Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Pakistán: fuerte tensión en torno al veredicto sobre la culpabilidad de la joven cristiana Asia Bibi

Asia Bibi espera el veredicto; los cristianos en oración

Se llevó a cabo hoy la audiencia ante la Suprema Corte de Paquistán para el proceso en tercer y último grado de juicio de la mujer condenada a muerte por blasfemia. La sentencia será dada a conocer dentro de algunos días; la esperanza de los abogados

Asia Bibi

CONDIVIDI
0
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 08/10/2018
PAOLO AFFATATO
LAHORE

Paquistán está en ascuas esperando el veredicto final para Asia Bibi, la mujer cristiana condenada a muerte por blasfemia en 2010. El colegio de tres jueces de la Suprema Corte escuchó hoy por la mañana las argumentaciones de los abogados y, después de una audiencia de alrededor de tres horas, se reservó la emisión de la sentencia. Según los procedimientos judiciales del país, normalmente el grupo de magistrados reunidos en una cámara de consejo se toma el tiempo necesario para examinar el caso y, como parte de sus prerrogativas, no indicó cuándo será divulgado el veredicto. Los abogados defensores creen que será «en algunos días».

 

Las comunidades cristianas en Paquistán han vivido este momento en un clima de oración y de esperanza, «poniendo en las manos del Señor la trágica historia humana de una mujer inocente», dijo a Vatican Insider el dominico James Channan, que guía el Peace Center de Lahore.

 

La audiencia se llevó a cabo en un clima de serenidad y rigor jurídico. Presidió el colegio de los jueces Mian Saqib Nisar, presidente de la Suprema Corte de Paquistán y figura de garantía, que induce a los abogados de la mujer cristiana a nutrir un «cauto optimismo» sobre el resultado del proceso.

 

Saiful Malook, el abogado musulmán de 63 años que representa a Asia Bibi, pudo insistir en que «las pruebas son completamente insuficientes para justificar la condena». Malook pudo desmontar el castillo de cartas de los acusadores que cambió la vida de Asia Bibi ese fatídico 19 de junio de 2009.

 

En el proceso en primer grado, efectivamente, entre los testigos que acusaban a Asia de blasfemia había dos hombres, el imán local y el propietario del campo en el que trabajaba la condenada. Atestiguaron sobre un caso (la discusión en la que Asia habría insultado al profeta Mahoma) que les refirieron otras personas. Entonces su testimonio es inadmisible.

 

El juez Asif Khosa, uno de los tres del colegio, quiso comprender cómo una mujer que había sido víctima de un evidente acto de discriminación (insultada por haber contaminado, por ser cristiana, una fuente de agua en la que las campesinas bebían) tenía que soportar las acusaciones de un religioso que ni siquiera estaba presente. Y preguntó: «¿No es que hay algo más detrás de todo esto?».

 

El abogado Malook, respondiendo a los magistrados que parecían querer comprender por completo todos los detalles del caso, pudo exponer otro punto débil de la acusación: el retraso de cinco días entre el episodio de la presunta blasfemia y la presentación de la denuncia a la policía. Como explicó Malook, el tiempo transcurrido entre el (presunto) delito y la denuncia es considerado por la jurisprudencia de la Suprema Corte como una «oportunidad para fabricar falsas pruebas». Por ello el abogado argumentó durante la audiencia «la inadmisibilidad de las pruebas de culpabilidad, con respecto al delito de blasfemia contra el Profeta Mahoma, según el artículo 295 coma “c” del Código Penal», revelando un evidente vicio de forma.

 

Según los observadores, el debate en el aula pareció bastante favorable para la tesis de la defensa, expuesta con absoluto rigor. Naturalmente esto no significa una absolución, pero podría ser el presagio para una feliz conclusión de la trágica historia que desde hace casi una década ha afectado la vida de una mujer inocente.

 

Los magistrados también hicieron una invitación a los medios masivos de comunicación para no crear clamores sobre un caso judicial normal, por lo que se querría de esta manera despojar el caso de Asia Bibi de cualquier valor simbólico o religioso, para restituirle su nivel primario, es decir demostrar la verdad de los hechos en un proceso normal.

