinadas por un familiar. Ese año murieron asesinadas 137 mujeres por día.

“El hogar es uno de los lugares más peligrosos para la mujer”, aseguró Mlambo-Ngcuka.

Familias diversas

El informe también documenta la gran diversidad de estructuras y relaciones familiares existentes en las diferentes regiones, dentro de cada país y a través del tiempo.

A nivel mundial, el 38% de los hogares son parejas con hijos; y el 27%  son familias con un mayor número de miembros , incluidos otros familiares.

Los hogares monoparentales—de los cuales un 84 % a nivel mundial están conformados por madres solas que viven con sus hijos— y los compuestos por parejas (heterosexuales u homosexuales) sin hijos, también son comunes en muchas regiones. En las sociedades que están pasando por un proceso de envejecimiento, los hogares unipersonales son una realidad cada vez más frecuente.

ONU Mujeres/Mariken Harbitz
Las familias son cada vez más diversas y esto requiere un cambio en la legislación.

El informe arroja algo de luz positiva sobre las licencias de paternidad, con un aumento en la participación de los padres, especialmente en países donde existen incentivos específicos.

La jefa de ONU Mujeres citó investigaciones y pruebas que demuestran que “no hay un formato de familia estándar, ni lo ha habido nunca “.

Además, la cohabitación sigue una tendencia al alza y, en algunas regiones, un número creciente de mujeres  optan directamente por no casarse. Estas decisiones pueden ser consecuencia tanto de la necesidad como de la elección, ya que para algunas parejas el costo de formar una familia puede ser excesivo. También pueden ser el reflejo de una disposición cada vez menor por parte de las mujeres a entablar relaciones en las que se espera que asuman un rol subordinado.

Recomendaciones del informe:

El informe llama a los responsables de la formulación de políticas, activistas y cualquier persona a transformar las familias en espacios de igualdad y justicia, en los que las mujeres tengan voz y capacidad de elección, además de tener garantizada su seguridad física y económica y hace varias recomendaciones para lograr ese fin:

  • Modificar y reformar las leyes familiares para garantizar que las mujeres puedan elegir si, cuándo y con quién casarse; y permitir el acceso de las mujeres a los recursos familiares.
  • Reconocer las diversas formas de asociación, para proteger a las mujeres en la convivencia y las parejas del mismo sexo.
  • Invertir en servicios públicos, especialmente en salud reproductiva, para ampliar las opciones de vida de las mujeres y las niñas.
  • Fomentar los sistemas de protección social, como el permiso parental remunerado y el apoyo estatal para que los niños y las personas mayores cuiden de sus familias.
  • Garantizar la seguridad de las mujeres mediante la implementación de leyes para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas y brindar justicia y apoyo a las víctimas.


Deja un comentario

Una biologa norteamericana membro de la Pontificia Accademia delle scienze

El Papa nombra a bióloga marina como miembro de Pontificia Academia de Ciencias

Redacción ACI Prensa

Jane Lubchenco. Crédito: National Oceanic and Atmospheric Administration

Jane Lubchenco. Crédito: National Oceanic and Atmospheric Administration

El Papa Francisco nombró a la bióloga marina estadounidense Jane Lubchenco como nueva miembro de la Pontificia Academia de Ciencias.

Lubchenco nació el 4 de diciembre de 1971 en Denver, estado de Colorado, Estados Unidos. Estudió biología en el Colorado College. En 1971 hizo una maestría de zoología en la Universidad de Washington.

Estudió su doctorado en ecología en la Universidad de Harvard. Enseñó dos años allí y luego pasó a la Universidad Estatal de Oregon donde fue profesora de ecología marina entre 1977 y 2009.

En la década de 1990 fue por dos períodos asesora del presidente Bill Clinton en el National Science Board. En 1993 obtuvo el Premio por Beca MacArthur Beca. En 2002, ganó el Premio Heinz de Environment y en 2003 el Premio Nierenberg por Science in the Public Interest. Tiene 22 doctorados ​honorarios.

El sitio web de la Pontificia Academia de Ciencias señala que Lubchenco “es una ecologista marina con experiencia y conocimiento en el océano, el cambio climático y las interacciones entre el medio ambiente y el bienestar humano. Se concentra en las acciones que buscan ecosistemas saludables y resilientes”.

La experta también ha propuesto una “nuevo contrato social para la ciencia” según el cual los científicos tienen la obligación de “comprometerse con la sociedad, ayudar a resolver los problemas sociales urgentes y actuar con humildad, transparencia y honestidad”.

