Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Premio Nobel de la paz 2019

Abiy Ahmed Ali

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Abiy Ahmed Ali Premio Nobel de la Paz
PM Abiy Ahmed Ali.jpg

Abiy Ahmed Ali Premio Nobel de la Paz en 2018

Emblem of Ethiopia.svg
15.º primer ministro de Etiopía
Actualmente en el cargo
Desde el 2 de abril de 2018
Presidente Mulatu Teshome (2018)
Sahle-Work Zewde (desde 2018)
Predecesor Hailemariam Desalegn

Flag of the Oromo Peoples' Democratic Organization.png
Presidente del Partido Demócrata Oromo
Actualmente en el cargo
Desde el 22 de febrero de 2018
Vicepresidente Lemma Megersa
Predecesor Lemma Megersa

Información personal
Nacimiento 15 de agosto de 1976 Ver y modificar los datos en Wikidata (43 años)
Bandera de Etiopía BeshashaKaffaEtiopía
Nacionalidad Etíope
Religión Protestantismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Democrático Oromo
Afiliaciones EPRDF
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Político y militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango
Miembro de
Distinciones

Abiy Ahmed Ali (en amhárico: አብይ አህመድ አሊ; en oromoAbiyyi Ahimad AliiBeshashaKaffa15 de agosto de 1976) es un ingeniero informáticomilitarpolítico y estadista etíope que es el actual primer ministro de Etiopía desde el 2 de abril de 2018. El 11 de octubre de 2019, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz.1

Es presidente del Partido Democrático Oromo (ODP)2​ y líder del Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), coalición gobernante desde 1991.3​ Previo a su elección como primer ministro, Abiy también es diputado de la Asamblea Parlamentaria Federal y fungió como Ministro de Ciencia y Tecnología entre 2015 y 2016 antes de su llegada al cargo de primer ministro.4

Habiendo sido funcionario de inteligencia del ejército etíope, Abiy asumió en abril de 2018, en medio de las protestas generalizadas contra el régimen autoritario de Hailemariam Desalegn. Abiy es el primer oromo étnico (la primera minoría étnica del país) en ejercer la jefatura del gobierno de Etiopía. Desde su llegada al poder, Abiy ha encabezado un amplio proceso de reforma política, social y económica, desde la liberación de más de 7.600 prisioneros considerados presos políticos solo en la Región de Oromía (más otros 575 detenidos a nivel nacional) y el retorno de varios dirigentes opositores exiliados;56​ la liberalización progresiva de la economía en detrimento del habitual monopolio estatal y el llamado a una reforma constitucional que revisara el sistema de federalismo étnico implementado en el país, considerado como uno de los principales motivos para las tensiones raciales persistentes en Etiopía. Abiy ha anunciado que busca una transición progresiva hacia una plena democracia multipartidista. Su administración ha alentado también un aumento de la participación de la mujer en la política etíope, instigando la elección de Sahle-Work Zewde como presidente de la república y promoviendo el nombramiento de la abogada activista por los derechos de las mujeres Meaza Ashenafi como presidente de la Corte Suprema Federal, además de alcanzar la paridad de género dentro de su gabinete.7

En materia de política exterior, Abiy ha sido elogiado por sus grandes avances en la búsqueda de la paz permanente con Eritrea (con quien se encontraba en un conflicto fronterizo estancado desde el año 2000), logrando finalmente el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países el 8 de julio de 2018.8​ Ha buscado también una participación destacada para su país en la resolución de la guerra civil persistente en la vecina Sudán del Sur, ofreciendo a Etiopía como sede para las conversaciones de paz.9

Vida temprana y educación[editar]

Abiy Ahmed nació en la ciudad de Beshasha,10​ en la histórica provincia de Kaffa (en la región de Oromía), Etiopía, el 15 de agosto de 1976.111213​ Su padre, Ahmed Ali, es un Oromo musulmán,14​ mientras que su fallecida madre, Tezeta Wolde era una cristiana ortodoxa amhara.10

Abiy es el decimotercer hijo de su padre y fue el sexto y el hijo más joven de su madre.1015​ Su nombre de infancia era “Abiyot”,10​ que significa Revolución, en amárico, un nombre que a veces se daba a los niños después de la revolución etíope de 1974 que había derrocado a la monarquía e instaurado un régimen comunista. El entonces Abiyot fue a la escuela primaria local y luego continuó sus estudios en escuelas secundarias en la ciudad de Agaro. Abiy, según varios informes personales, siempre estuvo muy interesado en su propia educación y más tarde en su vida también animó a otros a aprender y mejorar.10

