Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Turquía: libre después de más de un año de prisión injusta.

Si no puedes ver este email, haz click aquí.
Following his periodic review Taner Kılıç was released from prison in Izmir. Taner is free on bail, but the charges against him still stand. ©Amnistía Internacional
Ignacio, ¡tengo algo increíble que contarte! Nuestro amigo y compañero Taner Kiliç ¡ha sido liberado! 

Después de más de un año de campaña y gracias al apoyo de miles de personas que, como tú, actuaron en contra de su detención, ¡por fin está libre! 

Taner ha pasado más de 400 días en la cárcel sólo por defender los derechos humanos en el país. Y hoy sólo puedo decirte GRACIAS.

Te envío un vídeo del momento en el que salió de la cárcel y se reencontró con su mujer y sus hijas . Espero que te emocione tanto como me ha emocionado a mí.

¡Mira el vídeo!

Lo hemos logrado Ignacio, pero tenemos que seguir luchando. Aún queda mucho por hacer en materia de derechos humanos en Turquía y necesito contar contigo:Únete hoy a Amnistía Internacional por la cantidad que tú elijas. Contigo evitaremos que otras personas pasen por lo que ha pasado Taner.

Únete ya

Gracias por tu ayuda incansable en la defensa de los derechos humanos.
Esteban Beltrán
Director de Amnistía Internacional-Sección Española

Hazte Socio/a
Suscríbete a nuestra newsletter
Síguenos
Facebook Twitter YouTube Instagram

Los datos personales que nos facilitaste constan en un fichero automatizado y confidencial de Amnistía Internacional. Amnistía Internacional no vende ni comparte los datos que nos proporciones con ninguna entidad u organización. Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación y cancelación en los enlaces de más abajo. Esta dirección no recibe mensajes. Por favor no pulses a ‘Responder’. Este mensaje está dirigido a ignacio_arregui@yahoo.it.

© 2018 Amnistía Internacional.

Aviso legal y Política de privacidad | Dar de baja | Acceder/modificar datos



Deja un comentario

Diez retos para el nuevo presidente de España, según AMN.INT.

PRESIDENTE SÁNCHEZ: 10 RETOS EN DERECHOS HUMANOS

Pedro Sánchez jurando su cargo como Presidente

Hace unos días Pedro Sánchez fue elegido Presidente del Gobierno. Tiene por delante un gran reto, no exento de dificultades. La población española está preocupada por temas económicos, la corrupción, el paro… Son problemas muy serios que necesitan de toda su atención, pero entre estos problemas, entre estos retos, hay uno que no puede quedar fuera de la agenda: los derechos humanos.

Actualmente en España hay activistas sancionados con multas desproporcionadas por ejercer su derecho a expresarse en libertad, personas que no pueden pagar sus medicinas, personas que pierden sus casas en procesos en los que se encuentran indefensas y mujeres cuyos derechos son pisoteados cada día, entre otros.

La lista es interminable, pero esta lista es nuestro gran reto, y debe serlo también para el nuevo Presidente. Queremos un país en el que poder expresarnos libremente, en el que las mujeres víctimas de violencia de género encuentren protección, en el que las personas refugiadas puedan reconstruir sus vidas, en el que las heridas se cierren con verdad, con justicia y con reparación. En el que todas las personas tengan acceso a una atención sanitaria de calidad y vean garantizado su derecho a la vivienda.

Y no solo nos importa lo que sucede en España. El apellido de nuestra organización es “internacional”, y queremos que España sea un ejemplo no solo de puertas para adentro, también de puertas para afuera. Conflictos armados como Yemen, la violencia de estado contra quienes se manifiestan pacíficamente, la pena de muerte, las restricciones a la libertad de expresión, la discriminación que sufren las mujeres en todo el mundo y otras violaciones de derechos humanos han hecho que cientos de miles de personas hayan alzado sus voces en todo el mundo, y España no puede quedarse al margen.

Queremos que España deje de vender armas a países como Arabia Saudí o Israel. Queremos que España apueste de verdad por incluir los derechos humanos en sus relaciones con otros países. Queremos que España no se olvide que defensores y defensoras de derechos humanos son perseguidos en todo el mundo. Queremos que España combata activamente los discursos antimigrantes y antirefugiados. Que defienda los derechos de las mujeres y las niñas en el mundo. Queremos una España abierta y solidaria.

