Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Marruecos. La visita del Papa sábado y domingo. Entrevista con el Cardenal Parolin.

Card. Parolin: Encuentro y esperanza guiarán el viaje del Papa a Marruecos

Caminar por la senda del encuentro mutuo. Es la vía trazada por el Cardenal Pietro Parolin en vísperas del viaje apostólico de Francisco a Marruecos. El Secretario de Estado del Vaticano subraya la importancia de la presencia del Papa en apoyo de la comunidad católica local. Sobre la migración, reitera las palabras del Pontífice: acoger, promover, proteger e integrar

Massimiliano Menichetti – Ciudad del Vaticano

El vigésimo octavo viaje apostólico del Papa Francisco abrirá una vez más la puerta a la esperanza. Entre los momentos centrales de la visita a Marruecos están el encuentro con los migrantes, los sacerdotes, los consagrados y el Consejo Mundial de Iglesias. El Sucesor de Pedro confirmará en la fe y apoyará a la pequeña comunidad católica que le espera y se reunirá con él en la Santa Misa del domingo en el Complejo Deportivo Príncipe Moulay Abdellah. Un viaje en signo de la reciprocidad reafirma al Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin:

R. – Creo que las expectativas que están en el corazón del Papa se pueden resumir en dos expresiones. Una que le es muy querida es aquella de la “cultura del encuentro”, en el sentido de que este viaje es una etapa, un momento en el que concretamente se expresa y se consolida también esta propuesta de encuentro. Después, la otra frase que me parece que expresa bien las expectativas del Papa, es la que es un poco el lema de este viaje, es decir “servidores de la esperanza”, frente a la dificultad de afirmar esta cultura, frente a lo que el Papa llama la cultura del descarte por un lado, la cultura de la indiferencia por otro; frente a la multiplicación de los egoísmos, de los cerrazones, de los repliegues sobre sí mismos y sobre las contraposiciones. Me parece que el Papa quiere precisamente darnos una gran esperanza, es decir, que es posible caminar en la vía del encuentro mutuo. Y también estos viajes que se suceden en países que no son de tradición católica, tienen precisamente este significado. Hay que avanzar en esta dirección, hay que tener esperanza, hay que redescubrir la confianza para poder seguir caminando en esta dirección.

El viaje de Francisco a Marruecos tiene lugar poco después del histórico viaje a los Emiratos Árabes Unidos. Este será otro encuentro que mostrará el camino del diálogo y la convivencia pacífica entre cristianos y musulmanes….

R. – Sí, creo que sí, en un cierto sentido – incluso con las debidas diferencias, evidentemente, porque cada país tiene sus propias características – creo que hay un hilo de continuidad. Estos países a los que va el Papa son en su mayoría musulmanes. Este hilo de continuidad lo encuentro un poco en el concepto de fraternidad, como, por ejemplo, en el documento que el Santo Padre firmó en Abu Dhabi. Es verdaderamente como un fundamento de esta cultura del encuentro de la que hablaba, es decir, el hecho de que somos hermanos y por lo tanto debemos aceptarnos incluso con nuestras diferencias, respetarnos y colaborar. Ésta es la base de la convivencia pacífica que debe expresarse a través del diálogo continuo. El diálogo interreligioso es ciertamente uno de los objetivos específicos de este encuentro. A partir de esta base -el Santo Padre ha recordado a menudo que es parte fundamental  incluso del anuncio del Evangelio que somos criaturas e hijos del mismo Padre y que, por lo tanto, debemos reconocernos todos como hermanos- me parece que la fraternidad es el hilo rojo que une estos viajes, incluso en una cierta progresión.

La gestión de los flujos migratorios es también un desafío abierto para Marruecos. En diciembre, en la conferencia sobre el Pacto Mundial celebrada en Marrakech, usted, al examinar la migración, reiteró que “la integración significa enriquecimiento mutuo”…

