Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La visita del Papa a la Universidad Roma Tre

“Las migraciones no son un peligro, sino un desafío para crecer”

El Papa enla Universidad Roma Tre: el desempleo puede impulsar al suicidio. La guerra comienza con el lenguaje violento de la política. Entre los estudiantes, la refugiada siria que llegó a Italia a través de Lesbos
AP

Papa Francisco con Nour Essa, refugiada siria que llegó a Roma desde Lesbos, en la Universidad de Roma Tre

14
0
Pubblicato il 17/02/2017
Ultima modifica il 17/02/2017 alle ore 13:39
IACOPO SCARAMUZZI
ROMA

Hoy por la mañana, Papa Francisco fue recibido con entusiasmo por profesores y estudiantes de la Universidad Roma Tre, la tercera y más reciente estructura universitaria pública de la capital italiana. Abandonando el discurso que había preparado para la ocasión, el Pontífice argentino respondió a cuatro preguntas de cuatro estudiantes, entre los que estaba Nour Essa, refugiada siria que llegó a Roma desde Lesbos a bordo del avión papal en abril de 2016, cuando Bergoglio visitó uno de los campos para refugiados de la isla griega. Las migraciones, dijo Jorge Mario Bergoglio después de escuchar la pregunta de la refugiada, no son un peligro para Europa, sino un desafío para crecer. El desempleo puede llevar al suicidio y por ello hay que contrarrestar «la economía líquida» con «la concreción». La tercera guerra mundial en la que estamos sumergidos, continuó el Papa, nace de la ausencia de la capacidad para escuchar, del lenguaje violento que utiliza la política, de la falta de diálogo. Y la universidad debe justamente promover el diálogo entre las diferencias.

 

«El lenguaje y el tono del lenguaje han aumentado mucho», dijo el Papa respondiendo a una estudiante de Economía del Ambiente y Desarrollo que le preguntó cuál era la «medicina» para combatir la violencia. «Hoy se habla por la calle, en casa se grita, hasta se insulta con normalidad: también está la violencia al expresarse, al hablar. Esta es una realidad que todos vemos. Su hay algo por la calle o algún problema, antes de preguntar cortésmente qué sucedió, un insulto y luego se pregunta por qué. Es cierto, hay un aire de violencia en nuestras ciudades, también la prisa, la velocidad de la vida nos vuelve violentos en casa y muchas veces nos olvidamos de decir buenos días en casa, “Hola, hola” y te vas, saludos anónimos. La violencia es un proceso que nos vuelve cada vez más anónimos, te quita el nombre, anónimo uno con los demás. Te quita el nombre y nuestras relaciones son un poco sin nombre, una persona es esa que tengo delante, pero te saludo como si tú fueras una cosa. Pero esto que nosotros vemos aquí crece, crece y se convierte en la violencia mundial. Nadie, hoy, puede negar que estamos en guerra. Y esta –dijo el Papa– es una tercera guerra mundial, en pedacitos, pero existe. Hay que bajarle un poco al tono y hay que hablar menos y escuchar más. Hay muchas medicinas contra la violencia, pero antes que nada está el corazón, el corazón que sabe recibir lo que piensa el otro. Y antes de discutir, dialogar. Si tú piensas diferente, dialoguemos. EL diálogo acerca, no solo acerca a las personas, acerca los corazones, con el diálogo se hace amistad. Y se hace la amistad social. Cuando leo el periódico y veo que este insulta a aquel, que aquel habla del otro… en una sociedad en la que la política se ha abajado a tanto –insistió el Papa–, y estoy hablando de sociedades mundiales, no de aquí, se pierde el sentido de la construcción social, de la convivencia social, y la convivencia social se hace con el diálogo, y, para dialogar primero hay que escuchar. Esto se ve mucho cuando hay campañas electorales, discusiones en la tele, que antes que el otro acabe de hablar ya está la respuesta: pero, ¡espera, escucha bien; luego piensa y respondes! Escuchar bien y, si no entiendo lo que quieres decir, preguntar: “¿Qué quieres decir? No entendí bien”. La paciencia del diálogo. Y en donde no hay diálogo, hay violencia. He hablado de guerra: es cierto, estamos en guerra. Pero las guerras no comienzan allá, comienzan en tu corazón, en nuestro corazón. Cuando yo no soy capaz de abrirme a los demás, de respetar a los demás, de hablar con los demás, de dialogar con los demás, allí comienza la guerra. Cuando no hay diálogo en casa, por ejemplo, cuando en lugar de hablar se grita o cuando estamos a la mesa en lugar de hablar cada uno está con su teléfono, está hablando, sí, pero con otra persona. Ese es el germen, es el inicio de la guerra porque no hay diálogo». La universidad, dijo Francisco, es justamente «el lugar en donde se puede dialogar».

