Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Concluye el año de conmemoración de la reforma luterana. Balance.

Declaración conjunta de la Federación Luterana Mundial y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos al finalizar el 31 de octubre de 2017, el año de conmemoración común de la Reforma

El 31 de octubre de 2017, último día del año de conmemoración ecuménica común de la Reforma, estamos muy agradecidos por los dones espirituales y teológicos recibidos a través de la Reforma, conmemoración que compartimos juntos y con nuestros asociados ecuménicos del mundo entero. Asimismo, pedimos perdón por nuestros fracasos, las formas en que los cristianos han herido el Cuerpo del Señor y se han ofendido unos a otros durante los 500 años transcurridos desde el inicio de la Reforma hasta hoy.
Nosotros, luteranos y católicos, estamos profundamente agradecidos por el camino ecuménico que hemos recorrido juntos en los últimos 50 años. Esa peregrinación, sostenida por nuestra oración común, el culto y el diálogo ecuménico, redundó en la eliminación de prejuicios, una mayor comprensión mutua y la identificación de decisivos acuerdos teológicos. Frente a tantas bendiciones a lo largo del camino, elevamos nuestros corazones en alabanza al Dios Trino por la misericordia recibida.
En este día damos una mirada retrospectiva a un año de notables eventos ecuménicos que comenzó el 31 de octubre de 2016 con la oración común luterano-católico romana en Lund, Suecia, en presencia de nuestros asociados ecuménicos. Durante la presidencia de ese servicio, el papa Francisco y el obispo Munib A. Younan, entonces presidente de la Federación Luterana Mundial, firmaron una declaración conjunta que recoge el compromiso de seguir recorriendo juntos el camino ecuménico hacia la unidad por la que oraba Cristo (cf. Juan 17.21). Ese mismo día, nuestro servicio conjunto a quienes necesitan nuestra ayuda y solidaridad también se vio fortalecido por una declaración de intención entre Caritas Internationalis y la Federación Luterana Mundial – Servicio Mundial.
El papa Francisco y el presidente Younan declararon juntos: “Muchos miembros de nuestras comunidades anhelan recibir la Eucaristía en una mesa como expresión concreta de la unidad plena. Sentimos el dolor de quienes comparten su vida entera, pero no pueden compartir la presencia redentora de Dios en la mesa de la Eucaristía. Reconocemos nuestra conjunta responsabilidad pastoral para responder al hambre y la sed espirituales de nuestro pueblo de de ser uno en Cristo. Anhelamos que sea sanada esta herida en el Cuerpo de Cristo. Este es el propósito de nuestros esfuerzos ecuménicos, que deseamos que también progresen mediante la renovación de nuestro compromiso con el diálogo teológico.”
Las bendiciones de este año de conmemoración incluyen el hecho de que por primera vez, luteranos y católicos hayan considerado la Reforma desde una perspectiva ecuménica, lo que dio lugar a un nuevo enfoque de los acontecimientos del siglo XVI que llevaron a nuestra separación. Reconocemos que si bien el pasado no se puede cambiar, su influencia sobre nosotros hoy en día se puede transformar para que sea un estímulo al crecimiento de la comunión y un signo de esperanza a fin de que el mundo supere la división y la fragmentación. Una vez más, resultó claro que lo que tenemos en común es mucho más que aquello que nos divide.
Nos alegra que la Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación , firmada en un acto solemne por la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica Romana en 1999, también fuera firmada en 2006 por el Consejo Metodista Mundial y por la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas en este año de conmemoración. Además, hoy mismo será acogida y recibida por la Comunión Anglicana en una ceremonia solemne en la abadía de Westminster. Sobre esta base nuestras comuniones cristianas pueden construir un vínculo más estrecho de consenso espiritual y testimonio común en el servicio del evangelio.
Reconocemos con gratitud, los numerosos eventos de oración y culto comunes que luteranos y católicos celebraron junto con sus asociados ecuménicos en distintas partes del mundo, los encuentros teológicos y las publicaciones significativas que dieron sustancia a este año de conmemoración.
De cara al futuro, nos comprometemos a seguir nuestro camino común, guiados por el Espíritu de Dios, hacia la mayor unidad de acuerdo a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo. Con ayuda de Dios, pretendemos discernir a través de la oración nuestra comprensión de la Iglesia, la Eucaristía y el Ministerio, buscando un consenso sustancial que permita superar las restantes diferencias que existen entre nosotros. Con profunda alegría y gratitud, confiamos en “que el que comenzó en [nosotros] la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Filipenses 1.6).