Es hora de construir, de mirar hacia adelante. Este es el gran reto del nuevo Gobierno.

Si estás de acuerdo con estos diez puntos, firma y enviaremos esta petición en tu nombre al Gobierno de España.


Deja un comentario

Turquía: los defensores de derechos humanos deben ser puestos en libertad. AMN,INT

Turquía: Un año después del encarcelamiento de Taner Kılıç, las peticiones de libertad se suceden en todo el mundo

© AI

“Pese a las cínicas medidas de represión del gobierno contra los derechos humanos, los y las activistas por la justicia y la libertad no van a ser silenciados”, ha declarado Amnistía Internacional en el primer aniversario de la detención de Taner Kılıç.

El presidente de honor de Amnistía Internacional Turquía fue detenido el 6 de junio de 2017 por el cargo infundado de pertenencia a una organización terrorista. Desde entonces, más de un millón de personas (133.000 en España) han alzado la voz y apoyado la campaña de Amnistía Internacional en favor de su libertad inmediata.

“Hoy lamentamos el año de la vida de Taner Kılıç que el gobierno de Turquía le ha arrebatado injustamente, pero es también el momento de redoblar nuestros esfuerzos para obtener su libertad y la de muchos otros activistas de la sociedad civil cuyo trabajo les ha costado la libertad”, dijo Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

“Las autoridades turcas fomentan un clima de temor persiguiendo sin piedad a quienes se atreven a expresar lo que piensan. Pero hoy, los cientos de miles de seguidores de Taner en todo el mundo se unen en solidaridad para enviar un clamoroso mensaje al gobierno turco: no nos van a silenciar”.

Taner Kılıç ha sido acusado de “pertenencia a la Organización Terrorista Fethullah Gülen” basándose en la acusación falsa de que se había descargado ByLock, una aplicación de mensajería que, según las autoridades, usaban los seguidores de Fethullah Gülen. El gobierno considera a este grupo responsable del intento de golpe de Estado de julio de 2016.

Sin embargo, no se ha presentado ninguna prueba creíble que sostenga la afirmación de que Taner descargó ByLock. Al contrario, dos peritos expertos independientes determinaron que no había rastro de que ByLock hubiera estado instalada alguna vez en su teléfono.

Taner fue enviado a prisión el 9 de junio de 2017, tres días después de ser detenido, y se ha convertido desde entonces en un símbolo de los numerosos defensores y defensoras de los derechos humanos y otros activistas que han sido sometidos a las medidas represivas contra los derechos humanos desatadas en Turquía desde el intento de golpe.

Un mes después, fueron detenidos otros diez defensores y defensoras de los derechos humanos, incluida İdil Eser, directora de Amnistía Internacional Turquía. Ocho de ellos estuvieron recluidos casi cuatro meses antes de salir en libertad bajo fianza en su primera vista judicial, en octubre de 2017.

Todos ellos están acusados de “pertenencia a una organización terrorista”, afirmación carente de base de la que la fiscalía no ha proporcionado ninguna prueba que resista un análisis riguroso.

En diciembre de 2017, las autoridades turcas reconocieron que se había acusado injustamente a miles de personas de haberse descargado ByLock y publicaron listas con los números de 11.480 usuarios y usuarias de teléfonos móviles, lo que desembocó en excarcelaciones masivas, no obstante lo cual Taner siguió en prisión.

La prueba de la inocencia de Taner es contundente. Su detención es una injusticia flagrante que pone de manifiesto las deficiencias del sistema de justicia de Turquía y la persecución a sangre fría por el gobierno de cualquier persona que se oponga a él”, concluyó Salil Shetty.

“Taner está encarcelado sólo por ser un apasionado defensor de los derechos humanos. Su próxima vista judicial se celebra este mes, y se le debe poner en libertad, exonerar de todos los cargos sin fundamento formulados contra él y permitir que reanude su crucial labor”.

Más de un millón de personas de 194 países y territorios han firmado llamamientos de Amnistía Internacional en los que se reclama la libertad de Taner Kılıç y de todos los demás defensores y defensoras de los derechos humanos encarcelados en Turquía sólo por su activismo pacífico.

