Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Escasez de agua, Quienes sufren las consecuencias

Escasez de agua: la condena que golpea a los más pobres

Según la reciente edición de las Perspectivas de la Economía Mundial (WEO) del Fondo Monetario Internacional (FMI); las consecuencias más negativas de la falta de agua se registran en los países con menos ingresos económicos ya que estos cuentan con poca capacidad para gestionar los recursos naturales y por ende, poder protegerse a sí mismos.

Sofía lobos – Ciudad del Vaticano

El impacto económico generado por el progresivo calentamiento de la temperatura del planeta, así como la cada vez más alarmante escasez de agua, constituyen una extrema condena que golpea de manera más cruel a los más pobres.

Según la reciente edición de las Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, siglas en inglés) del Fondo Monetario Internacional (FMI); las consecuencias más negativas se registran en los países con menos ingresos económicos ya que estos cuentan con poca capacidad para gestionar los recursos naturales y por ende, poder protegerse a sí mismos.

Los pobres: víctimas de la falta de agua en el mundo

Los más vulnerables y marginados del mundo, son por tanto, las grandes víctimas inocentes de unos cambios que repercuten de manera fundamental en su economía, cada vez más inestable; en sus tierras, cada vez más explotadas y en la falta de acceso al agua; cada vez más limitado.

El problema del agua y su desigual distribución se cobra la vida de millones de personas cada año.

Mitigar los efectos del cambio climático

Evaluando estos riesgos, se parte de la proposición de que el calentamiento global antropogénico (causado por el hombre) es una realidad. De ahí, la importancia del llamamiento de varias entidades de la comunidad internacional que insisten en unir fuerzas para mitigar de manera concreta y urgente, los efectos del cambio climático y asegurar que las comunidades tengan oportunidades suficientes para vivir, alimentarse y no morir de sed.

 

Una de las regiones más golpeadas actualmente es la del Sahel, caracterizada por una serie de desafíos, tales como la pobreza, la sequía, la inseguridad y la falta de ayuda humanitaria.

Tal como informa Naciones Unidas en su último balance publicado en noviembre de 2018, alrededor de 4,9 millones de personas han sido desplazadas en dicha región durante este año, un aumento que se ha triplicado en menos de tres años, dejando unos 24 millones de personas en situación de crítica supervivencia, especialmente a causa de la falta de recursos hídricos.

La Voz del Papa defendiendo el Derecho Humano al agua

Y en este contexto resuenan las palabras del Papa Francisco a los participantes en el seminario “Derecho Humano al agua”, organizado por la Pontificia Academia de las Ciencias el 23 y 24 de febrero de 2017.

El Santo Padre pronunció un discurso en español, en el que profundizó sobre la urgente necesidad de defender el “derecho al agua para todos” y garantizar su acceso a todos los pueblos.

«Como leemos en el libro del Génesis, el agua está en el comienzo de todas las cosas (cf. Gn 1,2); es criatura útil, casta y humilde, fuente de la vida y de la fecundidad (cf. San Francisco de Asís, Cántico de las Criaturas)».

«Por eso, la cuestión que ustedes tratan no es marginal, sino fundamental y muy urgente. Fundamental, porque donde hay agua hay vida, y entonces puede surgir y avanzar la sociedad. Y es urgente porque nuestra casa común necesita protección y, además, asumir que no toda agua es vida: sólo el agua segura y de calidad, siguiendo con la figura de san Francisco: el agua que sirve con humildad, el agua casta, no contaminada», dijo el Pontífice subrayando que “toda persona tiene derecho al acceso al agua potable y segura; ya que este es un derecho humano básico y una de las cuestiones nodales en el mundo actual” (cf. Enc. Laudato si’, 30; Enc. Caritas in veritate, 27).

«La formación de la conciencia es una tarea ardua; precisa convicción y entrega. Y yo me pregunto si en medio de esta “tercera guerra mundial a pedacitos” que estamos viviendo, no estamos en camino hacia la gran guerra mundial por el agua», concluyó el Santo Padre.

Una pregunta que es necesario seguir formulando hasta crear una mayor conciencia global sobre la importancia de cuidar la Casa Común, cuyo creciente deterioro perjudica y “condena” sobre todo a los más pobres.

