Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Fundación Populorum progressio. Aprobación de proyectos para América Latina y Caribe

Fundación Populorum Progressio: proyectos a favor de América Latina

El Consejo de Administración de la Fundación Populorum Progressio para América Latina, llevó a cabo su reunión anual del 24 al 26 de junio, en la archidiócesis de Bogotá (Colombia) y durante ella se deliberó la financiación de 138 proyectos a favor de las comunidades indígenas, mestizas, afroamericanas y campesinas en América Latina y el Caribe.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa de la Santa Sede dio a conocer este martes, 2 de julio que, el Consejo de Administración de la Fundación Populorum Progressio para América Latina, encargada al Dicasterio para el  Servicio del Desarrollo Humano Integral llevó a cabo su reunión anual del 24 al 26 de junio, en la Archidiócesis de Bogotá (Colombia), en la cual se deliberó la financiación de 138 proyectos a favor de las comunidades indígenas, mestizas, afroamericanas y campesinas en América Latina y el Caribe.

138 proyectos de 17 países de América Latina y el Caribe

Asimismo, en la nota difundida por la Santa Sede se señala que, el Consejo de Administración ha examinado alrededor de 138 proyectos de 17 países de América Latina y el Caribe. Se prestó especial atención a los países de la región Panamazónica donde la Fundación en sus años de existencia ha desarrollado 638 proyectos de los cuales se han beneficiado más de 40 comunidades indígenas, así como un número significativo de comunidades rurales y afroamericanas. También se hizo especial hincapié en Venezuela y América Central. Estos proyectos atañen  a las diversas dimensiones del desarrollo humano integral: producción (agropecuaria, artesanal y comercial), desarrollo de microempresas, infraestructuras (redes de agua y alcantarillado, energía, salas de usos múltiples, almacenes, comedores comunitarios y ambulatorios),finanzas (microcrédito y tiendas comunitarias) salud (centros y equipos de salud, letrinas y fosas sépticas), educación (aulas, equipos informáticos y herramientas de formación), comunicación (emisoras y equipos locales de radio-televisión).

Participantes en la reunión anual

Han tomado parte en el encuentro los miembros del Consejo de Administración de la Fundación: el cardenal Peter K.A. Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, así como presidente y representante Legal de la Fundación, Mons, Javier Augusto del Río Alba, arzobispo de Arequipa (Perú), presidente del Consejo de Administración (CdA); Mons. Oscar Urbina Ortega, arzobispo de Villavicencio (Colombia), vicepresidente del Consejo de Administración, el cardenal Chibly Langlois, obispo de Les Cayes (Haití); Mons. José Luis Azuaje Ayala, obispo de Barinas (Venezuela), Mons. Murilo Sebastião Ramos Krieger, arzobispo de São Salvador de Bahía (Brasil), Mons. Eduardo Maria Taussig, obispo de San Rafael (Argentina), y Mons. arzobispo Segundo Tejado Muñoz, subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. Los trabajos fueron coordinado por el nuevo secretario del Consejo de Administración, P. Luis Ferney López Jiménez. También estuvieron presentes el nuncio apostólico en Colombia, Mons. Luis Mariano Montemayor, el cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá, Mons. Juan Carlos Cárdenas Toro, obispo auxiliar de Cali y nuevo secretario general del CELAM,  el ex embajador de Colombia ante la ONU y la Santa Sede, Juan Gómez Martínez, así como representantes del Servicio de intervenciones caritativas en favor de los países del Tercer Mundo de la Conferencia Episcopal Italiana, cuya contribución hace posible la financiación de la mayoría de los proyectos, junto con las participaciones individuales. Por primera vez, también tomaron parte delegados de Cross Catholic Outreach, una organización caritativa católica que ha apoyado las actividades de la Fundación desde 2018.


