Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

ONU: el actor Javier Bardem habla en la ONU en favor de la protección de la biodiversidad en los océanos.

Tenemos la responsabilidad de rescatar a los océanos, dice Javier Bardem en la ONU

19 Agosto 2019

El célebre actor ganador de un Oscar se dirigió a los delegados de los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas que participan en una Conferencia Intergubernamental para la redacción de un instrumento vinculante que proteja la biodiversidad de los océanos dentro de la Convención sobre la Ley del Mar.

“Nuestros océanos están al borde del colapso y todos hemos tenido mucho que ver con ello. Ahora todos debemos desempeñar nuestro papel para evitar ese colapso. Especialmente ustedes en esta sala”.

Javier Bardem, el famoso actor ganador de un Oscar, pronunció esta contundente frase al dirigirse el lunes en Nueva York a los asistentes de una Conferencia Intergubernamental que busca proteger la biodiversidad de los océanos.

El evento celebrado en la sede de las Naciones Unidas reúne del 19 al 30 de agosto a expertos en la materia que negocian un tratado global para evitar el saqueo y la sobreexplotación de los ecosistemas marinos.

La pesca excesiva, la extracción de petróleo, la minería submarina y la contaminación por plásticos son algunas de las causas de la destrucción de los océanos, el agotamiento de los recursos y la pérdida masiva de especies marinas.

Una encrucijada

Javier Bardem participó en un evento paralelo a las discusiones al que asistieron representantes de los Estados miembros de la ONU. En esa tribuna, el actor y activista dijo que los océanos enfrentan más presiones que nunca antes en la historia y apeló a la responsabilidad de los gobiernos y la sociedad para salvarlos.

“Nos encontramos en una encrucijada. Todos ustedes aquí presentes se encuentran frente a una encrucijada y tienen la responsabilidad enorme individual y colectivamente: conducirnos por el camino correcto”, enfatizó.

Bardem es embajador de Greenpeace y participa en una campaña de esa ONG en favor de la protección de los océanos que pugna, para empezar por salvaguardar un mínimo del 30% de esos ecosistemas para 2030.

En la jornada de apertura de las discusiones para la redacción de un tratado global para los océanos, Bardem llamó a que ese instrumento sea fuerte y sólido.

Millones de personas tras el mismo objetivo

El actor señaló ser sólo una de los millones de personas que reclaman a los Gobiernos la elaboración y adopción de ese tratado.

Agregó que el futuro del planeta dependerá en gran parte de ese instrumento y subrayó que en su redacción se juega el futuro de las nuevas generaciones.

Entre las actividades de Bardem para promover la campaña a favor de los océanos se contó un evento en la céntrica y concurrida plaza Times Square de Nueva York.

La reunión para discutir el porvenir de los océanos es la tercera de una ronda de cuatro que buscan concretar las negociaciones del tratado, iniciadas hace diez años.

El tratado global para los océanos sería el primer instrumento vinculante bajo la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y abarcaría la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica marina en las áreas fuera de jurisdicciones nacionales.

Durante la sesión inaugural de las conversaciones, Rena Lee, la diplomática de Singapur que preside la reunión, instó a los Estados miembros a redactar el tratado lo más pronto posible.

Greenpeace y otras organizaciones ambientalistas, así como científicos y activistas de la vida marina, promueven la creación de una red de santuarios marinos en todo el planeta que estén fuera del alcance de las actividades humanas perjudiciales para el mar y que puedan contribuir a mitigar los efectos más dañinos del cambio climático, además de salvaguardar la vida silvestre en los océanos.


1 comentario

Los plásticos y los océanos. Qué hacer ante su persistencia.

Maria José Rendón
Un piquero patas azules en la costa de Rosa Blanca en la Isla de Cristóbal en Galápagos, Ecuador.

8 Junio 2019

Las corrientes en los océanos y ríos arrastran el plástico de todos los rincones y extremos de nuestro planeta. La botella  que se tira al mar en Indonesia, puede terminar en las costas de lugares tan prístinos y vitales para la humanidad como las Islas Galápagos, donde a pesar de haber implementado medidas contra estos desechos desde hace más de cuatro años, la marea sigue llegando con basura de todo el mundo.

