Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Mensaje del Papa a los Caballeros de Colón sobre la familia.

El Papa a los Caballeros de Colón: defiendan a la familia en la sociedad

Mensaje enviado por el cardenal Parolin en nombre de Francisco a la “convention” anual de Baltimore

El Papa a los Caballeros de Colón: defiendan a la familia en la sociedad

CONDIVIDI
36
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 09/08/2018
Ultima modifica il 09/08/2018 alle ore 17:48
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

 

 

A dos semanas del viaje que hará a Irlanda para presidir el Encuentro Mundial de las Familias (del 25 al 26 de agosto), el Papa Francisco agradeció a los Caballeros de Colón, reunidos en Baltimore para su “convention” anual (del 7 al 9 de agosto), por su «compromiso para proclamar el Evangelio de la familia». Los exhortó a defender «la naturaleza auténtica del matrimonio y de la familia dentro de la sociedad».

 

«Mientras Su Santidad se prepara para viajar a Irlanda para el Encuentro Mundial de las Familias», escribe el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin en el mensaje enviado al Caballero Supremo Carl Anderson, «desea que exprese su gratitud a los Caballeros de Colón de todo el mundo por su compromiso para proclamar el Evangelio de la familia, animando a los hombres en su vocación de maridos y padres católicos y defendiendo la auténtica naturaleza del matrimonio y de la familia dentro de la sociedad. Como Él ha indicado en la exhortación apostólica “Amoris laetitia”, “la Iglesia es una familia de familias” (número 87), mediante la cual el amor fiel y redentor de Cristo se expande constantemente en nuestro mundo, conduciendo hacia Él los corazones y llevando esa paz que el mundo no puede dar (Juan 14, 27). Él confía en que su Orden seguirá ofreciendo ayuda y apoyo sobre todo a los jóvenes, que en un mundo lleno de luces contrarias al Evangelio, tratan de seguir siendo fieles discípulos de Cristo y fieles hijos de la Iglesia».

 

En el mensaje en inglés enviado en nombre del Papa, mismo que fue leído durante la inauguración de la “convention” por el arzobispo Leonard P. Blair de Hartford, la diócesis en donde nacieron los Caballeros de Colón, el cardenal Parolin evocó el carisma y la importante historia de la Orden, con «el vínculo inescindible de fe y caridad» que llevó a los primeros caballeros a trabajar por una sociedad fraterna mediante la formación cristiana y el apoyo recíproco de los miembros.

 

Una realidad todavía actual, recuerda el mensaje pontificio, puesto que «en nuestros días, el Santo Padre» pide a toda la Iglesia una renovada conciencia de «nuestra responsabilidad de ser custodios los unos de los otros y de vivir concretamente la fe que se expresa a través del amor». Al hacerlo, mediante la reciente exhortación apostólica sobre la llamada a la santidad, «Francisco habló sobre las bienaventuranzas como del “documento de identidad” que demuestra que somos verdaderos seguidores de Cristo». En el Discurso de la montaña, además, «se delinea el rostro del Maestro, que estamos llamados a hacer resplandecer en la cotidianidad de nuestra vida» (“Gaudete et Exsultate”, 63), especialmente mediante la amorosa preocupación por el más pequeño de los hermanos y de las hermanas. «Los grandes santos, cuya imitación de Cristo sigue inspirándonos –prosigue el mensaje–, unían cotidianamente la fe, la oración y la caridad práctica». Por este motivo el Papa anima «los esfuerzos perseverantes de los Caballeros de Colón, en todos los niveles, para ofrecer testimonio del amor de Dios mediante el amor concreto y la solidaridad para los pobres y los necesitados». Por ello también elogia «los incontables actos de caridad emprendidos a menudo silenciosamente» por los miembros de los “Councils”, las articulaciones locales de la Orden, que «demuestran la verdad de las palabras de la Madre Teresa de Calcuta»: Dios «se abaja y se sirve de nosotros, de ti, de mí, para ser su amor y su compasión en el mundo… Él depende de nosotros para amar el mundo y demostrarle cuánto lo ama» (“Gaudete et Exsultate”, 107). Con la esperanza expresada por el Pontífice de que el programa de los Caballeros “Faith in action”, y la iniciativa “Helping hands”, «den frutos de una caridad creativa cada vez más adecuada a las nuevas formas de pobreza y de necesidad humana que emergen en la sociedad contemporánea».

 

Para concluir, el Papa «renueva su gratitud por las actividades caritativas de los Caballeros de Colón hacia nuestros hermanos y hermanas, miembros de la más amplia familia cristiana, que sufren el prejuicio y la persecución» y «pide a los Caballeros y a sus familias que sigan rezando por la paz en el Medio Oriente, la conversión de los corazones, un compromiso sincero al diálogo y la justa solución de los conflictos».

 

Los dos mil Caballeros de Colón reunidos en Baltimore, en representación de los casi dos millones de Caballeros presentes en todo el mundo, eligieron para su 136ª “convention” anual (a la que, además del Papa, envió su mensaje de felicitaciones, entre otros, el presidente de Estados Unidos Donald Trump), el lema «Caballeros de Caridad».

Anuncios


Deja un comentario

El encuentro mundial de las familias cada tres años. Este año en Dublin. Nota histórica-

Así nació el Encuentro Mundial de las Familias: un pilar de la Iglesia

Desde que en 1994, Juan Pablo II inauguró el primer Encuentro Mundial de las Familias, esta “fiesta de la Iglesia Universal” no ha dejado de crecer. Este año la cita es en Dublín, Irlanda del 22 al 26 de agosto y contará con la presencia del Papa Francisco.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano 

«El bien de la familia es decisivo para el futuro del mundo y de la Iglesia. Son incontables los análisis que se han hecho sobre el matrimonio y la familia, sobre sus dificultades y desafíos actuales. Es sano prestar atención a la realidad concreta, porque las exigencias y llamadas del Espíritu Santo resuenan también en los acontecimientos mismos de la historia».

Así comienza el segundo capítulo de la Exhortación Apostólica del Papa Francisco “Amoris Laetitia”, publicada el 8 de abril de 2016 y que pronfundiza sobre el amor en la familia: base fundamental para cualquier sistema social y uno de los pilares esenciales de la Iglesia, la cual desde sus orígenes, ha promovido el fortalecimiento del vínculo familiar.

Celebrar la familia: núcleo social indispensable

Siendo consciente de los profundos cambios sociales experimentados en todo el mundo en las últimas décadas, la Iglesia se ha centrado en proteger la estructura familiar y fomentar la evangelización dentro de las familias, considerándolas como “Iglesias domésticas” en donde el mensaje del Evangelio cobra un pleno sentido práctico, en la convivencia diaria de sus miembros.

 

Y para reforzar el valor de esta “célula social indispensable”, nació el Encuentro Mundial de las Familiasuna reunión a nivel internacional, con una periodicidad de tres años, convocada por el Pontificio Consejo para la Familia, con el fin de compartir, rezar y reflexionar sobre la importancia del núcleo familiar, así como debatir acerca de sus desafíos actuales.

Se trata en definitiva, de un acontecimiento gozoso y enriquecedor para adultos, jóvenes y niños, que ayuda acrecer en la fe y en el amor. También es una oportunidad para reunir fuerzas para proseguir juntos “el viaje de la vida”, no siempre fácil teniendo en cuenta las múltiples dificultades a las que se enfrentan las sociedades de nuestro tiempo.

Juan Pablo II: el Papa de las Familias

De la mano de San Juan Pablo II surgieron estos Encuentros Mundiales de las Familias, quien inauguró el primero en el año 1994 proclamando: «En la familia se fragua el futuro de la Humanidad».

El Papa Wojtyła tenía la fiel convicción de que el mundo “no puede avanzar si la familia, (primera escuela de la vida del hombre), está enferma”.


Deja un comentario

Familias de todo el mundo en Dublin del 22 al 26 de agosto próximo.

Familias de todo el mundo esperan al Papa en Dublín

Del 22 al 26 de agosto miles de personas se reunirán en Irlanda para participar en el encuentro Mundial de las Familias, que contará con la presencia del Papa Francisco y que lleva como lema: “El Evangelio de la familia, alegría para el mundo”.

Ciudad del Vaticano

Falta menos para que empiece el Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará del 22 al 26 de agosto de 2018, en Dublín, Irlanda y que contará con la presencia del Papa Francisco durante el festival de las familias y la Misa de Clausura.

Mientras se lleva a cabo los últimos preparativos para este gran evento de la Iglesia Universal, compartimos este video promocional difundido por la Arquidiócesis de Dublín en su página web y que está disponible en varios idiomas.

