Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Ante el misterio de la muerte. Catequesis del Papa

Catequesis del Papa: Pensar en la propia muerte, que llegará

2017-10-18 Radio Vaticana

 

(RV).- En su catequesis de la Audiencia General del tercer miércoles de octubre – prosiguiendo con su ciclo sobre “la esperanza cristiana” – el Papa propuso el tema del “contraste existente entre la esperanza cristiana y la realidad de la muerte”.

Hablando en italiano, el Santo Padre recordó que se trata de una realidad que nuestra civilización moderna tiende, cada vez más, a borrar. De modo que, cuando la muerte llega, para quien está cerca de nosotros, o para nosotros mismos, no nos encontramos preparados, sino carentes de un “alfabeto” apto para formular palabras de sentido en torno a su misterio.

Y añadió que los primeros signos de la civilización humana transitaron precisamente a través de este enigma, hasta el punto de poder afirmar que “el hombre nació con el culto de los muertos”. A la vez que aludió a otras civilizaciones, anteriores a la nuestra, que tuvieron el valor de mirar la muerte cara a cara.

Francisco dijo que la muerte nos hace descubrir que “nuestros actos de orgullo, de ira y de odio eran vanidad”. Por eso cuando llega nos damos cuenta, con aflicción, de que no amamos bastante y de que no buscamos lo que era esencial. A la vez que también vemos lo que de verdaderamente bueno fuimos capaces de sembrar: los afectos por los cuales nos hemos sacrificado y que, ahora, nos tienen la mano.

Sin embargo el Obispo de Roma reafirmó que Jesús ha iluminado el misterio de nuestra muerte, de manera que, con su comportamiento, nos autoriza a sentirnos doloridos cuando una persona querida se va, tal como Él mismo se sintió profundamente turbado ante la tumba  de su amigo Lázaro. De manera que la esperanza cristiana toma esta actitud del Señor.

Naturalmente, el Papa recordó que todos somos pequeños e indefensos ante el misterio de la muerte, pero si custodiamos en el corazón la llama de la fe, aquel será un momento de gracia. Sí, porque Jesús nos tomará de la mano, tal como lo hizo con la hija de Jairo y repetirá, una vez más: “¡Levántate, resurge!”.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

Anuncios


Deja un comentario

España, Galicia: carta de los obispos sobre los recientes incendios

españa

Ésta es la nota de los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Santiago:

“Cui­dar de la casa co­mún. So­li­da­rios con las víc­ti­mas de los in­cen­dios”

Que­ri­dos her­ma­nos,

Ante la tra­ge­dia de los in­cen­dios fo­res­ta­les, que ade­más de las pér­di­das ma­te­ria­les, ha sa­cri­fi­ca­do vi­das hu­ma­nas y cau­sa­do gran­des su­fri­mien­tos a mi­les de per­so­nas, los Obis­pos de la Igle­sia en Ga­li­cia que­re­mos ma­ni­fes­tar a to­dos los que su­fren nues­tra so­li­da­ri­dad y so­li­ci­tud fra­ter­na.

Com­par­ti­mos ante todo el do­lor de los que llo­ran a sus fa­mi­lia­res y ami­gos que per­die­ron la vida y ele­va­mos nues­tra ora­ción a Dios para que los aco­ja jun­to a sí. Qui­sié­ra­mos que en es­tos mo­men­tos fue­se real en to­das nues­tras pa­rro­quias de la Igle­sia en Ga­li­cia la ex­pe­rien­cia de la uni­dad, del com­par­tir es­fuer­zos, do­lo­res y an­gus­tias, la cer­ca­nía del amor fra­terno, de modo que na­die se sien­ta solo en la ne­ce­si­dad; y agra­de­cer, al mis­mo tiem­po, tan­tos ges­tos de so­li­da­ri­dad de ami­gos y ve­ci­nos, que son un apo­yo im­pres­cin­di­ble para man­te­ner la es­pe­ran­za y el co­ra­je. Nos sen­ti­mos par­ti­cu­lar­men­te uni­dos a los pue­blos y al­deas más afec­ta­das, unien­do nues­tra ora­ción a la suya, im­plo­ran­do de Dios el don de la for­ta­le­za y la con­fian­za.