“La gente tiene que saber que las decisiones respecto al plástico que toman en el continente, en las ciudades, en Quito a 2800 metros de altura, en Bogotá, en Cali, en Nueva York, en Beijing, afectan a comunidades a miles de kilómetros de distancia, y llega directamente a los lugares prístinos y a los lugares donde hay una vida que es fundamental para el planeta”, aseguró el gobernador de la provincia de Galápagos, Norwan Wray, durante una entrevista con Noticias ONU.

En las costas de las islas Galápagos se ha encontrado desechos de plástico procedentes de Indonesia, Filipinas, Taiwán, España, México, Perú, así como de otras partes del mundo.

No existen recursos suficientes para el impacto de lo que sucede porque recoges una semana y la próxima semana tienes basura otra vez.

En el año 2014, las autoridades ecuatorianas de las islas prohibieron las bolsas  desechables y desde el 2004 se ha llevado a cabo un programa intensivo de limpieza costera.

“Los últimos tres años se recogieron con manos y espalda en condiciones muy complejas un poco más de 20 toneladas de desechos plásticos con limpiezas costeras que se van haciendo cuando hay recursos”, agrega Wray, quien visitó la sede de la ONU en Nueva York como invitado a la apertura de la exposición Planet or Plastic de National Geographic.

Wray explica que la tarea de limpieza no es fácil y requiere de recursos ya que se necesita movilizar lanchas y personal hacia sitios alejados.

“Es un esfuerzo económico importante que la gente va poniendo de su lado, igual que las organizaciones. Pero no existen recursos suficientes para el impacto de lo que sucede porque recoges una semana y la próxima semana tienes basura otra vez. Entonces no importa cuántas veces limpies, el tema es como cortas la generación del desecho”.

ONU/Loey Felipe
Norman Wray, el Gobernador de Galápagos, habla durante la inaguración de la exhibición “Planet or Plastic” en la sede de la ONU en Nueva Yorl.

El esfuerzo de Galápagos contra el plástico

Galápagos es un archipiélago icónico conocido como un “laboratorio viviente de la evolución de las especies”, es Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO y está ubicado a unos mil kilómetros del oeste del territorio continental de Ecuador. Tiene áreas protegidas de 8000 kilómetros cuadrados y una reserva marina de 138.000 kilómetros.

Además, alberga 2017 especies únicas entre las que se encuentran reptiles, mamíferos y aves.

Wray explica cómo la comunidad de Galápagos ha sido testigo del impacto del plástico sobre sus animales.

“En el momento en que haces pesca artesanal, y abres los peces y te das cuenta de que están llenos de plástico, así como las aves, o cuando los buzos ven lo que está pasando con las tortugas y otros animales atrapados en el mar, la gente se da cuenta que existe un problema muy complicado”, dice.

Galápagos ha remplazado los sorbetes de plástico por metálicos y de bambú. También existe una prohibición de bolsas plásticas desde hace varios años.

Sin embargo encontramos que la puesta en ejecución de estas decisiones es bien complicada. No es tan sencillo, amerita sistemas de control, compromiso, trabajo conjunto con Aerolíneas, con los comercios, los temas de los envases no desechables, en general es un esfuerzo en conjunto muy importante que nosotros aspiramos poder lograr, pero se está dando pasos interesantes y creo que es el momento de que haya un pacto global en ese sentido”, asegura el Gobernador.

Los esfuerzos de las Islas no vienen solo de las autoridades si no que se tratan de una iniciativa ciudadana voluntaria que engloba organizaciones no gubernamentales, jóvenes, gente de la tercera edad, guías de turismo y pescadores.  Durante las limpiezas costeras se han encontrado residuos plásticos incluso en lugares remotos donde no llegan ni turistas ni habitantes de las islas.

Noticias ONU/Hua Jiang
Un arrecife en las Galápagos, Ecuador.

El cambio debe venir de afuera de las islas

Las islas son como las represas de los ríos, terminan siendo una barrera donde llega todo lo que está pasando alrededor del mundo y eso tiene un impacto en la vida de nuestra fauna y un patrimonio natural como es Galápagos, pero también en la vida de la gente en definitiva”, recalca Wray.

El sector privado y el sector gubernamental debe invertir fuertemente en innovación para generar una cadena de producción mucho más responsable.

Para el Gobernador, la clave está en construir un acuerdo global, una nueva economía de plástico que este bajo los preceptos de la economía circular.

