Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El conflicto palestino-israelí

Padre Patton Tierra Santa grito sufrimiento AbbasPadre Patton con los jefes de las Iglesias de Tierra Santa  (AFP or licensors)

Custodio Tierra Santa: el mensaje de Abbas es un grito de sufrimiento

Desde Jerusalén, el padre franciscano Francesco Patton, ante los micrófonos de Radio Vaticana Italia, explica la señal que el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina quiere dar a Occidente y al jefe de la Iglesia Universal

Antonella Palermo – Ciudad del Vaticano

La intención de Abbas- explicitada por él mismo antes de la audiencia en el Vaticano en una entrevista en el diario italiano “La Stampa” – es hacer llegar a los líderes italianos y al Pontífice el mensaje por el cual “América no basta más para alcanzar la paz” y que los Estados Unidos no pueden ser los únicos mediadores en Oriente Medio”.

R.- Diría que la señal es, sobre todo,  el ver que después de tantos años, todavía no se han dado pasos significativos. Es el ver también que el así llamado proyecto de los dos Estados corre el riesgo de evaporarse de a poco. Es un proyecto que parece estar continuamente erosionado por el cambio de la situación y, por lo tanto,  pienso que el mensaje del presidente Abu Mazen es sobre todo – osaría decir – un grito de sufrimiento. Es la situación que vive la gran mayoría de los palestinos, quienes de alguna manera sienten que su sueño, incluso de tener una patria, de tener un Estado, no es para nada cercano. Entonces, más que un tipo de declaración, como decir, política, quizás es también una declaración de un hecho, de un sufrimiento que es el sufrimiento de un pueblo entero.

P.- Y entonces, según usted, ¿de quién debería llegar una obra de mediación que contribuya realmente al logro de este objetivo?

R.- En efecto la tarea es de la comunidad internacional y creo, en primer lugar, de los grandes países como Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea. Pero además es tarea de las dos realidades, es decir, de las realidades de la clase política palestina y de la clase política israelí: encontrar el modo de sentarse realmente entorno a una mesa y retomar el diálogo. Porque hasta que no se retomará el diálogo entre los dos directos interesados, será difícil dar pasos adelante. No puede ser ni siquiera una solución simplemente propuesta o impuesta desde lo alto, debe ser también una solución que ve a los dos pueblos – la clase política de los dos pueblos – directamente involucrada y capaz efectivamente de dialogar, sabiendo que para llegar a resultados es necesario que exista, de parte de ambos, la capacidad de tener una apertura de confianza con respecto al otro, de tener también un lenguaje que sea recíprocamente respetuoso y una serie de actitudes en las que se esté dispuestos a ceder algo y por lo cual, en cambio, se sepa también que se obtiene algo.

P.- Ayer, primer Domingo de Adviento, usted – como es tradición – ingresó solemnemente en Belén, en la Iglesia de Santa Catalina. ¿Cómo vive la población esta espera de la Navidad?

R.- Depende un poco de lugar a lugar: en Belén, el evento Navidad se siente de manera muy fuerte ya desde el comienzo del Adviento, por lo cual los cristianos locales logran, de alguna manera, poner entre paréntesis también todas las dificultades que hay. De hecho, Belén es la realidad un poco más difícil porque es una realidad en la cual los cristianos viven circundados por este muro que pesa en la vida de todos los días. Solo los cristianos que viven en Gaza se encuentran en un contexto más difícil de aquel de Belén. Para los cristianos que viven en las otras comunidades aquí en Tierra Santa, naturalmente está siempre este deseo de esperanza. Muchos cristianos piden incluso explícitamente: “Nosotros rezamos tanto, deseamos tanto, pedimos tanto, pero no vemos nunca el final de una situación en la cual somos la parte frágil”.

P.- Ayer, después de la oración del Ángelus, el Papa Francisco quiso rezar en particular por “la amada Siria”; lo hizo también con el encendido del cirio, que significa la llama de la esperanza que debe permanecer encendida. “Recemos y ayudemos a los cristianos a permanecer en Siria y en Oriente Medio – dijo Francisco – como testigos de misericordia, de perdón y de reconciliación”. ¿Cómo llegó a ustedes este gesto y este renovado llamamiento?

