Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

ONU pide a Irán abolir la pena capital para menores de edad.

iran-mmap-md-580x410Alto Comisionado llama nuevamente a Irán a abolir pena capital a menores de edad

10 de febrero, 2017 — El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos reiteró hoy su exhortación a Irán a que abola la pena capital para quienes hayan delinquido siendo menores de edad.

Si bien Zeid Ra’ad Al-Hussein acogió con beneplácito la suspensión de la ejecución de un joven a raíz del clamor del Secretario General de la ONU y expertos en derechos humanos, expresó preocupación por otro sentenciado, Hamid Ahmadi, quien tenía 17 años cuando se le condenó a muerte por haber apuñalado fatalmente a otro joven durante una riña en 2008.

Rupert Colville, portavoz del Alto Comisionado, indicó en una rueda de prensa en Ginebra que la ejecución de Ahmadi estaba programada para el sábado 11 de febrero pero fue pospuesta diez días.

Agregó que el joven fue condenado con declaraciones obtenidas bajo tortura mientras estaba incomunicado en un cuartel de policía.

“Reiteramos nuestro llamado a Irán a poner fin a la aplicación de la pena de muerte a las personas que cometieron delitos cuando eran niños. El Alto Comisionado estará en contacto con las autoridades iraníes en el caso de Ahmadi, quien continúa confinado en soledad”, dijo Colville.

El portavoz también urgió nuevamente a Irán a declarar una moratoria inmediata a las condenas capitales y manifestó preocupación por las numerosas ejecuciones realizadas en lo que va del año.


Deja un comentario

Irán: era menor de edad pero ahora lo condenan a muerte.

iran-mmap-md-580x410Irán: Ahorcamiento inminente de hombre detenido cuando era menor de edad

Hamid Ahmadi © Particular

2 de febrero de 2017

Las autoridades iraníes deben detener de inmediato la ejecución de un hombre que fue detenido por un delito cometido cuando tenía 17 años, ha manifestado Amnistía Internacional ante su inminente ahorcamiento el 11 de febrero. La ejecución de Hamid Ahmadi se fijó inicialmente para el 4 de febrero, pero su familia ha sido informada hoy de que se ha aplazó una semana.

Tras un juicio injusto y empañado por denuncias de tortura, fue declarado culpable del mortal apuñalamiento de un joven en el curso de una pelea que mantuvo con otros cuatro muchachos en Siahkal, provincia de Gilan, en 2008. El sábado pasado, 28 de enero, fue recluido en régimen de aislamiento en la prisión de Lakan de Rasht, en el norte de Irán, para preparar su ejecución.

“La ejecución de Hamid Ahmadi consolidará un patrón horrible en el que se ha visto a Irán burlar reiteradamente el derecho internacional de los derechos humanos enviando a la horca a personas detenidas cuando eran menores de edad, en muchos casos tras un juicio injusto”, ha señalado Philip Luther, Director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

La angustia mental forma parte de la condena de muerte de Hamid Ahmadi, pues es la tercera vez que lo recluyen en régimen de aislamiento en espera de su muerte.

La última vez que se fijó la fecha de su ejecución, en mayo de 2015, se detuvo en el último momento debido a la indignación pública. Se le concedió entonces un nuevo juicio con arreglo a las nuevas disposiciones sobre la condena de menores del Código Penal Islámico de 2013 de Irán, que permiten a los jueces imponer otra condena, en vez de la pena de muerte, si determinan que el menor no había alcanzado la “madurez mental” en el momento del delito. Sin embargo, en 2015 fue condenado a muerte por segunda vez.

La primera sentencia de muerte de Hamid Ahmadi se dictó en 2009, tras un juicio injusto celebrado en la provincia de Gilan y que estuvo basado en “confesiones” que aseguró haber hecho estando sometido a tortura y otros malos tratos.

Afirma que los agentes de policía lo recluyeron durante tres días en una celda sucia y llena de orines, lo ataron de pies y manos y lo pusieron boca abajo en el suelo, y también que lo ataron a un poste en el patio, que le propinaron patadas en los genitales y que no le dieron comida ni agua. Un agente le dijo que no tuviera miedo de que fueran a ejecutarlo y que simplemente tenía que “confesar” el apuñalamiento para poder cerrar la investigación cuanto antes.

Hamid Ahmadi asegura que le estaban causando tanto dolor, que estaba dispuesto a confesar cualquier cosa con tal de que paraban. No se tiene noticia de que las autoridades hayan investigado estas presuntas torturas.

 

 

Tercera ejecución de un hombre detenido cuando era menor de edad en lo que va de año
En el último mes las autoridades iraníes han ejecutado a otros dos jóvenes que fueron detenidos cuando eran menores de edad y han suspendido en el último momento la ejecución de un tercero que estaba ya prevista.

“Irán es uno de los poquísimos países que continúan ejecutando a personas que eran menores de edad en el momento del presunto delito, lo que constituye una violación flagrante del derecho internacional de los derechos humanos, que prohíbe el uso de la pena de muerte por delitos cometidos siendo menor de 18 años”, ha explicado Philip Luther.

