Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El Papa ha firmado en Loreto la exhortación postsinodal sobre la juventud.

El Papa celebró la Misa en Loreto y firmó la Exhortación Post Sinodal

Durante su visita al Santuario de Loreto, el Santo Padre celebró la Misa en la Santa Casa y firmó la Exhortación Apostólica Postsinodal sobre el Sínodo de los Jóvenes, celebrado el pasado mes de octubre.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

Este 25 de marzo, el Papa Francisco realizó su visita pastoral a la localidad italiana de Loreto. Partió desde el helipuerto vaticano a las 8.00 de la mañana y después de casi una hora de vuelo, el Pontífice llegó al Centro juvenil “Juan Pablo II” de Montorso, donde fue recibido por Mons. Fabio Dal Cin, Arzobispo Prelado de Loreto y las Autoridades locales de la Región de Marcas, en Italia. Posteriormente, el Santo Padre se dirigió al Santuario de la Santa Casa de Loreto, donde celebró la Eucaristía en la Santa Casa, al final de la Misa el Papa firmó la Exhortación post-sinodal sobre los jóvenes.

La Eucaristía: “hágase en mí según tu palabra”

“Hágase en mí según tu palabra”, estas palabras pronunciadas por la Virgen María ante el anuncio del Ángel, resonaron de nuevo hoy en la Santa Casa de Loreto, donde el Papa Francisco celebró la Misa. Es el primer Pontífice que lo ha hecho en 162 años hasta hoy: el último fue Pío IX en 1957. En este período de tiempo, sin embargo, los Papas no han dejado de visitar Loreto: San Juan XXIII, San Juan Pablo II, Benedicto XVI. Un “sí” que los cristianos de todos los tiempos y latitudes han sido y están llamados a repetir en sus vidas, en sus vocaciones.

Junto al Papa, entre los muros de la Casa de María, entre otros estuvieron Mons. Fabio dal Cin, Arzobispo Prelado de Loreto, Mons. Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia, Mons. Edgar Peña Parra, Sustituto de la Secretaría de Estado, el Card. Gualterio Bassetti, Presidente del CEI, el Card. Edoardo Menichelli, Arzobispo emérito de Ancona-Osimo, algunos frailes capuchinos, a quienes se confía la pastoral de los peregrinos, y algunos jóvenes, que viven en un momento en el que se cuestiona la propia vocación por excelencia.

El Papa Francisco no pronunció la homilía y algunas de sus palabras que introdujeron la Oración de los fieles fueron: “María es el arca de la nueva y eterna alianza: en ella se cumple el misterio del Hijo de Dios hecho hombre por obra del Espíritu Santo. Oremos al Señor con fe y humildad. Digamos juntos: Que tu palabra se cumpla en nosotros, Señor”.

La firma de la Exhortación dedicada a los Jóvenes

Inmediatamente después, siempre en la Santa Casa, sobre el altar frente a la imagen de la Virgen Negra de Loreto, el Papa firmó la Exhortación Apostólica Postsinodal en forma de Carta a los Jóvenes, como conclusión del Sínodo celebrado en el Vaticano el pasado mes de octubre. “Vive Cristo, esperanza nuestra” es el título del texto original en español, que se publicará más adelante. Un acontecimiento histórico ha sido definido por muchos: la otra firma de una Exhortación Apostólica fuera del Vaticano ocurrió con San Juan Pablo II en 1995, cuando con ocasión de un viaje a África se dio a conocer la Exhortación “Ecclesia in Africa”. No sólo eso. Es también una confirmación del vínculo entre los jóvenes y el Santuario Mariano de Loreto, donde tanto San Juan Pablo II como Benedicto XVI quisieron tener encuentros con ellos. Antes de la Misa, el Papa rezó durante mucho tiempo, en silencio, ante la imagen de la Virgen Negra, mantenida en la Santa Casa.


Deja un comentario

El Papa hoy en Loreto en la fiesta litúrgica de la anunciación.

Papa: Loreto, un lugar para sacar fuerzas y esperanza

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

Lugar de peregrinación

El Papa Francisco dirigió un discurso a las autoridades eclesiásticas, frailes capuchinos, autoridades civiles y fieles presentes en el Santuario de Loreto. El Papa firma en este lugar la Exhortación Apostólica “Christus vivit – Cristo vive”, fruto del sínodo dedicado a los jóvenes.

El Papa Francisco agradeció la bienvenida a Mons. Fabio Dal Cin, a los frailes capuchinos, las autoridades y todos los fieles. Subrayó que el santuario posee una identidad particular, es un “lugar privilegiado para contemplar el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios. Aquí, de hecho, se conservan los muros que, según la tradición, proceden de Nazaret, donde la Santísima Virgen dijo su “sí”, convirtiéndose en la madre de Jesús”.