Esto implica que el sector privado y el sector gubernamental debe invertir fuertemente en innovación para generar una cadena de producción mucho más responsable y creo que la vida de los ecosistemas isleños no solamente de Galápagos sino todos alrededor del mundo pueden ser una bandera de lucha fuerte en el mundo para liderar estos procesos de ir generando esta conciencia”, concluye Norman Wray.

Ecuador hace parte de la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente, que impulsa compromisos audaces de los Gobiernos para reducir la contaminación por plásticos en los océanos. Barbados, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Granada, Panamá, Perú, República Dominicana, Santa Lucía y Uruguay también hacen parte de la iniciativa.

UNEP
Residuos de plástico concentrados en una playa de Mumbai, India.

El Día Mundial de los Océanos

Lo que sucede en las Galápagos sucede en otros archipiélagos como Tuvalú, Vanuatu y Fiji. Sus islas han contribuido muy poco a la marea de plástico, pero son los más afectados.

Este año en el Día Mundial de los Océanos, la ONU quiere recordar que son 13 millones de toneladas de plástico las que se filtran en los océanos cada año, lo que provoca, entre otros daños, la muerte de 100.000 especies marinas.

A pesar de que la mayoría de los plásticos se supone que quedan intactos durante décadas o siglos después de su uso, los que se deterioran acaban convirtiéndose en microplásticos, y los peces y otros animales marinos acaban consumiéndolos; pasando de esta manera a la cadena alimentaria mundial.

Este año el Secretario General de la ONU ha querido recordar también que los efectos de la contaminación y el cambio climático en los océanos tienen un impacto desproporcionado en las mujeres.

¨Durante demasiado tiempo, las mujeres no han podido compartir por igual los beneficios provistos por el océano. Las mujeres representan la mitad de la fuerza laboral que se dedica a la captura y recolección de peces silvestres y de cría, aunque reciben un pago sustancialmente menor que los hombres. Las mujeres a menudo también son segregadas en mano de obra poco calificada y no reconocida, como el procesamiento de pescado, y se les niega el papel de toma de decisiones¨, aseguró António Guterres en su mensaje para el Día Mundial.

Para Guterres enfrentar la desigualdad de género es esencial para lograr los Objetivos y metas relacionados con los océanos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

¨Debemos garantizar el fin de las condiciones de trabajo inseguras y garantizar que las mujeres tengan el mismo papel en la gestión de las actividades relacionadas con el océano. Insto a los gobiernos, organizaciones internacionales, empresas privadas, comunidades e individuos a promover la igualdad de género y los derechos de las mujeres y las niñas como una contribución crucial para enfrentar los desafíos del océano¨, dijo.

El concepto de un «Día Mundial de los Océanos» fue propuesto por primera vez en 1992 en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro como una manera de celebrar estas masas de agua que comparten los países de mundo y nuestra relación personal con el mar, así como para crear conciencia sobre el papel crucial que desempeñan en nuestras vidas y las distintas maneras en que las personas pueden ayudar a protegerlas.

Datos importantes sobre los océanos.

  • Los océanos cubren más de 70% de la superficie del globo. Solo el 1% de la superficie oceánica está protegida.
  • Entre un 50 y un 80% de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano, que constituye 90% del espacio habitable del planeta. Menos de 10% de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el Hombre.
  • Un conjunto de organismos marinos minúsculos llamados fitoplancton producen la mitad del oxígeno de la atmósfera mediante la fotosíntesis.
  • Los océanos contienen 96% de toda el agua de la Tierra. El resto es agua dulce que se encuentra en forma de ríos, lagos y hielo.
  • El océano absorbe anualmente cerca del 25% del CO2 que se agrega a la atmósfera debido a la actividad humana, reduciendo así el impacto de este gas con efecto de invernadero en el clima.
  • El conjunto de los ecosistemas costeros que actúan como sumideros de carbono, como los manglares, las marismas salinas y las praderas submarinas pueden contener una cantidad de carbono cinco veces superior a la de los bosques tropicales.


Deja un comentario

La iglesia y el cuidado de los océanos.