Mientras trabajaba en la Fuerza de Defensa Nacional de Etiopía, Abiy recibió su primer grado, una licenciatura en Ingeniería Informática,16​ de la Escuela de Tecnología de Información Microlink en Addis Abeba en 2001. En 2005, Abiy obtuvo un certificado de postgrado en criptografía en Machine Dynamics en PretoriaRepública de Sudáfrica (cifrado AES basado en cifrado de bloque). Abiy tiene una Maestría en Artes en Liderazgo y Cambio Transformacional con Mérito,16​ obtenida de la Escuela de Negocios de la Universidad de GreenwichLondres, en colaboración con el Instituto Internacional de Liderazgo , Addis Abeba, en 2011. También tiene una Maestría en Administración de Empresas de Leadstar College of Management and Leadership en Addis Abeba en asociación con la Universidad de Ashland en 2013.16

Abiy, quien había comenzado su trabajo de Doctor en Filosofía (PhD) hace varios años como estudiante regular,17​ completó su PhD en 2017 en el Instituto para Estudios de Paz y Seguridad, Universidad de Addis Abeba. Hizo su trabajo de doctorado en el distrito electoral de Agaro con la tesis doctoral titulada “El capital social y su papel en la resolución de conflictos tradicionales en Etiopía: el caso del conflicto interreligioso en el estado de la zona de Jimma“. Como seguimiento de su tesis doctoral, publicó un artículo de investigación sobre estrategias de reducción en el Boletín del Cuerno de África en un número de revista especial dedicado a contrarrestar el extremismo violento.18

Carrera militar[editar]

Como adolescente y a principios de 1991, se unió a la lucha armada contra el régimen marxista-leninista de Mengistu Haile Mariam después de la muerte de su hermano mayor. Lo hizo como miembro del ODP (Partido Demócrata Oromo), que en ese momento era una organización pequeña de solo unos 200 combatientes en el gran ejército de coalición de unos 100.000 combatientes que resultó en la caída del régimen ese mismo año.191020​ Como sólo había tan pocos combatientes PAO en un ejército con su núcleo de alrededor de 90.000 tigrayanos, Abiy rápidamente tuvo que aprender el idioma tigriño. Como orador de tigriño en un aparato de seguridad dominado por tigrayanos, podría avanzar en su carrera militar.19

Después de la caída del régimen, tomó entrenamiento militar formal de la Brigada Assefa en West Wollega y fue destinado allí. Su puesto militar estaba en inteligencia y comunicaciones. Más tarde se convirtió en soldado en la actual Fuerza de Defensa Nacional de Etiopía en 1993 y trabajó principalmente en el departamento de inteligencia y comunicaciones. En 1995, después del genocidio ruandés, fue enviado como miembro de la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz (UNAMIR), KigaliRuanda.21

Durante la guerra fronteriza entre Etiopía y Eritrea entre 1998 y 2000, dirigió un equipo de inteligencia para descubrir las posiciones de las Fuerzas de Defensa de Eritrea. Más tarde, Abiy fue enviado de regreso a su ciudad natal de Beshasha, donde él, como oficial de las Fuerzas de Defensa, tuvo que abordar una situación crítica de enfrentamientos interreligiosos entre musulmanes y cristianos con varias muertes.1922​ Intentó mantener la calma y la paz en una situación de tensiones comunales que acompañan los enfrentamientos. Esto fue como un preludio de su papel como mediador interreligioso en el que se convirtió en años posteriores.19

En 2008, Abiy fue uno de los cofundadores de la Agencia de Seguridad de la Red de Información de Etiopía (INSA), donde trabajó en diferentes puestos.10​ Durante dos años, fue director interino de INSA debido a un permiso de ausencia del director asignado al puesto.10​ En esta capacidad, fue miembro de la junta de varias agencias gubernamentales que trabajan en información y comunicaciones, como Ethio Telecom y Ethiopian Television. En 2010, Abiy finalmente decidió dejar el ejército y su puesto como subdirector del INSA para convertirse en político. El rango más alto que había alcanzado durante su carrera militar era el de teniente coronel.1819

Carrera política[editar]

Miembro del Parlamento[editar]

Comenzó su carrera política como miembro del ODP (Partido Demócrata Oromo). El ODP es el partido gobernante en la Región de Oromia desde 1991 y también uno de los cuatro partidos de coalición de la coalición gobernante en Etiopía, el EPRDF (Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope). Se convirtió en miembro del comité central de ODP y miembro del congreso del comité ejecutivo de EPRDF, en rápida sucesión.