Nos pa­re­ce im­pres­cin­di­ble igual­men­te con­de­nar con toda cla­ri­dad las ac­cio­nes de quien cau­sa vo­lun­ta­ria­men­te este tipo de in­cen­dios, que po­nen en ries­go la vida de per­so­nas y tam­bién da­ñan gra­ve e irres­pon­sa­ble­men­te el me­dio am­bien­te tan ne­ce­sa­rio para la vida. Como ha di­cho el Papa Fran­cis­co, «un cri­men con­tra la na­tu­ra­le­za es un cri­men con­tra no­so­tros mis­mos y un pe­ca­do con­tra Dios».

Pro­vo­car un in­cen­dio es un ges­to de gra­ve in­mo­ra­li­dad, en el que la per­so­na pone de ma­ni­fies­to una ac­ti­tud ante los her­ma­nos y ante la na­tu­ra­le­za con­tra­ria al bien que­ri­do por Dios.

Esto es muy evi­den­te ante los su­fri­mien­tos que pa­de­ce hoy nues­tra po­bla­ción, y es­pe­cial­men­te ante el he­cho tris­tí­si­mo de quien ha muer­to a cau­sa de es­tos in­cen­dios.

Pero es cla­ro tam­bién si con­si­de­ra­mos la con­se­cuen­cia de es­tas ac­cio­nes en la na­tu­ra­le­za, que es crea­ción de Dios, fuen­te de vida y de tra­ba­jo, y que no de­be­ría ser des­trui­da como aho­ra ve­mos. He­mos de res­pe­tar la na­tu­ra­le­za y va­lo­rar­la, en su bon­dad, ar­mo­nía y equi­li­brio, como un don que re­ci­bi­mos y un le­ga­do que de­be­mos es­for­zar­nos por trans­mi­tir a las ge­ne­ra­cio­nes fu­tu­ras. Al re­ci­bir de Dios el do­mi­nio so­bre el mun­do, el ser hu­mano ocu­pa su lu­gar en el pla­ne­ta como don y pri­vi­le­gio. Por eso tie­ne el de­ber de cul­ti­var el res­pe­to re­li­gio­so por la in­te­gri­dad de la crea­ción.

Como en tan­tas oca­sio­nes el Papa Fran­cis­co ha ma­ni­fes­ta­do, vie­ne bien re­cor­dar que: «La na­tu­ra­le­za sue­le en­ten­der­se como un sis­te­ma que se ana­li­za, com­pren­de y ges­tio­na, pero la crea­ción sólo pue­de ser en­ten­di­da como un don que sur­ge de la mano abier­ta del Pa­dre de to­dos, como una reali­dad ilu­mi­na­da por el amor que nos con­vo­ca a una co­mu­nión uni­ver­sal» (Lau­da­to sí, 76).

Esta nues­tra “casa co­mún” es una con­di­ción ab­so­lu­ta­men­te ne­ce­sa­ria para la vida de to­dos. Es un prés­ta­mo que cada ge­ne­ra­ción re­ci­be y debe trans­mi­tir a la si­guien­te ge­ne­ra­ción. De ahí la enor­me res­pon­sa­bi­li­dad en cuan­to a su uso.

Qui­sié­ra­mos ma­ni­fes­tar, en par­ti­cu­lar, nues­tro re­co­no­ci­mien­to y apo­yo a las mi­les de per­so­nas im­pli­ca­das en el ope­ra­ti­vo de lu­cha con­tra el fue­go, los bom­be­ros, las fuer­zas y cuer­pos de se­gu­ri­dad del Es­ta­do y los nu­me­ro­sos vo­lun­ta­rios, que se es­fuer­zan por sal­var vi­das, ali­viar da­ños y evi­tar la pér­di­da de per­so­nas y bie­nes, in­clu­so a cos­ta de can­san­cio y ries­gos per­so­na­les. En cir­cuns­tan­cias a me­nu­do ex­tre­mas, nos dan un ejem­plo ad­mi­ra­ble de ab­ne­ga­ción sin lí­mi­tes.