Anuncios


Deja un comentario

El agua en una conferencia internacional. Mensaje del Papa

Acceso al aguaAcceso al agua  (Pixabay)

El Papa: “El acceso al agua potable, un bien de toda la familia humana”

Este jueves, 8 de noviembre, el Papa Francisco envió un Mensaje a los participantes en la Conferencia Internacional “La gestión de un bien común: el acceso al agua potable para todos”, reunidos en la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Los invito a meditar sobre el simbolismo del agua en las principales tradiciones religiosas, exhortándolos igualmente a contemplar este recurso que, como escribió San Francisco de Asís, es multo utile et humile et preziosa et casta”, lo escribe el Papa Francisco en su Mensaje a los participantes en la Conferencia Internacional “La gestión de un bien común: el acceso al agua potable para todos”, evento promovido por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, en colaboración con las Embajadas acreditadas ante la Santa Sede de Francia, Italia, Mónaco y Estados Unidos.

El agua es esencial para la vida

En su Mensaje, el Santo Padre señala que, el agua es esencial para la vida. “En muchas partes del mundo, nuestros hermanos y hermanas no pueden tener una vida digna – afirma el Pontífice – debido precisamente a la falta de acceso al agua potable. Las dramáticas estadísticas de la sed, especialmente la situación de aquellas personas que enferman y que a menudo mueren a causa del agua insalubre, es una vergüenza para la humanidad del siglo XXI”.

Asimismo, el Papa Francisco evidencia que, en muchos de los países donde la población no tiene acceso regular al agua potable, ¡no faltan el suministro de armas y municiones que continúan deteriorando la situación! “La corrupción y los intereses de una economía que excluye y mata – subraya el Papa – prevalecen demasiado a menudo sobre los esfuerzos que, de forma solidaria, deberían garantizar el acceso al agua”. Las estadísticas de la sed requieren voluntad y determinación, y todos los esfuerzos institucionales, organizativos, educativos, tecnológicos y financieros no pueden disminuir.

La Iglesia comprometida con el acceso al agua potable

Al respecto, señala el Papa Francisco, he propuesto ya algunas consideraciones sobre este tema en la Encíclica Laudato si’ y en el reciente Mensaje con motivo de la Jornada de Oración por el Cuidado de la Creación. “Espero que quienes intervengan y participen en esta Conferencia puedan compartir en sus  respectivos campos profesionales y políticos la urgencia, la voluntad y la determinación necesarias. La Santa Sede y la Iglesia – afirma el Pontífice – están comprometidas en favor del acceso al agua potable para todos. Este compromiso se manifiesta en muchas iniciativas, como la creación de infraestructuras,  la formación, la advocacy, la asistencia a poblaciones en peligro cuyo suministro de agua está comprometido, incluidos los migrantes, y la llamada a ese conjunto de referencias éticas y de principios que brotan del Evangelio y de una antropología saludable”.

El agua un bien común

Una antropología adecuada, señala el Papa Francisco, es indispensable para unos estilos de vida responsables y solidarios, para una verdadera ecología, así como para el reconocimiento del acceso al agua potable como un derecho que brota de la dignidad humana y por lo tanto incompatible con el concepto de agua como un producto cualquiera. “Los principios y valores evangélicos deben orientar al compromiso concreto de cada uno hacia al logro del bien común de toda la familia humana. Desde el punto de vista de la fe – recuerda el Pontífice – en cada hombre sediento percibimos la misma imagen de Dios, como leemos en el Evangelio de Mateo: ‘Tuve sed y no me diste de beber’ (Mt 25,42). Esta Conferencia involucra oportunamente a exponentes de diferentes credos y culturas; nunca debe descuidarse la doble dimensión espiritual y cultural del agua, ya que es fundamental para plasmar el tejido social, la convivencia y la organización comunitaria”.


Deja un comentario

Ha concluído en Estocolmo la semana mundial del agua

Concluye la Semana Mundial del Agua 2018: «preservemos la vida»

El evento se desarrolló del 26 al 31 de agosto, en el Centro de Conferencias de Estocolmo y abordó el tema “Agua, ecosistemas y desarrollo humano”.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

El agua es uno de los bienes naturales más preciados para poder garantizar la supervivencia humana. Un recurso que lamentablemente se encuentra cada vez más limitado.