 

Francisco criticó, entre los aplausos de los presentes, esas universidades «ideológicas», presentes por ejemplo en América Latina, «a la que tú vas, te enseñan solo esta línea de pensamiento, esta línea ideológica, y te preparan para ser un agente de esta ideología. Esta no es una universidad: en donde no hay diálogo, en donde no hay confrontación, en donde no hay respeto por cómo piensa el otro, en donde no hay amistad, en donde no existe la alegría del juego, del deporte, no hay universidad».

 

Otro estudiante, de Jurisprudencia, en su pregunta al Papa se refirió a Roma como la «communis patria», y Francisco dijo que «debemos tomar las cosas como vienen», porque «la vida se parece un poco al portero que toma el balón de donde le llega»: hoy «no es “Tiempos modernos” de Charlie Chaplin, sino una época diferente, y hay que tomarla, sin miedo». Nosotros, prosiguió entre los aplausos del público, «debemos tratar siempre la unidad, la unidad que no es ese periódico (dijo refiriéndose al periódico italiano, “L’Unità”, ndr.), sino que es algo completamente diferente de la uniformidad. La unidad requiere las diferencias, unidad en la diversidad». En este sentido, en el contexto de globalización, la «uniformidad corre el peligro de destruir la unidad», dijo el Papa, volviendo a poner como ejemplo una metáfora que le gusta mucho: el modelo geométrico del poliedro frente a la esfera.

 

«En la comunicación hay velocidad, los holandeses hace 40 años se inventaron una palabra, la rapidización», dijo Francisco al responder a otro estudiante, pero de Ingeniería de Tecnologías de la Comunicación y de la Información. «Es importante acostumbrarse a esta comunicación sin que esta rapidización, esta velocidad me quite la libertad de decir que no». El Papa después se refirió a toda la sociedad, subrayando que, como indicó el sociólogo Zygmunt Baumann, vivimos en una sociedad líquida. «La economía líquida crea falta de trabajo, desempleo», dijo. «Yo les hago una pregunta: nuestra querida madre Europa, la identidad de Europa: ¿cómo se puede pensar que países desarrollados tengan un desempleo juvenil tan fuerte? Yo no digo los países, sino las cifras: jóvenes de 25 años para abajo en un país, 40% sin trabajo, en otro, 47%, en otro, 50% y en otro casi 60%. Esta liquidez de la economía hace que el trabajo no sea concreto y cancela la cultura del trabajo porque no se puede trabajar, los jóvenes no saben qué hacer. Y yo, joven sin trabajo, porque no lo encuentro, doy vueltas y vueltas, los explotan dos o tres días por aquí, dos o tres días por allà, y al final, ¿la amargura a dónde lleva? A las adicciones, que tienen una raíz, o me lleva al suicidio. Dicen –insistió Francisco–, que saben, yo no estoy seguro, que las verdaderas estadísticas de los suicidios juveniles no son publicadas. Esta falta de trabajo me lleva a enrolarme en un ejército terrorista y así tengo algo que hacer y doy sentido a mi vida: es horrible. ¿Esta es economía de mercado? No sé técnicamente, yo diría economía líquida. Debe ser concreta y para resolver problemas sociales, económicos y culturales se necesita concreción».

 