Deja un comentario

Aumenta la pobreza en América Latina y Caribe según CEPAL

Aumenta la pobreza en América Latina, revela Comisión Económica para América Latina y Caribe

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL. Foto de archivo: ONU

21 de diciembre, 2017 — Después de más de una década de reducción en la mayoría de los países, los niveles de pobreza y pobreza extrema aumentaron en América Latina en 2015 y 2016. Eso fue el hallazgo del informe Panorama Social de América Latina 2017 presentado el miércoles por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en conferencia de prensa en las oficinas del organismo en la Ciudad de México.

La agencia de la ONU presentó su estudio comparativo de las situaciones sociales en los país de América Latina, con un enfoque en los sistemas de pensiones, y llamó a fortalecer las políticas laborales y de protección social universales, solidarios y sostenible en la región.

mientras que en 2017 se mantendrían estables, 186 millones de personas se encuentran en situación de pobreza en la región, informó la CEPAL, lo que representa 30.7 % de la población, un aumento de 1% en comparación con el año previo.

De manera igual, la pobreza extrema llegó al 10% en 2016 (61 millones de personas), un crecimiento de 2% en comparación con 2014.

El Panorama Social 2017 muestra también que la incidencia de la pobreza y de la pobreza extrema es más elevada entre niños y niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres y la población que reside en áreas rurales.

Sin embargo, una perspectiva de mediano plazo arroja un balance positivo en materia de reducción de la pobreza, ya que esta se redujo 15,2 puntos porcentuales entre 2002 y 2016, subrayó la Sra. Bárcena.

La desigualdad de ingresos también se redujo entre 2002 y 2016, aunque el ritmo de caída ha disminuido en los últimos años.

“La experiencia reciente nos indica que el aumento de los ingresos en los hogares de menores recursos ha sido imprescindible para la reducción tanto de la pobreza como de la desigualdad de ingresos” sostuvo Bárcena.

“Y a ese crecimiento han contribuido decisivamente las políticas distributivas y redistributivas de los países, como reformas tributarias, salarios mínimos, pensiones y transferencias vinculadas a las estrategias de reducción de la pobreza y a la expansión de los sistemas de protección social”, añadió.

El informe publicado hoy por la CEPAL también analiza la evolución y los desafíos de los sistemas de pensiones, que son fundamentales para la garantía de los derechos a la seguridad social y a la protección social de la región en un contexto de cambios demográficos acelerados.

Se estima que en 2040 las personas de 60 años y más superarán a las de 0 a 14, y que la población de 80 años y más aumentará casi 20 millones para esa fecha. También se observa una tendencia a la feminización de la población adulta mayor.

Aunque se amplió entre 2000 y 2014 la contribución a los sistemas de pensiones en América Latina, se estima que 142 millones de personas económicamente activas aún no están cubiertas. Además, el informe destaca que las prestaciones queden en amplia medida insuficientes.

De acuerdo con el estudio, las reformas implementadas entre 2008 y 2017 en la región evidencian una nueva tendencia, con un denominador común: avanzan en el desarrollo de mecanismos de solidaridad y, en la mayoría de ellas, aumenta la participación del Estado.

El estudio concluye afirmando que la consolidación de sistemas de pensiones universales, solidarios y sostenibles es un objetivo posible y necesario en un pacto social para el desarrollo con igualdad.

Por ello, “el llamado es a fortalecer las políticas laborales y de protección social, más aún en períodos de bajo crecimiento económico, y a implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible a partir de un cambio estructural progresivo”, concluyó la alta funcionaria de las Naciones Unidas.

Redacción: Centro de Información de la ONU en México


Deja un comentario

Disminuye la inversión extranjera en América Latina y Caribe

La inversión extranjera en América Latina y el Caribe disminuyó un 9% en 2015

La hidroeléctrica de Itaipu, en Paraguay, es una fuente de energía limpia y renovable. Foto: ONU/Evan Schneide

15 de junio, 2016 — La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe disminuyó un 9% en 2015 en comparación con 2014, superando los 179.000 millones de dólares, el nivel más bajo desde 2010, informó este miércoles la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Esa caída responde a una disminución de los ingresos de ese tipo en materia de recursos naturales, principalmente en la minería y los hidrocarburos, así como la desaceleración del crecimiento económico, especialmente en Brasil, explicó el organismo.