El daño ambiental y el cambio climático están impulsando las crisis relacionadas con el agua en todo el mundo. El problema de las sequías, las inundaciones y la contaminación se acentúan con la degradación de la vegetación, el suelo, los ríos y los lagos. Al descuidar el ecosistema se hace más complicado proporcionar a todo los habitantes de la Tierra el agua necesaria para vivir y prosperar.

La solución al problema del agua está en la propia naturaleza

Por ello, resulta crucial debatir sobre los desafíos hídricos más acuciantes de la actualidad.

Y ese ha sido el objetivo fundamental de la Semana Mundial del Agua 2018, organizada en el Centro de Conferencias de Estocolmo: un evento internacional que abordó el tema “Agua, ecosistemas y desarrollo humano”, haciendo hincapié en que las posibles soluciones al problema del agua están en la propia naturaleza, la cual tiene la capacidad para resolver por sí misma y también con ayuda tecnológica, varios de los desafíos a los que se enfrenta este recurso vital.

Equilibrio entre zonas verdes y zonas grises

En este contexto expertos y profesionales del sector hidráulico a nivel global, destacaron que resulta fundamental que se armonice la interactividad ecológica entre las zonas verdes o infraestructuras naturales, y las zonas grises o urbanizadas; una complicada y difícil fusión que sin embargo, puede garantizar el desarrollo sostenible de las futuras generaciones.

 

Por otro lado, se aboga por recuperar el equilibrio del ciclo del agua a través de la plantación de nuevos bosques y la restauración de los humedales ya que con ello se mejoraría la salud y los medios de subsistencia de los seres humanos.

Nuevas prioridades para un mundo más sano

Otro de los puntos conclusivos de la Semana Mundial del Agua ha sido establecer un nuevo orden de prioridades para proteger y preservar el agua del planeta, consiguiendo así un mundo más sano.

Durante los últimos cincuenta años se han hecho mejoras increíbles para aumentar la cantidad de alimentos producidos. Es un hecho real que hoy podemos alimentar a más población que nunca, pero paradójicamente también hay mucha más gente que sufre hambre.

Por tanto, otros objetivos que se han marcado tras este evento internacional en Estocolmo, es la necesidad de enfocar la eficiencia de recursos, la distribución eficaz a los que sufren hambre y la administración sostenible del agua, la tierra y los ecosistemas de apoyo de vida.

Un cambio de mentalidad en el consumo humano

Asimismo, se deben ciudar las inversiones a gran escala en la investigación y desarrollo agrícola, infraestructura, riego y mejora del funcionamiento en la cadena de suministro, sin olvidar garantizar las reducciones dramáticas de las pérdidas en el campo y los desperdicios del consumo humano.

Y todo esto requerirá un cambio radical en la mentalidad humana hacia un sistema mundial de alimentos más inteligente, saludable, racional y sostenible.


Deja un comentario

Sept. 1: jornada de oración por la creación. Mensaje del Papa

El Papa: “Que el agua no sea signo de separación, sino de encuentro”

Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la Creación 2018, que se celebra este 1 de septiembre, sobre dos aspectos del agua: “El respeto del agua como elemento precioso y el acceso al agua como derecho humano”.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Custodiar cada día este bien valioso – el agua – representa hoy una responsabilidad ineludible, un verdadero y auténtico desafío: es necesaria la cooperación eficaz entre los hombres de buena voluntad para colaborar en la obra continua del Creador… Recemos para que las aguas no sean signo de separación entre los pueblos, sino signo de encuentro para la comunidad humana”, lo escribe el Papa Francisco en su Mensaje para la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la Creación 2018, que se celebra este 1 de septiembre, centrado en el tema del Agua, particularmente en dos aspectos: “El respeto del agua como elemento precioso y el acceso al agua como derecho humano”.