Santa Sede: “Los Océanos, un bien que se debe regir por principios éticos justos”

Discurso del Nuncio Apostólico en Indonesia, Mons. Piero Pioppo, Jefe de la Delegación de la Santa Sede en la conferencia: “Our Ocean, Our Legacy”, en curso en Bali, Indonesia, del 29 al 30 de octubre de 2018.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Para que los Océanos estén verdaderamente al servicio del bien común, de toda la familia humana y del desarrollo integral y armonioso de cada persona y de cada comunidad, es importante que se rijan por principios éticos justos”, lo dijo Mons. Piero Pioppo, Nuncio Apostólico en  Indonesia, Jefe de la Delegación de la Santa Sede en la conferencia: “Our Ocean, Our Legacy”, en curso en Bali, Indonesia, del 29 al 30 de octubre de 2018.

Los Océanos, una realidad compleja

En su discurso, el Representante Pontificio agradeció a todos los Estados y Organizaciones que continúan apoyando el ciclo de conferencias sobre “Nuestro Océano”, en especial por los esfuerzos realizados para que sea lo más “transversal” posible, intentando involucrar a diferentes actores. “Indonesia, debido a su ubicación geográfica específica y a su historia – precisó el Nuncio Apostólico – es uno de esos países que bien pueden atestiguar cómo las cuestiones relacionadas con los océanos sean complejas e interconectadas. En efecto, los océanos requieren nuestra atención y una disponibilidad a colaborar de buen grado para la implementación, por un lado, de un enfoque interdisciplinario serio y, por el otro, del principio de subsidiariedad, que involucre los contextos locales, nacionales y regionales, así como el nivel internacional”.

“El objetivo común es garantizar una protección real de lo que la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar describe como el patrimonio común de la humanidad”

Los Océanos, un objetivo para el desarrollo sostenible

Con respecto al tema de los océanos, afirmó Mons. Pioppo citando el punto 14 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se hace cada vez más necesario adoptar un enfoque interdisciplinario e integral, sobre todo cuando se menciona específicamente que debemos “conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, mares y recursos marinos para el desarrollo sostenible”. En este sentido, agregó el Prelado, podría ser útil desarrollar la relación entre el tema de los océanos y el ODS 16, que se refiere a la promoción de “sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible”. De hecho, un enfoque inclusivo con la participación de todos solo puede tener beneficios positivos para el cuidado de nuestro hogar común y, en particular, para los océanos y las zonas costeras.

Los Océanos, al centro de la atención de la Iglesia

Para la Santa Sede y para la Iglesia Católica, puntualizó el Jefe de la Delegación de la Santa Sede, la cuestión de los mares es importante. “Así lo demuestran las numerosas iniciativas emprendidas por la Iglesia que incluyen, entre otras – enumeró Mons. Pioppo – los diversos tipos de asistencia ofrecida a la gente de mar; el sostén al desarrollo de las comunidades pesqueras y la protección de sus derechos; el trabajo incesante con y en favor de los migrantes en muchos países; las actividades con comunidades que están amenazadas por el aumento del nivel del mar; así como la sensibilización sobre aquellas iniciativas que pueden dañar el fondo marino”. Para que estos intereses y actividades estén verdaderamente al servicio del bien común, de toda la familia humana y del desarrollo integral y armonioso de cada persona y de cada comunidad, es importante que se rijan por principios éticos justos.

“En particular, una antropología saludable debe iluminar nuestra relación con este maravilloso e impresionante regalo: los Océanos”

Los Océanos, hace falta una conducta responsable

Por ello, señaló Mons. Pioppo, no debemos limitarnos a una visión de los océanos enmarcada únicamente por la tecnología, por cuestiones de seguridad o por la búsqueda de ganancias. Tampoco sería suficiente concentrarse exclusivamente en la biodiversidad y los ecosistemas, si se dejara de lado el papel de la persona humana. “Debemos abordar las amenazas a nuestros océanos con valentía y prudencia – advirtió el Prelado – a menudo, las causas de estas amenazas se encuentran en la tierra firme: la migración peligrosa y forzada, el flagelo de varias formas de tráfico criminal y la contaminación de los mares”. Por este motivo, en la gestión de los recursos marinos y oceánicos, hace falta una conducta responsable, así como facilitar la asistencia y cooperación necesarias para el desarrollo de las comunidades más vulnerables, y garantizar un seguimiento efectivo de los compromisos asumidos para proteger el bienestar de la humanidad y de la biodiversidad.