La campaña por su libertad cuenta con el apoyo de gobiernos, artistas y celebridades como Ben Stiller, Sting, Zoë Kravitz, Zach Galifianakis y Ai Weiwei.

En abril de 2018, el informe de Amnistía Internacional titulado Weathering the storm:Defending human rights in Turkey’s climate of fearreveló lo escasas que son las áreas de la antaño dinámica sociedad civil independiente de Turquía que no se han visto afectadas por el actual estado de excepción.

La represión desatada en todo el país contra la sociedad civil ha desembocado en detenciones arbitrarias y destituciones en masa, el vaciado del sistema judicial y el silenciamiento de los defensores y defensoras de los derechos humanos mediante amenazas, acoso y encarcelamiento.

La próxima vista judicial de Taner está fijada para el 21 de junio. Si es declarado culpable de los cargos que se le imputan, podría ser condenado a hasta 15 años de prisión.


Deja un comentario

AMN.INT.: ejemplos de objetivos alcanzados en el campo de los derechos humanos.

Diez ejemplos del poder que tuvieron tus palabras

Por Shiromi Pinto, Amnistía Internacional

Las acciones emprendidas por los y las simpatizantes de todo el mundo en 2017 durante la campaña Escribe por los Derechos, nuestra maratón de envío de cartas, alcanzaron la cifra récord de 5,5 millones.

¿Qué hay en el interior de una palabra? Y más en concreto, ¿qué hay en el interior de una carta? Desde la primera correspondencia conocida, escrita por los babilonios, hasta el correo postal que más habitualmente recibimos hoy día —el comercial—, el valor personal de la carta ha experimentado un ascenso tan espectacular como su caída. Las cartas han pasado de ser portadoras de las añoradas palabras del ser querido, a convertirse en objetos sin alma en los que las empresas vierten su jerga comercial.

Se podría aducir que el momento de las cartas ha pasado ya.

Y, sin embargo, todos los años, gente del mundo entero se reúne el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, para escribir cartas. Escriben a personas injustamente recluidas, y a sus familiares. Escriben a los líderes gubernamentales que han ordenado su reclusión, y les piden que las dejen en libertad.

Escriben porque recibir una carta del exterior infunde esperanzas a quien se encuentra acurrucado, temeroso y olvidado en una celda masificada. Escriben porque una carta del exterior recuerda a los jefes y jefas de gobierno, y a las autoridades, que el mundo los observa. En otras palabras, miles de personas escriben porque sus palabras tienen el poder de llevar fuerza y consuelo, y encierran la fuerza necesaria como para abrir las puertas de las prisiones. Todo esto forma parte de la campaña Escribe por los Derechos, nuestra maratón global de envío de cartas.

Un total de 5,5 millones de mensajes de apoyo

En 2017, los y las simpatizantes de Amnistía —desde estudiantes a escolares, pasando por docentes, personal de limpieza o propietarios y propietarias de puestos de venta— alcanzaron la cifra récord de 5,5 millones de acciones durante la campaña Escribe por los Derechos. Sus mensajes incluían primorosas cartas escritas a mano, así como esmerados dibujos y postales. Su impacto colectivo fue innegable.

1. Mahadine queda en libertad


© Amnesty International

En abril, el ciberactivista chadiano Mahadine quedó en libertad tras haber pasado 18 meses en la cárcel por cargos falsos. Había estado a punto ser condenado a cadena perpetua por unos mensajes que publicó en Facebook en los que criticaba al gobierno. Nuestros simpatizantes llevaron a cabo más de 690.000 acciones en su favor, entre ellas la siguiente postal solidaria, que leyó su hijo.

“Quiero expresar mi agradecimiento a todos ustedes. Los valoro, los quiero y los respeto. Eso es la humanidad”, Mahadine, ciberactivista de Chad

2. Ni Yulan está más segura


© Sophie Matysek

Durante decenios, Ni Yulan ha afrontado con valentía violentos actos de hostigamiento por defender a personas desalojadas de sus hogares en China. Gracias a los cientos de miles de personas que escribieron en su defensa, su situación ha mejorado. “Gracias a la atención internacional [que ha recibido mi situación], la policía ha reducido sus agresiones e insultos y viola menos mis derechos”, afirmó. “Gracias a quienes han escrito en mi defensa. Su generoso apoyo no sólo ha servido para ayudarme a mí, sino también para impulsar los derechos humanos en China”.