Al final, la siria Nour Essa hizo una pregunta sobre «el miedo europeo» hacia los que provienen de Siria o Irak. «¿Estas personas, según usted, no amenazan la cultura cristiana de Europa?». «Pero yo –respondió Francisco– me pregunto: ¿cuántas invasiones ha tenido Europa? Europa fue hecha de invasiones, inmigraciones: los normandos… se fue haciendo artesanalmente, así, las migraciones –recordó Bergoglio– no son un peligro, son un desafío para crecer. Y lo dice uno que viene de un país en el cual más del 80% son inmigrantes. Es cierto, no tenemos una bella identidad, pero esto es porque no sabemos ocuparnos de las cosas, es un pecado nuestro, no es algo malo de la inmigración. El miedo: yo recuerdo bien ese día en Lesbos, sufrí mucho ese día», dijo recordando que después de que se subieron al avión papal los prófugos y refugiados no querían bajar a saludar a las autoridades porque «tenían miedo». Según Francisco, «hay que pensar bien en la cuestión de las migraciones hoy, son muchas, no es hacer política, sino estas personas huyen de la guerra o del hambre. La solución ideal sería que no hubiera ni guerra ni hambre, es decir hacer la paz o invertir en aquellos lugares para que tengan los recursos para vivir allí. En algunos países tienen una cultura de la explotación, pero nosotros vamos allá para explotarlos. No explotar. Tienen hambre porque no tienen trabajo y no tienen trabajo porque han sido explotados; huyen, pero para llegar a Europa en donde creen que van a encontrar un estatus mejor, allí también son explotados, los explotadores de las pateras y todo lo que conocemos, lo que ha convertido al Mediterráneo en un cementerio, no lo olvidemos, nuestro mar, el “mare nostrum”, hoy es un cementerio. Pensemos cuando estemos solos, como si fuera una oración… y estos migrantes llegan, son acogidos. Cuando hace cuatro años fui a Lampedusa porque sentí que tenía que ir en mi primer viaje, comenzaba el fenómeno, ahora es de todos los días. Pero, ¿cómo hay que recibir a los migrantes? ¿Cómo hay que acoger a los migrantes? Antes que nada –respondió el Papa– como hermanos y hermanas humanos, son hombres y mujeres como nosotros. Segundo, cada país debe ver cuál es el número que es capaz de acoger, es cierto, no se puede acoger si no hay posibilidades, pero todos pueden hacerlo. Y luego, no solo acoger, integrar, es decir recibir a esta gente y tratar de integrarla, antes que aprendan la lengua, buscar un trabajo, una vivienda, que haya organizaciones para integrar. La experiencia que tuve cuando vino Nour: creo que tres días después los niños empezaron a ir a la escuela y cuando volvieron los 25, todos juntos, para almorzar conmigo después de tres meses, los niños hablaban italiano, los grandes más o menos, pero los niños sí, habían ido a la escuela. Los niños aprenden inmediatamente; la mayor parte de ellos tenía trabajo, tenía a una persona que la acompañaba en la integración, las puertas abiertas. Ellos traen una cultura que es riqueza para nosotros, pero también ellos deben recibir nuestra cultura, y hacer un intercambio de culturas. Respeto: y esto quita el miedo. Hay miedo, sí, pero el miedo no es solo de los migrantes, los delincuentes que vemos en los periódicos son nativos aquí o migrantes, hay de todo. Pero integrar es importante. Recuerdo un ejemplo triste: los chicos que hicieron esa masacre en Zaventem (el aeropuerto de Bruselas, ndr.) eran belgas, nacidos en Bélgica, hijos de migrantes, pero guetizados, no integrados».

 

El Papa concluyó citando el ejemplo positivo de Suecia, en donde 890 mil de los 9 millones de personas son inmigrantes o hijos de inmigrantes bien integrados: «Y cuando existe este acoger, acompañar, integrar, no hay peligro con la inmigración, se recibe una cultura y se ofrece otra cultura, esta es mi respuesta al miedo». Y la universidad, recordó, «es diálogo en las diferencias».


Deja un comentario

A los universitarios de Roma; discurso del Papa

Respuestas y testimonio personal del Papa Francisco a universitarios de Roma, en su discurso escrito y entregado

(RV).- “La instrucción y la formación académica de las nuevas generaciones es una exigencia primaria para la vida y el desarrollo de la sociedad. He escuchado vuestras preguntas, las leí antes, he reflexionado y escribí un discurso que entregaré al Rector, para responder a las preguntas directamente, desde el corazón. Quisiera responder espontáneamente, me gusta más así”.

Así inició el Papa Francisco su discurso a los estudiantes, al cuerpo docente y al personal de la Universidad Roma 3, la más joven Universidad de la capital italiana, a la que el Pontífice visitó en la mañana de este viernes 17 de febrero. Se trata de la primera visita del Santo Padre a una universidad estatal, que fuera ya visitada por San Juan Pablo II en el 2002.

Frecuentada por casi 40 mil estudiantes, la Universidad Roma 3 es también un activo centro de investigación a dimensión internacional. Considerada una de las mejores universidades emergentes, se posiciona entre las primeras 100 universidades con menos de 50 años.

(MCM – RV)

«Repensar los modelos económicos, culturales y sociales, para recuperar el valor central de la persona humana»

(RV).- Con su profunda gratitud por haberlo invitado a visitar la ‘Universidad Roma Tre’, la más joven de la capital italiana, el Papa – en el discurso que entregó – respondió  a cuatro universitarios sobre diversos temas que interpelan a la humanidad en el momento presente y ofreció su testimonio personal, recordando su encuentro con Jesús, cuando era joven.

El voluntariado y la solidaridad al servicio de los más necesitados; la no violencia como estilo de vida y de política; la escandalosa contradicción de lo que se derrocha en los armamentos en lugar de erradicar el hambre en el mundo; las urgencias sociales y la pobreza, sin olvidar a los emigrantes y la cultura del encuentro… son algunos de los temas destacados por el Papa Francisco en su discurso escrito.