El don de la casa común

En su Mensaje, el Santo Padre recuerda que esta Jornada es un momento oportuno para agradecer al Señor por el don de la casa común y por todos los hombres de buena voluntad que están comprometidos en custodiarla. “Agradezco también – afirma el Pontífice – los numerosos proyectos dirigidos a promover el estudio y la tutela de los ecosistemas, los esfuerzos orientados al desarrollo de una agricultura más sostenible y una alimentación más responsable, las diversas iniciativas educativas, espirituales y litúrgicas que involucran a tantos cristianos de todo el mundo en el cuidado de la creación”.

No hay ecología sin una adecuada antropología

De otro lado, el Sucesor de Pedro señala que, debemos reconocer que no hemos sabido custodiar la creación con responsabilidad y que la situación ambiental, tanto a nivel global como en muchos lugares concretos, no se puede considerar satisfactoria. “Con justa razón – precisa el Papa – ha surgido la necesidad de una renovada y sana relación entre la humanidad y la creación, la convicción de que solo una visión auténtica e integral del hombre nos permitirá asumir mejor el cuidado de nuestro planeta en beneficio de la generación actual y futura, porque «no hay ecología sin una adecuada antropología»”.

El agua, un elemento tan sencillo y precioso

En esta Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la creación, que la Iglesia Católica desde hace algunos años celebra en unión con los hermanos y hermanas ortodoxos, y con la adhesión de otras Iglesias y Comunidades cristianas, el Papa Francisco invita a poner la atención sobre la cuestión del agua, un elemento tan sencillo y precioso, cuyo acceso para muchos es lamentablemente difícil si no imposible. “El acceso al agua potable y segura – subraya el Pontífice – es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos”.

El agua en la creación y en el desarrollo humano

Este elemento, señala el Papa Francisco, nos invita a reflexionar sobre nuestros orígenes. El cuerpo humano está compuesto en su mayor parte de agua; y muchas civilizaciones en la historia han surgido en las proximidades de grandes cursos de agua. “Pensando en su papel fundamental en la creación y en el desarrollo humano, siento la necesidad de dar gracias a Dios – afirma el Pontífice – por la hermana agua, sencilla y útil para la vida del planeta como ninguna otra cosa”. Precisamente por esto, precisa el Santo Padre, hoy más que nunca es necesaria una mirada que vaya más allá de lo inmediato, urgen proyectos compartidos y gestos concretos, teniendo en cuenta que es inaceptable cualquier privatización del bien natural del agua que vaya en detrimento del derecho humano de acceso a ella.

El agua, un elemento de purificación y de vida

Para los cristianos, recuerda el Obispo de Roma, el agua representa un elemento esencial de purificación y de vida. El agua santificada por el Espíritu es la materia por medio de la cual Dios nos ha vivificado y renovado, es la fuente bendita de una vida que ya no muere más. Jesús, durante su misión, ha prometido un agua capaz de aplacar la sed del hombre para siempre. Hoy, afirma el Papa, dejemos que resuenen con fuerza en nosotros aquellas palabras que él pronunció en la cruz: «Tengo sed» (Jn 19,28).

“El Señor nos sigue pidiendo que calmemos su sed, tiene sed de amor. Nos pide que le demos de beber en tantos sedientos de hoy, para decirnos después: «Tuve sed y me disteis de beber» (Mt 25,35). Dar de beber, en la aldea global, no solo supone realizar gestos personales de caridad, sino opciones concretas y un compromiso constante para garantizar a todos el bien primario del agua”.

El imponente y maravilloso don de las grandes masas de agua

En esta Jornada, el Papa Francisco también invita a dar gracias al Creador por el imponente y maravilloso don de las grandes masas de agua – de los mares y de los océanos – y de cuanto contienen. Dirigir nuestra mente hacia las inmensas extensiones marinas, también representa, en cierto sentido, la oportunidad de pensar en Dios, que acompaña constantemente su creación haciéndola avanzar, manteniéndola en la existencia.

Por ello, custodiar cada día este bien valioso – precisa el Pontífice – representa hoy una responsabilidad ineludible, un verdadero y auténtico desafío: es necesaria la cooperación eficaz entre los hombres de buena voluntad para colaborar en la obra continua del Creador. “No podemos permitir – advierte el Papa – que los mares y los océanos se llenen de extensiones inertes de plástico flotante. Ante esta emergencia estamos llamados también a comprometernos, con mentalidad activa, rezando como si todo dependiese de la Providencia divina y trabajando como si todo dependiese de nosotros”.

