Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Terminan los encuentros de los obispos chilenos con el Papa

Carta del Papa a los Obispos Chilenos tras los encuentros en el Vaticano

Después de tres días encuentros, finalizaron en la tarde del jueves 17 los coloquios del Papa con los Obispos de Chile en la pequeña sala del Aula Pablo VI

Ciudad del Vaticano

Tal como informa la Oficina de  Prensa de la Santa Sede, “a las 18:40 de esta tarde ha concluido el último de los cuatro encuentros mantenidos por el Santo Padre con los 34 obispos chilenos en el auletta del Aula Paolo VI. Al finalizar este periodo de discernimiento y encuentro fraternal, el Papa Francisco ha entregado a cada uno de sus hermanos en el episcopado la carta que se trascribe:

Carta del Santo Padre Francisco a los Sres. Obispos de Chile

Queridos hermanos en el episcopado,

Les quiero agradecer que hayan acogido la invitación para que, juntos, hiciéramos un discernimiento franco frente a los graves hechos que han dañado la comunión eclesial y debilitado el trabajo de la Iglesia de Chile en los últimos años.

A la luz de estos acontecimientos dolorosos respecto a los abusos -de menores, de poder y de conciencia-, hemos profundizado en la gravedad de los mismos así como en las trágicas consecuencias que han tenido particularmente para las víctimas. A algunas de ellas yo mismo les he pedido perdón de corazón, al cual ustedes se han unido en una sola voluntad y con el firme propósito de reparar los daños causados.

Les agradezco la plena disponibilidad que cada uno ha manifestado para adherir y colaborar en todos aquellos cambios y resoluciones que tendremos que implementar en el corto, mediano y largo plazo, necesarias para restablecer la justicia y la comunión eclesial.

Después de estos días de oración y reflexión los envío a seguir construyendo una Iglesia profética, que sabe poner en el centro lo importante: el servicio a su Señor en el hambriento, en el preso, en el migrante, en el abusado.

Por favor, no se olviden de rezar por mí.

Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide. Fraternalmente

FRANCISCO

Anuncios


Deja un comentario

Encuentro del Papa con todos los obispos chilenos.

El Papa y los Obispos de ChileEl Papa y los Obispos de Chile 

El Papa se reunió con los Obispos de Chile. “Tiempo para meditar y orar”

Comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede sobre el encuentro del Papa Francisco con los 34 Obispos de Chile en el Vaticano.

Ciudad del Vaticano

El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke dio a conocer que, hoy, a las 4.00 de la tarde, hora local de Roma, el Santo Padre se ha reunido con 34 Obispos chilenos en el “auletta” del Aula Pablo VI del Vaticano.

Asimismo, el Director de la Oficina de Prensa informó que, está previsto un nuevo encuentro para la tarde del miércoles 16 de mayo, y habrá otros dos encuentros el jueves 17 de mayo. Esta tarde, el Papa ha entregado a cada uno de los Obispos el texto con los temas de meditación; desde este momento y hasta la próxima reunión, se abre un tiempo dedicado exclusivamente a meditar y orar.


Deja un comentario

Por qué el encuentro del Papa con todos los obispos chilenos.

Imagen de archivo: el Santo Padre con los Obispos de Chile en el Vaticano, 2017.Imagen de archivo: el Santo Padre con los Obispos de Chile en el Vaticano, 2017. 

El Papa recibirá a los obispos de Chile para hablar sobre el tema de los abusos

Las reuniones tendrán lugar del 15 al 17 de mayo en el Vaticano, y contarán con la participación del Prefecto de la Congregación para los Obispos, el cardenal Marc Ouellet

Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha publicado a través de un comunicado, que el Papa Francisco se reunirá con los obispos de Chile del 15 al 17 de mayo en la auletta del Aula Pablo VI del Vaticano. Dicha reunión tiene su origen en la precedente convocatoria al Episcopado Chileno del pasado 8 de abril.