La Iglesia: Una familia de familias

Recordamos que el lema para este IX Encuentro Mundial de Familias es “El Evangelio de la familia, alegría para el mundo”. Y precisamente a esta alegría del amor experimentado en la familia, que es también la alegría de la Iglesia, hace referencia este video, subrayando que la Iglesia Católica es “una familia de familias”.

“Nuestro Santo Padre el Papa Francisco está animando a familias de todo el mundo a venir a Irlanda en el 2018 para celebrar la vida de familia y su importancia en la sociedad”, expresa asimismo en el video, el Prefecto del Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, el Cardenal Kevin Farrell.

El Purpurado también es uno de los responsables de la organización de este evento.

El pasado Encuentro Mundial de las Familias se realizó en Filadelfia (Estados Unidos) en el 2015. Unas jornadas inolvidables que contaron con la participación de 18 mil personas en las actividades generales y más de 900 mil en la Misa de Clausura con el Papa Francisco.

En esta ocasión se espera que el encuentro en Dublín tenga la misma repercusión y que se cumpla el mensaje del video promocional:

“Cada sociedad, cada persona percibe un vínculo universal, un vínculo que nos conecta: la familia. Esperamos recibir a gente de cada rincón del mundo en nuestras costas para  vivir juntos este Encuentro Mundial de las Familias en 2018”.

El Papa y las familias del mundo


Deja un comentario

Cómo se prepara Irlanda para el encuentro mundial de las familias en Dublín el 25-26 agosto

El Papa en Irlanda, en donde la Iglesia se ha vuelto a levantar tras el escándalo de los abusos

Viaje a la isla que espera a Francisco los días 26 y 27 de agosto, en donde acoger es un deber. Probablemente habrá un encuentro entre el Pontífice y las víctimas de abusos del clero

Irlanda se prepara para la visita del Papa

CONDIVIDI
18
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 26/07/2018
Ultima modifica il 26/07/2018 alle ore 19:53
FRANCESCA LOZITO
DUBLÍN

En la librería “Veritas” de Dublín, un joven se toma una “selfie” con la gigantografía del Papa Francisco que está en la vitrina. En Galway, en la tienda Dunnes, se puede comprar por ocho euros la camiseta amarilla con el retrato del Papa Francisco. Y las banderitas de Knock, con la frase “Welcome to Ireland” se pusieron en venta con más de dos meses de anticipación a dos euros. En Limerick, en la catedral católica, hay un paisaje irlandés creado por niños para decirle “Bienvenido” al Papa Francisco. Son pequeños signos que indican cómo se está preparando el país, a un mes exacto de la llegada del Papa Francisco, que participará en la clausura (el 25 y el 26 de agosto) del Encuentro Mundial de las Familias, cita creada por Juan Pablo II que se lleva a cabo cada tres años. En esta ocasión será Irlanda el escenario.

 

Primero la llegada a Dublín, el encuentro con las autoridades en el Dublin Castle; después, por la tarde, la visita al centro diurno para las personas sin hogar del que se ocupan los capuchinos, y la Fiesta de las Familias en el Croke Park. Y entre todas estas citas, podría crearse un espacio para un encuentro con representantes de las víctimas de los abusos, mismo que todos dan por cierto en Irlanda, aunque no aparezca en el programa oficial del viaje, que fue publicado a principios de junio.

 

Se ha hablado mucho sobre la Iglesia en Irlanda en estos años, sobre todo cuando se trataba de contar las terribles historias en las que era la protagonista, principalmente en relación con el inmenso escándalo de la pederastia que explotó entre la última década del siglo pasado y la primera del actual. En la actualidad ver a la Iglesia en Irlanda significa preguntarse cómo se pudo volver a levantar en estos años, antes que nada recordando que el camino pastoral ha seguido adelante. Experimentando también nuevas formas para compartir las responsabilidades, que ahora están en manos principalmente de mujeres.

 

Desde Paula McKeown, directora de la Living Church de Belfast, una estructura creada por la diócesis de Down y Connor para replantear los caminos de fe, sobre todo de los catecismos para los niños; hasta Noirìn Linch, primera coordinadora en el centro pastoral de Limerick y que ahora en Dublín se ocupa de una oficina central en la Iglesia irlandesa: la de las catequesis. Las mujeres en la actualidad ocupan puestos desde los que vuelve a ponerse en marcha el camino de esta pequeña Iglesia, después del tsunami de los años pasados. Son profesionistas, con una formación adecuada para el puesto que ocupan, son laicas, casadas. Y se comprometen por completo con su trabajo. Destacan, sobre todo si se tienen en cuenta las repetidas polémicas de la ex presidenta de la República irlandesa Mary McAleese sobre el papel de las mujeres en la Iglesia que ella, durante la Jornada mundial de la mujer de este año, definió como “misógina”.

 

Paula McKeown, participó en una transmisión de BBC Northern Ireland, durante la que respondió a las críticas de McAleese, abogada experta de derechos civiles, y la invitó dejar las armas para, por el contrario, abrazar, junto con todas las demás mujeres comprometidas en la Iglesia de hoy, este proceso de cambio que todos les reconocen. Sobre todo porque el viejo modelo a dos direcciones, sacerdote y comunidades parroquiales, ya no puede funcionar, sobre todo en estas latitudes. La disminución de las vocaciones tiene números que van más allá de la emergencia. Son veinticinco los seminaristas para toda la isla, en el seminario de Maynooth, cerca de Dublín. La noticia que ha surgido estos días es que después de 850 años se cerrará el histórico seminario d Belfast, en el que los sacerdotes podían crecer tocando con las manos el contexto de minoría católica de los seis condados del norte.

 

Con una especial atención por la preparación del Encuentro Mundial de las Familias, en estos últimos días acaba de llevarse a cabo una cita tradicional de la religiosidad irlandesa: el peregrinaje a Lough Derg, isla en el Donegal, en donde durante tres días desde hace siglos se hace ayuno y penitencia. Un momento que todavía es muy importante y en el que participa con entusiasmo la comunidad cristiana. «La Iglesia irlandesa –escribió el jesuita Alan McGuckian en un artículo para “La Civiltà Cattolica”– hasta hace poco institución muy fuerte y respetada ahora parece a veces asediada y humillada. Sin embargo, en cada parroquia irlandesa hay católicos fieles y alegres, que conducen una vida fecunda de oración y de servicio». El obispo jesuita, que en esta diócesis se ocupa también de recuperar las tradiciones de la comunidad local mediante el uso del misal en “Iris language”, introducido el año pasado, cuenta que «en la Irlanda rural la cultura popular estaba caracterizada por la fe. Probablemente había algún aspecto de superstición, pero se ha mantenido por todas partes a través de los siglos en el lenguaje gaélico. Por ejemplo, si una mujer se sentaba para leer en la penumbra y alguien encendía una luz, ella solía decir espontáneamente: “Que Dios nos conceda la luz del cielo”».

 

La religiosidad irlandesa no está compuesta de gestos evidentes ni se deja encajonar en un tratado de historia. Los símbolos cuentan, como la escultura que campea frente a la catedral de Ennis, en el condado de Clare, dos manos gigantes que se entrecruzan para decir sí a la acogida de los migrantes y a la paz para Irlanda del Norte. Significados que no se entretejen por mera casualidad: en los seis condados del Norte que forman parte de la Iglesia católica de la isla, pero que pertenece jurídicamente a la Gran Bretaña, la proporción entre los católicos y los protestantes es igual precisamente gracias a la presencia de comunidades extranjeras que vienen del Este, como la de los polacos.

 

Parroquias de Dublín viven ahora gracias a la presencia de los extranjeros. Irlanda es un país en el que la cuestión de la acogida no es un rema de debate o de enfrentamiento: eran migrantes y, ahora que la crisis económica del post Tigre céltico es un recuerdo, acoger a los extranjeros es percibido como un deber. Lo resume el primado Eamon Martin al referirse al Encuentro Mundial de las Familias: «El tema del encuentro no es solo para las familias católicas llenas de fe, y que apoyan a la Iglesia, sino es la “buena noticia” también para los que se han vuelto indiferentes a la fe y también para los que se sienten excluidos y lejos de la Iglesia y de todo lo que los involucra».


Deja un comentario

Agotadas las entradas para la misa del Papa en agosto en Dublín.

Encuentro Mundial de las Familias en Dublín del 21 al 26 de agosto 2018.Encuentro Mundial de las Familias en Dublín del 21 al 26 de agosto 2018. 