En 2015, Estados Unidos fue nuevamente el principal inversor en la región, con casi un 26% de esos negocios, seguido de los Países Bajos con cerca de un16% y de España con un 11,8%.

En su informe anual sobre el tema, la CEPAL señaló que las proyecciones para 2016 auguran niveles aún más bajos que los años anteriores y alcanzaría hasta un 8%.

No obstante, esta fuente de ingresos seguirá siendo de importancia vital para las economías de la región, por lo que la Comisión llamó a emprender acciones que atraigan con urgencia esos flujos de capital.

Uno de los sectores recomendados son las energías renovables y otros proyectos medioambientales.

“Con políticas activas e integradas, los países de la región pueden aprovechar estos flujos para diversificar sus economías, potencia la innovación e incorporar tecnología”, indicó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL durante la presentación del informe en una conferencia de prensa Santiago de Chile.

El descenso registrado en la región contrasta con el dinamismo a nivel global, señala el documento. El año pasado estos dineros aumentaron un 36% en el mundo y alcanzaron los 1.700 millones de dólares.


Deja un comentario

Preocupante desperdicio de alimentos en América Latina.

Con los alimentos que se desperdician en América Latina, se podría alimentar a 300 millones de personas

Cada habitante de América Latina desperdicia cada año el equivalente a 223 kilos de alimentos. Foto: FAO/Jonathan Bloom

30 de marzo, 2016 — En América Latina y el Caribe cada día hasta 348.000 toneladas de alimentos acaban en la basura. Pero si la región quiere alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), tendrá que reducir esa cifra a la mitad en los próximos 14 años, advirtió hoy la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En su tercer boletín Pérdidas y Desperdicios de Alimentos en América Latina y el Caribe, la FAO estima que cada año, cada habitante de la región desperdicia 223 kilos de alimentos, un total de 127 millones de toneladas, suficientes para dar de comer a 300 millones de personas, o el 37 por ciento de los hambrientos en el mundo.

La FAO y otras agencias aliadas están actualmente elaborando el Índice Global de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, que será clave para que los países puedan cuantificar sus pérdidas y definir sus estrategias para cumplir el Objetivo 12 de la Agenda de Desarrollo 2030, centrado en la necesidad de garantizar hábitos de consumo y producción sostenibles.

Los países ya están trabajando en reducir estas cifras con diferentes iniciativas específicas y están apoyados por el Plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Por ejemplo, en Argentina la FAO está desarrollando un proyecto de cooperación técnica con el gobierno para diseñar una metodología de diagnóstico sobre el desperdicio de alimentos. En ese país, más del 40 por ciento del volumen desaprovechado corresponde a hortalizas y frutas.

Brasil ha presentado proyectos de ley para crear una Red Nacional de Expertos, una política nacional y una estrategia coordinada de reducción de pérdidas y desperdicios, mientras que otro proyecto de ley trata de regular la donación de alimentos.

A su vez, Chile está llevando a cabo actividades de recuperación de alimentos en puntos de venta en los barrios para prevenir el desperdicio doméstico.


1 comentario

América Latina y Caribe: riesgo de suelos improductivos.

faoLa FAO identifica las mayores amenazas para los suelos de América Latina

La erosión es una de las principales amenazas para los suelos de América Latina identificadas por la FAO en un nuevo estudio. Foto: ONU

17 de diciembre, 2015  Las tres mayores amenazas para los suelos de América Latina y el Caribe son la erosión, la pérdida de carbono orgánico y la salinización, según un nuevo estudio de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), publicado durante la clausura del Año Internacional de los Suelos.

Según el informe, es urgente diseñar e implementar una gestión sostenible del suelo en la región para protegerlo y garantizar la seguridad alimentaria que provee.

América Latina y el Caribe es una de las más ricas del mundo en términos de recursos naturales. Con sólo el 8 por ciento de la población global, posee el 23 por ciento de las tierras potencialmente cultivables, el 12 por ciento de las tierras cultivadas y el 46 por ciento de los bosques tropicales.

