Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Alarma por el incremento de quienes huyen de las maras en Centroamérica.

Cada vez son más los que huyen de la violencia de las maras en Centroamérica

UNICEF/Ojeda
Tres hermanitos de Honduras viajan hacia al norte para cruzar la frontera estadounidense y reencontrarse con sus padres.

22 Mayo 2018

En 2017, el número de refugiados y solicitantes de asilo procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador ascendió a 294.000. Los principales países de refugio son Estados Unidos, México y Belice, pero también están empezando a dirigirse a lugares como Costa Rica y Panamá. La agencia de la ONU para los refugiados les ayuda con una estrategia que va más allá de la ayuda humanitaria, buscando su integración en los países de acogida.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha dado la voz de alarma este martes acerca de los desplazados por la violencia en el norte de Centroamérica, en concreto en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Las cifras son abrumadoras: 294.000 ciudadanos de esos países estaban registrados en 2017 como refugiados o solicitantes de asilo, lo que supone un aumento del 58 % con respecto a 2016, pero 16 veces más que en 2011. Las solicitudes para el estatus de refugiado desde ese año hasta el pasado fueron 350.000, de las que 130.000 fueron cursadas en 2017, un 38 % más que el año anterior.

“Están huyendo de la violencia, de la persecución, del crimen organizado y de las maras o pandillas”, explicó a Noticias ONU Francesca Fontanini, responsable de comunicación del ACNUR para América, que añadió que la mayoría son mujeres.

Además de las mujeres, muchos de los que huyen son menores que escapan del reclutamiento forzoso de las organizaciones criminales y de las amenazas de muerte.

Están huyendo de la violencia, la persecución, el crimen organizado y de las maras o pandillas.

Huyen por desesperación, ya que los viajes que emprenden son también muy peligrosos y durante el camino tienen que afrontar la violencia de los grupos criminales locales. El riesgo es mayor aún para las mujeres que son más vulnerables a los abusos sexuales.

El principal país de destino es Estados Unidos, donde se encuentran 260.000 refugiados y solicitantes de asilo. Sin embargo, la agencia de la ONU ha constatado que los desplazados están llegando a nuevos lugares.

“El año pasado hemos observado el nuevo fenómeno de que están llegando más a Costa Rica, Panamá y Belice. Y a México ya no podemos considerarlo como un país de tránsito, sino como un país de destino”, comentó Fontanini.

De hecho, México, con 12.700 solicitudes de asilo, es el segundo país de acogida, seguido por Costa Rica, con 3200; Panamá con 1400; y Nicaragua, con 700.

Otro fenómeno, según Fontanini, es que los refugiados están llegando para quedarse, al menos por ahora: “estas personas quieren instalarse, quieren tener la posibilidad de una vida libre de la violencia” y “de momento, no pueden y no quieren volver a su país de origen”.

La respuesta de la ONU

Por ese motivo, la agencia de la ONU está buscando soluciones integrales.

Solución significa garantizar el acceso a servicios básicos, como la salud, poder enviar de nuevo los niños a la escuela, porque debido a la violencia tuvieron que interrumpir varias veces el ciclo escolar, y también poder encontrar un trabajo. Cosas que para nosotros pueden parecer normales, pero que para ellos son fundamentales para poder continuar con su vida”. La respuesta de ACNUR es doble. En un primer momento, es informativa y humanitaria.

El ACNUR trabaja mano a mano con los Gobiernos y los municipios para integrar a los refugiados en la economía y la sociedad local.

“Hemos reforzado mucho nuestra presencia en la frontera para darles una primera respuesta que consiste, antes de nada, en informarlos sobre la posibilidad de pedir asilo en los países vecinos de Centroamérica y cómo pedir ese asilo, porque muchos de ellos huyen de un día para otro, en un plazo muy corto, sin ninguna documentación y no tienen idea de cómo y dónde pedir refugio. También estamos haciendo un esfuerzo con los albergues, para aumentar la capacidad y atenderlos de forma particular, por ejemplo, para las mujeres, porque muchas vienen solas con bebés, pero también para menores no acompañados, para hombres y para personas de la comunidad LGTBI”, dijo Fontanini.

Al mismo tiempo, también se está dando una respuesta más política, “trabajando mano a mano con los Gobiernos y los municipios para integrar a los refugiados en la economía y la sociedad local”.

Finalmente, se está preparando además una estratega regional, según comentó la portavoz.