Agotadas las entradas para el Encuentro Mundial de las Familias en Dublín

El Media center del WMOF ha informado de la reserva al completo de las 500 mil entradas para acudir a la Misa del Papa en Dublín.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Las entradas estaban disponibles desde el 25 de junio y en tan sólo quince días se han agotado los 500 mil tickets disponibles para participar en la Santa Misa que el Papa Francisco celebrará en el Phoenix Park de Dublín para el Encuentro Mundial de las Familias, el domingo 26 de agosto. Una Misa en el que estarán representados 116 países y más de la mitad de los participantes tienen hijos menores de 18 años.

La importancia de la familia

Frente a esta gran participación de fieles, el Secretario General del Encuentro, el padre Timothy Bartlett, ha explicado que no es para sorprenderse, “pues la familia es lo más importante para todos nosotros” y a la gente “le gusta lo que dice el Papa Francisco sobre la familia y la Iglesia”.

Don Bartlett, además invita “a unirse como familia de familias” y a “ayudarse unos a otros a prepararse para disfrutar de este increíble evento”, también de forma ecológica, para lo que sugirió utilizar autobuses y transporte público para acudir a los eventos y reducir así “el impacto sobre el medio ambiente y el tráfico en las carreteras”.

Sigue el evento en vivo online

Si no tienes entrada, no te preocupes, pues para aquellos que no han podido obtener el ticket para Phoenix Park podrán seguir los eventos en vivo a través de internet. Además, tal y como recuerda Don Bartlett, “muchas parroquias y diócesis organizarán reuniones para que aquellos que no participen en persona se sientan parte del evento”.


Deja un comentario

Separación de los niños migrantes y sus familiares. Documento eclesial latinoamericano

Foto de archivoFoto de archivo  (2018 Getty Images)

Red Clamor: Migrar no es un delito. Llamamiento al Congreso de los EE.UU

Es un “paso importante” la firma por parte del Presidente Donald Trump de una orden ejecutiva para evitar la separación de las familias en la frontera.

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

“Migrar no es un delito”, por eso la Red Clamor ha publicado un documento que sigue a los últimos acontecimientos en la frontera entre México y EE.UU, tras, en primer lugar, la separación de más de dos mil menores de sus progenitores en el giro de pocas semanas, pasando por la polémica internacional debido a la sensibilización de la opinión pública ante las fotografías de los niños detenidos en jaulas metálicas, y de audios con los llantos de los pequeños, esto acompañado de la contraposición de la primera dama de EE.UU a la actuación de esta ley, hasta la marcha atrás del Presidente Donald Trump, este miércoles 20, con la firma de una orden ejecutiva que evita la separación de las familias en la frontera, pero no las acusaciones criminales para las personas que deciden migrar de sus países de origen, debido a las condiciones de empobrecimiento y violencia que allí viven.

Un decreto que, se reitera, si bien evita la separación de las familias en arribo, a las que se seguirá deteniendo y levantando cargos penales por inmigración ilegal, no se aplica – al momento – a las familias que ya han sido separadas, cuyos niños, hasta próximo aviso, seguirán en el programa de menores no acompañados.

El Presidente Trump, que continúa con su política de tolerancia cero ha solicitado, por otra parte, una modificación del Acuerdo de Flores de 1997, que establece que los menores detenidos en la frontera solo pueden ser privados de libertad durante 20 días.

Por eso, – tal como informó EFE-, el Departamento de Justicia planea pedir a una corte federal de California que modifique el llamado “acuerdo Flores” para que el Gobierno de Trump pueda “mantener juntas a las familias durante todo el proceso” judicial relativo a los cargos criminales o el procedimiento de deportación, según el decreto.

Las organizaciones miembros de la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de PersonasCLAMOR, han manifestado su preocupación “ante las graves violaciones a la dignidad y los derechos humanos que ocurrieron en los últimos días como consecuencia de la decisión de la administración del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, de separar a los niños, niñas y adolescentes (NNA) migrantes de sus padres y procesar penalmente a quienes ingresen a ese país de manera irregular”.

“El llanto de centenares de niños y niñas separados de sus padres y encarcelados en jaulas inhumanas en la frontera sur de Estados Unidos es un clamor que ha subido al cielo, exigiendo justicia”, han escrito, denunciando la “fragante violación del derecho de toda familia a permanecer unida y los graves atentados contra la estabilidad psico-afectiva de los niños, niñas y adolescentes”.