R.- La cercanía del Papa se siente en modo directo y muy fuerte. Sobre todo para nuestros hermanos que viven en Siria en una situación de martirio, en particular, para aquellos que están en la región de Idlib. Ellos viven bajo la presión cotidiana de Jabhat al-Nusra, que es la evolución de Al Qaeda; viven humillaciones cotidianas y se encuentran allí para acompañar a los pocos centenares de cristianos que se han quedado en un valle que antes tenía un millar de cristianos.


Deja un comentario

Guterres pide moderación a Hamas e Israel.

Guterres pide mesura a Hamas y a Israel para evitar otro conflicto devastador

ONU
El lado palestino de Kerem Shalom, en Gaza.

21 Julio 2018

El Secretario General expresó preocupación este sábado por el último estallido de violencia en Gaza, que ha dejado al menos cinco personas muertas, y aseguró que la escalada de los enfrentamientos pondrá en peligro la vida de palestinos e israelíes por igual.

“Estoy profundamente preocupado por la peligrosa escalada de violencia en Gaza y el sur de Israel”, dijo António Guterres en un comunicado.

Lamento profundamente la pérdida de vidas. Es imperativo que todas las partes retrocedan urgentemente, al borde de otro conflicto devastador “, agregó.

El 30 de marzo de este año, los palestinos en Gaza, controlados por Hamas, una facción militante palestina, comenzaron una protesta masiva contra el bloqueo del enclave impuesto por Israel desde principios de la década de 1990. La confrontación se ha intensificado desde entonces.

El viernes, pistoleros palestinos mataron a un soldado israelí y el ejército israelí lanzó decenas de ataques que mataron a tres combatientes de Hamas. Según informes de prensa, un cuarto palestino fue asesinado por disparos israelíes durante una protesta cerca de la frontera.

En la declaración, Guterres hizo un llamado a Hamas y otros militantes palestinos en Gaza para que cesen el lanzamiento de cohetes y dispositivos incendiarios así como otro tipo de provocaciones a lo largo de la valla fronteriza con Israel. También dijo que Israel debe ejercer moderación para evitar enardecer aún más la situación.

“Cualquier nueva escalada pondrá en peligro la vida de palestinos e israelíes por igual, profundizará la catástrofe humanitaria en Gaza y socavará los esfuerzos actuales para mejorar los medios de subsistencia y apoyar el regreso de la Autoridad Palestina a Gaza”, dijo.

El Secretario General también alentó a las partes y a la comunidad internacional a que colaboren con la ONU, y particularmente con su enviado especial, Nickolay Mladenov, y trabajen para encontrar “una salida a esta peligrosa situación”.


Deja un comentario

Gaza: los hospitales al borde del cierre por el bloqueo energético de Israel.

Los hospitales están al borde del cierre en Gaza

OCHA/Mustafa El Halabi
Jamie McGoldrick, el coordinador humanitario para Gaza, visita a un paciente en el hospital de Al Quds en la ciudad de Gaza.

22 Julio 2018

Unos 2000 pacientes que dependen de dispositivos eléctricos para vivir están en peligro inminente por la falta de combustible. El bloqueo de las autoridades israelíes a la entrada de suministros al territorio palestino ha intensificado la crisis energética en la zona, donde la ONU se está quedando sin cómo ayudar.

Los suministros de combustible de emergencia proporcionados por las Naciones Unidas para instalaciones críticas en Gaza se están agotando rápidamente, advirtió el domingo el coordinador humanitario de la ONU para los Territorios Palestinos Ocupados.

“Al menos un hospital se ha visto obligado a cerrar durante unas horas, y los servicios se están reduciendo drásticamente en otros. Debido a los apagones constantes de unas 20 horas al día, si no permite la entrada de suministros de combustible de manera inmediata, muchas vidas estarán en juego. Quienes corren el mayor riesgo son los pacientes con deficiencias cardiacas y renales, así como los recién nacidos en cuidados intensivos”, dijo este domingo James McGoldrick.