Examinar las causas y consecuencias

El Santo Padre, interpelado por las circunstancias y los desafíos extraordinarios que plantean los abusos de poder, sexuales y de conciencia, ocurridos en Chile a lo largo de las últimas décadas, considera necesario examinar en profundidad sus causas y consecuencias, así como los mecanismos que han llevado en algunos casos a su encubrimiento y a las graves omisiones hacia las víctimas.

A lo largo de los encuentros, el Papa Francisco compartirá sus conclusiones personales derivadas de la reciente misión especial a Chile confiada a S.E. Mons. Charles Scicluna, Arzobispo de Malta, y al Rev.do Jordi Bertomeu, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, completadas además con los numerosos testimonios orales y escritos que Su Santidad ha continuado recibiendo en las últimas semanas.

Durante las reuniones, en las que participarán 31 Obispos diocesanos y auxiliares y 2 Obispos eméritos, el Santo Padre estará también acompañado por el Prefecto de la Congregación para los Obispos, cardenal Marc Ouellet.

Restaurar la confianza en la Iglesia

Tal como se lee en el comunicado, el objetivo de este largo “proceso sinodal” es discernir juntos, en la presencia de Dios, «la responsabilidad de todos y cada uno en esas heridas devastadoras, así como el estudio de los cambios adecuados y duraderos que impidan la repetición de actos siempre reprobables», ya que es fundamental «restaurar la confianza en la Iglesia mediante pastores buenos que testimonien con su vida el haber conocido la voz del Buen Pastor: que sepan acompañar el sufrimiento de las víctimas y trabajar de manera decidida e incansable en la prevención de los abusos ».

Asimismo, el Santo Padre agradece la disponibilidad de sus hermanos Obispos a ponerse a laescucha dócil y humilde del Espíritu Santo y renueva su petición al pueblo de Dios en Chile a continuar en estado de oración para que tenga lugar la conversión de todos.

El comunicado, explica también que no está previsto que el Papa Francisco haga ninguna declaración, ni durante ni después de las reuniones, que se desarrollarán en estricta confidencialidad.

El Papa recibirá a los obispos de Chile

 


Deja un comentario

La próxima visita de los obispos de Chile al Vaticano.

Los obispos chilenos viajan a Roma con la esperanza de una fecunda renovación

Jueves 10 May 2018 | 10:57 am

Santiago (Chile) (AICA): 

En el marco del viaje que todos los obispos de Chile realizarán para reunirse con el Santo Padre, entre el 14 y el 17 de mayo, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, ha querido manifestar mediante una declaración la disposición con la que acuden al llamado de Pedro.

Con la esperanza de una fecunda renovación

  1. El Santo Padre ha convocado a los Obispos de Chile a encontrarse con él para dar a conocer las conclusiones de la reciente visita de monseñor Charles Scicluna a nuestro país, y sus propias conclusiones al respecto. Nos invita también a tener un diálogo abierto y fraterno para colaborar “en el discernimiento de las medidas que a corto, medio y largo plazo, deberán ser adoptadas para restablecer la comunión eclesial en Chile con el objetivo de reparar en lo posible el escándalo y restablecer la justicia”. Con humildad y esperanza acudimos al llamado del sucesor de Pedro.
  2. A pocos días de reunirnos con él, reiteramos nuestra unión con el Papa Francisco en el dolor y vergüenza expresados, frente a los delitos cometidos contra menores y adultos en ambientes eclesiales. Reconocemos que, a pesar de las acciones realizadas estos años por la Iglesia, no siempre se ha logrado sanar las heridas de los abusos, las que siguen siendo una llaga abierta en los corazones de las víctimas y para el Pueblo de Dios.
  3. Valoramos el reciente encuentro del Santo Padre con tres de las víctimas de Fernando Karadima. La actitud del papa Francisco al acogerlos marca un ejemplo y nos muestra el camino que la Iglesia chilena está llamada a seguir ante las denuncias de abuso de conciencia, abuso sexual y, en definitiva, frente a todo abuso de poder que pueda ocurrir al interior de nuestras comunidades.
  4. Reiteramos nuestro llamado a todos los fieles de nuestro país para que nos acompañen con su oración al Dios de la vida y de la verdad. Nos confiamos igualmente a la intercesión de la Virgen del Carmen para disponer nuestra mente y corazón al discernimiento en el espíritu de Jesucristo, su hijo”.+