Los miembros de la Pontificia Academia de Ciencias son 80 hombres y mujeres que tienen importantes contribuciones en sus campos de trabajo científico. Los nombra el Papa luego de ser elegidos por los miembros, quienes realizan sus sesiones plenarias en la Casina Pío IV en el Vaticano.


Deja un comentario

India: la mujer en las leyes y en la realidad social.

Desigualdad de género en la India: la injusticia social por «ser mujer»

Según las últimas estadísticas publicadas por el informe de UN Women 2016, la mayor parte de la sociedad de este país percibe a la mujer como un bien económico que queda sometida a las decisiones de sus padres. No tiene derecho a expresar su voluntad ni a hacer uso de su propia autonomía.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

En pleno siglo XXI millones de mujeres en todo el mundo siguen padeciendo las consecuencias de sistemas sociales arcaicos que promueven la injusticia social y el abuso de poder frente al género femenino.

Un claro ejemplo de desigualdad de género es la India, donde el papel de la mujer en la sociedad continúa devaluado a pesar de las diferentes leyes que reconocen la igualdad de derechos de ambos sexos.

Desigualdad de género e injusticia social

La Constitución india promulga la no discriminación de género en sus artículos 14, 15 y 16. En concreto, el artículo 15, apartado 3; permite al Estado tomar medidas especiales para garantizar la igualdad para mujeres y niñas. El artículo 39, por su parte, insiste en la creación de políticas gubernamentales que aseguren los mismos derechos a hombres y mujeres, incluido un salario igualitario. Sin embargo, la realidad práctica es bien diferente.

Mujer sin voz ni autonomía

Según las últimas estadísticas publicadas por el informe de UN Women 2016, la mayoría social de este país percibe a la mujer como un bien económico que queda sometida a las decisiones de sus padres. No tiene derecho a expresar su voluntad ni a hacer uso de su propia autonomía.

 

Es culturalmente aceptado el fenómeno de los matromonios concertados por conveniencia, que pasa a ser un “asunto de familia”, tanto a la hora de pactar la edad del compromiso como en el momento de elegir el marido. Una vez casada, la esposa depende totalmente de la voluntad de su esposo y de la familia de éste.

Matrimonios concertados

A esto se suma la creencia popular de que la mujer es valorada y respetada mientras esté al lado de su marido. Las viudas, por ejemplo, forman un grupo social marginado y pobre, excluido de manera física, emocional, cultural y religiosa. Se trata de hechos que podrían sonar estrambóticos y carentes de sentido en algunas sociedades occidentales pero que conforman el “calvario diario” de millones de mujeres, y no sólo en India sino en tantos otros países de todos los continentes.

Mujeres: motor de una economía “invisible”

Resulta paradójico que pese a ser el grupo poblacional más explotado, las mujeres trabajadoras de la India contribuyen de manera fundamental a la estabilidad económica de esta nación, aunque gran parte de su trabajo “sea invisible ante el sistema” ya que no se documenta ni se contabiliza en las estadísticas oficiales. Se estima que el 95% de las mujeres indias trabaja en el sector informal de la economía y su trabajo es inseguro, irregular, invisible y normalmente no está reconocido.

 

Igualmente, a pesar de la inserción laboral de la mujer en el sector de la agricultura india y en el ámbito laboral en general; ésta no goza de ningún tipo de independencia económica. Tal y como explican las organizaciones internacionales que trabajan en el terreno, la mujer india debe entregar a su marido los beneficios obtenidos trabajando para que él los administre a su gusto.

Educación y falta de oportunidades

En todos los aspectos de la vida, incluida la educación, se prioriza la los niños frente a la de las niñas. Dado que la niña “por tradición” será mantenida por otro hombre, su formación resulta innecesaria y queda relegada a las tareas del hogar.

En este contexto, la Iglesia católica a través de sus misioneros y agentes de pastoral, trabaja sin descanso en la lucha por la defensa de los derechos humanos de los más vulnerables: los pobres, los niños y las mujeres.

Si bien la comunidad cristiana es pequeña en términos numéricos en relación a la población total de la India, su contribución al progreso socio-económico de la nación es muy significativa.

Iglesia presente en India

Los cristianos gestionan miles de instituciones educativas, hospitales, centro de atención primaria de la salud, centros de rehabilitación para criminales, hogares de ancianos, hogares para moribundos y necesitados, leprosarios, institutos técnicos y agrícolas, centros de bienestar social, grupos femeninos de auto-ayuda, centros espirituales.