3. Hanan recibió la atención médica que necesitaba con urgencia

© Amnesty International Taiwan

Hanan Badr el Din llevaba pidiendo respuestas a las autoridades desde la desaparición de su esposo a manos de estas, en julio de 2013. Su experiencia la llevó a participar en la fundación de una asociación de familiares de personas igualmente desaparecidas en Egipto. Sin embargo, su labor fue interrumpida en mayo de 2017, cuando las autoridades la detuvieron por cargos falsos. Su salud se deterioró en la cárcel, pero gracias al más de medio millón de personas que actuaron en su favor, recibió la atención médica que necesitaba. Su familia afirma que esto fue consecuencia directa de la atención internacional que captó el caso de Hanan durante la campaña Escribe por los Derechos.

4. Clovis fue galardonado por su activismo

© Amnesty International Taiwan

Los esfuerzos de Clovis Razafimalala por salvar la magnífica selva tropical de Madagascar lo llevaron a poner su vida en peligro grave. Pero la inclusión de su caso en la campaña Escribe por los Derechos captó la atención de los medios de comunicación internacionales, que cambió la situación de Clovis en su país de origen. Hoy día, cuenta con el respaldo abierto de organizaciones locales, que han premiado su activismo medioambiental. “No sé cuántas cartas he recibido, pero se cuentan por miles”, declaró. “He recibido incuso cartas de escolares de lugares tan dispares como Canadá y Ámsterdam. Realmente me conmueve y, sin duda, me infunde valentía. La campaña de Amnistía ha cambiado radicalmente mi situación, porque ha dado a conocer mi historia en todo el mundo. En estos momentos, me dirijo a recoger el premio Malgache Valiente 2017. Me llena de orgullo, y me impulsa a continuar luchando”.

5. La familia de Xulhaz se sintió apoyada


© Stephen Fry

La valiente defensa de los derechos LGTBIQ ejercida por Xulhaz Mannan en Bangladesh, hasta su asesinato en su propia sala de estar, conmovió a personas de todo el mundo. Fueron cientos de miles los que pidieron justicia por su muerte y enviaron palabras de amistad y apoyo a su familia. “Acabo de recibir los paquetes, y he abierto uno o dos para ver las cartas y las postales: asombroso”,resumió su hermano Minhaz. “Es tanta la preocupación y tanto el amor por Xulhaz que no puedo creer lo que veo; gracias a todos”.

6. MILPAH vive para luchar un día más

© Amnesty International

El movimiento indígena MILPAH de Honduras ha resistido con valentía amenazas y actos de intimidación por defender sus tierras de las empresas que intentan lucrarse explotándolas. Sus integrantes afirman que, gracias al apoyo internacional, su seguridad ha mejorado. “Si seguimos con vida, es gracias a Amnistía Internacional y a otras organizaciones internacionales”, nos aseguraron. “No hemos podido leer todas las cartas, pero vienen de muchos países. Nos alegra y enorgullece tener amistades de todo el mundo: tanto niños, como jóvenes y adultos. Gracias por su apoyo. Nos da fuerzas, y así no nos sentimos solos. Redobla nuestra valentía para continuar defendiendo los derechos humanos y el medio ambiente”.

7. Miles de personas apoyan a Sakris

© Tomi Asikainen /Amnesty International

El finlandés Sakris Kupila es estudiante de medicina, activista juvenil y defensor de los derechos transexuales. Cuando empezó a trabajar con nuestra organización, las cosas no eran fáciles. Sufría acoso, se sentía solo y tenía que afrontar un elevado grado de hostilidad incluso en la universidad. Pero al ser incluido en la campaña Escribe por los Derechos, consiguió una plataforma, y con ella el respeto que merece. “He dejado de ser considerado una curiosidad o un objeto extraño, para convertirme en una persona que, entre otras cosas, es transexual”, explicó. A continuación añadió: “Es increíble la cantidad de personas que han actuado y se han mostrado preocupadas”.