Jornada de oración

“Recemos – invita el Papa Francisco – para que las aguas no sean signo de separación entre los pueblos, sino signo de encuentro para la comunidad humana. Recemos para que se salvaguarde a quien arriesga la vida sobre las olas buscando un futuro mejor”. Pidamos al Señor, y a quienes realizan el eminente servicio de la política, que las cuestiones más delicadas de nuestra época sean afrontadas con responsabilidad. Recemos por cuantos se dedican al apostolado del mar. Recordemos también a cuantos se ocupan de la protección de las zonas marinas, de la tutela de los océanos y de su biodiversidad, para que realicen esta tarea con responsabilidad y honestidad.

Finalmente, concluye el Santo Padre, nos preocupan las jóvenes generaciones y rezamos por ellas, para que crezcan en el conocimiento y en el respeto de la casa común y con el deseo de cuidar del bien esencial del agua en beneficio de todos. “Mi deseo es que las comunidades cristianas contribuyan cada vez más y de manera más concreta para que todos puedan disfrutar de este recurso indispensable, custodiando con respeto los dones recibidos del Creador, en particular los cursos de agua, los mares y los océanos”.

Escucha y descarga el servicio

01 septiembre 2018, 12:00


Deja un comentario

Semana mundial del agua. Gran congreso int. en Estocolmo

Semana Mundial del Agua 2018: «Un derecho para toda la humanidad»

El evento se desarrolla del 26 al 31 de agosto, en el Centro de Conferencias de Estocolmo y aborda el tema “Agua, ecosistemas y desarrollo humano”.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

La Semana Mundial del Agua es la cita anual más importante a nivel internacional para reflexionar sobre los problemas del agua en el mundo.

Se desarrolla del 26 al 31 de agosto organizado por el Instituto Internacional del Agua en Estocolmo, Suecia; también conocido como SIWI, por sus siglas en inglés. Este año 2018, el evento aborda el tema “Agua, ecosistemas y desarrollo humano”, y cuenta con la participación de aproximadamente 3.300 personas y alrededor de 380 organizaciones procedentes de 135 países.

El recurso más preciado

En esta ocasión expertos del sector, líderes políticos, innovadores empresariales y jóvenes profesionales de diversos países se dan cita en la capital sueca para conectarse en red, intercambiar experiencias, fomentar nuevas ideas y desarrollar soluciones para los desafíos hídricos más acuciantes de la actualidad.

 

“Creemos que el agua es clave para nuestra prosperidad futura y que, juntos, podemos lograr un mundo sabio en cuanto al agua”, explican los organizadores en su página web.

El lugar elegido para llevar a cabo las sesiones de debates y conferencias es el Stockholm City Conference Centre, donde también se celebró la Semana Mundial del Agua en 2015, 2016 y 2017.

El acceso al agua es un derecho humano

La creciente necesidad de lograr el equilibrio hidrológico que asegure el abastecimiento suficiente de agua a la población mundial, es un tema que preocupa a investigadores, científicos y técnicos ambientales de todo el planeta.

 

Una problemática que se convierte en emergencia global para más de dos mil millones de personas que actualmente sobreviven si acceso a agua limpia y potable.

Pero… ¿cómo lograr distribuir de manera equitativa este recurso básico para la existencia humana y que es, además, un derecho humano?

Los estudios más recientes revelan que se podrá alcanzar este objetivo armonizando la disponibilidad natural con las extracciones del recurso mediante el uso eficiente del agua.

Ecos de la voz del Papa hablando sobre el agua

Y en este contexto resuenan las palabras del Papa Francisco a los participantes en el seminario “Derecho Humano al agua”, organizado por la Pontificia Academia de las Ciencias el 23 y 24 de febrero de 2017.

El Santo Padre pronunció un discurso en español, en el que profundizó sobre la urgente necesidad de defender el “derecho al agua para todos” y garantizar su acceso a todos los pueblos.

