Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Arabia saudí: para cuando la mejora de los derechos humanos?

Arabia Saudí: Clasificar el feminismo, el ateísmo y la homosexualidad como delito revela la peligrosa intolerancia del reino saudí

Luis Rubiales saluda al presidente de la autoridad general del deporte de Arabia Saudí, el príncipe Abdulaziz Bin Turki Alfaisal © Efe

Ante el anuncio oficial y un vídeo promocional publicado por la agencia de seguridad del Estado de Arabia Saudí que clasifica el feminismo, la homosexualidad y el ateísmo de “ideas extremistas”, Heba Morayef, directora de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África, ha declarado:

“El anuncio de la agencia de seguridad del Estado saudí que etiqueta el feminismo, el ateísmo y la homosexualidad de ideas extremistas que pueden castigarse con prisión y flagelación es indignante, y contradice claramente la falsa imagen reformista del reino de la que sigue haciendo alarde en el ámbito internacional el príncipe heredero Mohammed bin Salman”.

Este anuncio contrasta también con las manifestaciones realizadas el pasado 11 de noviembre en Madrid por el príncipe Abdulaziz Bin Turki Alfaisal y ministro de deportes de Arabia Saudí durante la rueda de prensa de presentación de la Supercopa de España que se celebrará en Yeda en enero próximo cuando afirmó que “(…) Arabia Saudí se está transformando e invitamos a todo el mundo a que disfrute de nuestra cultura y de nuestro país (…)”.

“El feminismo, el ateísmo y la homosexualidad no son actos delictivos. Este anuncio es muy peligroso y tiene graves consecuencias para los derechos a la libertad de expresión y a la vida, la libertad y la seguridad en el país. Despoja del barniz de progreso al régimen de Mohammed bin Salman y revela el auténtico rostro intolerante del reino, que criminaliza la identidad de las personas, así como los pensamientos y las ideas progresistas y reformistas en el país”, asegura Heba Morayef.

“El silencio de la comunidad internacional ante el encarcelamiento de decenas de disidentes pacíficos saudíes por la expresión de sus ideas es también alarmante. Aliados clave, como Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea, deben presionar al reino saudí y subrayar la necesidad urgente de proteger la libertad de expresión en el país, comenzando con la excarcelación de las personas que defienden los derechos humanos y que están en prisión, y de todas las personas privadas de libertad por la expresión pacífica de sus ideas”.

Información complementaria:

En Arabia Saudí, el ateísmo es ilegal y puede ser castigado con la muerte. Aunque las penas por mantener relaciones homosexuales no están codificadas en la legislación saudí, estas relaciones están estrictamente prohibidas con arreglo a la ley islámica (sharia), en la que Arabia Saudí basa su marco jurídico.

Las recientes reformas del sistema de tutela masculina y de otras leyes que discriminaban a las mujeres —como el levantamiento de la prohibición a las mujeres de conducir automóviles— son testimonio de la incansable labor de las feministas y de veteranas voces activistas que ahora están en prisión o que siguen siendo enjuiciadas en el país.

Desde mayo de 2018, 13 mujeres activistas, entre ellas Loujain al Hathloul, Samar Badawi y Naseema al Sada, que siguen en detención, están procesadas por su activismo de derechos humanos y su trabajo de promoción de los derechos de las mujeres. Otras 14 personas —escritores y escritoras, activistas y familiares de activistas de los derechos de las mujeres— continúan detenidas sin juicio desde abril de 2019. Muchas de ellas apoyan al movimiento de derechos de las mujeres.


Deja un comentario

Ciudades iluminadas mañana 10 de diciembre, día de los derechos humanos.

Los obispos europeos ante el pacto mundial de migración

Deja un comentario

COMECE confía en el éxito del Pacto Mundial de Migración

El Presidente de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE), Monseñor Jean-Claude Hollerich, expresa el apoyo de la Iglesia ante el Pacto Mundial de Migración que se adoptará el próximo 11 de diciembre.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

“El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular”, que se adoptará el próximo 11 de diciembre en Marrakech, Marruecos, reconoce una “responsabilidad compartida y común de las autoridades y sociedades de los países de salida, de tránsito y de llegada para enmarcar y regular la migración en beneficio de todas las personas y comunidades humanas involucradas”. Así lo ha señalado en una declaración Mons. Jean-Claude Hollerich, Arzobispo de Luxemburgo y Presidente de COMECE, la Comisión de los episcopados de la Comunidad Europea, reiterando una vez más el apoyo de la Iglesia Católica al Acuerdo Global llevado a cabo por los Estados miembros de la ONU, el cual tiene como objetivo aumentar las vías para la migración regular, mejorar la protección de los migrantes y garantizarles servicios básicos.