Deja un comentario

El sufrimiento de las víctimas de la pederastia en Chile. Comentario.

Abusos; el dolor de las víctimas “matadas” dos veces

Las palabras de Cruz, Hamilton y Murillo con la prensa internacional después de los días que pasaron con el Papa Francisco: «los encubridores hacen más daño que Karadima»
AP

Cruz, Hamilton y Murillo durante la conferencia de prensa en Roma

24
0
Pubblicato il 03/05/2018
Ultima modifica il 03/05/2018 alle ore 11:42
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

¿Puede haber algo peor, más corrupto y criminal que un sacerdote que, gracias a su posición de poder y a su influencia, abusa sexualmente de niños y adolescentes? ¿Puede haber algo peor que este crimen, que este pecado, que este delito que «mata el alma» (derechos reservados de monseñor Charles Scicluna) de las víctimas? ¿Puede haber algo peor que quien escandaliza a los pequeños, a los inocentes, a los más débiles, y que, en lugar de hacer que crezcan en la fe, los aniquila arruinando sus vidas? Quien estuvo pendiente de la conferencia de prensa del pasado 2 de mayo en la que leyeron una declaración Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, las tres víctimas del sacerdote pederasta chileno Fernando Karadima y que fueron recibidas por el Papa Francisco durante el fin de semana pasado, pudo escuchar una respuesta tremenda e iluminadora.

 

Hamilton, al responder qué le habría gustado decirle a Karadima si hubiera estado frente a él en ese momento, respondió que a Karadima no le querría decir nada. Pero indicó que le gustaría decirle a los obispos que encubrieron a Karadima que el peor daño no fue el que le hizo Karadima, sino el que le hicieron ellos. «Me mataron de nuevo cuando fui a pedirles ayuda, cuando estaba muriendo dentro y ellos hicieron de todo para matarme una segunda vez. Son unos criminales».

 

Aunque podría parecer extraño (¿cómo es posible comparar concretamente el abuso sexual con el encubrimiento?), lo que esta víctima de abusos percibió fue que lo habían “matado una segunda vez”. Por lo que afirmó que hay quien puede ser peor que un sacerdote pederasta. Un superior, un obispo que en lugar de acoger, escuchar, consolar a la víctima que denuncia el abuso, se niega a recibirla. Se niega a encontrarse con ella. La considera un «enemigo» del buen nombre de la Iglesia, minimiza sus palabras considerándolas calumnias antes de haberlas escuchado. No cuida al niño, al chico, al adolescente o al hombre devastado, que pide, antes que nada, ser tomado en consideración, acogido, sostenido y ayudado. Lo rechaza y, en lugar de proteger a la víctima, protege al criminal, es decir al sacerdote que cometió esos abusos que el mismo Papa Francisco ha comparado con sacrificios satánicos.

 

No se puede entender esta historia chilena, ni la de muchos otros países en los que esta plaga (o esta «epidemia», para usar la expresión que utilizaron las tres víctimas de Karadima) está extendida, sin comenzar por el sufrimiento de los abusadores. Sufrimiento que por culpa de los encubrimientos se ha vuelto aún más terrible, hasta el punto de que parezcan peores los encubrimientos que la misma experiencia de los abusos.