R. – Creo que esta es la perspectiva correcta para afrontar una interpretación de la migración que hoy es un fenómeno estructural y no sólo contingente, por lo tanto destinado a durar mucho más en el tiempo; no es un fenómeno que se pueda pensar en cerrar en un brevísimo espacio de tiempo. Creo que esta es la perspectiva, y debemos verla no como una amenaza, como un peligro, sino como una oportunidad. La Santa Sede siempre ha dicho que el primer derecho es permanecer en el propio país. Pero evidentemente si hay condiciones de vida que no permiten garantizar ese mínimo de seguridad y progreso, entonces es derecho de todos buscarlo. Así que ver el sentido de este evento en un enriquecimiento recíproco. Precisamente en Marruecos se firmó el famoso Pacto Mundial para una migración segura, regular y ordenada. Creo que lo importante en este momento es no olvidarlo, intentar aplicarlo en los distintos países, aunque no sea jurídicamente vinculante. En el documento están indicadas las así llamadas mejores prácticas, las buenas praxis, que ya en parte se llevan a cabo, pero que deben aplicarse de forma continua. Por otra parte, quisiera recordar el marco en el que debe situarse el compromiso de la Iglesia, de los Estados, los cuatro verbos célebres que el Papa recordó y que nosotros también recordamos en aquella ocasión, es decir: acoger, promover, proteger e integrar. Entonces, obviamente dentro de este marco general, habrá que hacer elecciones concretas, pero creo que este es el trasfondo sobre el cual colocar el tema.

Centro del viaje a Marruecos es la Santa Misa del domingo. ¿Qué estímulo dará el Papa a la pequeña pero floreciente comunidad local?

R. – El hecho de que el Papa vaya a visitar a una comunidad cristiana ya es un estímulo, ya es un motivo de consuelo, sobre todo cuando una comunidad cristiana -como en el caso de Marruecos- se encuentra, por utilizar una expresión evangélica, en un “pequeño rebaño”. Creo que ciertamente en la Misa, como hemos visto en Abu Dhabi, habrá un gran entusiasmo, una gran participación. En esa ocasión, la Misa fue algo realmente conmovedor. Me imagino que será lo mismo para el encuentro con la comunidad católica de Marruecos. Es un momento en el que el Papa consuela, hace sentir que aquella comunidad está incluida en la comunión de la Iglesia universal y que, por lo tanto, es apoyada en las situaciones concretas en las que se encuentra y, sobre todo – las palabras que hemos utilizado también antes – nos animan a continuar en el propio testimonio cristiano, a continuar en el testimonio del Evangelio, en el servicio del Evangelio a través de las relaciones cotidianas y en el dar nuestra contribución también al país en el que nos encontramos viviendo y trabajando. Así que seguramente será un momento muy hermoso y de aliento para esa comunidad.


Deja un comentario

La iglesia en Marruecos en vísperas de la llegada del Papa

La Catedral de RabatLa Catedral de Rabat 

La Iglesia en Marruecos, algunos números

El pequeño rebaño de cristianos en Marruecos verá la llegada del Pastor de la Iglesia Universal este sábado 30 de marzo. En este breve servicio compartimos los números más relevantes de la Iglesia católica en el país

El Papa Francisco se dirigirá en Viaje Apostólico a Marruecos en el próximo fin de semana, visitando la ciudad de Rabat. El viaje, que comienza el sábado 30 de marzo, verá el segundo día, es decir, el domingo 31, encontrando a la Iglesia Católica en el País. En este segundo día de viaje, la primera cita prevista es al centro rural para los servicios sociales de Témara. A continuación, el encuentro con sacerdotes, religiosos, personas consagradas y el Consejo Ecuménico de Iglesias en la Catedral de Rabat. Después del almuerzo, está programada la Santa Misa. A continuación, algunos datos:

Marruecos, con una población de aproximadamente 35 millones de personas, 23 mil de los cuales son católicos, cuenta con 4 obispos, 15 sacerdotes diocesanos, 31 religiosos, 10 religiosos no sacerdotes y cinco entre misioneros laicos y catequistas, distribuidos en dos circunscripciones eclesiásticas y 35 parroquias.

Los centros de instrucción de propiedad o dirigidos por eclesiásticos o religiosos, al 31 de diciembre de 2017 suman un total de 34, mientras que son 10 los orfanatorios, dos las casas para ancianos, inválidos y minusválidos, 7 los ambulatorios y un hospital.


Deja un comentario

La visita del Papa a Marruecos en palabras del obispo de Rabat

Mons. López: “El Papa aliente el diálogo hacia la fraternidad universal”

A vísperas del Viaje Apostólico del Santo Padre a Marruecos, del 30 al 31 de marzo, el Obispo de Rabat, Mons. Cristóbal López Romero, S.D.B., explica a los micrófonos de Vatican News como la Iglesia y la población marroquí se ha preparado para recibir al Pontífice.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Del Papa Francisco nos esperamos que lleve a cabo la misión que le corresponde al sucesor de Pedro, que es confirmar a los hermanos en la fe. Yo espero que él nos confirme en la fe, aliente nuestras esperanzas y haga arder de amor nuestro corazón: fe, esperanza y amor”, lo dijo Mons. Cristóbal López Romero, S.D.B., Arzobispo de Rabat, a vísperas de la Visita Apostólica del Papa Francisco a Marruecos, en programa para este 30 y 31 de marzo.