En las elecciones nacionales de 2010, Abiy representó al Woreda (distrito) de Agaro y se convirtió en miembro electo de la Cámara de Representantes de los Pueblos, la cámara baja de la Asamblea Parlamentaria Federal de Etiopía. Antes y durante su tiempo de servicio parlamentario, hubo varios enfrentamientos religiosos entre musulmanes y cristianos en la zona de Jimma. Algunas de estas confrontaciones se tornaron violentas y resultaron en la pérdida de vidas y bienes. Abiy, como miembro electo del parlamento, tomó un papel proactivo en el trabajo con varias instituciones religiosas y ancianos para lograr la reconciliación en la zona. Posteriormente creó un foro titulado “Foro religioso por la paz“, como resultado de la necesidad de diseñar un mecanismo de resolución sostenible para restablecer la interacción pacífica entre la comunidad musulmana y cristiana en la región.

En 2014, durante su tiempo en el parlamento, Abiy se convirtió en el Director General de un nuevo Instituto de Investigación del Gobierno fundado en 2011, llamado Centro de Información de Ciencia y Tecnología (STIC). El año siguiente, en 2015, Abiy se convirtió en miembro ejecutivo de ODP. El mismo año fue reelegido para la Cámara de Representantes de los Pueblos por un segundo mandato, esta vez para su casa en el Woreda de Gomma.

Ascenso al poder[editar]

A partir de 2015, Abiy se convirtió en una de las figuras centrales en la lucha violenta contra las actividades ilegales de apropiación de tierras en la región de Oromia y especialmente alrededor de la capital, Addis Abeba. Aunque el ‘Plan Maestro de Addis Abeba’ en el corazón de los planes de acaparamiento de tierras se detuvo en 2016, las disputas continuaron por algún tiempo y resultaron en lesiones y muertes. Fue esta lucha contra el acaparamiento de tierras, lo que finalmente impulsó la carrera política de Abiyi.

En octubre de 2015, Abiy se convirtió en el Ministro de Ciencia y Tecnología de Etiopía (MoST) , un puesto que dejó solo después de doce meses. A partir de octubre de 2016, Abiy se desempeñó como Vicepresidente de la Región de Oromia como parte del equipo del presidente de la Región de Oromia, Lemma Megersa, y se mantuvo como miembro de la Cámara Federal de Representantes de los Pueblos de Etiopía. Abiy también se convirtió en el Director de la Oficina de Planificación y Desarrollo Urbano de Oromia. En este cargo, se esperaba que Abiy fuera la principal fuerza impulsora detrás de la Revolución Económica de Oromia, la reforma de las Tierras y las Inversiones de Oromia, el empleo de los jóvenes y la resistencia a la apropiación generalizada de tierras en la región de Oromia. Como uno de sus deberes en el cargo, se hizo cargo de los desplazados de un millón de personas Oromo de la región de Somalia durante los disturbios de 2017.

Como jefe de la Secretaría de ODP a partir de octubre de 2017, Abiy cruzó las divisiones religiosas y étnicas para facilitar la formación de una nueva alianza entre los grupos Oromo y Amhara, que representan dos tercios de los 100 millones de habitantes que componen la población etíope.

A principios de 2018, muchos observadores políticos consideraron a Abiy y Lemma como los políticos más populares dentro de la mayoría de la comunidad Oromo y otras comunidades etíopes. Esto vino después de varios años de disturbios en Etiopía. Pero a pesar de esta calificación favorable para Abiy y Lemma, los jóvenes de la Región de Oromia pidieron una acción inmediata sin demoras para traer un cambio fundamental y libertad a la Región de Oromia y Etiopía, de lo contrario, se esperaría más descontento. Según el propio Abiy, la gente está pidiendo una retórica diferente, con una discusión abierta y respetuosa en el espacio político para permitir el progreso político y ganar a las personas para la democracia en lugar de presionarlas. Hasta principios de 2018, Abiy continuó ocupando el cargo de jefe de la secretaría de ODP y de la Oficina de Desarrollo Urbano y de Vivienda de Oromia y como Vicepresidente de la Región de Oromia. Luego dejó todos estos puestos después de su elección como líder de EPRDF.

Premio Nobel de la Paz, 2019[editar]

El 11 de octubre 2019, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed Ali, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz23​ por “sus esfuerzos para alcanzar la paz y la cooperación internacional , y en particular su iniciativa decisiva para resolver el conflicto fronterizo con la vecina Eritrea”. Premiando su ardua labor para conseguir la asombrosa reconciliación, en los primeros meses de su mandato, entre su país y Eritrea tras 20 años de hostilidades y más de 200 000 muertos y millones de desplazados en la guerra de 1998-2000. Pero no sólo eso, también por sus medidas reformistas: liberó más de 7000 presos políticos, legalizó a la oposición, pidió perdón por la brutalidad estatal y recibió con los brazos abiertos a miembros de grupos exiliados que sus antecesores habían calificado de “terroristas”. Abiy Ahmed Ali es reconocido por su tarea permanente por fortalecer la democracia en su país


Deja un comentario

ONU: se ha inaugurado la nueva asamblea de sesiones. Palabras del presidente

El mundo admira a la ONU como vehículo para lograr la paz, la seguridad y los derechos humanos universales

ONU//Loey Felipe
Traspaso del mazo de presidente de la Asamblea General, entre la saliente María Fernanda Espinosa y Tijjani Muhammad-Bande.

17 Septiembre 2019

Al inaugurar el nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General, su nuevo presidente destacó la necesidad de la Organización y explicó que sus prioridades para el año que estará en el cargo serán la paz, el desarrollo sostenible y la educación.

El embajador de Nigeria ante la ONU, el profesor Tijjani Muhammad-Bande, inauguró este martes la apertura del 74º periodo de sesiones de la Asamblea General agradeciendo a todos los Estados miembros la confianza que han depositado en él y les garantizó su compromiso “de defender éticamente la Oficina del presidente de la Asamblea General y los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas“.

En su discurso inaugural, Muhammad-Bande recordó que en su declaración de visión estratégica se centró en la ejecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular orientada a la erradicación de la pobreza, el hambre cero, la educación de calidad, la actuación climática y la inclusión.

Por esa razón declaró que prestará especial atención a los mandatos heredados y a prioridades como promover la paz y la seguridad, especialmente la prevención de conflictos; incrementar las alianzas para la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; y fomentar la educación de alta calidad.

En este apartado, remarcó la importancia de trabajar “para garantizar que los Estados miembros puedan colaborar en la formación de profesores y en el acceso a una educación primaria y secundaria gratuita y de calidad, entre otros aspectos. En algunas comunidades, la necesidad es la construcción de escuelas, mientras que en muchas otras es la seguridad de los estudiantes. Es necesario disponer de medios para atender las necesidades educativas de todos”.

Los otros dos temas clave que mencionó fueron abordar las causas y repercusiones del cambio climático ya que, según su opinión, es “una cuestión clave para el desarrollo”; y, por último, reforzar la inclusión ya que “debemos continuar priorizando los derechos y el empoderamiento de los jóvenes, las mujeres y los discapacitados en todo el mundo”.

Del mismo modo resaltó la importancia de los eventos venideros como el debate general de la Asamblea que se iniciará el próximo 24 de septiembre, la Cumbre sobre la Acción Climática, la reunión de alto nivel sobre la Cobertura Universal de la Salud, la Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible o el Diálogo de Alto Nivel sobre la Financiación para el Desarrollo, entre otros.

“Durante esa semana, deliberarán sobre cuestiones que son fundamentales para mejorar la vida de miles de millones de personas en todo el mundo y definirán medidas para intensificar el desarrollo. Los resultados de las deliberaciones de la semana de alto nivel guiarán nuestra labor durante el resto del período de sesiones. No debemos olvidar nunca que el mundo admira a las Naciones Unidas como un verdadero vehículo para lograr la paz y la seguridad, el desarrollo sostenible y los derechos humanos universales”, señaló.

Acto seguido resaltó que la Asamblea, como el órgano deliberativo más representativo de las Naciones Unidas, debe redoblar sus esfuerzos para “subsanar las lagunas y actuar en aras del bien común” de las personas a las que sirven.

“Debemos crear confianza mutua, profundizar en las asociaciones y mostrar empatía. Esta es la única manera de resolver los muchos desafíos a los que nos enfrentamos. Tendremos que hacer un esfuerzo conjunto para cumplir con todos”, resaltó.

Por último, reiteró la intención de colaborar codo a codo con el presidente del Consejo de Seguridad, el presidente del Consejo Económico y Social y el Secretario General con el objetivo de garantizar el éxito en el logro de los objetivos comunes.

[Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.]

El multilateralismo como herramienta a los desafíos mundiales

Por su parte, el Secretario General de las Naciones Unidas felicitó al profesor Muhammad-Bande por su elección como presidente de la Asamblea General y destacó que aporta al cargo su vasta experiencia como representante permanente de Nigeria ante la ONU.

António Guterres recordó que el año que viene la Organización celebrará su 75º aniversario en el marco de este periodo de sesiones y le advirtió que nos enfrentamos a un mundo cambiante que plantea desafíos globales y que cada vez están más interrelacionados.