Ante un mundo que presenta tantos signos de enemistad y violencia, respondiendo a la pregunta de la joven universitaria romana Giulia, recordando su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2017- La no violencia: un estilo de política para la paz –  el Papa recuerda que «estamos viviendo una guerra mundial a pedazos: hay conflictos en muchas regiones del planeta que amenazan el futuro de enteras generaciones».

Y lamenta, entre las escandalosas contradicciones, que, al tiempo que se habla desde hace decenios de desarme, muchos países están aumentando sus gastos en armamentos, «en un mundo que lucha aún contra el hambre y las enfermedades».

Lejos de desalentarse ante esta dramática realidad, el Papa Francisco alienta a los jóvenes a no perder la esperanza, poniendo en guardia contra aquellos que engañan ofreciendo una felicidad momentánea y aparente, pero que en realidad inducen a callejones sin salida, sin futuro, a laberintos existenciales:

«Las bombas destruyen los cuerpos, las dependencias destruyen las mentes, las almas, y también los cuerpos. Aquí les doy otro ejemplo concreto de contradicción actual: la industria del juego de azar. Las universidades pueden dar una válida contribución para prevenir y contrastar la adicción al juego, que provoca daños graves a las personas y a las familias, con elevados costes sociales».

Respondiendo al joven universitario Niccoló, sobre el servicio a los últimos y la necesidad de impulsar ‘una patria común’, el Papa se refiere a las «tantas urgencias sociales y tantas situaciones de necesidad y de pobreza», que nos interpelan y alienta a impulsar las «acciones constructivas» de ayuda y solidaridad, que se oponen a «la cultura del hedonismo y del descarte, basada en los ídolos del dinero, el placer y el aparentar».

Al responder al joven estudiante romano Riccardo Zucchetti, de 23 años, quien hizo referencia a las “informaciones que en un mundo globalizado se transmiten de modo especial a través de las redes sociales, el Papa Francisco afirmó que en este ámbito tan complejo es necesario realizar un sano discernimiento basado en criterios éticos y espirituales. “Es decir – afirma el Santo Padre – interrogarse acerca de lo que es bueno, haciendo referencia a los valores propios de una visión del hombre y del mundo, una visión de la persona en todas sus dimensiones, sobre todo en la trascendente”.

Testimonio personal de la vida del Papa

El Papa ofrece en el discurso que había preparado un testimonio personal de su vida. Escribe que “se profesa cristiano” y que “la trascendencia a la que se abre y mira es Jesús”; porque está convencido de que “su Evangelio es una fuerza de verdadera renovación personal y social”. Tras poner de manifiesto que no desea proponer a los estudiantes ilusiones o teorías filosóficas o ideológicas, ni tanto menos hacer proselitismo, Francisco les habla de “una Persona” que salió a su encuentro, cuando tenía más o menos la edad de estos jóvenes. Que le abrió horizontes y que le cambió la vida. Una Persona definida “compañero de camino”, que jamás decepciona ni traiciona. Sino que siempre está con nosotros, “con respeto y discreción” a lo largo del camino de nuestra vida.

El Obispo de Roma invita a estos jóvenes a “no tener miedo de abrirse a los horizontes del espíritu”. Y les escribe que si reciben el don de la fe, “no teman abrirse al encuentro con Cristo para profundizar su relación con Él”. Porque “la fe jamás limita el ámbito de la razón”, sino que la abre a una visión integral del hombre y de la realidad, preservándola del peligro de reducir a la persona a “material humano”.

Naturalmente, el Pontífice escribe que con Jesús las dificultades no desaparecen, sino que se afrontan de modo diverso, sin miedo, sin mentir a sí mismos, ni a los demás; sino con la luz y la fuerza que proviene de Él. De modo que es posible – como afirmaba el estudiante romano – llegar a ser “agentes de la caridad intelectual”, a partir de la misma Universidad, a fin de que sea un lugar de formación en la “sabiduría”, es decir de “educación integral de la persona”.

Universidad como lugar donde se elabora la cultura del encuentro

Por otra parte, el Papa Bergoglio destaca que la Universidad también puede ser un lugar en el que se elabora la cultura del encuentro y de la acogida de personas de diversas tradiciones culturales y religiosas.

De hecho, en su respuesta a Nour Essa – de 31 años, nacida en Damasco, Siria, quien llegó a Italia con el mismo Santo Padre procedente de la isla de Lesbos – y quien hizo referencia al “miedo” que los occidentales tienen con respecto a los extranjeros, en cuanto podrían “amenazar la cultura cristiana de Europa”; Francisco afirma que la cerrazón en sí mismos o en la propia cultura, jamás es el camino para volver a dar esperanza y poner en práctica una renovación social y cultural.

