Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Un afroamericano nuevo arzobispo de Washington

El Papa nombra al afro-americano Gregory arzobispo de Washington

Termina la era del cardenal Wuerl, sucesor de McCarrick en la arquidiócesis de la capital. El anuncio en el aniversario del asesinato de Martin Luther King
AP

Wilton Gregory

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 04/04/2019
Ultima modifica il 04/04/2019 alle ore 16:17
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

El religioso se convertirá en el primer cardenal afro-americano de la historia de los Estados Unidos con toda probabilidad. Su nombramiento de hoy llega precisamente en el aniversario del asesinato de Martin Luther King, el 4 de abril de 1968.

Una selezione dei migliori articoli della settimana. Ti presentiamo Top10

Se cierra de esta manera la era del cardenal Donald Wuerl, que en octubre del año pasado dejó la guía de la arquidiócesis de la capital estadounidense, a los 77 años, después de haber sido criticado por la manera en la que se ocupó de algunos casos de abusos sexuales cuando era arzobispo de Pittsburgh, según la información del informe del Gran Jurado de Pennsylvania. Al aceptar su renuncia, el Papa envió una carta a Wuerl en la que lo nombró administrador apostólico de Washington, hasta que se decidiera el nombre de su sucesor. En cuanto al predecesor de Wuerl, el ex cardenal Theodore McCarrick, el Papa Francisco, además de haberlo excluido del colegio cardenalicio, le quitó la posibilidad de oficiar ministerio, en febrero de este año, debido a los casos de abusos sexuales contra menores y adultos en los que se vio involucrado.

Gregory nació el 7 de diciembre de 1947, fue ordenado sacerdote en Chinato en 1873 y nombrado por Juan Pablo II, en 1983, obispo auxiliar de Chicago (su principal consacrante fue el cardenal Joseph L. Bernardin); también el Papa polaco lo nombró obispo de Belleville, también en Illinois, en 1993. Benedixto XVI, por su parte, lo nombró arzobispo de Atlanta en diciembre de 2004, a donde llegó al año siguiente.

Gregory era el presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos en 2002, cuando estalló por primera vez el escándalo de la pederastia en la Iglesia del país. En ese contexto propugnó la adopción de la Carta de Dallas para tutelar a los menores. En Atlanta se ha caracterizado en todos estos años por ser un pastor cercano a la sensibilidad del Papa Francisco en relación con cuestiones como la protección del medio ambiente, la pastoral con las personas homosexuales y la acogida de las personas migrantes.


Deja un comentario

España: asamblea de la conferencia episcopal. Las próximas elecciones políticas.

S
2019.03.29 cardenal Ricardo BlázquezEl Cardenal Ricardo Blázquez, Presidente de la Conferencia Episcopal Española  

España: Los obispos tratan el tema de los abusos contra menores

El Cardenal Ricardo Blázquez abrió el lunes la asamblea plenaria de los obispos españoles que se desarrollará hasta el próximo 5 de abril en Madrid. En primer plano, las conclusiones del encuentro sobre la protección de los menores celebrado en la Ciudad del Vaticano, las vocaciones y las próximas elecciones en España

Lisa Zengarini – Ciudad del Vaticano

La lucha contra el abuso de menores en la Iglesia, las vocaciones sacerdotales y las elecciones del próximo 28 de abril fueron los tres temas principales que abordó el Cardenal Ricardo Blázquez, Presidente de la Conferencia Episcopal Española en esta sesión de primavera que comenzó el 1° de abril en Madrid.

Purificando la memoria a través de la conversión

En cuanto a la pedofilia, el también Arzobispo de Valladolid recordó las palabras del Papa Francisco en su discurso de clausura del reciente encuentro sobre la protección de los menores que se celebró en la Ciudad del Vaticano. Oportunidad en la que el Pontífice subrayó que “la universalidad de esta plaga, a la vez que confirma su gravedad en nuestras sociedades, no disminuye su monstruosidad dentro de la Iglesia. La inhumanidad de este fenómeno a escala mundial es todavía más grave y más escandaloso en la Iglesia, porque contrasta con su autoridad moral y su credibilidad ética”.

Al respecto el Purpurado afirmó: “El pasado no podemos cancelarlo; pero sí podemos afrontarlo ‘purificando la memoria’ a través de la conversión, de la reparación de los heridos y de la prevención de cara al futuro”. Y recordó que el llamamiento hecho por el Santo Padre en su discurso del pasado 24 de febrero llama a ” escuchar, proteger y cuidar a los niños maltratados, explotados y olvidados” y a “trabajar juntos para erradicar esta brutalidad del cuerpo de nuestra humanidad, adoptando todas las medidas necesarias ya existentes a nivel internacional y a nivel eclesial”.