A par­tir de nues­tras co­mu­ni­da­des cris­tia­nas, de las Cá­ri­tas Dio­ce­sa­nas y de otras ins­ti­tu­cio­nes ecle­sia­les, mos­tra­mos nues­tra dis­po­ni­bi­li­dad para la aco­gi­da y la ayu­da in­con­di­cio­nal de cuan­tos la ne­ce­si­ten.

Pe­di­mos a Dios que nos ayu­de en es­tas cir­cuns­tan­cias di­fí­ci­les, es­pe­cial­men­te a quie­nes lu­chan con­tra el fue­go, y que nos con­ce­da sa­ber es­tar y tra­ba­jar uni­dos para re­cu­pe­rar nues­tra tie­rra, que ve­mos hoy tan da­ña­da y que Dios nos ha dado para ha­cer po­si­ble nues­tra vida.

+ Ju­lián, Ar­zo­bis­po de San­tia­go.
+ Luis, Obis­po de Tui-Vigo.
+ Al­fon­so, Obis­po de Lugo.
+ José Leo­nar­do, Obis­po de Ou­ren­se.
+Luis Ángel cmf, Obis­po de Mon­do­ñe­do-Fe­rrol.
+ Je­sús, Obis­po Au­xi­liar de San­tia­go.


Deja un comentario

Iniciativa de apoyo al Papa de un numeroso grupo de alemanes.

El texto completo de la nueva carta abierta “Pro Papa Francisco”

Querido y estimadísimo Papa Francisco,

Sus iniciativas pastorales y la justificación teológica de éstas están actualmente bajo el ataque vehemente de un grupo de la Iglesia. Con esta carta abierta, deseamos expresar nuestra gratitud por su liderazgo papal valiente y teológicamente sólido.

En poco tiempo, ha conseguido remodelar la cultura pastoral de la Iglesia católica romana de acuerdo con su origen en Jesús. Le llegan directamente al corazón personas heridas y su naturaleza herida. Percibe la Iglesia como un hospital de campaña en los márgenes de la vida. Su preocupación es cada persona, amada por Dios. En el encuentro con el otro, la compasión y no la ley tendrá la última palabra. Dios y su misericordia caracterizan la cultura pastoral que usted espera de la Iglesia. Sueña con una “Iglesia madre y pastora”. Compartimos su sueño.

Pedimos que no se desvíe del camino que ha emprendido, y le aseguramos nuestro pleno apoyo y oración constante.

Los firmantes

(Traducción: RD)

Para apoyar al Papa Francisco en sus reformas, pinche aquí:

To support Pope Francis in his reforms, click here:


Deja un comentario

Venezuela: comunicado de los obispos tras las últimas elecciones regionales.

 

COMUNICADO DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA CON MOTIVO DE LAS ELECCIONES REGIONALES

1. A los pocos días de las elecciones regionales, los Obispos de Venezuela, reunidos por Estatutos para evaluar y diseñar los programas pastorales de las Comisiones de nuestra Conferencia Episcopal, hacemos llegar un mensaje de cercanía y solidaridad a todo el pueblo venezolano. Con él compartimos cotidianamente alegrías y tristezas, y sufrimos las dramáticas consecuencias que genera la profunda crisis ética, política, social y económica que afecta a todos, pero particularmente a los más pobres. A él, le aseguramos nuestra oración y el compromiso de seguir contribuyendo, desde nuestra misión de pastores del Pueblo de Dios, al bien común de nuestra nación.