Porque como escribe el Pontífice, una cultura se consolida en la apertura y en la confrontación con las demás culturas, siempre que tenga una clara y madura conciencia de los propios principios y valores. De ahí que el Papa Bergoglio  haya animado a los profesores y a los estudiantes a vivir la Universidad como ambiente de verdadero diálogo, que no comprime las diversidades ni las exaspera, sino que se abre a la confrontación constructiva. Porque como afirma Francisco “estamos llamados a comprender y apreciar los valores del otro, superando las tentaciones de la indiferencia y del temor”.


Deja un comentario

Coloquio del Papa con los jesuitas polacos.

Coloquio del Papa con los jesuitas polacos publicado por La Civiltà Cattolica

2016-08-26 Radio Vaticana

(RV).- Ayudar a las personas en la vida concreta, impulsar la capacidad de discernimiento para ayudar a las personas en la vida concreta, para que sepan tomar buenas decisiones en las diversas circunstancias. No es suficiente tener ideas claras y abstractas. Son algunos de los consejos que el Papa Francisco dio a un grupo de jesuitas polacos, en un encuentro privado (30 de julio), en el marco de su viaje a Polonia, en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia 2016. El Papa respondió a varios temas, como los relacionados con los jóvenes y las Universidades de la Compañía de Jesús, con algunos recuerdos personales.

El texto integral de las respuestas del Papa se pueden leer en la página web de La Civiltà Cattolica – la revista de los jesuitas italianos: www.laciviltacattolica.it. – cuyo director, Antonio Spadaro, ha sido entrevistado por Pietro Cocco.

El Padre Spadaro habla de la invitación del Papa Francisco a impulsar la capacidad de discernimiento aplicada a la vida concreta:

«El Papa Francisco al final de su encuentro con los jesuitas ha afirmado que hoy la Iglesia necesita crecer en la capacidad de discernimiento espiritual. Ha lamentado el que a veces algunos planes de formación sacerdotal corran el riesgo de educar a los sacerdotes, a los pastores, a la luz de ideas muy claras y distintas y de acostumbrar a las personas a actuar con criterios definidos a priori, que sin embargo no consideran de manera adecuada las situaciones concretas. Una expresión muy bella que ha usado el Papa es que en la vida no todo es negro sobre blanco, o blanco sobre negro. En la vida prevalecen matices de gris. Hay que aprender a discernir, a comprender estos matices. Ésta es la vida real de las personas».

Además de los jóvenes, otro tema fue el de las Universidades de los jesuitas y de la importancia de los ejercicios ignacianos:

«Sí, de alguna manera, el Papa ha dado, diríamos, dos prioridades para la Compañía: la formación del clero al discernimiento y la enseñanza universitaria, que no debe estar ligada a una fábrica de profesionales o a una academia de nociones. El papel de la universidad es el de ayudar a las personas a pensar con su cabeza. El discernimiento ignaciano, la lección de San Ignacio ha sido la de ayudar a las personas a reflexionar con su personalidad al servicio de la realidad que tenían delante. El Papa ha dicho: «esta realidad es también la Iglesia, es también la nación, también esto es realidad» que hay que tener en cuenta. Luego, ha añadido: «¡Hay que prestar atención! Porque el pensamiento liberal, que saca al hombre del centro y pone en el centro el dinero, no es la enseñanza que nosotros podemos dar».

El director de la revista de los jesuitas italianos señaló que «el problema es no ser ideológicos, sino todo lo contrario, hay que estar al servicio. La utilidad y la modernidad de la reflexión del Papa Francisco en este momento va al corazón de los problemas. El discernimiento sirve justo para ir al corazón de las cuestiones, para comprender cuáles son las raíces profundas de los problemas, para reflexionar cada uno con su propia cabeza, sin dejarse condicionar por elementos ideológicos».

Tras destacar que «éste es el mensaje fundamental», el P. Spadaro recordó la importancia de anunciar y vivir el Evangelio, como alienta el Papa Francisco:

«La tarea de todo pastor es la de anunciar el Evangelio, que no quiere decir   transmitir simplemente un mensaje de manera indiscriminada e indistinta. Quiere decir, considerar que el Evangelio se encarna en la vida de una persona concreta, con sus problemas, con sus historias, sus contradicciones. Es necesario mantener un diálogo directo siempre, constante y profundo con las personas a las cuales nos dirigimos. Este contenido es válido para la vida y vale también para la vida cultural y la formación cultural de las personas en el contexto universitario».