La pastoral vocacional “indispensable” para la vida de la Iglesia

El segundo tema que el Presidente de la Conferencia Episcopal Española abordó en su prolusión fue el del don de la vocación al sacerdocio, con referencia a la aprobación, durante la sesión, del Plan de Formación para los seminarios de España. Y subrayó la importancia de la pastoral vocacional, que – dijo – es “indispensable” para la vida de la Iglesia: “No queremos conformarnos con administrar la escasez; deseamos ser cauce de nuevas llamadas que, sin duda, el Señor sigue realizando. Se debe cuidar particularmente el discernimiento y acompañamiento de la salud humana y espiritual de los seminaristas y los sacerdotes, en el momento eclesial y social tan exigente que vivimos”.

Refiriéndose a las características de los nuevos sacerdotes, el Cardenal señaló que “el carácter comunitario y el sentido misionero del ministerio del futuro pastor atraviesan todo el camino discipular y configurativo de la formación del candidato en el don de sí mismo al Señor, a la Iglesia y al mundo, que es el contenido esencial de la caridad pastoral”.

Defensa de la vida, de la familia, de los derechos y del trabajo

Aludiendo a las próximas elecciones en España, previstas para finales de mes, el Cardenal Blázquez se refirió a la importancia del compromiso político y a la necesidad de líderes que cumplan fielmente la tarea que les ha sido encomendada por los ciudadanos.

“Recuerdo algunas causas – dijo – que requieren por parte de votantes y elegidos una consideración particular: la defensa de la vida humana desde el amanecer hasta el ocaso, desde la concepción hasta el fin natural, ya que en todo su recorrido y en todas las circunstancias está en juego la dignidad de personas; el cuidado y promoción de la familia, que es auténtico pilar de la sociedad, decisiva para la educación de los hijos, apoyo en la enfermedad, ayuda en las crisis individuales y sociales, equilibrio de las personas y estabilidad de la sociedad”.

Asimismo subrayó el trabajo, especialmente el de los jóvenes, que es necesario para realizarse personalmente, ganarse el pan de cada día, ser reconocido en su dignidad personal y constituir una familia. Y también pidió respeto a los derechos humanos, exigiendo la correspondiente obligación, sin discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, tal como reza la Constitución española en su artículo 14.

Una campaña electoral sin insultos ni noticias falsas

El Presidente del Episcopado español concluyó con la esperanza de una campaña electoral civil basada en el contenido y no en “la manipulación de la verdad”, puesto que junto con a “la desinformación intencionada”, son particularmente dañinas en períodos electorales, ya que las consecuencias pueden ser graves y de largo alcance.


Deja un comentario

Quién es el nuevo obispo auxiliar de Bilbao

El rector José María Guibert destaca la visión y capacidad del nuevo obispo auxiliar de Bilbao “para asumir los retos a los que se enfrenta la Iglesia de hoy”

El papa Francisconombró el 12 de febrero al profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Deusto Joseba Segura Etxezarraga, obispo auxiliar de Bilbao. Tras dar su “más cordial enhorabuena a nuestro profesor”, el rector José María Guibert ha destacado la visión y capacidad del nuevo obispo auxiliar “para sumir los retos a los que se enfrenta la Iglesia de hoy”. En relación con su faceta de profesor, el rector ha subrayado “su alto compromiso con los estudiantes, incluso en los años en que fue profesor on line desde Ecuador”.

En palabras de José María Guibert, “su excelente preparación, inteligencia y capacidad de gobierno van unidas a una profunda sencillez, sensibilidad y cercanía a las personas… Destacaría su talante personal de querer ayudar al que tiene necesidad y su disposición y total generosidad para colaborar en la solución de los problemas en los que se le pide que intervenga”.

El rector ha subrayado igualmente la cercanía del nuevo obispo auxiliar con la espiritualidad ignaciana y “su vinculación con la Iglesia local: desde las distintas responsabilidades en las que ha servido a la diócesis ha mostrado con creces ser una persona atenta a las necesidades de la Iglesia y la sociedad”.