Los Océanos, educación para el cuidado

Desde esta perspectiva, alienta Mons. Pioppo, no debe olvidarse, que los océanos nos recuerdan la necesidad de “la educación para la alianza entre la humanidad y el medio ambiente”. A este respecto, habría que esforzarse para educar a los jóvenes al cuidado de los océanos pero también, siempre que sea posible, ayudándoles a crecer en el conocimiento, el aprecio y la contemplación de su inmensidad y grandeza.

Escucha y descarga el servicio


Deja un comentario

El G7 y los plásticos en los océanos. Comentario de Guterres

Guterres aplaude iniciativa del G7 para reducir el uso de plásticos, pero advierte que no es suficiente

G7 Canada/Xavier Dachez
El Secretario General, António GUterres, a su llegada a Canadá para asistir a la Cumbre del G7

9 Junio 2018

La Carta del G7 sobre Plásticos es bienvenida, pero todos necesitamos hacer mucho más, no sólo en cuanto a los desechos de ese material, sino respecto a todos los problemas de los océanos, dijo hoy el Secretario General de la ONU en La Malbaie, Quebec, donde se dan cita este año los líderes de las siete economías más desarrolladas del mundo.

En un evento especial sobre el tema, celebrado en el marco de la Cumbre del G7, António Guterres advirtió que la seguridad y el futuro colectivo están en riesgo y apeló a los mandatarios a reforzar la batalla para salvar el medio ambiente.

“Si no protegemos nuestros mares y océanos y si no ganamos la batalla contra el cambio climático, todos los supuestos en los que basamos nuestras políticas serán inútiles”, dijo.

Medidas urgentes

Impulsada por el Gobierno de Canadá, la Carta del G7 sobre Plásticos tiene la meta de que el 100% de los empaquetados sean reutilizables, reciclables o convertibles en composta.

Guterres recordó que, de no tomar medidas urgentes, para 2050 habrá más basura plástica que peces en los océanos. Agregó que los hechos son claros y que el mundo se encuentra frente a una emergencia global.

“Los desperdicios plásticos se encuentran ahora en las áreas más remotas del planeta. Matan la vida marina y hacen un daño enorme a las comunidades que dependen de la pesca y el turismo”, subrayó.

En este contexto, indicó que en el Pacífico flota una masa plástica más grande que Francia.

“No se equivoquen, estamos en medio de una batalla y estamos perdiendo en todos los frentes”, alertó.

Plan de contingencia

El Secretario General dibujó un escenario de peces y ecosistemas muertos debido a la pesca excesiva, la contaminación y la basura no tratada que se tira en el mar.

Por si fuera poco, tenemos los impactos cada vez mayores del cambio climático, abundó.

“Afortunadamente, tenemos un plan de batalla”, acotó Guterres.

Ese plan son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), detalló, en particular el número 14, que entre sus diez metas contempla combatir la contaminación y acidificación marina, poner fin a la sobreexplotación pesquera y proteger los ecosistemas.

El titular de la ONU sostuvo que, si bien la Conferencia sobre los Océanos celebrada el año pasado obtuvo más de 1.300 compromisos, ninguna de las iniciativas y declaraciones tendrá sentido a menos que se acepte la magnitud del problema.

“Por eso estoy aquí hoy. Para sonar la alarma e inyectar un sentido de emergencia en sus deliberaciones y decisiones”, puntualizó, llamando a los mandatarios de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Estados Unidos y el Reino Unido a ejercer su liderazgo.

Guterres hizo notar que si no se protegen los océanos se perderá la batalla contra el cambio climático.

“Tomen con seriedad estas amenazas a nuestro medio ambiente global y entiendan que nuestro futuro y seguridad colectivos están en riesgo”, concluyó el Secretario General.


Deja un comentario

Los plásticos en nuestros océanos. Informe de Greenpeace

Entrada de blog por Alba García – 08-06-2018


Los océanos del mundo están llenos de plásticos #DíaMundialdelosOcéanos

Hoy es el Día Mundial de los Océanos y seguimos escandalizándonos al ver plásticos en todos los rincones del mundo, en todos los resquicios de los océanos. Se han encontrado plásticos hasta a más de 10.000 metros de profundidad, y flotando en el mar cubriendo extensiones que ya triplican la superficie de EspañaSabemos que los plásticos y microplásticos han llegado hasta el Ártico y la Antártida. Además, ya es más que conocido que los plásticos también se acumulan en toda la fauna marina que los ingieren por error.