Sin embargo, la rápida explotación de los recursos naturales está provocando cambios dramáticos en el uso de la tierra y la degradación de los suelos de la región, imprescindibles para combatir el hambre y la pobreza.

Según el informe de la FAO, algunos países de la región han creado políticas efectivas para mitigar la degradación de los suelos, los cuales podrían ser imitados en otros países. Como ejemplo, mencionó el caso de Uruguay, que promueve la intensificación agrícola bajo un modelo de sustentabilidad.

Otro ejemplo destacado es la Estrategia Ambiental Nacional de Cuba que ha puesto en marcha planes de acción para luchar contra la desertificación.


Deja un comentario

Desempleo en aumento en América Latina y Caribe. OIT.

OIT: 1,7 millones de personas ingresaron a las filas del desempleo en 2015 en América Latina y el Caribe

El Panorama Laboral 2015 de la OIT indicó que la desaceleración económica causa un aumento del desempleo e indicios de aumento en la informalidad. Sube el desempleo de mujeres y jóvenes. La situación es preocupante y plantea desafíos de política a los países de la región. En 2016 el desempleo podría aumentar nuevamente.

Noticia | 10 de diciembre de 2015
© 3rdparty!

LIMA – La tasa de desocupación de América Latina y el Caribe aumentó en 2015 por primera vez en cinco años a 6,7%, ocasionando que al menos 1,7 millones de personas se sumen a las filas de quienes buscan empleo sin encontrarlo, de acuerdo con el informe anual de OIT difundido hoy, en el cual se registra el impacto de la desaceleración del crecimiento económico en el mercado de trabajo.

El Panorama Laboral 2015 de América Latina y el Caribe advierte que se registra un “cambio de tendencia” en los indicadores de empleo, con un deterioro en la situación laboral de las mujeres y los jóvenes e indicios de que podría estar subiendo la informalidad a través de “una mayor generación de empleos de menor calidad”.

”Los efectos acumulados de la desaceleración económica que se inició hace tres o cuatro años y que se profundizó en 2015 pueden describirse como una crisis en cámara lenta”, dijo el Director Regional de la OIT, José Manuel Salazar, al presentar el informe este jueves en la capital peruana. “Esta situación es preocupante y plantea numerosos desafíos de política a nuestros países”.

Dado que los pronósticos de crecimiento lento para la región se mantienen en los próximos años, la OIT estima que la tasa de desempleo promedio de América Latina y el Caribe podría subir nuevamente en 2016 a 6,9%

Salazar destacó que en 2015, al igual que sucedió con la desaceleración económica, la menor generación de empleo se está manifestando también a distintas velocidades en los países de la región. En algunos países incluso se reduce la tasa de desocupación. Pero al nivel regional hay países que gravitan en forma importante sobre el aumento del promedio en esta tasa, en especial Brasil.

Así, la principal alza del desempleo se produjo en América del Sur donde pasó de 6,8% a 7,6% y en el Caribe aumentó de 8,2% a 8,5%. Pero la tasa registró una baja en Centroamérica y México, de 5,2% a 4,8%.

La tasa de desempleo promedio para toda la región subió de 6,2% en 2014 a 6,7% este año. La diferencia de cinco décimas porcentuales implica que el número de desocupados aumentó en 1,7 millones de personas y por lo tanto “el número total de latinoamericanos y caribeños afectados por la falta de puestos de trabajo ronda los 19 millones”, explicó Salazar.

Las noticias relacionadas con la calidad del empleo “no son buenas” dijo el Director Regional de la OIT. Hay indicadores de desaceleración en el crecimiento de los salarios, así como de una reducción en la generación de empleo no asalariado mientras que aumenta el trabajo por cuenta propia, que en muchos casos está asociado a condiciones laborales precarias.

“Estos son signos de que puede estar aumentando la informalidad, que según los últimos datos disponibles ya alcanzaba a 130 millones de trabajadores”, agregó.