Vicario general de Bilbao

Vicario general de la diócesis de Bilbao desde septiembre de 2018, el nuevo obispo auxiliar nació en Bilbao el 10 de mayo de 1958 e ingresó en el Seminario de Bilbao a los 17 años. Fue ordenado sacerdote el 4 de enero de 1985. Es licenciado en Psicología (1983) y doctor en Teología (1989) por la Universidad de Deusto. Entre 1992 y 1996 realizó un Máster en Economía en el Boston College de Estados Unidos.

Su ministerio sacerdotal lo ha desarrollado en Barakaldo, primero como vicario parroquial de San José (1985-1991) y posteriormente como párroco in solidum de las parroquias de San Vicente, San José y la Esperanza (1991-1992). Entre 1996 y 2006 fue vicario parroquial de San Ignacio, San Juan de Deusto y San José de Elorrieta. En este tiempo desempeñó el cargo de Delegado episcopal de Cáritas, Delegado de Pastoral Social y miembro del Consejo de pastoral diocesano.

Entre 2006 y 2017 estuvo en Ecuador, trabajando pastoralmente en Quito y como miembro de Cáritas nacional de Ecuador. A su regreso, fue nombrado párroco en la Unidad Pastoral de Otxarkoaga-Txurdinaga.


Deja un comentario

Nuevo arzobispo en Lima tras la jubilación de Cipriani

Lima, el Papa da golpe de timón y sustituye al cardenal Cipriani

Con una rapidez inusitada, Francisco acepta la renuncia presentada por el cardenal Juan Luis Cipriani y designa a un sacerdote diocesano como nuevo arzobispo primado del Perú

El cardenal Juan Luis Cipriani

Pubblicato il 25/01/2019
Ultima modifica il 25/01/2019 alle ore 12:59
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Un golpe de timón. Lima tiene nuevo arzobispo, un sacerdote diocesano. Se llama Carlos Gustavo Castillo Mattasoglio y es el nuevo primado del Perú. El Papa aceptó hoy la renuncia (por límite de edad) presentada por el cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, apenas 29 días atrás. Un cambio rapidísimo, fuera de todo protocolo y que esconde situaciones ajenas, por ejemplo, a la salud del purpurado. Con la llegada del nuevo pastor, se preanuncia un cambio de 180 grados en el estilo pastoral en la Iglesia limeña.

Nacido el 28 de febrero de 1950 en la capital peruana, el nuevo arzobispo recibió la ordenación sacerdotal el 15 de julio de 1984 de manos del cardenal Juan Landázuri Ricketts. Estudió sociología Universidad Nacional Mayor de San Marcos y cuenta con una licenciatura y un doctorado en teología, ambos por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Fue vicario parroquial en varios templos y responsable de las parroquias “Virgen medianera” (2002-2009) y San Lázaro (2010-2015). Se desempeñó como responsable arquidiocesano de la pastoral universitaria, vicario para la pastoral juvenil, organizador de la vicaría para la juventud y responsable de la pastoral vocacional, entre otras cosas.

En la actualidad, se desempeña como docente principal a tiempo completo en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), donde dicta los cursos Revelación de Dios en la historia, Teología 1 y Teología 2. Es autor, además, de algunos libros entre los cuales destacan: “Libres para creer: La conversión según Bartolomé de las Casas en la historia de las Indias” (1993), “Joven, a ti te digo: Levántate” (1996), “Teología de la regeneración” (2001, con edición en italiano) y “La Opción por los jóvenes en Aparecida” (2009).

La noticia del cambio de estafeta se había filtrado en las últimas horas y, en Perú, los principales medios de comunicación hacían notar el evidente cambio de tono en la arquidiócesis primada. Destacan, sobre todo, las diferencias de Castillo Mattasoglio con Cipriani, quien sale de escena tras 20 años de guiar a la Iglesia en Lima.

Este último innegable figura del episcopado peruano, miembro de la prelatura del “Opus Dei” e integrante del Consejo de Economía del Vaticano, se convirtió en primado gracias al nombramiento que recibió del Papa Juan Pablo II el 9 de enero de 1999. Antes había sido, primero, obispo auxiliar de Ayacucho (1988) y, luego, arzobispo titular en esa diócesis, a partir de 1991. El mismo pontífice polaco lo creó cardenal, el 21 de enero de 2001.

Es recordado como una figura mediática por varias de sus intervenciones públicas. Entre ellas su participación como mediador en el asalto perpetrado por la organización terrorista Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) a la embajada de Japón en Perú. Un episodio ocurrido en diciembre de 1996 y relatado en su libro “Doy fe” (2012). Seguido y cuestionado por igual, se caracterizó por ser un obispo incómodo. Duramente criticado por su cercanía con el ex presidente Alberto Fujimori (aún preso por corrupción), a quien defendió en varias ocasiones.