2. El primer semestre del año estuvo caracterizado por un amplio y prolongado enfrentamiento político, generado por la pretensión del Ejecutivo Nacional de imponer un modelo socio-político que atenta contra la dignidad de la persona y desconoce la Constitución, y por la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, cuestionada y rechazada por la mayoría del pueblo. Ante esa conflictiva realidad la realización de las elecciones de Gobernadores del 15 de Octubre, a pesar de la desconfianza que ellas generaban en algunos sectores, constituía para muchos una luz en el camino y un motivo para la esperanza.


3. Vemos con preocupación que estas elecciones, aunque contaron con la participación de una buena parte del electorado, lejos de contribuir al fortalecimiento de la institucionalidad democrática a través del voto libre, universal e imparcial, han hecho más difícil aún la solución consensuada de los problemas que nos aquejan, han generado nuevas dudas e interrogantes y han abierto la puerta a mayores tensiones y conflictos de cara al futuro de nuestro país.


4. Deploramos que el Consejo Nacional Electoral, haciendo caso omiso de los llamados realizados desde diversas instancias nacionales e internacionales, se haya mostrado una vez más como un árbitro parcializado, al servicio del Partido oficial. Son múltiples las irregularidades cometidas en la implementación del proceso electoral: el impedir que las organizaciones políticas pudieran sustituir los candidatos tal como está previsto en la ley, la migración a última hora de electores hacia otros centros de votación, la falta de una observación internacional plural, los abusos en el voto inducido. Todo esto constituye un obstáculo para el ejercicio del sufragio y genera desconfianza en los procesos electorales.


5. La decisión de crear nuevas autoridades, quitando competencias a los gobernadores electos de aquellos Estados que no favorecieron electoralmente al oficialismo, son un claro desconocimiento y una burla a la voluntad popular en la cual reside la legitimidad de cualquier elección.


6. Es muy lamentable que nuestro sistema electoral, no se ajuste en los actuales momentos a la ley. Es indispensable recuperar la justicia y ética del sistema, para que la ciudadanía pueda expresarse libre y confiadamente. y las futuras convocatorias, supervisadas por instancias internacionales plurales, devuelvan la paz y la tranquilidad a la sociedad venezolana.


7. El cúmulo de irregularidades, el uso de medios y recursos del Estado para hacer propaganda y, en una palabra, el ventajismo oficial no debe llevarnos a la pérdida de la credibilidad y confianza en el poder del voto como vía de solución pacífica y democrática para los cambios urgentes y trascendentales que requiere el país. No se puede prescindir de la vía electoral ¡No nos dejemos robar la esperanza!


8. Hacemos un urgente llamado a las autoridades civiles y militares para que pongan todo su empeño en devolverle al pueblo soberano el ejercicio libre y justo del voto y asegurarle la total trasparencia en el proceso, desde su convocatoria hasta la publicación de sus resultados.


9. Fundados en la enseñanza social de la Iglesia proclamamos una vez más la primacía de la persona y sus derechos universales por encima de las ideologías, sistemas de gobierno e intereses particulares. Convocamos a todas las instancias de la vida social a respetar, defender y promover los derechos civiles y a no desmayar en el reclamo de ellos.


10. Al querido pueblo venezolano que anhela vivir en paz y construir un futuro mejor para sus hijos, lo exhortamos a no dejarse llevar por la irracionalidad o el fanatismo en la controversia política.


11. El pueblo tiene derecho a exigir de la dirigencia política que se ocupe primordialmente de sus necesidades más sentidas, las conozca más de cerca, las experimente y le ofrezca un proyecto de país coherente, fundamentado en la justicia y el bien común sin exclusiones.


12. Elevamos nuestra oración al Dios que alienta nuestra esperanza ante los serios problemas que afectan a nuestra sociedad y que causan angustia y desánimo en muchos corazones. Nos encomendamos a la poderosa intercesión de Nuestra Señora de Coromoto y le pedimos que vele por nosotros para que vivamos en concordia, libertad y paz.

Caracas, 19 de octubre de 2017

LOS ARZOBISPOS Y OBISPOS DE VENEZUELA


Deja un comentario

Asesinados dos periodistas en Siria.