(CdM – RV)


Deja un comentario

Conmemoraciones de la Universidad de Deusto.

deusto-universidad-de-deusto1Nota de Prensa

Deusto Business School abre los actos de celebración de los 100 años de “La Comercial” y 60 años de la “ESTE”

El encuentro, el 7 de marzo, coincide con la reunión en Deusto de las Escuelas de Negocios centenarias

En el acto han participado el Alcalde de Bilbao y el Diputado Foral de Bizkaia

El programa conmemorativo incluye la investidura de la primera mujer “Doctor Honoris Causa” de esta Universidad


Agustín Garmendia, Presidente de Deusto Business Alumni; Guillermo Dorronsoro, Decano de Deusto Business School; Tim Mescon,Vicepresidente de AACSB; Unai Rementeri, Diputado General Unai Rementeria; José María Guibert, Rector de la Universidad de Deusto; y Juan María Aburto, Alcalde de Bilbao

Este año, Deusto Business School conmemora los 100 años de “La Comercial” y los 60 años de la “ESTE”. El lunes 7 de marzo se ha abierto el programa conmemorativo con la celebración, a las 18:00 horas en el Faculty Club, de un acto en el que van a participar, además del Rector José María Guibert y el Decano de Deusto Business School Guillermo Dorronsoro, el Diputado General de Bizkaia Unai Rementeria y del Alcalde de Bilbao, Juan María Aburto.

En este encuentro también estará presente el Vicepresidente y CEO para Europa, África y Oriente Medio de AACSB-The Association to Advance Collegiate Schools of Business que es la mayor asociación de escuelas de negocios del mundo, Tim Mescon, así como representantes de otras escuelas de negocios internacionales. La presencia de todos ellos en Bilbao se debe a la reunión de Escuelas de Negocios centenarias que se desarrolla en Deusto.

El acto del 7 de marzo quiere servir para renovar el compromiso de Deusto con la sociedad al tiempo que reconocer a instituciones como el Ayuntamiento y la Diputación, que comparten con la Universidad el reto de generar un proyecto de futuro, que sigan atrayendo el talento y los recursos financieros que dinamicen la actividad económica, que sean motor de prosperidad, como ha sido desde los inicios de la revolución industrial.

Este evento también quiere ser un momento para recordar la larga historia de formación de profesionales del mundo de la empresa y la economía, asociada a las ciudades de Bilbao y San Sebastián. Una historia que ha confluido en “Deusto Business School”, un proyecto que se quiere anclar en el futuro, que comparte filosofía con otras Escuelas de Negocio jesuitas, en España agrupadas en UNIJES (Universidades de la Compañía de Jesús en España), y en el mundo con IAJBS (International Association of Jesuits Business Schools).

Los valores como hilo conductor

Este primer acto marca el pistoletazo de salida de un programa de actividades cuyo hilo conductor serán los valores, valores que desde los orígenes de La Comercial de Deusto, en 1916, se han transmitido a todas las generaciones de estudiantes.

En el mes de junio, están previsto sendos encuentros en Bilbao y San Sebastián que congregarán a los antiguos alumnos y que serán organizados por Deusto Business Alumni. Además, en el último trimestre, la Universidad de Deusto –que este año cumple 130 años- celebrará la investidura de la primera mujer Doctor Honoris Causa de Deusto Business School.

Por su parte, la Fundación Vizcaína Aguirre que también celebra este año el Centenario de su Fundación, tiene previsto iniciar una serie de premios que concederá con frecuencia bienal a personas o entidades que hayan contribuido al desarrollo y bienestar de Bizkaia y sus habitantes . Por último, se editarán dos libros conmemorativos del centenario por parte de la Fundación Vizcaína Aguirre y la Fundación Bernaola, fundaciones ambas ligadas a Deusto Business School.

Deusto Business School y la AACSB

Este primer acto centenario también ha querido convertirse en encuentro de las Escuelas de Negocios centenarias. De ahí, la participación en el mismo del CEO de la AACSB-The Association to Advance Collegiate Schools of Business que este año también cumple 100 años y ha elegido a Deusto para celebrar su centenario en Europa.

AACSB, con sede en Florida (USA), es la más prestigiosa y veterana asociación de Escuelas de Negocio, con más de 750 socios en los cinco continentes. Su presencia en Bilbao coincide con el desarrollo de dos seminarios internacionales centrados en la acreditación internacional y en el impacto de las Escuelas de Negocio en la Sociedad.

En el mundo existen únicamente unas 14 Escuelas de Negocio centenarias. En este selecto club, se encuentra Wharton, Yale, Harvard o Cornell en Estados Unidos, Bocconi, ESCP y St. Gallen en Europa. Deusto Business School, fue la primera “Universidad Comercial” en España, igual que Deusto había sido una universidad privada pionera, treinta años antes, en 1886.

Bilbao, 7 de marzo de 2016. 