El titular de la ONU añadió que, con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el horizonte, y en un momento como el actual en el que se demanda urgencia y ambición sobre el cambio climático tenemos que convencer a la gente de que las Naciones Unidas son relevantes para todos y que el multilateralismo ofrece soluciones reales a los desafíos mundiales.

“Las expectativas de los ciudadanos respecto a nuestra Organización -sobre todo la Asamblea General y el Consejo de Seguridad- son muy grandes. Una cosa que me preocupa particularmente -y el profesor Bande se hizo eco de ella en junio- es el déficit de confianza entre las naciones. La transparencia, el diálogo y una mayor comprensión son esenciales para aliviar la desconfianza”, remarcó.

El profesor Tijjani Muhammad-Bande sustituye como presidente de la Asamblea General a María Fernanda Espinosa, la cuarta mujer en ocupar este puesto en la historia de las Naciones Unidas y la primera de América Latina y el Caribe.


Deja un comentario

Mensaje del Papa al encuentro int. por la paz en Madrid (Com. San Egidio)

Papa Francisco: “Todos estamos llamados a habitar la paz”

El Santo Padre dirige un mensaje al Cardenal Carlos Osoro y a los participantes en el Encuentro de Oración por la Paz: “Paz sin fronteras” que se realiza en Madrid del 15 al 17 de septiembre.

Manuel Cubias – Ciudad del Vaticano

En el mensaje, el Papa expresa a los participantes en el Encuentro de Oración su alegría al “ver que esta peregrinación de paz que comenzó después de la Jornada Mundial de Oración por la Paz, convocada en Asís en octubre de 1986 por san Juan Pablo II, nunca se ha interrumpido, sino que continúa y crece en número de participantes y en frutos de bien”.

La paz, fruto de la oración

En el contexto del tema central del Encuentro: “Paz sin fronteras”, el Papa centra la reflexión en un hecho importante que ocurrió hace treinta años en Europa y en el que oración tiene un rol preponderante: “Cayó el Muro de Berlín y se puso fin a esa lacerante división del continente que causó tanto sufrimiento. Desde Berlín a toda Europa del Este se encendieron ese día nuevas esperanzas de paz, que se extendieron por todo el mundo. Fue la oración por la paz de tantos hijos e hijas de Dios la que contribuyó a acelerar esa caída”.

El Papa subraya la importancia de las enseñanzas bíblicas en esta temática: “La historia bíblica de Jericó nos recuerda que los muros caen cuando son “asediados” con la oración y no con las armas, con los anhelos de paz y no de conquista, cuando soñamos con un futuro bueno para todos. Por eso es necesario rezar siempre y dialogar en la perspectiva de la paz: ¡los frutos vendrán! No tengamos miedo, porque el Señor escucha la oración de su pueblo fiel”.

La insensatez de las guerras y de los muros

Francisco constata en el mensaje, que en lo que va de este siglo, nos estamos alejando de este ideal de la paz para todo el mundo: “Hemos presenciado, con gran tristeza, el desperdicio de ese don de Dios que es la paz, dilapidado con nuevas guerras y la construcción de nuevos muros y barreras”.

Para el Papa, el repunte en el número de guerras en el mundo, así como la construcción de muros y barreras en varios continentes, es algo “insensato” porque se “niega hospitalidad a quien lo necesita”, la violencia “arruina el medio ambiente y se daña la casa común”. En este sentido, para el Papa lo sensato sería: amor, cuidado, respeto. “La casa común no soporta muros que separen y enfrenten a los que viven allí”. Y el Papa añade: “La paz es como una casa con muchas estancias en la que todos estamos llamados a habitar”.

El Papa, en el mensaje afirma que, “Con este saludo mío quiero decirles que estoy a su lado en estos días y que con ustedes pido la paz al Único que nos la puede dar”, y añadió: “La oración por la paz, en este tiempo marcado por tantos conflictos y violencia, nos une aún más a todos, más allá de las diferencias, en el compromiso común por un mundo más fraterno”.

Las religiones no incitan nunca a la guerra

En el contexto de potenciar la construcción de la hermandad entre humanos, el Papa recordó la firma en Abu Dhabi, junto con el Gran Imán de Al-Azhar, del “Documento sobre la Fraternidad Humana por la paz mundial y la convivencia común: un paso importante en el camino hacia la paz mundial. Juntos dijimos que «las religiones no incitan nunca a la guerra y no incitan a sentimientos de odio, hostilidad, extremismo, ni invitan a la violencia o al derramamiento de sangre».