Una doble dimensión: logística y pastoral

El Obispo de Rabat explicando como la Iglesia y la población en Marruecos se ha preparado para recibir al Santo Padre en su Visita Apostólica, dijo que hay una doble dimensión en estos preparativos. “De una parte – precisó Mons. López – están los aspectos logísticos de organización exterior, que tiene que ver con los ambientes, los espacios donde se van a realizar los encuentros y ceremonias y todo lo que esto implica (sillas, banderas, flores, etc.). Luego está la preparación pastoral que se ha realizado en todas las parroquias, familias cristianas e instituciones, hemos preparado unas fichas que ayudan a reflexionar sobre lo que es el Papa, su papel en la Iglesia, el sentido de esta Visita y también temas como el diálogo interreligioso y el compromiso del cristiano en la vida social y política”. De este modo, dijo el Obispo salesiano, hemos ido preparando el espíritu de los cristianos para participar adecuadamente de esta Visita.

“Espaldarazo al diálogo interreligioso”

Asimismo, Mons. Cristóbal López haciendo referencia a la visita del Papa al Instituto “Mohammed VI” para la formación de los Imanes, Predicadores y Predicadoras y dijo que las relaciones entre cristianos y musulmanes son muy buenas. “Aquí el diálogo interreligioso, islamo-cristiano concretamente – precisó el Obispo de Rabat – se realiza en el día a día, en la convivencia, en la buena vecindad, en las relaciones interpersonales y eso concierne a todos los cristianos”. La visita que el Papa va a hacer al Instituto fundado por el actual Rey, subrayó Mons. López, tiene un significado importante, es como dar un “espaldarazo al diálogo interreligioso” y concretamente a un islam moderado, a un islam abierto al diálogo, a un islam que quiere contrarrestar las corrientes fundamentalistas y extremistas que también existen.

“Contrarrestar líneas de islam extremistas”

Refiriéndose específicamente al Instituto “Mohammed VI” para la formación de los Imanes, Predicadores y Predicadoras, el Obispo de Rabat explicó que, “la iniciativa del Rey de constituir este Instituto ha sido muy importante y clarividente, ya que en él se forman más de mil futuros imanes, predicadores y predicadoras para diversos países de África, para Marruecos y también para Europa”. Aquí se forman para luego dirigir las distintas comunidades islámicas en las distintas mezquitas, dijo Mons. López, de tal manera de contrarrestar otras líneas de islam apoyadas por otros países y que conducen a la larga a movimientos extremistas, movimientos radicalizados. “Creo que la visita del Papa – agregó el Obispo salesiano – es de gran apoyo a la iniciativa del Rey y al diálogo islamo-cristiano que la Iglesia desde hace tiempo cultiva por diferentes medios y caminos”.

Escucha la entrevista a Mons. Cristóbal López

“Migrantes, no son marcianos, son personas”

Durante el primer día de su Visita, el Santo Padre encontrará a los migrantes y refugiados que son atendidos por la Caritas diocesana de Rabat. Al respecto, Mons. Cristóbal López dijo que, “los migrantes pasan por una realidad muy triste, dolorosa y dura, porque son personas y hermanos nuestros, no me gusta hablar de ‘migrantes’ – precisó el religioso salesiano – sino de personas que migran, personas que están en camino; a veces es como si habláramos de otros seres distintos a nosotros, como si habláramos de marcianos, de una especie animal diferente, no, son hombres y mujeres como nosotros, son nuestros hermanos que por circunstancias diversas han dejado su país y están aquí en Marruecos para instalarse o bien para pasar hacia Europa”. La Iglesia en Marruecos que quiere ser una Iglesia samaritana, y acoge a este hermano que tiene necesidad, da de comer al hambriento, cura al enfermo, es el espíritu del buen samaritano que no pregunta de dónde vienes, a dónde vas, sino que ve al herido y sin más preguntas toma la responsabilidad sobre sus hombros de curarlo y que lo curen.