El Pacto Mundial debe ofrecer seguridad y protección a los migrantes

El documento de dicho Pacto, resultado de una “negociación amplia”, tiene que brindar – declara el Presidente de COMECE – “seguridad y protección” a los migrantes y las sociedades de acogida, promoviendo “caminos de migración legal, evitando así el tráfico de seres humanos, viajes mortales, desintegración familiar y violencia”.

Migrantes: personas con rostro y nombre

Siguiendo las palabras del Papa Francisco – agrega el prelado – la Iglesia Católica en Europa reafirma la “responsabilidad común de acoger, proteger, promover e integrar”, a los migrantes y refugiados en las sociedades del continente. Son por encima de todo – continúa el Presidente de COMECE –  “personas que tienen rostros, nombres e historias individuales” y merecen ser tratados con respeto por su intrínseca dignidad humana y sus derechos fundamentales.

Políticas de la UE y de los Estados miembros

En este sentido, “los principios de la centralidad de la persona humana y de sus necesidades reales y del bien común deben presidir las políticas internas y externas de la UE y los Estados miembros” puntualiza Hollerich, “incluso en cuestiones de migración”.

Dado que el documento de las Naciones Unidas está “en fase final de adopción”, COMECE también alienta a las autoridades políticas nacionales, teniendo en cuenta las palabras del Papa Francisco, “a basar la responsabilidad de la gestión global compartida de la migración internacional en los valores de justicia, solidaridad y compasión”. Por último, el Presidente de COMECE exhorta a los Estados miembros de la Unión Europea a hacer del Pacto Mundial “un éxito para el bien común de una humanidad compartida”.


Deja un comentario

Empeora la situación de los derechos humanos?

Pillay: 2012 año desalentador en la defensa de los derechos humanos

 

28 de febrero, 2013 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos describió a 2012 como un año desalentador para la defensa de esas garantías, teniendo en cuenta las miles de muertes y sufrimientos causados por las crisis en Siria, Mali, el Sahel, Palestina y la República Democrática del Congo.

Al introducir su informe anual ante el Consejo de Derechos Humanos, Navi Pillay también evocó las complejas situaciones vividas en Egipto, Libia Túnez y Yemen, donde afirmó queda mucho por hacer para asegurar que la democracia y los derechos humanos prevalezcan.

La Alta Comisionada también se refirió a los actos terribles de violencia contra las mujeres en todas las regiones del planeta, y los esfuerzos de su oficina destinados a ofrecerles apoyo.

En ese sentido mencionó las atrocidades ocurridas en India y Sudáfrica, y las respuestas gubernamentales ante esas situaciones.

“Espero que el incremento de la conciencia y el rechazo popular que han provocado estos casos, permitan el inicio de la concertación de mayores esfuerzos para afrontar la violencia sexual en todas partes del mundo”

Pillay añadió que los retos actuales, desde los conflictos armados hasta la crisis económica, requieren una respuesta sólida de la comunidad internacional y subrayó que en todas ellas, el respeto de los derechos humanos debe estar presente.


Deja un comentario

Myanmar: misión especial de la ONU

Relator especial visitará Myanmar para analizar violencia en estados del norte

Ojea Quintana en Myanmar. (Foto de archivo)

05 de febrero, 2013 — El relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Myanmar visitará ese país del 11 al 16 de febrero para recabar información sobre la escalada de violencia en los estados de Kachin y Rakhine, en el norte del país.

Tomás Ojea Quintana afirmó que “es importante examinar la actual situación de los derechos humanos, reflejar los logros y destacar los retos pendientes”. 

El relator quiere comprobar las condiciones en los campamentos de desplazados, los cuales le causaron una gran preocupación en su última visita, el pasado agosto. 