Anuncios


Deja un comentario

Metodistas y católicos: 50 años de diálogo. Discurso del Papa

El Papa al Consejo Metodista Mundial: “En Cristo, caminemos al reencuentro en la fracción del Pan”

2017-10-19 Radio Vaticana

 

“La bendición de estos últimos cincuenta años reside en la gracia que hemos descubierto los unos de los otros y que ha enriquecido a ambas comunidades. La tarea no ha terminado y estamos llamados, mientras continuamos caminando juntos, a mirar adelante”, lo dijo el Papa Francisco a una Delegación del Consejo Metodista Mundial, a quienes recibió en audiencia, la mañana del jueves 19 de octubre, con ocasión del 50° Aniversario del inicio del diálogo teológico metodista-católico.

50° Años caminando juntos

En su discurso, el Santo Padre citando el libro del Levítico (25,10), resaltó la importancia de estos cincuenta años de diálogo teológico entre metodistas y católicos. “Estamos agradecidos a Dios – afirmó el Pontífice – porque en cierto sentido, podemos proclamar de haber sido liberados de la esclavitud de la extrañez y de la sospecha recíproca…  Gracias a estos cincuenta años de diálogo paciente y fraterno – subrayó el Papa – podemos verdaderamente decirnos los unos a los otros, con las palabras del apóstol Pablo: «ya no somos más extranjeros» (Ef 2,19); no en el corazón, ni mucho menos en la pertenencia al Señor, sino en virtud del único Bautismo, que nos ha constituido en una fraternidad real. Si, somos y nos sentimos familiares de Dios”.

Conscientes del diálogo

Recordando el Decreto sobre el Ecumenismo, Unitatis redintegratio, del Concilio Vaticano II, el Obispo de Roma señaló que, este documento nos exhorta aún hoy, a seguir profundizando en el conocimiento mutuo entre los cristianos de las diversas confesiones, con amor a la verdad, con caridad y con humildad. “El diálogo verdadero anima continuamente a encontrarnos con humildad y sinceridad – precisó el Pontífice – deseosos de aprender los unos de los otros, sin irenismos y sin fingimientos. Somos hermanos que, después de una larga separación – agregó el Papa – estamos felices de reencontrarnos y redescubrirnos mutuamente, de caminar juntos, abriendo con generosidad el corazón al otro. Así prosigamos, sabiendo que este camino está bendecido por el Señor: por Él ha iniciado y a Él se dirige”.

La fuerza del testimonio de santidad

Evocando el tema de la santidad, tratado en el reciente documento de la Comisión, el Papa Francisco señaló el testimonio de John Wesley quien con su vida y su ejemplo ayudaba a muchos en el estudio de la Sagrada Escritura y la oración, aprendiendo así a conocer a Jesucristo. “Cuando entrevemos signos de vida santa en los demás, cuando reconocemos la acción del Espíritu Santo en las otras confesiones cristianas – subrayó el Santo Padre – no podemos que alegrarnos. Es bello ver como el Señor siembra largamente sus dones, es bello ver a hermanos y hermanas que abrazan en Jesús nuestra misma razón de vida. No sólo: los ‘otros familiares de Dios’ pueden ayudarnos a acercarnos todavía más al Señor y estimularnos a ofrecer un testimonio más fiel al Evangelio. Agradezcamos entonces al Padre también por cuanto nos ha concedido bien antes de los últimos cincuenta años, en los siglos pasados y en todo el mundo, en las respectivas comunidades. Dejémonos fortalecer recíprocamente por el testimonio de la fe”.

Católicos y Metodistas, llamados a la santidad

En esto cincuenta años de diálogo, aseveró el Papa, la invitación anunciada en el Libro del Levítico, sobre “la proclamación de la liberación en la tierra para todos sus habitantes”, resuena hoy, particularmente actual, sobre todo cuando la fe se hace tangible en el amor, en el servicio a los pobres y marginados. “Forma parte de la misma llamada a la santidad que, siendo llamada a la vida de comunión con Dios – afirmó el Papa – es necesariamente llamada a la comunión con los demás. Cuando, Católicos y Metodistas, acompañamos y ayudamos juntos a los débiles y marginados – a aquellos que, a pesar de vivir en nuestras sociedades, se sienten alejados, extranjeros, extraños – respondemos a la invitación del Señor”.

La santidad nos conduce a una comunión mayor

Antes de concluir su discurso, el Papa Francisco afirmó que, mirando hacia el futuro tenemos una certeza: que no podemos crecer en la santidad, sin crecer en una comunión mayor. “Este es el camino que se abre con la nueva fase del diálogo – preciso el Pontífice – que está por iniciar sobre el tema de la reconciliación. No podemos hablar de oración y caridad si, juntos, no oramos y no nos empeñamos por la reconciliación o por la plena comunión entre nosotros. Que su trabajo por la reconciliación sea un don – alentó el Papa – y no sólo para nuestras comunidades, sino para el mundo: sea de estímulo para todos los cristianos a ser en todas partes ministros de reconciliación”.