No obstante su protagonismo, lejos estuvo de “hegemonizar” la Conferencia del Episcopado Peruano, como algunos órganos informativos cercanos al Vaticano escribieron en las últimas horas en Roma. Nunca fue presidente de ese cuerpo episcopal. Fueron notables sus desavenencias con algunos de sus responsables, como el jesuita Luis Bambarén Gastelumendi y Miguel Cabrejos Vidarte.

Como arzobispo promovió una exitosa “Marcha por la Vida”, una manifestación que se repite cada año y que llegó a convocar más de 500 mil personas. Durante buena parte de su episcopado afrontó el conflicto en la Pontificia Universidad Católica de Perú (PUCP), cuyos directivos se rebelaron a su autoridad y terminaron siendo desconocidos por la Santa Sede, que les prohibió el uso de los títulos de “pontificia” y “católica”. Una controversia civil y canónica durada años, que se solucionó sólo con la llegada al papado de Jorge Mario Bergoglio, quien ordenó dar marcha atrás con la prohibición y envió a Giuseppe Versaldi para encontrar una salida.

La crisis en la PUCP y otras situaciones explosivas, entre ellas su cercanía con el Sodalicio de Vida Cristiana (cuyo fundador, Luis Fernando Figari, cometió abusos de todo tipo), desgastaron la imagen pública del cardenal. En el punto más álgido del conflicto con la universidad, Cipriani revocó los permisos para impartir teología a todos los docentes, entre ellos a su sucesor Carlos Gustavo Castillo Mattasoglio. La posterior intervención vaticana devolvió esas licencias y quitó a la casa de estudios del ámbito de influencia del arzobispado limeño.

El cambio de marcha en la arquidiócesis primada del Perú parecía inevitable y consolida una tendencia en las designaciones episcopales realizadas por el Papa argentino. Ejemplos sobran: Bolonia, Chicago, Madrid, Ciudad de México, La Plata. Todas estas son demarcaciones eclesiásticas clave, de gran extensión y peso. En todas ellas, Francisco ha colocado hombres con un perfil y con una misión muy precisos: exponentes de la “Iglesia en salida”, que él mismo predica. Ellos han sustituido a notables obispos “conservadores”. Además, sus transiciones no han sido sencillas, y han generado numerosas resistencias. Situación que, previsiblemente, se repetirá en Lima.

Jorge Mario Bergoglio cuenta con hombres de confianza en el episcopado peruano, capaces de sugerirle y orientarle a la hora de elegir obispos. El más destacado de ellos es Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo, a quien el propio pontífice elevó a la dignidad de cardenal.

Lo verdaderamente llamativo es la velocidad con la cual el Papa Francisco aceptó la renuncia de Cipriani. Considerando que no tiene problemas de salud, la tradición establece una espera prudencial de -cuanto menos- varios meses. Otros cardenales han permanecido en sus puestos incluso durante años antes que el Pontífice ratificase sus dimisiones. Un ejemplo reciente es el del cardenal Norberto Rivera Carrera, cuya renuncia como arzobispo de la Ciudad de México fue aceptada seis meses después de su presentación y fue tachada como rápida por acreditados observadores del Vaticano.

En el caso del arzobispo limeño saliente, apenas pasaron 29 días desde que envió a Roma su carta de salida el 28 de diciembre pasado, cuando cumplió los 75 años. Según la ley fundamental de la Iglesia católica, el Código de Derecho Canónico, a esa edad todos los obispos deben presentar sus renuncias y esperar lo que determine el pontífice. Pero, para elegir a un sucesor, se requiere de un proceso de consulta que dura de cuatro a seis meses, como mínimo.

Resulta sugestivo que el cambio para Lima no haya sido precipitado y que llevase semanas de preparación. La última vez que Cipriani estuvo en Roma fue en noviembre de 2018, justo en los mismos días en que tuvo lugar una ceremonia convocada para condecorarlo “por su destacado servicio en defensa de la vida”. En su lugar, asistió a la premiación el obispo auxiliar de Lima, Adriano Tomasi. Aunque no fue incluida en las agendas papales públicas de esos días, varias fuentes confirmaron al Vatican Insider que el cardenal fue recibido -entonces- por el Pontífice en privado. El motivo de aquella reunión permanece por ahora desconocido, pero nadie puede descartar que pronto se conozcan detalles. Quizás de la mano de una bomba informativa.