8. El mensaje de Shackelia se globaliza

© Amnesty International

Más de medio millón de personas se hicieron eco de la petición de justicia de Shackelia Jackson por el homicidio de su hermano Nakiea. En una reflexión sobre su prolongada lucha y sobre el impacto de la campaña Escribe por los Derechos, Shackelia manifestó: “Ya no es un torrente de solidaridad nacional, sino internacional. Al observar el compromiso asumido con el envío de cartas al primer ministro y lo que se podía conseguir con ello, me di cuenta de que estaba en la mejor de las posiciones para reivindicar justicia. […] Vi los recursos de los que se vale este tipo de activismo, y me sentí feliz de contar con el apoyo de Amnistía Internacional en esta lucha”.

9. Farid e Issa se sienten protegidos

© Farid al Atrash

Los defensores de derechos humanos Issa Amro y Farid al Atrash llevan años oponiéndose pacíficamente a los asentamientos ilegales israelíes en la ciudad de Hebrón y en la Cisjordania ocupada. Y, de igual forma, llevan años soportando actos de hostigamiento y reiteradas detenciones a causa de su activismo. Pero después de que la campaña Escribe por los Derechos centrara la atención del mundo en las autoridades, afirman sentirse protegidos. “No sabíamos que teníamos tanto apoyo en todo el mundo”, cuenta Farid, mientras lo fotografían con algunas de las numerosas tarjetas de solidaridad que han recibido. “La gente nos apoyó para que las autoridades israelíes retiraran todos los cargos contra nosotros y dejaran de hostigar a los defensores y defensoras de los derechos humanos en los Territorios Palestinos Ocupados. Damos las gracias a Amnistía Internacional por su apoyo y por haber resaltado nuestro caso, incluyéndolo en la campaña Escribe por los Derechos”.

10. Taner y los 10 de Estambul descubren que el mundo está con ellos

© Jennifer Nestrud

Casi 875.000 personas escribieron para pedir la liberación del presidente de Amnistía Internacional Turquía, Taner Kiliç, y de los 10 de Estambul. Aunque los 10 de Estambul han salido ya de la cárcel, su libertad corre aún peligro, y Taner continúa recluido. Todos ellos están amenazados sólo por su defensa de los derechos humanos. Seguiremos luchando hasta que Taner recupere la libertad y se retiren los cargos contra todo el grupo. Günal Kurşun —uno de los 10 de Estambul— nos confesó que, durante la vista judicial de enero, llevaba en el bolsillo trasero del pantalón la primera carta de solidaridad que recibió para que le diera suerte: “Recuerdo que, hace 15 o 20 años, escribía tarjetas y cartas a Colombia, Egipto y Myanmar, en distintas campañas de AI [Amnistía]. Ahora, 20 años después, he sido yo quien ha recibido cartas. […] Gracias por haberlas enviado, significan mucho para mí”.


Deja un comentario

Juicio Alsasua (Navarra): dictamen de Amn. Int.

 Juicio Alsasua: “Los cargos de terrorismo deben ser retirados”

Amnistía Internacional acudirá como observadora al juicio que comienza este lunes en la Audiencia Nacional

Madrid.- Este lunes comienza en la Audiencia Nacional el juicio por el caso Alsasua, en el que los incidentes que tuvieron lugar en octubre de 2016, que provocaron lesiones a dos Guardias Civiles y sus parejas, han conllevado el procesamiento de ocho personas, acusadas de delitos de amenazas y lesiones terroristas por los que se les pide, en la mayoría de los casos, una pena de privación de libertad de 50 años. Amnistía Internacional, que asistirá como observadora a las diferentes sesiones del juicio, que durará hasta el próximo 27 de abril, asegura que los cargos de “terrorismo” deberían ser retirados y pide que dicha investigación se desarrolle en el marco de un procedimiento penal ordinario.

“Este caso es un ejemplo de cómo España está aplicando una legislación que ha ampliado de forma desproporcionada los tipos de terrorismo, alejándose de los requisitos de claridad y precisión exigidos por el Derecho penal y por diversos relatores de Naciones Unidas”, asegura Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.

“Por supuesto que las agresiones denunciadas son graves y que los guardias civiles y sus parejas tienen derecho a una investigación judicial. Pero nos preocupa que la definición ambigua e imprecisa que contiene el Código Penal sobre terrorismo,especialmente tras la reforma realizada en 2015,  pueda emplearse para calificar y castigar comportamientos que no tienen una naturaleza terrorista” asegura Virginia Álvarez, responsable de Política Interior en Amnistía Internacional y una de las personas de la delegación asistente al juicio. “Consideramos que la investigación debería haberse llevado a cabo en el marco de un procedimiento penal ordinario, y que no se debería haber aplicado la legislación antiterrorista al presente caso”, añade.