La situación humanitaria en Gaza, zona controlada por Hamas, una facción militante palestina, se ha visto negativamente afectada por el bloqueo del enclave impuesto por Israel.

Quienes sufren el mayor riesgo son los pacientes con deficiencias cardiacas y renales, así como los recién nacidos en cuidados intensivos.

Desde el pasado lunes, las autoridades israelíes han prohibido la entrada de combustible como parte de las restricciones a la importación y exportación, presuntamente en respuesta al lanzamiento de dispositivos incendiarios desde Gaza hacia Israel, que han causado grandes daños.

McGoldrick hizo un llamado a Israel para que ponga fin a las restricciones que impiden la importación de combustible y para que los donantes proporcionen fondos inmediatos para el combustible de emergencia, que actualmente está programado para agotarse a principios de agosto.

Los hospitales podrían cerrar

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Hospital Al Quds, que ofrece intervenciones médicas para salvar las vidas de 150.000 personas por año, incluyendo cirugías importantes, partos y cuidados intensivos, se verá obligado a cerrar en los próximos días debido a la falta de combustible.

Además, es probable que otros cuatro hospitales se queden sin combustible en los próximos tres días, lo que reduce significativamente la provisión de servicios médicos esenciales a la población en Gaza.

El Ministerio de Salud palestino ya ha implementado estrictas medidas de contingencia: los hospitales han reducido los servicios de diagnóstico, esterilización y limpieza, pero esto aumenta el riesgo de infecciones entre los pacientes, advierte la OMS.

Quienes están en mayor riesgo son los 2000 pacientes que dependen de dispositivos eléctricos, entre ellos las incubadoras de los recién nacidos.

En total, más de 1,27 millones de personas se verían directamente afectadas por el cierre de hospitales y una reducción de intervenciones de salud.

Además, el funcionamiento reducido de las instalaciones de agua y saneamiento corre el riesgo de aumentar los brotes de enfermedades infecciosas.

“Hasta que se encuentren soluciones más sostenibles para la crisis energética en Gaza, existen dos pasos que pueden evitar una mayor devastación a corto plazo: Israel debe permitir la entrada del combustible y otros suministros esenciales y los donantes deben movilizar recursos para garantizar que las instalaciones críticas reciban los insumos que necesitan”, expresó McGoldrick.

La ONU distribuye un promedio de 950.000 litros cada mes a alrededor de 220 hospitales y clínicas así como sitios de tratamiento de agua y alcantarillado y servicios de recolección de desechos sólidos.


Deja un comentario

Llamamiento de ONU a Israel y Hamas para que renuncien a la violencia mutua.

Guterres pide mesura a Hamas y a Israel para evitar otro conflicto devastador

ONU
El lado palestino de Kerem Shalom, en Gaza.

21 Julio 2018

El Secretario General expresó preocupación este sábado por el último estallido de violencia en Gaza, que ha dejado al menos cinco personas muertas, y aseguró que la escalada de los enfrentamientos pondrá en peligro la vida de palestinos e israelíes por igual.

“Estoy profundamente preocupado por la peligrosa escalada de violencia en Gaza y el sur de Israel”, dijo António Guterres en un comunicado.

“Lamento profundamente la pérdida de vidas. Es imperativo que todas las partes retrocedan urgentemente, al borde de otro conflicto devastador “, agregó.

El 30 de marzo de este año, los palestinos en Gaza, controlados por Hamas, una facción militante palestina, comenzaron una protesta masiva contra el bloqueo del enclave impuesto por Israel desde principios de la década de 1990. La confrontación se ha intensificado desde entonces.

El viernes, pistoleros palestinos mataron a un soldado israelí y el ejército israelí lanzó decenas de ataques que mataron a tres combatientes de Hamas. Según informes de prensa, un cuarto palestino fue asesinado por disparos israelíes durante una protesta cerca de la frontera.

