Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Las multinacionales y sus responsabilidades en países en vías de desarrollo.

Nigeria: Tribunal británico asesta golpe a víctimas de vertido de petróleo

© AI

Ante la sentencia de un Tribunal de Apelación que resuelve que dos comunidades del delta del Níger no pueden demandar judicialmente al gigante del petróleo Shell en Reino Unido porque no cabe imputar a la sociedad matriz la responsabilidad de los actos de su filial en Nigeria, Joe Westby, encargado de campañas de Amnistía Internacional sobre Empresas y Derechos Humanos, ha declarado:

“Con esta resolución, el tribunal ha infligido un golpe no sólo a las comunidades Ogale y Bille, que viven todos los días con las devastadoras consecuencias de los vertidos de petróleo de Shell, sino a las víctimas de los abusos contra los derechos humanos que cometen las empresas en todo el mundo. Esta sentencia sienta un peligroso precedente y hará más difícil exigir responsabilidades a las empresas de Reino Unido.

 

“La idea de que las poderosas multinacionales no son responsables de la conducta de sus filiales en otros países ha permitido que Shell eluda la responsabilidad de toda una serie de escandalosos abusos contra los derechos humanos cometidos durante decenios. Este es un ejemplo clarísimo de los obstáculos casi insuperables que para obtener justicia afrontan las personas que se luchan contra poderosas multinacionales.

“Los documentos internos de Shell muestran que la sede central de la empresa conoce muy bien desde hace decenios la masiva contaminación por petróleo causada por sus operaciones en Nigeria y que ha elegido no ponerlas fin. Si no se puede exigir responsabilidades a Shell por estos abusos bien documentados, ¿qué esperanza hay de que otras empresas respondan ante la justicia de sus actos?

Las comunidades llevarán ahora su lucha por la justicia al Tribunal Supremo; esta podría ser su última oportunidad para que recuperar su medio ambiente”.

Información complementaria

Las comunidades Ogale y Bille presentaron en 2016 sendas demandas contra Royal Dutch Shell plc (RDS) y su filial nigeriana, de la que posee el 100%, Shell Petroleum Development Company of Nigeria (SPDC).

La decisión de hoy desestima el recurso presentado por las comunidades contra una sentencia de enero de 2017 que establecía que no cabía responsabilizar a RDS de los actos de SPDC. En una decisión dividida, una sala de tres magistrados resolvió desestimar la demanda.


Deja un comentario

Satisfacción de Greenpeace por la renuncia temporal de Shell a perforar en el Artico

Shell abandona sus planes de explotación petrolífera en el Ártico en 2014

Es la segunda vez que la empresa Shell se ve obligada a parar sus planes de perforar el Ártico

Reportaje – enero 30, 2014

El Director de Royal Dutch Shell, Ben van Beurden ha anunciado hoy que su compañía cesa la búsqueda de petróleo en el Ártico en Alaska durante este año. La decisión es consecuencia de una sentencia judicial en EEUU que exige información más detallada a la Administración norteamericana, a raíz de una demanda legal de un conjunto de organizaciones conservacionistas e indígenas.

 

jueves, 30 de enero de 2014Activists Board Shell Contracted Drillship. © Nigel Marple / Greenpeace

Greenpeace considera que esta sentencia judicial avala la campaña por la protección del Ártico. Es la segunda vez que Shell se ve obligada a detener sus planes para perforar el Ártico. En febrero de 2013 el director de la Royal Dutch Shell anunció que cancelaba sus planes de exploración y explotación en aguas abiertas del Ártico  durante 2013. La presión internacional y la campaña #SalvaelArtico de Greenpeace ha sacado a la luz la gran amenaza que suponen las perforaciones en el Ártico lo que ha terminado por afectar a la propia marca de Shell. Desde Greenpeace se va a seguir trabajando para aumentar la presión mientras la compañía continúe con su obstinada búsqueda de petróleo en el frágil entorno del Ártico. Este es uno de los problemas ambientales que definen nuestro tiempo. Se está trazando una línea en el hielo para decir a estas empresas petroleras “que detengan definitivamente sus planes en el Ártico”.

“La apuesta de Shell por el Ártico ha sido un error de proporciones épicas. La compañía ha gastado enormes cantidades de tiempo y dinero en un proyecto que sólo le ha supuesto un daño a su reputación. Shell tiene que renunciar a toda intención futura de destruir lejano océano Ártico”, -señala Charlie Kronick, responsable de la Campaña de petróleo Ártico de Greenpeace.-“El fracaso de Shell en el Ártico es seguido muy de cerca por otras compañías petrolíferas, que deben llegar a la conclusión de que operar en esta lejana región es una aventura muy hostil y que no merece la pena destruir un espacio tan icónico”.

Shell ha invertido más de cinco mil millones de dólares en su programa de Alaska desde 2003, y no ha podido perforar un solo pozo después de una serie de errores que podían haberse convertido en desastres durante una temporada de perforación en 2012.

Hace apenas mes y medio desde Greenpeace que lanzó una petición al nuevo Director  de Shell, Ben Van Beurden, pidiéndole que abandone los planes de su empresa para el Ártico. Desde entonces más de 150.000 personas -30.000 de ellas españolas- la han firmado. Ya son más de cinco millones las personas han firmado para pedir la creación de un santuario en el Ártico.