«Llevar a cabo la tercera ejecución de esta clase en un mes será una mancha más en la conciencia de Irá y un incumplimiento flagrante de su compromiso de hacer valer los derechos de las personas menores de edad. En vez de mostrar tan horrible entusiasmo por el uso de la pena de muerte, las autoridades iraníes deben detener con urgencia la ejecución de Hamid Ahmadi, conmutarle le pena de muerte y ordenar que sea juzgado de nuevo y de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos.”

Irán es Parte en la Convención sobre los Derechos del Niño, pero su desfasada legislación continúa permitiendo aplicar la pena de muerte a niñas de tan sólo 9 años y a niños de tan sólo 15.

Amnistía Internacional pide a las autoridades iraníes que reformen con urgencia el artículo 91 del Código Penal Islámico de 2013 de Irán para prohibir el uso de la pena de muerte contra personas menores de edad en el momento del presunto delito, sin dejarlo a discreción de los tribunales ni hacer ninguna otra excepción. A la espera de este cambio legislativo, el presidente de la magistratura debe establecer una suspensión oficial de las ejecuciones y garantizar que se conmutan sin demora todas las condenas de muerte impuestas a personas que eran menores de edad en el momento de su presunto delito.

“Sin estás medidas tan desesperadamente necesarias, las personas condenadas por delitos cometidos siendo menores de edad seguirán corriendo riesgo de ejecución, aunque se les haya librado de la horca en el último momento”, ha afirmado Philip Luther.


Deja un comentario

Iraq: juicios injustos y ejecuciones masivas.

iraqIrak: La ejecución de 31 hombres suma la injusticia al derramamiento de sangre

25 de enero de 2017

La ejecución masiva de 31 hombres en Irak, anunciada ayer, por su presunta participación en homicidios masivos en 2014 es una prueba más del flagrante desprecio de las autoridades iraquíes por los derechos humanos y de su uso erróneo de la pena de muerte en nombre de la seguridad, ha declarado Amnistía Internacional.

Las autoridades locales confirmaron a la organización que ayer habían recibido los 31 cadáveres en Samarra, gobernación de Salah al Din, y que fueron trasladados posteriormente al hospital de la ciudad para que los recogieran sus familias, lo que ya han comenzado a hacer. Las ejecuciones se llevaron a cabo el viernes.

Los hombres, cuyas “confesiones” se obtuvieron en medio de graves denuncias de tortura, habían sido declarados culpables —en juicios rápidos y plagados de defectos— de la muerte de 1.700 cadetes, perpetrada en un campamento militar cerca de Tikrit en junio de 2014. El grupo armado autodenominado Estado Islámico reivindicó la responsabilidad de las muertes.

Esta es la segunda vez en menos de seis meses que las autoridades iraquíes llevan a cabo ejecuciones masivas después de juicios injustos”, afirmó James Lynch, director del equipo de Pena de Muerte de Amnistía Internacional.

La pena de muerte —el máximo castigo cruel, inhumano y degradante— se está usando para crear un espejismo de seguridad, pero sólo perpetuará el ciclo de violencia que arrasa Irak.

James Lynch, director del equipo de Pena de Muerte de Amnistía Internacional.

“La pena de muerte —el máximo castigo cruel, inhumano y degradante— se está usando para crear un espejismo de seguridad, pero sólo perpetuará el ciclo de violencia que arrasa Irak.”

“Amnistía Internacional viene condenando sistemáticamente las atrocidades del Estado Islámico con la máxima rotundidad, incluida la atroz masacre de Speicher. Las víctimas de los crímenes del Estado Islámico tienen derecho a la justicia y la verdad. Sin embargo, los juicios injustos, la tortura y las ejecuciones masivas nunca pueden considerarse justicia.”

“Las autoridades iraquíes deben establecer de inmediato una moratoria oficial de las ejecuciones con vistas a la abolición de la pena de muerte.”


Deja un comentario

Kuwait: siete ejecuciones en un día.

 amnistia

Kuwait da un paso atrás y lleva a cabo siete ejecuciones

25 de enero de 2017

En respuesta a la noticia de que, por primera vez desde 2013, las autoridades de Kuwait han llevado a cabo esta mañana siete ejecuciones por ahorcamiento, Samah Hadid, directora adjunta de Campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional en Beirut, ha declarado:

“La ejecución hoy de siete personas –cinco de ellas extranjeras– constituye un alarmante y sumamente lamentable paso atrás en Kuwait”.

“Al optar por reanudar ahora las ejecuciones, las autoridades kuwaitíes han mostrado un flagrante desprecio por el derecho a la vida, y han demostrado su voluntad de debilitar las normas de derechos humanos.”

“La pena de muerte es el exponente máximo de pena cruel, inhumana y degradante. Su uso no puede justificarse en ninguna circunstancia. En lugar de reanudar las ejecuciones, las autoridades kuwaitíes deberían trabajar de inmediato para revisar las leyes relativas a la pena de muerte y dictar una moratoria de las ejecuciones con vistas a, en última instancia, abolir la pena capital por completo.”