La Paz no tiene fronteras

Francisco concluye su mensaje haciendo un fuerte llamado: “Estamos viviendo un momento difícil para el mundo. Todos debemos unirnos –diría que con un mismo corazón y una misma voz–, para gritar que la paz no tiene fronterasUn grito que surge de nuestro corazón. Es de allí, en efecto, desde los corazones, de donde debemos erradicar las fronteras que dividen y enfrentan; y es en los corazones donde se deben sembrar sentimientos de paz y fraternidad”


Deja un comentario

Mozambique: homilía del Papa sobre la reconciliación

El Papa a Mozambique: tienen derecho a la paz, no hay futuro con venganza y odio

Mozambique tiene derecho a la paz, por eso la vía a seguir es aquella de Jesús: un camino estrecho y que necesita de muchas “virtudes”, como la benevolencia activa y la erradicación de la ley del “ojo por ojo y diente por diente”. Esto porque “ningún país tiene futuro” si el motor que lo convoca “es el odio y la venganza”. Homilía del Papa

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

En un país donde la violencia ha dejado heridas abiertas y difíciles de sanar, la homilía pronunciada por Francisco en el Estadio Nacional Zimpeto tocó un argumento central de este viaje apostólico: la reconciliación. Las palabras pronunciadas por Jesús tras haber proclamado las bienaventuranzas, fueron el punto de partida de la reflexión del Papa: «Amen a sus enemigos», había dicho el Señor.

Sintiendo el dolor de muchos mozambiqueños que pueden contar “en primera persona” historias de violencia, odio y desencuentros, el Santo Padre reconoció primeramente cuán difícil es hablar de reconciliación “cuando las heridas causadas en tantos años de desencuentro están todavía frescas” .

Jesús llama a la benevolencia activa, no a la ley del talión

Sin embargo, las enseñanzas del Maestro subrayadas más y más veces por el Pontífice dejaron la huella a seguir: el camino de Jesús es estrecho y necesita de algunas virtudes – dijo. Pero Jesús “no es un idealista que desconoce la realidad”. Él habla de amar a los enemigos y habla “del enemigo concreto, del enemigo real”. Francisco recordó así que el Señor no invita a un camino que él no haya recorrido primero, pues Él amó “a los que lo  traicionaron y juzgaron injustamente”. Él amó “a los que lo mataron”:

“Jesucristo invita a amar y a hacer el bien; que es mucho más que ignorar al que nos hizo daño o hacer el esfuerzo para que no se crucen nuestras vidas: es un mandato a una benevolencia activa, desinteresada y extraordinaria con respecto a quienes nos hirieron. Pero no se queda allí, también nos pide que los bendigamos y oremos por ellos; es decir, que nuestro decir sobre ellos sea un bien-decir, generador de vida y no de muerte, que pronunciemos sus nombres no para el insulto o la venganza sino para inaugurar un nuevo vínculo para la paz. La vara que el Maestro nos propone es alta”.

Con esto Jesús, añadió el Santo Padre, “quiere clausurar para siempre la práctica tan corriente —de ayer y de hoy— de ser cristianos y vivir bajo la ley del talión”. Pues “no se puede pensar el futuro, construir una nación, una sociedad sustentada en la ‘equidad’ de la violencia. No puedo seguir a Jesús si el orden que promuevo y vivo es el ‘ojo por ojo, diente por diente’”.

Un país no tiene futuro si el motor que lo convoca es la violencia

“Ninguna familia, ningún grupo de vecinos o una etnia, menos un país, tiene futuro si el motor que los une, convoca y tapa las diferencias es la venganza y el odio”: con estas palabras sonantes el Papa Francisco tocó una vena saliente en el pueblo mozambiqueño. Y fueron palabras que marcaron aún el camino de Jesús:

“’Amarnos’, nos dice Jesús; y Pablo lo traduce como ‘revestirnos de compasión entrañable y de bondad’. El mundo desconocía —y sigue sin conocer— la virtud de la misericordia, de la compasión, al matar o abandonar a su suerte a discapacitados y ancianos, eliminar heridos y enfermos, o gozar con los sufrimientos de los animales. Tampoco practicaba la bondad, la amabilidad, que nos mueve a que el bien del prójimo sea tan querido como el propio”. “La equidad de la violencia siempre es un espiral sin salida y su costo es muy alto. Otro camino es posible porque es crucial no olvidar que nuestros pueblos tienen derecho a la paz. Ustedes tienen derecho a la paz”.