“Confirmar a los hermanos en la fe”

“Del Papa Francisco – concluyó Mons. Cristóbal López – nos esperamos que lleve a cabo la misión que corresponde al sucesor de Pedro, que es confirmar a los hermanos en la fe. Yo espero que él nos confirme en la fe, aliente nuestras esperanzas y haga arder de amor nuestro corazón: fe, esperanza y amor. Es decir, que nos de vida e impulso en nuestra vida cristiana y de cara a todo el pueblo marroquí, yo espero que el Papa aliente todos los esfuerzos que se están haciendo en la línea del diálogo interreligioso, no como un fin en sí mismo, sino como medio para construir todos juntos, musulmanes y cristianos, un mundo de paz y un mundo donde reine la fraternidad universal, este es el objetivo, el diálogo es el instrumento”.

Visita nuestra playlist


Deja un comentario

Mensaje del Papa a Marruecos en vísperas de su visita

Video mensaje del Papa antes de iniciar su viaje a Marruecos

“Cristianos y musulmanes, hermanos en el mundo que necesitan la paz”, lo dijo el Santo Padre en su video mensaje publicado en vísperas de su 28ª Viaje Apostólico que lo llevará a Marruecos. El Papa expresa su cariño a este querido pueblo visitado ya por Juan Pablo II en 1985.

Ciudad del Vaticano

“Cristianos y musulmanes, hermanos en un mundo que tiene tanta necesidad de paz y fraternidad, respetando la diversidad, ayudando a los necesitados”. Son las palabras del Papa Francisco en un video mensaje publicado en vísperas de iniciar su Viaje Apostólico a Marruecos, el próximo sábado 30 de marzo hasta el domingo 31.

Un encuentro fraterno

“Como cristianos y musulmanes creemos en Dios Creador y Misericordioso, que creó a los hombres y los puso en el mundo para que vivan como hermanos, respetándose unos a otros en la diversidad y ayudándose mutuamente en sus necesidades; les confió la tierra, nuestra casa común, para cuidarla responsablemente y preservarla para las generaciones futuras”, añade el Pontífice agradeciendo además al rey Mohammed VI por la invitación y a las autoridades del país por la atenta colaboración que han mostrado para hacer posible este encuentro fraterno.

En el video, el Papa se presenta como “peregrino” tras las huellas de uno de sus predecesores, San Juan Pablo II, quien visitó Marruecos en agosto de 1985. También asegura que será una gran alegría “compartir con la población las convicciones expresadas en el encuentro de Rabat”.

Los cristianos de Marruecos en el corazón del Papa

Asimismo, Francisco dedica un pensamiento especial a la pequeña comunidad católica cristiana local, unas 25.000 personas de casi 35 millones de habitantes, en su mayoría musulmanes sunitas.

“Este viaje me ofrecerá la preciosa oportunidad de visitar la comunidad cristiana en Marruecos y de alentar su camino”, concluye el Obispo de Roma.


Deja un comentario

El Papa estará en Marruecos el 30-31 marzo 2019

Embajador palestino ante Santa Sede: “el viaje del Papa a Marruecos es símbolo de Unidad”

A menos de una semana para que el Papa pise tierras marroquíes, el embajador de Palestina ante la Santa Sede asegura que “se sienten sumamente honrados” y que esperan un mayor diálogo “para promover la causa universal de la paz”.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

El 30 y 31 de marzo el Pontífice viajará a Marruecos, dando lugar a su quinta visita a un país árabe, después de haber visitado en 2014 Jordania, Palestina y Egipto y en el pasado mes de febrero los Emiratos Árabes Unidos. Issa Kassissieh, embajador del Estado de Palestina ante la Santa Sede, asegura que la importancia de esta visita no es el saludo del Papa a los cristianos del mundo árabe, sino “poner énfasis en el diálogo interreligioso por la paz”.

Construcción de puentes entre Oriente y Occidente

Recordando el notable gesto hecho por el Papa Francisco durante su peregrinación a Palestina, cuando al llegar a Belén desde Ammán en helicóptero, sin cruzar un solo punto de control israelí, reafirmó el reconocimiento del Vaticano del Derecho del pueblo palestino a la libre determinación, Issa Kassissieh asegura que Su Santidad se dio cuenta de su principal misión: la construcción de puentes entre Oriente y Occidente y la derrota del poder del mal. Además – continúa – “Palestina representa una parte principal de esta misión: una entrada histórica entre Oriente y Occidente, así como el primer lugar de peregrinación, Palestina representa las diversas dimensiones de una realidad problemática, desde la espiritualidad de sus iglesias hasta la fealdad de la ocupación israelí”.