 

Lo que se puede deducir de las experiencias de estos tres hombres, cuyas vidas fueron destruidas por la rapacidad del padre Karadima y por la vergonzosa actitud de quienes lo encubrieron, garantizándole inmunidad e impunidad durante años, a pesar de las denuncias, es emblemático. Y explica cuán importantes son los gestos de acogida, de escucha, de cercanía. Así como cuán importante es que la herida no sea cauterizada de prisa y que la Iglesia chilena asuma esa conciencia penitencial que el Papa Francisco pidió al episcopado chileno en su carta. Sin rechazar las responsabilidades, sino reconociendo las graves faltas cometidas en primer lugar a la hora de haber rechazado a estas víctimas de abusos, abusando nuevamente de ellas.

 

«Durante casi 10 años hemos sido tratados como enemigos porque luchamos en contra del abuso sexual y el encubrimiento en la Iglesia. En estos días conocimos un rostro amigable de la Iglesia, totalmente diferente al que conocíamos antes», afirmaron Cruz, Hamilton y Murillo en su declaración. Sorprende que esa atención y esa acogida que no pudieron experimentar en su país natal la hayan encontrado en el Vaticano, visitando al sucesor de Pedro. «Para mí fue un encuentro muy grato, muy reparador, creo que su perdón es muy sincero». Y añadió que, sobre las reuniones con el Papa, tuvo la sensación de que no estaban «ante un hombre soberbio», pues «reconoció que se equivocó y ese el signo de que es un hombre infalible. Nos encontramos ante un ser humano».

Juan Carlos Cruz, por su parte, dijo que «con el Papa hablamos mucho y de varios temas. Nunca vi a alguien tan dolido cuando pide perdón como él: el Papa fue muy solemne, estaba también muy emocionado y me dijo “Yo fui parte del problema, yo causé esto y te pido perdón”». Ahora el perdón exige acciones en el futuro, añadió, por lo que «le pedimos al Papa que no le tiemble la mano ante los crímenes y la corrupción«.


Deja un comentario

Pederastia en Chile. Declaración de tres víctimas.

Pederastia en Chile; las víctimas que hablaron con el Papa: ahora acciones ejemplares

Cruz, Hamilton y Murillo fueron invitados por el Papa del viernes al lunes pasados: gracias por la enorme generosidad de Francisco. La Iglesia debe tomar el timón de la lucha contra los abusos y contra el encubrimiento
AFP

De izq. a der. Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo

8
0
Pubblicato il 02/05/2018
Ultima modifica il 02/05/2018 alle ore 15:54
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

 

Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, tres víctimas del sacerdote pederasta chileno Fernando Karadima, fueron invitados por el Papa Francisco a la Casa Santa Marta (del viernes al lunes pasados), después de que explotara el caso del obispo Juan Barros, pupilo de Karadima, y de las investigaciones de monseñor Charles Scicluna. Los tres expresaron, al concluir sus coloquios con el Papa argentino, reconocimiento y aprecio por el gesto del Pontífice, y la «enorme generosidad y hospitalidad de estos días». Subrayaron que han podido ver el rostro amigable de una Iglesia que en el pasado los trataba como «enemigos», y expresaron también la esperanza de que la Iglesia tome el timón de la lucha contra la pederastia, contra los abusos de poder y contra el encubrimiento de las acusaciones. Y también, que el Papa «transforme en acciones ejemplares y ejemplificadoras sus cariñosas palabras de perdón. De no ser así, todo esto será letra muerta».

 

«Después de haber pasado casi una semana en la Residencia Santa Marta, compartiendo con el Papa Francisco, quisiéramos decir lo siguiente», afirmaron durante una conferencia de prensa en la sede de la prensa extranjera en Roma. «Durante casi 10 años hemos sido tratados como enemigos porque luchamos en contra del abuso sexual y el encubrimiento en la Iglesia. En estos días conocimos un rostro amigable de la Iglesia, totalmente diferente al que conocíamos antes. El Papa nos pidió formalmente perdón a nombre propio y de la Iglesia universal […] También agradecemos a monseñor Jordi Bertomeu quien, por encargo del Papa, nos ha acompañado y ha sabido transformar esta estadía en algo constructivo».