En la declaración, Guterres hizo un llamado a Hamas y otros militantes palestinos en Gaza para que cesen el lanzamiento de cohetes y dispositivos incendiarios así como otro tipo de provocaciones a lo largo de la valla fronteriza con Israel. También dijo que Israel debe ejercer moderación para evitar enardecer aún más la situación.

“Cualquier nueva escalada pondrá en peligro la vida de palestinos e israelíes por igual, profundizará la catástrofe humanitaria en Gaza y socavará los esfuerzos actuales para mejorar los medios de subsistencia y apoyar el regreso de la Autoridad Palestina a Gaza”, dijo.

El Secretario General también alentó a las partes y a la comunidad internacional a que colaboren con la ONU, y particularmente con su enviado especial, Nickolay Mladenov, y trabajen para encontrar “una salida a esta peligrosa situación”.


Deja un comentario

Los bancos israelíes se benefician de los asentamientos ilegales en territorio palestino.

Summary

Israel’s largest banks are providing services that help support, maintain, and expand unlawful settlements by financing their construction in the occupied West Bank, including partnering with developers to build homes on land unlawfully seized from Palestinians. The banks’ involvement is direct and substantial: they acquire a property interest in the development projects and shepherd them through to completion. The transfer by the occupier of members of its civilian population into the occupied territory, and the deportation or transfer of members of the population of the territory, are war crimes. The activities of banks finance a critical step in this transfer.

The activities of these banks also raise concerns about pillage, due to land seizure policies by the Israeli military that make it difficult to ascertain whether the landowners have freely given their consent.

In addition to construction projects, banks provide loans to settlement councils (local authorities) and mortgage loans to home-buyers in settlements and operate ATMs and bank branches there. Israeli banks generally do not offer these services to Palestinians, because Palestinian residents of the West Bank are forbidden by military order to enter settlements, except as laborers bearing special permits. Palestinian and foreign banks provide services to Palestinian customers outside the settlements.

Most of Israel’s largest banks are providing services that help support, maintain, and expand unlawful settlements by financing their construction in the occupied West Bank.

Settlements are unlawful under international humanitarian law. They contribute to a discriminatory regime in which Israeli authorities restrict and stunt Palestinian economic development, while subsidizing and supporting Israeli settlements built on land unlawfully seized from Palestinians. International humanitarian law forbids an occupying power from using land except for military purposes or for the benefit of the local population living under occupation.

Most Israeli banks finance or “accompany” construction projects in the settlements by becoming partners in settlement expansion, supervising each stage of construction, holding the buyers’ money in escrow, and taking ownership of the project in case of default by the construction company. Most of that construction takes place on “state land,” which can include land unlawfully seized from Palestinians and which Israel uses in a discriminatory fashion, allocating one third of state land in the West Bank, not including East Jerusalem, to the World Zionist Organization and just 1 percent for use by Palestinians.

Settlements inherently contribute to serious violations of international human rights and humanitarian law.  Companies, including banks, that conduct business in or with settlements cannot mitigate or avoid contributing to these abuses, because the activities they conduct take place on unlawfully seized land, under conditions of discrimination, and through a serious violation of Israel’s obligations as an occupying power.

Human Rights Watch therefore believes that, in order to comply with their human rights responsibilities, banks, like other businesses, should cease doing businesses in or with Israeli settlements. This means they should stop locating or carrying out activities inside settlements, financing, administering, or otherwise supporting settlements or settlement-related activities and infrastructure, and contracting to purchase settlement-produced goods, because, in Human Rights Watch’s view, these activities inherently contribute to serious abuses.


Deja un comentario

Fuerte acusación a Israel de Amn.Int. por demolición de poblados palestinos

Israel: La demolición de un pueblo beduino palestino y el traslado forzoso de sus habitantes son ilegales y un crimen de guerra

Las autoridades israelíes deben anular de inmediato su plan de demolición del pueblo beduino palestino de Jan al Ahmar y traslado forzoso de la comunidad que vive allí, ha manifestado Amnistía Internacional ante la llegada prevista de las excavadoras el 1 de junio tras haber autorizado el Tribunal Supremo de Israel la demolición la semana pasada.