 

Al defender a Asia Bibi, el abogado Malook recordó a Salman Tasser, el gobernador musulmán del Punjab, asesinado en 2011 por su guardaespaldas precisamente porque se había expresado a favor de la mujer cristiana. Malook en esa época era Público Ministerio en la Procuraduría de Lahore y fue precisamente él, como magistrado investigador, quien se ocupó de la causa en contra del asesino Mumtaz Qadri, que fue condenado a la pena capital. El caso de Asia Bibi representa para él una especie de “extensión” del caso de Taseer,

 

Diferentes grupos de fundamentalistas musulmanes no han perdido ninguna oportunidad para amenazar, incluso hoy, día de la audiencia, de «terribles consecuencias» si la mujer resulta absuelta. Tales grupos, instrumentalizando y fanatizando el tema de la blasfemia, llegaron a involucrar a un asesino como Mumtaz Qadri y a pedir, como consecuencia, la muerte de Asia Bibi.

 

El partido radical Tehreek-e-Labaik Pakistan (TLP) ha convertido la blasfemia en el elemento central de su reciente campaña electoral y, con una clara intimidación contra los jueces, puso en guardia la Suprema Corte sobre «cualquier concesión» para Asia Bibi. El partito obtuvo alrededor de 2 millones de votos en las elecciones del 25 de julio, aunque no alcanzó los números suficientes para contar con propios diputados en la Asamblea nacional. Pero está listo para llamar a las calles a sus seguidores, como hizo en noviembre de 2017, cuando un grupo de activistas bloqueó la capital Islamabad.

 

Frente a una eventual absolución de Asia y a la posible prueba de fuerza de los extremistas, se verá de qué está hecho el nuevo gobierno que asumió hace dos meses el poder en Paquistán, guiado por Imran Khan. «Hoy está en el interés de las instituciones y del gobierno paquistaní demostrarle al mundo que Paquistán respeta el Estado de derecho, la legalidad, los derechos humanos. De esta manera mejorará la imagen internacional del país», reveló el sacerdote australiano Robert McCulloch, que ha sido por más de 20 años misionero en Paquistán.


Deja un comentario

Pakistan: Asia Bibi en vísperas de un juicio definitivo.

Vida o muerte para Asia Bibi; la audiencia decisiva será el 8 de octubre

La Suprema Corte de Paquistán examinará la apelación de los abogados de la mujer cristiana condenada a muerte por blasfemia. Ella reza en la cárcel y pide la cercanía del Papa

Asia Bibi

CONDIVIDI
74
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 06/10/2018
Ultima modifica il 06/10/2018 alle ore 10:32
PAOLO AFFATATO
ROMA

 

Ha llegado el gran día. Es el día decisivo: vida o muerte para Asia Bibi. El lunes 8 de octubre de 2018, a las 13 (hora local), la Suprema Corte de Paquistán examinará la apelación, que llega al tercer grado del juicio, que presentaron los abogados de la mujer cristiana condenada a muerte por blasfemia y que lleva en la cárcel casi una década.

 

Será un proceso relámpago, según los procedimientos penales de Paquistán, que se llevará a cabo en una única audiencia, en la que los jueces escucharán las posturas de los abogados defensores y de los acusadores (representados por el Ministerio Público) y decidirán si confirmar o anular la sentencia de la pena capital. La decisión debería ser anunciada el mismo día y pasarán dos o tres días para su publicación.

 

«En una semana, pues, Asia podría ser liberada. Esperamos y rezamos», indicó en una conversación con Vatican Insider Joseph Nadeem, tutor de la familia de la mujer y presidente de la Renaissance Education Foundation que, desde Lahore, se encarga de los gastos legales del proceso y se ocupa del sustento de su familia.

 

Como confirma el documento emitido por la Cancillería del Tribunal Supremo de Islamabad, revisado por Vatican Insider, un colegio especial de jueces, creado específicamente para esta ocasión, escuchará las argumentaciones del abogado musulmán Saiful Malook, abogado de Asia Bibi, y decidirá el destino de la mujer.

 

Según Nadeem, hay esperanzas. El colegio, compuesto por tres altos magistrados, será presidido por el presidente de la Suprema Corte de Paquistán, Mian Saqib Nisar que, como garantía de imparcialidad y transparencia, pidió ocuparse del caso de Asia Bibi, para alejarlo de los peligros de la instrumentalización política y religiosa.