Un compromiso además que el Papa Francisco entendió bien cuando estuvo de pie y oró por unos momentos frente al ilegal muro de anexión israelí, que separa a Jerusalén de su ciudad hermana Belén por primera vez en 2000 años de cristianismo. “Esto fue tomado como un fuerte mensaje de empatía para los oprimidos en todo el mundo” puntualiza el embajador.

Fraternidad en la ciudad santa de Jerusalén

Issa Kassissieh también recuerda en su comunicado cuando el Papa poco después de su visita a Tierra Santa llamó a la oración por la paz en la Ciudad del Vaticano “siendo un momento clave en el camino hacia el diálogo interreligioso, con cristianos palestinos y musulmanes, así como con judíos israelíes, orando por la paz”. En este sentido, el embajador afirma que “juntos” pueden resaltar el mensaje de amor y tolerancia de sus religiones avanzando hacia un futuro de justicia y paz en Jerusalén y asegura que Palestina “seguirá desempeñando un papel importante en las relaciones entre la Santa Sede y el mundo árabe”. De hecho – subraya – “la ciudad santa de Jerusalén es el camino hacia la tranquilidad, la paz y el amor”.

Los cristianos, parte integral del pueblo palestino

“Los cristianos son una parte integral de nuestro tejido social” ha añadido Issa Kassissieh en su comunicado, pues ellos – dice – “han estado presentes en Palestina durante siglos”. Además, hablando sobre el fallecido cardenal John Louis Tauran, presidente del Consejo pontificio para el diálogo interreligioso en el Vaticano, cuya última misión fue visitar Arabia Saudita, explica que Tauran “entendió que los cristianos eran una parte integral del pueblo palestino, así como la centralidad de Palestina para el mundo árabe”, además de ser “un ardiente defensor de nuestro derecho a la autodeterminación, así como de que Jerusalén sea el centro de tres religiones monoteístas, en lugar de una ciudad exclusiva para un sólo color” y puntualiza que es en el mensaje israelí de exclusividad de Jerusalén como una ciudad judía “donde el extremismo religioso encuentra terreno firme para crecer”.

Palestina: fuerte aliado de la Santa Sede

“Seguiremos siendo un fuerte aliado de la Santa Sede” afirma Kassissieh y expresa la gran alegría que sienten por la visita del Papa a Marruecos: “nos sentimos sumamente honrados por la próxima visita del Papa Francisco a Marruecos y esperamos un mayor diálogo para promover la causa universal de la justicia y la paz”; paz – finaliza – que pasa por Jerusalén: “es importante fortalecer el diálogo entre el mundo árabe y la Santa Sede como un símbolo de Unidad para una paz justa y duradera que emana para la ciudad santa de Alquds”.


Deja un comentario

Posibles objetivos del Papa para su visita a Marruecos el 30 y 31 marzo.

Papa Francisco . Viaje a MarruecosPapa Francisco . Viaje a Marruecos 

Iglesia Marruecos: Papa favorecerá puente con islam y auxilio a emigrantes

El viaje del Papa Francisco a Marruecos, los próximos 30 y 31 de marzo, tendrá dos mensajes capitales: el diálogo entre el cristianismo y el islam y el auxilio a los emigrantes, según señala en una entrevista con Efe el Arzobispo de Rabat, el español Cristóbal López

Ciudad del Vaticano

Mons. López, con jurisdicción sobre casi todo el territorio marroquí (a excepción de la franja norte, competencia del Arzobispado de Tánger), recuerda que son precisamente los emigrantes los que en los últimos años forman la mayor parte de la iglesia católica en Marruecos, formada por unas 30.000 personas de “más de cien nacionalidades”.

La iglesia marroquí está formada por “más hombres que mujeres, más jóvenes que ancianos (la edad media es 35 años) y más negros que blancos”, recuerda el Arzobispo, en alusión a las colonias subsaharianas que en las dos últimas décadas han cambiado la cara a la iglesia en Marruecos.

El Papa en Rabat

Un coro de 500 jóvenes, casi todos estudiantes subsaharianos, cantará para el Papa en la única misa que celebrará en Rabat y que será en varios idiomas, aunque Francisco leerá las partes fijas en español, precisó López.