Francisco, afirmó que viene como peregrino a este lugar, al igual que otros muchos, así lo afirma: “Yo también estoy entre ellos hoy, y doy gracias a Dios que me lo ha concedido precisamente en la fiesta de la Anunciación”.

La Casa Santa, un lugar para silencio, oración y para los jóvenes

En su discurso, el Papa describió la Casa Santa como “oasis de silencio y piedad, muchos vienen, de Italia y de todas partes del mundo, para sacar fuerzas y esperanza. Pienso en particular en los jóvenes, las familias y los enfermos.

La Santa Casa es el hogar de los jóvenes, porque aquí la Virgen María, la joven llena de gracia, sigue hablando a las nuevas generaciones, acompañando a cada uno en la búsqueda de su propia vocación. Por eso he querido firmar aquí la Exhortación Apostólica “Christus vivit – Cristo vive” , fruto del Sínodo dedicado a los jóvenes.

Anunciación: escucha, discernimiento, decisión

Para el Papa, en la Anunciación aparece la dinámica de la vocación, que se muestra en los tres momentos que marcaron el sínodo: el primero es la escucha. “La llamada a la fe y a un camino coherente de vida cristiana o de especial consagración es una discreta, pero fuerte irrupción de Dios en la vida de un joven, para ofrecerle su amor como don. Necesitamos estar preparados y dispuestos a escuchar y acoger la voz de Dios, que no se reconoce en el ruido y la agitación”.

El segundo momento de toda vocación es el discernimiento.  El Papa afirma que “Esta es la actitud propia del discípulo: toda colaboración humana en la iniciativa gratuita de Dios debe estar inspirada en la profundización de las propias capacidades y actitudes, unida a la conciencia de que es siempre Dios quien da, quien actúa; así también la pobreza y la pequeñez de aquellos a quienes el Señor llama a seguirlo en el camino del Evangelio se transforma en la riqueza de la manifestación del Señor y en la fuerza del Omnipotente”.

El Papa Francisco afirma que la decisión es el tercer paso que caracteriza toda vocación cristiana: “Es el “sí” de la plena confianza y de la total disponibilidad a la voluntad de Dios. María es el modelo de toda vocación y la inspiradora de toda pastoral vocacional”.

Loreto, lugar al servicio de la pastoral vocacional

El Papa insiste en la identidad de este lugar: “Pienso en Loreto como un lugar privilegiado donde los jóvenes pueden venir en busca de su vocación, a la escuela de María! Un polo espiritual al servicio de la pastoral vocacional. Espero, por tanto, que el Centro “Juan Pablo II” sea relanzado al servicio de la Iglesia en Italia y a nivel internacional”.

Francisco subraya la importancia de este lugar como lugar de encuentro: “El Santuario de la Santa Casa de Loreto, también por su situación geográfica en el centro de la península, se presta a convertirse, para la Iglesia que se encuentra en Italia, en un lugar de propuesta para la continuación de los encuentros mundiales de jóvenes y de la familia”.

Loreto al servicio de la familia y de los enfermos

El Santo Padre, afirma que “La Casa de María es también el hogar de la familia. En la delicada situación del mundo de hoy, la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer asume una importancia y una misión esenciales”.

Y prosiguió: “El hogar y la familia son el primer cuidado de la persona enferma para amarla, apoyarla, animarla y cuidarla. Por eso el santuario de la Santa Casa es el símbolo de todo hogar acogedor y santuario para los enfermos”.

Finalmente, el Papa remarcó la vocación Mariana del Santuario: llevar el Evangelio de la paz y de la vida a nuestros contemporáneos, a menudo distraídos, tomados por intereses terrenales o inmersos en una atmósfera de aridez espiritual. Necesitamos gente sencilla y sabia, humilde y valiente, pobre y generosa. En definitiva, personas que, en la escuela de María, aceptan el Evangelio sin reservas en su vida.

El Papa se despidió invocando a la Virgen María: “Que María, la fuente de todo consuelo, traiga ayuda y consuelo a todos los que se encuentran en la prueba”. Seguidamente rezó con la comunidad el Ángelus.

25 marzo 2019, 11:15


Deja un comentario

Marzo 25: la visita del Papa a Loreto

Virgen de LoretoVirgen de Loreto 

El Papa en Loreto: jóvenes y enfermos entre los protagonistas

La de Papa Francisco será la novena visita de un pontífice en los últimos 57 años. Antes que él, San Juan XXIII, San Juan Pablo II (cinco veces) y en dos ocasiones Benedicto XVI, la última en 2012. Durante 162 años un Papa no ha celebrado la Eucaristía en la Santa Casa: la última fue Pío IX en 1857.