 

El fin declarado, con un enfoque que comparten los abogados de la mujer cristiana, es el de desarrollar el proceso en el marco de un caso normal de orden jurídico, despojándolo de cualquier valor simbólico religioso. Esto permitirá examinar con serenidad y rigor las pruebas presentadas y las argumentaciones de los abogados, así como un veredicto que sea fruto exclusivamente de la convicción madurada durante el proceso, con base en los hechos.

 

Tanto en el primer como en el segundo grado, el proceso judicial que llevó a la cárcel a la campesina cristiana del Punjab fue seriamente condicionado por elementos ajenos que lo falsearon por completo.

 

El proceso ante el tribunal de Nakhana Shahib, que en noviembre de 2010 decretó la primera condena a muerte, estuvo claramente viciado por falsas acusaciones, confeccionadas para castigar a la mujer que había osado rebelarse a la discriminación de la que fue víctima, perpetrada por sus compañeras de trabajo en los campos. Las mujeres la acusaron de haber contaminado, en cuanto cristiana, la fuente de agua en la que todas estaban bebiendo.

 

Ante la reacción de Asia, una afrenta imperdonable, fueron a buscar el apoyo del imán local, que concibió y puso en práctica el plan para acusarla por blasfemia: un fácil atajo para librarse de adversarios en diatribas privadas. El imán hizo una denuncia y atestiguó en el tribunal sobre un evento en el que (disparate lógico y jurídico) no estuvo involucrado personalmente, afirmando que Asia había ofendido el nombre del profeta Mahoma.

 

Habría sido muy fácil para los jueces revelar el complot, puesto que el imán nunca escuchó las palabras de Asia y su testimonio era claramente falso. Pero el tribunal eligió el camino más cómodo y, para no crear disgustos entre los grupos musulmanes locales, prefirió declararla culpable.

 

La vida de Asia desde ese día cambió y una inocente fue condenada a muerte según el artículo 295 coma C del Código Penal de Paquistán, es decir por el delito de blasfemia en contra del profeta Mahoma. Al enterarse de su caso, los cristianos de Paquistán comenzaron una campaña para defenderla, que culminó con un llamado público de Benedicto XVI para su liberación.

 

Mientras tanto fue presentada la apelación ante la Suprema Corte de Lahore, capital del Punjab, en contra de la sentencia injusta, pero el caso de Asia Bibi ya se había convertido en un serio problema y pocos meses después, en ese fatídico 2011, quedó asociado a dos homicidios de personajes de alto nivel, que se manifestaron públicamente a su favor: primero perdieron la vida en atentados terroristas al musulmán Salman Taseer, gobernador del Pujab, y el católico Shahbaz Bhatti, ministro federal para las minorías religiosas.

 

Después de estos trágicos sucesos, ninguno de los magistrados quería asumir la responsabilidad de juzgar a Asia Bibi, y una serie de postergaciones, por los motivos más disparatados, caracterizaron el proceso en Lahore, mientras la estancia en la cárcel se prolongaba sensiblemente y ls mujer fue enviada de la prisión de Sheikhupura a la cárcel femenina de Multán, para garantizarle una mayor seguridad.

 

No fue sino hasta octubre de 2014 cuando un juez aceptó deliberar sobre el caso de Asia Bibi, pero, mientras se difundían rumores de amenazas en contra de los magistrados, la Suprema Corte confirmó la sentencia de primer grado, considerando creíbles los testimonios presentados en contra de la mujer. La pena fue suspendida, a la espera del tercer y último grado del juicio, la Suprema Corte.

 

«Estamos trabajando duro y llevaremos argumentos convincentes. Confiamos en el respeto del estado de derecho y en la imparcialidad de los jueces. Tenemos confianza en el resultado del proceso», dijo el abogado Saiful Malook quien, bajo escolta, estará presente en la audiencia del 8 de octubre en Islamabad.

 

Mientras tanto, hace algunos días precisamente Joseph Nadeem y el esposo de Asia, Ashiq Masih, la visitaron en la cárcel. La encontraron «fuerte en el cuerpo y en el espíritu», según refirieron. «Asia es una mujer de profunda fe y vive este tiempo sumergida en la oración, con gran serenidad espiritual. Sabe que es una hija amada por Dios y confía en el Señor, que podrá darle la salvación», observó Nadeem . «En este momento decisivo para su vida, pide la oración de todos los cristianos del mundo y la oración especial del Papa Francisco, que ya le ha enviado una bendición y un Rosario, que Asia usa todos los días, animada por sentimientos de perdón hacia sus perseguidores», concluyó.

 

Si también la Suprema Corte decidiere confirmar la condena, solamente quedaría pedir la clemencia del presidente de Paquistán.


Deja un comentario

Felicitación ONU a Pakistán por las elecciones.

Guterres felicita a Pakistán por las elecciones

27 Julio 2018

El titular de la ONU afirma que, con la celebración de los comicios, Pakistán demuestra su compromiso en favor de la democracia. Además, ha reafirmado el apoyo de las Naciones Unidas a la Comisión Electoral del país.

António Guterres felicita al pueblo de Pakistán por las elecciones celebradas el 25 de julio, ha asegurado su portavoz, Stephane Dujarric, en una declaración.

“Ejerciendo su derecho constitucional a votar, el pueblo de Pakistán ha reafirmado su compromiso con la democracia”, asegura Dujarric.

También señala que el titular de la ONU ha alabado a la Comisión Electoral por la organización de los comicios y ha destacado “las iniciativas positivas” adoptadas por ésta en relación con la mejora de la inclusión de las mujeres, las personas discapacitadas y otros grupos marginados en el proceso electoral.

Además, Guterres reitera el compromiso de las Naciones Unidas en apoyar la Comisión Electoral.


Deja un comentario

Pakistán. El 25 de julio elecciones generales. Clima de gran incertidumbre para las minorías religiosas

Paquistán; un voto por el futuro de las minorías religiosas

En vista de las elecciones generales del 25 de julio, los argumentos más discutidos son las cuestiones de democracia, igualdad y respeto de los derechos humanos que afectan las vidas de los ciudadanos no musulmanes, como los cristianos e hinduistas

Elecciones en el “país de los puros”

CONDIVIDI
9
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 23/07/2018
Ultima modifica il 23/07/2018 alle ore 20:37
PAOLO AFFATATO
LAHORE

 

Libertad, democracia, derechos humanos. Un voto libre y transparente, que no excluya a ningún grupo social y que no deje espacios para el fanatismo religioso. Este es el Paquistán que, a pocos días de las elecciones generales del 25 de julio, sueñan las minorías religiosas en la “tierra de los puros”; este es el futuro que desean los cristianos, poco más del 1%, en una nación con más de 200 millones de habitantes principalmente musulmanes.

 

La preparación para las elecciones quedó manchada, en este último mes, con la sangre y la violencia política promovida, con la precisa intención de crear inestabilidad, por el grupo “Tehreek-e-Taliban Pakistan”, es decir los llamados “talibanes paquistaníes”. Ayer, 22 de julio, los radicales reivindicaron el atentado homicida contra Ikram Gandapur, candidato del partido Pakistan Tehreek-e-insaaf (Movimiento por la justicia), en el noreste del país. Otros dos graves homicidios de candidatos políticos han sacudido la nación en las últimas semanas. Por ello, el día de la votación, habrá 370 mil militares desplegados en las casillas electorales y en lugares “sensibles”, para garantizar el orden y la seguridad. Y para que los más de 106 millones de electores puedan ejercer su sufragio pacífica, honestamente y sin fraudes, peligros o intimidaciones.

 

Precisamente este es el punto de partida del llamado de la Comisión Justicia y Paz de los obispos católicos paquistaníes que, en un comunicado, insiste en que «La Iglesia apoya la democracia» y una transición política pacífica para la nación. Y añade que el deseo de «un voto libre y transparente» se refuerza con la posibilidad concreta, ofrecida a cada uno de los electores, de expresar su voto sin condiciones y sin barreras.

 

El sistema electoral vigente, efectivamente, institucionaliza la discriminación entre ciudadanos que no sean musulmanes. En la actualidad, el sistema electoral separa los votos de las minorías religiosas de los votos de los ciudadanos musulmanes y prevé un doble voto. Los candidatos que pertenecen a las minorías son seleccionados por los partidos políticos y tienen una cuota reservada dentro de sus listas electorales. Los partidos políticos, de cualquier tendencia o cultura, han formado en su interior “grupos de minoría” incluyendo candidatos no musulmanes, mismos que recibirán un voto específico. Es un sistema que mezcla y superpone la ciudadanía con la profesión de fe y que desde hace tiempo los grupos cristianos y de hinduistas en Paquistán denuncian como injusto y discriminatorio.