“El ACNUR está trabajando con los Gobiernos, la Iglesia, la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales y que involucra a los países de origen, los de tránsito y los de destino, para dar una respuesta que, además de concentrarse en la respuesta humanitaria, también se focaliza en los aspectos de integración, de reducción de la xenofobia y la discriminación, y de solidaridad”.

Para hacer frente al desafío que suponen todos estos nuevos refugiados, la agencia ha solicitado a la comunidad internacional 36 millones de dólares.

UNICEF/Daniele Volpe


Deja un comentario

Record de violaciones de derechos humanos en Centroamérica

– Derechos humanos: en México y Centro América un triste récord de violaciones

jueves, 23 febrero 2017

Derechos humanos: en México y Centro América un triste récord de violaciones

Washington (Agencia Fides) – Ayer, 22 de febrero, se presentó el Informe Anual 2016 de Amnistía Internacional, en el que se afirma que en el año 2016 se ha producido una aceleración de la crisis de los derechos humanos en América Latina. Países como México, Venezuela, El Salvador, Honduras y Guatemala se encuentran entre los más afectados por los abusos y la impunidad en las violaciones de los derechos humanos.
“La crisis está interconectada con todo lo que sucede en la región”, ha afirmado Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas. “Las acciones violentas de los organismos de seguridad y la falta de una respuesta eficaz de las autoridades para hacer respetar los derechos humanos, hace que sea cada vez más complejo el modo de abordar los problemas sociales en cada país”.
El caso de México, indicado por el informe como uno de los más graves, señala que “la impunidad por la tortura y otros malos tratos se mantiene casi de forma absoluta”. La oficina del fiscal en este país ha referido que se están estudiando 4.715 casos de este tipo de abuso, pero hay más de tres mil solicitudes pendientes de tramitación.
Otro elemento que añade complejidad al caso mexicano es la enorme afluencia de inmigrantes que llegan cada año, debido a su proximidad geográfica con Estados Unidos. Se estima que cada año unos 400 mil indocumentados cruzan la frontera sur de México. El informe indica que hasta octubre del 2016 se presentaron 6.898 solicitudes de asilo, pero se concedió la condición de refugiado sólo a 2.162 personas. El 93 % de las solicitudes procedían de ciudadanos de El Salvador, Honduras y Guatemala.
“México vive una de las peores crisis de los derechos humanos de todo el hemisferio. Cuenta con el mayor número de expulsiones en los últimos dos años: sólo en 2016 fueron expulsados unos 150 mil ciudadanos de Guatemala, Honduras y El Salvador”, declara Guevara Rosas.
El informe concluye señalando que, según el gobierno de México, a finales de 2016 habían desaparecido 29,917 personas (22,414 hombres y 7.503 mujeres) y se produjeron los asesinatos de 11 periodistas.(CE) (Agencia Fides, 23/02/2017)


Deja un comentario

Aumenta el flujo de migrantes centroamericanos a USA

ANTES DE QUE LLEGUE TRUMP. Se acerca el 20 de enero y el flujo migratorio de los centroamericanos hacia la frontera se intensifica por miedo a que todo se vuelva más difícil

Anticipando el temporal

Anticipando el temporal

Se intensifica el flujo de los migrantes desde América Central hacia la frontera estadounidense, vía México. Los agentes de frontera de Border Patrol registran que en los últimos meses detuvieron un 30 por ciento más de migrantes respecto al período anterior. El Wall Street Journal publica la noticia y hace notar que, aunque la mayoría de ellos huye de la pobreza y la violencia en sus países de origen, el factor principal que provocó el incremento fue la elección de Donald Trump el 8 de noviembre pasado. Evidentemente los centroamericanos han tomado en serio las promesas del presidente electo de deportar a los indocumentados y construir nuevos muros, y deciden anticiparse a la llegada de Trump a la Casa Blanca el 20 de enero poniéndose en camino hacia el norte. Alentados sin duda por los que organizan sus viajes a cambio de dólares, los conocidos “coyotes”, decididos a aprovechar la coyuntura para llenarse el bolsillo.

Junto con los centroamericanos, la otra corriente migratoria que incrementó el número de llegadas al territorio estadounidense es la cubana. También en este caso el motivo es la elección de Trump. Los cubanos temen que pueda derogar la ley que les permite obtener asilo político en Estados Unidos con facilidad. Se calcula que al menos 90.000 cubanos abandonaron la isla para refugiarse en USA desde principios de 2016. La ruta que elige la mayoría de ellos es vía México. Llegan en avión a Panamá, uno de los pocos países donde pueden desembarcar sin visa de ingreso y luego remontan Centroamérica uniéndose a las caravanas de migrantes centroamericanos que se desplazan hacia el norte. Cuando llegan a la frontera son los más afortunados: es suficiente que entreguen el pasaporte cubano para poner en marcha el procedimiento burocrático de asilo político.

