Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Devoción popular a la Virgen de Guadalupe.

La Morenita del Tepeyac: “¿No estoy yo aquí que soy tu Madre?”

Este 12 de diciembre, como cada año, fueron miles de peregrinos los que asistieron a la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, para festejar y encomendarse a la intercesión de la Morenita. Celebrada en muchos lugares en el mundo, se pidió especialmente por la Paz.

Ciudad del Vaticano

En la Basílica de Guadalupe, Ciudad de México, fueron más de diez millones de peregrinos los que se dieron cita en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. Multitudinarias peregrinaciones en camiones, bicicletas o a pie llenaron el Santuario guadalupano, llegaron desde días antes, para mirar de cerca la imagen de la Morenita. A media noche del jueves, los fieles reunidos y artistas, le cantaron a la Guadalupana la popular canción mexicana de “Las mañanitas”.

Peregrinos venidos de todo el continente

Para algunos peregrinos el viaje fue largo, tomándoles días para llegar hasta el Santuario, pero siempre con la alegría de encontrarse con la Morenita del Tepeyac. Provenientes de toda América Latina, renovaron su consagración a la Guadalupana para que siga guiando y protegiendo a todo el pueblo. En los alrededores de la Basílica, fueron numerosas las muestras de fraternidad: en las calles se veían voluntarios impartiendo alimentos, negocios prestando instalaciones para el aseo y la asistencia médica.

Son muchas las personas que dan testimonio del amor materno de María en su Santuario, remarcando que para los católicos es importante consagrarse a María, dejarse guiar por ella y así, comprometerse con el progreso del país mexicano, sobre todo en lo que se refiere a la Paz.

La Virgen de Guadalupe se le apareció al indígena San Juan Diego entre el 9 y el 12 de diciembre de 1531. Quedándose plasmada en la tilma de Juan Diego, la imagen de la Virgen, colmada de simbología que podía ser leída por los indígenas mexicanos, impulsó la evangelización de México. A lo largo de los siglos han sido millones los fieles quienes se acercan en peregrinaciones a la basílica para venerar la reliquia.

La ternura de la Guadalupana

El Papa Francisco, en su homilía durante la celebración litúrgica en honor a la Virgen de Guadalupe, se centró en tres adjetivos de María: ella es “mujer, madre y mestiza”. Explicó que “María es mujer, es Nuestra Señora, María es Madre de su Hijo y de la Santa Madre Iglesia jerárquica y María es mestiza, mujer de nuestros pueblos, pero que mestizó a Dios”.

“¿No estoy yo aquí que soy tu Madre?” Son las palabras que María dirigió a Juan Diego. Con ello, el Papa recordó que también María nos habla, como al humilde indígena, “con ternura, con calidez femenina y con la cercanía del mestizaje”.

Oración por la Paz

Recordamos también que el día de ayer fue la Jornada Mundial por la Paz, en la que muchos fieles en todo el mundo se unieron a esta intención. En su mensaje por esta ocasión, El Papa Francisco recordó la necesidad de una cultura del encuentro que rompa la cultura de la amenaza y, basándose siempre en el dialogo, la paz debe ser un bien precioso al que aspira toda la humanidad.

La cultura del encuentro genera “una posibilidad y un don del generoso amor de Dios. Nos guía a ir más allá de los límites de nuestros estrechos horizontes, a aspirar siempre a vivir la fraternidad universal, como hijos del único Padre celestial”.


Deja un comentario

En el 30 aniversario de la web. Presencia de la Iglesia

30 aniversario de la web. 30 aniversario de la web.  

30 años de web: el mensaje cristiano viaja hasta los confines de la tierra

En el 30 cumpleaños de la World Wide Web (WWW), hacemos un repaso de las frases más significativas del Papa Francisco sobre el uso responsable de Internet y su aporte en la humanidad.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Hace 30 años, el inglés Sir Tim Berners-Lee dio acceso libre a los usuarios a la llamada World Wide Web, conocida como la web, un sistema de distribución de información, definido por el Papa Francisco como “una plaza o un lugar de encuentro, donde se puede acariciar o herir, tener una provechosa discusión o un linchamiento moral”.

Internet: no una red de cables, sino de personas humanas

Un “don de Dios” tal y como lo denominó el Papa Francisco en el Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2014, ya que Internet  – aseguró – “puede ofrecer mayores posibilidades de encuentro y de solidaridad entre todos”, y advirtió que no basta pasar por las «calles» digitales, es decir, simplemente estar conectados: “Es necesario que la conexión vaya acompañada de un verdadero encuentro. No podemos vivir solos, encerrados en nosotros mismos”.

En este sentido, el Papa también dijo que la red digital “puede ser un lugar rico en humanidad”, pero “no una red de cables, sino de personas humanas”.

Abrir las puertas de las iglesias significa abrirlas en el mundo digital

“Abrir las puertas de las iglesias significa abrirlas asimismo en el mundo digital, tanto para que la gente entre, en cualquier condición de vida en la que se encuentre, como para que el Evangelio pueda cruzar el umbral del templo y salir al encuentro de todos” continuó en su mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2014. Documento en el que además señaló que también gracias a las redes, el mensaje cristiano puede viajar «hasta los confines de la tierra», pues el interés y la presencia de la Iglesia en el mundo de la comunicación “son importantes” – puntualizó – “para dialogar con el hombre de hoy y llevarlo al encuentro con Cristo”.

Desde el nacimiento de Internet, la Iglesia ha promovido su uso solidario

En el Mensaje para las Comunicaciones Sociales de este año, el Pontífice expresó que desde que internet ha estado disponible, “la Iglesia siempre ha intentado promover su uso al servicio del encuentro entre las personas y de la solidaridad entre todos”, pues aunque Internet representa una posibilidad extraordinaria de acceso al saber, también es cierto – asegura el Papa – “que se ha manifestado como uno de los lugares más expuestos a la desinformación y a la distorsión consciente y planificada de los hechos y de las relaciones interpersonales”.

El hombre y su capacidad para usar bien o mal los medios

Sin embargo, en el Mensaje del Santo Padre para 2016, expresó que no es la tecnología la que determina si la comunicación es auténtica o no, “sino el corazón del hombre y su capacidad para usar bien los medios a su disposición”. Una afirmación que acompañó con lo que es para él la definición de “entorno digital”: “es una plaza, un lugar de encuentro, donde se puede acariciar o herir, tener una provechosa discusión o un linchamiento moral”. En este sentido, el Papa advirtió del peligro de las redes sociales, las cuales son capaces de “favorecer las relaciones” y de “promover el bien de la sociedad”, pero también pueden “conducir a una ulterior polarización y división entre las personas y los grupos”.

Mensaje en el que también señaló que el acceso a las redes digitales lleva consigo una responsabilidad por el otro “que no vemos pero que es real” y el cual “tiene una dignidad que debe ser respetada”.