Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor

Abusos de menores en el pasado en USA. Datos. Incertidumbre. Complejidad

Deja un comentario

La Iglesia estadounidense afronta miles de nuevas denuncias por abusos sexuales

No a los abusos

No a los abusos

Un cambio de la legislación en 15 estados permitiría a miles de víctimas poder denunciar los abusos sufridos durante décadas.

La amenaza de bancarrota vuelve a afectar a las diócesis de Nueva York, Nueva Jersey o California

Más de cinco mil casos. Un cambio en la legislación de 15 estados norteamericanos podría permitir a miles de víctimas de abusos sexuales ocurridos hace décadas denunciar a la Iglesia católica. Se trataría de la demanda más grande de su historia, con compensaciones que podrían superar los 4.000 millones de dólares, especialmente en Nueva York, California y Nueva Jersey.

Una investigación de Associated Press apuntó a que varias diócesis están considerando la posibilidad de declararse en bancarrota, pagar compensaciones a las víctimas e incluso vender valiosas propiedades para mantenerse a flote.

“Esto es como empezar de nuevo para mí”, dijo Nancy Holling-Lonnecker, de 71 años, de San Diego, quien planea aprovechar el período de tres años aprobado en California para presentar demandas. En su caso, fue violada numerosas veces por un cura en el confesionario, cuando tenía 7 años. Era la década de los 50.

“Los supervivientes que están dando la cara mantuvieron en secreto esta experiencia horrible todas sus vidas”, expresó. “Se guardaron estas emociones todos estos años porque no tenían dónde exponerlas”.

AP se entrevistó con más de una docena de abogados y agrupaciones que estudian los abusos de los clérigos, que anticipan al menos 5.000 denuncias tan solo en Nueva York, California y Nueva Jersey, con compensaciones que podrían superar los 4.000 millones.

“El público está más molesto que nunca con los abusos sexuales de los curas y su encubrimiento, y eso se verá reflejado en los veredictos”, afirmó Mitchell Garabedian, abogado de Boston que lleva adelante varias demandas contra la iglesia.

New York Archbishop Cardinal Timothy Dolan

New York Archbishop Cardinal Timothy Dolan

Abierta la ventana para denunciar

Desde que cambió la ley, más de 400 demandas fueron presentadas en un solo día en el estado de Nueva York. Ahora, ya hay más de mil demandas. Esta semana entra en vigor un período de dos años para presentar acusaciones en Nueva Jersey, y a partir de enero los californianos podrán hacer lo propio durante tres años. En el caso de California, la compensación se triplicará si se demuestra que la iglesia encubrió los abusos. Arizona, Montana y Vermont también abrieron períodos para que las víctimas pudieran animarse a denunciar.

Un abogado especialista en abusos del clero, Michael Pfau, de Seattle, afirmó que ya tiene 800 clientes en Nueva York, Nueva Jersey y California. Su colega Garabedian, de Boston, dice que espera presentar 225 demandas en Nueva York y otras 200 al menos en media docena de estados. Otro veterano de estas lides, James Marsh, afirma que ya tiene más de 200 clientes solo Nueva York .

Líderes eclesiásticos que por años trataron de impedir que las legislaturas estatales anulasen la prescripción de estos delitos dicen que este frenesí de demandas es precisamente lo que temían. Algunos se quejan de que será muy difícil rechazar denuncias de abusos ocurridos hace tanto tiempo, cuyos testigos se han desperdigado y cuyos perpetradores probablemente ya murieron.

Cada vez más estados de USA se suman a las ivestigaciones de abusos en la Iglesia

Cada vez más estados de USA se suman a las ivestigaciones de abusos en la Iglesia

“Los muertos no pueden defenderse”

“Los muertos no pueden defenderse”, dijo Mark Chopko, exconsejero de la Conferencia Nacional de Obispos Católicos.

¿Qué hará la Iglesia? Su respuesta, según afirma Ap, vendrá en forma de compensaciones y bancarrotas.

Así, en 2016, el arzobispo de Nueva York Timothy Dolan creó un primer fondo, diciendo que ayudarían a compensar a las víctimas sin causar estragos en la Iglesia. Desde entonces se han pagado más de 67 millones de dólares a 338 víctimas, un promedio de 200.000 a cada una.

La idea prendió en otros estados. Las cinco diócesis de Nueva Jersey y tres de Colorado crearon un fondo y lo mismo hicieron siete diócesis de Pensilvania y seis de California, incluida la arquidiócesis de Los Ángeles, que es la más grande de Estados Unidos.

Instituciones en bancarrota

Más drástica y cada vez más frecuente es la opción de la bancarrota. Menos de un mes después de que entrase en vigor la ventana de un año para radicar demandas de abusos ocurridos hace tiempo, la diócesis de Rochester se declaró en bancarrota. Fue la diócesis u orden religiosa número 20 que lo hizo en Estados Unidos.

Cuando una diócesis se declara en bancarrota, las demandas de los supervivientes quedan en suspenso y los pagos son congelados, a la espera de que un juez federal decida cuánto debe cobrar cada uno. Generalmente las víctimas reciben menos de lo que hubieran recibido de salir airosas en un juicio.

La bancarrota puede, además, generar en los sobrevivientes la sensación de que no se hizo justicia porque la iglesia no se ve obligada de dar explicaciones y entregar documentos, tal vez implicando a la jerarquía católica que encubrió los abusos

Autor: loiolaxxi

periodista, jesuita, bloguero, profesor, jubilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .