Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

OIT: aviso al gobierno de Venezuela

Venezuela debe dejar de atacar a empleadores y trabajadores no afines al Gobierno

ONU/Loey Felipe
La bandera de Venezuela ondea en la sede de la ONU en Nueva York.

4 Octubre 2019

Tras las denuncias de acoso de 33  empleadores venezolanos, el informe de una comisión independiente de investigación designada por la Organización Internacional del Trabajo pide al Gobierno de Venezuela que tome medidas para fomentar un clima político que no persiga o amenace a los sindicalistas que no son afines al Gobierno, y que libere a todos aquellos que han sido detenidos por ejercer actividades legítimas de sus organizaciones.

Venezuela debe cesar inmediatamente todos los actos de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación u otra manera de agresión contra las organizaciones de empleadores y trabajadores no afines al Gobierno, dictaminó una Comisión del Consejo de Administración, el órgano ejecutivo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La Comisión, compuesta por tres miembros independientes, fue establecida en marzo de 2018 en respuesta a una queja presentada en junio de 2015 por 33  empleadores que pertenecen a  la Conferencia Internacional del Trabajo.

La queja denuncia un incumplimiento de los Convenios de la OIT y alega, en particular, actos de violencia, otras agresiones, persecución, acoso y una campaña para desprestigiar a la organización de empleadores FEDECAMARAS, incluidos sus líderes y afiliados, así como injerencia de las autoridades, falta de consulta tripartita y exclusión del diálogo social.

Quienes presentaron la queja  denunciaron también que estas acciones afectan  a las organizaciones de trabajadores no afines con el Gobierno.

Para realizar su investigación, la Comisión tuvo contacto directo con las partes y otros actores concernidos durante una visita al país, tanto a su capital como a otras ciudades, así como numerosas videoconferencias y audiencias en Ginebra, con la presencia de representantes de las partes y la participación de testigos provenientes tanto de autoridades como de los sectores no gubernamentales.

El informe denuncia prácticas de favoritismo o promoción de organizaciones paralelas y de discriminación, suplantación e injerencia en las actividades de las organizaciones de empleadores y trabajadores no afines, e injerencia en las relaciones entre empleadores y trabajadores; todo ello vulnerando las garantías previstas en los Convenios.

También detalla la inobservancia de las obligaciones de consulta tripartita sobre la fijación del salario mínimo y sobre cuestiones relativas a la promoción de la aplicación de las normas internacionales del trabajo, así como la ausencia de diálogo social en los términos definidos por la OIT.

Curt Carnemark/Banco Mundial
Trabajador de la construcción reparando vías del tren. Foto: Curt Carnemark/Banco Mundial

Recomendaciones

El informe de los expertos expone conclusiones y recomendaciones orientadas a promover “el respeto de la libertad sindical como base de un diálogo tripartito para la reconciliación nacional, el desarrollo económico sostenible y la justicia social”.

También plantea la necesidad de tomar las medidas necesarias para asegurar la existencia de un clima desprovisto de violencia y amenazas, así como persecución, estigmatización, e intimidación, y pide la liberación inmediata de todo empleador o sindicalista que esté en prisión en relación con el ejercicio de las actividades legítimas de sus organizaciones.

Asimismo, pide la no utilización de los procedimientos judiciales y las medidas cautelares y sustitutivas con el propósito de coartar la libertad sindical, incluido el sometimiento de civiles a la jurisdicción militar.

En ese contexto, aboga por la adopción de las medidas necesarias para asegurar el Estado de derecho, en particular la independencia en relación con el Poder Ejecutivo de los órganos de los demás poderes del Estado.
El informe de la Comisión de Encuesta fue compartido al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, que dispone de un plazo de tres meses para comunicar si acepta o no las recomendaciones y, en caso de que no las acepte, si desea acudir a la Corte Internacional de Justicia.

En los 100 años de historia de la Organización Internacional del Trabajo se han establecido 13 comisiones de encuesta.

Esta comisión estuvo integrada por tres miembros independientes designados en junio de 2018 por el Consejo de Administración de la OIT: el Juez Presidente Manuel Herrera Carbuccia (República Dominicana, presidente de la Comisión), la Dra. María Emilia Casas Baamonde (España), y el Dr. Santiago Pérez del Castillo (Uruguay).

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

El Consejo de Derechos Humanos establece una misión internacional para Venezuela

Una resolución del órgano de la ONU que se ocupa de las garantías fundamentales señala que la misión tiene como objetivo investigar las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014. Además, condena enérgicamente todas las violaciones y transgresiones del derecho internacional de los derechos humanos cometidas.

La ONU y Venezuela firman un documento de cooperación en materia de derechos humanos

El acuerdo permitirá mantener dos oficiales de la Oficina de Derechos Humanos de manera continua en el país. También incluye el refuerzo de mecanismos de protección de las garantías fundamentales y abre la puerta a la visita de los relatores especiales durante los próximos dos años.


Deja un comentario

Los trabajadores migrantes. Declaración del Dir. Gen. de OIT

La migración laboral justa y eficaz beneficia al trabajador y al país de acogida

19 Febrero 2018

En vísperas del Día Mundial de la Justicia Social, el director de la Organización Internacional del Trabajo pidió a los gobiernos del mundo adoptar políticas que garanticen los derechos de los trabajadores migrantes.

Otorgar un trato justo a los 150 millones de trabajadores migrantes en el mundo es en interés de todos, y exige que la migración laboral esté bien gestionada y sea efectiva”, declaró el general director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) este lunes.

Los trabajadores migrantes, como todos los trabajadores, tienen derecho a un trato justo y equitativo.

Con motivo del Día Mundial de la Justicia Social, que se conmemora el martes, Guy Ryder pidió en un comunicado a los Estados que adopten leyes para que la migración laboral sea justa y cuente con un enfoque integral que involucre a todas las estancias gubernamentales, las organizaciones de la sociedad civil y las empresas.

“Los trabajadores migrantes, como todos los trabajadores, tienen derecho a un trato justo y equitativo, y esto es la clave para alcanzar el desarrollo sostenible”, dijo.

Según la OIT, actualmente la mayoría de la migración está vinculada, directa o indirectamente, a la búsqueda de oportunidades de trabajo decente. Sin embargo, muchos trabajadores terminan siendo explotados en empleos con baja remuneración y condiciones inseguras e insalubres. Además, para conseguir un empleo los migrantes frecuentemente se ven obligados a pagar comisiones de contratación y son más vulnerables al trabajo infantil y al trabajo forzoso.

El Pacto Mundial de Migración, una oportunidad para los trabajadores

“Una migración laboral bien gestionada, justa y eficaz puede reportar beneficios y oportunidades a los trabajadores migrantes, sus familias y sus comunidades de acogida. Puede, asimismo, conciliar la oferta y la demanda de mano de obra, facilitar el perfeccionamiento de las competencias y propiciar su transferencia en todos los niveles, contribuir al mantenimiento de los sistemas de protección social, impulsar la innovación empresarial y enriquecer las comunidades cultural y socialmente” aseguró Ryder.

Guy Rider aseguró que está en las manos de los gobiernos convertir la migración laboral en un fenómeno beneficioso para todos a través de las negociaciones del Pacto Mundial Sobre Migración que se realizan este año en miras a su firma en septiembre durante la Asamblea General.

“La forma en que nosotros, la comunidad internacional, demos forma a ese pacto y ayudemos a los Estados Miembros en su aplicación será decisiva para determinar la evolución futura de la migración laboral”, concluyó.