Deja un comentario

La dimisión de un obispo argentino. Dudas sobre los motivos-

T
Piazza san PietroPiazza san Pietro 

Mons. Zanchetta. Gisotti risponde ai giornalisti

“Non è stato rimosso dalla diocesi di Oran. Fu lui a dimettersi”: lo ha affermato il Direttore “ad interim” della Sala Stampa vaticana a proposito del vescovo emerito di Oran in Argentina, poi Assessore all’Apsa

In merito alle notizie di stampa relative al vescovo argentino Gustavo Oscar Zanchetta, che il Papa aveva nominato nel dicembre scorso come assessore dell’Amministrazione del Patrimonio della Sede Apostolica,  il Direttore “ad interim” della Sala Stampa della Santa Sede, Alessandro Gisotti, rispondendo ai giornalisti ha affermato che il presule “non è stato rimosso dalla diocesi di Oran”, ma “fu lui a dimettersi”.

“La ragione delle sue dimissioni” ha precisato Gisotti “è legata alla sua difficoltà nel gestire i rapporti con il clero diocesano e in rapporti molto tesi con i sacerdoti della diocesi. Al momento delle sue dimissioni vi erano state contro di lui accuse di autoritarismo, ma non vi era stata contro di lui alcuna accusa di abuso sessuale. Il problema emerso allora era legato alla incapacità di governare il clero”.

Nel ripercorrere l’iter del presule argentino,  il Direttore “ad interim” ha affermato che “dopo il periodo in Spagna, in considerazione della sua capacità gestionale amministrativa” mons. Zanchetta “è stato nominato assessore dell’Apsa (incarico che non prevede comunque responsabilità di governo del Dicastero). Nessuna accusa di abuso sessuale era emersa al momento della nomina ad assessore. Le accuse di abuso sessuale risalgono infatti a questo autunno”.

“Sulla base di queste accuse e delle notizie emerse di recente sui media” ha sottolineato Alessandro Gisotti “il vescovo di Oran ha già raccolto alcune testimonianze che devono ancora arrivare alla Congregazione per i Vescovi. Qualora venissero confermati gli elementi per procedere, il caso sarà rimesso alla commissione speciale per i vescovi. Durante l’investigazione previa, mons. Zanchetta, si asterrà dal lavoro”.


Deja un comentario

El cese del obispo auxiliar de Los Angeles (USA)

El Papa FranciscoEl Papa Francisco 

El Papa acepta la renuncia del Obispo Auxiliar de Los Ángeles

Comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y Carta del Arzobispo de Los Ángeles sobre la renuncia al oficio de Auxiliar de esta Arquidiócesis presentada por Mons. Alexander Salazar.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa de la Santa Sede dio a conocer este miércoles, 19 de diciembre que, el Papa Francisco ha aceptado la renuncia al oficio de Auxiliar de la Arquidiócesis de Los Ángeles (U.S.A.) presentada por Mons. Alexander Salazar.

Carta del Arzobispo de Los Ángeles

Por su parte, Mons. José H. Gomez, Arzobispo de Los Ángeles publicó una Carta en la que da a conocer la decisión del Santo Padre sobre la renuncia del Obispo Auxiliar Alexander Salazar, quien recientemente se desempeñó como Vicario de la Oficina de Ministerios Étnicos de la Arquidiócesis de Los Ángeles.

En la misiva, Mons. José H. Gomez explica que en el 2005, un año después de haber sido ordenado Obispo, la Arquidiócesis tuvo conocimiento de una denuncia contra el Obispo Salazar por conducta indebida con un menor. Pese a que la acusación nunca se reportó directamente a la Arquidiócesis, fue investigada por la policía en el 2002 y el Fiscal de Distrito no procesó.

Proceso e investigación

Asimismo, el Arzobispo de Los Ángeles señala en la Carta, los diferentes momentos del proceso de investigación de la acusación contra el Obispo Salazar por una supuesta conducta indebida que se dice ocurrió en la década de 1990, antes de ser ordenado Obispo, cuando estaba sirviendo como sacerdote de una iglesia.

“Desde que se presentó la acusación por primera vez – precisa Mons. José H. Gomez, después de haber remitido el asunto a la Congregación para la Doctrina de la Fe – el Obispo Salazar ha negado consistentemente cualquier acto inmoral. En aras del debido proceso, solicité y recibí permiso de la Congregación para los Obispos de la Santa Sede para presentar la acusación ante el Comité de Supervisión de Mala Conducta del Clero, una junta independiente de la Arquidiócesis. El Comité encontró que la acusación era creíble y presenté sus conclusiones y recomendaciones junto con mi propio voto a la Santa Sede para que se tomara una decisión final sobre el estado del Obispo Salazar”.