Entre las comunidades religiosas más activas, destacan las Misioneras de la Caridad, congregación fundada por Santa Teresa de Calcuta, cuyo legado sigue aún vivo y dando frutos en las calles más pobres y olvidadas, no sólo de la India, sino del mundo entero.

Desigualdad de género en India
30 abril 2019, 19:15


Deja un comentario

ONU: las misiones de paz. Autocrítica

Pese a las mejoras, las operaciones de paz necesitan superar algunas deficiencias críticas

ONU/Marco Dormino
El Secretario General visita la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas Mali en 2018.

29 Marzo 2019

El Secretario General de la ONU estima que debe abordarse la desigualdad de género en la composición de las operaciones de paz, donde sólo un cuatro por ciento son mujeres, y dotar a los cascos azules con mayor equipamiento y protección.

“A lo largo de las décadas, nuestras operaciones de mantenimiento de la paz han ayudado a muchos países desde Liberia y Sierra Leona hasta Timor Leste y Camboya, que han podido pasar de situaciones de conflicto a una convivencia pacífica”, dijo el viernes el Secretario General en una conferencia ministerial en la que los Estados han anunciado nuevas contribuciones a las fuerzas de la paz de la ONU.

António Guterres añadió que las misiones desplegadas alrededor del mundo están trabajando a toda máquina para hacerse “más fuertes y seguras”.

Pero también advirtió que existen algunos vacíos “críticos” que deben superarse para que esas misiones puedan cumplir mejor su tarea en nombre de las personas a las que sirven.

A medida que los conflictos se vuelven más complejos y con mayor riesgo, los cascos azules deben adaptarse a los nuevos desafíos.

Tras guardar un minuto de silencio por los 27 miembros del personal de mantenimiento de la paz que perdieron la vida en 2018 y por “todos los que murieron al servicio de la paz”, Guterres explicó que lograr misiones más fuertes y seguras es un elemento clave de su iniciativa Acción para el Mantenimiento de la Paz (A4P).

Expectativas más realistas

Además, se necesita reorientar el mantenimiento de la paz con expectativas más realistas y un mayor apoyo a las soluciones políticas.

Por ese motivo, el jefe de la ONU agradeció a los más de 150 Gobiernos que han firmado la Declaración de Compromisos Compartidos hasta el momento. El acuerdo marca el camino para el avance de las soluciones políticas y la mejora de la seguridad y la protección de los cascos azules.

“Ya estamos viendo resultados”, dijo Guterres, señalando que el año pasado hubo una “reducción significativa” de las muertes de efectivos de mantenimiento de la paz.

Falta de ciertos equipamientos

Guterres citó también como ejemplos de misiones “más ágiles y más proactivas” las de la República Democrática del Congo y la de la República Centroafricana.

También destacó que “por primera vez” existen unidades militares listas para su despliegue en menos de 60 días.

Sin embargo, el titular de la ONU también destacó algunos vacíos “críticos” que deben ser superados, como la necesidad urgente de que la misión de Malí disponga de transportes blindados de personal y la de República Centroafricana de helicópteros de evacuación que puedan operar desde zonas remotas veinticuatro horas siete días a la semana.

En otros lugares, se necesitan también helicópteros armados; unidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, fuerzas de reacción rápida, y equipos de evacuación médica en el aire.

Las mujeres son esenciales

Después abordó la cuestión de género al señalar que las mujeres tanto uniformadas como civiles “son esenciales” para las operaciones de paz.

Tras comentar que la ONU ha duplicado prácticamente el número de mujeres militares y observadoras desde la anterior reunión ministerial, que se celebró noviembre de 2017 en Vancouver, destacó que es inadmisible que las mujeres representen solo el 4% de las fuerzas militares de las operaciones de paz.

Por ese motivo, anunció que presentará una nueva estrategia al Consejo de Seguridad el próximo mes con el objetivo de aumentar la cantidad de personal uniformado femenino.