Kuwait es Estado Parte en ocho tratados internacionales de derechos humanos. Este es el segundo grupo de personas ejecutado en el país desde 2007: el otro caso tuvo lugar en 2013, cuando Kuwait ejecutó a cinco personas de ciudadanía extranjera.

Las siete personas ejecutadas hoy eran:

1-      Mohammad Shahed Mohammad Sanwar Hussain, nacional de Bangladesh

2-      Jakatia Midon Pawa, nacional de Filipinas

3-      Amakeel OoKo Mikunin, nacional de Etiopía

4-      Nasra Youssef Mohammad al Anzi, nacional de Kuwait

5-      Sayed Radhi Jumaa, nacional de Egipto

6-      Sameer Taha Abdulmajed Abduljaleel, nacional de Egipto

7-      Faysal Abdullah Jaber Al Sabah, nacional de Kuwait

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción, con independencia del carácter o las circunstancias del delito, de las características y la culpabilidad o inocencia del acusado y del método utilizado por el Estado para llevar a cabo la ejecución.


Deja un comentario

Filipinas: contra el plan de introducir la pena de muerte.

FILIPINAS – Volver a introducir la pena de muerte es una falsa solución a la delincuencia

martes, 11 octubre 2016 

rappler

Manila (Agencia Fides) – “La pena de muerte no resuelve el problema de la delincuencia. Es una falsa esperanza”: lo afirma, en una nota enviada a la Agencia Fides, la Comisión para la pastoral de prisiones de la Conferencia Episcopal de Filipinas, instando al presidente Rodrigo Duterte y a los partidos políticos a que abandonen el proyecto de volver a poner en vigor la pena de muerte en el país.
Rodolfo Diamante, laico católico y secretario ejecutivo de la Comisión, ha destacado que “la pena de muerte no es un medio eficaz de disuasión para la delincuencia” y volver a introducirla sería “una afrenta a la dignidad humana”.
“Apelamos al Presidente y a nuestros legisladores para que no recurran a una presunta ‘solución rápida’ al problema de la delincuencia, dejando de dar una falsa esperanza a la gente de que esta solución existe, y es la pena de muerte”, ha dicho en el “Día Mundial contra la pena de muerte”, que se celebra el 10 de octubre.
La Iglesia reitera su firme compromiso contra la pena capital y en el sensibilizar las conciencias para mejorar las políticas de lucha contra la delincuencia. “La muerte nunca es la respuesta. Así como la pena de muerte no es la respuesta a los crímenes violentos, el aborto no es la respuesta para los embarazos no deseados”, ha enfatizado Diamante, señalando también que “los homicidios de traficantes de drogas, que ocurren en el país, son una farsa para la eficacia en la lucha contra la delincuencia”.
Mientras se comprometen en la lucha contra la corrupción, las drogas y la delincuencia, los cristianos “están llamados también a defender y proclamar la inviolabilidad de la persona humana, que es la imagen de Dios”, ha dicho Diamante, recordando que “la vida humana es intrínsecamente valiosa e incluso aquellos que cometen crímenes siguen siendo depositarios de la dignidad humana inalienable” (PA) (Agencia Fides 11/10/2016)


Deja un comentario

La pena capital en Irán.

Experto en DDHH pide detención de ejecución por delito relacionado con drogas en Irán

Ahmed Shaheed, relator especial de la ONU sobre los derechos humanos en Irán. Foto: ONU-Jean-Marc Ferré

26 de agosto, 2016 — El Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en la República Islámica de Irán, Ahmed Shaheed, instó a las autoridades de ese país a detener inmediatamente la ejecución de Alireza Madadpour y de otras 11 personas programadas para este sábado.

Los 12 condenados a muerte por delitos relacionados con drogas fueron trasladados el pasado jueves a confinamiento en solitario en preparación para ser ejecutados.

Madadpour fue arrestado en Noviembre de 2011 tras una redada en la que se encontró 990 gramos de metanfetaminas en una casa que limpió. Nunca tuvo acceso a un abogado de oficio y su juicio duró 20 minutos. La petición de perdón y reapertura de su proceso no fueron aceptadas.

Shaheed subrayó que es lamentable que el gobierno iraní continué efectuando ejecuciones por crímenes que no se ajustan a los parámetros de “los delitos más graves”, como es requerido por el derecho internacional, especialmente el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos del cual Irán es Estado parte.

El experto también señaló como alarmante la emisión de sentencias de muerte en juicios que no solamente violan los estándares internacionales de juicios imparciales sino las garantías del debido proceso legal del país.

El Relator mostró su preocupación ante la continua dependencia de las autoridades iraníes del uso de la pena capital como método disuasorio en delitos relacionados con drogas y subrayó que varios oficiales reconocieron que las ejecuciones no son eficaces en la prevención de ese tipo de delitos.

Shaheed renovó su llamado al Gobierno a que lleve a cabo de inmediato una moratoria de las ejecuciones y restringir exclusivamente el uso de la pena capital a ““los delitos más graves”.