 

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

José Andrés Murillo@JosAndrsMurillo

Declaración pública después de las reuniones con el Papa Francisco con @jccruzchellew y @YverYactuar

«Pudimos conversar de manera respetuosa y franca con el Papa. Abordamos temas difíciles, como el abuso sexual, el abuso de poder y, sobre todo, el encubrimiento de los obispos chilenos. Realidades a las que no nos referimos como pecados, sino crímenes y corrupción, y que no se agotan en Chile, sino que son una epidemia. Una epidemia que ha destruido miles de vidas de niños, niñas y jóvenes. Personas confiaron y que fueron traicionadas en su fe y en su confianza. Hablamos desde la experiencia. Una a la que otros no han logrado sobrevivir».

 

El Papa les pidió su opinión, explicaron, sobre cuestiones específicas y también teóricas sobre la cuestión. Hablaron sobre la gravedad del ocultamiento de los abusos, porque lo sostiene, lo replica, no lo castiga, y favorece la creación de redes de abuso dentro y fuera de la Iglesia. También hablaron con el Papa sobre el ejercicio “patológico” e ilimitado del poder, que es la piedra d toque del abuso sexual y del encubrimiento, por lo que le dijeron que la Iglesia debería tener el deber de convertirse en un aliado y una guía en la lucha global contra el abuso y en un refugio para las víctimas, cosa que, en su opinión, no sucede en la actualidad.

 

«En nuestra vida –explicaron– nos hemos encontrado con sacerdotes, religiosos y religiosas comprometidos con la dignidad de las víctimas y la justicia. Personas honestas y valientes que han logrado avances en esta lucha. Son muchos y son imprescindibles».

 

«No depende de nosotros –afirmaron– que se lleven a cabo las necesarias transformaciones en la Iglesia para detener la epidemia del abuso sexual y del encubrimiento. Esperamos que el Papa transforme en acciones ejemplares y ejemplificadoras sus cariñosas palabras de perdón. De no ser así, todo esto será letra muerta».

 

El comunicado concluye indicando que «decidimos aceptar esta invitación en nombre de miles de personas que han sido víctimas de abuso sexual y del encubrimiento de la Iglesia católica. Ellos le han dado sentido a nuestra visita».


Deja un comentario

El Cardenal Pell será juzgado de abuso sexual en Australia

Card. George PellCard. George Pell  (AFP or licensors)

El cardenal Pell será procesado en Australia

El cardenal George Pell se declaró no culpable de las acusaciones de abuso sexual que se remiten a varios años atrás.

Ciudad del Vaticano

“No culpable”: así se declaró el cardenal George Pell a la corte en Melbourne, que hoy decidió procesarlo por la acusación de abuso sexual.

El cardenal George Pell será juzgado en Australia por acusaciones de abuso sexual que se remiten a años atrás. La decisión de la corte de Melbourne llegó en este martes 1 de mayo.

La magistrada Belinda Wallington rechazó algunas de las acusaciones más graves, que habían sido escuchadas durante la audiencia preliminar celebrada cuatro semanas atrás en Melbourne, pero decidió que hay elementos suficientes para justificar un juicio ante un jurado.

“No culpable” se declaró el cardenal australiano de 76 años con voz firme, a quien el Papa, en junio del año pasado, otorgó un período de excedencia del cargo de prefecto de la Secretaría de Economía para que se pudiera defender.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede declaró que la misma toma nota de la decisión emanada de la Autoridad judicial en Australia respecto a Su Eminencia el Cardenal George Pell, y tras recordar que el año pasado el Santo Padre le había concedido un periodo de excedencia para poderse defender de las acusaciones, expresó que dicha disposición permanece vigente.

01 mayo 2018, 11:09