Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Yemen: situación catastrófica.

 

La situación en Yemen no está al borde la catástrofe, es una catástrofe

PMA / Marco Frattini
Ali Yakya Ali, un niño de cinco años de edad que sufre desnutrición aguda grave, junto a su padre en el hospital materno-infantil Al Sabeen de Sana’a, en Yemen. El PMA proporciona suplementos nutricionales para tratarlo.

16 Noviembre 2018

El país necesita una inyección económica, aparte de una mayor respuesta humanitaria, si se quiere evitar la hambruna declaró el máximo responsable del Programa Mundial de Alimentos al finalizar una visita de tres días a Yemen.

La seguridad alimentaria y las condiciones económicas en Yemen continúan deteriorándose y agravarán la crisis humanitaria si no mejora la situación económica en el país, advirtió este viernes el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos  en una conferencia de prensa en Nueva York.

“Si no inyectamos inmediatamente liquidez a la economía, no creo que sea suficiente el apoyo humanitario para poder hacer frente al colapso que está teniendo lugar. Esta situación no está al borde de una catástrofe, es una catástrofe que sucede mientras estamos hablando”, remarcó David Beasley tras su viaje al país árabe.

Beasley calificó la situación en Yemen como una “tormenta perfecta” donde se juntan el colapso del rial yemení, con los precios de los alimentos por las nubes, la falta de trabajos que implica la falta de dinero en efectivo y los ocho millones de personas que han perdido su sustento.

Estabilizar el colapso económico del país requiere una inyección de unos 200 millones de dólares mensuales, según las estimaciones del director ejecutivo del PMA.

Otro de los aspectos fundamentales que necesita el país es permitir mayor acceso para entregar ayuda humanitaria en diferentes localizaciones: “tenemos problemas sobre el terreno con los hutíes en términos de acceso”, señaló.

Además, dijo que están pendientes de la aprobación de 20 visas, “una situación crítica cuando se alimenta a 8 millones de personas. Has de tener a tu equipo en el terreno. No puedes poner a cualquier persona”, resaltó.

Hodeida es una “ciudad fantasma”

Durante su visita, Beasley destacó que ciertas partes de la ciudad puerto de Hodeida parecían una “ciudad fantasma”.

“No había personas. Es como si fuera una película escalofriante donde una ciudad ha quedado completamente desierta. Solo vi a perros paseando por las calles”

Explicó que en las áreas controladas por los hutíes dentro de la ciudad, el PMA entrega a los civiles comida suficiente para un mes de duración, “de este modo solo han de venir a vernos una solo vez y solamente ponen sus vidas en riesgo esa vez”.

ACNUR lamenta la muerte de nueve civiles

Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados lamentó la muerte de nueve civiles a principios de esta semana en el distrito de Al Garrahi, en la provincia de Hodeida cuando trataban de abandonar la zona donde se hallaban en búsqueda de un lugar más seguro.

ACNUR reiteró su preocupación por la suerte de los civiles en Yemen e instó a todas las partes a prestar protección a la población afectada por el conflicto.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android