Más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren cada año como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar. Además, ya están impactando zonas tan remotas y sensibles como la Antártida. Estos plásticos de un solo uso que consumimos y de los que nos intentamos deshacer al final vuelven a llegar a nuestra vida a través de el pescado y marisco que consumimos, ya que estos también habrán ingerido plásticos.

¿Qué estamos haciendo al respecto? El Gobierno aprobó el Real Decreto de bolsas que realmente fomenta la sustitución de unas bolsas por otras en vez de fomentar el uso de bolsas reutilizables. ¿Soluciona el Real Decreto el problema del consumo masivo de bolsas? Pues NO. Se hizo una propuesta no de ley que parecía que eliminaría los cubiertos de plástico y otros plásticos de un solo uso, propuesta que en realidad solo fomenta la reducción de plástico en un porcentaje de la composición total del producto pero no pretende prohibirlos. ¿Ayudaría esta propuesta realmente a solucionar este problema? De nuevo, NO. En España, ni siquiera hemos prohibido el uso de microplásticos en cosméticos, y hay países que ya lo han hecho como EEUU y Reino Unido, los cuales van directamente al mar desde nuestro desagüe sin problema alguno. ¿Tanto cuesta de verdad eliminar unos productos tan nocivos para el medio ambiente de forma real y efectiva?

Hoy, en el Día Mundial de los Océanos, te pedimos que te rebeles contra los plásticos de un solo uso y nos ayudes a frenar este tipo de contaminación que los asfixia y nos está ahogando también a nosotras. Te pedimos que vayas más allá. El reciclaje no es la solución porque es un sistema deficiente, ya hemos generado esos residuos, y no pueden convertirse en otros productos de forma infinita. Tú puedes evitar los plásticos de un solo uso, pero no todos.

Las empresas, supermercados, y grandes marcas no están haciendo lo suficiente.Necesitamos que todas estas empresas entiendan que deben reducir los plásticos de un solo uso que nos ponen a disposición día a día. Solo si se reduce la cantidad de plástico que consumimos podemos solucionar este problema, y las empresas son las primeras que deberían hacerlo.

Rebélate y pídele a las empresas que te quiten esos plásticos de un solo uso de en medio de una vez, ya sean bolsas, vasos de plástico, pajitas, o cualquier otro tipo de envases. Queremos que se responsabilicen del problema que están ayudando a crear. Puedes hacerlo diciéndoselo directamente en sus establecimientos, ¡que no quieres plásticos! Si todos lo hacemos tendrán que escucharnos porque todas estas empresas dependen de cómo usamos nuestro dinero y nosotros tenemos el poder de las personas consumidoras. También puedes hacerlo etiquetando a esas empresas cuando veas sus productos abandonados usando #IsThisYours en redes sociales o siguiendo las ideas que están en este manual.

Si te importan los océanos y lo que consumimos de ellos REBÉLATE y ayúdanos a que el próximo Día de los Océanos podamos celebrar una victoria, podamos celebrar que hemos frenado la contaminación de plásticos en el mar.


Deja un comentario

Salvar los océanos es posible: depende de nosotros.

Salvar los océanos está en nuestras manos

Saeed Rashid
La polución por plástico en los océanos es fatal para la vida marina.

8 Junio 2018

Desde llevar tu propia botella de agua hasta ser voluntario para una limpieza local, todos debemos hacer algo para evitar que los desechos plásticos lleguen a nuestras aguas, dijo el Secretario General de la ONU António Guterres en su mensaje para el Día Mundial de los Océanos.

El titular de la ONU recordó al mundo el papel vital de los océanos en nuestra vida cotidiana: son los pulmones del planeta y proporcionan la mayor parte del oxígeno que respiramos.

“Los océanos hacen que nuestro planeta azul sea único en nuestro sistema solar, y no solo visualmente”, dijo, agregando que ayudan a regular “el clima global y son la fuente principal del agua que sustenta toda la vida en la Tierra, desde los arrecifes de coral hasta las montañas cubiertas de nieve, desde selvas tropicales hasta ríos poderosos e incluso desiertos “.

“Sin embargo”, aseguró, “la capacidad de los océanos para proporcionar sus servicios esenciales está siendo amenazada por el cambio climático, la contaminación y prácticas insostenibles“.