Directora general de la UNESCO repudia el asesinato de dos periodistas en Siria

Irina Bokova, directora general de la UNESCO. Foto de archivo: ONU/Manuel Elias

Share

20 de octubre, 2017 — La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, deploró hoy el asesinato de los periodistas Dilshan Ibash y Hawker Faisal Mohammed, acontecido la semana pasada en Siria.

Bokova instó a todas las partes en el país árabe a proteger la seguridad de los periodistas para que éstos puedan realizar su trabajo y el derecho de la sociedad a mantenerse informada, una condición que calificó de “vital durante situaciones de conflicto.

Dilshan Ibash falleció el pasado 12 de octubre tras la explosión de un coche bomba en la localidad de Abu Fas, al este de Siria.

Su compañero, Hawker Faisal Mohammed, murió al día siguiente en el hospital como consecuencia de las graves heridas sufridas en la cabeza sufridas durante la detonación del automóvil.

Los dos reporteros trabajaban para la agencia de noticias Hawar News.


Deja un comentario

China y Corea: el punto de vista de un arzobispo

Corea del Norte; el arzobispo Kim: algunos alimentan la crisis para hacer negocios

En una entrevista con «La Civiltà Cattolica», el presidente de los obispos ofrece una mirada realista y aguda sobre los contrastes internacionales en relación con el régimen norcoreano. Y espera «una invitación al Papa para dialogar con los líderes chinos sobre la paz en el mundo»

Un desfile militar en Pyongyang

19
0
Pubblicato il 20/10/2017
Ultima modifica il 20/10/2017 alle ore 12:32
GIANNI VALENTE
ROMA

La Corea del Norte del presidente Kim-Jong-un (de quien Trump se burla llamándolo «Rocket Man») convocó en junio de este año a Pyongyang los líderes de las siete mayores religiones presentes en la Península coreana. La cita fue postergada porque después la ONU decidió aplicar nuevas sanciones en contra del régimen norcoreano. Lo refiere Hyginus Kim Hee-Joong, arzobispo católico de Kwangju y presidente de la Conferencia Episcopal coreana, en la entrevista publicada en el último número de la revista «La Civiltà Cattolica».

 

La noticia sobre el fracaso del «encuentro religioso» de Pyongyang no es la única que se encuentra en la larga entrevista del padre Antonio Spadaro, director de la revista de los jesuitas italianos: el arzobispo confirma también que fue invitado al Vaticano, en mayo, por parte del nuevo presidente de la República coreana, Moon Jae-in, después de su elección, con la encomienda de entregarle al Pontífice una carta personal: «En ese momento —refiere el arzobispo Hyginus, revelando las razones de su «misión especial»— existía la amenaza de la guerra en la Península coreana, debido al conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte. El nuevo presidente de Corea del Sur quería explicar su postura por la paz de la Península coreana y pedir tanto la oración como la ayuda del Papa Francisco, antes de que concediera una audiencia al presidente Trump (audiencia que se llevó a cabo el 24 de mayo, ndr.). Creo que mi misión fue positiva, gracias a la ayuda del Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin. El nuevo presidente Moon Jae-in, cuyo nombre de Bautismo es “Timoteo” —añade el arzobispo coreano— agradeció al Pontífice y a todos los que nos han ayudado».

 

En la entrevista con «La Civiltà Cattolica», el arzobispo de Gwangju ofrece una mirada realista y aguda sobre las tensiones internacionales que se han ido desarrollando alrededor de los lanzamientos de misiles por parte del régimen norcoreano. Las opiniones del Hyginus Kim no se muestran para nada alineados con los comentarios estereotipados sobre la «locura» de Kim Jong-un que inundan los medios de comunicación globales. «Algunos», indica el arzobispo sudcoreano, «interpretan esas acciones de Corea del Norte como una vía de supervivencia en contra de las superpotencias; otros, en cambio, consideran ese gesto una inaceptable amenaza de guerra. Yo —añade Hyginus— creo que los lanzamientos de misiles constituyen un mensaje fuerte, el de estar dispuestos a dialogar con Estados Unidos, pero solamente en un nivel de paridad». Según el arzobispo, quienes quieren imponer a Corea del Norte renunciar a los experimentos nucleares como condición para iniciar el diálogo expresan una «lógica equivocada», puesto que tal renuncia «constituye exactamente el objetivo del diálogo mismo».