(Renato Martinez – Radio Vaticano)


Deja un comentario

Visita al Papa del Metropolitano de Moscú y séquito

Encuentro en el Vaticano del Papa Francisco con el Metropolitano Hilarión de Volokolamsk

2017-09-26 Radio Vaticana

 

(RV).- La mañana del 26 de septiembre, el Papa Francisco ha recibido en Audiencia en la Casa Santa Marta al Metropolitano Hilarión de Volokolamsk, Presidente del Departamento para las relaciones eclesiásticas exteriores del Patriarcado de Moscú y séquito.

Este encuentro entre el Santo Padre y el Metropolitano Hilarión es un paso más de cercanía personal y una ocasión de diálogo y de confrontación entre la Iglesia católica y el Patriarcado de Moscú sobre el común testimonio de Cristo para ofrecer al mundo. En este contexto de relaciones entre la Iglesia católica y la Iglesia Rusa-ortodoxa, es importante recordar la transferencia a Rusia, el pasado verano, de una reliquia de San Nicolás, santo venerado por ambas Iglesias, cuya exposición en la capital rusa y luego en San Petersburgo ha congregado millones de fieles.

(Renato Martinez – Radio Vaticano)


Deja un comentario

Rusia: encuentro entre el Card. Parolín y el Patriarca Kirill.

Kirill: “La Iglesias católica y ortodoxa pueden llevar paz a Ucrania y Medio Oriente”

El Patriarca de Moscú recibe al Secretario de Estado vaticano: «Dos millones de personas veneraron las reliquias de San Nicolás». Parolin: «El ecumenismo de la santidad nos acerca»
AFP

El Patriarca ortodoxo ruso con el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin

Pubblicato il 22/08/2017
Ultima modifica il 22/08/2017 alle ore 17:58
REDACCIÓN
ROMA

«Saluda a mi hermano Kirill, Patriarca de Moscú y de todas las Rusias». Fue el saludo que el Papa Francisco mandó a través del cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin al Patriarca de Moscú Kirill. El purpurado italiano se reunió con el líder de la Iglesia ortodoxa rusa hoy por la tarde, después de su encuentro con el Ministro del Exterior ruso, Lavrov, en el monasterio Danilovsky. El Patriarca respondió en italiano con un «Grazie».

 

Después, Parolin, quien llamó al Patriarca ortodoxo «Santidad», subrayó: «para mí es un gran honor ser recibido por usted. No es el primer encuentro. Nos vimos de pasada en La Habana. No me imaginaba que nos habríamos vuelto a ver tan pronto», pero, constató, «las vías del Señor son misteriosas».

 

 

Al comenzar el encuentro, Kirill aubrayó que «la Iglesia no puede jugar ningún otro papel además de la pacificación cuando las personas están en conflicto entre sí», como en Ucrania. «Apreciamos mucho –añadió– que también esta vez hayamos encontrado comprensión recíproca sobre el papel que deben desempeñar nuestras Iglesias en relación con la reconciliación de la población en Ucrania».

 

 

Por su parte, el Secretario de Estado vaticano afirmó que «el ecumenismo de la santidad es verdadero, existe: los santos nos unen porque están más cerca de Dios y nos ayudan a caminar con mayor velocidad hacia el abrazo fraterno y la comunión eucarística». Parolin se refería al viaje que las reliquias de San Nicolás ha hecho a Rusia durante este verano; el fragmento de costilla del santo dejó la ciudad italiana de Bari el pasado 21 de mayo, por primera vez desde hace 930 años.

 

Según indicó Kirill, las reliquias de San Nicolás de Bari fueron veneradas por 2,3 millones de fieles de ambas confesiones y representa uno de los frutos del encuentro que tuvieron en el aeropuerto de La Habana el año pasado el Patriarca ortodoxo ruso y el Papa Francisco. La exposición en Rusia (en Moscú y en San Petersburgo) de las reliquias de San Nicolás fue un tema sobre el que hablaron Kirill y Parolin al comenzar su conversación. «Un evento excepcional para la historia de nuestras Iglesias», subrayó el Patriarca.


1 comentario

El Cadenal Parolín en Rusia. Encuentro con el Patriarca ortodoxo Hilarion.

