Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Mes de octubre: rezar por la unión de la iglesia y por el Papa

El Papa: invito a los fieles del mundo a rezar por la Iglesia, atacada por el diablo

Francisco invita a una oración especial en el mes mariano de octubre para implorar la protección de quien pretende dividir y para pedir que el mal no prevalezca
CONDIVIDI
821
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 29/09/2018
Ultima modifica il 29/09/2018 alle ore 13:01
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

La Iglesia está bajo ataque y el Papa Francisco, en el día de la memoria litúrgica de los tres arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, pide al pueblo cristiano una oración especial en el mes de octubre. Es una iniciativa que indica la preocupación del Obispo de Roma por el escándalo de los abusos sexuales contra menores y por el nivel que están alcanzando los ataques en contra del Papa, la Curia y los obispos por parte de quienes cotidianamente siembran divisiones e inculcan odio contra los sucesores de los apóstoles, favoreciendo la difusión de una mentalidad cismática. Los hechos están a la vista de todos: el uso instrumental del escándalo de la pederastia, utilizado para batallas de poder en la Iglesia, el estado permanente de acusación contra el Pontífice, la crítica feroz e incesante de su persona, diga lo que diga y haga lo que haga.

 

«El Santo Padre –informa la Sala de prensa vaticana– ha decidido invitar a todos los fieles, de todo el mundo, a rezar el Santo Rosario cada día, durante todo el mes mariano de octubre; y a unirse de esta manera en comunión y en penitencia, como pueblo de Dios, para pedir a la Santa Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del diablo, que siempre pretende dividirnos de Dios y entre nosotros».

 

Hace algunos días, Francisco se reunió con el padre Fréderic Fornos, director internacional de la Red Mundial de Oración por el Papa, y le pidió que difundiera «en todo el mundo este llamado suyo a todos los fieles, invitándolos a concluir el rezo del Rosario con la antigua invocación: “Sub Tuum Praesidium”, y con la oración a San Miguel Arcángel que nos protege y ayuda en la lucha contra el Mal. La oración –afirmó el Pontífice el 11 de septiembre durante la homilía matutina en la Casa Santa Marta, citando el primer libro de Job– es el arma contra el Gran Acusador, que va por el mundo “buscando cómo acusar”. Sola mente la oración puede derrotarlo. Los místicos rusos y los grandes santos de todas las tradiciones aconsejaban, en los momentos de turbulencia espiritual, protegerse bajo el manto de la Santa Madre de Dios, pronunciando la invocación: “Sub Tuum Praesidium”».

 

La invocación “Sub Tuum Praesidium” dice así: «Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas de nosotros, que estamos en la prueba, y líbranos de todo peligro, oh Virgen Gloriosa y Bendita».

 

«Con esta petición de intercesión –informa la Sala de Prensa– el Santo Padre pide a los fieles de todo el mundo que recen para que la Santa Madre de Dios ponga a la Iglesia bajo su manto protector: para preservarla de los ataques del maligno, el gran acusador, y hacerla al mismo tiempo cada vez más consciente de las culpas, de los errores, de los abusos cometidos en el presente y en el pasado», y comprometida en el combate sin dudar para que «el mal no prevalezca. El Santo Padre también pidió que el rezo del Santo Rosario durante el mes de octubre concluya con la oración escrita por León XIII: “San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén”».

 

«Las divisiones son el arma que el diablo tiene más a la mano para destruir a la Iglesia desde dentro», dijo el Pontífice hace dos años. Hace algunos días, después del clamoroso “comunicado” del ex nuncio Viganò, que concluía pidiendo la renuncia del Papa, Francisco dijo: «Con las personas que buscan solo el escándalo y la división», ante los «perros salvajes» que buscan la guerra y no la paz, el único camino que se puede recorrer es el del «silencio» y de la «oración».

 

El nuevo calendario litúrgico reúne en un único día la fiesta de los tres arcángeles. Miguel aparece en la Biblia, en el Libro de Daniel, como el primero de los príncipes y custodios del pueblo de Israel; se indica que es arcángel en la carta de Judas en el Libro del Apocalipsis. Y es aquél que guía a los demás ángeles en la batalla contra el dragón, es decir el demonio. Y es él quien lo derrota.

Anuncios