Se trata de la séptima misión de Ojea a Myanmar. El relator se reunirá con representantes del gobierno, miembros del Parlamento y del Poder Judicial, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la sociedad civil. 

El experto presentará el informe de su visita al Consejo de Derechos Humanos en marzo próximo.


Deja un comentario

Derechos humanos en el mundo: informe Human Rights Watch

Reporte mundial 2013: Desafíos para los derechos humanos después de la Primavera Árabe.

Cómo construir democracias en las que se respeten los derechos después de la caída del dictador

31 DE ENERO DE 2013

World Report 2013

A medida que los gobiernos dominados por islamistas surgidos de la Primavera Árabe van echando raíces, es posible que ninguna cuestión defina mejor su conducta que su trato hacia las mujeres.

Kenneth Roth, director ejecutivo

(Londres, 31 de enero de 2013) – La euforia de la Primavera Árabe ha dado paso al complicado desafío de crear democracias en las que se respeten los derechos humanos, señaló hoy Human Rights Watch con motivo de la publicación de su Informe anual 2013. La voluntad de los nuevos gobiernos de respetar los derechos humanos determinará si estos levantamientos dieron lugar a una verdadera democracia o simplemente generaron nuevas formas de autoritarismo.

En el informe de 665 páginas, el vigésimo tercer examen de las prácticas de derechos humanos alrededor del mundo, Human Rights Watch resume los principales problemas en más de 90 países. Con respecto a los acontecimientos ocurridos en Oriente Medio y Norte de África, conocidos como la Primavera Árabe, Human Rights Watch dijo que la creación de un estado en el que se respeten los derechos humanos puede ser una labor minuciosa que exige desarrollar instituciones eficaces para la gestión de gobierno, establecer tribunales independientes, crear una policía profesional y resistirse a la tentación de las mayorías de prescindir de los derechos humanos y el estado de derecho. Sin embargo, la dificultad para establecer una democracia no justifica que se intente volver al antiguo régimen, señaló Human Rights Watch.

“Las incertidumbres de la libertad no son una razón para volver a la previsibilidad impuesta del régimen autoritario”, dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch. “El camino por recorrer puede ser traicionero, pero la alternativa es condenar a países enteros a un sombrío futuro de opresión”. La tensión entre el gobierno de la mayoría y el respeto por los derechos humanos constituye quizá el reto más importante para los nuevos gobiernos, dijo Human Rights Watch. Es natural que los líderes de Oriente Medio estén ansiosos por ejercer este nuevo respaldo electoral, pero tienen el deber de gobernar sin sacrificar las libertades fundamentales ni los derechos de las minorías, las mujeres y otros grupos en riesgo.

Otros países pueden apoyarles sentando ejemplos positivos con sus propias prácticas, implementando modelos que respeten los derechos humanos, y promoviendo constantemente estos derechos en sus relaciones con el nuevo gobierno y otros interlocutores. Hacer la vista gorda a la represión puede ser conveniente en términos políticos, pero perjudica enormemente los intentos de establecer democracias en las que se respeten los derechos humanos, dijo Human Rights Watch.

Tres ensayos adicionales del Informe anual tratan sobre otras amenazas contra los derechos humanos. En uno se describe la necesidad de regular las actividades de las empresas en todo el mundo, especialmente en una era de globalización, con el fin de proteger los derechos de los trabajadores y de las personas afectadas negativamente por operaciones empresariales. En el segundo se señala que, enrespuesta a las crisis ambientales, los gobiernos y otros actores se concentran frecuentemente en el daño a la naturaleza, y se olvidan del impacto sobre los derechos humanos de los que residen en las zona afectadas. En el tercer ensayo se subraya el uso de los argumentos de la “tradición” y el relativismo cultural para negar a las mujeres y las minorías derechos humanos que deberían ser universales.

En la introducción del informe, Human Rights Watch señala que la batalla en torno a la constitución deEgipto, quien sería probablemente el país más influyente de las regiones que están pasando por un proceso de cambio, demuestra la dificultad para proteger los derechos humanos. La constitución contiene algunos elementos positivos, como prohibiciones claras de la tortura y la detención arbitraria.