Andrea De Angelis – Loreto

Mañana a las 12 del mediodía sonarán todas las campanas de las iglesias de la región. Las Marcas y Loreto esperan ansiosamente la llegada del Papa Francisco, una espera de casi 7 años, tras la visita de Benedicto XVI por segunda vez a la Basílica de la Santa Casa. Era el 4 de octubre de 2012, exactamente 50 años después de la histórica visita de San Juan XXIII. Entonces el Papa Roncalli fue a Loreto y a Asís para confiar el destino del Concilio Vaticano II a la Virgen y a San Francisco. Visita histórica porque fue la primera de un Papa fuera de las fronteras de Roma y sus alrededores después de la unificación de Italia. También Francisco también escribirá “una primera vez” desde 1861 hasta hoy.

La historicidad de la visita

La última vez que un Papa celebró una Misa en la Santa Casa, Italia aún no estaba unida. Ha pasado más de un siglo y medio desde entonces, exactamente 162 años: el Sucesor de Pedro era Pío IX. Francisco celebrará la Misa en la Santa Casa a las 9:45 a.m. y será transmitida en las pantallas grandes fuera de la Basílica. Luego el Santo Padre saldrá al patio de la Iglesia para un encuentro público con todos los fieles, y rezará el Ángelus.

La Exhortación Post-Sinodal

Hay otra razón que hace que este 25 de marzo de 2019 sea histórico: la firma de la Exhortación apostólica Postsinodal en forma de Carta a los Jóvenes, titulada “Vive Cristo, esperanza nuestra” . La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que con este gesto, el Papa pretende confiar a la Virgen María el documento que sella la labor del Sínodo de Obispos celebrado en el Vaticano, del 3 al 28 de octubre de 2018, sobre el tema: “Los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. El texto de la Exhortación se publicará en los días siguientes a su firma.

La firma de una carta post-sinodal fuera del territorio del Vaticano es un acontecimiento decididamente raro, por lo tanto histórico. La primera vez fue el 14 de septiembre de 1995, cuando el Papa Juan Pablo II salió de Roma para su 67ª viaje internacional, que lo llevaría por undécima vez a África, tocando tres estados: Camerún, Sudáfrica y Kenia. La ocasión fue la fase de celebración de la Asamblea especial del Sínodo de los Obispos dedicada a África y Madagascar, desarrollada en el Vaticano el año anterior. Con ocasión de este viaje se hizo pública la Exhortación Apostólica post-sinodal “Ecclesia in Africa”. Por primera vez un documento oficial era firmado por el Santo Padre fuera de la Ciudad del Vaticano y de Roma.

Jóvenes y enfermos en la visita a Loreto

Los jóvenes, por lo tanto, están en el centro de esta jornada tan esperada por la ciudad de Loreto. Pero no sólo eso. También los enfermos serán protagonistas de la visita del Papa, que saludará a aquellos presentes en el Santuario al final de la Santa Misa. El lunes en Loreto habrá también una delegación de Unitalsi, donde los jóvenes están en peregrinación nacional del 22 al 24 de marzo. Como dijo el arzobispo de Loreto, Monseñor Dal Cin, a Radio Vaticana Italia, “los enfermos han sido importantes desde el principio para Loreto, porque la historia confirma que fueron los enfermos los que fueron llevados y descubrieron la realidad mística y prodigiosa de la Santa Casa. A partir de ahí comenzaron los santuarios. Al principio la Santa Casa estaba situada en las colinas de Loreto –explicó el obispo- y a lo largo de los siglos esta gran peregrinación de enfermos ha tomado diversas formas con Unitalsi y con otros grupos que se encargan del acompañamiento a los enfermos”.

La espera de la ciudad

A medida que pasan las horas, la espera de la gente de Loreto crece. En la ciudad se respira un ambiente de alegría y sana curiosidad por la llegada de un Papa que por primera vez visita el pueblo de doce mil habitantes, conocido en todos los rincones del mundo por el Santuario de la Santa Casa. Ante nuestros micrófonos, el Gobernador de la Región de las Marcas, Luca Ceriscioli, recuerda cómo la visita se da en un año particularmente rico en iniciativas espirituales en todo el territorio, asegura que la maquinaria organizativa estará en su mejor momento para asegurar una jornada de fiesta y relanza el papel del Papa también como motor y estímulo para los jóvenes que “necesitan referencias importantes”.