El efecto Trump también se hace sentir en los envíos de dinero desde Estados Unidos a México que realizan los inmigrantes residentes. El Banco Central de México informa que el flujo de divisas tuvo un incremento del 25.7% en el mes de noviembre. En 2016 el total de envíos fue de 2.362 millones de dólares, a los cuales se debe sumar 24.625 millones que despacharon más de 11 millones de mexicanos que trabajan en Estados Unidos, sobre todo en el sector de la construcción y los servicios.

Durante la campaña electoral, Trump afirmó que construirá un muro en la frontera de los Estados Unidos y México y que será financiado con dinero mexicano. La negativa de México a pagar el muro provocó la amenaza de Trump de implementar medidas restrictivas para los envíos de dinero a México. No hay que olvidar que éstos constituyen uno de los principales ingresos de divisas del país, que supera al turismo, la exportanción de petróleo bruto y las inversiones extranjeras directas.


Deja un comentario

Ayudas a Centroamérica tras el huracán Otto.

ONU apoya tareas humanitarias tras el paso del huracán Otto en Centroamérica

Más de 40 refugios temporales se han establecido en Nicaragua para albergar a los damnificados por el huracán Otto. Foto de archivo: FAO

25 de noviembre, 2016 — Un día después del impacto del huracán Otto en territorio centroamericano, los organismos de las Naciones Unidas y otras organizaciones humanitarias están apoyando a los países de la región para hacer frente a las consecuencias de ese fenómeno.

Otto tocó tierra en la costa sur de Nicaragua el jueves como huracán de categoría 2 en la escala Saffir Simpson y provocó la declaración de alerta roja en ese país, además de en Costa Rica y Honduras, y de alerta amarilla en Panamá.

“En Costa Rica se ha declarado el estado de emergencia y se efectuaron evacuaciones obligatorias. Tenemos información de que se han establecido 14 refugios para los damnificados y que más de 1.200 casas han sufrido daños. En Nicaragua se han establecido 44 refugios”, informó Jens Laerke, portavoz en Ginebra de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Las autoridades de Costa Rica han reportado la muerte de al menos tres personas en el norte del país y un número indeterminado de desaparecidos, mientras que en Panamá se han registrado de momento ocho fallecidos.

El portavoz de OCHA afirmó que la ONU mantiene presencia en todos estos países y que los equipos de la Organización ofrecen apoyos a los Gobiernos respectivos.

Laerke añadió que todo el escenario provocado por el huracán fue exacerbado por un terremoto que ocurrió el jueves frente a la costa del Pacífico de El Salvador y Nicaragua, que provocó la declaración de una alerta de tsunami.


Deja un comentario

Asamblea de los obispos de Centroamérica en Guatemala.

GUATEMALA – Inicia la Asamblea de los obispos de Centro América SEDAC, se reza por las victimas del huracán Otto

miércoles, 23 noviembre 2016catástrofes naturales   obispos   Áreas de crisis  

oración pr las víctimas del huracán Otto

Ciudad de Guatemala (Agencia Fides) – Los obispos del Secretariado Episcopal de Centro América (SEDAC) han abierto su Asamblea anual ayer por la tarde, en la capilla del Centro de los Hermanos Maristas, en la ciudad de Guatemala. Según la nota enviada a la Agencia Fides, son 65 obispos los venidos desde El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, Panamá y Honduras para participar en el encuentro, del 21 al 25 de noviembre, en el que se discutirá y reflexionará sobre la situación de la región a la luz del magisterio.
En la agenda de los temas a tratar están argumentos como la situación de las familias, los procesos de nulidad matrimonial (Exhortación postsinodal Amoris Letitia), el problema ecológico (Laudato si), la organización de la Jornada Mundial de la Juventud del 2019.
Otro tema relevante será los preparativos de la celebración de los 75 años de este organismo centroamericano . Los obispos elegirán una nueva directiva del SEDAC, que en estos momentos está presidido por el arzobispo de Panamá, Su Exc. Mons. José Domingo Ulloa Mendieta.
Al abrir los trabajos, Mons. Ulloa Mendieta ha invitado a rezar por las muertes causadas por el huracán Otto ayer, que afectó a Centroamérica. Según las agencias, dos adultos murieron arrastrados por un deslizamiento de tierra y un menor de edad falleció por un árbol caído a causa de las lluvias prolongadas. Los servicios de emergencia de Panamá, Costa Rica y Nicaragua han declarado la alerta máxima para las zonas costeras del Caribe. (CE) (Agencia Fides 23/11/2016)


Deja un comentario

Violencia en Centroamérica y responsabilidad de los gobiernos.