Deja un comentario

Universidad de Deusto: importante acto académico

Nota de Prensa

Más de 1500 alumnos han culminado sus estudios este curso en la Universidad de Deusto

El centro académico inicia en la festividad de su patrón Santo Tomás de Aquino las fiestas de graduación de sus titulados

La noticia de la jornada ha sido la investidura de los 120 nuevos doctores

En esta primera ceremonia también se entregan los premios a los estudiantes más brillantes

La Universidad de Deusto ha comenzado hoy, día 28 de enero y festividad de su patrono Santo Tomás de Aquino, las fiestas de investidura de los alumnos que culminaron sus estudios oficiales durante el curso 2014-15 en las distintas Facultades en los campus de Bilbao y San Sebastián y en la Escuela Universitaria de Magisterio “Begoñako Andra Mari”.

Han sido un total de 1.563 alumnos los egresados en los diferentes estudios. De este total, 279 pertenecen a Derecho; 11 a Teología; 265 a Psicología y Educación; 300 a Deusto Business School, 321 a Ciencias Sociales y Humanas; 182 a Ingeniería; 11 al Instituto Superior de Ciencias Religiosas y 194 a la Escuela Universitaria de Magisterio “Begoñako Andra Mari”.

120 tesis doctorales defendidas

A los titulados de este curso, hay que añadir los 120 nuevos Doctores que defendieron su tesis doctoral durante el pasado año. Dado el gran número de doctores, este año la Universidad de Deusto ha celebrado dos actos distintos, uno a las 10:00 y otro a las 12:30. La razón especial del incremento del número de tesis doctorales defendidas, según ha explicado el Rector José María Guibert en su discurso, ha sido el cambio en la legislación y, con ello, el final de un período de defensas con un modelo de doctorado, lo que ha animado a muchos doctorandos a acelerar el final de su proceso de tesis doctoral.

“Felizmente, sois casi doscientas personas las que en prácticamente un año habéis terminado la tesis doctoral, cuando en toda la historia de la Universidad de Deusto -fue hace 50 años cuando se defendió la primera tesis en la Facultad de Derecho-, llegamos a la tesis doctoral número mil en enero del año pasado”, ha puntualizado.

Para el Rector, este dato supone un espaldarazo a la apuesta de la Universidad de Deusto por la labor investigadora, que ha mejorado mucho en los últimos años gracias a las estrategias llevadas a cabos por los distintos vicerrectorados. Así, la institución se ha dotado de capacidades organizativas en el área de investigación, ha generado estructuras y muchos profesionales trabajan en esta área. “Tenemos proyectos, planes directores, concursos internos, premios de investigación, convocatorias de ayudas para la formación de personal investigador, sabemos lo que son sexenios, medimos con más rigor la producción científica, renovamos nuestras colecciones de libros y revistas académicas, tenemos presencia creciente en medios digitales…”, ha señalado.

Además, ha destacado la creación de la Escuela de Doctorado con siete programas de doctorado y el nuevo título propio de Doctorado Industrial que se realizará con una empresa u organización externa a la universidad. Su novedad es que se ha de acreditar al menos un año de contrato laboral vinculado a la realización de este doctorado industrial. Son, por tanto, doctorados que dan respuesta a necesidades de agentes empresariales y sociales y son con estos grupos de interés con los que la universidad va a colaborar para desarrollar doctorados en colaboración.

Deusto, única universidad española en el programa europeo COFUND

Otra novedad es que la Universidad de Deusto ha sido la única universidad española en conseguir financiación europea para su Escuela de Doctorado en la convocatoria europea COFUND (MSCA-COFUND-2014-DP – Marie Skłodowska-Curie) para la captación de talento investigador internacional. De 103 solicitudes presentadas, 25 han sido financiadas, 12 de ellas en la categoría predoctoral, siendo Deusto una de las mejores valoradas y la única española con resolución positiva.

En concreto, el proyecto contempla la cofinanciación por parte de la Comisión Europea de un total de 16 posiciones de investigadores en formación para un periodo de tres años. Estos investigadores internacionales vendrán a formarse a los programas de doctorado de la Universidad de Deusto y se integrarán en sus equipos y plataformas de investigación interdisciplinares.

José María Guibert es consciente que se puede mejorar más, pero también valora el importante cambio en diez años. En este sentido, resalta el aprendizaje colectivo que ha generado habilidades y destrezas en esta área. “Somos una organización que aprende. Aprendemos del pasado y Deusto, como organización, innova”, ha dicho. Al respecto, el Rector ha agradecido las ayudas externas que recibe la Universidad de Deusto, en especial el Contrato Programa con el Gobierno Vasco, que ha permitido financiar este cambio en la universidad.

El Rector también ha animado a no olvidar la dimensión ética a la hora de investigar e incluir en nuestros estudios las problemáticas que más afectan o perjudican a los desfavorecidos. En el caso concreto de la Universidad, algunos institutos de investigación, equipos y plataformas estudian de modo prioritario estas temáticas.