 

Muchos coreanos, añade, «piensan que todas las superpotencias involucradas están usando esta tensión con Corea del Norte para llevar a cabo sus intereses nacionales. Se dice que en algunos países se están obteniendo grandes ganancias, precisamente instrumentalizando y prolungando esta tensión en la Península coreana». Por el contrario, la única vía para tratar verdaderamente de detener los conflictos y poner en marcha una reconciliación real sería la de «favorecer el diálogo directo entre Corea del Sur y Corea del Norte, sin la intervención de ningún otro país extranjero».

 

A más de 60 años de la división de la Península, la Iglesia católica ha hecho suya la bandera de la posible reunión del pueblo coreano, teniendo en cuenta las palabras sobre la necesaria reconciliación entre los fieles que pronunció el Papa Francisco durante su visita apostólica a Corea del Sur en agosto de 2014. En los primeros días de diciembre de 2015, una delegación de la Iglesia católica de Corea del Sur, guiada precisamente por Hyginus Kim, llevó a cabo una visita oficial, llena de significados y no solo eclesiales, a Pyongyang y otros territorios norcoreanos. «El gobierno norcoreano —explica el arzobispo de Kwangju— tiene confianza en la colaboración con la Caritas Internationalis, vinculada con la Conferencia Episcopal coreana. Espero que sea posible dentro de poco enviar a algunos sacerdotes para celebrar Misa en las grandes fiestas en Pyongyang, según el acuerdo alcanzado en 2015».

 

Una mirada de hermanos (y no de jueces) sobre los católicos chinos

 

El enfoque de muchos católicos coreanos sobre las difíciles cuestiones de sus hermanos en la fe chinos no parece estar condicionado por los estereotipos impuestos mediante los medios de comunicación en el Occidente. La entrevista del arzobispo Hyginus a «La Civiltà Cattolica» también se refiere a las redes discretas y «operativas» de comunión que unen desde hace ya bastante tiempo a la Iglesia coreana con las comunidades católicas chinas, tanto «oficiales» (reconocidas por los aparatos gubernamentales) como «clandestinas», que tratan de escapar a los designios de la política religiosa gubernamental. Las comunidades católicas «oficiales», dice el presidente de la Conferencia Episcopal de Corea, a menudo piden ayuda a las diócesis coreanas para los cursos en los Seminarios o en las casas religiosas femeninas, o para acompañarlas en los retiros y en los Ejercicios Espirituales.

 

El arzobispo Hyginus no sabe cómo responder cuando se le pregunta si «la razón de estas peticiones es verdaderamente la formación misma o solo por propaganda». Pero indica que cada año los líderes de las comunidades católicas presentes en China y en Corea se encuentran para «colaborar recíprocamente por la paz entre ambos países, y también por la paz en el mundo». Puesto que «los chinos consideran la confianza un elemento fundamental en cualquier relación, tanto humana como comercial y diplomática», indica que la confianza recíproca es la clave para que maduren buenas y fructuosas relaciones entre la China popular y la Santa Sede. Y aconseja que se podría pedir ayuda «a otros países que tienen buenas relaciones diplomáticas con China». Por esta razón espera con fuerza «una invitación al Papa para dialogar con los líderes chinos sobre la paz en el mundo».