La comunidad va a ser trasladada a un lugar situado cerca del antiguo vertedero municipal de Jerusalén, en las proximidades del pueblo de Abu Dis.

“La indignante decisión, tomada la semana pasada por el Tribunal Supremo, de permitir al ejército israelí demoler el pueblo de Jan al Ahmar entero fue un golpe terrible para las familias, que llevan casi un decenio haciendo campaña y librando una batalla judicial para continuar en sus tierras y conservar su forma de vida. Seguir adelante con la demolición no sólo es cruel, sino que constituye también traslado forzoso, acto tipificado como crimen de guerra”, ha explicado Magdalena Mughrabi, directora adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

 

Jan al Ahmar tiene alrededor de 180 habitantes, pertenecientes a la tribu beduina yahalin. Está rodeado por varios asentamientos ilegales israelíes, establecidos al este de Jerusalén.

Los miembros de la tribu beduina yahalin llevan más de 60 años luchando para conservar su forma de vida. Expulsados de sus tierras del desierto del Néguev/Naqab en la década de 1950, han sido sometidos de manera recurrente a hostigamiento, presión y reasentamiento por los sucesivos gobiernos israelíes.

A finales de agosto de 2017, el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, anuncióque su gobierno iba a evacuar a la comunidad entera dentro de unos meses. El 24 de mayo, el Tribunal Supremo de Israel falló en favor de la demolición del pueblo entero, incluida la escuela, que está construida con neumáticos y proporciona educación a unos 170 niños y niñas de cinco comunidades beduinas distintas.

El Tribunal determinó que el pueblo se había construido sin los permisos de edificación necesarios, algo que es imposible conseguir para la población palestina de las partes de Cisjordania controladas por Israel, conocidas como “Zona C”.

“Las autoridades israelíes han destruido la vida a miles de personas palestinas, debido al trauma y la angustia causados durante años a hombres, mujeres, niños y niñas con su política totalmente discriminatoria de, primeramente, denegarles los permisos de construcción y, luego, demoler sus hogares, sus escuelas y sus estructuras para el ganado”, ha señalado Magdalena Mughrabi.

“En vez de tomar constantemente medidas punitivas contra la población palestina por construir sin permiso, las autoridades israelíes deben detener la construcción y ampliación de asentamientos ilegales en Cisjordania, como primer paso para retirar a la población civil israelí que vive en ellos.”

“El fallo del Tribunal Supremo es sumamente peligroso y puede sentar un precedente para otras comunidades que se oponen a los planes israelíes de realojarlas en centros urbanos. Las autoridades israelíes deben cumplir sus obligaciones jurídicas internacionales y abandonar todo plan de traslado forzoso de Jan al Ahmar y otras comunidades.”

Información complementaria

Jan al Ahmar se encuentra unos kilómetros al sur del asentamiento de Kfar Adumin, en el territorio ocupado de Cisjordania. La comunidad beduina que vive allí sufre constantes actos de violencia de los colonos israelíes, dirigidos incluso contra niños y niñas, así como ataques contra sus hogares. Las autoridades israelíes se niegan a conectar el pueblo con la red de suministro de agua y electricidad y han limitado su acceso a las zonas de pastoreo.

La comunidad lleva oponiéndose a las órdenes pendientes de demolición de edificios y estructuras, incluida la “escuela de neumáticos”, desde 2009. Ese año, los habitantes de los cercanos asentamientos israelíes de Kfar Adumin, Alon y Nofei Prat elevaron una petición al Tribunal Supremo de Israel para que permitiera al ejército israelí ejecutar las órdenes de demolición pendientes.

Jan al Ahmar forma parte de un conjunto de 46 comunidades palestinas de Cisjordania que corren riesgo de traslado forzoso debido a los planes israelíes de realojo y la presión que se ejerce sobre ellas para que se marchen. Estas comunidades están situadas en la denominada “Zona C” de los Acuerdos de Oslo, firmados entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en 1993. En esta zona, que abarca más del 60 por ciento de la Cisjordania ocupada, el ejército israelí mantiene el control total en materia de seguridad. La Administración Civil de Israel, organismo militar, controla la planificación y zonificación.