1 comentario

Conflicto en el personal de un suplemento mensual femenino del Vaticano

Protesta en “L’Osservatore Romano”, las redactoras renuncian. Estupor de Monda: “Siempre se ha garantizado total libertad”

Scaraffia, directora del suplemento “Mujeres, Iglesia, mundo”: «Nos sentimos depotenciadas». La réplica del director: al contrario, «se confirmó el presupuesto y se aseguró la difusión en otros países»
REUTERS

L’Osservatore Romano

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 27/03/2019
Ultima modifica il 27/03/2019 alle ore 17:32
DOMENICO AGASSO JR
CIUDAD DEL VATICANO

Según muchos en los Sacros Palacios la renuncia de Lucetta Scaraffia de “L’Osservatore Romano” era una bomba de relojería: se esperaba solamente la cuenta regresiva. La profesora, periodista y escritora, figura símbolo de la presencia femenina en la Iglesia, deja de colaborar con el periódico de la Santa Sede y, sobre todo, deja de dirigir el suplemento «Mujeres, Iglesia, mundo». Con ella renuncian muchas de las redactoras del suplemento, con duras acusaciones contra la nueva dirección de Andrea Monda, considerado responsable de haber depotenciado el proyecto editorial, dejando a la redacción en un «clima de desconfianza y deslegitimación». El mismo Monda rechaza tales acusaciones.

Le notizie più importanti della settimana e non solo. Scopri Top10 e La cucina de La Stampa

La revista es un suplemento mensual que nació hace siete años cuando el director era Giovanni Maria Vian y cuando el Papa era Benedicto XVI. Para muchos representaba un cambio en relación con el tema de las mujeres en la Iglesia, y Scaraffia era un «ícono» de la revaloración femenina. El punto más alto llegó hace algunos meses, cuando en un artículo denunció el escándalo de los abusos sexuales y de poder contra las monjas cometidos por obispos y sacerdotes. Una plaga reconocida por el mismo Papa Francisco, en febrero, mientras volvía de los Emiratos Árabes Unidos.

Scaraffia era considerada una figura determinante dentro del periódico vaticano. Hasta el 31 de diciembre de 2018, último día de la redacción de Vian. Con Monda como director su influencia en el periódico habría disminuido. Y en los Sacros Palacios la incompatibilidad fue advertida inmediatamente. Algunos cuentan cómo fue la primera vez que Monda participó en una reunión del suplemento: una redactora le habría dicho que no era bienvenido, «por ser hombre».

«Fue un desgaste inexorable», dice Scaraffia, y la acumulación de episodios significativos tuvo algunos momentos críticos, como un artículo de Monica Mondo, periodista de Tv2000, publicado en el periódico del Papa: era una reseña sobre un documental que demostraba abusos contra religiosas, y, según el personal de la revista, habría estado en contraposición con la denuncia publicada un mes antes.

Y así se llega al artículo que será publicado en el próximo número, en el cual la directora escribe que su línea «no ha encontrado el apoyo de la nueva dirección, que pretende depotenciar “Mujeres, Iglesia, mundo”». ¿De qué manera? «Echando andar iniciativas de competencia, con el efecto de poner a las mujeres unas contra otras». Y luego el ataque directo: «Se vuelve a la selección de las mujeres desde lo alto, a la elección de colaboradoras que aseguren obediencia».

Monda responde en una nota. Desmiente la suspensión del suplemento “rosa”: «No está en discusión. Por lo que su historia continúa». Asegura que «en estos pocos meses he garantizado a la Profesora Scaraffia, y al grupo de mujeres de la redacción, la misma total autonomía y la misma total libertad que han caracterizado al suplemento desde que nació», absteniéndose de «interferir en la hechura del suplemento mensual y limitándome a ofrecer mi debido aporte (sugiriendo temas y personas que involucrar eventualmente) a la libre evaluación de la redacción». Declara que no ha querido «de ninguna manera depotenciar el suplemento mensual, para el cual fue aprobado el presupuesto y para el cual se garantiza la traducción y la difusión en otros países», a pesar de la necesidad «de contener los costes de la Curia». Y nunca «he seleccionado a nadie, hombre o mujer, con el criterio de la obediencia. Si acaso al contrario; he pedido libre confrontación, no construida sobre el mecanismo de unos contra otros o de los grupos cerrados». Está claro que Monda no consideró, desde su llegada al periódico, a Scaraffia la única depositaria del pensamiento femenino en el mundo eclesial, y esto habría encendido la mecha. El director anuncia que el «lunes se llevará a cabo una mesa redonda sobre un ensayo, firmado por 17 teólogas y estudiosas, “La voz de las mujeres” (Ediciones Paolinas)». Scaraffia habría sido invitada, pero no habría respondido. La cuenta regresiva para la explosión estaba acabando.