El Papa visitará previamente el centro de Cáritas en Rabat, que el año pasado atendió a más de 9.000 emigrantes “en el espíritu samaritano del que acoge al que está herido o tirado sin preguntar de dónde viene ni a dónde va”, siendo estos beneficiarios (de medicinas, alimentos o consejo legal) las poblaciones más vulnerables: niños, madres, ancianos o enfermos.

López niega que la iglesia esté de modo alguno fomentando la emigración: “Ni estamos para alentar la emigración a Europa, ni para impedirla. No colaboramos con los que quieren llegar a Europa, pero tampoco vamos a hacer de barrera hacia esos países”, aclaró.

La Iglesia en Marruecos -aclaró el Arzobispo- sigue las cuatro acciones que el Papa ha pedido para con los emigrantes: acoger, proteger, promover e insertar en la sociedad, tal como dejó claro Francisco en su primer viaje a la isla de Lampedusa.

Puentes entre cristianismo e islam

El Arzobispo recuerda que, en relación con el islam, “el Papa siempre insiste en tender puentes donde muchos quieren construir muros”, porque “musulmanes y cristianos no somos enemigos ni adversarios, ni nos disputamos un mercado, sino que somos hermanos, creyentes en un solo Dios verdadero”.

Con respecto a dos viajes tan seguidos a países musulmanes (el de Emiratos Árabes en enero y el de Marruecos), López entiende que “hay una clara intención (de Francisco) de favorecer el diálogo entre islam y el cristianismo, de unir fuerzas para trabajar por la consecución de la paz y de un mundo mejor”,

El Arzobispo no rehúye la espinosa cuestión de los cristianos marroquíes, no reconocidos por la ley, dejando claras dos cosas: primero, que el derecho de un marroquí a convertirse “no nos compete, es una cuestión interna de este pueblo”.

Pero, además, en la iglesia -subrayó- “no queremos hacer publicidad, ni hemos venido a aumentar los efectivos o a hacer más clientes; nuestro objetivo es construir el Reino de Dios”.

Los dos últimos papas -subraya López- han dejado claro que “el cristianismo se difunde por atracción” y no por proselitismo (actividad que la ley marroquí pena con la cárcel si se trata de proselitismo cristiano).

De hecho, los conversos marroquíes al cristianismo practican en su práctica totalidad credos evangélicos, y se reúnen en “iglesias domésticas” con cierta tolerancia de las autoridades, que por otro lado no les reconocen el derecho a cambiar de nombre ni exime a sus hijos de la educación islámica en la escuela.

El Arzobispo de Rabat zanja la cuestión y evita toda crítica que pueda ser interpretada como política: “Estoy satisfecho de que los cristianos en Marruecos podamos vivir en paz y tranquilidad, y practicar nuestra fe con total libertad”. EFE


Deja un comentario

El Papa a Marruecos a finales de marzo. Programa

viaje Papa Francisco MarruecosEl logo del Viaje del Papa Francisco a Marruecos 

El programa del viaje del Papa Francisco a Marruecos

Entre las etapas del viaje apostólico, el encuentro con los migrantes en la sede diocesana de Cáritas, con los sacerdotes, las personas consagradas y el Consejo Ecuménico de Iglesias en la catedral de Rabat

Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha anunciado el programa del Viaje Apostólico del Papa Francisco a Marruecos, previsto para el 30 y 31 de marzo. Ha sido aceptada la propuesta de las autoridades marroquíes de circunscribir el viaje a la ciudad de Rabat, para facilitar la visita del Papa.

Sábado 30 de marzo

Francisco partirá el sábado 30 de marzo del aeropuerto de Roma-Fiumicino hacia Rabat. Después de llegar al aeropuerto internacional, las primeras citas del Pontífice serán la ceremonia de bienvenida y la visita de cortesía al Rey Mohammed VI en el Palacio Real. A continuación tendrá lugar el encuentro con el pueblo marroquí, con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático. El programa del día incluye también una visita al Mausoleo Mohammed V, la visita al Instituto Mohammed VI y el encuentro con los migrantes en la sede diocesana de Caritas.

Domingo 31 de marzo

En el segundo día de viaje, la primera cita prevista al centro rural para los servicios sociales de Témara. A continuación, el encuentro con sacerdotes, religiosos, personas consagradas y el Consejo Ecuménico de Iglesias en la Catedral de Rabat. Después del almuerzo, está programada la Santa Misa. La última cita del Papa en Marruecos es la ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional de Rabat/Salé. A su regreso, el Pontífice arribará al aeropuerto romano de Ciampino.