Superar la división y la violencia es signo de fortaleza

El Santo Padre señaló luego que la superación de los tiempos de división y de violencia suponen “no sólo un acto de reconciliación o la paz entendida como ausencia de conflicto”, sino “el compromiso cotidiano” que lleve a activamente a “tratar a los demás con esa misericordia y bondad con la que queremos ser tratados”: misericordia y bondad, dijo, “especialmente hacia aquellos que, por su condición, son rápidamente rechazados y excluidos”:

Se trata de una actitud de fuertes y no de débiles, una actitud de hombres y mujeres que descubren que no es necesario maltratar, denigrar o aplastar para sentirse importantes, sino al contrario. Y esta actitud es la fuerza profética que Jesucristo mismo nos enseñó al querer identificarse con ellos mostrándonos que el servicio es el camino”.

Es posible descubrir las ideologías que intentan manipular a los pobres

Mozambique, constató Francisco, es un territorio lleno de riquezas naturales y culturales, que “paradójicamente” tiene una enorme cantidad de su población bajo la línea de pobreza:

“Y a veces pareciera que quienes se acercan bajo el supuesto deseo de ayudar, tienen otros intereses. Y es triste cuando esto se constata entre hermanos de la misma tierra que se dejan corromper; es muy peligroso aceptar que este sea el precio que tenemos que pagar ante la ayuda extranjera”

El Papa indicó aún el camino, que es siempre aquel de Jesús: “reconociendo y valorando al otro como hermano hasta sentir su vida y su dolor como nuestra vida y nuestro dolor”, dijo, “es posible descubrir todas las ideologías de cualquier tipo que intentan manipular a los pobres y a las situaciones de injusticia para el servicio de intereses políticos”.

La paz de Cristo sea árbitro en sus corazones

“Si Jesús es el árbitro entre las emociones conflictivas de nuestro corazón, – aseguró el Pontífice –  entre las decisiones complejas de nuestro país, entonces Mozambique tiene un futuro de esperanza garantizado”.

“ Amad a vuestros enemigos (Lc 6,27) ”


Deja un comentario

Mozambique: la paz y el perdón en el discurso del Papa al pueblo.

Fieles de Mozambique dan la bienvenida al Papa.Fieles de Mozambique dan la bienvenida al Papa.  (AFP or licensors)EDITORIAL

Paz a través de la justicia y el perdón, camino maestro no sólo para África

El Papa Francisco hizo un fuerte llamamiento a la reconciliación en su primer discurso en Mozambique, recordando que la paz no es sólo la ausencia de la guerra, sino que es un compromiso incansable para devolver los derechos y la dignidad a los pueblos: pero también es necesario el perdón

Andrea Tornielli – Maputo

“¡No a la violencia, sí a la paz!”. El Papa Francisco repitió las palabras de San Juan Pablo II durante su primer discurso en Mozambique, ante las autoridades, los representantes de la sociedad civil y el cuerpo diplomático. La palabra “paz” corre el riesgo de sonar como un eslogan vacío, especialmente a los oídos de aquellos que no han conocido la guerra, la violencia, el odio fratricida y los conflictos internos en países influenciados por las grandes potencias. Pero aquí en Maputo el llamamiento del Obispo de Roma toca las cuerdas más íntimas de un pueblo. Un millón de muertos y entre tres y cuatro millones de desplazados en los países vecinos: tanto costó la guerra civil que vio contrapuestos al Frelimo (el Frente de Liberación de Mozambique de inspiración marxista-leninista) y la Renamo (la Resistencia Nacional Mozambiqueña, un movimiento armado anticomunista).

Una guerra que duró más de quince años, que terminó en 1992 con los Acuerdos de Roma propiciados por la Comunidad de San Egidio, la Iglesia local y el Gobierno italiano. En el último cuarto de siglo el camino no ha sido fácil, sino que ha estado marcado por el resurgimiento de conflictos que han hecho temer lo peor. Hoy la paz parece florecer gracias al nuevo acuerdo firmado en agosto de 2019 entre el presidente Nyusi y el líder de la Renamo Ossufo Momade, que prevé el desarme de más de cinco mil combatientes y nuevas elecciones generales previstas para el próximo 15 de octubre.

El Papa ha querido expresar desde sus primeras palabras su aprecio por los esfuerzos que se están realizando para que “la paz vuelva a ser la norma, y la reconciliación la mejor manera de afrontar las dificultades y los retos que se encuentran como nación”. La búsqueda de la paz, el compromiso por la paz, requiere un “trabajo duro, constante e incesante”. Pero Francisco, en el discurso de apertura de su visita a Mozambique, recordó que la paz “no es sólo la ausencia de guerra, sino el compromiso incansable – sobre todo de quienes ocupamos un cargo de mayor responsabilidad – de reconocer, garantizar y reconstruir concretamente la dignidad, a menudo olvidada o ignorada, de nuestros hermanos, para que se sientan protagonistas del destino de su propia nación”.