Parolin en Rusia, clima relajado en el encuentro con Hilarion; afrontaron “temas espinosos”

Primera etapa del viaje a Moscú del Secretario de Estado vaticano: conversación de alrededor de dos horas en la sede del Patriarcado. El cardenal se dijo «emocionado»; se afrontó de manera «constructiva» la cuestión de Ucrania y se recordó el diálogo entre Francisco y Kirill

Hilarion de Volokolamsk con Pietro Parolin

53
0
Pubblicato il 21/08/2017
Ultima modifica il 21/08/2017 alle ore 15:28
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

El clima fue relajado y «constructivo». Parolin estaba «emocionado» y en el diálogo, que duró el doble de lo previsto, se pudieron afrontar temas «bastante espinosos», como el de la cuestión ucraniana. El encuentro con el Metropolitano Hilario de Volokolamsk, presidente del Departamento para las Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú (primera etapa en el viaje del purpurado a Rusia, el primero de un Secretario de Estado vaticano después de 18 años), tuvo un balance netamente positivo.

 

El cardenal, acompañado por el nuncio en Moscú, monseñor Celestino Migliore, y por monseñor Visvaldas Kulbokas, consejero de la nunciatura, fue recibido hoy por la mañana en la Malij zal (la sala de representación) del monasterio de Danilovsy, sede patriarcal para encontrarse con el “segundo de abordo” de la Iglesia ortodoxa rusa, que visitó el Vaticano el 15 de septiembre de 2016. Precisamente el encuentro comenzó con el recuerdo de aquel viaje y, sobre todo, del encuentro entre el Papa Francisco y el Patriarca Kirill en La Habana. El Metropolitano se dijo agradecido por «los esfuerzos conjuntos» en la preparación de aquel momento histórico en la capital cubana, que, sin duda, abrió una nueva vía para el diálogo entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa. «Espero que el impulso que aquel encuentro ha dado a nuestras relaciones tenga ulterior desarrollo», indicó Hilarion.

 

Parolin, por su parte, se dijo «honrado de estar en Rusia», además de «emocionado» porque «se trata de mi primera visita a este país y también hay sentimientos que acompañan al programa oficial de esta visita». Programa que prevé también el encuentro, mañana, con el Patriarca Kirill, quien lo recibirá en su residencia veraniega de Peredelkino, a las afueras de Moscú. Antes de encontrarse con el Patriarca, Parolin se reunirá con el Ministro del Exterior ruso, Sergey Lavrov. El próximo miércoles 23 de agosto, en cambio, se llevará a cabo el esperado encuentro con el Presidente ruso Vladimir Putin.

 

Dialogando con Hilarion, Parolin aprovechó la ocasión para felicitarlo por los 30 años de su ordenación sacerdotal: «Le doy mis felicitaciones con particular sentimiento, porque la ordenación sacerdotal para mí ha sido el momento más bello de mi vida», expresó.

 

Después, al reunirse al margen del encuentro con algunos periodistas, explicó que durante la conversación «se pudieron afrontar también algunos temas espinosos, pero siempre en la voluntad de construir y superar las dificultades que existen». El más importante, indicó el cardenal, pero sin añadir mayores detalles, fue el tema de Ucrania, que, con la cuestión de la comunidad greco-católica, pero en comunión con Roma, sigue siendo para la Iglesia rusa de rito ortodoxo un obstáculo en el desarrollo de las relaciones con la Iglesia católica. «Fueron muchos argumentos sobre los que discutimos, pero diría que el clima fue muy constructivo», explicó Parolin.

 

De la misma manera, indicó que «no se discutió» sobre el posible segundo encuentro (en Moscú o en otra parte del mundo) entre Francisco y Kirill. Por ahora queda solo el encuentro en el aeropuerto de La Habana. «Demos tiempo al tiempo y que las cosas maduren sin tener demasiada prisa», dijo el Secretario de Estado. «Los tiempos de Dios son siempre perfectos, decían en América Latina», recordó.

Hubo una escena simpática que confirma la atmósfera relajada a la que se refería el cardenal. Antes del encuentro con Hilarion, el Secretario de Estado estuvo con el sacerdote ortodoxo Aleksey Dikarev, responsable de las relaciones intercristianas en el Departamento de relaciones exteriores del Patriarcado de Moscú. El sacerdote estaba mostrándole a la pequeña delegación vaticana los retratos de los Patriarcas de Moscú y en cierto momento el nuncio Migliore dijo: «Un día podría estar aquí su retrato». «No, no es posible. Sería un milagro», dijo Dikarev, a lo que el cardenal Parolin replicó: «Los milagros suceden de tanto en tanto».

 

Hoy por la tarde habrá una reunión entre el Secretario de Estado vaticano y los obispos católicos rusos, después será la Misa en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú. Al concluir la celebración, Parolin cenará con los representantes del clero y del laicado. Ambos, Hilarion y el Secretario de Estado, participarán en el Meeting de Rímini que comenzó ayer: el metropolita estará presente el 24 de agosto, mientras que el purpurado participará el sábado 26 en la ceremonia de clausura.