Sin embargo, las disposiciones descritas de manera general y vagas acerca de la expresión, la religión y la familia tienen implicaciones peligrosas para los derechos de la mujer y el ejercicio de las libertades sociales protegidas por el derecho internacional. La constitución también refleja un abandono aparente de los intentos de ejercer el control civil sobre las fuerzas armadas.

Entre los países árabes que han cambiado sus gobiernos, Libia es el mejor ejemplo de la problemática un estado débil, una consecuencia de las decisiones del Muammar Gaddafi de no desarrollar las instituciones de gobierno para desalentar amenazas contra su régimen. El problema es especialmente grave respecto al estado de derecho, dijo Human Rights Watch. Las milicias dominan muchas partes del país y, en algunas zonas, cometen graves abusos de impunidad. Mientras tanto, miles de personas siguen detenidas, algunas por el gobierno y otras por las milicias, con muy pocas posibilidades de que a corto plazo se formulen cargos contra ellos o se cuestione en los tribunales las pruebas que pesan sobre los detenidos.

En Siria, donde 60.000 personas han muerto durante los combates en curso, según la última estimación de las Naciones Unidas, las fuerzas gubernamentales han cometido crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, mientras que algunas fuerzas de la oposición también han llevado a cabo abusos graves, como actos de tortura y ejecuciones sumarias.

Una decisión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de remitir la situación en Siria a la Corte Penal Internacional constituiría una medida de justicia y ayudaría a frenar nuevas atrocidades y venganzas sectarias. Sin embargo, aunque muchos gobiernos dicen que apoyan esta medida, no han ejercido el tipo de presión pública sostenida que podría convencer a Rusia y China de que abandonen sus vetos y permitan la remisión del caso, dijo Human Rights Watch. También es necesario ejercer presión sobre la oposición armada siria para que defina y acate una visión del país en la que se respeten los derechos humanos de todas las personas.

Los derechos de la mujer son una fuente de polémica en muchos países a medida que los islamistas van cobrando poder electoral, señaló Human Rights Watch. Algunos de los que se oponen argumentan que este tipo de derechos son una imposición de los países occidentales, y son incompatibles con el Islam y la cultura árabe. Las leyes internacionales de derechos humanos no impide que las mujeres mantengan un estilo de vida conservador o religioso, siempre y cuando, ellas así lo desean. No obstante, los gobiernos imponen con demasiada frecuencia restricciones a las mujeres que buscan la igualdad o la autonomía. Decir que estos derechos son una imposición occidental no ayuda a ocultar la opresión local, sino que obliga a las mujeres a asumir un papel de supeditación.

“A medida que los gobiernos dominados por islamistas surgidos de la Primavera Árabe van echando raíces, es posible que ninguna cuestión defina mejor su conducta que su trato hacia las mujeres”, dijo Roth. Las expresiones consideradas transgresoras de ciertos límites provoca que los gobiernos se vean a menudo tentados a restringir los derechos de los demás. Las declaraciones que contienen críticas al gobierno, insultos a ciertos grupos u ofensas contra el sentimiento religioso están especialmente expuestas a esta situación. Según Human Rights Watch, en estos casos, el riesgo para la libertad de expresión es mayor en ausencia de instituciones fuertes e independientes que puedan proteger los derechos humanos. Los gobiernos también deben actuar con prudencia y respetar el derecho a disentir, criticar y expresar opiniones impopulares.

Los gobiernos pueden justificar restricciones de ciertas expresiones, como las usadas para incitar a la violencia. Sin embargo, también es importante controlar a los que usan la violencia para reprimir o castigar la expresión, dijo Human Rights Watch. Los infractores son aquellos que reaccionan violentamente a la expresión porque no están de acuerdo con su contenido: los funcionarios tienen el deber de detener la violencia, no de censurar el discurso ofensivo.

El problema de un gobierno de la mayoría sin restricciones no se limita al mundo árabe, señaló Human Rights Watch. Un ejemplo claro es el caso de Birmania, donde una dictadura militar afianzada durante muchos años dio paso a un gobierno civil reformista. No obstante, el Gobierno birmano se ha mostrado reticente a proteger a los grupos minoritarios del país o incluso a denunciar abiertamente los abusos contra ellos, en particular la persecución grave y violenta de la etnia musulmana Rohingya.