 

salvador

La negligencia de los líderes centroamericanos alimenta la creciente crisis de refugiados

Por Erika Guevara-Rosas (@ErikaGuevaraR), directora del programa para las ‎Américas de Amnistía Internacional,20 de octubre de 2016

Hay dos palabras que, sin lugar a dudas, pueden resumir con dolorosa precisión el último año: personas refugiadas.

Todos hemos visto escenas desgarradoras de hombres, mujeres, niños y niñas que saltaban desesperados a embarcaciones improvisadas en el Mediterráneo o en el mar de Andamán, escapando por los pelos de la muerte en busca de un futuro más seguro. Los cuerpos de bebés sin vida arrastrados a la costa. Los espeluznantes gritos de madres y padres que lo han perdido todo para intentar salvar a su familia, sólo para ver cómo se les niega un refugio seguro en otros países.

En un rincón del mundo, a menudo ignorado, abundan imágenes igual de trágicas, que muestran una crisis de refugiados terrible y en rápido deterioro de la que mucha gente no sabe nada.

Protege a las personas centroamericanas de la violencia

MILES DE PERSONAS REFUGIADAS SON DEPORTADAS Y DEVUELTAS A LA VIOLENCIA BRUTAL DE LA QUE HUYEN

¡FIRMA!

El Salvador, Guatemala y Honduras no son Siria. Allí no hay una guerra oficial. Sin embargo, aunque no la haya, a juzgar por la alarmante cifra de muertes en cada uno de estos países podría haberla.

En el “Triángulo Norte” de Centroamérica –nombre colectivo que se da a estos tres países– mueren más personas asesinadas que en la mayoría de las zonas de conflicto. El Salvador, por ejemplo, con un índice de homicidio de 108 personas por cada 100.000 habitantes, es en estos momentos más mortal que Irak, con 48,1 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Los índices de homicidio de Honduras y Guatemala no se quedan muy atrás, con 63,75 y 34,99 personas por cada 100.000 habitantes, respectivamente.


Deja un comentario

Violencia en Honduras, Guatemala y El Salvador.

amnistia

Centroamérica da la espalda a cientos de miles de personas que huyen de una violencia casi bélica

14 de octubre de 2016

Los gobiernos de Centroamérica alimentan una crisis de refugiados cada vez más intensa al no abordar la violencia desenfrenada y los altísimos índices de homicidio de El Salvador, Guatemala y Honduras, que obligan a cientos de miles de personas a huir. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional en un nuevo informe publicado hoy.

¿Hogar dulce hogar? El papel de Honduras, Guatemala y El Salvador en la creciente crisis de refugiados muestra la forma en que los tres países eluden proteger a la gente frente a la violencia. También los responsabiliza por no establecer un plan integral de protección para las personas deportadas a las que países como México y Estados Unidos obligan a regresar a situaciones que amenazan su vida.

 

 

 

“El Salvador, Guatemala y Honduras se han convertido prácticamente en zonas de guerra en las que la vida parece prescindible y en las que millones de personas viven con el terror constante a lo que los miembros de las maras o las fuerzas de seguridad pública pueden hacerles a ella o a sus seres queridos”, asegura Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional

“Aunque países como México y Estados Unidos están eludiendo por completo su responsabilidad de proteger a las personas refugiadas y solicitantes de asilo procedentes de Centroamérica, ya es hora de que las autoridades de El Salvador, Guatemala y Honduras reconozcan su papel en la crisis y tomen medidas para abordar los problemas que obligan a estas personas a abandonar sus hogares.”

“Millones de personas centroamericanas se encuentran en un callejón sin salida, víctimas de países que no cumplen con su responsabilidad de proporcionarles la protección internacional que necesitan, y de la falta absoluta de capacidad y de voluntad de sus propios gobiernos para mantenerlas a salvo del más trágico de los finales.”

La organización lanza una campaña para presionar a las autoridades de Honduras, Guatemala y El Salvador para que protejan a su población frente a la violencia y asuman su responsabilidad de proteger a las personas deportadas. Está accesible en el centro on line de activismo: https://www.es.amnesty.org/actua/acciones/refugio-centroamerica-oct16/

 

Una violencia que bate récords