Más de la mitad de los nuevos desocupados son mujeres. La tasa de desempleo de las mujeres ha aumentado de 7,7% en 2014 a 8,2% en 2015, según informa el Panorama Laboral de la OIT, lo que equivale a 1,4 veces la tasa de los hombres.

El informe regional explica que la tasa de participación laboral de las mujeres retomó la tendencia al alza, pero la tasa de ocupación se comportó de forma más moderada. “El mayor número de desocupadas se debe al mayor ingreso de mujeres al mercado laboral”, dice el documento.

También subió el desempleo juvenil después de años en los cuales se había registrado una disminución, es decir que para este grupo también “la tendencia ha cambiado”. Al igual que sucede con la tasa general el comportamiento de la tasa juvenil ha sido diverso entre los países y en cerca de la mitad se observa una mejora, pero el promedio regional de este indicador observó un alza de 14,5% a 15,3%.

“A menos que se pongan en marcha políticas para impulsar la cantidad y calidad de empleo juvenil, la coyuntura económica que se vislumbra para los próximos años podría agravar aún más esta situación”, alerta el informe.

El Panorama Laboral de la OIT dice que en el corto plazo este escenario de mayor desempleo e informalidad debería enfrentarse con políticas de mercado de trabajo y sociales específicamente dirigidas a proteger el empleo y el ingreso de las personas.

El Director Regional de la OIT advirtió sin embargo que también serán necesarias medidas para “enfrentar problemas estructurales de larga data”. Planteó que “la desaceleración es evidencia, una vez más, de que los países de la región siguen dependiendo excesivamente de las dinámicas de la economía mundial y de que siguen haciendo falta más motores y fuentes endógenas de crecimiento”.

“En el mediano y más largo plazo resulta impostergable diseñar y ejecutar políticas de desarrollo productivo para diversificar las estructuras de producción, promover el aumento de la productividad y el crecimiento de las empresas, creando así más y mejores empleos que generen un crecimiento inclusivo”, afirmo José Manuel Salazar.

Destacó que para lograr avanzar en esta dirección será esencial impulsar el diálogo social entre gobiernos, empleadores y trabajadores en los distintos países. “Se necesitan respuestas dialogadas que sean producto de una visión compartida”, dice el Panorama Laboral 2015 de la OIT.

El Panorama Laboral de 2015, basado en fuentes oficiales de cada país, presenta por primera vez tasas de desocupación al nivel nacional, que ahora están disponibles para la mayoría de los países hasta el tercer trimestre del año en curso. Hasta el año pasado los indicadores disponibles eran urbanos, principalmente de grandes ciudades.


Deja un comentario

Crecimiento negativo para la economía de América Latina y Caribe

FMI: América Latina y el Caribe cerrarán el año con crecimiento negativo

Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI. Foto: Captura de video de UNIFEED

08 de octubre, 2015 — ElFondo Monetario Internacional ha actualizado su pronóstico de la economía regional para América Latina y el Caribe y considera que en 2015 no habrá mejoría.

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental, del FMI, ofreció detalles en una conferencia en Lima, Perú, donde se celebran las reuniones anuales de los organismos financieros de Bretton Woods.

“El promedio regional que estamos anticipando en términos de crecimiento para este año es de -0,3%, un crecimiento negativo. Nosotros estamos anticipando que el año entrante haya una recuperación hacia un crecimiento positivo en la región. Creemos que muchas economías de la región están dando señales de una aceleración tenue, pero lo vemos de manera clara, lo vemos aquí en el Perú”
Werner agregó que espera una ligera recuperación y el crecimiento en el próximo añ0 de un 0.8%.

Añadió que un mayor crecimiento de Estados Unidos debe beneficiar a países de la región, especialmente aquellos con vínculos comerciales más estrechos a través del comercio, las remesas y el turismo, como México, América Central y los Estados del Caribe.

Por otro lado, informó que dos de las principales economías de la regió, Brasil y Venezuela, están sufriendo una fuerte contracción este año, como resultado no sólo del deterioro en el entorno internacional; sino también por los desequilibrios internos, aunque de diferentes tipos en cada país.