 

Por ello, la Iglesia pide que se cambien las elecciones, promoviendo un sistema electoral que sea incluyente. Es muy sencillo lo que repiten desde hace tiempo los activistas cristianos: «Cada candidato presente en una lista debe poder recibir tanto el voto de la población musulmana como de la gente que profesa una religión minoritaria. Un sistema electoral de este tipo mejoraría las relaciones interreligiosas y la armonía social. La Comisión “Justicia y Paz” espera que los candidatos de las minorías estén presentes en las listas como todos los demás”, explicó a Vatican Insider Kashif Anthony, católico di Karachi.

 

«Debemos buscar líderes políticos dispuestos a ocuparse de nuestros derechos, de los desafíos, de los problemas, del desarrollo de nuestras comunidades y que trabajen para ofrecer protección, tutela y promoción integral de las minorías», añadió Peter Jacob, que es el actual director del Centro para la Justicia Social. Laico católico, Jacob recordó que «las áreas y los barrios en donde viven los cristianos a menudo son castigadas y marginadas. Los problemas siguen siendo los mismos desde hace décadas. Debemos expresar un voto para los candidatos y los partidos políticos que se ocupen realmente de los problemas de los derechos de las minorías». Las minorías religiosas sufren en la actualidad, en la indiferencia de los gobiernos, abusos de derechos fundamentales, miedo de ser acusados injustamente con base en las leyes sobre la blasfemia, pero también de falta de servicios esenciales como agua y electricidad en las zonas en las que viven. A pocos días de las próximas elecciones, pues, se discute también sobre la ejecución de la sentencia de la Suprema Corte del 19 de julio de 2014 sobre las minorías religiosas, que invitaba al gobierno a adoptar medidas urgentes para promover su plena integración en el tejido social. Con este objetivo, uno de los temas más espinosos es la revisión de la política de educación para cancelar la discriminación según las diferentes religiones. Los cristianos en Paquistán lanzaron hace tiempo una campaña nacional de sensibilización sobre un factor fundamental: la educación de las nuevas generaciones, indicando que el sistema escolar es determinante para formar la mentalidad de los jóvenes. Si el sistema educativo se ve afectado por prejuicios o por un enfoque discriminatorio, que incita al odio contra las minorías religiosas, se seguirán fomentando la intolerancia y la violencia en la sociedad, empezando por los niños y los jóvenes. Con este cambio se comenzaría a construir el nuevo Paquistán, con este cambio se podría comenzar a realizar ese sueño que los cristianos y los miembros de otras minorías quisieran ver cumplido.


Deja un comentario

Pakistán: elecciones generales el 25 de julio. Musulmanes, derechos humanos, minorías religiosas.

Paquistán; un voto por el futuro de las minorías religiosas

En vista de las elecciones generales del 25 de julio, los argumentos más discutidos son las cuestiones de democracia, igualdad y respeto de los derechos humanos que afectan las vidas de los ciudadanos no musulmanes, como los cristianos e hinduistas

 

 

 

 

 

 

Elecciones en el “país de los puros”

Pubblicato il 23/07/2018
Ultima modifica il 23/07/2018 alle ore 20:37
PAOLO AFFATATO
LAHORE

Libertad, democracia, derechos humanos. Un voto libre y transparente, que no excluya a ningún grupo social y que no deje espacios para el fanatismo religioso. Este es el Paquistán que, a pocos días de las elecciones generales del 25 de julio, sueñan las minorías religiosas en la “tierra de los puros”; este es el futuro que desean los cristianos, poco más del 1%, en una nación con más de 200 millones de habitantes principalmente musulmanes.

 

La preparación para las elecciones quedó manchada, en este último mes, con la sangre y la violencia política promovida, con la precisa intención de crear inestabilidad, por el grupo “Tehreek-e-Taliban Pakistan”, es decir los llamados “talibanes paquistaníes”. Ayer, 22 de julio, los radicales reivindicaron el atentado homicida contra Ikram Gandapur, candidato del partido Pakistan Tehreek-e-insaaf (Movimiento por la justicia), en el noreste del país. Otros dos graves homicidios de candidatos políticos han sacudido la nación en las últimas semanas. Por ello, el día de la votación, habrá 370 mil militares desplegados en las casillas electorales y en lugares “sensibles”, para garantizar el orden y la seguridad. Y para que los más de 106 millones de electores puedan ejercer su sufragio pacífica, honestamente y sin fraudes, peligros o intimidaciones.