Deja un comentario

Argentina: movimiento de obispos

Argentina: El largo adiós del arzobispo Aguer

El Papa Francisco recibió en audiencia privada al arzobispo de La Plata, justo cuando él alista su salida. Los rumores de una renuncia anticipada y la designación de un coadjutor

Aguer (foto de wikipedia)

71
0
Pubblicato il 20/10/2017
Ultima modifica il 20/10/2017 alle ore 20:04
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Héctor Aguer es un arzobispo destacado, y controvertido. Pastor de la diócesis argentina de La Plata, sus declaraciones públicas casi nunca pasan inadvertidas. Su historia episcopal resulta “paralela” a la de Jorge Mario Bergoglio. Ambos porteños de nacimiento, fueron auxiliares del cardenal Antonio Quarracino contemporáneamente. Y los dos fueron elevados al arzobispado en tiempos similares. El próximo 24 de mayo cumplirá los 75 años y presentará su renuncia, como lo establece la ley de la Iglesia. Pero él mismo ya empezó su largo adiós. En su diócesis se especula sobre la inminente llegada de un coadjutor. Hoy el Papa lo recibió en privado.

 

Este viernes, a primera hora, la Sala de Prensa del Vaticano distribuyó la agenda de actividades de Francisco. Apenas una lista de audiencias. Al mediodía, puntual, apareció la cita con Aguer. Un encuentro oficial, en el Palacio Apostólico. Media hora reservada, antes del discurso del Papa a una comitiva de asistentes a un encuentro de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales.

 

El arzobispo platense lleva algunos días en Roma. Por su viaje decidió posponer algunos compromisos en su diócesis. Entre sus colaboradores más cercanos existe un ambiente de fin de pontificado. Un contexto que se vive también en las parroquias. Diversas fuentes consultadas por el Vatican Insider pudieron confirmarlo.

 

La salida de Aguer es un tema de conversación cotidiana entre los sacerdotes. Algunos de ellos, de gran cercanía con el arzobispo, dan por hecho el inminente nombramiento de un coadjutor. Un obispo “con derecho a sucesión” que pueda tomar lentamente las riendas. Porque, según estas fuentes acreditadas, en la curia se baraja incluso una fecha: en mayo de 2018. Una renuncia que podría llegar antes del 24, la fecha de cumpleaños.

 

De verificarse antes de tiempo, la salida de Aguer sería anómala. Despertaría especulaciones. Se sumaría a otras salidas anticipadas de obispos argentinos, verificadas en los últimos meses. Como la de Adolfo Zecca, quien dejó el arzobispado de Tucumán formalmente el 9 de julio pasado. Pero él mismo anunció, con una carta pública difundida el 22 de junio. Una situación pocas veces vista. Normalmente se sabe de la dimisión anticipada de un obispo cuando el Papa se la acepta.

 

Zecca explicó en su misiva tener problemas de salud que le impedían cumplir en pleno su ministerio. Pero aclaró que no descartaba poder realizar “otro trabajo”. El 7 de octubre último, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina le designó responsable de la Delegación para los Desafíos y Prospectivas de la Educación, un organismo apenas creado que debería fungir como observatorio de la educación en el país. Un puesto que le permitiría mantener el sueldo de obispo en activo asignado por el Estado. Aunque, hasta el momento, esta posibilidad se mantiene en suspenso. Por lo pronto ya se mudó a Buenos Aires, donde le fue asignado un departamento propiedad de la Iglesia.

 

La otra reciente y ocurrida en extrañas condiciones fue la de Gustavo Zanchetta, obispo de Orán (Salta). El 1 de agosto pasado el Vaticano confirmó su salida, aunque apenas tiene 53 años. Un par de días antes, había mandado una carta a los fieles atribuyendo todo a “un problema de salud” que no le permitía “llevar plenamente el ministerio pastoral” y de inmediata atención. Pocos días atrás reapareció en España y con aparente buen estado de salud, en la ceremonia de apertura de año académico en la Universidad Eclesiástica de San Dámaso.

 

Zanchetta era conocido por ser “amigo de Bergoglio”, como confirmó una fuente acreditada al Vatican Insider en Roma. Es más, a esa cercana relación se atribuyó su nombramiento en Orán el 22 de julio de 2013. Fue una de las primeras designaciones de obispos argentinos del actual pontificado. Apenas duró en el puesto cuatro años.