Debido a la calificación de estos hechos como delitos de terrorismo, algunas de las acusaciones formuladas por la Fiscalía podrían conllevar penas de prisión de más de 50 años, con 25 de cumplimiento efectivo. Una de las personas procesadas está acusada de un único delito de amenazas terroristas, basado únicamente en frases proferidas como “esto es lo que vais a tener cada vez que bajéis”, por el que la Fiscalía ha solicitado una pena de 12 años y seis meses de prisión.

El juicio tiene lugar cuando se cumple un año y medio desde que ocurrieron los hechos. Tres de los acusados llevan en prisión preventiva desde noviembre de 2016. “La detención a la espera de juicio debe ser una medida excepcional, únicamente permitida para prevenir el riesgo de huida de la justicia o cuando las personas acusadas entrañen peligro para otras o para la acción de la justicia”, recuerda Esteban Beltrán.

Garantías de juicio justo
Amnistía Internacional manifiesta además su preocupación ante el hecho de que, dentro de las garantías para un juicio justo, las autoridades judiciales hayan rechazado, sin haber motivado de manera suficiente su decisión, importantes pruebas y testigos presentados por las defensas. “Durante este juicio estaremos vigilantes, para que se cumpla con lo que señala el derecho internacional, es decir, que todas las partes que comparecen tengan acceso a los mismos medios y a plena igualdad de condiciones”, señala Virginia Álvarez, quien añade que en este caso “tenemos preocupaciones de que pudiera no haberse cumplido con ese principio”.

Por otra parte, en el marco del seguimiento dado a este caso, Amnistía Internacional ha estado en contacto con varias de las partes implicadas en el proceso, tanto con algunas de las personas acusadas de terrorismo, sus defensas y familias, como con una de las víctimas de las agresiones, y con el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE). En este sentido, según los testimonios recabados por la organización, mientras que algunas de las personas agredidas habrían recibido apoyo y asistencia, una de ellas, la única residente en Alsasua, alega no haber recibido apenas apoyo institucional y haber sido objeto de insultos y daños de distinta índole. Es función de las autoridades garantizar atención y acceso a servicios de apoyo a las personas que puedan haber sufrido un daño como resultado de un delito violento.

Las reformas del Código Penal: pasos hacia atrás
Amnistía Internacional reconoce que aunque los Estados tienen la obligación de proteger a todas las personas bajo su jurisdicción de hechos de violencia, incluyendo los ataques terroristas, las medidas antiterroristas que se tomen deben cumplir los estándares internacionales de derechos humanos. No es la primera vez que AI advierte a las autoridades en España de que la definición demasiado amplia y vaga de los delitos relacionados con el terrorismo, podía tener como consecuencia la criminalización de conductas que no parecen tener naturaleza terrorista.

La organización, en sus comentarios a las sucesivas reformas del Código Penal, que han ido ampliando y solapando tipos penales de gravedad dispar sin conseguir mayor claridad o sistematización, ha alertado sobre el hecho de que las autoridades españolas siguen vulnerando sus obligaciones internacionales con los derechos humanos en relación a las medidas adoptadas en la lucha antiterrorista. La última reforma, aprobada el mes de julio de 2015, amplió de manera desproporcionada los tipos de terrorismo con el riesgo de castigar comportamientos que no tienen naturaleza terrorista. Por ejemplo, el artículo 573 del Código Penal incluye un catálogo de delitos de gravedad dispar que se consideran terrorismo si persiguen finalidades como “alterar gravemente la paz pública” o “desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones”. Amnistía Internacional considera que estas disposiciones son vagas e imprecisas y no permiten configurar delitos reconocibles.


Deja un comentario

Colombia: defensores de derechos humanos víctimas de la violencia

Colombia: Gobierno debe proteger a personas defensoras de los derechos humanos y comunidades ante creciente violencia

© AI

El gobierno colombiano debe reconocer el aumento en el nivel de violencia en contra de personas defensoras de los derechos humanos y comunidades aún afectadas por el conflicto, así como tomar medidas urgentes para protegerlas, Amnistía Internacional dijo hoy, en el Día de la Memoria y Solidaridad con las víctimas del conflicto armado.