Sanación y reconciliación de las víctimas

Finalmente, Mons. José H. Gomez expresa su gratitud al Santo Padre por su amorosa preocupación por la familia de Dios en la Arquidiócesis de Los Ángeles. “Estas decisiones se han tomado debido a la profunda preocupación por la sanación y la reconciliación de las víctimas de abuso y por el bien de la misión de la Iglesia. Sigamos manteniéndonos cerca de las víctimas-sobrevivientes de abuso – concluye el Arzobispo – a través de nuestra oración y nuestras acciones”.


Deja un comentario

Aclaración sobre el obispo auxiliar de Astana, muy crítico con el Papa

Schneider desmiente la falsa noticia sobre su arresto domiciliario

El auxiliar de Astana no recibió ninguna «prohibición para viajar», como habrían escrito algunos medios de comunicación anti-papales. «La Santa Sede me pidió que limitara el tiempo de mis salidas a no más de un mes al año; esto vale para cada obispo»

El obispo Athanasius Schneider

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 12/11/2018
Ultima modifica il 12/11/2018 alle ore 13:41
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

 

«Me entristece que tales noticias se estén difundiendo. No he recibido ninguna prohibición para viajar». Con estas palabras el obispo auxiliar de Astana, Athanasius Schneider, aclaró y desmintió las noticias puestas en circulación por el circuito mediático anti-papal que en Italia llegó a hablar del obispo en “arresto domiciliario”, que no podría recurrir a la decisión y víctima de una especie de «clima de Corea del Norte».

 

Schneider es el obispo que más ha criticado el actual Pontificado y el magisterio del actual Pontífice, e incluso tiene posiciones muy cercanas a las de los lefebvrianos o lefebvristas. Está acostumbrado a dictar conferencias y a presidir celebraciones en todo el mundo. La presunta noticia de su “arresto” fue divulgada en estos términos: «una instrucción verbal del Vaticano que le pide reducir la frecuencia de sus viajes al extranjero» habría sido comunicada por el nuncio apostólico en nombre del Secretario de Estado, pero sin «nada escrito, ningún documento con base en el cual el obispo pudiera emprender una iniciativa legal» para «apelar las decisiones de las autoridades que considerara injustas». Se ha escrito que no se ofrecieron «motivaciones» a Schneider para «explicar esta extraordinaria petición».

 

El mismo obispo Schneider tuvo que intervenir para tratar de aplacar la indignación de sus más fervientes seguidores, que ya lo comenzaban a retratar como un mártir, puesto que sería una de las «pocas voces libres en un régimen en el que se habla de diálogo, pero en el que las críticas son temidas». El obispo ha dado su justa dimensión a la noticia. «Me entristece que tales noticias se estén difundiendo», dijo a “LifeSitenews”. Y añadió: «Se me pidió, en nombre de la Santa Sede, que redujera la frecuencia de mis viajes fuera de mi diócesis, para que su duración no superara los límites indicados por el Derecho Canónico (es decir 30 días). Por lo tanto, no hay ninguna prohibición para viajar». Nada de “arresto domiciliario”, ninguna limitación, ninguna instrucción escrita, sino simplemente una invitación verbal para respetar las normas establecidas para cualquier obispo católico.

 

El obispo auxiliar de Astana se refiere al canon 410 del Código, que dice así: «El Obispo coadjutor y el Obispo auxiliar, lo mismo que el Obispo diocesano, tienen el deber de residir en la diócesis, de la que no deben ausentarse si no es por poco tiempo, excepto cuando hayan de cumplir un oficio fuera de la diócesis o en vacaciones, que no deben prolongarse más de un mes». La norma, pues, establece que, salvo las vacaciones, las ausencias por motivos de salud y los viajes relacionados con un “oficio” que cumplir fuera de la diócesis (como puede ser la participación en un Sínodo, en las sesiones de trabajo de un dicterio o la visita a misiones extranjeras de la propia diócesis, etc.) el tiempo que pueden pasar fuera no debe exceder las cuatro semanas de ausencia, por razones propias como pueden ser conferencias o invitaciones para celebraciones (estas últimas, si son públicas, siempre exigen el consenso del ordinario de la diócesis en la que se llevan a cabo).