Igualmente, se ha referido al papel de la fe en la investigación. Asegura que puede parecer chocante hablar de Dios cuando lo unimos con la ciencia o el saber y que pensar que la actividad investigadora ha de estar inspirada por una tradición religiosa, quizá puede poner nerviosos a muchos, más que motivarles. Pero para los creyentes es quizá la principal motivación.

Premios a los alumnos más brillantes

La segunda ceremonia académica también ha incluido la investidura de los nuevos licenciados, graduados y diplomados de la Facultad de Teología y la entrega los Premios UD Fin de Carrera a los mejores alumnos del año, Honors Program, los Premios de la Fundación Mendieta y Lambarri y los Premio Extraordinarios Ignacio Ellacuría a las mejores tesis doctorales. Igualmente, se ha homenajeado a los profesores eméritos, profesores y colaboradores que culminaron el curso pasado su actividad docente y laboral en la Universidad.

Bilbao, 28 de enero de 2016.


Deja un comentario

España: la transparencia en las Universidades. Posición de Deusto.

deusto-universidad-de-deusto1

Deusto, la universidad vasca más transparente

Según el Examen de transparencia 2014, realizado por la Fundación Compromiso y Transparencia (FCyT) que analiza la transparencia en la web de las universidades públicas y privadas españolas, la Universidad de Deusto ha obtenido la mejor clasificación entre los centros vascos.

Deusto figura en cuarto lugar entre las universidades no públicas con un total de 22 indicadores positivos de transparencia sobre un total de 26. La Universidad de Navarra figura en séptimo lugar y Mondragón en el puesto 25. La Universidad del País Vasco figura incluida entre las Universidades opacas con 13 indicadores positivos de transparencia, sobre el total de 26.

Una de las principales novedades para que las universidades hayan mejorado este año en transparencia ha sido la creación de una sección específica sobre “Transparencia” en sus web. En concreto, 35 universidades públicas y cinco privadas –entre las que se encuentra Deusto- han desarrollado ese nuevo espacio.

FCyT se muestra muy satisfecha por la respuesta que las universidades han tenido hacia el informe, siendo el sector analizado (empresas del Ibex, fundaciones, museos, partidos políticos, etc.), con diferencia, que más ha progresado.

Las universidades Carlos III, de Alcalá y de Cantabria encabezan el ranking de transparencia de universidades públicas al obtener la máxima puntuación posible (26 puntos). Respecto a las privadas, las más transparentes son Nebrija, Universidad de Vic-Central de Catalunya y Oberta de Catalunya, seguidas de la Universidad de Deusto.

El balance de transparencia de las universidades privadas sigue aumentando en cada una de las áreas, aunque es más bajo que el de las públicas. Además de en la información sobre el claustro, donde superan a los centros públicos, el progreso más destacado que han registrado las privadas se halla en el área económica. Ninguna universidad publicaba en ediciones anteriores información económica y este año son un 18% de ellas –Deusto incluida- las que dan acceso a estos datos a través de la página web. En este sentido, el informe ha valorado el esfuerzo que las universidades privadas están realizando por hacer sus instituciones más transparentes. 

Bilbao, 28 de octubre de 2015.


Deja un comentario

El Instituto oriental de Roma. Reforma

jesuitas

Reorganización del Pontificio Instituto Oriental

Con la finalidad de mejorar el servicio a las Iglesias Orientales que se hace desde el Pontificio Instituto Oriental en Roma, el P. General de la Compañía de Jesús, como Vice Gran Canciller, ha iniciado un proceso de reorganización del Instituto.

La misión del Pontificio Instituto Oriental tiene hoy nuevos desafíos. Sus Estatutos (art, 3,b) lo expresan del siguiente modo: “Promover un conocimiento más profundo del Oriente cristiano, antiguo y moderno, así como las condiciones concretas en las que vive, y la comprensión mutua entre cristianos orientales y occidentales.”

Para ayudar la reorganización iniciada e garantizar la normalidad de las actividades académicas y administrativas del Instituto, se ha iniciado una etapa de transición bajo la dirección del P. Samir Khalil Samir como Pro-Rector, el P. Sunny Kokkaravajil como Pro-Decano de la Facultad de Derecho Canónico Oriental y el P. Edward Farrugia como Pro-Decano de la Facultad de Ciencias Eclesiásticas Orientales.

La importancia y complejidad de la reorganización requiere un largo proceso que involucra toda la comunidad académica del Pontificio Instituto Oriental, de las otras instituciones universitarias de la Compañía en Roma y el compromiso del cuerpo universal de la Compañía de Jesús que ha recibido esta exigente misión.