El ochenta por ciento de toda la polución en el mar proviene de la tierra, incluyendo más de ocho millones de toneladas de desechos plásticos cada año, que han costado la vida de un millón de aves y 100,000 mamíferos. Además, esta contaminación le cuesta al mundo alrededor de ocho mil millones de dólares en daños a los ecosistemas marinosanualmente.

“La contaminación ahoga las vías fluviales, daña comunidades que dependen de la pesca y el turismo, mata tortugas y aves, ballenas y delfines, y llega a las áreas más remotas del planeta y a lo largo de la cadena alimentaria de la que dependemos los humanos”, expresó el Secretario resaltando que a menos que cambiemos de rumbo, los desechos plásticos pronto superarán a todos los peces en los océanos.

El titular de la ONU instó a todos a trabajar individual y colectivamente para “detener esta tragedia prevenible” y reducir significativamente la contaminación marina de todo tipo.

“La acción comienza en casa y habla más fuerte que las palabras”, dijo. “Las Naciones Unidas apuntan a dar el ejemplo, y más de 30 de nuestras agencias ahora han comenzado a trabajar para terminar con el uso del plástico de un solo uso”.

Pero todos debemos participar a través de acciones simples como llevar nuestra propia botella de agua, taza de café y bolsas de compras, así como apoyando el reciclaje y evitando productos que contienen microplásticos.  También podemos ser voluntarios para una limpieza local.

“Si todos hacemos un poco, nuestras acciones combinadas pueden convertirse en algo masivo”, agregó.

“En este Día Mundial de los Océanos, insto a los gobiernos, a las comunidades y a las personas a que celebren nuestros océanos ayudando a liberarlos de la contaminación y para que sigan siendo vibrantes para las generaciones venideras”, concluyó el Secretario General.


Deja un comentario

ONU: concluye la conferencia sobre los océanos.

La Conferencia sobre los Océanos concluye con más de 1.000 compromisos voluntarios

Entre los compromisos voluntarios, 460 de ellos están destinados a eliminar la contaminación a causa del plástico que se arroja al mar. Foto: OMM/Olga Khoroshunova

09 de junio, 2017 — La Conferencia de Naciones Unidas sobre los Océanos, que concluye este viernes, se ha convertido en el punto de partida para detener el ciclo de deterioro de los recursos marinos causados por las actividades humanas, afirmó el presidente de la Asamblea General.

Peter Thomson reveló en una conferencia de prensa que el encuentro internacional logró movilizar un total de 1161 compromisos voluntarios para proteger los océanos.

Esto se trata de iniciativas provenientes de los gobiernos, organizaciones civiles e internacionales, de la comunidad educativa y científica, así como del sector privado, que contribuyen a implementar el objetivo 14 de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, que se refiere a la protección de los recursos marinos.

“Una cosa de la que estoy seguro es que desde esta Conferencia en adelante, nadie podrá decir, no estábamos enterados de la gravedad del problema. No sabíamos que la acidificación estaba acabando con la vida submarina. No sabíamos que habrá más plástico que peces en los océanos para el año 2050. No sabíamos qué tantas especies están por extinguirse por culpa de que consumimos pescado proviene de la pesca ilegal o de la sobreexplotación”, detalló el diplomático.

El presidente de la Asamblea General, el órgano de la ONU que lideró la organización de la Conferencia, detalló los logros alcanzados.

Señaló, por ejemplo, que entre los compromisos voluntarios, 460 de ellos están destinados a eliminar la contaminación a causa del plástico que se arroja al mar y al microplástico en productos como los fabricados por la industria cosmética.

Otros 315 están dirigidos a regular y acabar con la pesca excesiva. Además, más de 300 promesas fueron hechas para aumentar las investigaciones y el conocimiento científico sobre la vida submarina.

También se consiguió un gran apoyo para ampliar las zonas marinas y costeras protegidas. Citó las numerosas alianzas surgidas durante la Conferencia para reducir la acidificación de esas aguas, incluidas las provenientes del transporte marítimo con el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono, que contribuyen al calentamiento global y al fenómeno de acidificación.

La Conferencia de esta semana concluirá con una declaración concisa y un llamado a la acción. Contendrá puntos acordados por consenso por la comunidad internacional para implementar el Objetivo 14 de la Agenda de Desarrollo Sostenible.