 

Precisamente este es el punto de partida del llamado de la Comisión Justicia y Paz de los obispos católicos paquistaníes que, en un comunicado, insiste en que «La Iglesia apoya la democracia» y una transición política pacífica para la nación. Y añade que el deseo de «un voto libre y transparente» se refuerza con la posibilidad concreta, ofrecida a cada uno de los electores, de expresar su voto sin condiciones y sin barreras.

 

El sistema electoral vigente, efectivamente, institucionaliza la discriminación entre ciudadanos que no sean musulmanes. En la actualidad, el sistema electoral separa los votos de las minorías religiosas de los votos de los ciudadanos musulmanes y prevé un doble voto. Los candidatos que pertenecen a las minorías son seleccionados por los partidos políticos y tienen una cuota reservada dentro de sus listas electorales. Los partidos políticos, de cualquier tendencia o cultura, han formado en su interior “grupos de minoría” incluyendo candidatos no musulmanes, mismos que recibirán un voto específico. Es un sistema que mezcla y superpone la ciudadanía con la profesión de fe y que desde hace tiempo los grupos cristianos y de hinduistas en Paquistán denuncian como injusto y discriminatorio.

 

Por ello, la Iglesia pide que se cambien las elecciones, promoviendo un sistema electoral que sea incluyente. Es muy sencillo lo que repiten desde hace tiempo los activistas cristianos: «Cada candidato presente en una lista debe poder recibir tanto el voto de la población musulmana como de la gente que profesa una religión minoritaria. Un sistema electoral de este tipo mejoraría las relaciones interreligiosas y la armonía social. La Comisión “Justicia y Paz” espera que los candidatos de las minorías estén presentes en las listas como todos los demás”, explicó a Vatican Insider Kashif Anthony, católico di Karachi.

 

«Debemos buscar líderes políticos dispuestos a ocuparse de nuestros derechos, de los desafíos, de los problemas, del desarrollo de nuestras comunidades y que trabajen para ofrecer protección, tutela y promoción integral de las minorías», añadió Peter Jacob, que es el actual director del Centro para la Justicia Social. Laico católico, Jacob recordó que «las áreas y los barrios en donde viven los cristianos a menudo son castigadas y marginadas. Los problemas siguen siendo los mismos desde hace décadas. Debemos expresar un voto para los candidatos y los partidos políticos que se ocupen realmente de los problemas de los derechos de las minorías». Las minorías religiosas sufren en la actualidad, en la indiferencia de los gobiernos, abusos de derechos fundamentales, miedo de ser acusados injustamente con base en las leyes sobre la blasfemia, pero también de falta de servicios esenciales como agua y electricidad en las zonas en las que viven. A pocos días de las próximas elecciones, pues, se discute también sobre la ejecución de la sentencia de la Suprema Corte del 19 de julio de 2014 sobre las minorías religiosas, que invitaba al gobierno a adoptar medidas urgentes para promover su plena integración en el tejido social. Con este objetivo, uno de los temas más espinosos es la revisión de la política de educación para cancelar la discriminación según las diferentes religiones. Los cristianos en Paquistán lanzaron hace tiempo una campaña nacional de sensibilización sobre un factor fundamental: la educación de las nuevas generaciones, indicando que el sistema escolar es determinante para formar la mentalidad de los jóvenes. Si el sistema educativo se ve afectado por prejuicios o por un enfoque discriminatorio, que incita al odio contra las minorías religiosas, se seguirán fomentando la intolerancia y la violencia en la sociedad, empezando por los niños y los jóvenes. Con este cambio se comenzaría a construir el nuevo Paquistán, con este cambio se podría comenzar a realizar ese sueño que los cristianos y los miembros de otras minorías quisieran ver cumplido.


Deja un comentario

La ONU condena el mortífero atentado terrorista en Pakistán

La ONU condena enérgicamente el mortífero ataque terrorista en Pakistán

ONU/Rick Bajornas
Edificio de la Secretaría de la ONU.