 

Aguer, nacido en 1943 en el barrio porteño de Mataderos, estudió Humanidades y Filosofía en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires. Hombre inteligente, se hizo conocido por su fineza, pero también por su rigidez. Tras cumplir toda su carrera eclesiástica en la capital dio el paso previsible: ser obispo auxiliar de Quarracino. Juan Pablo II lo nombró el 26 de febrero de 1992.

 

Menos de tres meses después, el 20 de mayo, el Papa designó otro auxiliar. Un “outsider”, que no venía del clero diocesano y que llevaba varios años fuera de la diócesis. Era jesuita y estaba prácticamente en el exilio en la ciudad de Córdoba. Se trataba de Jorge Mario Bergoglio.

 

En esos años, ambos auxiliares parecían colocarse en las antípodas pastorales. Aguer era vicario zonal de Belgrano, que abarca los barrios más acomodados. Se ocupaba de doctrina, liturgia y espiritualidad. Bergoglio era vicario de Flores, zona popular y que incluye algunas villas. Eran dos figuras destacadas, no pasaban inadvertidas. Por aquellos años, los círculos eclesiásticos tenían en claro que, entre ellos dos, podría salir el sucesor de Quarracino. El elegido fue el jesuita, elevado a coadjutor el 3 de junio de 1997 y a arzobispo, el 28 de febrero siguiente.

Cuatro meses más tarde, el 26 de junio de 1998, Aguer fue enviado como coadjutor de La Plata. Debió esperar dos años antes de convertirse en titular. Cada uno, según su estilo, se convirtió en referente de la Iglesia argentina en la primera década de este siglo. La prensa siempre los ubicó en los extremos de la geometría episcopal. En el seno de la conferencia de obispos, a menudo sostuvieron líneas diferentes. Chocaron. Muchas veces salió victorioso Bergoglio, elegido presidente en dos ocasiones.

 

Su trato siempre fue de caballeros. Incluso cuando el arzobispo de La Plata quedó envuelto en un escándalo por salir de garante a Francisco Trusso, un ex banquero de origen italiano condenado a ocho años de prisión por maniobras fraudulentas a través del Banco Crédito Provincial. La fianza fue de un millón de pesos de la época.

 

Cuando los productores del programa televisivo “Claves para un mundo mejor” le propusieron al arzobispo de Buenos Aires registrar una columna semanal, este la rechazó con diplomacia y recomendó a Aguer. Él aceptó y sus filosos comentarios aún generan discusiones. La dureza de sus tomas de posición le han granjeado ampulosas críticas.

 

Por esa imagen pública de hombre lejano y dogmático, se le incluyó en el grupo de obispos “anti-Bergoglio”, incluso antes del Cónclave de 2013. De ahí que, tras la elección de Francisco, Aguer ocupó buena parte de una de las reuniones de su Consejo Presbiterial a contar cómo era su relación con el arzobispo de Buenos Aires y a explicar que jamás estuvieron peleados.

 

Observadores esperaban que esta distancia histórica provocase la salida del arzobispo de La Plata mucho antes, al inicio del pontificado. Eso no ocurrió. Incluso cuando Aguer protagonizó crisis públicas. Como cuándo selló una ruptura con el movimiento Scout o cuando pareció justificar una medida judicial a favor de un hombre condenado por delitos de lesa humanidad.

 

Ahora, una salida anticipada es posible. Pero es una eventualidad que las fuentes consultadas atribuyen más bien a la voluntad del propio arzobispo. Su estado de salud no es bueno. Se quebró la cadera y debió ser operado. Su fortaleza está mermada, también en el ánimo. Por eso él mismo inició, tiempo atrás, su largo adiós. ¿Quién podría sustituirle? Uno de sus auxiliares goza del aprecio del Papa. Alberto Bochatey. Francisco lo incluyó en la Pontificia Academia para la Vida y lo eligió interventor al Instituto Próvolo, envuelto en un escándalo por abusos sexuales contra menores.