«Como leemos en el libro del Génesis, el agua está en el comienzo de todas las cosas (cf. Gn 1,2); es criatura útil, casta y humilde, fuente de la vida y de la fecundidad (cf. San Francisco de Asís, Cántico de las Criaturas)».

«Por eso, la cuestión que ustedes tratan no es marginal, sino fundamental y muy urgente. Fundamental, porque donde hay agua hay vida, y entonces puede surgir y avanzar la sociedad. Y es urgente porque nuestra casa común necesita protección y, además, asumir que no toda agua es vida: sólo el agua segura y de calidad, siguiendo con la figura de san Francisco: el agua que sirve con humildad, el agua casta, no contaminada», dijo el Pontífice subrayando que “toda persona tiene derecho al acceso al agua potable y segura; ya que este es un derecho humano básico y una de las cuestiones nodales en el mundo actual” (cf. Enc. Laudato si’, 30; Enc. Caritas in veritate, 27).

Semana Mundial del Agua


Deja un comentario

Yemen: energía solar y distribución de agua potable. Resultados y perspectivas.

La energía solar provee un oasis de agua potable para miles de yemeníes

Mohamed Nasser
Tienda de paneles solares en Yemen.

12 Julio 2018

El proyecto de la agencia de la ONU para las migraciones es un método alternativo que combina el poder del sol, una fuente de energía renovable abundante en Yemen, con la necesidad de abastecer de agua potable a un país que ha vivido un brote de cólera recientemente debido al uso de aguas insalubres.

La Organización Internacional para las Migraciones ha traspasado esta semana al Gobierno de Yemen  un proyecto de energía solar que está ayudando a suministrar aproximadamente un millón de litros de agua diariamente a 55.000 personas en un país que enfrenta escasez de este elemento.

Hace dos semanas, la energía generada por los 940 paneles solares, instalados en tres escuelas en Amanat Al Asimah en las gobernaciones de Saná, comenzó a bombear agua a los residentes de los barrios de Shu’aub, Al Madinah Al, y Sho’ob.

Yemen es un país donde el 90 por ciento de la población no tiene acceso a suficiente agua. Por ese motivo, muchas personas se ven obligadas a utilizar fuentes de agua inseguras, lo que ha contribuido al reciente brote de cólera.

El proyecto tiene como objetivo proporcionar a las comunidades afectadas por el conflicto métodos alternativos de acceso al agua potable.

Viento, sol y agua 

OCHA/Giles Clarke

La energía renovable, recogida a través de paneles solares, impulsa bombas de agua que se encuentran en pozos profundos y sistemas de suministro. Este método reduce la dependencia y los altos costos recurrentes del uso de combustibles. Se estima que anualmente se ahorrarán 150.000 litros de diesel y 500 toneladas de emisiones de carbono gracias  a este sistema de agua menos dañino para el medio ambiente en la capital de Yemen.

El proyecto proporciona  agua  en lugares donde el suministro y los precios del combustible y otros productos básicos se ven muy afectados por el conflicto en curso y son, en el mejor de los casos, erráticos.

Giles Clarke/OCHA

Proyecto a largo plazo

Hamoud Obad, Gobernador de Saná, y Abdalah Al Hadi, el Viceministro de la Autoridad de Agua y Saneamiento, se unieron a Stefano Pes, Jefe de Emergencia, Transición y Recuperación de la OIM en Yemen en la ceremonia oficial el martes en Saná.

Esta iniciativa cuenta con el respaldo de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero (OFDA) de los Estados Unidos y el Gobierno de Alemania. La OIM planea expandir el proyecto a lo largo de Yemen para contribuir a la solarización sostenible en un país destrozado por la guerra.


Deja un comentario

Campaña del agua potable para el desarrollo sostenible.

Arranca oficialmente la Década del Agua para el Desarrollo Sostenible

OMM
Unos 2100 millones de personas no tienen acceso a agua potable.

22 Marzo 2018

Con la demanda de agua dulce, que se prevé que aumente más del 40 % a mediados de siglo, y el creciente impacto del cambio climático, la escasez de agua constituye una gran preocupación, alertó el Secretario General de la ONU durante el lanzamiento del Decenio en la Asamblea General.