Una denuncia que encuentra su fundamento en la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores Migratorios y sus familias: en efecto la Red y las organizaciones firmantes reiteran que son “las condiciones de empobrecimiento y violencia a las que son sometidas las familias latinoamericanas y caribeñas en sus países de origen” las que les obligan a migrar buscando un futuro mejor, motivo por el cual “deben ser acogidas, abriendo caminos y oportunidades para que con su trabajo y su riqueza cultural puedan también aportar al desarrollo de la nación que les recibe”.

“Migrar – escriben – no es un delito, por lo cual rechazamos las detenciones arbitrarias y la reclusión en cárceles disfrazadas de centros migratorios, mucho más cuando se trata de niños, niñas y adolescentes”.

El llamamiento al Congreso de los Estados Unidos 

Así consideran “un paso importante la firma por parte del Presidente Donald Trump de una orden ejecutiva para evitar la separación de las familias en la frontera” y realizan un llamado al Congreso de los Estados Unidos “para aprobar una ley que garantice que las familias de los migrantes, sin importar su condición legal, puedan permanecer unidas”.

“Es impostergable buscar alternativas a las detenciones y deportaciones masivas, desde una perspectiva humanitaria. Oramos para que el Señor cambie corazones de piedra por corazones que sepan amar a los migrantes, especialmente a los niños, niñas y adolescentes”, concluyen.

Por la Red CLAMOR firman el documento Mons. Gustavo Rodriguez Vega, Arzobispo de Yucatán y Presidente del DEJUSOL CELAM; Mons José Luis Azuaje, Presidente del SELACC y la Hna Mercedes Casas Presidenta de la CLAR.

El documento está suscrito además por el Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM, la Conferencia Latinoamericana de Religiosos y Religiosas CLAR, el Secretariado Latinoamericano y Caribeño de CARITAS, los Departamentos y secciones de Movilidad Humana de las Conferencias Episcopales de América Latina y El Caribe, las Caritas nacionales de América Latina y El Caribe, el Instituto Chileno de Migración INCAMI y el Instituto de Migración y Derechos Humanos de Brasil. También por el SIMN, el Servicio Jesuita para Refugiados, el Servicio Jesuita a Migrantes, la Red Un Grito por la Vida, la Red Kawsay, la Red Tamar, las Hermanas Scalabrinianas, la Misión Scalabriniana de Ecuador, los Padres Scalabrinianos, los Padres Salesianos, la Orden de La Merced, las Hermanas del Buen Pastor, las Hermanas Adoratrices y las de San Juan Evangelista; las Casas del Migrante de México, el IMDOSOC, y el  CAFEMIN.


Deja un comentario

Programa del viaje del Papa a Dublín (agosto 25 – 26)

 

Sábado, 25 de agosto de 2018

ROMA-DUBLÍN

8:15 Salida en avión de Roma/Fiumicino hacia Dublín
10:30 Llegada al aeropuerto internacional de Dublín
Recibimiento oficial
10:45 Traslado a Áras an Uachtaráin
11:15 Llegada a la residencia presidencial
Ceremonia de bienvenida ante la entrada principal de la residencia
11:30 Visita de cortesía al Presidente en la residencia oficial
12:00 Traslado al Castillo de Dublín
12:10 Llegada al Castillo de Dublín
Encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático en el Castillo de Dublín
15:30 Llegada a la Procatedral de Santa María
Visita a la catedral
16:15 Traslado al centro de acogida de los padres capuchinos
16:30 Visita privada al centro de acogida para familias sin hogar
19:30 Llegada al estadio Croke Park
19:45 Fiesta de las familias en el estadio Croke Park

Domingo, 26 de agosto de 2018

Dublín-KNOCK-Dublín-ROMA

8:40 Salida en avión hacia Knock
9:20 Llegada al aeropuerto de Knock
Traslado inmediato al Santuario
9:45 Llegada al Santuario de Knock
Visita a la Capillita 
del Santuario de Knock
Ángelus 
en la explanada del Santuario
10:45 Traslado al aeropuerto de Knock
11:10 Llegada al aeropuerto de Knock
11:15 Salida en avión hacia Dublín
11:50 Llegada al aeropuerto de Dublín
Almuerzo con el séquito papal
14:30 Llegada al Parque Fénix
15:00 Santa Misa en el Parque Fénix
Encuentro con los obispos en el convento de las Hermanas Dominicas
18:30 Llegada al aeropuerto
Ceremonia de despedida
18:45 Salida en avión hacia Roma/Ciampino
23:00 Llegada al aeropuerto de Roma/Ciampino