14 Julio 2018

El Consejo de Seguridad y el Secretario General han condenado el atentado perpetrado en el suroeste de Pakistán, que se ha cobrado la vida de casi 130 personas y ha dejado cientos de heridos durante un acto electoral.

En un comunicado de prensa, el máximo órgano de decisión de las Naciones Unidas ha calificado el ataque como “atroz y cobarde” y ha instado a todos los Estados a que, de conformidad con sus obligaciones en virtud del derecho internacional y las resoluciones pertinentes del Consejo, cooperen activamente con el Gobierno de Pakistán y otras autoridades para llevar ante la justicia los autores de este acto terrorista y quienes hayan facilitado su financiación.

La nota añade que el ataque, perpetrado por un suicida según informaciones de prensa procedentes de la región, tuvo lugar en la ciudad pakistaní de Mastúng, al suroeste de la provincia de Beluchistán y ha causado 128 muertos y heridas a más de doscientas personas.

Los miembros del Consejo expresaron su más sentido pésame y sus condolencias a las familias de las víctimas y al Gobierno del Pakistán y desearon una pronta y plena recuperación de los heridos.

En una declaración por separado, António Guterres condena igualmente los recientes ataques terroristas en Pakistán contra los participantes en actos públicos y los candidatos políticos.

El Secretario General António también mostró su sentida condolencia a las familias de las víctimas y al Gobierno y al pueblo del país.

“Las Naciones Unidas se solidarizan y apoyan los esfuerzos del Gobierno de Pakistán en la lucha contra el terrorismo”, se lee en la declaración, emitida por la Oficina del Portavoz de la ONU.

El ataque del viernes fue el último de una serie de atentados terroristas perpetrados durante la última semana contra actos públicos durante celebrados en el contexto de la campaña electoral que se desarrolla en el país.


Deja un comentario

De nuevo un ataque mortal contra cristianos en Pakistán.

Mueren 4 cristianos en nuevo ataque del Estado Islámico en Pakistán

Redacción ACI Prensa

Agentes de Pakistán investigan el atentado cometido por ISIS - Captura de video

Agentes de Pakistán investigan el atentado cometido por ISIS – Captura de video

El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) reclamó la autoría de un ataque en el que murieron cuatro cristianos en la ciudad de Quetta, en el sur de Pakistán, durante la noche del lunes de Pascua.

El responsable de la policía Moazzam Jah Ansari aseguró a la agencia EFE que el atentado se produjo cuando hombres armados sin identificar se acercaron a un vehículo en el que viajaba la familia cristiana y abrieron fuego.

Según reporta el diario Christian Today, de los cuatro fallecidos, tres son miembros de una misma familia que viajaba en una bici taxi y el cuarto es el conductor.

También fue herida la hija de uno de los fallecidos, que se encuentra actualmente en el Hospital Civil de Quetta.

Moazzam Jah Ansari también declaró a la agencia Reuters que “fue un acto de terrorismo” y que parece ser un “ataque dirigido”.

El grupo terrorista ISIS emitió un comunicado reivindicando el atentado, en él aseguraba que una célula encubierta de militantes “logró atacar a un número de cristianos combatientes”, también precisaron que para perpetrar el ataque utilizaron una pistola. Sin embargo el ISIS no ha aportado ninguna evidencia de que haya estado relacionado con el atentado.

Fuentes policiales aseguraron que se había mantenido un nivel de alerta máxima desde el Viernes Santo, ante la posibilidad de que ocurriera un atentado como este, ya que existían amenazas concretas contra la comunidad concreta.

La población de Pakistán ronda los 200 millones, pero tan sólo 4 millones de ellos son cristianos y son una minoría atacada en numerosas ocasiones.

El pasado diciembre un suicida atacó una iglesia metodista en la misma ciudad de Quetta, en el ataque murieron 7 personas y más de 20 resultaron heridas.

En marzo de 2016, el domingo de Pascua tuvo lugar un ataque suicida contra la comunidad cristiana en el que murieron 71 cristianos que celebraban la Pascua en un parque de la ciudad de Lahore (Pakistán).

Etiquetas: PakistánAtaques contra cristianosISISvíctimas del ISIScristianofobiaIglesia en Pakistán