“El gobierno colombiano no puede hacer caso omiso de la terrible y creciente ola de asesinatos y amenazas en contra de quienes defienden los derechos humanos y sus comunidades. La ausencia del Estado y su debilidad para garantizar los derechos humanos ha creado el ambiente propicio para que se ataquen los liderazgos comunitarios con impunidad,” dijo Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

“Esta violencia lesiona profundamente el tejido social necesario para avanzar en la implementación del Acuerdo de Paz. El Estado debe asumir inmediatamente su responsabilidad de garantizar la vida e integridad de las personas defensoras, particularmente las que defienden a la tierra, el territorio, el medio ambiente y aquellas que ejercen un liderazgo social en comunidades que enfrentan aun los estragos del conflicto armado.”

Según cifras oficiales del Estado colombiano, 148 personas defensoras de los derechos humanos fueron asesinadas entre el 1 de enero de 2017 y el 27 de febrero de 2018.

”Ante el violento panorama de asesinatos, amenazas y hostigamiento, es profundamente alarmante que la respuesta de altas instancias del Estado colombiano se limite a negar que las personas son asesinadas en razón de su liderazgo y labor de defensa de los derechos humanos.”

El gobierno debe reconocer que en el país, históricamente, se han presentado dinámicas de violencia contra quienes defienden el interés público y los derechos humanos, y desde allí se podrá fortalecer el sistema de respuesta ante estos crímenes y mecanismos de protección integral y prevención.

Los liderazgos comunales, campesinos, de víctimas y de aquellas personas que defienden el territorio y los recursos naturales, y las que defienden la implementación territorial del Acuerdo de Paz y los procesos de restitución de tierras, deben contar con plenas garantías y ser una prioridad para el gobierno colombiano, si se quiere alcanzar una paz sostenible y duradera.

Amnistía Internacional ha conseguido que seis parlamentos autonómicos hagan una declaración institucional de apoyo a los defensores y defensoras de derechos humanos en Colombia. Se trata de los parlamentos de Asturias, Navarra, Cataluña, Extremadura y Castilla y León y Eukadi.


Deja un comentario

Egipto: desaparición de un disidente.

Egipto: El opositor Mohamed al Kassas, en peligro de desaparición forzada y tortura

© Particular

En respuesta al asalto de las fuerzas de seguridad al domicilio de Mohamed al Kassas, vicepresidente del partido de oposición egipcio Misr al Qawia, y a la falta de información sobre su paradero, la directora de campañas de Amnistía Internacional para el norte de África, Najia Bounaim, ha declarado:

“Dado el historial de las autoridades egipcias y su constante uso de la desaparición forzada para reprimir la disidencia, nos preocupa mucho que Mohamed al Kassas pueda haber sido sometido a desaparición forzada y sea víctima de tortura. Las autoridades deben revelar cualquier información de que dispongan sobre el paradero de Mohamed al Kassas y ponerlo en libertad de inmediato si está bajo la custodia del Estado.”

“Esta desaparición forzada de un alto cargo de un destacado partido de oposición es un descarado ataque contra los derechos de libertad de expresión y asociación en Egipto. La desaparición forzada se ha convertido en una práctica habitual de la administración del presidente Al Sisi para silenciar a los activistas y los grupos de la oposición.”

Se trata de la tercera desaparición forzada que Amnistía Internacional confirma en Egipto esta semana. El lunes 4 de febrero fue el último día del que se tuvieron noticias del periodista Mustafa al Assar y su compañero de vivienda, el activista Hassan al Banna Mubarak, que se dirigían a su trabajo en Guiza. Hasta hoy se desconoce la suerte y el paradero de ambos. Hace un mes, la Agencia de Seguridad Nacional del Ministerio del Interior citó al hermano de Al Assar para interrogarlo sobre el paradero y las actividades de éste.

A pesar de las numerosas denuncias presentadas por familiares y abogados, las autoridades egipcias se han negado a revelar el paradero de los desaparecidos.

En enero de 2018, el ex jefe del Estado Mayor del Ejército, Sami Anan, fue detenido tras haber declarado su intención de presentarse a las próximas elecciones presidenciales.