La paz no puede separarse de la justicia y no puede lograrse sin perdón y reconciliación, como siempre ha recordado Juan Pablo II, incluso inmediatamente después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra los Estados Unidos. “No podemos perder de vista – afirma hoy su sucesor – que, sin igualdad de oportunidades, las diferentes formas de agresión y de guerra encontrarán un terreno fértil que, tarde o temprano, provocará la explosión.

Cuando la sociedad – local, nacional o mundial – abandona en la periferia a una parte de sí misma, no habrá programas políticos, ni fuerzas del orden o de intelligence que puedan asegurar ilimitadamente la tranquilidad. Las desigualdades sociales, la explotación salvaje de los recursos naturales que deja a los pueblos en la pobreza, un sistema económico-financiero que pone en el centro al dios dinero y no al hombre, la incitación al odio y a la contraposición, son semillas de violencia y de guerra.

Para hacer florecer la verdadera paz – éste es el camino indicado por el Papa – es necesario comprometerse por la justicia, combatir las desigualdades, fomentar la cultura del encuentro, cuidar la casa común y no descartar a los jóvenes y a los ancianos. Un camino maestro a seguir, no sólo en África


Deja un comentario

Sud Africa: mensaje de paz de la Iglesia en un clima de violencia.

Card. FOX NAPIER Card. FOX NAPIER  

Cardenal Napier insta a los políticos a dejar de incitar al odio

En las últimas dos semanas, Sudáfrica ha sufrido otra ola de violencia xenófoba, que comenzó en Johannesburgo y se extendió a la capital, Pretoria.

Paul Samasumo – Noticias del Vaticano

El Arzobispo de Durban, Cardenal Wilfrid Fox Napier, O.F.M., ha dicho que toda vida es preciosa y que los ataques contra los extranjeros y los migrantes son un error. El Cardenal habló al margen de una Asamblea General de Caritas Sudáfrica celebrada recientemente en el Centro de Conferencias para Retiros del Instituto Lumko – Benoni Norte, en Sudáfrica.

Toda vida tiene un valor supremo

“La xenofobia no es un error sólo porque algún día pueda estar huyendo y refugiándome en el país de otra persona. Está mal porque esa persona (el extranjero) está hecha a imagen y semejanza de Dios, como yo”, dijo el Cardenal a Sheila Pires de la Radio Veritas de Sudáfrica.  Y añadió: “Todos, pero todos, tienen una vida de supremo valor. No importa de dónde viene esa persona, sus orígenes, cómo ha llegado. No tiene importancia. El ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios”, subrayó el Cardenal.

La situación se ha calmado desde entonces

En las últimas dos semanas, las bandas, en Sudáfrica, han atacado a migrantes y extranjeros; han saqueado y quemado tiendas de propiedad extranjera. Los disturbios contra los extranjeros supuestamente tuvieron su origen en el asesinato de un taxista local. Desde entonces, la situación se ha calmado, pero justo antes del fin de semana, se registraron estallidos esporádicos de violencia en Sunnyside, uno de los suburbios más antiguos de la ciudad de Pretoria.

A pesar de las intensas patrullas de la policía en las calles de Pretoria, los saqueadores no parecían estar disuadidos por su presencia. Algunos observadores en Sudáfrica acusan a los políticos y a las autoridades de no actuar cuando los extranjeros estaban siendo atacados

Políticos y algunos sindicatos que incitan a la violencia

El Cardenal Napier también ha dicho que los políticos deben dejar de dirigir sentimientos antiextranjeros.

“Los políticos que dirigen sus sentimientos contra los extranjeros están equivocados. Algunos sindicatos y sectores de diferentes profesiones, como el de los camioneros, están tratando de hacer de los extranjeros la razón por la que no tienen trabajo, porque las empresas están contratando a conductores extranjeros. No es necesariamente cierto. Creo que ni siquiera han comprobado si esto es cierto o no”, dijo el Cardenal.

Se necesita una conversación honesta

Secciones de los medios de comunicación sudafricanos dicen que el gobierno está utilizando a los migrantes y a los extranjeros como chivos expiatorios ante la falta de prestación de servicios y la incapacidad de crear puestos de trabajo. Piden una conversación honesta sobre el tema de la xenofobia. La falta de elementos disuasorios es otro problema. No parece haber consecuencias graves para quienes saquean o atacan a los extranjeros.