“Para el año 2050, al menos una de cada cuatro personas vivirá en un país donde la falta de agua dulce será crónica o recurrente”, aseguró Antonio Guterres este jueves, Día Mundial del Agua.

El titular de la ONU recalcó que sin una gestión efectiva de los recursos hídricos se corre el riesgo de intensificar las disputas entre las comunidades e incluso aumentar las tensiones entre las naciones.

“Hasta ahora, históricamente, el agua ha demostrado ser un catalizador para la cooperación, no para el conflicto. Pero no podemos dar por sentados ni la paz ni nuestros preciosos y frágiles recursos hídricos”, dijo.

Actualmente, el 40 % de la población mundial se ve afectada por la escasez de agua, el 80 % de las aguas residuales se vierten sin tratamiento al medio ambiente y más del 90 % de los desastres están relacionados con el agua.

Además, más de 2000 millones de personas carecen de acceso a agua potable y más de 4500 millones carecen de servicios de saneamiento adecuados. Muchas de las enfermedades más graves en el mundo en desarrollo están directamente relacionadas con el agua potable insegura, el saneamiento deficiente y las prácticas de higiene insuficientes.

“Quiero aprovechar hoy el lanzamiento de la Década de Acción del Agua para hacer un llamado a nivel internacional para que actúemos en materia de agua, saneamiento e higiene”, expresó Guterres.

© UNICEF/UN067453/Souleiman
Horriya, de doce años, carga un bidón de agua en el campamento de Ain Issa, a cincuenta kilómetros al norte de Al Raqqa.

Buscando soluciones

El Secretario General recordó que existen nuevas tecnologías para mejorar la forma en la que se administra el agua, pero a menudo estas son inaccesibles para quienes más lo necesitan.

“Por ejemplo, las mujeres y las niñas de los países de bajos ingresos gastan alrededor de 40.000 millones de horas al año en la recolección de agua. Eso es el equivalente al esfuerzo anual de toda la fuerza de trabajo de un país como Francia”, dijo Guterres, señalando que ese tiempo podría ser invertido en asistir a la escuela o buscar medios de subsistencia.

El titular de la ONU reveló que los Estados Miembros le han pedido que prepare un Plan de Acción para el Decenio del Aguay que este tendrá tres objetivos.

  • Transformar el enfoque actualmente basado en silos para el suministro de agua, el saneamiento, la gestión y la reducción del riesgo de desastres para combatir mejor el estrés hídrico, el cambio climático y aumentar la resiliencia.
  • Alinear todos los programas y proyectos de agua y saneamiento existentes con la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.
  • Generar una voluntad política para fortalecer la cooperación y las alianzas.

El porqué de la Década del Agua.

El decenio busca acelerar las iniciativas encaminadas a hacer frente a los desafíos relativos a los recursos hídricos y fue proclamado por la Asamblea General comenzando el 22 de marzo de 2018 y terminando en la misma fecha de 2028.

La década hace énfasis en el desarrollo sostenible y una mejor gestión del agua para lograr los objetivos sociales, económicos y ambientales y ejecutar proyectos relacionados con éstos.

Otra de las metas principales del Decenio es conseguir también que la comunidad internacional impulse la adopción de programas ya existentes, tales como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 y el Acuerdo de París de 2015.

La campaña resalta además la importancia de promover el uso eficiente del agua a todos los niveles, teniendo en cuenta el nexo entre el agua, la energía, los alimentos y el medio ambiente.

Datos importantes

  • Unos 2100 millones de personas no tienen acceso a agua potable (Fuente: OMS/UNICEF, 2017)
  • Aproximadamente 4500 millones de personas carecen de servicios de saneamiento salubres (Fuente: OMS/UNICEF, 2017).
  • La escasez de agua afecta al 40 % de los habitantes del planeta (Fuente: OMS).
  • El 90 % de los desastres naturales están relacionados con el agua. (Fuente: UNISDR)
  • El 80 % de las aguas residuales vuelven a los ecosistemas sin haber sido tratadas o reutilizadas (Fuente: UNESCO, 2017).