El ejército israelí ha anunciado recientemente nuevos planes de demolición de los pueblos de Ein al Hilweh y Umm Yamal, en el valle del Jordán; Yabal al Baba, al este de Jerusalén, y la quinta parte de los edificios del pueblo palestino de Susiya, en los montes del sur de Hebrón.

Las políticas de Israel de establecer a civiles israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados, destruir gratuitamente bienes y llevar a cabo traslados forzosos de población palestina que vive bajo ocupación violan el cuarto Convenio de Ginebra y constituyen crímenes de guerra, tipificados en el Estatuto de la Corte Penal Internacional.

Desde 1967, Israel ha sometido a desalojo y desplazamiento forzosos a comunidades enteras y ha demolido más de 50.000 viviendas y estructuras palestinas.


Deja un comentario

Gran número de heridos en Gaza por la represión israelí. Denuncia de la OMS

El número de heridos en Gaza en una semana iguala al de toda la crisis en 2014

OCHA
Heridos durante las protestas en Gaza son atendidos en el Hospital de Ash Shifa, el 14 de mayo de 2018

22 Mayo 2018

De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud, el número de heridos debido a la represión israelí de las protestas palestinas en Gaza se eleva a 12.000 desde el 14 de mayo, un número similar al registrado durante la crisis en 2014, aunque en aquel entonces esa cifra se alcanzó en cincuenta días.

Así lo afirmó este martes el director de los programas de salud de la UNRWA, Akihiro Seita, tras una visita a Gaza en la que destacó que de esa cifra, 7000 fueron atendidos en los hospitales y la mitad de ellos por heridas de bala.

Informe Anual sobre Salud

Durante el transcurso de una conferencia de prensa en Ginebra, Seita presentó también el Informe Anual sobre Salud de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos.

Las enfermedades no transmisibles como la diabetes, la hipertensión y el cáncer son el principal problema sanitario de los refugiados palestinos e indicó que esta situación se debe a la pobreza.

La comida más fácil de conseguir y la única entre las básicas es el pan ya que no hay otros alimentos sanos disponibles. El resto son carbohidratos causantes de un alto grado de obesidad.

De los 18 millones de dólares que la agencia de la ONU compra cada año, el 46% lo gasta en medicamentos para tratar la diabetes y la hipertensión, según Seita.

Al hacer un breve repaso de la historia de la UNRWA, Seita destacó que durante los primeros 15 a 20 años la tarea principal de la Agencia fue proveer asistencia alimentaria y refugio. Entre los 70 y los 90 se centró en la asistencia materno infantil y durante los últimos veinte años se ha centrado en las enfermedades no transmisibles.

Entre los últimos avances médicos, UNRWA trajo la medicina familiar y el historial médico electrónico, también llamada cibersalud.

Tres millones de refugiados palestinos forman parte del programa de cibersalud, lo cual supone una cifra muy grande”, indicó Seita.

Asimismo, señaló que el año pasado se aumentaron los servicios de salud mental y que el objetivo de la Agencia es expandirlos a todos los centros de salud en un periodo de entre dos y tres años.

Otra destacada tarea es la asistencia a los hospitales, especialmente en Líbano, donde los refugiados tienen difícil acceso a los centros sanitarios.

Seita destacó las dificultades financieras por las que atraviesa la UNRWA tras la retirada de fondos estadounidense. Pese a las ayudas de varios países por 200 millones de dólares durante los últimos dos meses, el déficit actual todavía es de 246 millones de dólares.

“En este momento está en riesgo el inicio del curso escolar para el próximo verano, la asistencia alimentaria a un millón de personas en Gaza y la atención sanitaria”.

En concreto, destacó como un riesgo para la salud pública la posibilidad de que la UNRWA no pueda llevar a cabo su programa anual de vacunación.