Human Rights Watch dijo que la transición de la revolución a una democracia en la que se respeten los derechos humanos está sobre todo en manos de la población del país que se somete al cambio, pero otros gobiernos pueden y deben ejercer una influencia significativa. Sin embargo, el apoyo occidental a los derechos humanos y la democracia en todo Oriente Medio ha sido incongruente cuando se interponen los intereses relacionados con el petróleo, las bases militares o Israel.

A la hora de exigir responsabilidades a funcionarios abusivos, dicha incongruencia alimenta los argumentos de los gobiernos represores de que la justicia internacional es selectiva y rara vez se aplica a los aliados de gobiernos occidentales; también menoscaba el valor disuasivo de la Corte Penal Internacional.

“Para que mejore la situación de los derechos humanos en una región que se ha resistido durante mucho tiempo al cambio democrático, los nuevos líderes de Oriente Medio tendrán que demostrar una determinación fundada en principios”, dijo Roth. “Y necesitarán el respaldo constante e inquebrantable de actores influyentes fuera de la región”.


Deja un comentario

Por qué Israel se ha negado a comparecer ante la comisión de Derechos humanos de la ONU?

Israel rehúsa someterse al Examen Periódico del Consejo de Derechos Humanos

 29 de enero, 2013 — Israel no se presentó ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para someterse al Examen Periódico Universal (EPU), que le correspondía hoy.

Esta es la primera vez, desde que fue instaurado ese mecanismo de la ONU, hace casi cinco años, que un país se rehúsa a participar en él.

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que cada cuatro años los 193 Estados miembros deben someterse a la revisión de su cumplimiento de las garantías fundamentales.

Ante la ausencia de Israel, el Consejo de Derechos Humanos adoptó por consenso una resolución en la que reprograma ese examen a más tardar para la sesión de octubre-noviembre e insta a ese país a restablecer su cooperación.

Durante la jornada, varios oradores advirtieron que la decisión israelí erosiona la credibilidad del Consejo y expresaron su más pleno respaldo al Examen Periódico Universal como unos de los mecanismos más valorados del sistema internacional de protección de los derechos humanos.


Deja un comentario

Hoy el premio UNESCO a Frei Betto

El dominico brasileño Frei Betto recibe el premio UNESCO/José Martí 2013

Frei Betto © D.R.

Frei Betto ganador del premio UNESCO/José Martí 2013 como reconocimiento a su contribución a la construcción de una cultura de paz universal y a la justicia social y los derechos humanos en América Latina y el Caribe.

Bokova eligió a Frei Betto por recomendación de un jurado internacional. La entrega del premio tendrá lugar el 28 de enero, en La Habana, Cuba, en el marco de la Tercera Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo, que se celebra en la capital cubana del 28 al 30 de enero y marca el 160 aniversario del nacimiento de José Martí.

Frei Betto fue elegido por su trabajo como educador, escritor y  teólogo, por su oposición a todas las formas de discriminación, injusticia y exclusión y por su promoción de la cultura de paz y los derechos humanos.  

Carlos Alberto Libânio Christo, más conocido como Frei Betto, nació en Belo Horizonte (Brasil) en 1944. Autor de más de cincuenta libros traducidos a múltiples idiomas, ingresó en la orden de los dominicos a los veinte años de edad, siendo estudiante de periodismo. Durante la dictadura militar brasileña, fue encarcelado en dos ocasiones, la primera en 1964 y la segunda entre 1969 y 1973.

El Consejo Ejecutivo de la UNESCO creó el Premio Internacional UNESCO/José Martí en 1994 a iniciativa del gobierno de Cuba. Recompensa contribuciones sobresalientes de organizaciones o de individuos a la unidad y la integración de América Latina y el Caribe basada en el respeto de las tradiciones culturales y los valores humanistas. El Premio fue creado para sensibilizar a los encargados de la toma decisiones sobre la igualdad y los derechos humanos.

El anterior ganador del Premio Martí, dotado con 5.000 dólares, fue el politólogo argentino Atilio Alberto Borón, por su contribución a la unidad e integración de los países de América Latina y el Caribe y por su aportación al estudio y la promoción del pensamiento del apóstol de la independencia de Cuba.

                          ***